Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Agosto 22nd 2012, 15:02

Hola chicas aquí le dejo un cap
quería subirles mas
pero no estoy de ánimos para nada :c
últimamente solo he tenido días malos
Bueno eso. cuando pueda seguiré subiendo
mas seguido gracias por sus comentarios Very Happy
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Agosto 22nd 2012, 15:03

_____ jamás había pasado tanto tiempo comprando comida. Además de tener que decidir minuciosamente en qué iba a consistir la cena, tuvo que charlar con todos los oyentes del programa que la paraban para hablarle del programa del viernes. Resultaba gratificante, pero tenía que concentrarse en la compra.

Finalmente llegó a casa con dos cuencos de fondue, uno para derretir queso y comerlo con pan, y otro para derretir chocolate y comerlo con frutas... o con lo que surgiese. De nuevo el escenario del encuentro sería el salón; el dormitorio resultaba demasiado tradicional.

Así pues, si Joe decidía acudir, estaría preparada, más preparada de lo que había estado en toda su vida; tenía la comida, el vino, las velas y una música sensual y algo étnica. Se había vestido con una falda corta de flores con un tanga debajo y un suéter atado a la nuca sin nada debajo, y nada de zapatos, quería estar cómoda.

Resultaba extraño estar creando un ambiente tan seductor para un hombre cuyo proyecto quería que fracasara. Claro que, a juzgar por el carísimo vino y las copas que había comprado el día anterior, las cosas no le iban mal. Seguramente podría sustituir aquel proyecto por algún otro. Sin embargo la casa de la abuela de _______ era insustituible.

Tarde o temprano le contaría a Joe por qué aquel edificio era tan importante para ella, pero no creía que eso fuera a cambiar nada. Joe estaba obligado por contrato a acabar aquella enorme torre, por lo que la única causa que podría hacer que no la acabara sería que Livingston Development detuviera la construcción por miedo a la repercusión pública que estaba teniendo.

Siendo realista, ______ sabía que era prácticamente imposible que algo así sucediera, pero tenía que intentarlo. Una vez que la torre estuviese acabada, la señal de la emisora desaparecería y los propietarios no tardarían en vender. Sin duda, ella seguiría con su programa en algún otro lugar porque le gustaba su trabajo, pero no podía permitir que tiraran abajo aquella preciosa casa sin luchar.

Mientras tanto, seguiría el consejo de Cheryl y encontraría el modo de mitigar un poco el dolor. No sabía si Joe y ella tendrían algún futuro; después de tantos años viviendo sola, había acabado por gustarle ser soltera y ningún hombre le había hecho desear pensar en la posibilidad de vivir en pareja.

Claro que ninguno de esos hombres había sido Jess.

Faltaban sólo unos minutos para la hora en la que lo había citado. Pronto sabría si iba a acudir o no. Se dijo a sí misma que no le importaba, pero sabía que no era cierto.

Tenía una extraña sensación en el estómago y el corazón le latía más rápido de lo normal. No podía dejar de mirar a su alrededor para asegurarse de que todo estaba bien. Volvió a observar los dos pufs rellenos de bolitas de poliestireno que había comprado esa misma tarde para poder comer en la mesita del salón. El material con el que estaban hechos era cómodo por si, en determinada postura, se les caía algo. Todo estaba pensado para lo que pudiera pasar.

Ahora que estaba a punto de llegar el momento, no sabía muy bien si quería que sonara el timbre o no. Aquélla sería otra prueba para demostrar si podía seguir adelante con el personaje que había creado la noche anterior. Si Joe no acudía, podría convencerse a sí misma de que habría pasado la prueba. Pero si iba...

El timbre sonó a las seis en punto. _______ respiró hondo antes de dirigirse a la puerta. Estaba temblando, pero quizá él no lo notara.

Lo encontró al otro lado de la puerta, vestido con vaqueros y camisa blanca... y una rosa amarilla en la mano. Una rosa amarilla que la inundó de emociones. Trece años después y aún se acordaba.

En su primera cita, Joe le había regalado una rosa amarilla y se había pasado cinco minutos disculpándose porque no había podido encontrar ninguna roja, por lo que había tenido que conformarse con una amarilla o con un clavel, que le había parecido más vulgar. Habían hecho tantas bromas sobre aquella rosa amarilla que se había convertido en una broma privada. Después de aquello, siempre le compraba rosas amarillas, incluso la última vez que le había regalado flores; el ramillete para el baile de graduación.

Durante todos aquellos años, cada vez que había visto una rosa amarilla, no había podido evitar pensar en Joe.

—Gracias —agarró la flor y se dio cuenta de que nada tenía que ver aquélla con la modesta rosa de hacía trece años. La de ahora era sencillamente perfecta. Pero era domingo, un día en el que las floristerías no solían estar abiertas. Quizá conocía a alguien que tenía una floristería y le había pedido un favor. Era todo un halago que se hubiera tomado tantas molestias—. Es preciosa, Jess —consiguió decir al tiempo que le dejaba paso para que entrara.

—Me pareció adecuada para la ocasión.

Así que sí, tenía la intención de hacerla sentirse halagada. Quizá intentara aprovecharse de su debilidad. Tenía que tener mucho cuidado con aquel hombre porque sabía perfectamente dónde y cómo tenía que tocar para hacerla caer rendida a sus pies. Parecía haber recuperado toda la confianza en sí mismo y, sin la menor duda, esperaba poder acostarse con ella esa noche. Podía leerlo en sus ojos.

—Espero que no te importe que te lo pregunte pero ¿de dónde has sacado una rosa tan perfecta un domingo?

—De un jardín —respondió, hundiendo las manos en los bolsillos de los vaqueros—. ¿De dónde si no?

No lo habría creído si no fuera porque el día anterior había forzado la cerradura de su propio apartamento.

—¿Quieres decir que la has robado?

—Créeme, al dueño no le importa —respondió con total despreocupación, como si acostumbrara a robar flores todos los días.

—Pero a mí sí me importa. Y estoy segura de que en otro tiempo tú habrías estado de acuerdo conmigo, Joe. Es un detalle muy emotivo, pero no me gusta pensar que has robado a alguien para tener este gesto conmigo.

—¿Quieres que la devuelva?

—Eso no serviría de nada, ¿no crees? No puedes volver a pegarla en el rosal.

Joe se echó a reír al ver su preocupación.

—Está bien, está bien. Es de mi jardín y de mi rosal.

—Ah —vaya, eso sí era interesante. Sabía que no debía preguntarlo, pero…— ¿Lo plantaste tú?

—Sí.

Mientras lo miraba se dijo a sí misma que no exagerara con las interpretaciones, pero resultaba difícil no pensar en lo que algo así podría significar.

—¿Por algún motivo en particular?

—Tengo debilidad por las rosas amarillas —respondió encogiéndose de hombros.

Seguía sin saber si eso tenía algo que ver con ella. Que tuviera un rosal de rosas amarillas no quería decir que pensara en ella cada vez que arrancaba una de su jardín, o que pensara en ella cada primavera y cada otoño cuando florecía. Podía ser una coincidencia. Pero Jess no era ningún tonto, por lo que quizá estaba utilizando la historia de la rosa amarilla como arma de seducción.

—Hay algo que huele muy bien —comentó él.

—Es una fondue, en realidad son dos, una de queso y otra de chocolate.

—Delicioso.

—Delicioso y... muy erótico.

—No recuerdo que esos pufs estuvieran ahí anoche.

—Porque no estaban. Los he comprado esta misma tarde.

—¿Especialmente para esta noche? —preguntó con cierto nerviosismo.

—Sí —respondió ella levantando una ceja—. Son cómodos para cenar en la mesa baja y están hechos de un material que no se ensucia con... nada.

—¿Por si se nos cae algo de comida... o algo así?

—Exacto... algo así.

De repente parecía un poco menos seguro de sí mismo. _______ tuvo que irse a la cocina para no echarse a reír. Lo cierto era que se le daba muy bien eso de ser mala. Había vuelto a conseguir poner nervioso a Joe y le había resultado muy sencillo.
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Agosto 22nd 2012, 21:49

holaaa me encanto el capi
pero NECESITO SABES Q PASARA ESA NOCHE!!!
por favor siguelaa sii?? prontito

PD: espero q tus dias mejoren Wink
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Agosto 23rd 2012, 10:51

nesecito seguir leyendo enserio
necesito saber que va a pasar esa noche
espero que tus dias mejoren (:
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Agosto 24th 2012, 08:53

siguela porfaaaa T_____T
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Agosto 26th 2012, 23:31

chicas lo siento mucho pero les iba a poner
cap por que mi dia fue genial pero recibi
una noticia que no me agrado mucho y me
dejo triste y he llorado mucho espero que
me entiendan tratare de subir durante la
semana si es que mejora :/
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Agosto 27th 2012, 21:49

hay ojala q mejores Sad
y siguela cuando puedas Smile
Volver arriba Ir abajo
evelyn alejandra
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 977
Edad : 26
Localización : comiendo las galletitas azules de nick con joe y kevin
Fecha de inscripción : 01/12/2010

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Agosto 29th 2012, 15:23

me encanto

sube cuando puedas no te preocupes

ojala no te haya pasado nada malo
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Agosto 29th 2012, 21:22

siguelaa Smile
Volver arriba Ir abajo
VickySantos27
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 26/08/2012

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 5th 2012, 19:14

NUEVA LECTORAAAAAAAA :DDDDDD cheers
ME ENCANTO,TIENEES QUE SEGUIRLAAA!


PASEN POR MI NOVELA PORFIS
http://jbvenezuela.activoforo.com/t11163-mi-nuevo-guarda-espaldas-nicktu-hot

MIS AMORES *_*


BELLO*_*
Volver arriba Ir abajo
Gabrielaoviedom16
Nuev@


Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 14/07/2012

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 5th 2012, 21:12

¡Síguela! Estoy esperando el próximo capitulo Sad
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 5th 2012, 22:53

siguelaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 6th 2012, 17:33

Chicas gracias por sus comentarios puede que al ratito les suba y si no mañana le subire cap.
ahora ya estoy de mejor animo asi que subire mas seguido gracias por todos sus comentarios las quiero Very Happy
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 6th 2012, 17:34

VickySantos27 escribió:
NUEVA LECTORAAAAAAAA :DDDDDD cheers
ME ENCANTO,TIENEES QUE SEGUIRLAAA!


PASEN POR MI NOVELA PORFIS
http://jbvenezuela.activoforo.com/t11163-mi-nuevo-guarda-espaldas-nicktu-hot

MIS AMORES *_*


BELLO*_*



bienvenida espero disfrutes de la nove c:
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 6th 2012, 20:01

wiii qemociooon
ojala nos puedas subir capi hoy!
siguelaaa Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 8th 2012, 17:20

siguela porfaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 10th 2012, 21:29

chicas 1.000 perdones pero he tenido una semana muuy ocupada en el colegio y no he tenido tiempo de subir pero hare lo posible por subirle mañana ya que el miercoles me voy a la playita por una semana pero prometo a la vuelta darles una maraton c:
de verdad espero me disculpen por no subir
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 10th 2012, 22:10

heeey nooo siguela porfaaa Sad
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 11th 2012, 14:21

Capítulo 6



Joe se había creído preparado para el impacto sexual que suponía regresar al apartamento de ______, pero ningún hombre podría estar preparado jamás para una trampa como aquélla. Todo en el ambiente, la música, la luz, la comida... todo era erótico.

Él también había creado una escena de seducción la noche anterior, pero ahora se daba cuenta de que, comparado con ______, no era más que un aficionado. Por el amor de Dios, hasta había comprado unos pufs nuevos. ¿A quién se le habría ocurrido relacionarlos con el sexo? Claro que si los unía a todo lo que había sobre la mesa y la ligera indumentaria que había elegido, no podía pensar en otra cosa que no fuera sexo.

Lo cierto era que, ahora que lo pensaba, aquellos asientos eran el lugar perfecto para el sexo. Se adaptaban a cualquier postura que se le pudiera ocurrir hasta a la mente más calenturienta. Hablando de calor, ya estaba ardiendo de deseo y apenas acababa de llegar. Y eso podía llegar a ser un problema porque todo parecía indicar que _______ tenía la intención de tomarse la velada con calma.

Deseaba demostrarle que era capaz de todo lo que quisiese proponerle, pero difícilmente iba a hacerlo con una erección constante. Las mujeres tenían más suerte porque podían disimular cualquier estado de excitación, cosa que él no podría hacer si se sentaba frente a ella en uno de esos pufs.

Así que en lugar de sentarse, decidió servir el vino y pasearse un poco por el salón para intentar calmarse un poco.

En una de las paredes había una estantería llena de vasijas de barro y muñequitas kachinas de Nuevo México. También había una fotografía de los padres de _____ que consiguió bajarle un poco la libido. Nada como la imagen de los padres de una mujer para acabar con cualquier urgencia sexual. Junto a esa fotografía había otra del hermano mayor de Katie en la que también aparecía una mujer castaña y un bebé.

Así que ahora era la tía ______. De pronto se preguntó si alguna vez habría considerado la idea de formar su propia familia. Ambos tenían edad para haberse casado ya, o incluso divorciado, como habían hecho la mayoría de sus ex compañeros de estudios, los mismos que siempre le preguntaban a Joe a qué estaba esperando él.

En realidad la pregunta sería a quién estaba esperando. Hasta volver a ver a _______ en la emisora, no se había dado cuenta de hasta qué punto ella le había influido a la hora de elegir a una mujer. Después de ella, casi siempre había salido con rubias, pero ninguna le había convencido del todo. Entonces se había encontrado cara a cara con ______ y había sido como si por fin hubiera encontrado el camino que había estado buscando durante años.

Sinceramente, nunca se había planteado el motivo por el que había plantado aquel rosal de rosas amarillas... hasta hacía unas horas, cuando lo había mirado y había pensado que debía llevarle una a ______. Seguramente había plantado aquel rosal de manera inconsciente pero impulsado por el recuerdo de ______.

—Dennis se casó con una chica de Nueva York —dijo _______, volviendo de la cocina—. Y ésa es Emma, mi sobrina.

—Es preciosa.

—Sí que lo es —asintió al tiempo que ponía boca abajo la foto de la familia de su hermano y la de sus padres.

—¿Por qué haces eso? —ahí estaban otra vez las indirectas cargadas de sexualidad.

—Tenía la sensación de que la casa estaba llena de gente —explicó con una sonrisa en los labios—. Vamos a probar la fondue.

Aunque intuía que en aquellos pufs iban a hacer algo más que disfrutar de la fondue, trató de sentarse con normalidad. Sin embargo en cuanto notó el tacto moldeable de los asientos, comenzó a imaginar posibilidades. Y ella debió de notarle algo en la cara.

—¿Estás bien? —le preguntó, ya sentada a su lado.

—Sí, mejor que nunca.

La facilidad con la que se sentaba ella le recordó que en otro tiempo había sido la animadora más flexible del instituto, lo cual había provocado no pocos chistes groseros por parte de los chicos. Y también le había ocasionado a Joe más de una pelea para defender su buen nombre. Probablemente todo el mundo en el instituto había creído que se acostaban juntos. Desgraciadamente no había sido así.

De pronto había comenzado a dudar de si la noche del baile de graduación había tomado la decisión acertada. Si hubiera aceptado la proposición de _______, ahora no estaría allí, sintiéndose en franca desventaja frente a ella. Si se hubiera acostado con ella hacía trece años, quizá habrían seguido juntos.

Claro que quizá seguir juntos no habría sido lo mejor, podrían haber acabado casándose antes de tiempo. Ambos habían necesitado tiempo para crecer y ser libres.

______ levantó su copa.

—Por los viejos amigos... y las nuevas experiencias.

—Buen brindis —dijo, chocando su copa con la de ella—. Nunca he comido fondue —aunque estaba seguro de que no era a eso a lo que ella se refería con lo de «nuevas experiencias»
—¿Ni siquiera cuando eras pequeño?

—No —lo habría recordado, igual que recordaba las contadas veces que su madre reunía el dinero suficiente para salir con él a tomar una hamburguesa. Sin embargo, a partir de ese momento, siempre que viera una fondue pensaría en ______, en la imagen que tenía allí, frente a él, con esa falda tan corta y ese suéter escotado en el que se le transparentaban los pezones.

Un momento, allí no hacía ni pizca de frío. Lo que quería decir que, si podía verle los pezones, era porque estaba excitada. Aquello lo hizo sentirse mejor.

—Mis padres tenían una fondue cuando yo era pequeña.

Siguió contándole anécdotas sobre cuando se cenaba queso fundido en su casa, pero Joe sólo se enteró de la mitad. Estaba demasiado concentrado en ella, en el modo en el que se inclinaba hacia delante y se le abría el escote.

—Se trata de empapar los trocitos de pan en el queso fundido —explicó antes de llevarse el tenedor a la boca.

Joe siguió observándola sin parpadear. Esa vez se trataba de pan, no de una vela, pero Joe seguía asociando aquella boca con sexo. Durante el tiempo que habían estado saliendo juntos, jamás se habría atrevido a pedirle que lo chupara, pero después de la pregunta que le había hecho el día anterior sobre el sexo oral, no podía pensar en otra cosa. La luz de las velas no lo ayudaban a distraerse, ni la música... el sonido de los tambores parecía el ritmo perfecto para hacer el amor salvajemente.

—Mmm —murmuró, masticando el trozo de pan con queso—. No está nada mal. Pruébalo.

No era el tipo de hombre que se lanzaba sobre una mujer para arrancarle la ropa, pero el ambiente empezaba a afectarlo más de lo que podía controlar. No obstante, trató de refrenarse.

—¿Qué te parece? —le preguntó después de que él lo probara por fin.

—Está rico. Pero creo que sería más práctico con unos nachos.

—Qué masculino. Quizá debería haber sacado cerveza en lugar de vino.

—Exacto. Y podríamos quitar la música y poner el partido de rugby.

______ lo miró preocupada.

—¿Quieres ver el partido?

—No, ______. Ni mucho menos —«lo que quiero es desnudarte y besar cada rincón de tu cuerpo»—. No me gusta tanto el deporte. Puede que sea porque nunca tenía tiempo de practicarlo.

Su mirada recuperó el brillo.

—Pero ibas a casi todos los partidos del instituto.

—A todos los que me permitía mi horario de trabajo. Pero eso era porque tú eras animadora —aún la recordaba con aquella faldita, más o menos de la misma longitud que la que llevaba ahora.

______ se detuvo antes de meter otro trozo de pan en el queso fundido.

—¿Venías a los partidos por verme a mí?

—Principalmente —dio otro trago de vino—. ¿No lo sabías?

—Pensé que te gustaba el rugby y que yo era un aliciente añadido —su tenedor seguía en el aire, aparentemente olvidado.

—Lo que me gustaba eras tú, y ver el partido era el aliciente añadido —en realidad la amaba locamente y seguramente no se lo había dicho las suficientes veces. Pero aquél no era momento para confesar su amor adolescente.

—Tú a mí también me gustabas.

Se miraron a los ojos por un momento y Joe creyó ver algo parecido al arrepentimiento. Si era así, sería el mismo arrepentimiento que sentía él por no haber sido su primer amante.

Entonces volvió a sonreír.

—Vamos, Joe. Como un poco más.

_________________
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 11th 2012, 14:23

Llevaba tantos años acumulando rencor hacia Joe que verlo ahora desde otra perspectiva le suponía un verdadero conflicto. Se había convencido a sí misma de que no había sido tan importante para él, que su negativa de acostarse con ella había sido una manera de decirle que no quería comprometerse. Y el modo en el que se había ido desarrollando su vida, su éxito profesional, había terminado de afianzarla en la idea de que, entre los planes de Joe, nunca había estado tener una relación seria con ella.

Quizá se había equivocado. Quizá había sido más importante para él de lo que había creído.

Siempre había pensado que ella había estado mucho más enamorada y entregada a la relación que él. Pero ¿y si no había sido así?

En cualquier caso, se encontraba en una posición privilegiada para averiguarlo. No sería extraño que, en su desesperación, Joe acabara desnudando su alma. De hecho ya había aprendido algunas cosas sorprendentes sobre él. Cosas que la habían debilitado y sensibilizado un poco. Pero no debía bajar la guardia. Quizá no fuera la rata que ella había creído, pero seguía teniendo los razonamientos típicos de un hombre. Seguramente esperaba que tras la cena, aquello acabara en una típica escena de cama.

Pero ______ no estaba preparada. Lo cierto era que se sentía un poco asustada; de un momento a otro podría transformarse de nuevo en la muchacha enamorada y dispuesta a todo por él. Y no podía permitir que eso ocurriera.

—Pasemos al chocolate —anunció de pronto—. También he comprado fresas y nata para acompañar.

Antes de ponerse en pie para ir a la cocina, tuvo tiempo de ver que el nerviosismo había vuelto a instalarse en el rostro de Joe. Estupendo. La noche anterior lo había hecho suplicar, pero ahora estaba siendo demasiado buena con él. Pero eso iba a cambiar enseguida.

Volvió al salón agitando el bote de nata montada, consciente de que al hacerlo, también se le movían los pechos libremente. Los hombres eran muy susceptibles a ese tipo de cosas, algo con lo que había contado al elegir ese suéter.

Por supuesto, los ojos de Jess se abrieron de par en par y después se pasó la lengua por los labios. Excelente. Estaba listo para el siguiente paso.

—¿Preparado?

Tragó saliva a duras penas.

—Su... supongo que sí.

Volvió a sentarse a su lado, sin hacer el menor esfuerzo en que no se le subiera la falda. Y puso una buena cantidad de nata en un cuenco. Joe tenía la mirada fija en sus piernas, pero no era ahí adonde quería que mirase, así que tenía que hacer algo.

—Me encanta la nata. Tanto, que a veces la chupo directamente del bote —añadió, llevándose el pitorro a la boca y apretando para que saliera un poco. Después se pasó la lengua por los labios para limpiarlos de cualquier resto del dulce líquido.

Joe parecía paralizado, no movía ni un solo músculo.

—A veces con una sola vez no es suficiente —volvió a tomar nata directamente del bote y a limpiar el pitorro con la lengua, muy despacio.

—______ —su voz salió como un crujido.

—¿Qué? —le preguntó con aire de inocencia.

—Ya sabes qué.

—¿Tú también quieres un poco de nata? Es divertido.

—Eres increíble —susurró, haciendo caso omiso al bote de nata.

—Eso dicen. ¿Te apetece una fresa? —le ofreció sumergiendo la fresa más grande en el otro cuenco de fondue, en el que estaba el chocolate caliente. Y miró a Joe.

Seguía sin moverse, pero su mirada era más ardiente que el fuego que calentaba la fondue.

—¿Qué te ocurre? ¿Has perdido el tenedor?

—No, lo que estoy perdiendo es la cabeza con todo eso que estás haciendo.

—¿Te molesta?

—Dios, claro que me molesta. Sabes perfectamente lo que estabas haciendo con ese bote de nata.

—Claro que lo sé —susurró ella, levantando la fresa del chocolate y girándola lentamente para que no goteara—. Y me encanta.

—¿Acaso querías que me imaginara cómo sería si me hicieras eso... a mí?

—¿El qué? —dijo, metiéndose en la boca la fresa bañada en chocolate.

—Pues... eso —la tensión se reflejaba en todo su cuerpo—. Pero no vas a hacerlo, ¿verdad? Lo que quieres es volverme loco imaginándolo, pero en realidad no vas a...

—Puede que sí.

Joe emitió una especie de gruñido.

—Si me lo pides amablemente.

—Si te suplico, ¿no es cierto?

______ terminó la fresa y sumergió un dedo en el cuenco lleno de nata.

—Algo así —y se chupó el dedo.

—Pues no voy a hacerlo.

—¿No? Es una lástima —siguió jugueteando con la nata—. Me da la sensación de que no te vendría mal un pequeño desahogo. Pero si no te interesa, seguiré con las fresas —dijo, agarrando otra—. Deberías probarlo. Es delicioso.

—Maldita sea, _______. Me parece una locura empezar así. Creo que deberíamos hacer el amor y después...

—¿Sabes qué, Joe? —sumergió la fresa en el chocolate y después en la nata—. Quizá deberías relajarte y disfrutar de lo que surja.

_________________
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 11th 2012, 14:24

Capítulo 7



Joe no tenía ningún punto de referencia para juzgar lo que estaba ocurriendo. Estaba acostumbrado a ser el que llevaba la voz cantante en su relación con las mujeres. Por supuesto, lo habían seducido antes, pero no de ese modo, sin el menor contacto físico. Aquella situación lo ponía incómodo.
Y hablando de incomodidad, Katie había utilizado todo su poder de sugestión para provocarle la erección más dolorosa de toda su vida. Algo acabaría por explotar... su ego, su orgullo o la tela vaquera que le estaba estrangulando el p*@e. Probablemente las tres cosas.

Estaba desesperado... y muy necesitado. Apuró la copa de vino mientras ella seguía haciéndole el amor a aquella fresa. Dejó la copa de vino en la mesa y respiró hondo.

—Katie, por favor, ven aquí.

—¿Necesitas algo? —preguntó ella, dejando el tenedor sobre la mesa.

—Sí —sólo pensar lo que estaba a punto de hacer le provocó un estremecimiento—. Sí, por favor.

______ se dejó caer del puf y se arrodilló frente a él, más exactamente entre sus piernas.

—A veces pedir lo que uno necesita resulta muy liberador.

—Entonces libérame —le suplicó con los ojos cerrados—. ______, por favor, libérame.

—¿Cómo?

Abrió los ojos para mirarla.

—¿Me vas a obligar a pedírtelo en voz alta?

—Quiero que seamos claros el uno con el otro. Ya no podía echarse atrás.

—Quiero que... —tuvo que hacer una pausa para tomar fuerzas—. Quiero que me desabroches los pantalones —Dios, estaba temblando como una hoja a punto de caer.

—Muy bien —pero al poner la mano en la cremallera, se detuvo—. Me resultaría más fácil si te tumbaras.

Ni siquiera se había percatado de que estaba completamente inclinado hacia delante, intentando ansiosamente acercarse a ella lo más posible. Quizá necesitara otra cosa antes de que le abriera el pantalón.

—Quiero que me beses.

—¿En la boca?

—Dios, claro que en la boca. ¿Qué pensabas...?

—Bueno, te besaré —se estiró para tomarle el rostro entre ambas manos—. Ahí va ese beso.

Joe puso las manos sobre las de ella y se inclinó hacia ella, directo a esa boca que tanto tiempo llevaba provocándolo, esa boca endulzada con el jugo de la fresa y el sabor tentador del chocolate, esa boca que pronto... no, no podía pensar en eso todavía o se volvería loco.

_______ se echó hacia atrás.

—Joe, se supone que soy yo la que va a besarte, no al revés.

—¿Es que tienes que controlarlo todo? —preguntó con frustración.

—¿No sería divertido para variar? —dijo ella con la mirada clavada en sus ojos.

Podría perderse en la profundidad de aquellos ojos azules, pero quería solucionar la situación, así que se obligó a concentrarse en lo que estaban hablando.

—¿Por qué no podemos dejar que las cosas vayan ocurriendo como vengan?

—Tú jamás has hecho eso. Era yo la única que dejaba que las cosas ocurrieran mientras tú lo dirigías todo. Tú eras el que decidía lo que iba a ocurrir y lo que no.

—Sólo intentaba...

—No importa lo nobles que fueran tus intenciones. El resultado siempre era el mismo, yo acababa siendo el lado pasivo de la pareja. Si quieres acostarte conmigo después de tanto tiempo, vas a tener que adoptar tú el papel pasivo. Ésas son mis condiciones.

Los tambores tribales de la música lo impulsaban a abandonar la discusión y dejar que se saliera con la suya. Pero Joe siempre había sido muy testarudo.

—Estás complicando algo muy sencillo.

—Sin embargo yo creo que estoy haciendo que algo complicado sea muy sencillo... para ti, al menos. No tienes que hacer ni pensar nada, sólo disfrutar.

—¿Y si disfruto ejerciendo un papel un poco más activo?

______ lo miró sonriendo.

—Ya sé qué es lo que te hace disfrutar. Sé que te encanta ser tú el que hace que las cosas sucedan, no que los demás lo hagan por ti. Pero esto no funciona así.

—¿Y no va a funcionar así nunca? —al oírse hacer esa pregunta, se dio cuenta de todo lo que implicaba. Hasta ese momento, _______ y él sólo se habían preocupado por el momento que estaban viviendo. Ninguno de los dos había hablado del futuro más allá de unas horas. Pero él acababa de hacerlo.

Katie consideró la pregunta durante unos segundos.

—No lo sé —dijo por fin—. Tendremos que ir viendo cómo van las cosas, ¿no te parece?

Ése fue el momento en el que comprendió lo que estaba ocurriendo. ________ necesitaba estar segura de que él le permitiría tomar decisiones. Si lo hacía, seguirían adelante. Si no... se acabaría todo.

Joe había acudido al apartamento con una idea muy diferente. Tenía la intención de dejar que _______ lo provocara un poco, pero después se pondría él a los mandos de la situación y ejercería el poder que siempre había tenido sobre ella... el poder de hacer que ella se muriera de deseo por él. Sin embargo ahora era ella la que ejercía ese poder y lo estaba matando de deseo por ella. Una sutil diferencia en la que no había reparado hasta ese momento.

—¿Podrás soportarlo? —le preguntó sujetando todavía su rostro entre las manos—. Aún puedes echarte atrás —aseguró mirándolo a los ojos con ternura.

—Esa opción no me vale.

—Entonces quédate quieto porque voy a besarte.

No le resultó sencillo no inclinarse hacia ella, pero lo hizo. Cuando sus labios se posaron sobre los de él, Joe cerró los ojos y se obligó a no hacer nada, sólo sentir. Y, para su sorpresa, dejar que alguien lo besara era muy diferente a besar. Era ella la que controlaba la presión de los labios, la que decidía cuándo usar la lengua y cuando invitarlo a que la utilizara él también. Y, como no tenía que pensar en qué debía hacer después, pudo disfrutar de lleno.

Y vaya si disfrutó. Saboreó la suavidad de sus labios, el dulzor de las fresas, el chocolate y la nata, la deliciosa humedad de su lengua. Y se preguntó cómo había podido vivir aquellos trece años sin besar a _______.

Si necesitaba estar al mando para que él disfrutara del privilegio de que lo besara, podía estarlo para siempre. Bueno, quizá no para siempre, pero desde luego ahora no le importaba nada. Porque _______ besaba como ninguna otra mujer a la que hubiera conocido. ¿Cómo había podido olvidar el placer de sentir aquella boca? ¿Por qué no la había buscado hacía años? Porque era un imbécil, por eso. Porque había estado demasiado ocupado luchando por conseguir el éxito y se había olvidado de la felicidad que había encontrado junto a ______. De ahora en adelante prestaría atención a lo que realmente importaba.

_______ apartó la boca demasiado pronto. O quizá no, porque Joe estaba sintiendo que cuanto más lo besaba, más aumentaba su erección.

_________________
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 11th 2012, 14:24

—Ahora échate hacia atrás —le ordenó con suavidad.

Joe cerró los ojos y obedeció. Con el puf completamente amoldado a su cuerpo y el sonido de la cremallera, sintió, seguramente por vez primera, lo placentera que podía llegar a ser la rendición y el abandono.

—¿Y ahora? —la voz de _______ flotaba en el ambiente aumentando el placer.

—Bájame los calzoncillos —había abandonado cualquier miramiento. Quería todo lo que ella quisiera ofrecerle.

Notó el frescor del aire en la piel. Se agarró al puf en busca de un poco de autocontrol; a esas alturas, sólo podía pensar en no acabar todavía.

—¿Y ahora? —tenía la voz temblorosa.

—Tócame. Por favor, tócame.

Ahora el frescor procedía de sus manos, que empezaron a acariciarlo con maestría.

—¿Así?

—Sí —dijo con un sonido gutural. Un placer así debería ser ilegal.

—¿Qué más quieres, Joe?

Qué más. No sabía si podría soportar lo que tenía en mente, pero después de haberlo provocado tanto, tenía que pedírselo.

—Quiero que... utilices la boca.

—Pensé que no me lo pedirías nunca. Pero primero... voy a jugar un poco.

No supo a qué se refería hasta que notó algo caliente y suave en el p*@e. Al abrir los ojos, se encontró que le estaba poniendo chocolate con los dedos.

—¿Te gusta?

No podía contestar mientras luchaba para no dejarse llevar.

—Pensé que esto sería mejor que meterte a ti en el cuenco de la fondue.

Una carcajada se abrió paso en su garganta a pesar de que intentó controlarla para no desconcentrarse.

—¿Está demasiado caliente?

Negó con la cabeza.

—¿Demasiado frío?

Volvió a negar.

—¿Está bien?

Asintió.

—Entonces sigamos con el plato principal —al ritmo de los tambores, comenzó a pasear la lengua por la superficie cubierta de chocolate y Joe creyó que moriría allí mismo de placer.

No sabía cómo iba a poder aguantarlo, pero tenía que hacerlo, no quería acabar todavía. Entonces Katie cerró los labios alrededor de su miembro mientras la lengua continuaba con su danza sensual.

—Más —consiguió susurrar—. Más, por favor.

Katie fue aumentando el ritmo poco a poco, pero entonces se retiró un poco y Jess gimió suplicante.
—Por favor.

Por fin le dio todo lo que necesitaba. Lo tomó de lleno una y otra vez hasta que ya no pudo más. Se agarró al asiento con fuerza hasta que creyó que se iba a romper en dos. Y finalmente se dejó ir con un grito ahogado que lleno la habitación. Con los ojos cerrados, se deleitó en todas y cada una de las sensaciones del clímax y ella esperó hasta que dejó de estremecerse. Después se retiró y él permaneció allí tumbado, incapaz de moverse.

Apenas fue consciente de que le había subido los calzoncillos y los pantalones. Sí notó que se ponía en pie y se acercaba a darle un beso en la mejilla.

—Quédate todo el tiempo que necesites —le dijo suavemente—. Cierra bien la puerta cuando te vayas.

Joe abrió los ojos de golpe. _______ estaba apagando las velas.

—¿Qué... qué haces?

—Me voy a dormir.

—No puedes hacer eso.

—Claro que puedo. Ésta es mi casa, yo pongo las reglas —le dijo con una sonrisa en los labios—. Además, me parece que tú ya estás acabado por hoy.

—De eso nada —se puso en pie a duras penas—. Sólo necesito unos minutos y estaré listo de nuevo. Esto no ha hecho más que empezar. Yo ni siquiera te he tocado.

—Pero te he tocado yo a ti.

—Sí, lo sé —murmuró con sincera gratitud—. Y lo has hecho increíblemente bien. Me ha encantado, pero ahora me toca a mí devolverte el favor.

—Qué rápido lo has olvidado.

—¿El qué? —con el orgasmo que acababa de tener, lo raro era que no hubiera olvidado hasta dónde estaba.

—Que soy yo la que manda.

—Ah, eso. Bueno, vamos a tu dormitorio y haré todo lo que tú me ordenes.

—No creo haberte invitado a mi dormitorio.

Dios. Aquello era demasiado complicado. Se sentía extranjero en un país cuyo idioma no conocía.

—Está bien. Entonces nos quedaremos aquí. Te prometo que tú estarás al mando. Vamos, _______, debes de estar muy excitada después de todo esto.

—Sí, la verdad es que estoy un poco caliente, pero puedo solucionarlo sola.

—¿Por qué? —no entendía nada—. ¿Por qué no me dejas que te dé placer? Lo haré como tú me pidas.

—Todavía no estoy preparada, Joe. Vete a casa y, si todavía quieres hacerlo mañana, ven por la noche, después del programa. ¿O es muy tarde para ti?

—No, si me puedo ir a la cama contigo.

—Lo pensaré. Ven a eso de las diez y media y hablaremos.

—¿Hablar? ¡Maldita sea! Quiero hacer algo más que hablar. Tú y yo tenemos una cuenta pendiente.

—No creo que eso sea culpa mía, ¿no te parece?

—¿Cuándo podré dejar de pagar por esa decisión?

—Cuando quieras. Nadie te obliga a venir a mi casa.

—Resultas muy frustrante, _______. ¿Lo sabías?

Parecía tranquila y su sonrisa amable.

—No hace falta que vengas si lo pasas tan mal.

—Puede que no venga.

—Tú decides. Aquí estaré —se inclinó para apagar la última vela, dejando la habitación iluminada sólo con la luz procedente de la cocina—. Buenas noches, Joe. Que duermas bien.

Joe salió de allí con una maldición en los labios. Lo había echado, se había salido con la suya una vez más. Pero sería un estúpido si le daba la espalda a un placer como el que ella le daba. Volvería al día siguiente, ambos lo sabían.

Echar a Joe de su casa había sido una de las cosas más difíciles que ________ había hecho en su vida, pero sabía que era lo mejor. No podía perder el poder que había conseguido, eso ya lo había hecho hacía trece años. Además, estaba resultando tremendamente excitante... y le había dado mucho placer, eso era evidente y gratificante.

Lo cierto era que no iba a hacer nada respecto a la excitación que sentía porque lo que le apetecía era estar con él. Sólo había querido torturarlo un poco más.

Mientras limpiaba los cuencos de la fondue sonó el teléfono. Era un número que no conocía, seguramente Joe. Ella no le había dado su número, pero seguramente lo había hecho su madre. Decidió no contestar y escuchar después el mensaje:

—Puedo imaginarme qué es lo que te impide responder al teléfono. Por eso te he llamado, para recordarte que el orgasmo que estás teniendo podría habértelo dado yo si me hubieras dejado quedarme. Tú no eres la única a la que se le da bien el sexo oral, _______ Peterson.

Aquello era todo un discurso viniendo de Joe. Debía admitir que la excitaba escuchar su voz. En el futuro y, mientras estuvieran en igualdad de condiciones, lo pasarían muy bien.

—Pero te llamaba también para otra cosa. Quería invitarte a comer mañana. Creo que deberíamos vernos a la luz del día. Podría ir a buscarte a la emisora a las doce y media. Dime qué te parece.
Katie dejó pasar unos quince minutos y, después de unas flexiones que le aceleraron la respiración, lo llamó.

—¡Hola! —le dijo casi sin aliento—. He escuchado tu mensaje.

—¿Me llamas antes, después o durante?

—¿Antes, después o durante qué? —estupendo. El plan había funcionado.

—Ya lo sabes. Sé exactamente qué estás haciendo por la manera en la que estás respirando. Sabes que podrías quedarte ciega.

—Hace años que comprobé la falsedad de esa teoría —no pudo evitar reírse con malicia—. Es una lástima que tú sigas creyéndola.

—Estaba bromeando.

—Claro que eso explicaría por qué estabas tan desesperado esta noche.

—¡No estaba desesperado, maldita sea!

—Por supuesto que lo estabas, pero no importa. Yo lo he pasado bien —hizo una pausa—. De hecho, sigo pasándolo muy bien.

—¿Estás haciéndolo ahora mismo? ¿Mientras hablas conmigo?

—¿Algún problema?

—No puedo creerlo... Bueno, sí, sí puedo creerlo. Encaja perfectamente en tu plan para volverme loco.

—¿Y qué tal lo estoy haciendo?

—Demasiado bien.

—Te estás excitando otra vez, ¿verdad?

—Eso da igual —su tono de voz lo decía todo—. Al menos sé que no estás usando un vibrador por que no oigo nada.

—¿Quieres adivinar lo que estoy usando?

—No.

—No es una vela, me gusta probar cosas nuevas. Vamos, intenta adivinarlo.

—_______, voy a colgar.

—Pero aún no te he dicho si quiero ir a comer contigo. Pensé que querías saber qué me parecía.

—Y quería, pero ahora ya no sé si es una buena idea. No quiero ni pensar en lo que podrías hacer.

_______ sonrió victoriosa.

—Pero si no comemos juntos, nunca llegarás a conocerme.

—¿Entonces lo harás?

—Claro que lo haré.

—Me refiero a la comida.

—Sí, eso también.

—Definitivamente, voy a colgar. No quiero oír cómo tienes un orgasmo.

—Muy bien. Yo también iba a colgar. Necesito las dos manos.

—_______.

—Hasta mañana, Joe. Piensa en mí —apagó el teléfono encantada. Lo estaba pasando en grande.
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 12th 2012, 21:47

q maaala rayita pobre Joe lo deja asi todo vjksfjakv
haha siguela!!!
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 13th 2012, 12:00

es malisima y vengativa la chica pobecito
siguela
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Septiembre 13th 2012, 19:48

siguela!!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Hoy a las 11:25

Volver arriba Ir abajo
 
Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 6.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» Novela Hot* [solo mayores] You are my hot dream.
» pecados paternos nove hot solo mayores(enserio es hot)
» ONE-SHOT Jonas y tu MUY HOT, SOLO MAYORES.
» If we ever meet again ~nicholas & tu~ (solo mayores) CAP PAG 70
» ****---ESCLAVOS DEL DESEO---****(NICK, JOE Y TU) [SOLO MAYORES]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: