Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Terciopelo de medianoche. Nick&Tú.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
AutorMensaje
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: Terciopelo de medianoche. Nick&Tú.   Septiembre 21st 2012, 11:01

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Canta
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: Terciopelo de medianoche. Nick&Tú.   Septiembre 21st 2012, 11:01

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! cheers
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: Terciopelo de medianoche. Nick&Tú.   Septiembre 24th 2012, 14:16

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! cheers
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: Terciopelo de medianoche. Nick&Tú.   Septiembre 24th 2012, 14:17

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! GP
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: Terciopelo de medianoche. Nick&Tú.   Septiembre 24th 2012, 14:17

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Canta
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: Terciopelo de medianoche. Nick&Tú.   Septiembre 24th 2012, 14:17

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Baila
Volver arriba Ir abajo
DrawyoursmileJB
Forista!


Cantidad de envíos : 143
Fecha de inscripción : 29/06/2012

MensajeTema: Terciopelo de Medianoche   Diciembre 29th 2012, 11:50

Capítulo 2
Nevada tragó, con su garganta seca.- ¿Tu pupila? ¿Qué quieres decir con eso?Nick ni siquiera la miró.-Ya me has oído. Y no me gusta la idea mucho más que a ti.Oh, diablos. Por supuesto que no podía ir a casa. Su identificación, llaves, todo lo personal estaba en su bolso. Gracias a Dios que no tenía animales domésticos o alguien en su casa esperando por ella, de lo contrario estarían en peligro también. Su pequeña casa alquilada y todas sus pertenencias era lo único que tenía. Y si entraban y revolvían sus cosas... un pensamiento que la hizo estremecerse violentamente, no encontrarían nada. A excepción de su tarjeta de identificación de la NCA. Debería haber hecho la llamada telefónica.-No lo entiendo. ¿Por qué no me llevas a un hotel o a una casa de seguridad en su lugar?- ¿Estás escuchando? Te dije que tienes que venir conmigo.No sabía qué decir. Esa noche había sido surrealista. ¿Por qué no podía sólo llevarla a casa y dejarlas ideas tontas en su cabeza dónde pertenecían?Condujeron por un tiempo, no prestó atención hacia dónde se dirigían. Finalmente, Nick salió de la autopista y viró en un camino oscuro. Miró a su alrededor a un entorno desconocido. Estaban bien fuera de la ciudad, de cara a una zona escasamente poblada. ¿Adónde irían?Eso era demasiado. No podía conseguir que su mente pensara en todo lo que había sucedido en tan corto espacio de tiempo. Primero, se había enterado de que en realidad había sido asignada a un caso. Bueno, esa parte había sido muy emocionante. Pero, ¿tener que ir a la casa con Nick Esa parte la confundía.
¿Alguna razón en particular por la que tengo que ir contigo? -Sonaba infantil incluso para ella. No le importaba. Necesitaba tiempo para pensar en todo lo que había ocurrido. Y quería hacerlo sola.-Sí, porque los superiores lo ordenaron. Está arreglado. Está fuera de tus manos ahora. Tu plan se ha disparatado un poco y ha jodido todo. Buen trabajo, agente Terciopelo.-Hey, eso no es justo. -Tal vez metió la pata al ir cuando no debería haberlo hecho, pero no tenía por qué ser tan arrogante al respecto.-Pero.... la vida no es justa. Ni este trabajo. Mejor que te acostumbres a eso. Ah, sí. Esto iba a ser divertido. Y, ¿tendría que vivir con este tipo?- ¿Cuánto tiempo tengo que quedarme contigo?Él echó un vistazo en su dirección.-Demasiado. Ahora ella echaba humo. Ser asignada a Nick había sido idea del comandante, no de ella.-Estoy de acuerdo en que cualquier cantidad de tiempo es demasiado. Pero debido a que he sido asignada a ti, lo menos que puedes hacer es tratar de ser agradable.-Sí. Voy a darle el esfuerzo que te mereces.Lo cual significaba nada en absoluto. Tal vez su trabajo de oficina no había sido tan malo después de todo. ¿Y había fantaseado con este imbécil?Más y más árboles aparecieron a lo largo de la carretera, su densidad era cada vez mayor cuanto más lejos Nick iba por la oscura y desierta carretera de dos carriles.- ¿Por qué no volvemos a la agencia en su lugar? -Por lo menos podía abogar una casa de seguridad o un hotel. En cualquier lugar, lejos del llamado Nick.-Protocolo. Una vez que un agente se ve comprometido, no puede ir a ningún lugar cerca de la agencia.Ella gimió, deseando que esa noche hubiera conducido directamente a casa.-Esta situación no es del todo culpa mía, sabes.Él la miró.-En serio. ¿Cómo lo sabes?-Si no me hubieras tirado en el suelo de la bodega, todavía tendría mi bolsa.-Uh-ajá.Él no lo aceptaba. Qué típico. Siempre la mujer tenía la culpa. Dios no lo quiera que él tomara la culpa de alguna parte de esa debacle.-Háblame de tu casa. ¿Tienes alguna mascota? ¿Miembros de la familia que viven contigo?-No. Vivo solo.Él lanzó una mirada en su dirección.- ¿Algún plan con algún amante para este fin de semana?-Eso es personal -No es que tuviera alguno.-No, nena. No es personal. Es un negocio de la agencia. Si alguna persona vive o planea pasar por tu casa, la agencia tiene que saberlo para poder hacer arreglos para interceptarlos o rescatarlos.Oh. Marca dos en la lista de su idiotez.-Nadie . Ni familia, ni mascotas, no me gustan.-Hmm. Interesante.¿Qué demonios significaba eso? Si no estuviera hirviendo con la irritación lo presionaría aún más. Antes de que tuviera la oportunidad de pensar en alguna razón más por la que Nick no le gustaba en ese momento, viró a la izquierda a una zona densa de árboles. ¿Qué estaba haciendo? ¿Vivía en el bosque? Entonces vio el camino de tierra casi inexistente. Muy bien escondido, la apertura perdida si no se buscaba específicamente.

El camino serpenteaba a lo largo de una eternidad antes de llegar a una casa. En realidad, parecía más como una casa de vacaciones. Ubicada en medio de una espesa zona boscosa con árboles gigantescos, la cabaña estilo rancho de un piso se encontraba en el punto muerto en los brazos tiernos de la Madre Naturaleza. Nick se detuvo adelante y ambos bajaron. Pasó a su lado sin mirarla, presionando un botón en el llavero que sonó tres pitidos rápidos. Las luces en el interior de la casa se encendieron en forma instantánea. Un sistema de alarma. Ella lo siguió mientras él abría la puerta principal y se dirigía a su interior.Era escasa, con muy pocos muebles y la decoración definitivamente de soltero. Una gran chimenea de piedra estaba centrada en la pequeña sala de estar, que tenía un sofá y un escritorio con una computadora. A la izquierda de la entrada había una cocina completa con una mesa metalizada y cromada parecida a las de un garaje. Dos sillas a juego del mismo asqueroso amarillo así como la mesa estaban a los extremos opuestos. Además de un armario de nogal con unas pocas cicatrices para almacenamiento y otros aparatos viejos, grasientos, no había mucho.- ¿Vives aquí?-A veces, cuando puedo estarme quieto durante un minuto. -Caminó, dejándola en medio de la sala de estar.¿Podría esto ser más embarazoso? Al menos podría mostrarle los alrededores. No era un gran anfitrión, ¿verdad? Por otra parte, el encanto no parecía estar en lo alto en su lista de cualidades. La arrogancia descontenta clasificaba en lo alto, sin embargo.Suspiró y miró alrededor de la cabaña rústica, sintiéndose fuera de lugar y pensando que tal vez había mordido más de lo que podía masticar.No había mucho que pudiera hacer al respecto ahora.Decidida a no ser tratada como un mueble, lo siguió, pero se detuvo cuando se dio cuenta que había entrado al dormitorio. Era el único dormitorio por el aspecto y tamaño del lugar.Él se había quitado la camisa y estaba parado junto a la cama, mirándola con impaciencia. Había conseguido dar un vistazo a su espalda bronceada, musculosa antes de que se volviera hacia ella. Y era alto. Más de uno ochenta si adivinaba.- ¿Qué quieres?¿Tenía tiempo de hacer una lista? Trató de concentrarse en el estilo de los muebles, en las paredes sin cuadros, en la sala principal que llevaba al baño. Otra cosa que el pecho desnudo, cubierto de pelo oscuro, rizado que formaba una V, cuya forma se volvía de túnel en la cintura de sus vaqueros.Oh, Dios.-Quiero saber lo que sucederá ahora.-Voy a tomar una ducha. Puedes hacer lo que te dé la gana.¿Qué quería? Quería ir a casa. Ya que eso no era posible, tendría que darle más información.-La respuesta no es suficiente. Quiero saber cuánto tiempo tengo que quedarme aquí y por qué tengo que estar en tu casa en lugar de en una casa de seguridad o en un hotel o en otro lugar.-Mira, Terciopelo. Esto no fue idea mía, así que no estoy más feliz que tú acerca de la situación en la que estamos metidos; estoy cansado y tengo grasa por todo mi cuerpo por haberme montado en el camión. Necesito una ducha primero, y luego tomar una copa. Simplemente ve a refrescarte y responderé a tus preguntas cuando haya terminado. A menos que quieras seguirme a la ducha y preguntarme allí. Nick reprimió una sonrisa por la ampliación de sus ojos marrones sorprendidos cuando comenzó a desabrocharse sus vaqueros. ¿Se quedaría allí y lo miraría desnudarse?Si lo hacía la erección de su pene iba a ser mucho más cojonuda en unos pocos segundos. Disparándole una mirada mordaz, rápidamente giró sobre sus talones y salió corriendo de la habitación, cerrando la puerta detrás de ella.Menos mal, también. Si seguía a mirándolo con esa mirada de te-voy-a-comer-vivo, habría tenido un tiempo duro dejando caer sus pantalones, sin dejarle saber cómo lo afectaba a él. Se sacudió la imagen de su pequeña lengua rosada deslizándose sobre sus carnosos labios.Se dio la vuelta en la ducha y se paró bajo el agua caliente, dejando que el calor y la humedad masajearan sus hombros rígidos.Qué lío. Primero la misión y ahora _____.O Terciopelo. Lo que fuera. Su aspecto hacía juego con su voz, a la vez exótico y lleno de humo. Su largo cabello castaño pedía ser tocado por un hombre, igual que su esbelto cuerpo. Su mente se perdió en imágenes deslizando sus manos alrededor de su cintura, tomando a ese bien redondeado trasero y tirando de ella contra su calor. Ya era bastante malo que su voz le hubiera hecho cosas a su cuerpo. Ahora que la había conocido,sus pensamientos se perdían en sexo. Sexo caliente, sucio. Vertical contra la pared, con su pene estrellándose contra su dulce vagina hasta que ella gritara para que él la hiciera venir._____ tenía actitud. Y la actitud lo ponía caliente. Sus deseos se perdían con mujeres seguras de sí, con cojones, no con esponjosas conejitas que lloraban la primera vez que un hombre miraba hacia los lados. Ella era del tipo con cojones. Infiernos, él le daba mucho crédito por haber asumido los riesgos que había pasado esa noche para rescatarlo. Por supuesto, había fracasado, pero no había tenido miedo. Y admiraba a una mujer sin miedo.No era que se lo fuera a decir. Porque no importaba lo mucho que podía haber admirado su coraje,se metió en su camino. Y teniendo en cuenta que había tenido un largo período de maldita sequía desde que había tenido relaciones sexuales, tener bajo sus pies a _____ sólo iba a causarle problemas.Porque seguro que no la iba a follar, sin importar lo que quisiera su pene.Tomó su díscola erección en sus manos y la acarició, con el agua y jabón corriendo por el brazo resbaloso de su control. No, no la follaría, pero podría muy bien masturbarse pensando en hacerlo.Era pequeña, pero tenía curvas femeninas. Sus ojos eran de color ámbar marrón, con forma de almendra e intensos. Le gustaría ver sus ojos volviéndose de oro fundido, mientras deslizaba su eje en el fondo de su vagina. Sería una salvaje en la cama también, lo sabía. Se tragó un gemido al imaginar sus labios carnosos envueltos alrededor de su pene, chupándolo tan profundamente como lo pudiera tomar.Cristo, no quería venirse así. No cuando una mujer cuya voz podía endurecerlo en cuestión de segundos estaba a pocos metros de la ducha. Una mujer que quería degustar de pies a cabeza. Una mujer cuya cremosa vagina le daría la bienvenida a su grueso pene y ordeñaría el semen directamente de él.Sus huevos se apretaron y se acarició más rápido, apoyando su mano sobre el cristal de la ducha y se tensó mientras su pene disparaba un chorro caliente de semen al suelo. Respiró dentro y fuera constantemente a medida que su orgasmo a través de él se estremecía.Demonios, si masturbarse pensando en ella le hacía llegar al clímax, ¿cómo sería follándola? ¿Lo mataría?Mierda. Se sacudió el agua de los ojos y se reprendió a sí mismo por su rebelde pensamiento. La idea era una ducha de agua caliente, una cerveza fría, y si su mente no dejaba de alejarse de _____, abriría el agua fría de un momento a otro. Mejor se centraba en la misión y en sus próximos pasos. Primero, tenía que cubrir sus huellas y fijar los desastrosos resultados de la aventura de esa noche.

Después de su ducha, se puso un par de pantalones cortos y fue en busca de su nueva huésped. La encontró sentada erguida en el sofá, con las manos en su regazo como una mala estudiante,esperando que el director se presentara. Sí, le gustaría tratarla como a una chica mala. Sobre sus rodillas, con las bragas hasta los tobillos y su mano en su bonito trasero, dándole palmadas que la pondrían toda mojada.Enfócate, maldita sea.Cuando entró, ella le disparó una mirada como los ciervos a los faros delanteros, inmediatamente después, lo disfrazó de irritación.Tal vez no estaba tan fresca y tranquila como le había hecho creer.-Puedes relajarte, ya sabes - dijo al pasar para tomar algo de beber.-Estoy relajada.Correcto. Estaba tan tranquila como un animal acorralado.- ¿Quieres un trago? - gritó desde la cocina.-No, gracias.Cortés, también.El bourbon y el agua lo ayudarían a relajarse antes de dormir.Pensamientos contradictorios se enrollaron alrededor de su cabeza ahora, no menos de la que estaba plantada como una estatua de piedra en su sofá.Se dejó caer en una silla a su lado. Ella lo miró, o algo así. En realidad, miró al muro, al ordenador,a la puerta de entrada y al pasillo. Luego, cada pocos segundos sus ojos se lanzaban de nuevo a él.-No has mirado al techo todavía. -Él escondió su sonrisa detrás de la copa.Sus ojos se encontraron. Directos, dorados y enojados.-No estoy muy emocionada por estar aquí, sabes.- ¿Por qué? -A pesar de que ya sabía la respuesta.- ¿Por qué? Veamos... -Empezó a marcar la casilla correspondiente de una lista con los dedos-. En primer lugar, casi me matas. He perdido mi bolso, mi licencia de conducir y mis tarjetas de crédito.Tenía las llaves de mi casa, que probablemente está siendo saqueada en estos momentos. Y por si fuera poco, estoy atrapada aquí, en medio de la nada con un hombre que obviamente no me quiere cerca. No sé por qué fui tan estúpida para pensar que el poderoso Medianoche en realidad podía necesitar de mi ayuda. Sí, metí la pata, ¿de acuerdo? Y me costó mi libertad, ¿y para qué? ¿Para estar atrapada aquí con un trasero arrogante como tú? Es por eso que no quiero estar aquí. Y nerviosa. Se inclinó y le tendió la copa.-Tómate una copa. Eso te ayudará.Lo miró con desconfianza, pero tomó el vaso de su mano. Trató de ignorar la fuerza que tensó sus entrañas mientras sus labios cubrían en el mismo lugar donde los suyos acababan de estar. Tragó y le devolvió el vaso. Él luchó contra el impulso de lamer ese punto exacto en el cristal, donde su boca había estado.-La agencia ya ha cancelado tus tarjetas de crédito y puesto vigilancia a tu apartamento. Si alguien trata de entrar, lo sabrán.-Eso es muy reconfortante.Él se echó hacia atrás y la vio inquietarse. Finalmente, se puso de pie y se paseó por la habitación.- ¿Segura que no te gustaría tomar una copa?Se sorprendió cuando ella se volvió hacia él, con los ojos dorados en llamas.-No, ¡No quiero un trago! No quiero sentarme aquí en una conversación ociosa contigo. Quiero saber qué va a ocurrir después. ¿Qué pasa con mi trabajo? Se suponía que debía iniciar un programa de entrenamiento el lunes. Un programa al que he pasado un año tratando de entrar.Quiero saber cuánto tiempo voy a estar aquí, y cuánto de esto afectará mi entrenamiento. ¿Y qué demonios se supone que debo usar? Necesito respuestas, ¡No una maldita bebida!Whoa. Un espíritu-de-fuego se escondía bajo esa calma glacial. Resistió a la tentación de sonreír,con la esperanza como el infierno de que su pene resistiera la tentación de ponerse de pie y saludara una mujer con espíritu.Encogiéndose de hombros, le contestó con sinceridad, que estaba bastante seguro de que no era lo que ella quería oír.-En cuanto a tu trabajo, deja de preocuparte por él. El comandante quiere que comiences primero con el campo de entrenamiento. Puesto que ya te lanzaste, sin desearlo podría añadir, en ese caso,te quedarás aquí a trabajar conmigo. En cuanto al resto, me gustaría decirte que tengo todas las respuestas para ti, nena, pero no. Lo siento.Sus ojos brillaron de ira y su lenguaje corporal le contó todo. Se cruzó de brazos protegiéndose. Se paseó nerviosa. Se mordió el labio inferior con aprensión. La mujer estaba en serio estresada. Quizá sólo necesitaba un poco de antiguo sexo para calmarla. Sí, claro. El sexo sería para él, no para ella. Era tan consciente de ella ahora que sus terminaciones nerviosas estaban gritándole para que saltara y la tomara. Que la tomara fuerte y rápido y obligara a su energía salvaje a ir a algo productivo, como follar hasta que su cerebro se saliera.Hizo una pausa a media bebida y consideró eso, después con la misma rapidez descartó la idea.Justo lo que necesita añadir a su lista de principales tonterías en la actualidad. Tener relaciones sexuales con alguien que trabajaba para la agencia. Idiota. Tenía que irse a la cama.Solo.- ¿Y bien?-Bien, ¿qué?- ¿Qué pasará ahora?Él bostezó.-No tengo idea. Lo averiguaremos por la mañana después de haber tenido la oportunidad de hacer algo de reconocimiento.- ¿Y mientras tanto?-Tú te quedas aquí. Conmigo. Te protejo y te entreno, y tú sigues viviendo. Bastante simple.Ella miró por encima de las paredes, techos, puertas y ventanas.- ¿Estamos a salvo aquí?-Tan seguros como que podemos estarlo. Tengo un sistema de seguridad que me avisa si alguien llega alrededor de cien metros de la casa. Además, unas pocas sorpresas recibirán a alguien si viola el perímetro. Y sabré si alguien se acerca. Confía en mí.-Oh -Ella lanzó su mirada por la habitación, en busca de trampas ocultas.-No te molestes en buscarlas. Nunca las verías. Nadie puede. Eso es lo que las hace tan eficaces.-No soy tonta, sabes. Me doy cuenta de cómo está estructurada la seguridad. Trabajamos para la misma agencia, ¿recuerdas?¿Cómo podría olvidarlo? La voz de ella había sido su salvavidas en las noches cuando se había sentido solo. Lo había calentado, le había hecho sentir cosas que no debería sentir por alguien que se suponía debía proteger. Y ahora que había visto la cara y el cuerpo que iba con la voz, era mucho mejor de lo que había sido en sus fantasías. Y peor aún.-Los analistas no reciben el mismo entrenamiento que los agentes.Sus ojos se estrecharon.-Lo que todavía no me hace estúpida. Y además, ¿no dijiste que eras mi oficial de entrenamiento?Me aceptaron como agente de campo de prácticas. He tenido entrenamiento en inteligencia y no creo en sentarme aquí y ser protegida por ti. Quiero que me enseñes.

Pequeña poca cosa. La admiraba por eso. Estaba en el lado equivocado, lo había arruinado y lo sabía muy bien, y sin embargo no iba a darse por vencida. Un punto a su favor.¿Enseñarla? Infiernos, sí que le gustaría enseñarle algunas cosas, ninguna de las cuales tenía nada que ver con la agencia. Dejó escapar un suspiro rápido para conseguir poner su libido bajo control.De alguna manera se le ocurrió que no estaría muy feliz viendo su creciente erección.Para empezar, tendría que enseñarle algunas cosas básicas de movimientos de defensa personal, no por otra razón que por una medida de seguridad adicional. Pero no esa noche. Había estado despierto casi veinticuatro horas y estaba muerto hasta los pies. Y ella también, como lo demostraban los círculos oscuros bajo sus ojos. Ojos contra los que quería presionar sus labios,alejar su tensión, su miedo.Se puso de pie bruscamente.-Supongo que tenemos que encontrarte algo para que duermas.-Eso sería un buen comienzo.Se dirigió a la habitación, regresó con una de sus camisetas y se la arrojó.-Eso tiene que ser suficiente.Ella hizo puño con su mano alrededor de ella.-Gracias. Necesito una ducha, también.La dirigió al baño, luego se sentó en su cama y escuchó mientras la ducha corría. Escuchando el agua corriente, la imaginó saliendo de su pantalón y blusa de seda. Quitándose la ropa interior que llevaba, que en su imaginación eran de encaje, seda y decadente por completo.Gimió, y luego decidió que era mejor pensar en la misión en su lugar.Pensar en el trabajo ayudaba a que su mente saliera de la cuneta. Hasta que ella salió del cuarto de baño al dormitorio, deteniéndose a los pies de su cama. Su vieja camiseta gris era demasiado grande para ella y seductora más que si hubiera estado vestida con un camisón transparente. Su largo cabello era una cascada oscura, descansando sobre los pequeños, bien formados senos esbozados por el pegado algodón que usaba. Sus largas piernas lo atormentaban, asomando bajo el borde irregular de su camiseta favorita en la universidad.Su mirada pasó por la delgada capa que cubría sus caderas. Luego miró sus ojos y se lamió los labios nerviosamente antes de apartar la mirada rápidamente. Captó un breve vistazo de conciencia femenina que le dio dolor y querer tirar la almohada sobre su regazo. O echarla por encima de su regazo.Él trató de no gemir. Era la encarnación del sexo y maldijo mentalmente su carrera instantánea de deseo.¿Por qué no era veinte años mayor que él o fea como el infierno? El hecho de que tuviera una voz sexy no significaba que el rostro y el cuerpo tenían que coincidir, ¿verdad? Y la personalidad luchadora que iba con el paquete alimentaba su interés aún más. Tenía agallas y valentía, tenía que darle eso. Qué excitante.- ¿Dónde dormiré?Un pensamiento se le vino a la mente, pero lo echó a un lado como una idea realmente mala.-Tienes dos opciones -le explicó, mentalmente maldiciéndose en voz baja-. En la cama, o en el sofá.Maldita sea, si sus ojos no se voltearon de inmediato hacia el lado vacío de la cama. Él se retorció en la cama. Con sus brazos cruzándose frente a ella como un escudo de armas.-No quise decir en la cama conmigo. Si deseas la cama, me quedo con el sofá - por otra parte, tal vez debería haber esperado hasta que ella hubiera decidido.No, Nick. Mala idea, muy mala.-El sofá es pequeño y tú eres demasiado alto -dijo ella-. Me quedo con el sofá. ¿Podrías darme una manta?Tomó una de las almohadas detrás de él y se la arrojó. -Hay una manta en la parte de atrás del sofá.Ella se detuvo, apretando la almohada en un abrazo de muerte, con su mirada fija en su entrepierna con una mirada tan hambrienta que era físicamente dolorosa. No te quedes, sal de la habitación.Soy fuerte, pero no tan fuerte.-Buenas noches -dijo ella en un susurro.-Buenas noches -Se dio media vuelta y apagó la luz junto a la cama, dejándola en la oscuridad. Con suerte, saldría fuera de la habitación antes de que él hiciera algo realmente estúpido, como besarla en esos labios oh-tan-besables de ella._____ se movió, se volvió, arrojó la manta y la volvió a coger. Suspiró, maldijo en silencio y lanzó dagas mentales al hombre que dormía a pierna suelta en la habitación de al lado.Era un terrible anfitrión.Esa no era una fiesta de pijamas, ella no quería estar ahí, y maldito fuera por hacerla sentir como una intrusa.La almohada llevaba su olor. Oscuro y peligroso, de almizcle, el olor sexy que se ajustaba perfectamente al hombre. Se sentó, la golpeó y dejó caer la cabeza hacia abajo. Mirando al techo oscuro, escuchó el sonido de su respiración rítmica. Por lo menos no tenía ningún problema en dormirse.No sólo su vida había cambiado abruptamente en un abrir y cerrar de ojos, sino que estaba en una casa desconocida, sin ropa y sin comodidades personales. Para colmo, un hombre más sexy-que-el infierno estaba dormido a pocos metros. No tenía ni la más remota idea de lo que iba a ocurrir después. Ese tipo de situaciones no se ajustaban bien a ella para nada.El sueño no llegaba. Finalmente se rindió y apoyó la almohada contra el respaldo del sofá. Más que nada, quería, necesitaba controlar su vida. Demasiadas cosas malas habían sucedido cuando no lo tenía.No había querido echar a perder la misión de Nick, sólo había sucedido. Y ahora estaba pagando el precio de haber arriesgado su vida para salvar a una voz del teléfono. Nick “Medianoche” había estado mejor quedándose en la fantasía. Alguien con quien jugar en su mente, disfrutar de sus fantasías sexuales, y luego guardarlo en los profundos recovecos de su cerebro hasta la próxima vez. Sus fantasías habían conjurado a un agente sexy, un tipo viril, estrella de cine. Bueno, tal vez era todo eso, pero también lo había descrito como valiente, cuidadoso, cálido y amoroso. Bufó en voz alta con lo ridícula que esa idea era. Y no le importaba si la escuchaba. Era su fantasía, después de todo. Nick se despertó temprano, como de costumbre. Ni una sola variación en la rutina, se levantó antes del amanecer y planeó una carrera matutina. Sacó un par de shorts y camiseta sin mangas,tomó sus tenis y se dirigió a la sala.Los primeros rayos del sol se asomaban por la ventana al lado de la puerta, lanzando un suave brillo a la mujer dormida en el sofá. Se sentó en la silla junto al sofá para ponerse los zapatos. Muy bien,sobre todo mirándola.Estaba enredada en las sábanas, con una bronceada y delgada pierna arrojada sobre la manta. Su camiseta se le había subido hasta el muslo, dándole una visión que no estaba preparado par manejar.Su espalda le hacía frente, su pelo largo y oscuro era un lío. Resistió la tentación de extender la mano y descuidadamente ponerla sobre su muslo al descubierto, pero maldito si no se dolía por deslizar la camisa de algodón a lo largo de sus caderas y acariciar la piel que sabía que se iba asentir tan suave como el terciopelo.
Tenía que salir de allí.Demasiado tarde. Se estiró y se volvió de espaldas, levantando un brazo sobre su cabeza. La camisa se levantó sobre sus caderas. Por supuesto, ella sólo tenía que empujar la manta con la otra mano.Él trató de no quejarse en voz demasiado alta mientras vislumbraba la escasa ropa interior blanca de tanga que apenas cubría su sexo. Rizos negros salían de la escasa V de las bragas. Apostaría que serían suaves como la seda al tacto. Tal vez se sentaría allí durante un rato y la vería cambiar deposiciones.No. Corre. No pienses, sólo corre.Esta mujer era una complicación, un obstáculo, se recordó a sí mismo mientras iba de puntillas a la puerta principal y se dirigía escaleras abajo para comenzar su carrera.La misión era un desastre, había un millón de cosas que hacer y lo último, y absoluto, final en su mente debía ser la mujer sexy a su cuidado. Pero seguro como el infierno, que era donde su mente vagaba, una y otra vez.Dejó escapar un par de respiraciones rápidas y se puso a correr, esperando que el oxígeno le ayudara a despejar su cabeza. Siguiendo el camino que había recorrido desde hacia años, se concentró en su ritmo, presionándose, pero no demasiado duro. Se llenó los pulmones al respirar profundamente el aire de la mañana, sin pensar en nada, excepto en cada paso, en cada milla.En el momento en que regresó a la casa, estaba más tranquilo, más en control.Después de su carrera, entró tranquilamente a la casa. _____ todavía estaba dormida, así que puso el café, después se duchó y se vistió. Para entonces, el café estaba listo y llegó el momento deque la Bella Durmiente se despertara.-Hey -Dijo mientras apretujaba su hombro. Ella gimió y él le dio una palmada en la mano-. _____,despierta.Ella se volvió medio abriendo los ojos sobre él.- ¿Qué hora es? -Su voz sonaba demasiado sexy el día después, lo que sólo lo irritó ya que no habían llegado a experimentar la parte de la noche.-Casi las ocho.-Ick. Desaparece -Se cubrió por encima de su cabeza.- ¿Cuánto sueño necesitas?-Más del que he tenido -murmuró-. Estuve despierta casi toda la noche.-Ya veo. Bueno, el café ya está. No hay nada en la nevera para comer ya que no he comprado nada todavía, pero estoy seguro que puedes encontrar algo en la despensa. Voy a salir por un rato.Ella agitó una mano hacia él.-Sí, está bien. Adiós.Él negó, tomó sus llaves y se fue. Después de sacar su camioneta, se dirigió por el camino de entrada, presionando los botones del dispositivo de seguridad manual que activaba el sistema de seguridad perimetral. Su huésped estaría a salvo.Lo primero era lo primero. Tendría que conseguir que dicho huésped saliera de su casa, y de su vida. Era un agente, no un guardaespaldas.O un entrenador.Dios. No podía creer que tuviera que entrenar a un nuevo agente de campo. Como si tuviera tiempo para tomarla de la mano y vigilar por ella, mientras estaba tratando de hacer su trabajo, al mismo tiempo. Qué lío. Todo ese escenario magnífico podría arruinar su misión.No, no lo haría. Simplemente no lo permitiría. Cuando tenía una misión, la misión siempre era lo primero.La sexy agente aspirante sólo tendría que pasar a un segundo plano por ahora.
Capítulo 3 Parte1
La espalda de _____ dolía por el poco sueño que había logrado en ese sofá del infierno. Además,necesitaba un peine, un cepillo de dientes, artículos personales y ropa limpia. Y no había comida en la casa.Obviamente, Nick estaba tratando de matarla. Había estado tan enojado con ella anoche, que había decidido abandonarla hasta que muriera de hambre.Recordaba vagamente una conversación con él antes, pero no podía recordar de qué. El reloj marcaba el mediodía y había estado despierta durante una hora, escrutando a través de los gabinetes de la cocina lastimosamente estériles en busca de algo comestible. Lo único que encontró fueron galletas de soda y un poco de queso en un frasco. Justo lo que quería para el desayuno.Por lo menos era comida. Deambuló por la casa, dejando un rastro de migas de galleta detrás de ella como Hansel y Gretel.La casa era pequeña, con sólo un dormitorio y un baño, cocina y sala de estar. Un pequeño escritorio de computadora estaba contra la pared en la sala de estar, presumiblemente con una televisión se habría entretenido, si hubiera habido una. Sin televisión, ni radio, ni sonido. Ni un solo libro o revista en el lugar y había buscado por todas partes.La privación sensorial era otra forma de tortura. Él la estaba matando de hambre, privándola de los dos sustentos biológicos y sensoriales.Nevada se rió. Su madre la había llamado siempre la reina del drama y sin duda habría hecho una telenovela de su estado actual. Debería sentirse afortunada de estar viva dadas todas las circunstancias.Si no tenía nada que ver, escuchar o leer, acabaría teniendo que encontrar otra cosa que hacer.Pasó por la puerta trasera, por la noche había estado demasiado oscuro para mirar hacia afuera.Cuando habían llegado, los gruesos bosques habían bloqueado su visión de todo, pero la pequeña casa estaba en el claro. Hizo a un lado la cortina que cubría la ventana y la puerta de atrás y un país de maravillas se abrió ante sus ojos.¡La casa estaba en el borde de un precioso lago azul!Siempre había amado el agua, esperando con impaciencia los veranos con sus padres. Verano significaba acampar, nadar y pasear en bote, malvaviscos asados por la noche y dormir bajo un cielo iluminado por las estrellas.Pero eso había sido cuando todavía era pequeña. Antes de que la enfermedad de su madre se la hubiera llevado muy pronto y que su padre se sumergiera por completo en el alcoholismo que lo había llevado a un lugar del que no había podido regresar. Su muerte un año después había dejado a _____, sin un solo pariente vivo. Dos muertes en un año, ninguna de los cuales había podido evitar.Se sacudió los recuerdos y abrió la puerta de atrás, esperando que la luz del sol y aire fresco limpiara las telarañas oscuras del pasado.El calor era sofocante, chupando el oxígeno de sus pulmones. Hizo un esfuerzo por inhalar una bocanada fresca. La humedad era insoportable y esta tarde era brutal. Hubiera querido quitarse la camiseta y hundirse en el agua fresca del lago.Tal vez podría bajar y echar un vistazo, incluso meter sus pies dentro. Había peldaños grandes y planos directo desde la puerta hasta el muelle de madera y seguían hacia el agua.Hermoso. Aislado, sin otra casa o base a la vista. _____ se sentó en el extremo del muelle y colgó sus pies en el agua fría, debatiendo la posibilidad de quitarse la camiseta o arriesgarse a una inmersión. Miró a su alrededor pero no vio nada. Los altos árboles, que por la luz del día eran una mezcla de robles, sicómoros y abedul
es, rodeaban del lago.
[center]
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Terciopelo de medianoche. Nick&Tú.   Hoy a las 19:28

Volver arriba Ir abajo
 
Terciopelo de medianoche. Nick&Tú.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
 Temas similares
-
» Terciopelo de medianoche. Nick&Tú.
» SIGNIFICADO DE NUESTROS NICK
» Dave Ellefson, Nick Menza y Jeff Waters graban un tema.
» Nick Cave, recomendaciones please
» Setup The Strokes: Nick Valensi y Albert Hammond Jr.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: