Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Allison de joe jOonas..
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1349
Edad : 19
Localización : Mexico..(6) en la recamara cOon jOoe amandOonOos y asiiendOo co0siittas malas xD.)
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 11th 2012, 11:36

Capitulo Dos
{III PARTE}



—Forman parte de un proyecto en el que estoy trabajando para mi abuelo.
Lo miré un momento, y dejé que mi mirada volviera a las figuras mientras él se aproximaba.
—Son preciosas.
—Gracias —Cogió la primera pieza, tallada en palo de rosa. —Ésta es mi abuela, Lian. Llegó a Estados Unidos solo con un hatillo de ropa a su espalda, y una niña. Había escapado de China en un momento en el que parecía imposible. Una vez aquí, trató de encontrar al padre de su hija
—¿A tu abuelo?
—No. Mi tía Jia es totalmente china —Cogió otra talla. —Ésta es ella. Es médico en Nueva York. Cuando mi abuela se dio cuenta de que nunca encontraría a su amante, aceptó un trabajo en un supermercado de Chinatown. Mi abuelo la encontró allí y, según dice, inmediatamente sintió un deseo irrefrenable por ella. Ese deseo se convirtió rápidamente en amor. Le prometió el mundo, y aceptó a su hija de dos años como si fuera suya. No han pasado ni una sola noche separados, durante todo su matrimonio.{que cuerudo}Su relación no fue fácil. Tuvieron problemas, pero se las arreglaron para sobrevivir. Tuvieron tres hijos y una hija —Rozó la tercera figura femenina con un dedo dubitativo. —Mi madre, Denise, era su hija. Las otras mujeres son las esposas de mis tíos.
—¿No tuvieron nietas?
—Todos fuimos chicos —se rió suavemente. —Aunque el abuelo espera que algún día yo tenga una hija. Tiene ciento dos años y, como puedes imaginar, está impaciente por que cubra esa demanda.
—¿Cuándo piensas entregarle las figuras?
—La próxima vez que vaya a Nueva York —Se aclaró la garganta. —Deberíamos empezar a trabajar.
Pasé junto a él y caminé hasta la plataforma.
—No estoy segura de poder hacer esto.
—No te voy a hacer daño.
—Todos los hombres dicen eso —Me obligué a quedarme quieta mientras caminaba hacia mí. Se detuvo cuando estaba a punto de tocarme.
—Yo no soy como el resto de hombres de tu vida.
—Ya lo sé —No era como nadie que hubiera conocido antes. Tomé aire profundamente.— ¿Cuánto tardaremos?
—Las primeras dos sesiones serán de unas dos horas.
Dos horas. Ciento veinte minutos desnuda con un hombre al que no conocía. Tomé aire, y me obligué a mirarlo a la cara. Me pregunte si Joseph pensaría que estaba loca. Jabón y un ligero toque de aftershave acariciaron mis sentidos.
Su aroma era masculino, pero había algo más. Después de un momento, lo localicé. Olía a madera de sándalo y a almizcle egipcio. Me humedecí el labio superior. Tomando mi mano, me guió cuidadosamente hacia la plataforma y me ayudó a subir a ella. Sus dedos se libraron rápidamente de mi nudo de seguridad. Abrió la bata y la dejó caer por mis hombros.
—Confía en mí.
—¿Qué tipo de confianza puede garantizarme un extraño?
—Confía en que llevo creando belleza toda mi vida, y en que nunca, en mis treinta y dos años, he pensado en destruirla—Se aclaró la garganta, sin que su mirada se apartara jamás de la mía. —Cuando era pequeño, mi padre coleccionaba mariposas. Cuando cumplí ocho años me dio la colección que había tardado años en reunir. Me sentí devastado ante toda aquella belleza sin vida. Como puedes imaginar, mi padre no sabía qué hacer conmigo.
—Sí, me lo imagino —Tomé aliento cuando sonrió con dulzura,
—No puedo comprender cómo puede alguien admirar la belleza, y luego destruirla en un intento de mantenerla consigo. Al final, enterramos aquella colección de mariposas en un pequeño funeral en el patio trasero.
—Yo crecí en un edificio de apartamentos de Nueva York —Tragué saliva, y mantuve mis ojos en su rostro. Apenas podía creer que Joseph no hubiera bajado la mirada ni siquiera por un momento.
Dejé caer la bata, y un escalofrío corrió por mi espalda mientras la seda bajaba por mi hiper-sensibilizada piel hasta caer totalmente. Estaba expuesta… vulnerable. Me asustaba poder complacerlo. Me asustaba no poder hacerlo.
Habían pasado dos años desde la última vez que había estado desnuda frente a un hombre. Desnudarse para alguien era algo íntimo, mucho más íntimo de lo que yo me había permitido en mucho tiempo. En alguna parte del camino le había dado a Joseph la confianza que me pedía.
Expuesta y preocupada, vi cómo retrocedía un par de pasos. Permanecí inmóvil mientras la mirada de Joseph dejaba mi rostro, y vagaba lentamente sobre mis pechos, y después más abajo. Inhaló bruscamente, contuvo el aliento, y después lo liberó como si se hubiera olvidado de cómo respirar. Su reacción me ayudó a dejar escapar parte de la tensión que había estado enroscándose en mi interior. Nadie puede permanecer impasible ante la admiración de alguien.
—Túmbate —dijo amablemente.
—¿De lado? —pregunté, deseando que mis entrañas dejaran de temblar.
Asintió en silencio, sostuvo mi mano hasta que estuve de rodillas, y entonces me liberó. Encontré su mirada y no vi nada excepto aprobación. Dios, aquel hombre era increíble, y su aprobación significaba más para mí de lo que había esperado. Retrocedió un par de pasos y se detuvo para mirarme. Sus ojos se movieron desde mis pies hasta mis piernas, después hasta mis pechos, y, finalmente, hasta mi rostro.
—Preciosa —Se giró y cruzó la habitación para coger algo. Volvió hasta mí con un trozo de seda roja y la sostuvo frente a él, viéndola a ella, y a mí. Joseph se detuvo, y entonces agitó la cabeza y se alejó de nuevo. Esta vez trajo un pequeño cojín, que coloco bajo m
i cabeza.

Welcome FerJonas12
graciias x pasar
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 11th 2012, 12:08

me encantooo ahora que he leido el capitulo del posado me he acordado que la lei hace tiempo, pero ingual la vuelo a leer por que me encantaaa
siguelaaa
Volver arriba Ir abajo
albitahdejonass:$
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 354
Edad : 19
Localización : BCN, en la cama con Joe y Nick :$
Fecha de inscripción : 22/04/2011

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 11th 2012, 12:11

no la puedes dejar asi!!!!!!!!!!!!!!!! Lloron si o la sigues pronto moriré, pero antes dejaré una nota para que te encarcelen jajaj es broma, pero enserio, no la puedes dejar en ese momento ¬¬ eres una mala persona, esta demasiado interesante juju
Volver arriba Ir abajo
FerJonas12
Novia De..


Cantidad de envíos : 645
Localización : Ave. Fastlife LA. California
Fecha de inscripción : 03/02/2012

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 11th 2012, 16:55

O: que que bonita esta! De verdad que me encanta!
Denada linda que no ha sido molestia de verdad es muy buena, siguela
Prontito si? Me encabta
Volver arriba Ir abajo
Allison de joe jOonas..
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1349
Edad : 19
Localización : Mexico..(6) en la recamara cOon jOoe amandOonOos y asiiendOo co0siittas malas xD.)
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 14th 2012, 11:13

Capitulo Dos
{IV PARTE}



Sus dedos se movieron por mi cabello, extendiéndolo sobre el pequeño cojín. Entonces colocó la seda, cuidadosamente, sobre mi pecho. Mis pezones se irguieron inmediatamente, estimulados por el roce del suave material. Sus suaves dedos rozaron mi hombro mientras el material se deslizaba bajo mi brazo y caía a mi espalda. La seda, acariciando y cayendo por mi espalda, envío una oleada de conciencia y excitación por mi espina dorsal. Aparté la mirada mientras Joseph se arrodillaba en la plataforma frente a mí.
Intentando mantenerme inmóvil mientras sus manos se movían sobre la línea de mi cadera, me concentré en el aún intacto bloque de alabastro. Él movió su mano hasta mi muslo; empujó mi pierna izquierda hacia delante, y deslizó la seda entre mis muslos para cubrir mi sexo. Luché contra la necesidad de moverme hacia él, de animarlo a que siguiera tocándome. ¿Me deseaba él del mismo modo en el que yo lo deseaba?
La seda, fría al principio sobre mi piel, se calentó con mi roce. Me sentí enrojecer, e intenté pensar en algo horrible para evitar que mi cuerpo respondiera a una atracción que Joseph parecía no tener interés en explorar en ese momento. Su roce había sido tan impersonal que me sentía desamparada. Era difícil recordar que no estaba en una situación personal íntima. Y para él, aquello era trabajo.
Cerré los ojos un momento mientras Joseph llevaba la seda de nuevo sobre mi muslo, cubriendo mis 'partes íntimas', pero dejándome en un estado de desnudez que era increíblemente estimulante.
—No sabía que cubrías a tus modelos.
Me miró a los ojos y asintió.
—Es una pena cubrirte. Pero cuando te vi por primera vez, fue lo que pensé —Bajó de la plataforma. —¿Estás cómoda?
Sorprendentemente, lo estaba.
—Sí.
Me dejó y volvió con un enorme cuaderno de dibujo. Se sentó en el suelo a medio metro de distancia de la plataforma.
—¿Qué estás haciendo?
—Voy a pasar un par de sesiones dibujándote. Una vez que elija la pose final, comenzaré a trabajar la piedra. Los esbozos me permitirán trabajar en la obra cuando tú no estés aquí.
No tenía nada que hacer, excepto observarlo. Y eso era suficiente.
Joseph tenía unas poderosas y cuidadosas manos. Manos que se deslizarían, y dedos que se moverían sobre la piel, brindando calidez y placer. ¿Sería un amante cariñoso, o tomaría a la mujer bajo él y la devoraría con ansia? Casi podía sentir su cuerpo, fuerte y grácil, moviéndose contra el mío, entre mis piernas, y en mi interior. Mi vientre se tensó contra la nada, y me mordí el labio inferior un momento para evitar gemir.
Me concentré en su rostro de nuevo. Era perfecto... la línea de su mandíbula era fuerte, clásica. Angular y masculina, de un modo que me hacía desear tocarla. Tenía un cuerpo fantástico, definido y musculoso, pero no demasiado. Era un artista que se expresaba en un medio físico, así que era de esperar.
Cuando estaba en la universidad salí una vez con un hombre negro, pero no había comparación. La diferencia era abrumadora. Mis recuerdos de Brian eran un frenesí de uniones físicas que me dejaban dolorida, y pidiendo más. Brian me había enseñado muchas cosas sobre mí misma, y sobre cómo complacer a un hombre.
Pero Joseph no era un universitario. Intenso y apasionado, era el tipo de hombre al que la mayoría de las mujeres no se pueden resistir, al menos en algunos aspectos. Todas sus obras de arte, incluso las más pequeñas de su galería eran sensuales, y estaban llenas de voluptuosidad. Yo admiraba su trabajo desde hacía años, y ahora estaba esculpiéndome a mí. Si alguien me hubiera dicho que conocería y posaría para Joseph Jonas el mismo día, me hubiera reído.
El silencio de la habitación era sorprendentemente reconfortante. Era extraño, porque yo adoraba el ruido, y generalmente tenía la radio o la televisión encendida cuando estaba en casa. ¿Por qué el silencio era más fácil de soportar con él?
—¿Tomarás fotografías?
—No —Levantó la mirada y se encontró con la mía. —Nunca fotografío a mis modelos.
Aquello era un alivio. Tener dibujos míos era una cosa, pero fotografías en color era otra. ¿Qué mujer normal querría que su trasero quedara inmortalizado en color?
Me estremecí ante el pensamiento de la cámara. Durante la terapia habíamos hablado de las fotografías que me habían tomado durante el examen médico en el hospital, después de la violación. Aún podía recordar el débil clic de la cámara, y el flash iluminándose. A pesar de mis esfuerzos para no reaccionar, Joseph lo había notado y había dejado el cuaderno.
—¿Estás bien?
—Sí.
Se echó hacia atrás, apoyándose sobre sus manos, y me miró.
—Pareces disgustada.
—Estaba pensando en algo desagradable —Dejé caer mi mirada en el trozo de suelo que se extendía entre nosotros.— Pero estoy bien.
Cogió su libreta y volvió al trabajo mientras yo intentaba dejar el pasado a un lado. Últimamente, me parecía más fácil apartar lo que me había pasado en Nueva York. Nunca abandonaba mis pensamientos, pero ahora parecía doler menos, y enfurecerme más. No había sido fácil para mí traspasar el punto del dolor y la traición. Quizá hubiera sido más fácil llegar a la fase de rabia si no hubiera considerado a Jeff King como un amigo. No es que fuera un amigo íntimo, pero tampoco era un extraño. Hasta ese momento en mi despacho, cuando me di cuenta de que era peligroso, nunca había pensado, ni por un momento, que pudiera hacerme daño.
Volver arriba Ir abajo
Allison de joe jOonas..
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1349
Edad : 19
Localización : Mexico..(6) en la recamara cOon jOoe amandOonOos y asiiendOo co0siittas malas xD.)
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 14th 2012, 11:15

Cap
itulo Dos
{
V PARTE}



Miré a Joseph y lo encontré trabajando atentamente. Había algo especial en él, y era algo más que sus habilidades artísticas. Me sorprendía que pudiera inspirar a un hombre como él. Había viajado por todo el planeta, y era uno de los escultores más solicitados del país. Sus obras embellecían los vestíbulos de incontables edificios de todo el mundo. Hombres y mujeres de todas partes hacían larguísimos viajes para acudir al lugar donde yo estaba tumbada.
Joseph pertenecía a un universo de belleza que yo podía mirar, pero del que nunca sería parte realmente. Mi pasión por el arte, tanto clásico como actual, me había ayudado en los difíciles años con mis padres, y durante la mudanza a Boston. Aun así, nunca había llegado a comprender realmente qué significa ser un artista.
Me moví e hice una mueca cuando el músculo de mi muslo se tensó. Estar sentada, inmóvil, había provocado quise me agarrotara.
—Necesito estirar las piernas.
Joseph se levantó y caminó hasta la plataforma.
—¿La pierna?
—El muslo —Tragué saliva cuando se sentó en la plataforma, y me hizo un gesto para que me tumbara boca arriba.
—Déjame ayudarte.
—De acuerdo —Me tumbé y extendí las piernas. No sirvió de nada.
Joseph recorrió mi músculo con sus fuertes dedos antes de usar ambas manos para elevar mi pierna y moverla. La seda roja descubrió mi sexo, revelando los húmedos rizos que lo cubrían. Lo observé con los ojos entrecerrados mientras suave, pero firmemente, masajeaba mi muslo, y suspiré cuando el músculo comenzó a relajarse bajo su mano.
—Levántalo un poco.
Coloqué mi pie contra la almohada sobre la que estaba tumbada, y lo levanté ligeramente mientras sus manos se deslizaban al subir por mi muslo, casi hasta el hueso de mi cadera, para detenerse y después viajar lentamente de nuevo hacia abajo. Aquel hombre estaba intentando dejarme tonta. Me mordí el labio inferior y tragué saliva para evitar hacer sonidos. Entonces me miró, y sus ojos vagaron hasta mis pechos, y después hasta mi rostro.
—Eres una mujer muy hermosa.
—Gracias.
—¿Mejor?
Asentí, y me aparté de él cuando separó sus manos. Sabía que estaba a punto de abrir las piernas y pedirle que me follara.
—Ya estoy bien.
—De acuerdo.
Después de un par de segundos, asintió y se levantó. Lo miré mientras volvía a su lugar en el suelo, y recogía su cuaderno de dibujo. Esperó hasta que volví a la posición que habíamos acordado y coloqué la seda de nuevo en su lugar, antes de empezar a trabajar de nuevo. Mi excitación hacía que permanecer inmóvil me resultara casi imposible.
De repente, Joseph me habló.
—Háblame.
Fruncí el ceño.
—¿Que te hable?
—Cuéntame qué tal te ha ido el día.
Suspiré.
—Bueno, he tenido una buena mañana, pero la tarde ha sido un infierno.
—Oh, ¿en serio?
—Sí. Un arrogante hombre me manipuló para que posara desnuda en su estudio.
—Debe de ser realmente horrible ser tan hermosa.{eso mismo te digo yo Joseph}
Lo miré, y vi que una sonrisa se había deslizado en sus labios mientras miraba atentamente el papel frente a él.
—¿Por eso es por lo que estoy aquí?
—La belleza es algo maravilloso y diverso. He conocido a mujeres que quizá no encajan con la definición tradicional de belleza, pero que eran absolutamente hermosas para mí. Y después hay mujeres como tú... un rostro precioso, y esas curvas... Mi abuelo hubiera dicho que eres como diez kilómetros de mala carretera. Llena de curvas, desafiante, y emocionante al explorarla.
—¿Y tú quieres explorarme?
Levantó la mirada.
—De todos los modos posibles.
Volver arriba Ir abajo
Allison de joe jOonas..
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1349
Edad : 19
Localización : Mexico..(6) en la recamara cOon jOoe amandOonOos y asiiendOo co0siittas malas xD.)
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 14th 2012, 11:19

Capitulo Dos
{VI PARTE}



—¿Le dices eso a todas las mujeres que traes a tu estudio?
Se levantó y caminó hacia mí. Se sentó en el borde de la plataforma, y me pasó el dedo por la línea de la mandíbula.
—_______ —El modo cariñoso en el que dijo mi nombre, combinado con el suave roce de sus dedos sobre mi rostro, me hicieron desear abrazarlo. —Cuéntame por qué tienes esa imagen tan pobre de ti misma.
Me sonrojé; necesité hacer un gran esfuerzo para no moverme.
—No sé a qué te refieres. Estoy aquí tumbada, desnuda. ¿Qué más quieres?
Siguió mirándome sin decir nada. Me sentí casi penetrada por su mirada, como si estuviera leyendo mi alma. Sus oscuros ojos lo tomaban todo de mí, y me moví, incapaz de controlarme.
Sus ojos se oscurecieron aún más, permitiéndome ver su respuesta a mi acción. Él me deseaba, a pesar de la imagen fría que estaba representando.
En silencio, Joseph me observó mientras yo jugueteaba con el cojín.
La seda roja se deslizó por mi piel, y sentí que me sonrojaba cuando mis pezones se irguieron más al ser empujados por el material. Posó sus ojos sobre mi pecho. Se pasó la lengua por el labio inferior. Tragué saliva, Casi podía sentir su boca sobre mí. Tenía los pezones tan duros que me dolían. Moví las piernas, y vi cómo su mirada se movía por mi cuerpo hasta ellas. Deseé no llevar la seda puesta. Quería que él viera los húmedos rizos de mi sexo, para que supiera cuánto lo deseaba.
Suspiró, y se levantó.
—No estás tan desnuda como tú piensas.
—He hecho exactamente lo que me has pedido ¿Qué más quieres? —Mi respuesta fue brusca y dura. Me arrepentí de haber perdido el control, pero me había dolido que rechazara mi respuesta sexual.
—Creo que sabes a lo que me refiero. Pero te escondes a ti misma más de lo que escondes al mundo.
Vi cómo se alejaba de la plataforma. Se giró para mirarme mientras la tensión crecía entre nosotros, y entonces bajó los ojos al suelo.
Durante un largo momento no dijo nada, y yo no fui capaz de dejar que el silencio persistiera.
—¿Qué más te da?
Joseph recogió la bata del suelo.
—Hemos terminado.
—No han pasado dos horas —Presioné mis labios brevemente. Había hecho lo que él había querido, y su insatisfacción me ponía furiosa.
—No, pero estás demasiado tensa para continuar.
—Lo siento.
No quería disculparme; por un momento, me permití un poco de auto-desprecio por la disculpa. La situación era ridícula. No importaba cómo intentara justificarme, seguía sin estar cómoda con la idea de posar para él. Decir que no a Joseph Jonas parecía imposible. ¿Quién era él para entrar en mi vida, y empezar a pedir mi tiempo y atención? Pensé en mi vida antes de que él apareciera, y lo odié por recordarme una de las cosas que había perdido.
—Vístete y te acompañaré a la salida.
Me levanté y dejé que la seda cayera. Joseph me tendió una mano para ayudarme a bajar. Dejé que mis dedos se cerraran sobre su palma un momento, antes de soltarlo. En silencio, me ofreció la bata.
La miré brevemente, la descarté, y caminé hasta el biombo. Me vestí rápidamente, aliviada porque la sesión hubiera terminado. Allí, de pie, con mi vestido puesto, aún me sentía desnuda. Mi clítoris vibraba entre mis labios menores, y tenía los pezones increíblemente duros. Cogí mi bolso, dejé el biombo y me enfrenté a la razón por la que mi cuerpo había reaccionado con tanta fuerza.
Joseph estaba junto a las escaleras, con la puerta abierta de nuevo. Levanté la barbilla, y caminé hasta él.
Pasando a su lado, bajé las escaleras. Al final, me detuve y me pregunté si aquel final precipitado significaba que había cambiado de idea respecto a que fuera yo la que posara. Se acercó a mí y me acompañó a la salida.
Mientras sacaba sus llaves para dejarme salir, tomé aire profundamente, y dije:
—Señor Jonas...
—Joe —me corrigió. —Mis amigos me llaman Joe.
No estaba segura de querer ser su amiga.
—¿Quieres que vuelva mañana?
—Sí —Giró la llave en la cerradura, y me abrió la puerta. —Pediremos algo de comida, y pasaremos algo de tiempo juntos antes de intentarlo de nuevo.
Caminé rápidamente hasta mi coche, y lo miré mientras abría la puerta del conductor. Seguía donde yo lo había dejado.
No tenía sentido involucrarme con un hombre, sobre todo ahora que mi carrera iba por buen camino, y debería haberme sentido agradecida por su contención. Pero en lugar de eso, me sentía rechazada y enfadada.
Me coloqué el cinturón de seguridad y encendí el motor. Joseph cerró la puerta mientras encendía luces. El deseo me estaba consumiendo, y saqué el coche del aparcamiento esperando ser capaz de llegar a casa antes de rendirme a la necesidad de masturbarme.
Por fin, inserté la llave en la puerta de mi apartamento, y la abrí. El viaje a casa no había hecho nada más que llevar al límite mi respuesta física a Joe. Tiré las llaves y el bolso a un lado, y cerré la puerta con un suspiro de alivio. Cuatro cerraduras y una cadena después, la tensión comenzó a abandonar mi cuerpo.
Fui a la cocina y saqué una botella de vino. Con una generosa copa de vino en la mano, entré en la sala de estar. Aún podía olerlo; el aroma del almizcle me había seguido a casa. Sumergiéndome en mis pensamientos sobre Joseph Jonas, tomé un generoso sorbo de vino y dejé la copa.
Me saqué el vestido por la cabeza. Mi sujetador sin tirantes y mis braguitas blancas cayeron sobre el vestido. Me quedé con las sandalias un momento, y después me las quité mientras volvía a coger la copa. Humedecí mis pezones con el líquido, y dejé el vaso a un lado mientras mi mano se deslizaba sobre mi cuerpo. Me senté en el sofá. El material, ligeramente rudo, frotó mi piel mientras mi espalda se encontraba con su respaldo. Cubrí mi sexo con una mano, y cerré los ojos.
Al acariciar la caliente carne, un suspiro de alivio escapó de mis labios. Deslicé un dedo entre mis labios menores y rocé mi clítoris cuidadosamente. Mi dedo se movía hacia delante y hacia atrás mientras pensaba en el hombre que me había llevado a aquel estado, sin pretenderlo siquiera. En mi imaginación, veía sus manos moviéndose sobre mis pálidos muslos, la oscuridad de su piel marcada contra la mía. Entonces, su poderoso cuerpo se movería sobre mi mientras su boca dibujaría húmedos senderos por mi pecho, y sus labios buscarían mis pezones. Apreté los dientes cuando el orgasmo me sobrecogió.
Aparté la mano de mi cuerpo. Busqué la copa de vino y vacié el contenido. Esperaba que Joseph Jonas estuviera sufriendo tanto como yo. Sería lo justo. Aquel hombre me había obligado a recurrir a la masturbación dos veces en el mismo día.


espero0 ii les gusten
lo0s cap
co0menten gracias x pasar
laz kiero0 Smile
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 14th 2012, 13:31

siguelaa esta genial
Volver arriba Ir abajo
nikatiikaa!!
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 227
Edad : 19
Localización : venezuela! cositas macabras...nick!
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 17th 2012, 21:42

hola!! nueva lectora! esta buenisima tu nove! siguela en cuanto puedas! mi nombre es raisbel y soy de venzuela, siguela pronto!
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 19th 2012, 13:02

siguela en cuanto puedas!
Volver arriba Ir abajo
Allison de joe jOonas..
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1349
Edad : 19
Localización : Mexico..(6) en la recamara cOon jOoe amandOonOos y asiiendOo co0siittas malas xD.)
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 19th 2012, 20:14

Capitulo Dos
{VII PARTE}




Cuando pude, me levanté del sofá y fui a la cocina a rellenar mi copa. Miré el teléfono y el contestador automático.
La luz indicadora de mensaje estaba parpadeando demencialmente. Pulsé el botón de "Reproducir". El aparato emitió un zumbido, y después no se oyó nada. Colgaron. Borré el mensaje y encontré dos más iguales antes de llegar al mensaje final. En el momento en el que Jane comenzó a hablar, sonreí.
«Será mejor que tengas un montón de cosas sucias y jugosas que contarme. Lo de mi amante lesbiana y mi amigo gay no tuvo éxito. Fui a Peach Tree con Susanne, pero cuando las mujeres empezaron a rondarme me cagué de miedo. Susanne tuvo que decirles que yo era su putilla».
—Qué carcelario —Eché un vistazo al aparato mientras Jane continuaba.
«Sí, sé lo que estás pensando. Pero si estuviéramos en la cárcel, definitivamente, querría una amante como Susanne. — soltó Jane. —Oh, y he estropeado mis zapatos nuevos, así que ya te imaginarás cómo me siento ahora».
Me lo imaginaba. Jane adoraba sus zapatos del mismo modo en el que yo adoraba mis bolsos. Me recordó una entrevista que tenía planeada para primera hora de la mañana, y después se cortó, seguramente por el límite de tiempo del contestador. Borré su mensaje y pensé en el resto de llamadas. Parecía que había llegado el momento de cambiar mi número de teléfono de nuevo.
Incomoda con la idea, caminé hacia el dormitorio mientras sorbía mi vino. Fui a mi escritorio, y me senté ante el ordenador. Me eché hacia atrás en la silla y observé cómo se descargaba el correo a mi bandeja de entrada. Había un email de Martin, y supuse que me había escrito para ver si había recibido la invitación de la boda. No le había escrito, ni había recibido ningún mensaje suyo, desde hacía más de seis meses. Habría sido difícil contactar con el después de percatarme de cuánto daño le había hecho al dejar Nueva York.
Abrí el email a regañadientes y suspiré. Como no había manera de que pudiera ira Nueva York para asistir a su boda, deseaba poder ignorar el mensaje y la invitación sin más. Pero no podía hacer eso: aquel hombre había sido el centro de mi mundo después de la violación. Se había ocupado de todo, e incluso ahora me era difícil imaginar cómo habría sobrevivido sin él. Nunca nadie pareció entender mi dolor y mi horror del modo en el que Martin lo hacía.
Cerré el mensaje y lo marqué para leerlo más tarde. Si lo ignoraba completamente, llamaría. Entonces tendría que decirle que no podía ir a Nueva York. De hecho, no había vuelto desde que me marché. Mis padres tenían que venir a verme en navidad y en los cumpleaños, aunque habían dejado claro que no les gustaba nada pasar la navidad en Boston.
Mi madre me había mandado dos cartas en cadena, un chiste y el boletín de su club de jardinería. Nunca había llegado a entender por qué pertenecía a un club de jardinería, pues vivía en un apartamento. Al parecer, ella pensaba que las macetas de su ventana contaban como jardín. Le eché un vistazo al boletín; sabía que no me lo habría mandado si no contuviera algo sobre ella. Lo encontré casi al final. Julia Witherspoon-Rothell estaba allí, en toda su gloria, con una brillante pala en la mano. El artículo afirmaba que había creado un huerto comunitario en Brooklyn.
Ya que los huertos comunitarios habían sido la pasión de mi madre desde hacía más de diez años, no fue una sorpresa. Pero era agradable, y en cierto modo divertido, verla allí, de pie con un mono de diseño y zapatilla de deporte blancas. Miré el reloj y fruncí el ceño. Era demasiado tarde para llamarla. Se iba a la cama con el sol, siempre lo hacía. Me terminé el vino, y fui a darme otra ducha.
Ahora que el deseo ocupaba un segundo plano, me irritaba haber respondido a Joseph tan intensamente. Para ser sincera, nunca había sido el tipo de mujer que se niega algo. Si lo quería, generalmente lo conseguía. Verme obligada a lidiar con mis necesidades era un ligero golpe a mi orgullo, sobre todo si esas necesidades habían sido provocadas por un hombre.
Mañana sería un nuevo día, un día que terminaría frente a Joseph Jonas, desnuda.
Volver arriba Ir abajo
Allison de joe jOonas..
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1349
Edad : 19
Localización : Mexico..(6) en la recamara cOon jOoe amandOonOos y asiiendOo co0siittas malas xD.)
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 19th 2012, 20:16

[center]Capitulo Tres
{I PARTE}[
/center]




Entré en la galería Holman e intenté ignorar a las dos secretarias de la planta de ventas que estaban mirándome descaradamente. Toda la maldita galería se había enterado del trato que había acordado con Jonas. Era difícil decidirse entre estar cabreada por ello o complacida.
Jane estaba esperándome fuera de mi despacho, y el resto del equipo estaba merodeando cerca de su escritorio. Pase a su lado, cogí el café que me ofreció e intenté sonreírle mientras entraba en mi oficina y cerraba la puerta con firmeza tras ella.
Manteniendo la falsa sonrisa en mi rostro, miré a Jane directamente a los ojos.
—Si le cuentas a alguno de esos traidores de ahí fuera lo que voy a decirte ahora, te mataré y destrozaré tu cadáver en la trituradora de papel.
Jane levantó la mano haciendo la señal universal de honor de los scouts, símbolo en el que nunca he confiado.
—Prometo no contar nada a los traidores. Sin embargo, si no empiezas a hablar pronto, voy a morirme.
—Vale. Me desnudé, me dibujó, y después me puse la ropa y me marché.
Jane frunció el ceño.
—Eso no merecía mi promesa.
—Fue sólo un acuerdo comercial —Me senté en mi escritorio, y suspiré mientras empezaba a sonrojarme. —Un acuerdo tan íntimo que, cuando terminó el tiempo, lo único que quería era salir pitando de allí.
— ¿Hizo algo raro?
Levanté la mirada y chasqueé la lengua ante su expresión indignada.
— ¿Por qué lo preguntas? ¿Es que vas a ir a darle una paliza si lo hizo?
—Quizá.
—No, no hizo nada raro —suspiré. —Lo único que hizo fue sentarse en el suelo y dibujar.
—Oh —Jane se sentó y miró un momento la zona de trabajo, antes de centrar sus ojos en mí. — ¿Vas a volver hoy?
—Sí.
— ¿Te estás comportando así solo porque estás nerviosa, o de verdad pasas de todo esto?
—Bueno —suspiré, y me detuve a pensar antes de responder. —Vale, es halagador que un artista conocido internacionalmente se sienta inspirado por mí.
— ¿Te dijo que lo inspirabas?
—Sí.
Dejó escapar un silbido, y negó con la cabeza.
—Guau. ¿Y eso no hizo que tu ego explotara?
—Bueno, no pude discutirle —Encogiéndome de hombros, dejé caer mi mirada hasta el escritorio frente a mí. —Es un hombre increíble, a pesar de haberme tendido una trampa para obligarme a posar para él.
—Ojalá un artista famoso y demencialmente sexy me tendiera una trampa para que me desnudara para él.
Me reí mientras se levantaba.
—Ten cuidado con lo que deseas
—¿No pasó nada?
—Ese hombre tiene algo.
—Sí, los hombres que son guapísimos y ricos siempre tienen algo.
Me reí y agité la cabeza.
—Es arrogante y dominante. Admito que lo encuentro atractivo. Habría que estar muerta para no hacerlo —Cogí un bolígrafo y lo golpeé suavemente contra el cristal de mi escritorio.— Me gustaría tener un escritorio de madera.
—No pegaría con el resto de la oficina.
Arrugué la nariz.
—No me importa.
—Lo que más odio es que no puedo quitarme los zapatos. Cualquiera que se acercara a mi escritorio lo vería —Cruzó los brazos sobre su pecho, y suspiró. —No tengo intimidad.
—Creo que ése es el objetivo de Milton —Señalé la zona de trabajo. —Echa un vistazo ahí fuera, lo único que se ven son piernas. Por eso el noventa por ciento del equipo son mujeres.
—Y por eso es por lo que yo uso pantalones. No quiero que se pase el día mirándome las piernas —Se giró en su asiento para mirarme de nuevo. —¿No pasó nada?
Su expresión escéptica me divertía. De repente, deseé tener algo para contarle.
—Bueno, me dio un tirón en la pierna, y él me la masajeó —Me encogí de hombros. —Fue un perfecto caballero.
—Pues vaya asco.
—Sí —asentí, y después la miré. Estaba sonriendo. —Yo no he dicho eso.
—Ya no puedes retirarlo, demasiado tarde.
—Son solo negocios.
—Ah, joder, venga. Estuviste desnuda ante ese hombre tan atractivo, y lo único que hizo fue dibujarte. Al menos podrías haberme dicho que dibujó sobre tu cuerpo. Me hubieras alegrado el día. —Jane suspiró, y cruzó los brazos sobre su pecho de nuevo. —Ese hombre es, probablemente, el ser humano más sexy de esta ciudad.
Riéndome, negué con la cabeza, y después sorbí mi café.
—Todo fue totalmente decente.
Jane miró hacia la zona de trabajo, abatida.
—¿Puedo contarle a Tetas Falsas que ese hombre te adoró durante horas?
Miré un momento a Sarah y sonreí de oreja a oreja.
—Tienes que dejar de llamarla así. Un día se te va a escapar y se lo vas a soltar en la cara.
Jane se levantó y caminó hacia la puerta.
—¿Cómo puedo vivir a través de ti, si tú no tienes vida?
Cerró la puerta a su espalda, dejándome sentada allí, digiriendo sus palabras. Aunque no había sido su intención, su observación sobre mi carencia de vida me había dolido. Jugueteé con un bolígrafo, lo golpeé contra mi escritorio, y consideré el agujero que había en mi vida personal. No podía ignorar el hecho de que apenas había tenido un par de citas en un año. Dos de ellas habían sido citas a ciegas, unas citas a ciegas que habían terminado tan mal que apenas podía soportar pensar en ellas.
Volver arriba Ir abajo
Allison de joe jOonas..
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1349
Edad : 19
Localización : Mexico..(6) en la recamara cOon jOoe amandOonOos y asiiendOo co0siittas malas xD.)
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 19th 2012, 20:18

OooooLa chiicazz perdo0n x no0
subir pro0
no tube tiempo0 ya entre a clase
pro seguire subiendo
esper00 i les gusten los cap
y gracias x comentar
siguen pasando0
las qiero0
...Smile
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 20th 2012, 08:39

Me Encanta Siguela En Cuanto Puedas!
Volver arriba Ir abajo
albitahdejonass:$
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 354
Edad : 19
Localización : BCN, en la cama con Joe y Nick :$
Fecha de inscripción : 22/04/2011

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 20th 2012, 16:12

me encanta sorry por no comentar antes bueno normal que con empezar otra vez tardes mas pero no te preocupes que yo esperare Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Allison de joe jOonas..
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1349
Edad : 19
Localización : Mexico..(6) en la recamara cOon jOoe amandOonOos y asiiendOo co0siittas malas xD.)
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 22nd 2012, 15:04

Capitulo Tres
{II PARTE}



Eché un vistazo a mi teléfono cuando empezó a sonar. Lo descolgué.
—______ Rothell.
—Soy yo.
—Buenos días, Milton —Me mordí el labio para evitar gruñir en voz alta. Solo me llamaba cuando quería discutir conmigo sin tener que mirarme a los ojos. Lo que significaba que iba a pedirme algo totalmente desmesurado.
—¿Cómo fue tu reunión con el señor Jonas?
—Llegamos a un acuerdo —De ningún modo iba a darle a aquel troglodita los detalles de cómo, o cuando, me desnudaría. Ya era lo suficientemente raro pensar en la palabra "desnuda" cuando él estaba alrededor.
—Bien —Se produjo una larga pausa, y entonces fue directo a la razón por la que estaba llamando. —Tienes una cita con Lisa Millhouse. Llévate a Sarah contigo. Será una buena experiencia para ella.
—Lisa Millhouse no tolera a los extraños —Miré el escritorio de Sarah y la encontré mirándome fijamente. —Llevar a tu juguetito podría arruinar la relación profesional de la galería con una artista con la que el mundo del arte está muy excitado.
Milton soltó un gruñido.
Debería aprender a guardar mis opiniones para mí misma. Milton Storey había estado intentando que me despidieran desde que la junta de dirección de la galería me contrató. Odiaba las exposiciones que yo organizaba, consideraba que el trabajo de Lisa Millhouse era pornografía, y aprovechaba cualquier oportunidad para sabotear el contrato que la galería tenía con ella. Su contrato había sido mi primera tarea en la galería, y conseguir que firmara había afianzado mi lugar en Holman. Nuestra junta llevaba detrás de su trabajo mucho tiempo.
—Te llevarás a Sarah —insistió.
—No lo haré —respondí, tranquilamente. —Si perdemos el contrato de Millhouse, y nos quedamos con un ala vacía este verano, la junta esperará que sea por una buena razón. Y hasta donde yo sé, satisfacer a tu última conquista no podría considerarse una buena razón.
Me colgó el teléfono. Aquella era su respuesta habitual cuando se acordaba de que estaba a solo cinco meses de quedarme con su puesto. No debería habérselo restregado en las narices, y haberlo hecho me haría sentirme malévola y cruel. Aun así, era difícil no ser cruel con alguien que me sacaba de quicio.
Sequé mi taza de café y tiré la toallita de papel a la basura. La sala de descanso estaba hecha un desastre, como siempre. Se me ocurrió que, si la gente de la oficina se comportaba en su casa igual que en la zona de descanso, entonces no tenía interés en ser su Invitada. Suspiré y me apoyé en la encimera. Se habían colocado varios carteles por el tema de la limpieza y habían sido totalmente ignorados. A esas alturas tenía dos opciones: cerrar la sala de descanso, o hacer que la empresa de limpieza incluyera aquella habitación en su rutina.
Era irritante pensarlo. Para conseguir una sala de descanso limpia tendríamos que pagar quinientos dólares más al mes. La puerta se cerró de un golpe y levanté la mirada. Sarah estaba frente a mí, mirándome fijamente, en silencio. Parecía que, por fin, se había decidido a enfrentarse conmigo.
—Sarah.
—Tengo planes, y tú estás interfiriendo en ellos —Cruzó los brazos sobre su pecho, y tensó la mandíbula sin dejar de mirarme.
Bueno, al menos había ido directa al grano. Me aseguraría de hacerlo yo también.
—Tengo planes para esta galería, y estos no incluyen dejar que una asesora sin experiencia trate con clientes que son imprescindibles en nuestras instalaciones.
—¿Tus planes incluyen follarte a todos los artistas que firmen con esta galería?
—No. Mis planes profesionales no incluyen sacrificar mi dignidad, ni mi amor propio —Vi que sus mejillas enrojecían, y que sus ojos se abrían de par en par. —Soy tu supervisora, y te vendría bien recordarlo la próxima vez que decidas tener una conversación conmigo. Holman es una institución profesional, y se exige un comportamiento también profesional entre sus empleados.
Se giró bruscamente y abrió la puerta para maullarse.
—De acuerdo.
La observé mientras se marchaba, irritada. Jane sacó la cabeza por la puerta y miró su reloj.
—Lisa Millhouse está esperándote.
—Lo sé.
—No dejes que Tetas Falsas te saque de quicio.
Me reí y cogí mi taza de café de la encimera. Jane me entregó los planos para la exposición de Lisa y mi maletín, a cambio de la taza.
—Gracias.
—A mandar —Miró a su espalda y se encogió de hombros. —¿Sabes? Si estuviéramos en el instituto me ofrecería para patearle el trasero en los cuartos de baño.
—Si estuviéramos en el instituto, podrías quedarte mirando mientras yo le pateo el trasero en el baño —Sonreí mientras ella se reía. — ¿Ha confirmado el señor Brooks su asistencia a la reunión de esta tarde?
—Sí.
Lisa estaba en el porche con una taza de café en la mano cuando me crucé en su camino. La primera vez que la vi estaba tras el cañón de una pistola de paintball. Tardé tres semanas en ganarme su confianza, y aún me mostraba algo de aprensión. Pero, como aparentemente veía a todo el mundo de ese modo, no me lo tomaba como algo personal.
Su trabajo era provocativo y sensual de un modo que resultaba casi violento. En su pasión no había tranquilidad. Saqué el proyecto de su nueva exposición del asiento trasero del coche y la saludé con la mano. Asintió brevemente en mi dirección y volvió al interior de la casa.
Entré y la descubrí en la cocina, sirviéndome una taza de café. La acepté y coloqué el tubo del proyecto en la mesa de su cocina.
—Tienes cara de no haber dormido.
Lisa se encogió de hombros y se sentó a la mesa.
—Los sueños son peores en verano. No sé porqué.
Aparte de su truculento divorcio, sabía muy poco sobre ella. Pero lo sabía todo sobre los sueños, al menos sobre los míos.
Volver arriba Ir abajo
Allison de joe jOonas..
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1349
Edad : 19
Localización : Mexico..(6) en la recamara cOon jOoe amandOonOos y asiiendOo co0siittas malas xD.)
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 22nd 2012, 15:05

Capitulo Tres
{III PARTE}




Me pregunté si sus sueños la enfermaban de rabia y miedo, ¿Vagaría por su casa comprobando ventanas y puertas? Lisa era un misterio en muchos sentidos, y una parte de mí quería sacarle todo el dolor y desecharlo lejos de ella. Aun así, sabía que algunas personas usan el dolor como combustible. Como combustible para la pasión, la rabia, y la vida. ¿Qué sería de Lisa sin su dolor?
Me senté y saqué los planos del proyecto del tubo.
—Tengo al equipo de constructores esperando para empezar a trabajar en el espacio de la exposición. Quería asegurarme de que te gusta todo, antes de empezar.
Se inclinó sobre los planos y los estudió cuidadosamente. Después de un par de minutos, asintió.
—Es bueno. Me gusta el modo en el que fluye el espacio... —Hizo una pausa, y después asintió. —Tengo una pieza que es perfecta para el centro. Será la obra más importante de la exposición.
—Perfecto —Me eché hacia atrás en la silla y fruncí el ceño ante el café que me había dado. —Deberías saber que Milton ha decidido usarte contra mí.
—La política laboral apesta —se sentó. —Estoy contenta contigo y con la galería Holman. Y estoy dispuesta a colaborar en lo que sea que tengas que hacer en los próximos meses para asegurarte tu puesto de trabajo.
—Te lo agradezco.
—Pero no puedo prometerte que no vaya a liarla.
—Lo sé.
—Además, es divertido contrariar a un tipo como Milton Storey —Sonrió de oreja a oreja, y chasqueó la lengua. Supongo que voy a tener que comprar más munición para mi pistola de paintball.
—Que Dios nos ayude —Sonreí tras mi taza de café. No iba a animarla a actuar, pero tampoco iba a decirle lo que tenía que hacer.
—Me he enterado de que estás posando para Joseph Jonas.
Diablos. Esperaba poder evitar hablar de él.
—Sí, ¿cómo lo has sabido?
—Me llamó esta mañana, por un cargamento de palo de rosa que compramos juntos la semana pasada. Joe es tan amable que me avisa cuando los repartidores van a pasar por aquí —Me miró y se rió. —Es muy atractivo, ¿no crees?
—Supongo —Me encogí de hombros. Joseph era tan guapo como puede llegar a serlo un hombre, y ella lo sabía.
—Además tiene mucho talento. Hay pocos artistas que puedan captar la esencia de alguien como tú, ______. Me muero de ganas de ver el resultado.
—Su exposición se inaugurará tres semanas después de la tuya, y ocupará toda la planta alta del ala norte —Lisa se levantó, se acercó a la cafetera y rellenó su taza. —¿Puedo hacer algo más por ti?
—No, creo que al final voy a dormir un poco. ¿Quieres ver lo que he hecho hasta ahora con la pieza principal de la exposición?
Me levanté y asentí.
—Por supuesto.
La seguí por la puerta trasera de la casa, a través del pequeño patio, hasta el cobertizo que usaba como estudio. Una enorme escultura de bronce se levantaba en el centro. Sus líneas femeninas me golpearon inmediatamente. Gritaba dolor y caos emocional. Miré a Lisa un momento, perturbada por la honesta y fiera emoción que emanaba la escultura. La silueta femenina estaba arrodillada, protegiéndose la cabeza de una amenaza invisible.
—Es maravillosa —Tenía una belleza cruel.
Queriendo huir de ella desesperadamente, cerré los ojos un momento. Sin querer hacerlo, pero sin poder evitarlo tampoco, me concentré en la escultura de nuevo, y tragué un duro nudo de angustia.
—Gracias.
—Lisa, ¿estás segura de que quieres que se exhiba al público?
Busqué su mirada, y encontré el dolor de la escultura en sus ojos.
—Sí.
Asentí y dejé que mis ojos vagaran sobre la obra una vez más.
—¿Cómo la llamarás?
—"Punto crucial".
Asentí de nuevo, y me aclaré la garganta.
—Tienes razón. Será perfecta como obra principal —Comprobé mi reloj, consciente de que estaba buscando una vía de escape. —Tengo una cita dentro de una hora, será mejor que vuelva.
Lisa chasqueó la lengua.
—Un día, _____, tendrás que liberarte de esa coraza que te has creado.
La miré.
—¿A qué te refieres?
—Amas el arte. Pero aun así, te sientes avergonzada e incómoda por los sentimientos que provoca en ti —Inclinó la cabeza. —¿Por qué escondes tu pasión?
No tenía respuesta para esa pregunta. Suspiré, dejé que mis ojos se posaran en la escultura por última vez, y después salí del cobertizo. Lisa no me siguió, y yo no lo esperaba. La escultora era una de esas personas que entienden el valor de la privacidad personal. Valoraba la suya tanto como sabía, innatamente, cuando otra persona se sentía invadida, y necesitaba estar a solas.
Durante el camino de vuelta a la ciudad apagué la radio. O el ruido era demasiado estimulante, o yo estaba hipersensible. Cuando volví a la galería ya había pasado la hora de comer, y me quedaban solo diez minutos para prepararme para la reunión con la junta de dirección, que había sido programada haría casi un mes. Me apresuré a través de la galería y subí las escaleras que llevaban a la zona de administración.
Volver arriba Ir abajo
albitahdejonass:$
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 354
Edad : 19
Localización : BCN, en la cama con Joe y Nick :$
Fecha de inscripción : 22/04/2011

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Agosto 22nd 2012, 15:38

me encanta, odio a Sarah pero me encanta ¬¬ jajajaj sigue sigue sigue sigueeeeee pordioooooos!!!!! I love you
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Septiembre 6th 2012, 20:44

Me Encanta Siguela
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Octubre 16th 2012, 09:41

Siguela
Volver arriba Ir abajo
HellYeahJonas
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 287
Edad : 21
Localización : Tomada de la mano de Joe
Fecha de inscripción : 14/03/2012

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Noviembre 14th 2012, 13:02

siguela Smile
nueva lectora
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iBatmanGirl
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Noviembre 15th 2012, 06:15

siguela
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]   Hoy a las 12:48

Volver arriba Ir abajo
 
♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» ♥♥ Desnúdate Para Mi ♥♥ [ Joe y Tu]
» ♥•♥ 7 Dias de Seducci♂n ♥•♥ (Nick y Tu)) HOT !
» Como Agua para Chocolate - Nick y Tu ♥
» Only You ♥(Nick & Tu,HOT)
» A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: