Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
AutorMensaje
PinguinitaJonas
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 306
Edad : 19
Localización : Con Joe en mi habitacion 1313 ;)
Fecha de inscripción : 11/07/2011

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 29th 2012, 00:13

O.O eso no se hace!! La cortaste en la mejor parte!!! D:
Siguela pronto plissssss!!
Nueva lectora (:
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 29th 2012, 13:46

Capitulo 18 Segunda Parte

Narra Joe

La vi caer y en ese momento supe que estaba enamorado de ella. Me impulsé hacia delante y salté la valla. Corrí, corrí como no sabía que podía hacerlo. Mis pies se hundían en la arena, pero aun corría con más fuerza. Solo tardé unos segundos en sentir el agua cubrir mis pantalones. La agonía perforaba mi pecho, incluso sentía cómo mis ojos se entelaban de inseguridad. Si le ocurría algo a ______ no sería capaz de soportarlo. La necesitaba en mi vida. Nadé sin rumbo. No sabía dónde estaba, no sabía dónde había caído exactamente. Tal vez era demasiado tarde, pero no desistí. Cogí aire y me adentré en la profundidad marina. No podía ver nada, todo estaba demasiado oscuro.
Subí a la superficie y cogí aire, de nuevo. Mi angustia hacía que lo consumiera demasiado rápido. No encontraría a ______ si no aguantaba más de treinta segundos bajo el agua. Suspiré cerrando los ojos e intenté controlarme antes devolver a sumergirme. Esquivé varias rocas y tras una de ellas apareció su cabello. Envolvía su rostro, pero pude ver que tenía los ojos cerrados. Estaba inconsciente, atrapada entre las enormes piedras. Vi que el corsé que llevaba estaba desabrochado. Todavía ocultaba su cuerpo, pero me irritó que Giulio hubiera vuelto a hacer de las suyas.
Tomé su brazo y la arrastré con fuerza. Salimos a la superficie y cogí aire con desesperación mientras su cabeza se inclinaba hacia atrás y dejaba un pequeño rastro de sangre en mi cuello.

—¡______, ______! ¡Despierta!— grité desesperado antes de que una ola volviera a sumergirnos. Se alejó de mí, pero capturé su mano a tiempo. Volví a empujarla hacia arriba y la aferré con fuerza mientras nadaba hacia la orilla.— ¡______, por favor, mírame! ¡Despierta!— Mi voz sonó desquiciada.

En cuanto la pusiera a salvo, iba a matar a Giulio. El agua intentó arrastrarnos de nuevo, pero no lo consiguió. Contraje mis músculos y la sostuve con firmeza. Mis pies comenzaron a tocar suelo. Cogí a ______ entre mis brazos y caminé hasta que salí del agua. Taylor se lanzó a por mí seguido de Alex. Daniela estaba paralizada. Coloqué a ______ en la arena y le hice el boca a boca hasta que una bocanada de agua la hizo toser.

—Llévatela dentro, Taylor— le ordené a mi primo mientras me levantaba— Se ha golpeado la cabeza. Alex, será mejor que desalojemos— añadí buscando a Giulio. Lo descubrí corriendo hacia su Vespa. Avancé unos pasos sin dejar de mirar el aparcamiento. Aquel cobarde se escapaba. Ni siquiera había avisado de lo sucedido. Si no hubiese visto cómo caía, ______ podría estar muerta, ¡y él se marchaba sin importarle! No, no se iba a ir sin vérselas conmigo. Daniela se interpuso para impedirme que fuera hacia allí, pero ni la miré.
—Joe, no…— Intentó retenerme, pero levanté el brazo que quería cogerme y la esquivé— ¡Joe, escúchame!— gritó. Salí corriendo lleno de rabia. Llegué al aparcamiento cuando él aceleraba la moto provocando una humareda. La moto se embaló y topó con un coche.
—¡Maldito cabrón! ¿Te vas sin más?— Cogí a Giulio de los hombros y lo tiré al suelo— Enfréntate a mí si tienes huevos.— Le pegué una patada. Y otra, y otra. En lacara, en las costillas, en las piernas, en el pecho… Me tiré sobre él y comencé a darle puñetazos hasta que vi cómo la sangre comenzaba a tapar su rostro— ¿Qué te dijo ella? ¡Contesta!— pregunté zarandeándole.
—¡Que te jodan!, Joseph— masculló, escupiendo sangre. Alex apareció enese momento
—______ es una guarra. Ella me provocó y después se rajó. No es más que una…— Le volví a pegar un puñetazo.
—¡Te mataré!— gritaba mientras Alex me cogía por los hombros— ¡Suéltame! ¡No descansaré hasta verte bajo tierra!— Todavía pude darle una patada en la cara.Sus facciones se iban perdiendo desdibujadas por la sangre, pero para mí aún no era suficiente. Entonces miré alrededor. La gente se había agolpado y miraba la escena escandalizada.
—¿Qué estáis mirando? ¡Largo de aquí!— gritó Alex, sin dejar de retenerme.

Intenté soltarme, pero fue inútil. Alex era mucho más grande y fuerte que yo, y sus brazos capturaban bien los míos. La gente comenzó a marcharse. A lo lejos se escuchaba a Eric y a Luca gritar que se marcharan utilizando la excusa de que había fuego. Todos salían de la casa,despavoridos. Los amigos de Giulio le levantaron del suelo. No podía mantenerse en pie y su ropa era un amasijo de sangre y arena. Después de aquella paliza estaría un tiempo sinaparecer por el San Angelo. Quise volver a pegarle, pero esta vez Daniela me sostuvo el rostro y me obligó a mirarla.

—¡Basta! Ya basta, Joe. Le has dado su merecido— dijo con convicción, intentando tranquilizarme. Jamás me habían visto tan descontrolado. Incluso Alex estaba extrañado. No dejaba de mirar a Daniela frunciendo el ceño.
—No es suficiente. No estoy satisfecho.— Me revolví sin dejar de observar a Giulio.
—Deberías estarlo. ______ está bien, está a salvo, tranquilo. Por favor, cálmate.— Me besó en la frente— Por favor, hazlo por nosotros. Por favor.— Daniela consiguió lo que se proponía y Alex comenzó a aflojar.

Respiré hondo antes de sentirme totalmente liberado. Mi amigo aún se mantenía en alerta, pero sabía que no volvería a saltar. Lo había prometido y siempre cumplía mis promesas. Podría ser cualquier cosa, pero era un hombre de palabra. Avancé un par de pasos cabizbajo. Levanté la mirada lentamente y miré a Giulio apretando los dientes. Sus amigos se tensaron.

—Es… es la segunda vez que atacas a alguien que me importa —
dije mientras Daniela y Alex se miraban comprendiendo el contenido de aquella frase— La próxima… te mataré y, créeme, no será una muerte rápida. —
Las pocas personas que quedaban allí sabían que aquella amenaza iba en serio. Me conocían demasiado bienpara saber que aquellas palabras no se las llevaría el viento. Mataría a Giulio si volvía a acercarse a alguien que yo amara. Entré en la casa y fui en su busca.

(...)

Eran más de las cuatro de la madrugada. ______ dormía mientras yo procuraba hacerlo en el sofá que había frente a su cama. No dejaba de pensar que había estado apunto de perderla y que había sido un estúpido por no darme cuenta antes de porqué la necesitaba tanto.
Estaba enamorado de ella y me gustaba sentirlo. Me gustaba saber que… la amaba. Quería compartirlo todo con ella. Suspiré mientras contemplaba su cuerpo cubierto con una sábana. Taylor medijo que estuvo despierta unos minutos mientras Daniela y Luca la cambiaban de ropa y le curaban la herida (no era demasiado profunda, solo un rasguño en la nuca). Erika ni siquiera intervino y eso que se trataba de su mejor amiga; minutos después cogió un taxi y se marchó (no sin antes discutir con Taylor). Según mi primo, lo primero que ______ mencionó fue mi nombre. Después, se durmió. Me levanté del sofá y caminé hacia ella. La contemplé mientras dormía; era increíblemente guapa. Acaricié su cabello y me acerqué hasta su mejilla para darle un beso. Miré sus labios. La hubiera besado, pero no lo hice. No lo haría hasta que ella me lo permitiera.
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 29th 2012, 13:47

CAPÍTULO 19


Narra ______

Sentí una fuerte punzada en los párpados. La cabeza me daba vueltas y tenía una sensación de vértigo espantosa. Parecía que volvía a caer por aquel acantilado. Me esforcé en abrir los ojos y me removí inquieta hasta que por fin vi los débiles destellos de luz que entraban por las rejillas de la persiana. Estaba amaneciendo. Pestañeé y, al hacerlo, un millón de puntos multicolor abordaron mi visión. No tardaron en tornarse blancos y extenderse hasta cubrirlo todo con un manto de luz cegadora. Aquellos puntos presionaron mis sienes de tal manera que tuve que volver acerrarlos para calmar el dolor. Fue inútil, se intensificó. Tomé aire y volví a abrir los ojos. Los puntitos de color ya eran menos llamativos. Fulgían durante unos segundos y desaparecían dejando un débil rastro oscuro, similar al humo. Como si explotaran.

Me llevé una mano a la frente mientras apoyaba el codo sobre el colchón y me impulsaba hacia delante. Quería continuar durmiendo, pero aquel espantoso dolor de cabeza no me iba a dejar. Malditos «Buenos días». Alcancé el despertador digital que había en la mesita. En cuanto lo tuve en mi mano, volví a estampar la mejilla contra la almohada. Humedecí mis labios y tragué saliva antes de bostezar. «06.09», marcaban aquellas luces azuladas.

—Jesús… — musité antes de volver a dejarlo sobre la mesita. Me incorporé en la cama y miré a mi alrededor mientras estabilizaba mi cabeza. Estaba claro que aquella era la habitación de Luca. Me levanté despacio y caminé hasta el balcón. Retiré la cortina y abrí la ventana dejando que entrara la brisa fresca. Temblé, pero no estaba segura de si por el frío o por la imagen de Joseph sentado en la arena contemplando el mar. Me alejé del balcón y me escondí tras la cortina. Mi corazón se había acelerado, sabía que podía ser un buen momento para hablar con él, pero solo de pensarlo me ponía frenética.

Respiré hondo (sin lograr calmarme) y decidí que lo mejor era bajar y aclarar ciertas cosas. Todos dormían y podríamos estar solos. Fui al armario y cogí unos vaqueros y un jersey azul celeste de Luca. Su ropa me iba algo ancha, pero daba igual. Me atusé el cabello y salí de la habitación intentando no hacer ruido. Mientras bajaba las escaleras, descubrí a Luca durmiendo sobre el pecho de Eric, y a Eric durmiendo sobre las piernas de Taylor. Era la perfecta foto para partirse de la risa, pero tenía que dejarlo para otro momento si no quería despertarlos. Salí al porche por la cocina y caminé hacia Joe cruzando mis brazos sobre el pecho. Hacia más viento del que esperaba. No se dio cuenta de mi presencia hasta que me senté a su lado. Me miró sorprendido y serio, pero pude ver en sus ojos que le confortaba que estuviera allí.

—Hola— musité.
—Hola— dijo sin quitarme los ojos de encima— Deberías estar durmiendo, aún es temprano.— Me esquivó volviendo a mirar al mar.
—¿Desde cuándo estás tú aquí? Por tus ojos, creo que varias horas.— Dibujé una sonrisa contenida.
—No podía dormir.
—A mí me ha despertado este dolor de cabeza.— Apoyé mi cabeza en las rodillas antes de sentir los dedos de Joseph rozar mi nuca. Me estremecí. No quería que los retirara. No lo hizo.
—¿Te duele?
—Apenas.— Tragó saliva y deslizó su mano por mi cuello antes de retirarla. Resopló y apretó la mandíbula. Le notaba raro, como si estuviera agobiado.
—Gracias por… salvarme… otra vez.— No sabía cómo decírselo exactamente. Recordé aquel día en el colegio, cuando estuve a punto de caer desde un tercer piso y él lo evitó cogiéndome con fuerza.
—Te dije que no te acercaras a él. Mira lo que podrías haberte evitado.— Fruncí el ceño sintiendo el calor de la frustración recorrer mi cuerpo. Intentaba ser amable con él y me respondía con altivez. Ni siquiera en un momento como aquel tenía consideración.
—No esperaba vivir la misma situación dos veces— mascullé mirándole fijamente. Joe supo bien a qué me refería. Él, días antes, había intentado lo mismo que Giulio, ¿no?Se levantó de un salto, sacudió sus pantalones y se disponía a marcharse, pero me interpuse en su camino. Le puse una mano en el pecho, gesto que no le hizo ninguna gracia, y le miré furibunda.— Sueles escapar muy a menudo— dije.
—Yo no escapo.— Retiró mi mano de su torso y me acercó a él.
—¿Por qué te fuiste, entonces?
—No es de tu incumbencia.— Me soltó y se dio la vuelta dándome la espalda.

Esperé su reacción. Estaba claro que teníamos muchas cosas que solucionar. Y Joe parecía preparado para ello. Se dio la vuelta, me cogió de la mano y me obligó a caminar. Dejé que me llevara hasta la orilla, cerca del peñón. Me colocó frente a él bruscamente.

— Lo siento, ¿de acuerdo?— dijo mirándome fijamente— No estuvo bien y me arrepiento. No suelo comportarme de ese modo.— Me quedé impactada.

Joseph Jonas jamás pedía disculpas y, sin embargo, allí estaba, haciéndolo. En aquel momento parecía tan débil, tan perdido, que mis ojos le miraron con ternura. Me sentía una privilegiada porque me dejase ver aquella parte de él. Tragué saliva antes de hablar, pero Joseph me interrumpió.

—Si te hice daño, lo lamento. Si he sido un imbécil, lo lamento. Y no, no quiero que dejes de hablarme.
—¿Por qué dices eso?— pregunté sorprendida.
—En la fiesta de Adriano dijiste que lo mejor era que dejáramos de hablarnos, y no quiero que eso ocurra.
—Eso no iba a pasar. Solo estaba algo… ofuscada.
—Sueles estarlo siempre— bromeó.
—Sí, claro.— Lo empujé siguiendo la broma, pero él me cogió de los brazos y se acercó a mí. Lo miré hechizada. Deseaba tantas cosas en aquel momento que no sabía qué hacer. Entonces me asaltó la pregunta. Necesitaba saberlo.

—Joseph…— el enarco una ceja, yq solteun suspiro y volvi a llamarlo— Joe— el sonrrio antes de responder.
—¿Sí?
—¿Por qué… por qué lo hiciste? —
susurré y noté cómo se encogía. Se humedeció los labios, tragó saliva y volvió a humedecerse los labios. No sabía qué decir, pero, tras unos segundos de silencio, negó con la cabeza.
—No lo sé. Estaba al borde de un ataque de nervios y… se me escapó de las manos.
—Siento haberme comportado como lo hice. Dije cosas que no debía…
—Estabas en tu derecho— dijo interrumpiéndome. Volvió a acercarse a mí— Pero te aseguro algo…
—¿Qué?— Le miré aturdida, deseando que hiciera cualquier cosa.
—No volverá a ocurrir. No volveré a tocarte… —Cerró los ojos y tomó aire mientras se acercaba aún más— hasta que tú me lo pidas.

«Te lo pido, Joe.» Sus labios rozaron los míos y cerré los ojos sintiendo que mi corazón sedesbordaba.

—Aunque me muera de ganas— susurró en mis labios antes de marcharse.

Chocó con mi hombro suavemente y me dejó con la ansiedad en el cuerpo. Jamás había deseado que me besaran con tanta fuerza. Me quedé mirando las olas ensimismada. Joe me había dicho miles de cosas con solo aquel gesto. Estaba dispuesto a esperar a que yo decidiera el momento. Se ponía en mis manos sin saber que yo estaba en las suyas. Me disponía a regresar a la casa cuando escuché el sonido de su moto. Salí corriendo.

Narra Joe

Puse primera en el momento en el que ______ apareció con la respiración entrecortada. Sentado en mi moto, vi cómo se acercaba caminando lentamente.

—¿Te vas?— preguntó agitada.El cielo comenzó a relampaguear y oímos un trueno. Miré al cielo y de nuevo a ella.
—Sí.
—¿Por qué?— volvió a preguntar casi sin dejarme acabar de responder. Se colocó a un solo paso de mí y me observó expectante.
—Bueno… está a punto de llover y…— En realidad me iba porque no quería tenerla cerca.

No estaba seguro de poder aguantar las ganas de besarla. Deseaba tumbarla en la arena y besarla durante horas, pero le había hecho una promesa y debía cumplirla. Esperaría hasta que ella me permitiera romperla. ______ arrugó la frente. Estaba claro que no quería que me marchara y aquello me volvió loco. Ella quería estar conmigo tanto como yo con ella. Así que le extendí lamano. La miró sin terminar de comprender.

—Ven conmigo— le dije inclinándome hacia ella. Por un momento pensé que se alejaría, que se tensaría por la cercanía, pero nose inmutó. Parecía desear que me lanzara sobre ella. Sonrió antes de alzar la pierna y tomar asiento en mi moto.
—No hay casco, ¿verdad?— preguntó observando que solo llevaba uno. Bajé de la moto y entré en la casa. Sin pensarlo, cogí el casco de Taylor. Él podría volver con los demás. Se lo tendí a ______ y volví a montarme. Noté su peso cuando ella se subió. De repente, rodeó mi cintura con sus brazos. Sus manos rozaron mi cadera con toda intención. Su pecho se acopló a mi espalda y se acercó a mi oído.
—Si tenemos un accidente— dijo con su labio inferior recreándose en mi lóbulo antes de que pudiera colocarme el casco— juro que te atormentaré desde el otro mundo.— Sonreí girándome de lado. De nuevo, nuestros labios se rozaron.
—Ya me atormentas, guapa.— Bajé la visera y arranqué.

Narra ______

Aceleró en cuanto me agarré a sus caderas. Aquel gesto bastó para que sonriera. Ya no quedaba nada del Joe que había en la playa minutos antes. No había ni un ápice de inseguridad en él y, aunque no podía asegurarlo, tenía la impresión de que era la primera vez que se llevaba a una chica a cualquier lugar solo por el placer de estar con ella. Soltó una de sus manos y cubrió su garganta abrochándose el botón de la chaqueta. Lo hizo con parsimonia y sin dejar de acelerar; pareció darle igual manejar la moto con una sola mano y a esa velocidad.

—¿Podrías estar pendiente de la carretera?— hablé alto para que me escuchara por encima del fuerte viento y del casco.
—¿Tienes miedo, Carusso?— preguntó con sorna antes de soltar el manillar por completo. Abrió las palmas de las manos y las levantó. Me agarré a él aún más fuerte.
—Eres un kamikace, Jonas— bromeé mientras sentía cada músculo de su vientre. Suspiré. Volvió las manos a su sitio mientras soltaba una carcajada.— No vuelvas a hacer eso, ¿de acuerdo?
—Le di un manotazo en la espalda.
—Tranquila…— repuso todavía sonriente. Miró hacia abajo y observó mismanos. La solitaria carretera se abría paso ante nosotros
—¿Tienes frío?
—No sabes cuánto…— Solo llevaba aquel jersey, sin nada debajo. De repente sentí sus dedos en mi mano. Lentamente, como estudiando mi reacción, fue cubriéndola con la suya. ¿Qué reacción esperaba que tuviera? Era agradable sentirlo. Tiró con suavidad e hizo lo mismo con la otra mano. Las unió y lasprotegió con la suya.
—¿Mejor?— preguntó entrelazando sus dedos con los míos.
—Sí… mucho mejor.— Tragué saliva, mientras sentía el tacto de su cinturón.

Se removió sobre el asiento para pegarse más a mí. Se encogió de hombros y cogió mi rodilla con suavidad empujándola hacia delante. Todas sus caricias me parecían versos de una poesía. Sabía dónde tocar y por qué. Sabía cómo hacer que me descontrolara con solo un roce, aunque fuese cubierta por la tela más gruesa.
Ahora estaba completamente echada sobre él y mi cabello envolvió su cuello antes de volver hacia atrás.

—No pasará nada si te acercas más…, lo prometo — aferró aún más mi rodilla.

Sonreí detrás de sus hombros. Retiré una de mis manos y con lentitud la acerqué hasta mi rodilla. La coloqué sobre su mano y dibujé sus dedos. Sonrió antes de morderse el labio. Cualquier movimiento que hiciera me resultaba increíblemente sensual. No tardé en sentir cómo entrelazaba sus dedos con los míos. Se llevó nuestras manos a su pecho antes de que comenzara a disminuir la velocidad. Detuvo la moto en el aparcamiento de una gasolinera. Me indicó que bajara y colocó el caballete antes de hacerlo él también. Se quitó el casco y desabrochó su chaqueta. Yo le miraba interrogante.

—¿Qué hacemos aquí?— pregunté extrañada.
—Desayunar. Tengo hambre.— Comenzó a caminar sabiendo que le seguiría.— No te preocupes, yo invito.— Me dedicó una sonrisa preciosa mientras abría la puerta de la cafetería y me dejaba pasar.

Narra Joe

El café más malo que había probado en mi vida ya no era el de mi tía Patrizia (la madre de Taylor). El de aquella cafetería lo superaba con creces. Sabía a óxido y seguramente lo habría escupido de no haber estado tan bien acompañado. ______ daba pequeños sorbos mirándome de reojo.

—¿Qué preferís, huevos revueltos o el desayuno especial?— preguntó la camarera con poca gracia.
—¡Nada!— contestamos los dos a la vez— Gracias.— En cuanto se marchó, comenzamos a reír.
—No quiero ni imaginar cómo sería el desayuno especial— dijo ______. Miró por la ventana, lanzó un suspiro y retiró su cabello de la cara. No me cansaba de mirar sus ojos. Eran demasiado perfectos para ser reales.
—¿Qué piensas?— quise saber. Ella me miró y sonrió débilmente.
—Tu primo me preguntó lo mismo el otro día.
—¿Y qué contestaste?— Me acerqué a ella. Tragó saliva y deduje que había estado hablando de mí con Taylor. Estaba nerviosa, no esperaba que le preguntara aquello. Me levanté echando mano a mi cartera. Necesitaba salir de allí cuanto antes para poder sentir de nuevo cómo ______ me tocaba; aunque solo fuera por la necesidad de no caerse de la moto. Pero contestó de la forma más imprevisible.
—Le dije que quería saber dónde estabas.— No titubeó, no estaba nerviosa, simplemente soltó la verdad y yo me quedé alucinado. Salimos de la cafetería cuando la lluvia arreciaba. Podíamos regresar a Roma sin problemas, pero empapados. Me quité la chaqueta y me acerqué hasta ______ por la espalda. Retiré sucabello, sin poder evitar acariciar su piel, y le coloqué la chaqueta acercándome todo lo que pude.
—¿Y qué pensabas ahí dentro?— le dije bajito. Ella cerró los ojos.
—Que si vuelves a marcharte, te mataré.— Enarcó las cejas provocativa y se alejó de mí. Para colmo, se giró y me miró por encima del hombro sonriente.
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 29th 2012, 13:49

IrennIsDreaMy escribió:
no seas mala conmigo jopeeee
ahora hasta qeu subas estare dale que te dale a la cabeza...
jopeee bueno aqui me espero
espero que disfrutes tu dia de chicas


jejej... si soy mala.... bueno chicas.. desde ahora empieza el romance... quiero decir... desde ahora habran capitulos romanticos... ^^

Espero te guste la nove Irene, porque prepare una sorpresa al final de la nove.. ^^

Y si, pase un buen dia... ahora son las 10:00 p,m y estoy en mi casa... ^^ bye y gracias..
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 29th 2012, 13:50

PinguinitaJonas escribió:
O.O eso no se hace!! La cortaste en la mejor parte!!! D:
Siguela pronto plissssss!!
Nueva lectora (:

Welcome

Gracias por comentar Pingui...^^ Espero te guste la nove.. porque a mi me hizo llorar... ^^
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 30th 2012, 09:22

me encanto
es demasiado bonito yo quiero un Joe
se lo pedire a Santa (jajajajajaj ya quiesiera)
y me encantan las sorpresas
pero mas me encanta la nove
Siguelaa
Volver arriba Ir abajo
andreita-593
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 873
Edad : 23
Localización : Con Joe<3
Fecha de inscripción : 24/06/2011

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 30th 2012, 21:39

Perdon por no comentar tanto como antes, es que estoy presentando parciales
en la universidad Sad ME ENCANTAAAAAAAAAAAAAA JOEEEEEEEE!

P.D: me encanta! síguela
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 30th 2012, 22:45

CAPÍTULO 20


Narra ______

Abracé con fuerza su cintura como si así pudiera alargar los minutos que me quedaban para estar con él. Ya entrábamos por mi calle. Joe respondió a aquella caricia con un escalofrío. Seguramente, si no hubiese estado conduciendo, habría respondido a aquel gesto. Se detuvo frente a la verja de mi casa y resopló mientras nos quitábamos los cascos.

—¿Te veré… mañana… en el instituto? — pregunté dudosa.
—Claro… —sonrió. Enseguida se puso serio y me contempló fijamente, con intensidad. Yo le respondí de la misma forma, pero no pude evitar levantar la mano y acariciar su cabello. Estaba mojado, como nuestros cuerpos. Me gustó la sensación.Cogió mi mano y me arrastró hasta su pecho. Me abrazó con fuerza.
—Espero que ahora no fantasees conmigo por esto— bromeó sin dejar deabrazarme.
—Imbécil.
—Yo también te quiero.
—Hasta mañana.— Asentí antes de darme la vuelta. Me alejé sonriente. Su sonrisa fue lo último que vi antes de atravesar la verja y entrar en el jardín. El sonido de su moto se alejó por la calle y yo me apoyé en la puerta deseando que las horas pasaran rápidas para volver a verle. Me dirigía a mi habitación cuando mi madre surgió de la nada y me agarró del brazo con fuerza. Al darme la vuelta, recibí una bofetada. Instintivamente, la empujé.

—Pero ¿qué coño te pasa?— grité llevándome la mano a la mejilla.
—Si vuelvo a verte con ese Jonas, juro que yo misma me encargaré de encerrarte.— ¡¿Qué?! Pero ¿estaba loca? ¿Qué le ocurría? No había hecho nada.
—¿Por qué me dices eso?
—Tu deber es estar con Valentino, no con Joseph.
—¡Solo somos amigos!— exclamé antes de recibir otra bofetada. Esta vez tropecé con el escalón y caí al suelo.
—Quedas advertida. No te liarás con un Jonas.
—¿Y qué te importa si estoy o no liada con él?
—¡Tu novio es Valentino, te debes a él!
—¡Por Dios, deja de decir tonterías! Yo no me debo a nadie, no pienso salir con él.— Volvió a cogerme del brazo y se acercó a mí. Me sentí mareada, aún no estaba recuperada de la caída por el acantilado y tanto ajetreo me había trastocado. Mi madre bajó la voz, pero hizo que sus palabras las oyera claras.
—Te lo advierto, Kathia. Si te vuelvo a ver cerca de Joseph me encargaré de que tengas problemas.— Fruncí el ceño. No comprendía el porqué de su arrebato. ¿A qué venía todo aquello? ¿Por qué se ofuscaba de aquella forma? ¿Y desde cuando empezo a llamarme por mi primer nombre?
—¿Qué pasa, mamá?— Decidí plantarle cara— ¿No lograste conquistar aningún Jonas y te enciende que lo consiga yo?— Roja por la rabia, me empujó. Se alejó de mí sin dejar de mirarme. Había dado en el clavo.
—Estás advertida. Confío en no tener que volver a decírtelo, Kathia.

Desapareció dejándome atónita. ¿Tendría algo que ver la conversación que escuché en el cumpleaños de Adriano con lo que acababa de ocurrir? ¿Por qué se empeñaba en que me ennoviara con Valentino? Aquí pasaba algo raro y tenía que descubrirlo. Pero no dejaría de ver a Joe.

Narra Joe

Estaba sentado en la terraza de mi habitación cuando la puerta se abrió derepente y entró Taylor gritando mi nombre teatralmente. Le miré desde la terraza y sonreí al ver los alardes histéricos que siempre utilizaba para hacerme reír. Se asomó a la puerta y puso los brazos en jarras imitando a Luca.

—Querido, sí que te ha dado fuerte. Hasta madrugas y todo— bromeó saliendo a la terraza— Y ya estás vestido, ¡impresionante! Me dio unas palmadas en la espalda.
—Estate quieto, Taylor. No me pasa nada, es solo que no podía dormir.— Tomó asiento mientras enarcaba una ceja. Sabía que podía deducir que ______ tenía la culpa de mi falta de sueño.
—Ya, claro.— Se encendió un cigarro y le dio varias caladas antes de pasármelo— ¿Dónde estuvisteis?
—Bueno, estuvimos hablando y… la invité a desayunar. Después la llevé a su casa.
—¿La invitaste a desayunar?— preguntó alucinado. Él sabía que jamás había hecho eso antes, pero con ______ todo era por primera vez.
—Así es— contesté esquivando su mirada.
—¿Y no pasó nada? ¿Ni siquiera un beso? ¿Hubo tocamientos?— Siempre quería que le hiciera un resumen exhaustivo de lo que sucedía en mis citas.
—Tío, ¿qué dices?— Le pasé el cigarro antes de encoger mi pierna y apoyarme en ella.
—Es solo que se me hace extraño que no hayas tenido nada con ella. Que sencillamente la llevaras a casa y ya está. Admítelo, Joe, nunca has hecho algo que se le parezca. Ni siquiera dejas que se monten en tu moto.— Era cierto. La gran mayoría de veces (por no decir todas), las chicas acababan en mi cama sin más preámbulos. Nada de cenitas, ni despedidas a medianoche en la puerta de su casa, ni de besitos al día siguiente. En general, nada que comprometiera.
—No haré nada hasta que me lo pida— confesé— No quiero cagarla de nuevo.
—¡Oh, joder! ¡Estás enamorado, tío! ¡Qué fuerte, macho!— exclamó Tay tan alucinado como yo de que aquellas palabras estuvieran ligadas a mí.

«Maldición, lo sabía. Sabía que esa niña terminaría volviéndome loco.»Taylor comenzó a dar vueltas de un lado para el otro, como si estuviera trazando un plan. Le noté nervioso, tenso.

—Vale, tranquilicémonos.— Le miré divertido. Él era quien debía calmarse, no yo
—¿______ lo sabe?—preguntó parándose de golpe.
—¡No jodas!— clamé incrédulo. Me levanté. Comenzaba a hacerse tarde y debíamos bajar a desayunar— ¿Cómo quieres que lo sepa? Si se lo digo se volverá más insoportable y creída.
—Todavía estás con lo mismo, ¿eh?— Sacudió la cabeza siguiéndome.
—Es una estúpida insufrible.— Entré en la habitación y cogí la chaqueta del uniforme.
—Lo que tú digas, pero te has enamorado de la estúpida insufrible y eso es lo más alucinante de todo. ¿Quién iba a decirlo?
—¿Por qué no paras un rato, anda? Comienzas a cansarme.
—¿Sabes? Creo que ya sé por qué te gusta ______.— Se colocó en la puerta para que no pasara y tuviera que escuchar la gilipollez que iba a soltar.
—¿Por qué?—Fruncí los labios.
—Porque es igual que tú.— Sabía que tenía razón. En cierto modo, ______ y yo no éramos tan diferentes. Solo que ella no sabía nada de nuestro mundo. ¿Cómo se lo tomaría. ¿Qué pensaría de mí si descubriera que formaba parte de la mafia? ¿Que nuestras familias dominaban Roma porque eran mafiosos? ¿Que asesinábamos a gente para conseguir nuestros propósitos? Y lo peor de todo, que yo no vacilaba en hacerlo. Tragué saliva al pensarlo y Taylor descubrió lo que vagaba por mi cabeza. Me colocó la mano en el hombro y buscó mi mirada.

—Tranquilo, podemos evitar que lo descubra— dijo casi en un murmullo.— Pertenece a nuestro mundo tanto como nosotros. Es solo cuestión de tiempo que lo averigüe.— Pensé en Valentino. Presentía que tras su obsesión por ______ había algo más que la simple atracción. No sabía cuál era el plan, pero lo descubriría, y después lo evitaría.
—Te recuerdo que su padre es Angelo Carusso… — Por encima del hombro de Taylor, vi los ojos verdes de mi madre.

Mi abuela me decía que tenía la misma mirada que mi madre, pero que la intriga la había heredado de mi padre. Sonreí al ver que mi madre observaba el cigarrillo de Taylor.

—¡Taylor!— exclamó poniendo los brazos en jarras. Del sobresalto, a mi primo se le cayó el cigarro al suelo y lo pisó. Enseguida se puso detrás de mí.
—¡Tía Denisse…! Estás especialmente guapa esta mañana— la intentó adular mientras mi madre fruncía los labios. Mi primo solía utilizar su encanto para calmar a su tía. Pero ella tenía carácter Miller y no se dejaba influenciar. Ni siquiera por mi padre. Ella era la que mandaba en casa.
—Taylor, sabes que no me gusta que fumes en las habitaciones… —
empezó adecir antes de sentir cómo Taylor la abrazaba por la cintura. Retoqué bien mi corbata y alcé el cuello de mi camisa riéndome de la conversación que mantenían mi madre y mi primo.
—Lo siento, llevas toda la razón. Si yo fuera tú, me daría de hostias, ¿sabes?
—No creas que no lo he pensado.— Taylor sonrió con tensión y yo solté una carcajada en cuanto mi madre se marchó.
—Venga ya, Tay.— Le cogí del cuello— Cambia esa cara, anda— Dije saliendo de la habitación y colgándome la cartera al hombro.

Llegué al garaje y miré el faro de mi Bugatti. Mi padre me había dicho que ya estaba listo, y es que lo mejor de ser un Jonas era que conseguíamos las cosas sin necesidad de esperar.
—Si piensas ir en coche, voy contigo— me dijo Taylor acercándose a la puerta del copiloto.
—Lo imaginaba— asentí. Taylor adoraba aquel coche y utilizaba cualquier excusa para montarse conmigo. Aunque su Audi R8 no estaba nada mal. Tomó asiento antes de que pudiera darme cuenta. Le seguí y me coloqué el cinturón. Taylor me contempló extrañado.
—¿Qué?— pregunté arrancando el motor. Aquel suave y agresivo sonido me inundó de placer. Recordé las piernas de ______ sobre mi capó.
—¿Desde cuándo te pones el cinturón?— Hizo lo mismo.
—Desde que voy a poner esta preciosidad a más de doscientos, Taylor.
—Joder…— Se deslizó en el asiento de piel blanco. No era la primera vez que lo hacía. No llevaba mucho tiempo con el carné, pero llevaba años conduciendo y tenía mucha maestría— De acuerdo. Te apuesto quinientos euros a que no llegas al San Angelo en cinco minutos— me retó.
—¿Cinco minutos?— Fruncí los labios. Estiré la tela del pantalón acomodándome en el asiento. Hice crujir los dedos.
—Sí, con tráfico incluido.
—Lo haré en tres— dije bravucón.
—Macho, si lo haces en tres te daré ochocientos.— No me creía capaz.
—¿Los tienes aquí?
—Tengo para pagar la apuesta dos veces, ¿y tú?
—Que sean mil.—Apreté el acelerador y salí del garaje antes de que la puerta terminara de abrirse. Derrapé en cuanto llegué a la curva de la avenida.
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 30th 2012, 22:46

andreita-593 escribió:
Perdon por no comentar tanto como antes, es que estoy presentando parciales
en la universidad Sad ME ENCANTAAAAAAAAAAAAAA JOEEEEEEEE!

P.D: me encanta! síguela

no te preocupes... Wink

Gracias por comentar.. la intencion es la que cuenta.. no^ Smile bye....
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 31st 2012, 06:45

siguelaa pobre Rayis su madre es horrible
siguelaaaa
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 31st 2012, 11:08

CAPÍTULO 21

Narra Joe

Tres minutos. Me quité el cinturón de seguridad y extendí la mano.

—Vamos, sé que llevas calderilla en el bolsillo, primito.— Sonreí mientras lo veía coger su cartera y sacar dos billetes rosados de quinientos. Aún tenía tres más dentro de aquel cuero negro de Armani.
—¿Cómo cojones lo haces?— refunfuñó entregándome el dinero. Aquellos papeles nos daban igual, pero a Taylor le jodía perder una apuesta conmigo. Aún no comprendía por qué continuaba retándome; siempre perdía.
—Solo una palabra: arte, chaval— dije a punto de salir del coche.

Entonces, sus piernas eclipsaron mi entorno. La maldita falda del uniforme despertó todas mis fantasías. La habría cogido de la cintura y arrastrado hasta el capó de mi coche. La hubiese tumbado en él y le habría hecho el amor lenta y sensualmente, para que pudiera apreciar cada rincón de mi cuerpo. «Sigues divagando, Joe. Estás como una cabra.» ______ sonrió y continuó caminando de aquella forma que me ponía tan enfermo. Parecía saber lo que se me pasaba por la cabeza cuando se movía así y me incitara. Era tan condenadamente provocativa que mirarla se convertía en una tortura. Me humedecí los labios y le respondí con un gesto pícaro. Abrí la puerta y salí lentamente sabiendo que ella no dejaba de mirar. Me coloqué bien la chaqueta. Nadie se estaba dando cuenta de nuestro juego atrevido, lo que me excitaba aún más.

Narra ______

Entré en clase y cuando tomé asiento Daniela se abalanzó sobre mí.

—Dime que te fue tan bien como a mí— dijo exaltada mientras entraba Joe hablando con Taylor.
—Bueno, depende de qué hicieras tú con Alex.— Reímos. Joe se agachó y besó a Daniela escandalosamente. Ella se aferró a su cuello sin alzarse de la silla y comenzó a reír.
—¡Me haces cosquillas!
—Seguro que no tantas como las que te hizo Alex— bromeó Taylor tirando de un mechón de mi cabello a modo de saludo. Le miré fingiendo malestar. Joe aún no me había saludado; solo me miraba juguetón.
—¡será…! ¿Qué os ha contado? —
Daniela se sonrojó.
—Nada, te has delatado tú sola.— Ambos se echaron a reír guiñándose un ojo.
—¿Qué tal el fin de semana, Carusso?— Por fin Joe se dirigía a mí, aunque sin mirarme.
—No tan bien como esperaba, Jonas— dije sin volverme. Taylor y Dani cruzaron una mirada risueña. Me giré y le miré fijamente— ¿Y a ti, qué tal te ha ido?— Se apoyó en su mesa y se acercó a mí.
—Podría haber ido mejor.— Me guiñó un ojo.

Salí del San Angelo con la cabeza hecha un bombo. Daniela y Luca no habían dejado de hablar de la fiesta, y me habían contado lo sucedido con sus respectivas parejas (Alex y Eric) más de diez veces. Todas y cada una de ellas me reí. La que no parecía divertirse era Erika. Me acerqué a ella.

—Erika, ¿podemos hablar?— Nuestra relación iba de mal en peor, pero deseaba solucionarlo. Quería demasiado a Erika.
—No, tengo prisa. Mi padre quiere que nos vayamos unas semanas a Turquía. Dice que así podré conocer mejor a su novia. Están pensando en casarse— explicó,mostrando un comportamiento muy raro en ella.
—¿Te vas? ¿A mitad de curso?
—Solo serán unas semanas.
—Pero…
—Lo siento, Kathia, ya hablaremos cuando vuelva, ¿ok?— Me dejó con la palabra en la boca. Se iba y ni siquiera se había despedido de mí. No quería hablar nunca conmigo y no me explicaba el motivo. Teníamos que solucionarlo, llevábamos juntas toda la vida y ver cómo nos estábamos separando me entristecía profundamente. Sentí que alguien me cogía de la mano. Aquel tacto era inconfundible. Joe.

—¿Estás bien?— me preguntó.
—Erika no quiere hablar conmigo.— Le miré— Por más que lo intento, no lo entiendo. No sé qué le he hecho. Se va unas semanas a Turquía con su padre y nisiquiera ha tenido el valor de despedirse como Dios manda.— Sentía un nudo en lagarganta— Pero ¿qué importa?— Se me escapó un gemido, pero reprimí las lágrimas. Joe me escuchaba respetuoso— Todo esto da asco. Ojalá no hubiera vuelto, todo me está saliendo mal y ahora pierdo a mi mejor amiga.— Quise irme, pero Joe lo impidió cogiéndome del brazo.
—No digas eso.— Su tono era brusco y dulce a la vez— No vuelvas a repetirlo, te lo advierto. Si estás perdiendo a tu mejor amiga, puede que sea porque no es tan buena.— Me quedé inmóvil, observándole. Había dicho las palabras justas para aclarar mi mente. Joe llevaba razón. Puede que no fuese tan buena amiga; Daniela me había demostrado más cariño en tres semanas que ella en catorce años. Estaba ensimismada en los ojos de Joe, cuando vi una mancha verde detrás de él. Valentino venía a recogerme. Mi madre ya le había puesto al tanto de mi amistad con Joe y no le había hecho ninguna gracia. Ya me había advertido que no me acercara a él, y le estaba desobedeciendo.—Ven conmigo… —
me dijo Joe acariciando mis dedos. Se me hizo un nudo en el estómago. Si Valentino no hubiera aparecido, me habría ido con él sin dudarlo un segundo. Suspiré y le miré anhelante. Joe no sehabía dado cuenta de la presencia de Valentino.
—¿Dónde?— No era la respuesta que quería darle (debería haberle dicho que no podía), pero mis labios no obedecían a mi cabeza. Joe se encogió de hombros.
—A cualquier parte.— «A cualquier parte», repitió mi alma. Retiré mi mano y comencé a caminar.
—No puedo— dije muy bajito— Nos vemos mañana.

Se quedó extrañado. Me alejé rogando que no pensara que no me iba con él porque no me fiaba, ¡nada más lejos de mi mente! Solo quería evitar un enfrentamiento. Joe vio entonces a Valentino y pude apreciar la tensión de su rostro cuando me subí al coche.

—¿Dónde estabas?— preguntó a modo de saludo, a la vez que arrancaba elcoche. Estaba malhumorado y tenía unas ganas de pelea enormes, pero no le concedería el placer de discutir; estaba demasiado absorta pensando en Joe.
—Me entretuve recogiendo mis cosas.
—Ya, claro.— El resto del trayecto estuvimos en silencio.

Valentino resoplaba de vez encuando o apretaba el volante con fuerza. Se saltó varios semáforos y casi atropella a una anciana cuando entró en mi calle. Me despedí de él, pero no sirvió de nada porque vino detrás de mí. Seguramente se quedaría a comer. Giancarlo nos abrió la puerta y enseguida desapareció. Valentino así se lo habría indicado con antelación. Quise irme a mi habitación, pero lo impidió cerrándome el paso. Me miró tranquilamente, meditando qué hacer, hasta que me soltó un bofetón. Abrí los ojos de par en par, aturdida.

—Te dejarán en el colegio y yo te recogeré. Por la tarde estarás en casa y los fines de semana olvídate de salir. Solo lo harás conmigo o con algún familiar— sentenció. Hablaba de mi condena como si fuera la lista de la compra.
—¿A qué se debe esto?— Di un paso al frente, recuperándome de mi desconcierto. Me daba igual que me volviera a pegar.
—A que no sabes estarte quietecita. Se te advirtió que no te acercaras a Joseph y sigues en tus trece. ¿Crees que no te he visto? No dejaré que seas una de sus furcias.— Ahora era yo quien empezó a pegar manotazos.
—Nadie me da órdenes y menos un gusano asqueroso como tú. Déjame a mi decidir si quiero o no ser su furcia.

Me largué de allí dejándole confundido. No comprendía por qué se habían propuesto amargarme la vida. Algún motivo había, pero ¿cuál?, ¿qué estaba ocurriendo que yo no supiera?
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 31st 2012, 11:09

COMO SIEMPRE TAN FIEL IRENE!!!! ^^

GRACIAS POR COMENTAR
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 31st 2012, 11:30

PASEN POR MIS NOVES



El amor de mi vida



Why be afraid to make an honest mistake
If you acknowledge the pain
And you wanna change, you can get through anything


Together - Demi Lovato


La mas admirada
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 31st 2012, 11:46

me encanta
sabes que....
quiero seguir leyendo por fii anda por fita
Volver arriba Ir abajo
DrawyoursmileJB
Forista!


Cantidad de envíos : 143
Fecha de inscripción : 29/06/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 31st 2012, 13:18

Jurooo que odioo a Valentino,
siempre se mete en medioo,
YJoe estan mono en esta novel!
Siguela♥
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 31st 2012, 15:12

Weennn!!!!!
MIL PERDONES!!! en serio lamento taaanto no haberme pasado toooda esta semana
pero, me fui de viaje xD
y bueno no tenia internet y blah blah
pero ya volviii y ameee los capitulos!!!
q mierda les pasa a valentino y a la mama de rayita???
son enfermos o q???
y a erika uff esta celosa...por joe??? ... espero q no
en fin...quiero q Joe le diga a rayita q esta enamorado de ella y q ella le diga lo mismo
jajaja
y q se vallan lejos y vivan su amor en paz Very Happy

SIGUELA PRONTO PORFAAAA

PD: perdoname otra vez Sad
Volver arriba Ir abajo
PinguinitaJonas
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 306
Edad : 19
Localización : Con Joe en mi habitacion 1313 ;)
Fecha de inscripción : 11/07/2011

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 31st 2012, 22:08

Ufffffff! Me súper encanta esta novela!!
Perdón por no comentar antes ):
Siguela pronto!

Se te quiere (:
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 31st 2012, 22:40

CAPÍTULO 22 primera parte

Narra ______

Si pensaba que Valentino no cumpliría su palabra, estaba totalmente equivocada. Iba por el segundo día de mi condena y era una tortura china. Apenas podía hablar con Joe; apenas podía estar con mis amigos.
Dejaba que pasaran lo días esperando a… ¿qué? ¿Qué esperaba? Estaba claro que no me levantarían aquel castigo y Enrico no podía estar protegiéndome todo el tiempo porque tenía una comisaría que llevar y estaba hasta arriba de trabajo. Aun así,él era el único en casa que seguía apoyándome. Aquella noche me costó conciliar el sueño. Ni siquiera era la una de la madrugada, cuando ya me preparaba para pasar una larga noche en vela. Respiré hondo, me arropé y cerré los ojos intentando dormir. Pero en lugar de eso me vino a lamente un pensamiento: era jueves y se acercaba un terrorífico fin de semana. El sábado se inauguraba la galería de arte de mi hermana.
Eso suponía una mañana de compras con mi madre y las arpías de sus amigas, y una sesión de belleza de más de cuatro horas. El domingo iríamos a misa (por petición de mi madre, que quería limpiar su conciencia la muy hipócrita) y después iríamos a Latina, el pueblo donde vivía mi aburrida tía Mariella (hermana de mi madre) y su torpe (aunque forrado) marido Danilo Pirlo. Ellos eran los padres de Marcello, el amante de mi hermana. Vamos, un fin de semana tan exasperante que me entraban picores. De repente, el sonido de mi móvil me sobresaltó de tal manera que casi me caigo de la cama. Lo cogí como pude y vi en la pantalla un número que no conocía. Talvez era Erika, queriendo al fin hablar conmigo.

—¿Sí?— pregunté.
—La noche es fresca, pero agradable. Cielos despejados e insomnio preocupante.— La voz de Joe sonó jocosa y excitada. Contuve un pequeño grito de alegría y de nervios, y sonreí llevándome la mano al pecho para mantener el corazón en su sitio. Corría el riesgo de sufrir un infarto.
—¿Cómo sabes que tengo insomnio?
—Bueno, solo has tardado tres segundos en contestar.
—¿Cómo has conseguido mi número de teléfono?
—Daniela.
—Tendría que haberlo imaginado.
— ¿Cómo va el castigo?— Entonces se puso más serio.

Suspiré. Les había contado que no podía salir porque mis padres me habían castigado por enfrentarme a ellos. Joe sabía que mentía; en realidad, todo el grupo se dio cuenta de que mentía, a excepción de Eric y Luca que parecían estar abducidos.

—Lo sobrellevo.
—Mentirosa.
—Está bien… Estoy hecha una mierda, pero a ti qué más te da.— Entrecerré los ojos, nerviosa, a la espera de su réplica.
—Me importa, ¿sabes? Lo estoy pasando mal.— Sabía que estaba exagerando. Comenzaba a conocer la voz que ponía cuando su intención era bromear— ¿A quién voy a molestar ahora?
—Imbécil.
—¿Sí? Pues, adiós.— Colgó dejándome con la boca abierta. Solté un sonrisilla nerviosa, no podía creer que me hubiera colgado por llamarle imbécil

Ya debía de estar acostumbrado, no dejaba de decírselo.Tragué saliva y me atusé el cabello antes de que volviera a sonar el móvil. Era el mismo número. Lo cogí dispuesta a insultarle y a colgarle antes de que pudiera replicar. Pero no tuve oportunidad de hablar.

—¿Te escaparías?

¿Qué? ¡Escaparme con él! Vaya, sí que le había dado fuerte, y ni siquiera nos habíamos besado, es más, solo llevábamos un par de días hablando como personas civilizadas.

—¿Te vendrías conmigo ahora mismo?— dijo sacandome de mis pensamientos
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 31st 2012, 22:41

jeje... otra vez yo de mala... cortte el cap... queria dejarles con la intriga.. si comentan mucho, dejare la segunda parte y el cap 23...
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Julio 31st 2012, 22:46

Tatii Jonas escribió:
Weennn!!!!!
MIL PERDONES!!! en serio lamento taaanto no haberme pasado toooda esta semana
pero, me fui de viaje xD
y bueno no tenia internet y blah blah
pero ya volviii y ameee los capitulos!!!
q mierda les pasa a valentino y a la mama de rayita???
son enfermos o q???
y a erika uff esta celosa...por joe??? ... espero q no
en fin...quiero q Joe le diga a rayita q esta enamorado de ella y q ella le diga lo mismo
jajaja
y q se vallan lejos y vivan su amor en paz Very Happy

SIGUELA PRONTO PORFAAAA

PD: perdoname otra vez Sad

NO TE PREOCUPES TATTI!
ME ALEGRA DE QUE HAYAS VUELTO.. TE DIVERTISTE? ESPERO QUE SI.. ^^

PD: POR LO QUE YO ENTENDI... ERIKA SE PUSO CELOSA DE LA RAYIS CUANDO TAYLOR SE LE ACERCO LA PRIMERA VEZ... PERO ME SUPONGO QUE ESTA CELOSA, PORQUE JOE SE ENAMORO DE LA RAYIS, Y TAYLOR NO ESTA ENAMORADA DE ELLA... ME ENTENDISTE scratch CREO QUE TE TRAVE.. EL PUNTO ES QUE... ERIKA ES UNA jfiwhfgwj ... EN FIN... GRACIAS POR COMENTAR!
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Agosto 1st 2012, 10:09

AVISO!:

NO SE CUANDO LES BAJARE LA SEGUNDA PARTE.. YA QUE MANIANA ME VOY A UN PARQUE DE DIVERSIONES LLAMADO GARDALAND

NO SABEN CUANTO SONIE PARA QUE LLEGARA ESE DIa.. QUE ES MANIANA... EN FIN! BYE... COMENTEN! ^^
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Agosto 1st 2012, 10:21

a que te mato, por matarme del infarto....
como la dejas hay mala persona
jopee noo siguelaa por fi por fi por fi
venga por fi anda sii
por fiii
sube la 2da parte por fi Sad Sad Sad
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Agosto 1st 2012, 15:36

Wenn escribió:
Tatii Jonas escribió:
Weennn!!!!!
MIL PERDONES!!! en serio lamento taaanto no haberme pasado toooda esta semana
pero, me fui de viaje xD
y bueno no tenia internet y blah blah
pero ya volviii y ameee los capitulos!!!
q mierda les pasa a valentino y a la mama de rayita???
son enfermos o q???
y a erika uff esta celosa...por joe??? ... espero q no
en fin...quiero q Joe le diga a rayita q esta enamorado de ella y q ella le diga lo mismo
jajaja
y q se vallan lejos y vivan su amor en paz Very Happy

SIGUELA PRONTO PORFAAAA

PD: perdoname otra vez Sad

NO TE PREOCUPES TATTI!
ME ALEGRA DE QUE HAYAS VUELTO.. TE DIVERTISTE? ESPERO QUE SI.. ^^

PD: POR LO QUE YO ENTENDI... ERIKA SE PUSO CELOSA DE LA RAYIS CUANDO TAYLOR SE LE ACERCO LA PRIMERA VEZ... PERO ME SUPONGO QUE ESTA CELOSA, PORQUE JOE SE ENAMORO DE LA RAYIS, Y TAYLOR NO ESTA ENAMORADA DE ELLA... ME ENTENDISTE scratch CREO QUE TE TRAVE.. EL PUNTO ES QUE... ERIKA ES UNA jfiwhfgwj ... EN FIN... GRACIAS POR COMENTAR!

siii la pase genial en serio Very Happy
ahh ya sisi claro q entendi lo de erika y q pena q sea asi u.u...y solo por llamar la atencion q tonta!!!!
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Agosto 1st 2012, 15:37

Weeeeen te matareee Sad
como se te ocurre hacernos esoo de verdad no seas malita siguela porfaaaaaa
PORFAAAAAAAAAAA

PD: maratoooon Very Happy
Volver arriba Ir abajo
PinguinitaJonas
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 306
Edad : 19
Localización : Con Joe en mi habitacion 1313 ;)
Fecha de inscripción : 11/07/2011

MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Agosto 1st 2012, 16:43

Tu no hiciste eso, verdad??
Tu no dejaste el capítulo ahí... No.
Eres mala!!! Como se te ocurre!! D:
Siguela pronto pliiiiis!!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)   Hoy a las 14:54

Volver arriba Ir abajo
 
MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 7.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
 Temas similares
-
» MIRAME Y DISPARA - ADAPTADA (Joe&Tu)
» Leaving Paradise - Nick y Tu - (Adaptada)
» Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer
» Mirame Bien.
» VENGANZA FINAL ADAPTADA!!! (NICK Y TU) DE TODO UN POCO CAPITULO 15 EL FINAL pag 4 TERMINADA!!!!!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: