Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 7 ... 10, 11, 12, 13, 14  Siguiente
AutorMensaje
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 26th 2012, 16:56

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 26th 2012, 16:57

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 26th 2012, 16:57

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 26th 2012, 16:57

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 26th 2012, 16:57

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 26th 2012, 16:58

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 26th 2012, 16:58

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 26th 2012, 16:58

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 26th 2012, 16:58

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 26th 2012, 16:58

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 26th 2012, 16:59

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
MenizdeJonas
Novia De..


Cantidad de envíos : 632
Edad : 20
Localización : Aquí pasando el rato con el Nicho, el Jose y el Kevo ;) (Colombia)
Fecha de inscripción : 03/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 27th 2012, 18:38

affraid OH POR DIOS
no puedo creerlo, hace mucho no entraba a esta novela, no me llegaban las notificaciones (típico) y creí que ya no la querían leer más, pero me dije que debía seguirla porque tal vez en un futuro muy lejano alguien quiera leer esta novela y estaría incompleta así que decidí seguirla y entré aquí y vi todos los mensajes que me habían dejado, me sentí tan mal por haberlas dejado abandonadas que ahora la seguiré y les pondré maratón laargo de unos 10 capítulos.
solo espero que me perdonen y que la maratón compense todo el tiempo que las deje abandonadas





CAPITULO 16
(1/10)















- No sé – me respondió Nick sonriendo tiernamente – pero creo que así – dijo, y se acercó para darme un beso en el cachete - ¿Qué dices? ¿Así es?
- Hum… no estoy segura, creo que no se dan besos en el cachete precisamente – comenté aguantando unas carcajadas, estaba segura de que Nick hacía lo mismo.
// Nick //
No comprendía a ______. Se suponía que estábamos coqueteando, y no comprendía la razón de eso. Como fuera, o lo que sea que estuviese pasando, por más que quisiera, no lo dejaría llegar más lejos. Amo a ______ pero enamorarla y arruinar lo poco que con esfuerzo he ganado con ella no figura para nada en mis planes.
Su actitud me divertía, pero no me dejaría llevar. Si algún día llego a mantener una relación más alejada de una amistad, quiero que sea seria, porque mis sentimientos eran demasiado sinceros y verdaderos como para fingir que son cualquier cosa.
- Ya, debemos desayunar – me apresuré a decir antes de no resistir la tentación de acercar sus labios a los míos.
Ella me dedicó una sonrisa y me alegró el día por completo. Regresamos a la mesa, entonces nos encontramos con que el desayuno estaba ya listo, no era algo muy diferente, eran unos huevos con un pan tostado, tocino y una taza de té. No me disgustaba en lo absoluto.
Me sentía acosado, y lo digo yo que casi cada noche me encuentro bajo la mirada de diez mil adolescentes imaginándome sin ropa. ______ me miraba, muchas veces encontré sus ojos echándome un vistazo, y muchas otras ella me encontraba haciéndolo a mí. Entonces se sonrojaba y yo volvía a hacerme esas locas preguntas que no tendrían respuesta “¿Cuándo cambiamos y comenzamos a hacer esto?”, si las cosas seguían así, Inglaterra se convertiría en mi país favorito. Por otro lado, también sentía a Kate observándome y era muy extraño. Intentaba conversar conmigo y aunque era muy agradable, me sentía culpable viendo como ignoraba a su novio por charlar conmigo. Fue la hora más eterna de mi vida. Finalmente era hora de pagar.
- ¿Podemos pagar en dólares? – pregunté.
- No, no te molestes Nick, yo los traje, yo pago – intervino Drew.
- Para nada, yo pago – insistí.
- Cada quien paga lo suyo y listo – comentó ______.
- Ya sé, tú pagas lo tuyo y de tu novia, mientras yo pago lo mío y de ______ – ofrecí. Todos estuvimos de acuerdo y así fue. Después nos retiramos y volvimos a casa de Drew, vimos unas cuantas películas muy entretenidas, comimos pizza ¡Increíble, estando en Inglaterra decidimos comer pizza!, y no creo que hayamos tenido la cena, el tiempo se fue volando. Drew dejó a su novia en su casa y después nos dispusimos todos a dormir.
Al día siguiente despertamos, al menos yo lo hice, pues para cuando me di una ducha ______ apenas salía de la recámara temporal que tenía. Me acerqué a ella, iba a decirle algo, cualquier cosa, solo necesitaba escuchar su voz; pero su hermano la llamó, bueno, nos llamó.
- Quisiera hacerles una pregunta – dijo.
______ y yo nos miramos, y asentimos.
- ¿Por qué mamá llamó preguntando si tenía idea de donde estaban ustedes? – preguntó. Volteé a mirarla y sus ojos estaban muy abiertos, imaginé que buscaba una buena excusa que inventar.
- Ahm… pues… viene el día de las madres – la miré inexpresivo, con una cara de “¿Es enserio?”, pero no le importó. En su posición, seguramente hubiera dicho algo igual o más tonto – quería darle una linda sorpresa ¿Verdad Nick? – me dio un codazo.
- ¿Qué? – Capté entonces - ¡Ah sí! Aceptamos consejos.
- ¿Les dijiste que estamos aquí? – pidió saber.
- ¡Pues claro! Estaban muy preocupados, después de recibir la llamada de mamá, recibí una de un tal Joe. Te dejó un recado Nick… dijo que si habías olvidado el ensayo general con los… patrocinadores o algo así; que tu falta ocasionó que cancelaran su gira, el nuevo disco, y que tu hermano Kevin discutiera con su esposa, y después dijeron algo de que debías volver ya, pero a Nueva Jersey.
Me quedé perplejo. No sabía que decir, esto no tenía la apariencia de causar tantos problemas, era demasiado ficticio que todo eso hubiera pasado solo por querer acompañar a la mujer que amo para asegurarme de que estuviera bien.
- ¿No te confundes? – pregunté ahogando la decepción de mí mismo que comenzaba a crearse dentro de mi ser.
- No, eso me dijo. Sin omitir el regaño que te espera por parte de tu mamá. El castigo de tu papá. El pisotón de tu hermanito. Y también me pregunto por ti – se dirigió a ______ – y se mostraba preocupado.
- No me importa, él no me cae bien – respondió indiferente.
- No creo que lo mismo le pase a él contigo – comentó su hermano.
Eso me frustraba. Que se incluyera a Joe en conversaciones presentes a miles de kilómetros de distancia.
- Dices que Joe dijo que debo volver ya… - continué.
- Sí, ya – se rascó la cabeza. – Y tú ______… vuelves con mamá.
Mi amiga cerró los ojos y dejó salir un suspiro desde su pecho.
- Solo quería verte – susurró.
- Habían maneras – siguió él – No era necesario que hicieran esto. Pero gracias Nick, por haberla acompañado.
- No podía dejarla venir sola – murmuré.
- Se van mañana, me alegro de que por lo menos estarán juntos, ambos en Nueva Jersey. Y ______, tu volverás al colegio, nada de que mamá va a conseguir que te den un certificado sin hacer nada.
______ blanqueó los ojos.
- Yo me voy, estaré con mi novia, ehm… están en su casa, solo que no hagan lo que siempre hacen en su casa.
______ fingió una sonrisa y yo solo seguía incrédulo sobre la situación. Nos sentamos en el sofá y ambos teníamos la misma cara triste.
- No duró mucho – expresé, para romper el hielo.
- Lo siento Nick – descargó su culpa – de verdad perdón, lo último que quería era darte problemas, no era mi intención, ¡te lo juro! Jamás hubiera querido eso para ti, ni para tus hermanos, ni para nadie, perdón, perdón, perdón – dirigí mi mirada hacia ella y estaba cabizbaja, por lo que me tomé la libertad de tomar su mentón y obligarla a enfocar sus ojos en los míos. Si no hubiera estado tan decidido a hacerla sentir mejor, probablemente me hubiera perdido en ellos, pero tuve autocontrol.
- ______, esto no es tu culpa, creo que las cosas pasan por algo y si esto pasó, tuvo su razón de ser, créeme, a la última persona que culparía en este mundo sería a ti, en dado caso sería error mío, pero no me arrepiento, lo hice por ti y bueno, el desliz que cometí no es culpa tuya, es mía.
- Aww Nick – me miró enternecida y se acercó para darme un beso en el cachete y después dedicarme una de sus hermosas sonrisas. Las únicas que podían dejarme sin aliento y que eran la razón de mí respirar – Gracias por ser la única persona que está a mi lado siempre, no importa que pase, sé que puedo confiar y contar contigo.
Entonces, me atreví a abrazarla. Era algo que quería hacer, mi cuerpo me lo pedía, justifiquémoslo con que fue un impulso. Ella me correspondió y no pude sentirme más feliz.
- Todo estará bien ¿De acuerdo? – la tranquilicé. Ella me respondió moviendo la cabeza de arriba hacia abajo.
Dudo que a ella le pase lo mismo, pero al menos cuando yo estoy con ella… siento que todo está bien, como si pudiera llegar un ataque de ovnis, y mientras estuviera con ella, el mundo desaparecería frente a mis ojos y no me importaría.
// Joe //
La desaparición irrazonable de Nick nos trajo muchos problemas, no me cabe en la cabeza que se haya escapado junto a ______. Es un tonto, y lo que hizo fue aún más tonto. No se supone que un niño cuide de otro. Y eso era lo que ellos dos eran, un par de niños jugando a ser adultos.
Volver arriba Ir abajo
MenizdeJonas
Novia De..


Cantidad de envíos : 632
Edad : 20
Localización : Aquí pasando el rato con el Nicho, el Jose y el Kevo ;) (Colombia)
Fecha de inscripción : 03/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 27th 2012, 18:42






CAPITULO 17

(2/10)















No entendía que había hecho mal. La cita había sido perfecta, me aseguré de que se sintiera bien, la elogiaba cada cinco minutos, estuve al pendiente de sus necesidades, si quería algo más, si no quería algo… en serio no comprendía. Si Nick se había ido con ______, era porque ella se lo había pedido. Mi hermano no es tan inconsciente como para dejar todo de lado por una chica que llegó tan rápido a su vida y que, probablemente, así de rápido se vaya. No tenía sentido… no, de hecho si lo tenía. Nick se enamora siempre muy rápido, y es muy intenso. Pero no puedo quejarme, muchos hits nacieron en uno de sus momentos de corazón rotos.
// Nick //
- ¿Podrías darme tu número Nick? – preguntó Kate. Sentí la mirada confusa de su novio posada sobre mí, no podría decirle que sí, porque… no estaba listo para discutir con nadie, no tenía ganas.
- Disculpa, pero no puedo dar mi número a muchas personas… tu comprenderás- justifiqué.
- Oh – expresó en un susurro – está bien… Supongo que te veré en algún concierto – por su expresión estaba seguro de que pensaba en algo – espero verte – sonrió.
- Igualmente – le devolví la sonrisa y me acerqué para despedirme con un beso en la mejilla. ______ imitó mi gesto, mientras se despedía también de su hermano, era hora de irnos de nuevo. Bien dicen que lo bueno dura poco y así duró mi buena suerte, casi nada.
Fueron las horas más preciadas de mi vida, ya estando en el avión ______ y yo platicamos un poco, hicimos planes para vernos ya en Jersey, pero en un momento de silencio su cabeza cayó levemente recargada en mi hombro, fue el mejor sentimiento que había experimentado. Cada cosa, por más sencilla que fuera, hecha por ella… me parecía completamente adorable. Estaba seguro de que todo eso tenía un significado nulo para ella, aún más en estos momentos donde no estaba en sus cinco sentidos. Pero era lo que menor importancia tenía, ella estaba conmigo, y yo ya no podía vivir sin ella.
- ______ – moví un poco su cuerpo para traerla de vuelta al mundo – ______ – me acerqué a su oído susurrando para no espantarla – ella abrió sus ojos y dejó escapar un bostezo durante el tiempo en que yo ya me levantaba.
- ¿Cuánto dormí? – preguntó viendo alrededor como todos se bajaban, para después imitar sus acciones.
- Lo suficiente para no dormir durante el resto del día – respondí burlón, ella me respondió curveando sus labios regalándome una sonrisa. Bien, mi día estaba hecho.
Tomamos un taxi y nos dirigimos a casa, bueno… a mi casa, le había pedido que fuera y si gustaba yo mismo la llevaba a la suya cuando así lo decidiera. No se negó, ni siquiera lo pensó. Cuando dimos el primer paso dentro de mi hogar, no pasó un segundo cuando ya teníamos encima a todos despidiendo miradas amenazadoras. Gracias a Dios, no se puede asesinar de esa forma, si no probablemente estaríamos bajo tortura china o yo que sé.
- Hola – saludé fingiendo una gran sonrisa. ______ se escondió tras de mí.
- Bien Nick – dijo Joe con voz firme, se levantó de su silla y se dirigió hacia mí – Tú pequeña aventura, niño rebelde, nos trajo demasiados problemas… Primero… NOS QUEDAMOS SIN TOUR, Segundo: tu hermano y tu novia planean divorciarse, así que más te vale que compongas una canción que arregle eso, Tercero: El nuevo disco… ¡Adiós! Y claro, nos diste un buen susto… ¿Quién te crees que eres para irte así como si nada? Tienes deberes muchachito – finalmente tomó aire y siguió – Te fuiste y te llevaste a ______, eso fue lo más tonto que pudiste haber hecho. Ella no tiene nada que ver en tus asuntos.
- Yo no me llevé a ______, la acompañé – aclaré.
- Te fuiste – recalcó – y eso ya es un gran problema. No eres cualquier persona Nicholas.
- Pues lo que seas tú que me haga parecer poca cosa o lo que sea que te haga creer que no tengo derecho a hacer con mi vida lo que se me plazca… no te convierte en la persona indicada para decirme esto, prefiero escucharlo de mamá, de papá, tal vez de Kevin ¿Pero de ti? – Cuestioné con ironía – Claro Joe, claro.
- Yo no fui quien dejó todo tirado para correr detrás de una mujer que ni siquiera me ama – gritó. Esta vez me sacó de mis casillas. Me moví repentinamente hacia adelante y estuve a punto de darle un golpe… lo hubiera hecho de no ser por Kevin que se puso en medio de los dos.
- Kevin, lo siento, yo voy a hablar con Dani y le diré que lo que haya pasado es mi culpa – aseguré – pero quítate, le voy a dar a Joe lo que se merece – advertí guardándome cada mala palabra por respeto a los presentes formando parte de la escena.
- No Nick, no harás eso, Joe se va a calmar y tú también.
- Kevin – su melodiosa voz pronunció el nombre de mi hermano de forma arrepentida – discúlpame – aunque no vi el rostro de ______, supuse que al escuchar las palabras que siguieron por parte de mi hermano esbozó una sonrisa… o lo intentó.
- ______, esto no es culpa tuya, pero gracias.
- ¡Por Dios ______! – Exclamó Joe – deja de fingir que lamentas todo lo que causas, deja de darle falsas esperanzas a Nick, si no puedes quererlo como él te quiere solo díselo y ya. Lo traes como perrito con correa…
- Tú no te metas – contestó furiosa ______, su tono de voz lo decía todo – no sabes lo que dices, ni siquiera me conoces, no te atrevas a sacar conclusiones que no te incumben.
- No te conozco, pero conozco a muchas mujeres, y se cómo miran a una persona cuando están enamoradas – siguió Joe.
- Lástima que todas esas mujeres se enamoran de cualquier cosa – y explotó la bomba.
- ¡Ya basta! Tu coraje, sácalo conmigo “hermano”, no con ella – antes de seguir mamá me interrumpió, molesta, furiosa… o lo que le seguía.
- ¡YA! CALLENSE LOS DOS, SON HERMANOS Y BAJO ESTA CASA SE VAN A RESPETAR, NO TIENEN PORQUE ESPANTAR A FRANKIE. – se interpuso entre él y yo moviendo a Kevin de ahí. En ese momento me di cuenta de que Frankie estaba asustado, con sus ojos cristalinos y llorosos, sin despegar su mano de la de papá, sujetándola con fuerza – Tú – señaló a Joe – no tienes por qué hablarle así a una mujer, y tú – su dedo me apuntaba a mí… y sus ojos ni se diga – aunque te duela Joe es mayor que tú y tienes que respetarlo, al menos, mientras estés en mi casa – concluyó.
- Si ese es el problema – dije – mañana mismo agarro mis cosas y me voy - ¿Por qué dije eso? Nunca digas cosas estando molesto, ni promesas estando feliz.
Mamá fundió su mirada en mí, su rostro estaba triste… y era por mí.
- Esperaba que el día que te fueras… tuviera otra razón – susurró.
- No es necesario – escuché decir a Joe – podemos arreglar esto – dijo.
- Sí mamá - la tranquilicé.

- Nick… por favor, no te pelees con Joseph por cosas así de tontas, nada de lo que dijo es verdad – me reconfortó.
- No es lo que dijo ahí lo que me molesta – confesé – si no su actitud de “Yo soy el rey del mundo, sin mí, el universo no gira” – blanqueé los ojos – No lo tolero.
- Eres mucho más valioso de lo que Joe te hace creer – dijo.
- Gracias – sonreí - ¿Puedes traerme una pastilla? – Pregunté apenado, me dolía mucho la cabeza y eso no era bueno – Solo dile a mamá que creo que… ella sabe – no di muchos detalles.
- Claro, ya vengo – su silueta desapareció frente a mis ojos.
// ______ //
Busqué a Denise pero no la encontré, entonces no me quedó de otra que buscar en los cuartos a alguien que pudiera ayudarme, en el primero estaba Denise… pero estaba dormida y no quise despertarla, en uno al lado estaba Frankie jugando video juegos, no quise interrumpirlo, en el siguiente estaba el papá de los chicos, Paul, leyendo, no me atreví a distraerlo, después estaba Kevin tocando guitarra armoniosamente, no me atreví a hablarle y en el último estaba Joseph haciendo nada.
- Ehm… Joseph, las pastillas de Nick… ¿Dónde están? – pareció que lo saqué de sus pensamientos porque sacudió la cabeza y luego me atendió.
- Ven, creo que tengo unas por aquí – respondió, me daba miedo entrar, pero Nick las necesitaba, entonces me adentré.
- Las necesita, ¿Podrías dármelas? – pregunté.
- Sí, aguarda – se dirigió a la puerta y como una tonta observé cada movimiento, hasta el momento en que la cerró.
- Creo que mejor le preguntaré a tu mamá – me dirigí a la entrada de su recámara, iba a abrir la puerta pero no pude hacerlo, entonces volteé para pedirle a Joseph abriera, pero me llevé un gran asombro cuando me percaté de que sus manos estaban, en forma de puño, pegadas a la puerta acorralándome de tal forma que la única forma de salir era golpeándolo. No dudaría en hacerlo si fuera necesario.
- Mejor quédate conmigo un rato – dio una media sonrisa.
- No – posé mis manos en su pecho e intenté moverlo, pero fue en vano.
Hubo un silencio incómodo, su mirada estaba fija en mí y eso no me gustaba.
- Esto no es agradable – comenté.
- ¿Qué no es agradable? – dudó.
- La forma en que me miras, solo quítate – quise moverlo nuevamente. Y fallé.
- Nunca nadie se había quejado de eso, todos coinciden en que tengo unos hermosos ojos – se mimó.
- No dije que no lo fueran – aclaré – solo dije que me incomodaba.
- Entonces estás de acuerdo en que tengo unos bonitos ojos – formó una “o” con sus labios. Tornando su cara encantadora.
Tomé aire y lo dejé salir.
- Si Joseph, tienes unos bonitos ojos, ahora con tu permiso – intenté abrirme paso – Nick necesita sus pastillas.
- No morirá sin ellas – afirmó – pero tal vez yo muera si te dejo ir.
Volver arriba Ir abajo
MenizdeJonas
Novia De..


Cantidad de envíos : 632
Edad : 20
Localización : Aquí pasando el rato con el Nicho, el Jose y el Kevo ;) (Colombia)
Fecha de inscripción : 03/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 27th 2012, 18:43





CAPITULO 18

(3/10)
















- Basta de bromas Joseph – pedí.
- Nadie aquí está bromeando – garantizó mi compañero de… ¿habitación?
- De verdad… ya – exigí perdiendo la poca paciencia que poseía en estos momentos.
- Déjame intentar algo – susurró Joseph acercándose un poco más a mí de lo que ya estaba. Veía venir lo siguiente, y aunque no deseaba que pasara, mi cuerpo no me permitía detenerlo. Era algo muy confuso, Joseph me atraía, tanto como sus actitudes me obligaban a odiarlo. Era como una balanza que por matemáticas, en esta situación tendería a mantenerse equilibrada, pero que, por motivos de Cupido decidía inclinarse hacia la palabra atracción. Su rostro lucía una tenue sonrisa que fue desvaneciéndose hasta unirse con mis labios, que junto a los suyos, se divertían en los del otro. Tenían un sabor dulce, pero… simplemente era un sabor a Joseph. Un sabor adictivo, suave, que combinado al compás con que hacía mis labios suyos, le daban el toque perfecto al momento.
En ese instante, la voz de Nick se reprodujo en mi cabeza… “La razón por la que Joe prefirió alejarse de ti, es porque volvió con Ashley”. Joseph tenía novia, y no era correcto lo que estaba pasando, me hacía quedar como la cualquiera que había aclarado, no era. Él se separó de mí, necesitaba respirar y yo también, pero enseguida intentó volver su boca a la mía mientras rodeaba mi cintura con sus moldeados músculos. Moví mi rostro y lo encaré molesta.
No hubo necesidad de hablar, pudo interpretar mi reacción.
- Dame las miserables llaves o abre tú ya – mascullé.
Sin decir más, abrió la puerta y salí de ahí indignada y ofendida. Recordé a lo que iba y regresé apenada.
- Las pastillas – dije moviendo mi pie como un tic nervioso.
- En el cajón del mueble al lado del refrigerador.
Las recogí y se las entregué a Nick, junto a un vaso de agua. La culpa me estaba matando, y los nervios colaboraban en tal acción. Cuando llegué vi a Nick acomodarse en la cama, imagino que estaba cambiando de posición o algo así.
- Tardaste mucho – rió levemente.
- ¿Sí? – Fingí no darme cuenta – es que tu casa es muy grande – justifiqué sin mirarlo.
- Algo te ocurre – pronunció sereno, con una mirada comprensiva en esos hermosos ojos café. Miré al piso al no sentirme capaz de observarlo por vergüenza, pero sin esperarlo, su mano me obligó a volver a enfocarme en sus ojos y en nada más. Me dio tanta pena mirarlo, parecía que el arrepentido era él, como si estuviera haciendo algo mal, a pesar de que la tonta que no lo valoraba era yo, siempre comportándome como una idiota.
- Solo… perdóname Nick, siempre me estoy disculpando ¿Lo has notado? – intenté sonreír pero terminé gesticulando una mueca mediocre.
- Sí, pero no hay algo de lo que debas arrepentirte, si por un solo segundo eso te hizo feliz.
- Pero un segundo después supe que ese algo te hacía infeliz y si tú no eres feliz, yo no puedo serlo.
- No comprendo – expresó.
- Ni tienes que hacerlo… solo, tomate tus pastillas – me obedeció y así lo hizo.
Esperé a que se sintiera mejor, y me dejó en casa, como era de esperarse mamá no estaba, así que solo me recosté y caí profundamente dormida. No desperté hasta el próximo día.
// Joe //
Besé a ______ y ¡Dios! Fue genial. Por primera vez en un tiempo considerable mi estómago se llenó de las conocidas mariposas, y no cambiaría eso por nada. Su conducta, su porte de “no me importa nada”, su forma de tratarme… esa chica se estaba ganando un lugar en mí sin quererlo. Y de la misma manera, sabía que yo no pasaba tan desapercibido para ella. Su beso me lo dijo todo, pudimos haberlo disfrutado más si no se hubiera acobardado tan pronto, pero no sería nuestro último beso y de eso estaba seguro.
Ya había dejado pasar mucho tiempo y sin contar que había cometido también muchas faltas que me desacreditaban de ser un buen partido para ella, Nick llevaba ventaja. Ahora sí, mi plan comenzaría: conquistaría a ______.

Me dispuse a ir a su casa, con las mejores intenciones y ganas. La verdad no recordaba donde vivía, no la dirección exacta, pero sí los alrededores. Estando ahí nada me salió bien, nada me parecía familiar… excepto mi hermano. Estacioné la camioneta y lo seguí hasta verlo detenerse en una casa, efectivamente, era de ______. De repente se volteó, y tuve la suerte de lograr esconderme tras un árbol. Debía distraerlo para hablar yo con ______, y no el.
Entonces un niño de algunos 8 años iba pasando por la calle en una bicicleta, no pensé dos veces y lo detuve, el pequeño se asustó pero le aclaré que no tenía malas intenciones. Le ofrecí un par de dólares para que entretuviera a Nick y así yo pudiera tomar ventaja.
- ¡AAAAAAAAAAAA! – gritó el niño, tirándose de su transporte biciclo.
Nick lo miró inmediatamente y se cruzó hacia la calle. Mientras lo atendía corrí a la casa de ______ y toqué el timbre, no tardó mucho en abrir una muchacha y permitirme pasar.
- ¿Está ______? – pregunté curioso y ansioso.
- Claro, pase – me ofreció y acepté - está en su habitación – siguió – permítame llamarla para que….
- Está bien yo… puedo ir– la interrumpí.
- De acuerdo – se retiró y subí a su habitación, ya sabía cuál era. Toqué pero no me respondió así que me di la libertad de pasar sin su completo permiso. La encontré leyendo un libro, que al notar mi presencia, tiró al suelo.
- ¿Tan feo estoy? – bromeé.
- Sí – me contestó secamente.
- Quería que habláramos de lo de ayer – no, no lo quería. Prefería solo repetirlo.
- Ayer no pasó nada – dijo en tono aclaratorio.
- No puedes olvidarlo. Yo no puedo hacerlo – medité unos segundos antes de expulsar esas palabras de mi boca – pasó y tenemos que saber por qué.
- Porque eres un aprovechado – me culpó.
- ¡¿QUE?! ¿Un aprovechado? – repetí levantando la voz.
- Sí, un aprovechado – respondió.
- Tú también querías que pasara – comenté.
- No lo ansiaba con todo mi ser – dijo finalmente siendo completamente sincera – pero tampoco ha salido de mi cabeza – confesó.
- ¿Entonces? – curioseé.
- Entonces nada – aclaró - ¡Ni se te ocurra decirle algo a Nick! – advirtió.
- Deja de pensar en él antes que en ti.
- Él ha sido bueno conmigo Joseph, y ha hecho por mí más que cualquier persona, no puedo hacerle eso.
- Pero puedes hacértelo a ti misma.
- No me pesa hacer nada por Nick.
- ¿Ni siquiera ocultar que te gusto y que te gustaría repetir lo de ayer?
Se levantó y me miró a los ojos.
- No me gustas Joseph, es cierto, eres guapo, y tienes un buen físico, pero eso no es todo lo que se necesita, eres un arrogante ególatra, presumido…
- Pero así te gusto – dije feliz. Ella solo puso sus ojos en blanco y supe que así era, yo le gustaba. Iba por buen camino, solo restaba enamorarla.
Volver arriba Ir abajo
MenizdeJonas
Novia De..


Cantidad de envíos : 632
Edad : 20
Localización : Aquí pasando el rato con el Nicho, el Jose y el Kevo ;) (Colombia)
Fecha de inscripción : 03/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 27th 2012, 18:45






CAPITULO 19

(4/10)
















// ______ //
- Pensé que éramos amigos – escuché decir a una voz suave. Mi piel se heló al distinguir de quien era. Miré a Joseph para ver su reacción y su rostro estaba paralizado, no imaginaba mi cara en ese momento, y la de Nick… como decirlo, estaba pálido, sus ojos pequeños estaban más cerrados de lo normal y más tristes de lo que jamás me hubiera gustado verlos.
- Nick – musité con mi voz casi inaudible
- ¿Por qué pretendías ocultármelo? – preguntó y solo pedí con toda mi alma que Joseph diera una respuesta que no lo lastimara.
- Dime que escuchaste – pidió Joseph imponiendo autoridad.
- Que algo pasó ayer, y que no podían sacarlo de sus pensamientos, también que no me lo dirían, me perdí en la parte que se ponían de acuerdo para hacerme tonto.
- La besé – respondió Joseph. – Fue todo. Fue mi culpa.
- No te creo – sonaba triste, decepcionado, molesto, incapaz de comprender la situación por más que se lo explicáramos.
- Es la verdad, si no me crees a mí, le vas a creer a ella – dirigió sus ojos hacía mí. – Aclárale todo ______.
- Eh… Ahm… - balbuceé nerviosa – es verdad, lo hizo.
- Eres un estúpido – dijo entre dientes dando un paso salvaje hacia adelante, queriendo golpear a su hermano, me asusté y no supe que hacer, así que con todo el miedo que me invadía en ese momento puse mis manos en los hombros de Nick y le susurré que estaría todo bien, y que por favor mantuviera la calma. Pareció escucharme, y se alejó de Joseph.
- Nick… déjanos solos, te prometo que estaré bien – aseguré dándole mi mejor sonrisa. Se despidió besando mi mejilla y fulminando con la mirada a Joseph.
Esperé a que saliera y cerré la puerta… recordando lo de nuestro encuentro pasado, recapacité y decidí dejarla abierta. Joseph solo rió.
- Gracias – sonreí gratificada – de verdad… no tenías que hacerlo, pero te lo agradezco mucho.
Él estaba sentado en mi cama, no supe cuando llegó ahí, pero me invitó a acompañarlo palmeando un poco el colchón, acepté y me senté.
- Mi relación de hermanos con él ya estaba destruida, no cambiaba nada diciéndole que fue algo de los dos, además fue mi culpa, yo te besé… - hizo una pausa – pero tú no te negaste – hizo una cara graciosa que me hizo reír. Y ni siquiera sabía el porqué.
- Te vez linda sonriendo – comentó saliéndose del tema.
- Ya lo habías dicho – dejé de sonreír.
- Uff, que cambio tan repentino de estado de humor, creo que eres bipolar – abrió su boca desprendiendo sorpresa… una sorpresa falsa y divertida. Como él.
- Ja, ja, ja.
Hubo un silencio bastante incómodo que Joseph rompió.
- Terminé con mi novia – dijo como pensando si era correcto compartirlo, o si era mejor guardárselo.
- Ah, mira, que curioso – me limité a responder, ya que no era algo de mi incumbencia.
- Lo hice por ti – prosiguió – por qué no pensé que fuera de hombres besar a una mujer y andar con otra por publicidad.
- Que intere… - capté en ese momento sus últimas palabras - ¿Publicidad, dices? – pregunté incrédula.
- Sí – esbozó una media sonrisa – ambos la necesitábamos y pensamos que era bueno.
- Pero eso es mentir – recalqué ese último verbo.
- Lo sé, pero en algún momento pensé que en serio necesitábamos publicidad – justificó – me arrepentí y mejor dejé todo por las buenas.
- Oh.
- No respondas con esas expresiones – mostró molestia – “Ah” “Oh” Interesante, curioso, me parece que me ignoras – llevó sus manos a su rostro y me enterneció verlo fingir ser un niño pequeño regañado – me lastimas – lloriqueó.
- Uhh, que sensible saliste - bufé divertida.
- Soy sensible – admitió ésta vez estando serio.
- Y me dices bipolar – seguí llena de gracia por el momento.
- No juego con los sentimientos de las personas – expresó – y no quiero que tengas una idea equivocada de los míos.
- La tenía hace unos días – pensé en voz alta.
- ¿Ya no? – preguntó.
- No, ya no, no pareces tan mal chico.
- Gracias – dudó si era un cumplido, o un insulto.
- Quisiera pedirte algo… - susurró.
- Dime – lo animé esperando poder cumplir lo que me pidiera.
- Volvamos a empezar – dijo – Soy Joseph, pero dime Joe – extendió su mano.
- Soy ______, pero no me digas ______ (diminutivo) JA-MÁS – estreché su mano y ambos sonreímos. Era un lindo momento, en verdad Joe no me parecía tan mal chico, aunque en unas ocasiones había pensado lo mismo y terminaba retractándome con sus acciones posteriores a eso. Terminaba decepcionándome su actitud, pero más me decepcionaba saber que él no estaba enterado de que me dolía su indiferencia y su trato anterior, sin olvidar que algo me decía que era con todas así de tierno cuando se lo proponía.
Ese fue el día que marcó un antes y un después. No fue la última vez que Joseph pisó mi casa, comenzó a ir seguido, pero ningún día era aburrido, todos tenían ese toque especial. Nos divertíamos haciendo cosas tontas y de niños, jugábamos en la alberca, veíamos películas, salíamos al parque, donde curiosamente conocí a Nick, o platicábamos de cualquier cosa, algunas veces las conversaciones no tenían sentido, y tampoco nos esforzábamos en dárselo. Ahora si podía decirlo, Joseph se estaba ganando mi cariño con acciones y no solo con palabras, hacía cada momento especial, con una sonrisa, con una mirada, con un movimiento de cabello, hidratando su labio inferior… todo le daba un toque diferente a cada instante juntos.
Debía admitirlo, Joseph se estaba volviendo una persona sumamente especial para mí, y no podía evitarlo, ni siquiera quería hacerlo. Era hora de que el amor llegara a mi vida, y de que Cupido se dejara de venir de rodillas.
// Nick //
Me alarmaba el solo hecho de pensar que podía perder a ______ por culpa de Joe. Es cierto, ella no era mía, no éramos una pareja, pero nuestra amistad se iba desvaneciendo. Culparía a mi hermano si no supiera que ______ era crédula, más no confiada. Y con el poder de convencimiento que Joe se cargaba, sería fácil llenarle la cabeza de ideas a mi amiga. La había llamado más de tres veces en la semana para ir a verla, pero terminaba diciéndome que no podía por x o y cosa. Y justamente, esos días Joe estaba ausente en casa. Era extraño e inexplicable si quería seguirme haciendo ilusiones con ______, pero obvio si deseaba ser realista. Estaban saliendo y eso me rompía el corazón. Kevin tiene razón, debería no emocionarme y darme cuenta de que no es para mí, es lo que siempre me dice.
// Joe //
Todo iba bien con ______ y conmigo. No éramos novios, pero era un gran progreso que pudiéramos hablar tan bien solos. Podría decirse que pasábamos como Amigos con Derechos… claro que yo no tenía muchos derechos y sabría que conseguirlos no sería algo muy sencillo. Me costaría trabajo porque ______ era una chica difícil, pero cada esfuerzo valía la pena.
Estábamos en su casa jugando como uno de los otros días en la alberca, cuando una de las muchachas que trabajaba ahí la llamó y le dijo que alguien la esperaba en la puerta. Tomamos cada quien una toalla y me pidió que la acompañara. En la puerta la esperaba Josh junto a una mujer rubia, muy guapa y conservada para la edad que le calculaba.
______ estaba helada, no decía una palabra, y Josh la miraba esperando una sonrisa, un gesto o un abrazo, eso fue lo que percibí. Pero nada de eso pasó.
- Hola ______ – saludó la mujer pelirrubia.
- ¿Qué haces aquí? – preguntó ignorando por completo la cordialidad de aquella mujer y dirigiéndose a Josh.
- Vine a traerte la invitación para nuestra boda – abrazó a su acompañante mientras daba respuesta a la pregunta de ______.
- Que descarado – contestó ella.
Por la situación, pensé en muchas cosas, algunas muy ridículas, pero solo una sensata: Él era su papá. Tan solo necesitaba confirmarlo, lástima que mi cabeza y mi boca arruinaron todo sin respetar el momento.
- ¿Él es tu papá? – me sorprendí.
- ¿Joe? – preguntó Josh. Él era amigo de mi mamá y de mi papá, en más de una ocasión había visitado nuestra casa, cuando iba a jugar barajas con mi padre.
- Sí – musité – wow… ¿ella es tu prometida? – el asintió – con todo respeto, es una belleza – me atreví a decir.
______ me miraba extrañada, suplicándome con ese par de joyas que adornaban su rostro que me callara. Al no hacerle caso, me gané un codazo de su parte.
- ¿Se conocen? – quiso saber.
- Sí, él es amigo de mis padres – respondí.
- Oh, le entregamos la invitación a tu familia, esperamos verte allí – invitó.
- Claro que sí, ¿irás verdad ______?
- ¡Por supuesto que no! Ni estando loca me pararé ahí – me dejó hablando solo y se retiró en un santiamén de la habitación de estar.
Josh suspiró, por esa reacción imaginé que sabía lo que pasaría, su prometida, Maggie, según me dijo cuándo ______ se fue, lo reconfortó abrazándolo. Yo le prometí hablar con ella y presentarme a su lado en la ceremonia. Me dejó su invitación y estaba convencido de que conseguiría hacerla ir a algo que tenía tanto significado para ella. En parte, creo que siempre fui bueno consiguiendo un “Sí” de parte de mucha gente que se negaba rotundamente a algo.
Volver arriba Ir abajo
MenizdeJonas
Novia De..


Cantidad de envíos : 632
Edad : 20
Localización : Aquí pasando el rato con el Nicho, el Jose y el Kevo ;) (Colombia)
Fecha de inscripción : 03/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 27th 2012, 18:48






CAPITULO 20

(5/10)
















______ estaba muy molesta en su habitación, con los brazos cruzados y sus labios fruncidos. A decir verdad, creería que su molestia era conmigo.
- No me dijiste que conoces a mi papá – dijo fríamente.
- No sabía que era tu papá – justifiqué siendo sincero. – no esperaba esa noticia, en serio me sorprende.
- Ya lo sabes – siguió con ese tono.
- No te enojes conmigo – me acerqué a ella tratando de enternecerla con una carita de niño regañado.
- Joe, es enserio,…
- Me dijiste Joe – susurré maravillado. Nunca la había escuchado decirme así, siempre era “Joseph” para ella y me encantaba que me llamara así, Joe.
- Sí, te dije Joe. ¡Qué noticia! – su ironía seguía presente tensionando la situación.
- ______, ¿Qué te molesta tanto? – quise saber.
- Me molesta que mi papá tenga otra mujer, eso me molesta - respondió indignada.
- Tu papá no tiene a otra mujer, tiene a una mujer.
- Prefiero no hablar de esto – evadió el tema, no quería discutir con ella, pero su actitud era muy inmadura.
- Si no hablas de esto jamás y solo cambias la conversación seguirás sintiéndote así siempre. Estás equivocada y alguien tiene que hacértelo ver – comenté preocupado, no por su papá, pero si por ella.
- ¿Y serás tú quien me lo haga ver? – preguntó enfadada.
- Y volvemos a las peleas – musité.
- ¡Es tu culpa! – exclamó.
- ______, no quiero discutir contigo – supliqué.
- Yo tampoco – suspiró y me miró con sus ojos tristes, causándome una nostalgia inexplicable. Había descubierto que cuando ella está feliz, me contagia su dicha a mí. Y cada vez que está triste, inmediatamente su pena pasa a ser mía también.
- Ya sé… báñate, cámbiate y vamos a salir – propuse.
- ¿A dónde? – me pareció que no tenía muchas ganas.
- A donde sea que lleguemos – me observó extrañada pero sin replicar. Después de un rato salió vestida, y se veía hermosa. No usaba nada extravagante, pero en ella, todo lucía como fuera de este mundo. Me ofreció bañarme y aunque no quería, terminé aceptando, me puse la misma ropa con la que había llegado y nos fuimos de su casa. Creo que ya estaba más tranquila.
Fuimos por un helado, su casa estaba cerca de todo y eso era muy conveniente. Preferimos caminar en lugar de ir en mi auto.
- ¿Irás? – la escuché preguntarme.
- ¿A dónde?
- A la boda – respondió como si fuera muy obvio.
- Ah, no sé, imagino que sí. ¿Y tú?
- Mira – dijo y señaló un punto de la calle, realmente no vi nada.
- ¿Qué?
- Ah no, no era nada – me confundí. Y comprendí que solo había intentado cambiar el tema.
- No cambies el tema – vacilé.
- No volveré a hacerlo – contestó – pero no, no iré.
- Deberías ir – aconsejé – sería importante para tu papá.
- Y muy incómodo para mí. Entonces prefiero no ir – justificó.
- Bueno, sé que terminarás asistiendo, porque no te negarías si yo te lo pido ¿Cierto? – pregunté.
- No me negaría, pero sé que no tendrías tan poco corazón como para pedírmelo – me dejó pensando. ¿Es más egoísta de mi parte pedirle que vaya a esa boda, que el hecho de que ella decida no ir? Dilemas.
Como ella lo había hecho hace un momento, intenté cambiar el tema para no hacerla sentir mal.
- ¿Quieres que vayamos a comer a mi casa? – ofrecí.
- ¿Más? Joe, ya comimos en mi casa como tres bolsas de papas, y más de la mitad está ahora en tu estómago. Dudo que tengas hambre. Sin contar la nieve. – pronunció como asustada.
- Yo siempre tengo hambre – bromeé. No, de hecho no. Era completamente cierto.
- Lo he notado – vaciló divertida.
- ¡Hey! – expresé ofendido.
- Pero está bien, ¿Estará Nick ahí? No lo he visto en semanas – y eso era mucho para ellos. Hablar de Nick no resultaba del todo agradable, después de que al vivir en la misma casa, es imposible no toparnos, y no discutir.
- Eso creo – me encogí de hombros – también irá un amigo, se llama Ashton y una gran amiga de la familia, se llama Maya, seguro te caerá bien. – conté. Era increíble que las cosas fueran tan bien sin planearlo, y pareciendo estar mal. Con esto de la cancelación de la gira, nos quedó mucho tiempo libre y en serio me gustaba no estar presionado y desquitando mis corajes con quien se me ponía enfrente.
Llegamos a casa después de platicar un rato y regresar por el auto. La comida, como habría más gente de lo normal, la haríamos en el jardín.
Mamá estaba preparando los panes para las hamburguesas y papá se encargaba de la carne. Frankie estaba jugando con uno de sus amiguitos vecinos, mientras que Nick platicaba con Maya. ______ solo los veía discretamente. No estaba seguro de porqué.
- ¿Quieres ir con Nick? – pregunté amablemente, ocultando el hecho de que me causaba algo de celos proponérselo y darle ideas.
- No – respondió sin dar rodeos – solo que me agrada que ella – se refería a Maya – lo mire así.
- Maya lo mira como el hermano que ha llegado a ser para ella – aclaré.
Nick y Maya estaban platicando, ella solo reía y reía por lo que decía mi hermano, y él con sus manos escondidas en los bolsillos de su pantalón seguía haciéndola reír. Nunca antes hubiera podido imaginar que Maya sintiera algo más que el lazo de hermandad por cariño que los unía.
- No Joe, no es así, estoy casi segura de que para ella él es especial.
- Ojalá para él también sea especial ella – dije casi inaudible. Pero no lo suficiente para ser ignorado por ______.
- Si, ojalá - en mi mente crucé mis dedos. No quería pensar que Nick seguiría insistiendo con ______. No le permitiría hacerlo.
// Nick //
No podía dejar de reír con Maya, no la había visto en meses y ya la extrañaba. Era mi mejor amiga, mi confidente y mi hermana, la que nunca tuve.
- ¿Y dices que ese hombre no supo que eras el gran Nick Jonas? – pronunció con ironía. Lo más grandioso de ella era que Nick Jonas no existía en nuestra amistad, solo estaba Nick, el que ella conoció desde pañales.
- Ajá, no lo supo, y me corrió. Era fuerte – lamenté.
- En tu lugar lo demandaría – dijo ocultando unas carcajadas.
- Lo pensaré – continué su juego.
- ¿Quién es ella? – preguntó de repente haciéndome dudar a que se refería.
- ¿Quién? – respondí interrogando tontamente.
- Ella – insistió – la muchacha que está con Joe y a la que no dejas de ver.
- Ah – no le di la importancia que en realidad tenía, porque sabía que si le contaba mis sentimientos a Maya, se preocuparía y me diría lo que todos: “Olvídate de ella” – es una amiga, no la había viso en un pequeño tiempo, me sorprendió que Joe la hubiera invitado, es todo.
- ¿Es la novia de Joe?
- No – me apresuré a decir – aún no son nada. Hace unas semanas no se agradaban para nada – expliqué sin dar detalles – y ahora mágicamente no pueden estar un día sin verse.
- Así es el amor – comentó ella, y era lo último que quería escucharla pronunciar – lo encuentras en quien menos lo buscas, y no en quien más esperas – aconsejó. Si algo tenía, era que era muy sabia, siempre me pregunté si los consejos que me daba los había aprendido por experiencia propia, o los había escuchado de los labios de alguien más. O si solo era tan sabia de nacimiento. Fue una duda que nunca quise preguntar por temor a remover fibras internas en su corazón. Por más cercanos que fuéramos, no hablábamos de los sentimientos del otro, no conocía la razón de eso.
- Quiero conocerla, vamos – me jaló del brazo y llegamos hasta ______ y Joe. No sabía que diría, estaba nervioso…
Volver arriba Ir abajo
MenizdeJonas
Novia De..


Cantidad de envíos : 632
Edad : 20
Localización : Aquí pasando el rato con el Nicho, el Jose y el Kevo ;) (Colombia)
Fecha de inscripción : 03/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 27th 2012, 18:50






CAPITULO 21

(6/10)

















– ______ – pronuncié evitando titubear e ignorando la forma en que me miraba Joe.
- Hola Nick – me respondió sonriendo como solo ella sabía dejándome sin aliento. No parecía estar nerviosa, o confundida, como yo. Era obvio que para ella nada era diferente, aunque para mí sí.
- Ella es Maya - me apresuré a decir – te quería conocer.
- Mucho gusto – saludó Maya esbozando una sonrisa de oreja a oreja.
- Igualmente Maya, soy ______ – se presentó.
- Lindo nombre, igual que tú – dijo amablemente mi casi hermana – Buena elección Joe – comentó.
- JAJAJAJAJA – rió mi hermano a todo pulmón.
- Gracias – respondió ______ sin prestar real atención al último comentario.
- Nosotros nos vamos – esta vez fui yo quien jaló a Maya, no fue precisamente cortés, pero era necesario alejarnos de ahí.
Ya estando a solar con Maya, no pude evitar reclamarle, estaba molesto, pero no lo suficiente para hacerla sentir mal, o regañarla, o algo así.
- No debiste hacer eso – reclamé.
- Se ve muy buena onda – miró a Joe y ______ – y además a Joe le agrada mucho – dijo con un tono de voz que no pude reconocer, era como si estuviera enternecida sin razón. O ellos eran la razón.
- Sí, tal vez demasiado – musité.
- ¡Oh Dios! ¡Nicholas Jonas! ¿Por qué no me dijiste? – exclamó ofendida.
- ¿Qué? – no sabía de qué hablaba.
- Que te gusta ______ – dijo haciéndolo parecer obvio.
- Ah… no lo sé, no voy por ahí divulgando a quien amo, tu sabes, no es correcto si la persona no lo sabe.
- Ay Nick, ¿Joe lo sabe? – se notó preocupada. Supongo que se el porqué.
- Sí – le contesté.
- Pero… eso no es de hermanos, no de hermanos Jonas – se espantó.
- Pues, ya vez – me encogí de hombros - Vamos, te quiero enseñar una nueva canción que compuse – La tome de la mano y la llevé directo a mi habitación para tocar la versión con guitarra. Porque prefirió escucharla así, y no en piano.
// ______ //
Joe me comenzó a contar como Maya se había vuelto alguien tan indispensable para sus hermanos y para él, era algo muy tierno y noble de parte de su familia. El papá de Maya, había muerto cuando ella tenía solo dos años, el señor era mejor amigo del papá de Joe, entonces le pidió, cuando le detectaron cáncer, que por favor le diera a su hija lo que él no podría al irse, fue su último deseo y fue cumplido. Ya que para Maya, Paul ha sido más que su padre. Y para Joe, justo como para Nick, Maya es su mejor amiga.
- Iré por refresco, ¿Quieres algo de tomar? – ofreció Joe.
- No, gracias, estoy bien – él se fue, y mientras estaba sola eché un vistazo al lugar, era muy tranquilo. Los niños jugaban pero no de forma brusca, al contrario, parecían felices jugando fútbol. Mi mirada de repente se enfocó en Kevin, el hermano mayor de Nick y Joe. Estaba triste y sabía que parte de eso era culpa mía, así que dubitativa me acerque a él.
- Hola Kevin - saludé.
- ______, hola – expresó amablemente. Era tan agradable que ni siquiera estando triste te negaría una sonrisa.
- ¿Cómo estás? – pregunté.
- ¿Bien? – Respondió y confirmé que no lo estaba – La verdad no, estoy mal pero no me gusta andar gritando mis problemas – aceptó finalmente.
- ¿Es por tu esposa cierto? – Asintió – No te voy a pedir que me cuentes – me apresuré a decir – pero espero que todo se mejore, de verdad – fui completamente sincera, eso deseaba.
- Necesito decírselo a alguien – expresó – ven, en la sala hay más silencio.
Fuimos hacia allá tal y como él quiso.
- Dani y yo estuvimos casi un año intentando tener un bebé – comenzó – desde que contrajimos matrimonio fue nuestro sueño, y hace unos meses estuvo a punto de convertirse en una realidad – su voz alegre se tornó triste y comencé a dudar si era correcto seguir con esto, si era bueno o malo para él desahogarse – estaba embarazada – continuó. ¿Estaba? Lo había dicho en tiempo pasado, nada bueno podía seguir. – estábamos muy felices, era demasiado bueno para ser verdad. Preferimos guardarnos el momento de decirles a mis padres, para sorprenderlos, tú sabes, queríamos hacer algo especial, porque ellos quieren ser abuelos con todo lo que tienen, y Joe y Nick… ¡Frankie! Enserio quieren un sobrino, pero Dani y yo… daríamos lo que fuera necesario por ser padres, pero tuvo un accidente en casa de su mamá y…
- Kevin lo siento mucho - estaba atónita, sin saber que poder decir, no esperaba escuchar nada así.
- Perdió a nuestro hijo, no quise decir nada, porque no había razón de hacerlos sufrir. Dani estaba destrozada – prosiguió recobrando fuerzas – y yo también, incluso más que ella, pero no podía desvanecerme y eso me dolía, no podía llorar porque tenía que estar ahí para mi esposa, tenía que mantenerla de pie aun cuando yo me estaba rompiendo, tenía que ser fuerte para ella… y el día que se fueron Nick y tú, presté tanta atención a buscar a mí hermano que dije algo muy tonto, claro que después vimos una carta que dejó y me llené de coraje por ser tan estúpido, si te preguntas que fue, pues le dije que no importaba si nuestro hijo había muerto, que Nick seguía vivo y había que encontrarlo. Ella se molestó y con justa razón me pidió que nos divorciáramos, dijo que no tenía caso estar con alguien que no le duele la muerte de su hijo – sus ojos estaban rojos pero no estaba llorando, seguramente había llorado ya lo suficiente como para no tener ganas de hacerlo más.- Gracias – finalizó.
- Por nada – sonreí, aunque el momento no lo ameritara del todo y después posé mi mano en su hombro – si necesitas algo, solo dime ¿de acuerdo? Apoyo, alguien con quien hablar, lo que sea – ofrecí siendo completamente sincera.
- Nick tenía razón – comentó cambiando el tema.
- ¿En qué…? – me llené de curiosidad.
- Es que eres como él te describió, eres dulce y buena amiga, además de alguien en quien confiar – ¡oh dios! Nick es la persona más tierna que he conocido, ¿en serio le habló así de mí?
- Gracias – dije apenada – espero se arreglen las cosas con tu esposa – le dije siendo completamente honesta.
- Gracias a ti ______ – respondió.
- Creo que Joe me está buscando – dije inesperadamente al ver a Joe con un vaso en la mano mirando en todas direcciones – voy con él, suerte Kevin – me despedí por un rato, pero me detuvo y me confundió mucho lo que dijo después.
- Solo una cosa – me miró y escuché atentamente – No hagas a Nick a un lado solo porque quieres a Joe, eres importante para él.
- No lo hago a un lado - aclaré, mis palabras salían rápidamente.
- Él lo siente así, dice que no te ha visto en dos semanas porque siempre estás ocupada – se encogió de hombros.
- Oh – me di cuenta de que estando tanto tiempo con Joe, si dejaba a Nick de lado. - Pero nunca fue nuestra intención – aseguré.
- Confío en que no fue la tuya – dijo tranquillo, confiando en mí.
- ¿Qué quieres decir? – inquirí confundida.
- Que aunque no fue tu intención – me calmó – hay una posibilidad de que haya sido la de Joe.
- Es tu hermano Kevin, no deberías pensar así de él – lo defendí.
- Porque es mi hermano y lo conozco te lo digo – finalizó – pero date cuenta por ti misma, es un buen chico, pero no deja de ser Joe.
Me quedé pensando pero preferí irme de ahí, no sin antes de despedirme de Kevin y disculparme por milésima vez. El comenzaba a hacer diversión de eso.
Me acerqué a Joe, ya que no encontré a Nick… el estaba platicando con un muchacho, era de tez blanca, probablemente de su edad, tenía unos bonitos ojos azules y su cabello era corto y dorado. Tenía una buena apariencia.
- ______, ven – me llamó.
- ¿Qué pasa? – quise saber.
- El es Ashton, mi mejor amigo – presentó.
- Hola – saludé y el imitó mi acción. Joe y el platicaron un rato y después comimos, y seguimos platicando. Incluso con Nick.
- Ah, te ha ido bien con Joe – dijo.
- Sí – sonreí – todo va bien – había una fiesta dentro de mí, debía admitirlo.
- Me alegro – me sonrió también.
// Nick //
¿No se da cuenta de cuánto me lastima hablando de Joe, o le gusta hacerlo? No dejaba de hablar de Joe, y de Joe, y de Joe, pero a mí me cansaba escuchar tan solo su nombre. Yo daría la vida por ______, por tenerla, por saber que su corazón es mío… y Joe, él solo va a jugar con ella, estoy seguro de eso. Llegará el día en que vendrá llorando y tendré el poder de decirle “Te lo dije”, pero sé que seré tan tonto que solo abriré mis brazos para que sepa que no está sola y le ofreceré un hombro donde llorar, aunque me parta el alma verla así.
Volver arriba Ir abajo
MenizdeJonas
Novia De..


Cantidad de envíos : 632
Edad : 20
Localización : Aquí pasando el rato con el Nicho, el Jose y el Kevo ;) (Colombia)
Fecha de inscripción : 03/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 27th 2012, 18:52






CAPITULO 22

(7/10)

















Estaba en casa de ______, no dejaría de verla un día más solo por Joe. Ella aun no despertaba, pero al llegar ahí me topé con mi suegra, digo, con su mamá. Era una mujer muy hermosa, justo como su hija menor. Intento establecer conversación conmigo y aunque dicen que soy un adulto estancado en el cuerpo de un adolescente, no estaba del todo cómodo. Me preguntó sobre mi relación con ______, si éramos buenos amigos, si estábamos saliendo… pero no le pude dar una respuesta clara. Me pregunto si asistiría a la boda de su esposo, porque mis padres son amigos suyos, le confirmé que iría y ella me pidió que convenciera a su hija, porque estaba segura de cuál sería su decisión. No pude hacer más que prometerle intentarlo, pero no lograrlo.
- ¿Nick? – escuché preguntar o más bien confirmar a ______. Por inercia volteé a verla, pero ella ya estaba frente a mí. Me dio mucha ternura verla en pijamas. Con un pantalón morado a cuadros y una blusa de tela delgada y más clara pero del mismo color. Usaba unas pantuflas grandes de conejo y su cabello estaba más alborotado de lo normal. ¿Pero les digo algo? No se veía para nada mal. Se veía hermosa.
- Hola ______ – se acercó para darme un beso en la mejilla, no pude controlarme y le di un enorme abrazo. No había hablado con ella en casi dos semanas, los mismos quince días que había estado saliendo con mi hermano. Ella me abrazó muy fuerte y sabía que nuestra amistad permanecía intacta. Se separó de mí y se dirigió a su mamá.
- Hola mamá – le dio un abrazo.
- Cariño, veo que estarás ocupada con Nick, iré a comer y si quieren salgan, diviértanse. O solo quédense aquí, como prefieran.
- ¿Comer? – Se sorprendió ______ – Desayunar, querrás decir – corrigió.
- No – aclaró Emma – es la una treinta, es hora de comer.
- Wow… creo que me desperté tarde – comentó avergonzada y con las mejillas ruborizadas. Adorable, así lucía - ¿Quieres hacer algo Nick? – ofreció.
- A eso vine – le respondí feliz.
- Bueno, me baño, me cambio y en 20 minutos estoy aquí, mira televisión si quieres, o come algo, lee un libro… ¡No sé! – Se frustró – no sé qué de todo eso quieras hacer.
- Solo te esperaré aquí – la tranquilicé y ella rió.
Su mamá se dirigió al comedor, no sin antes pedirme que comiera con ella amablemente, pero me negué, tenía mis planes y eran llevar a ______ a comer.
Pasados los veinte minutos -y diez más- mi amiga se presentó frente a mí. Traía una falda negra de mezclilla y una blusa azul claro con unos tennis keds del mismo color. Traía varias pulseras de tela en su mano derecha y su cabello recogido hacia atrás en una cola de caballo. Me sorprendía que aun así, se viera bien.
Esbozó una sonrisa y se dirigió hacia mí.
- ¿Qué quieres hacer? – preguntó haciendo un gesto divertido.
- Quería que fuéramos a comer, o a algún lugar – rodeé – lo que tú quieras.
- No tengo hambre – comentó – vayamos a otro lado.
- ¿Vamos a jugar bolos? – ofrecí.
- Interesante – lo pensó y finalmente llegó a una respuesta – me agrada.
Nos dispusimos a ir y durante el camino bromeamos un poco, era increíble ese sentimiento que despertaba en mí el solo estar con ella.
- ¿Cómo vas con Joe? – me surgió la curiosidad de escuchar cómo funcionaba lo que sea que ellos fueran.
- Pues bien – se encogió de hombros.
- ¿Bien? ¿Solo así? – indagué demasiado necesitado de información.
- Pues sí – hizo un gesto que me mostró su inseguridad sobre el tema – la verdad no sé – admitió decepcionada. Decepcionándome a mí también.
- Ah.
Hubo un silencio incómodo, eso no tendía a pasarnos a nosotros.
- ¿Te llevas bien con Maya? – intentó platicar.
- Sí, es mi mejor amiga, bien se queda corto – respondí honestamente.
- Que bien, y… ¿nunca han pasado de ser mejores amigos?
Me detuve en seco, no literalmente. Jamás me habían preguntado eso.
- No – respondí sereno – jamás.
- Pero harían una linda pareja – insistió.
- Pero yo no estoy enamorado de ella – aseguré aclarando mi garganta.
- Que lástima – lamentó.
Llegamos a los bolos y nos bajamos al estacionar el coche. Nos registramos y posterior a la entrega de zapatos de madera, nos asignaron una fila para tirar.
- Tu primero – la animé.
- No, mejor tú – me pidió tímidamente – no soy muy fuerte.
- Te enseñaré un truco – dije antes que nada – mira, acércate – me obedeció y se puso frente a mí. Le puse la pelota en las manos e insertó sus dedos ahí. Estaba tan cerca de mí, y el simple contacto de mi piel con la suya era como un choque de electricidad. Tenía el mismo efecto. Moví su mano ligeramente para que pudiera derribar todos los pinos, y lo logró. Se emocionó tanto que me abrazó rodeando mi cuello con sus brazos feliz. Solo le correspondí, el momento pudiera haber durado más si no nos hubieran interrumpido con un flash cegador.
- Tenemos una foto tuya y de tu novia, y si no te tomas una con nosotros, la publicaremos – advirtió una muchacha alta, de cabello largo, lacio y oscuro. Sin olvidar su peculiar voz aguda.
- No es mi novia – reí. Pero ojalá lo fuera.
- Ah, bueno – pensó – pero puedo publicarla y decir que sí – siguió amenazando, pero me daba mucha gracia su forma de decirlo, sin maldad, pero con ganas.
- Pero acepto tomarme la foto con ustedes, lo hubiera hecho sin necesidad de agresividad – aseguré bromeando.
- Bueno, no estaba segura de que pasaría – se apenó.
- Está bien, solo acérquense – abrí mis brazos para tomarme la foto con ella y su acompañante, una pequeña pelirroja. ______ nos hizo el favor de presionar el botón para el pequeño recuerdo.
- Gracias – agradeció sin dejar de sonreír – muchísimas gracias – se alejó de nosotros pero sin dejar de mirar atrás, como confirmando que yo siguiera ahí. ¿Les confieso algo? En ese momento algo invadió mi cuerpo, era como si supiera que algo venía, pero no estaba seguro de que era.
Volver arriba Ir abajo
MenizdeJonas
Novia De..


Cantidad de envíos : 632
Edad : 20
Localización : Aquí pasando el rato con el Nicho, el Jose y el Kevo ;) (Colombia)
Fecha de inscripción : 03/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 27th 2012, 18:55






CAPITULO 23

(8/10)
















Después de un rato muy largo jugando, donde la diversión se hacía presente y mis tácticas fallidas de galán tomaban lugar, mi teléfono celular sonó. Había música de fondo y no lograba escuchar con claridad, entonces creí conveniente y era necesario salirme un poco para mantenerme alejado del ruido. Conteste y vi que el nombre de Kevin aparecía en la pantalla.
- ¿Kevin? – pregunté tontamente, era su teléfono, claro que era él.
- No, Joe – escuché del otro lado.
- Sin sarcasmo, por favor – pedí bromeando.
- No, fuera de broma, soy Joe – dijo esta vez en forma seria y comprendí que efectivamente era él.
- ¿Qué pasa? – cambié mi estado de ánimo. Desde un tiempo hasta ahora, hablar con Joe ya no me agradaba., jamás volvería a ser divertido hablar con él, ni mucho menos podríamos comparar mantener una conversación con él, con mantenerla con Kevin.
- Necesitamos que vengas, papá quiere decirnos algo – contestó.
- Qué te lo diga y después me envías un mensaje de texto para informarme – ofrecí para no escuchar su voz si no era necesario.
- Tienes que venir, lo siento – colgó. Regresé con los pies pesándome como un par de ladrillos pegados al piso en cada paso que daba, no quería cancelas los planes del día que ya tenía con ______, en verdad no lo quería.
- ______, surgió un imprevisto y tenemos que irnos – avisé intentando sonar sutil.
- ¿Sí? – preguntó esperando un ‘no’ por respuesta, lo sentí en su voz. Noté que estaba hablando con la pelirroja y la alta castaña que antes me habían pedido una foto para recordar el momento.
- Sería lo mejor, viniste conmigo, te vas conmigo – creo haberme escuchado un poco muy autoritario.
- Puedo quedarme aquí sola Nick – aseguró.
- Tienes 16 años ______, no puedes andar sola por donde sea – dije sin pensarlo, fue una excusa muy tonta que me costó una discusión con ella.
- Claro que puedo – respondió molesta, y con justa razón – si mis padres no me lo prohíben, tú menos – sus dos acompañantes miraban perplejas.
- ______, ven por favor – le pedí en un hilo de voz, para así poder platicar a solas con ella y no ofender a nadie, ya que no era mi intención pero podría mal interpretarse si lo que estaba pensando no era cierto.
- Son fans ______, no puedes quedarte con ellas, te preguntarán cosas y responderás porque son unas maestras en eso – aclaré.
- No diré nada Nick – dijo para calmarme, pero bajar mi paranoia.
- Por favor, no quiero arriesgarme – supliqué.
Ella solo suspiró y fue con sus aparentes nuevas amigas, rió un poco y la vi sacar su celular. Que no intercambien números, pensé. Volvió conmigo y sin decir nada se dirigió a la puerta y ni siquiera se molestó en esperarme. Las 2 muchachas seguían viendo todo, sinceramente estaba listo para entrar a twitter y leer el montón de menciones preguntándome sobre mi estado amoroso.
- ______, espera – grité y se detuvo. La alcancé pero no me habló, enserio estaba molesta. Era lo único que no terminaba de gustarme de ella, su difícil temperamento. Sin embargo su dulzura, su ternura y todas esas virtudes suyas que seguía descubriendo día tras día lo compensaban todo.
- ______ – repetí con un tono de voz grave.
- ¿Mande? – ya no parecía molesta, estaba más tranquila y supongo que se dio cuenta de que mis intenciones no eran para nada malas.
- No, nada – tartamudeé y me acerqué a ella – perdón – me disculpé mirándola fijamente a los ojos, ¿les mencioné que no puedo verlos sin perderme en ellos?
- ¿Por qué? – preguntó y dudé seriamente si estaba bromeando, si era bipolar o si tal vez padecía amnesia.
- Por eso de ahora – refresqué su memoria temiendo que volviera a enfadarse.
- No tienes que disculparte – dijo recobrando su paso hacia mi auto – a veces exagero.
- Lo noté – bromeé. Ella solo me miró fingiendo una molestia muy divertida.
Nos subimos al auto y la dejé en su casa antes de llegar a la mía.
- Adiós, gracias Nick – se despidió dándome un beso en la mejilla, estaba consciente de que era solo cortesía y educación, pero mi corazón no entiende razones, y no podía evitar latir a mil por hora solo por ese pequeño detalle.
Se bajó y entró a su casa no sin dedicarme una sonrisa típica suya, sin mostrar los dientes, antes de desaparecer por completo. No me fui hasta asegurarme de que estuviera dentro, y si se preguntan porque, la verdad no lo sé.
Volví a casa para saber que me esperaba y papá ni siquiera estaba ahí, probablemente se le hizo tarde o se había cansado de esperarme.
- ¿Y papá? - interrogué a Kevin, que leía un libro. Pero no lo hacía realmente, quería parecer interesante, porque estaba al revés.
- Salió hace rato con mamá y Frankie – respondió.
- No me esperaron – me ofendí.
- ¿Para qué? – inquirió confundido.
- Para hablar los cuatro: Joe, papá, tú y yo – especifiqué.
- No sabía – parecía no comprender, justo como yo.
- A ver – sacudí mi cabeza y comencé a mover mis manos haciendo mímica de todo lo que decía, para entender que ocurría. No tenía sentido, lo sé, pero era uno de mis tics – Joe me dijo que viniera porque papá hablaría con nosotros – fui claro, preciso y breve, pero lo dije muy lento, solo por si las moscas.
- Joe se fue con ______ hace como una hora – entrecerró los ojos y me vio peculiarmente, pero burlándose de mí imitando mi forma de decirle lo anterior.
- ¡Demonios! – me enfurecí y salí de mi casa.
- Espera – lo escuché pero no me importó. Solo quería ir y partirle su bonita cara al estúpido de Joe. No había sido así de agresivo en prácticamente dieciocho años, pero ahora no podía contenerme. Mi ira, la misma que siempre guardé para mí y nadie más, estaba saliendo de mi ser y control. Conduje pasándome unos altos y siendo insultado por más de un conductor con prisa.
- ¿Está ______? – pregunté asomándome estúpidamente creyendo que en esa casa enorme podría verla así nada más.
- Si, pa… – no la dejé terminar la oración y subí corriendo las escaleras de dos en dos, o cuanto más lejos mis piernas me lo permitieran. Si Joe quería enamorar o atontar o hacer caer a ______ en su jueguito, al menos podía hacerlo sin intentar sacarme a mí de la jugada. ¿Enserio me creía una digna competencia como para hacer trampa? No me detuve. Subí a su cuarto pero no estaba allí, y me fijé sin pensar por la ventana, fue más un instinto que cualquier otra cosa. Mi corazón se rompió al verlos jugando con una manguera mojados.
Corrí más rápido y al tenerlos en frente, pero no lo suficientemente cerca como para que ellos me vieran, me enfoqué en la escena unos segundos que pasaron en cámara lenta para mí. ______ no dejaba de sonreír ni sus ojos de brillar, no sabía que tanto habían pasado juntos pero si sabía que en esos momentos daría todo lo que tengo por estar en lugar de Joe. Siendo yo quien la hiciera reír, siendo yo quien tomara su mano y entrelazara nuestros dedos, siendo yo su razón para despertar todos los días. Pero eso jamás pasaría y debía entenderlo, pero el corazón no hace eso, por más que le expliques jamás comprende una sola razón. Y el mayor error del hombre siempre ha sido intentar sacar de su mente lo que está en su corazón.
En estos momentos ocupar el lugar de Joe figuraba como mi deseo número uno en mi lista de “deseos por cumplirse”. Incluso estaba arriba de tener a mi familia conmigo eternamente, o enviar mi mensaje de vida que aprendí al ser diagnosticado con diabetes tipo uno, o que la banda volviera a tener un momento de esplendor, sobre todo eso… estaba mi deseo de lograr que algún día ______ pudiera ver en mí más que un amigo y pudiera amarme así como yo la amo a ella. Pero cuando sueñas ese tipo de cosas, siempre pasar por el duro golpe de despertar y tener que volver a la realidad. Y esa es la parte más difícil.

Volver arriba Ir abajo
MenizdeJonas
Novia De..


Cantidad de envíos : 632
Edad : 20
Localización : Aquí pasando el rato con el Nicho, el Jose y el Kevo ;) (Colombia)
Fecha de inscripción : 03/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 27th 2012, 18:58






CAPITULO 24

(9/10)
















Ellos se divertían, y reían, pero lo peor de todo ese incómodo momento para mí, fue cuando repentinamente se detuvieron y se estuvieron mirando por unos segundos, pude voltearme, para no ver nada, pero como si fuera un imán, me quedé mirando sin poder evitarlo y mis ojos presenciaron algo que no me hubiera gustado. Ellos se acercaban y cada vez sus rostros estaban más juntos, estaba seguro de que se besarían y de que por segunda vez Joe tendría lo que tanto quisiera yo tener: sus labios entre los míos. Pero no fue así, cuando estaban a punto de hacerlo, ella volteó su mejilla y el beso se lo dio ahí. Me alegré de eso más de lo que debía. Y en un movimiento de satisfacción moví mis brazos y me di un golpe, por tonto abrí mi boca y gemí por el dolor y Joe y ______ notaron mi presencia.
No sé por qué no salí corriendo, me quedé ahí parado como una estatua, ______ me miró confundida, y Joe aún más, pero había culpa en su mirar. Imagino el porqué.
- Nick, ¿Qué haces aquí? – preguntó ______ nerviosa.
- Nada, resultó que solo era una confusión y no me necesitaban en casa – elevé la voz para que Joe pudiera escucharme. El miraba a todos lados.
- Ah… ¿Y qué haces aquí? – repitió, no me quería ahí, salía sobrando.
- Nada, am… me voy a casa, diviértanse – dije sin nada de emoción pero fingiendo una sonrisa y manteniendo vivas mis esperanzas de que ella me pediría volver, pero no pasó.
No me quedó de otra más que irme de ahí, cuando volví a casa noté que Kevin seguía sentado en el sofá leyendo al revés su libro.
- Kevin, hola – saludé sin ánimos.
- Hola – contestó extrañado.
- ¿Cómo estás? – pregunté para intentar hablar.
- Bien, dentro de lo que cabe – hizo una mueca, estar sin Danielle le afectaba, no había querido contarme que ocurrió entre ellos, yo quería ayudarlos… pero se negaba. - ¿Tú que tienes? – me invitó a sentarme y lo hice dejándome caer en el colchón del sillón soltando un suspiro. “Las ganas que sobran cuando una persona falta”. – No, no me digas – me detuvo – ______.
- ¿Cómo sabes? – lo miré triste.
- Porqué desde que la conociste, es la razón de todas tus tristezas – respondió. Tenía toda la razón del mundo.
- Deberías dejarla ir – me aconsejó – no es para ti.
- ¿Pero si para Joe? – quise llorar, pero no me permití hacerlo. Nunca había llorado por una mujer, pero tampoco había amado jamás como amo a ______. Siempre hay una primera vez.
- Nick, no puedes culparla, si ella ama a Joe, no puedes cambiarlo.
- ¿Pero por qué a él? La trató mal, la juzgó muchas veces, peleaban todo el tiempo Kevin, ¡No es justo! – reclamé.
- “Ama a quien te ama y no a quien te ilusiona” – aconsejó.
- Deberíamos decírselo – musité.
- Deberías decírtelo – corrigió y lo miré con los ojos bien abiertos. Después escondí mi cara en mis manos y no quise saber más. Me paré y me fui a dormir, seguramente así se borrarían todos mis problemas.
Al día siguiente desperté temprano, porque me había dormido temprano, vi la hora e iban a ser las seis de la mañana, nadie estaba despierto, quise dormir otro rato pero ni siquiera pude. Tal vez Kevin tenía razón. Le he dado todo lo que he podido a ______, comprensión, amistad, cariño, amor, un hombro donde llorar si está triste, unos brazos que la abracen cuando está feliz, ¡Todo, todo! Creí que podría conquistarla, creí que tal vez ella algún día llegaría a sentir algo por mí, pero todas mis ilusiones duraron lo mismo que una gota de agua bajo el sol. Podría darle amor incondicional si ella lo quisiera, pero aunque no lo quiera así lo haría, no puedo cambiar lo que siento. La amo, y a pesar de todo, solo la quiero feliz, aunque sea en otros brazos. Quiero que encuentre la paz que su alma necesita, el alma gemela que su vida requiere, y aunque no sea yo el indicado, ahí estaré día y noche siendo su sombra. Muchas veces me había puesto a pensar que haría en una situación similar, y ahora que estoy en ella no tengo idea de que es lo correcto. Dicen que es lo que diga tu corazón, pero mi corazón me pide salir corriendo y abrazarla para nunca dejarla ir, y mi mente me jugaba sucio diciéndome que era necesario que ella y Joe estuvieran juntos para que la felicidad alcanzara sus vidas.
¿Por qué amar a quien no te ama? O aún más complicado ¿Por qué seguir amando si en realidad lo que quieres es desconectarte del mundo y no saber más de nadie? De verdad que esta vez el amor me pegó duro.
Volver arriba Ir abajo
MenizdeJonas
Novia De..


Cantidad de envíos : 632
Edad : 20
Localización : Aquí pasando el rato con el Nicho, el Jose y el Kevo ;) (Colombia)
Fecha de inscripción : 03/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 27th 2012, 19:00





CAPITULO 25

(10/10)
















Maya estaba en casa, papá y mamá habían salido a comprar ropa y Frankie estaba encargado en manos de mi mejor amiga. Yo había estado tocando guitarra y no me había percatado de que estaba ahí. Cuando la vi le di un abrazo y me senté a su lado. Frankie estaba muy cómodo jugando con unos carritos en una pista de carreras que había recibido en un cumpleaños pasado.
- Te ves triste – comentó.
- Estoy bien – le aseguré sonriendo hacia la derecha.
- ¿Es por una chica? – insistió ignorando lo que había dicho. No quería hablar del tema y preferí escucharla a ella.
- ¿Tú cómo estás? – indagué curioso.
- Bien – hizo una mueca preocupándome. Antes solía contarme todo: desde cosas de chicas hasta del chico que le gustaba, pero llegó un momento done nuestra amistad se modificó, ahora amaba a nadie y le pasaba nada. Nuestra amistad estaba intacta, pero la confianza y secretos de antes… no tanto.
- ¿No confías en mí? – me decepcioné. Si así era, algo debí haber hecho mal para que ella desconfiara de mi lealtad.
- No, no es eso – se apresuró a decir - pero debes comprender que hay cosas que no puedo contarte – justificó buscando las palabras correctas para no decir algo que tal vez no quería decir.
- Antes lo hacías, pero está bien – sonreí e imitó mi acción.
Seguimos platicando pero no la convencí de nada, eso estaba bien por mí.
//______//
- Si, Hayley – le dije a mi nueva amiga. La misma muchacha pelirroja de los bolos de la que desconfiaba Nick.
- ¿Dónde vives? – preguntó por tercera vez.
- Ya te dije – bromeé.
- Pero es que ¡Wow! – se admiró.
- Vente ya, para poder salir un rato – le pedí, estar en casa veinticuatro horas diarias me abrumaba.
- Está bien – aceptó - ahí te veo - se despidió y colgué.
Entonces Jane, trabajadora de la casa, tocó la puerta de mi recamara y me avisó que alguien me esperaba abajo.
“Qué rápido” pensé.
Ya abajo, vi que no era Hayley, y era de suponerse porque había colgado unos minutos antes y la gente de ahora no vuela. Joe estaba sentado con una pierna en el sillón y la otra sobre su pie, muy cómodo, diría yo. Ya se le estaba haciendo costumbre venir diario y aunque no me molestaba esta vez estaría recibiendo visitas.
- Joe, hola – saludé acercándome a él tomando asiento a su lado.
- Hola – sonrió mostrando su perfecta y blanca dentadura.
- ¿Quieres hacer algo? – preguntó.
- Me encantaría – aseguré y él esbozó una sonrisa satisfecho – pero – al pronunciar esa palabra se puso serio de un segundo a otro – vendrá una amiga e iremos de compras – expliqué para no herir sus sentimientos o hacerlo pensar mal.
- Ah, las acompaño – ofreció.
Me sorprendí por su propuesta, no creí que fuera conveniente porqué podría aburrirse.
- ¿Y si te cansas? – dudé.
- Estaré contigo – curveó sus labios – y tu amiga – añadió.
- Buen, hay que esperarla – dije resignada.
Comenzó a jugar con mi mano retorciendo mis dedos sin razón, era muy divertido verlo… divirtiéndose, era contagioso, porque hacía expresiones graciosas levantando sus pobladas cejas de forma única muy inesperadamente en los momentos menos creíbles. Tiempo después tocaron a la puerta y Hayley entró, no dejaba de asombrarse, parecía una niña pequeña en una gloriosa tienda de vestidos rosados. Pero la mayor sorpresa se la llevó al ver a Joe sujetando mi mano, aunque hubiera sido igual si no lo hubiese estado haciendo.
- ¿También Joe? – abrió su boca, no podía creer lo que sus ojos veían, creo que comprendió algo más porque el oxígeno parecía faltarle.
- ¡Eres Joe Jonas! – exclamó con voz aguda.
Joe la miró.
- ¡Y tú eres amiga de ______! – respondió de la misma forma graciosa.
- ¡Joe Jonas sabe quién soy! No puedo creerlo – a partir de ahí comenzó a hablar más para sí misma – este debe ser el día en que nos conoceremos, debo anotarlo, para después saber la fecha y darla a alguna página de datos de los Jonas Brothers, oh sí, será genial, debo encontrar el nombre para nuestros hijos, no puede atraparme desprevenida…
- ¡Basta! – la interrumpió Joe finalmente.
- Lo siento – se disculpó apenada.
- ¿Vamos? – preguntó Joe.
- Espera, Joe… Hayley, Hayley… Joe – los presenté y Hayley no pudo estar más encantada de conocerlo.
Salimos y Joe insistió en que nos fuéramos con él, antes de subirnos me susurró…
- Debiste decirme que tu amiga era una fan – dijo preocupado.
- Pero si es adorable, Joe – bromeé.
- Me vengaré – dijo divertido.
- Quiero ver eso – seguí.
Entonces sus labios tocaron mi mejilla y él sonrió, yo puse los ojos en blanco y me senté atrás al lado de Hayley.
Más de una vez Joe me había castigado así, besándome la mejilla, él sabía que no me gustaba, era lindo pero muy incómodo, me sentía como una pu… tantas veces se lo había dicho y no comprendía. Pero siempre que lo hacía, algo recorría mi cuerpo, desde mi cabello hasta la punta de mis pies.






Listo chicas aquí esta la maratón, espero les guste, sigan leyendo la novela, comenten, me perdonen por dejarlas abandonadas, espero esto lo compense y tratare de seguirla cuando pueda



chau
xoxo
Very Happy

PD gracias por seguir ahí, insistiendo que la continuara
PD2 las quiero mucho chicas
PD3 cuídense
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 28th 2012, 17:58

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 28th 2012, 17:59

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 28th 2012, 17:59

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Septiembre 28th 2012, 18:00

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-    Hoy a las 05:28

Volver arriba Ir abajo
 
BROKEN PROMISES -Nick,Joe&tu-
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 11 de 14.Ir a la página : Precedente  1 ... 7 ... 10, 11, 12, 13, 14  Siguiente
 Temas similares
-
» 10.000 promises.-Nick&Tu-
» "Broken promises" (joe y tu)
» " Where Are The Promises? ~ Nick&______ " - TERMINADA -
» Setup The Strokes: Nick Valensi y Albert Hammond Jr.
» HA MUERTO NICK CURRAN

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: ROMANTICAS-
Cambiar a: