Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 10th 2012, 19:01

Hola chicas me llamo Camila y esta nove NO ES MIA la lei hace un tiempo en foro
y me encanto por eso decidi subirla espero que le guste c:





Sipnosis

Sólo podía hacer una cosa: obligarla a dejar de hablar y pasar a la acción…
El trabajo de ______ Peterson le exigía ser una locutora descarada, pero ahora se estaba volviendo descarada también en su vida privada. Joseph Miller había empezado a construir un rascacielos al lado de la emisora de radio. ______ detestaba aquel enorme edificio igual que detestaba ver continuamente al hombre que había rechazado la oportunidad de ser su primer amante. Había llegado el momento de vengarse…
Joe solía reírse con los irreverentes comentarios que ______ hacía en su
programa, e incluso había pensado en pedirle una cita. Sin embargo la locutora había empezado a decir en antena que cualquier hombre empeñado en levantar un edificio tan alto sin duda quería compensar algún tipo de «carencia»…

Díganme la sigo???


Última edición por cami-camila el Octubre 19th 2012, 13:11, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 11th 2012, 08:53

se ve buenaaa siguelaaa
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 11th 2012, 17:04

Capítulo Uno



Joseph Miller estaba mayor para citas a ciegas. Pero lo había olvidado en un momento de locura y ahora se encontraba atrapado con la mujer que ocupaba el asiento del copiloto de su jaguar. Suzanne Dougherty, amiga de un amigo, a la que habían descrito como «muy divertida y justo tu tipo», pero no había resultado ser así.
Durante la carísima cena en Anthony's, habían hecho un verdadero esfuerzo por entablar conversación y ahora se dirigían a un club a bailar porque sería un insulto llevarla a casa un viernes a las nueve de la noche. Dios. ¿Por qué habría hecho caso a su amigo?
Garbo debería haberse dado cuenta de que era una locura emparejarlo con alguien como Suzanne. Después de ser su capataz de obra durante cinco años y de haber pasado juntos varios domingos caminando por sus montañas preferidas, Garbo debería haber sabido qué tipo de mujeres le gustaban a Joe. Quizá a su amigo no se le dieran bien esas cosas, o quizá ella le había insistido para que concertara aquella cita a ciegas. En cualquier caso, lo único que estaba claro era que aquello no estaba funcionando.
En ese momento, Suzanne puso la mano sobre la radio del coche.
—Voy a poner un poco de música.
—Buena idea —así llenaría aquel incómodo silencio.
En cuanto Suzanne apretó el botón, recordó la emisora en la que había dejado el dial... y recordó también lo que empezaba después de las noticias de las nueve todas las noches de lunes a viernes.
—¡Hola! Os habla ______ desde la KRZE y desde la ciudad de Tucson, donde abunda ese maravilloso símbolo fálico que es el cactus saguaro gigante. Hoy es viernes siete de octubre y esto es Hablemos de sexo.
La risa nerviosa de Suzanne retumbó en el interior del coche.
—Vaya, no me había dado cuenta de que eran las nueve.
—Mejor ponemos un poco de música —sugirió Joe, llevando la mano a la radio rápidamente.
—No, déjalo —le pidió ella—. Me gusta ese programa y hace tiempo que no lo escucho.
A Joe también le gustaba y se había acostumbrado a escucharlo todos los días, se encontrara en su casa de la colina o en el coche. La voz atrevida de la locutora lo adentraba en el mundo de los recuerdos y lo cierto era que el tema del que hablaba le interesaba bastante.
Incluso había pensado en pasar algún día por la emisora e invitarla a salir por los viejos tiempos. No lo apartaba mucho de su camino ahora que estaba construyendo una torre al lado de los estudios de la KRZE, que se encontraban en un pintoresco edificio de los años cuarenta. Se le había ocurrido que podría dejarle una nota. Seguramente la sorprendería recibir noticias suyas después de tanto tiempo. Por supuesto cabía la posibilidad de que estuviera saliendo con alguien, pero merecía la pena intentarlo.
Pero entonces, antes de que él pudiera poner en práctica el plan de dejarle una nota haciendo alguna referencia al pasado, ella había empezado a lanzar ataques contra su proyecto. Llevaba haciéndolo un par de semanas, incitando a los integrantes de Preservemos Nuestras Raíces que frenaban la construcción con piquetes y con los que Joe seguía negociando. El proyecto había levantado protestas desde el comienzo, pero las del PNR eran las más sonoras. Sin embargo, después de que el ayuntamiento se decidiera en favor de la construcción, las voces de protesta habían ido desapareciendo. Todas excepto la de ______.
Bueno, quizá la construcción estuviera ocasionando algunos problemas de tráfico para los trabajadores de la KRZE, pero pronto dejaría de importar porque la emisora iba a cambiar de sede de todos modos. La promotora Livingston Development estaba ya en negociaciones con los propietarios de la emisora para comprar el terreno.
Las razones eran muy sencillas: la KRZE se encontraba en un terreno al que se le podía sacar muchos más beneficios. El resto de los edificios de la manzana ya habían sido vendidos, e incluso se habían aprobado los planos de un centro comercial de varios pisos. Joe esperaba hacerse también con ese proyecto, pues sería el más importante en el que habría trabajado. Cuando hubiera terminado, Construcciones Miller sería la empresa de moda en Tucson. Joe deseaba esa seguridad laboral.
Además, lo estaba pasando en grande. Los nuevos edificios redundarían en más trabajos en el centro de la ciudad y añadirían un toque interesante al horizonte. No serían la «monstruosidad sin remedio», que era como los había descrito ______ el miércoles por la noche, ni tampoco «un testimonio de la ambición y el exceso de los hombres», que era la frase que había utilizado la noche anterior. Serían bonitos. Impresionantes. Dignos de Construcciones Miller.
Debería haber dejado de escucharla la primera vez que había arremetido contra él, pero tenía la perversa necesidad de enterarse de lo que despotricaba en cada momento. No obstante, la idea de que lo insultara delante de Suzanne no le hacía ninguna gracia. Pero ya no podía hacer nada al respecto; si insistía en cambiar de emisora, parecería ofendido.
—En este programa, todo es sexo todo el tiempo —continuó diciendo ______—. Y aquí tenéis un consejo del Kamasutra. ¿Cansadas de la misma postura aburrida de siempre con la mujer encima? Chicas, probad esto: poneos en cuclillas sobre vuestro chico, ajustaos bien a él, cerrad las piernas y moveos primero muy despacio para después ir subiendo el ritmo. Decidme qué tal os va.
Joe tuvo que toser para disimular un gemido de turbación. Suzanne llevaba la noche entera lanzándole señales sexuales, así que aquello no haría más que provocarla aún más.
—Una idea de lo más interesante —murmuró Suzanne—. ¿Alguna vez lo has probado con alguna mujer?
—No exactamente.
—Pues a mí me parece que debe de ser muy...
—Incómodo —interrumpió Joe—. Debe de ser muy incómodo.
—Oye, no era eso lo que iba a decir. Creo que...
—Esta noche, vamos a recibir a la doctora Janice Astorbrooke —la voz de ______ impidió que Suzanne terminara de decir lo que iba a decir. La doctora Astorbrooke es la autora de Embestida hacia el cielo: simbolismo sexual en la arquitectura.
Joe apretó los dientes con fuerza mientras pisaba el acelerador hasta el fondo para pasar un semáforo en ámbar. Por si el consejo del Kamasutra no hubiera sido suficiente, ahora tendría que escuchar cómo explicaban el simbolismo fálico de los edificios altos. ______ debía de haber pasado horas buscando en Internet hasta dar con aquella chiflada.
—Vayamos directas al grano, doctora Astorbrooke. Al venir hacia aquí, sin duda se habrá fijado en lo que está ocurriendo junto a nuestro pequeño y encantador estudio. Un agujero de ese tamaño sólo puede ser para un edificio muy alto. De cuarenta pisos, para ser exactos.
La doctora Astorbrooke tenía una voz grave, como de fumadora empedernida.
—______, mientras permitamos que los hombres construyan edificios, seguiremos viendo edificaciones como ésa, e incluso más altas. Cuarenta pisos podrían parecernos modestos.
—Bueno, estamos en Tucson, no en Manhattan —le recordó ______.
—Me he fijado en que tenéis pocos edificios altos, pero hay algunos, y la motivación es la misma, sean del tamaño que sean.
Joe se preparó para escuchar algo que sin duda no iba a gustarle.
—¿Y cuál es esa motivación, doctora Astorbrooke? —______ parecía dulce. Y peligrosa.
—Compensar algún tipo de deficiencia sexual.
—¡Cuidado! —gritó Suzanne de pronto.
Joe apretó el freno justo a tiempo para evitar chocar con el coche de delante.
—Lo siento —la disculpa salió de su boca de manera automática mientras su cerebro seguía intentando asimilar lo que acababa de escuchar. ¿Deficiencias sexuales? Tonterías. Estaba ganando mucho dinero por construir un estupendo complejo de oficinas. Desde luego no estaba tratando de compensar absolutamente nada.
—Es fascinante —dijo ______—. Entonces es algo parecido a lo que ocurre con los coches deportivos.
Era imposible que ______ supiera que él tenía un Jaguar.
—Parecido, pero aún más revelador, ______.
Suzanne volvió a echarse a reír, un sonido que le taladró el oído.
—Acabo de darme cuenta. Están hablando de tu edificio, ¿verdad?
—Mi compañía es la responsable de la construcción, pero no fui yo el que lo diseñó —«muy bien, tipo listo, échale la culpa al arquitecto»—. Aunque me gusta el diseño —se obligó a sí mismo a añadir.
Mientras la doctora Astorbrooke daba más y más detalles sobre su teoría, Joe notó que Suzanne no dejaba de mirarle la entrepierna. Dios.
Por fin ______ hizo un descanso para la publicidad. Joe nunca se había alegrado tanto de oír un anuncio de neumáticos.
—Has construido varios edificios muy altos en la ciudad, ¿verdad? —el tono de voz de Suzanne no dejaba lugar a dudas de cuáles eran sus intenciones.
—Son nuestra especialidad —sí, le gustaba hacer edificios altos, pero eso no tenía nada que ver con su sexualidad. Le gustaba el sexo y era un buen amante. El sexo era una cosa y el trabajo otra completamente distinta.
—¿Y por qué te especializaste en eso?
—Porque construir un edificio de tantas plantas supone todo un desafío, y eso me gusta —no pensaba hablarle de su fascinación por las vigas de acero o de cuánto le gustaba levantar enormes torres de juguete cuando era niño. Si tuviera que explicar por qué le gustaba trabajar en edificios tan altos, tendría que admitir que disfrutaba del poder y el prestigio que llevaban consigo ese tipo de construcciones. Dos cosas de las que no había disfrutado como hijo de la cajera de un supermercado y de un padre que había desaparecido, siempre tratando de escapar de la justicia.
—¿Y qué te parece la teoría de esa doctora?
—Una tontería —se detuvo en un semáforo. Podría haberlo pasado en ámbar, pero quería demostrar que estaba totalmente tranquilo y que la conversación no lo afectaba en lo más mínimo.
—Claro que lo es —convino ella. En su voz había un matiz diferente; un toque muy sexual—. Es evidente que eres un tipo muy viril.
«Maldita sea». Ahora le pediría que se lo demostrara. Se volvió a mirarla y, efectivamente, parecía más que dispuesta a dejarse seducir. Pero Joe no tenía la menor intención de hacerlo.
Volvió a ponerse en movimiento mientras de sus labios salía un resoplido. Giró a la derecha hacia la calle que volvería a llevarlos en dirección al apartamento de Suzanne.
—Suzanne, eres una mujer estupenda, pero...
—Ésa sí que es una frase típica.
Se sintió culpable inmediatamente. Lo cierto era que lo había oído en la tele y la había guardado en su memoria para cuando la necesitara. Parecía que sólo funcionaba en la ficción.
—Tienes razón —se detuvo en otro semáforo mientras buscaba algo mejor que decirle.
—Me estás llevando a casa, ¿no es cierto?
Joe suspiró.
—Es que no creo que tú y yo estemos hechos el uno para el otro —otra frase típica. No se le daba bien rechazar a nadie. Lo cierto era que no le gustaba herir los sentimientos de una mujer.
—Estabas perfectamente hasta que surgió el tema del sexo.
No había estado perfectamente, en realidad había estado fingiendo que se divertía, pero parecía que ella no se había dado cuenta. Desde luego no quería empeorar las cosas diciéndole la verdad.
—Quizá la doctora Astorbrooke tuviera razón.
Tendría que aceptar la ofensa, pues la otra opción era decirle algo que le haría más daño. Al fin y al cabo, ella no tenía la culpa de que no hubieran encajado.
—Puede ser.
—Entonces será mejor que me lleves a casa. No estoy disponible para alguien con ese tipo de deficiencias.
Joe siguió conduciendo con una tremenda sensación de alivio.
—Siento que no haya funcionado.
—Deberías pedir ayuda.
—Sí, puede que lo haga.
Se las arregló para pasar en verde casi todos los semáforos, con lo que un abrir y cerrar de ojos se encontraron frente al apartamento de Suzanne. Se despidió de ella con un apretón de manos y volvió al coche.
En cierto modo, _______ le había hecho un favor aquella noche, pero no iba a agradecérselo. Había decidido atacarlo y él iba a poner fin a dichos ataques.
Preparado para la batalla, se dirigió a la KRZE
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 11th 2012, 17:05

Bueno puse el primer cap para que sepan como es la nove espero les guste Very Happy
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 12th 2012, 09:59

OMG siguelaaaaaa me encantoooo
Volver arriba Ir abajo
kelilovejoe
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 491
Fecha de inscripción : 31/05/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 12th 2012, 12:55

siguela nena se ve buena
Volver arriba Ir abajo
FerJonas12
Novia De..


Cantidad de envíos : 645
Localización : Ave. Fastlife LA. California
Fecha de inscripción : 03/02/2012

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 13th 2012, 23:26

Nueva lectora! Siguela please!!!
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 16th 2012, 14:47

chicas al ratito les subo cap :B
Volver arriba Ir abajo
Beautiful-NO-Tamed.
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 515
Edad : 21
Localización : Tomando leche de la granja de Joe ;)
Fecha de inscripción : 02/08/2010

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 16th 2012, 15:35

Jaja nueva lectoraa!siguela porfavor,me encanta esta novela:)
Joe no tiene que compensar ninguna deficiencia,ana es bieeen grande Wink
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 16th 2012, 15:45

[size=12]
[size=18][justify][]Capitulo 1 parte 2


Durante la publicidad, _______ Peterson acompañó a la doctora Janice Astorbrooke hasta la puerta del estudio. Después, regresó para recoger sus cosas y dejar paso a Jared Williams, que debía comenzar su programa Locos del deporte a las diez en punto. Reunió todas sus anotaciones con el rostro resplandeciente de satisfacción.
Los muros de ladrillo de aquel edificio que tanto quería parecían a punto de venirse abajo durante el día, pero ahora ella estaba llena de fuerza. Se sentía como una guerrera defendiendo su territorio. Aquél era su hogar aunque no fuera la propietaria.
Había sabido comprender por qué su abuelo lo había vendido, desolado tras la muerte de su abuela, que había muerto cundo ______ estaba en el instituto. También había comprendido los motivos que habían tenido sus padres para no querer quedarse con él, aunque perder a su abuela y su hogar en el mismo año había sido un duro golpe. Se había sentido impotente de no poder hacer nada ante tan importantes cambios. Al enterarse de la construcción de aquella enorme torre que pondría en peligro el edificio, había prometido hacer todo lo que estuviera en su mano para salvarlo.
La doctora Astorbrooke había sido todo un hallazgo para su campaña. A juzgar por el número de llamadas recibidas durante la segunda mitad del programa, el tema había provocado una gran controversia, que era precisamente lo que ______ pretendía. Aumentar la audiencia mientras atacaba a Construcciones Miller era la manera perfecta de acabar la jornada.
A las diez en punto, Jared entró en el estudio. Era un hombre alto, más bien larguirucho y con gafas que amaba a su mujer, Ruth, y las estadísticas deportivas, en ese orden.
______ se puso en pie y tapó el micrófono antes de hablarle:
—¿Has oído algo de mi programa?
—Todo —respondió Jared con sonrisa malévola—. Y, para que conste, yo no tengo la menor necesidad de construir edificios altos.
_______ se echó a reír.
—Nunca había pensado que la tuvieras. Ruth parece una mujer muy satisfecha.
—Le ha encantado tu programa de hoy. La he dejado escuchándolo cuando he salido de casa.
—Dale las gracias de mi parte. Todos los oyentes cuentan.
—Claro —asintió Jared al tiempo que se ponía los cascos—. Que tengas buen fin de semana.
—Gracias.
Nada más salir del cubículo de grabación, Ava Dinsmore, una de las becarias de la emisora, la felicitó por el programa. Los becarios desempeñaban un papel crucial en la KRZE debido a los apretados presupuestos. Ava tenía multitud de piercings y por su pelo habían pasado prácticamente todos los colores del arco iris. Además de hacer de recadera para todo el mundo, se encargaba de la centralita de llamadas.
—Has tenido muchas llamadas —le dijo Ava.
—Sí. ¡Ha habido una respuesta magnífica! Hasta hemos tenido que pedir a algunos oyentes que se calmaran un poco. Ha sido genial.
—También has tenido un par de llamadas personales —dijo la becaria, señalando unas notas de papel.
______ ni siquiera hizo amago de agarrar los papeles; Ava disfrutaba haciendo cosas como leerle los mensajes en voz alta en lugar de dárselos. Y ______ admiraba su habilidad para hablar con total claridad teniendo la lengua perforada por un pendiente.
—Llamó Edgecomb. A los propietarios no les ha gustado nada el programa. Temen que pueda arruinar las negociaciones con Livingston Development.
—¡Estupendo! Así Livingston construirá su maravilloso aparcamiento en otro sitio.
—Sí, como por ejemplo en el solar que hay al otro lado, y dejarán a la emisora atrapada en medio. De cualquier modo, no habrá manera de poder emitir.
—¡Por eso tenemos que detener toda la construcción! Aún no pienso aceptar la derrota.
—Pues eso es lo que quiere Edgecomb que hagas, que aceptes la derrota y vuelvas a los temas de siempre: juguetes eróticos, ideas para las caricias preliminares, cosas así.
—Anoche hablé de dos películas para adultos y entrevisté a una bailarina de topless.
—Lo sé —asintió Ava sin que se le moviera ni un mechón de pelo— Pero entre una cosa y otra, lanzaste algunas puñaladas contra la construcción. Y hoy todo el programa ha girado en torno a eso. Edgecomb quiere que lo dejes.
—Ya veremos —el lunes por la noche, _______ esperaba un invitado que hablaría de las connotaciones sexuales de cosas como los tornillos y las tuercas, lo cual le daría pie para hacer algunos comentarios sobre la construcción. Estaba deseando que llegara ese programa.
—Según dijo Edgecomb, puedes luchar contra la construcción todo lo que quieras... pero en tu tiempo —continuó diciéndole Ava con una sonrisa en los labios—. Aunque debo reconocer que jamás habría imaginado que pudieras encontrar la manera de relacionar el sexo con la construcción.
—Internet se ha convertido en mi mejor amigo —lo cierto era que no le había resultado tan difícil relacionar dichas cosas, puesto que, para ella, Joseph Miller y el sexo siempre estarían unidos. Pero prefería morir antes que admitir ante nadie que tenía algo personal contra el responsable del proyecto.
—Me encantaría poder ver la cara de ese constructor cuando se entere de lo del programa de hoy. ¿Te imaginas cómo se sentirá un aguerrido tipo de la construcción cuando sepa que lo han estado llamando flojeras en antena? Tienes suerte de que tu número no aparezca en la guía.
—Yo no lo he llamado flojeras —dijo ______ sonriendo por dentro—. Era la teoría de la doctora Astorbrooke no la mía —aunque no sentía ninguna lástima por Joe, se lo tenía bien merecido.
—Sí, ya he visto cómo te has protegido. Bueno, ¿vas a cejar en tu campaña de difamación?
«Ni hablar».
—Hablaré con Edgecomb —respondió, mirando el reloj de la pared—. ¿Qué más mensajes había?
—Uno era de Mari, que dice —anunció Ava antes de bajar la mirada para leer las palabras textuales—: «Dales duro, ______. Nos vemos mañana frente a unos margaritas. A las seis donde siempre» —Ava volvió a mirarla—. Ha dicho muchas más cosas, pero ése es el resumen.
—Muy bien. Gracias.
—¿Puedo ir con vosotras?
—Claro —______ intuía que Ava se había aburrido de los vagos de sus amigos y quería encontrar gente nueva con la que salir. _______ y su mejor amiga Mary, abogada de éxito, serían perfectas para ella en esos momentos.
—¡Estupendo! Gracias.
—Será divertido. ¿Algún mensaje más?
—Ah, sí. Tu madre quiere saber por qué atacas al pobre Miller.
_______ se quedó sin habla unos segundos. Parecía que Ava había dejado aquel mensaje para el final a propósito. Cuando se trataba de encontrar trapos sucios, era como un perro sabueso.
Mary jamás dejaría un mensaje tan incriminatorio como ése, pero su madre... bueno, a ella siempre le había encantado Joe y se había enfadado mucho cuando _______ había roto con él. Quizá incluso quisiera que la gente de la emisora se enterara de q
ue habían sido novios.[/justify][/center][
/size]
[/size]
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 16th 2012, 15:47

Beautiful-NO-Tamed. escribió:
Jaja nueva lectoraa!siguela porfavor,me encanta esta novela:)
Joe no tiene que compensar ninguna deficiencia,ana es bieeen grande Wink




bienvenida espero que te guste la novela Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Beautiful-NO-Tamed.
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 515
Edad : 21
Localización : Tomando leche de la granja de Joe ;)
Fecha de inscripción : 02/08/2010

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 16th 2012, 16:53

Jajaja no me gusta,me encantaa!
Fijate que se te corto el capitulo,le falta un pedasito porque quedo en "que....." jajaja.
Siguela que me encanta:)
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 16th 2012, 16:57

Beautiful-NO-Tamed. escribió:
Jajaja no me gusta,me encantaa!
Fijate que se te corto el capitulo,le falta un pedasito porque quedo en "que....." jajaja.
Siguela que me encanta:)


ups tienes razón gracias por avisarme Smile
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 17th 2012, 05:30

me encantaaaa siguelaaa
Volver arriba Ir abajo
jonatik4everrr
Novia De..


Cantidad de envíos : 658
Fecha de inscripción : 27/11/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 18th 2012, 08:40

Nueva lectora
Seguila
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 18th 2012, 10:47

¡nueva lectora! Very Happy
me encantoo siguelaaa
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 18th 2012, 11:39

chicas gracias por comentar en la tarde le subo capitulo Smile
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 19th 2012, 19:19

Capitulo 1 parte 3


—Supongo que se refiere al tipo que dirige Construcciones Miller —dijo Ava con malicia.
—Eh... sí.
—¿Tu madre lo conoce?

_______ trató de pensar con rapidez. Habría preferido que nadie de la emisora se enterara de su relación con Joe, pero gracias a su madre, Ava ya sospechaba que había algo oculto. Si no le decía la verdad, la becaria empezaría a imaginar cosas y podría ser peor.

Así que se acercó a ella y habló en voz baja:

—Escucha, esto no puede salir de aquí.
—Puedes confiar en mí —aseguró con los ojos brillantes.
—Lo digo en serio. Si esto se sabe, podría tener problemas.
—No se sabrá.
—Está bien —sólo esperaba que el deseo de que la invitara más veces a salir con Mary y ella fuera lo bastante fuerte para cumplir con su promesa—. Salí con Joseph Miller en el último año de instituto.
Ava parpadeó varias veces.
—No puede ser. Vaya, supongo que lo vuestro no funcionó, ¿no?
—No.
—¿Y estás tratando de vengarte o algo así?
—No —no dejaba de decirse a sí misma que no hacía aquello por venganza sino por justicia. Sólo trataba de proteger lo que era suyo legítimamente—. No es más que una coincidencia.
—Pero dijiste que con ese edificio trataba de compensar algún tipo de deficiencia sexual. Parece que tuvieras algún interés personal.
—Te recuerdo que no fui yo la que lo dijo. La doctora Astorbrooke...
—Sí, lo sé. Pero sí que fuiste tú la que la invitó al programa. ¿Tan malo era en la cama?
—Ava, no pienso contestar a esa pregunta —______ acababa de darse cuenta de que, al tratar de evitar los comentarios, quizá lo había empeorado todo.
—Entonces supongo que tampoco vas a decirme por qué rompisteis.
—No. Lo siento.
—Lástima. Supongo que tu madre tampoco lo sabe; si lo supiera, no lo habría llamado «el pobre Miller».

De eso no estaba tan segura. La mayoría de las madres, incluyendo la suya, habrían estado encantadas con la decisión que Joe había tomado la noche del baile de graduación. Sin embargo a _______ le había dolido enormemente.

Había llegado a creer que lo había superado, pero entonces había aparecido el cartel de Construcciones Miller junto a la emisora. Los planes de la constructora de derribar toda la manzana, incluyendo la casa de su abuela, ya eran lo bastante malos, pero que Joe formara parte de dichos planes era una tortura añadida. Había creído que conseguiría convertirse en locutora, como lo había sido su abuelo, y quedarse en Tucson, donde vivían todos sus amigos y donde había perdido la virginidad con Joe la noche del baile de graduación.

Pero Joe, su primer amor, el muchacho al que creía tan enamorado de ella como lo había estado su abuelo de su abuela, no había querido ayudarla. Una vez más, había tenido esa frustrante sensación de que las cosas importantes de su vida no dependían de ella. No quería volver a sentirse tan vulnerable jamás.

—Comprendo por qué no quieres que nadie sepa que fue tu novio —le dijo Ava—. No te preocupes, no se lo diré a nadie.
—No sabes cuánto te lo agradezco.
—No hay problema.
—Gracias —no tenía otra alternativa que confiar en Ava. Al menos no había seguido indagando en su historia sexual con Joe... o más bien su falta de historia sexual—. Bueno, me voy. Te veo mañana a las seis en Jose's. Sabes dónde está, ¿verdad?
—Claro.
—Podríamos sentarnos en la terraza.
—Iré temprano y conseguiré una mesa —Ava parecía emocionada con la idea, así que quizá se olvidara de su sed de cotilleos.
—Buena idea —______ se dirigió hacia la puerta, una antigüedad tallada en México que su abuelo había transportado desde Nogales en su camioneta para regalársela a su abuela. Siempre había hecho cosas así para demostrar cuánto la amaba. Y ella había hecho lo mismo: le hacía sus postres preferidos o le buscaba antiguos discos para aumentar su colección. Lo suyo había sido muy especial.

Antes de que _______ tuviera tiempo de poner la mano en el picaporte, se giró solo. Y sintió un premonitorio escalofrío cuando vio que la puerta comenzaba a abrirse. Un segundo más tarde, tenía la mirada clavada en unos furiosos ojos ambarinos que reconoció de inmediato. El corazón se le aceleró del mismo modo que lo había hecho tantas veces en el instituto.
Joseph Miller había escuchado el programa de esa
noche.


comenten por fiiis Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 19th 2012, 22:29

diooos Joe la encontro!!! ahiii q emociooon
siguela porfaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 20th 2012, 05:15

OMG siguelaaaa
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 20th 2012, 19:52

siguela porfaaa
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 24th 2012, 15:25

chicas entre hoy en la tarde y mañana les
subire capitulos gracias por sus
comentarios
Volver arriba Ir abajo
cami-camila
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1074
Edad : 21
Localización : en mi habitacion con nick teniendo un muy importante conversacion c: XD
Fecha de inscripción : 10/12/2009

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 29th 2012, 19:45

Capítulo Dos


Joe llevaba años sin ver a _______ en persona... trece años, para ser exactos. Pero había visto su fotografía cientos de veces mientras conducía por la ciudad. Su imagen aparecía al menos en tres enormes carteles que le habían provocados no pocos sueños eróticos, y seguramente no había sido el único que había soñado con la ______ de la fotografía. Aparecía en un sillón rojo con unos pantalones negros ajustados y una blusa del mismo color con un generoso escote. Su cabello castaño enmarcaba un rostro en el que se podía leer la promesa de disfrutar de una noche de pasión descontrolada.
Si lo hubiera mirado de ese modo la noche del baile de graduación, no habría podido resistirse, pero a los dieciocho años, no había tenido tanta sofisticación.
La ______ que tenía ahora frente a él llevaba un formal traje gris y el pelo recogido en lo alto de la cabeza. No había ni un ápice de sexualidad en la expresión de su rostro. Era más bien una señal de alarma. Mejor. Tenía motivos para estar alarmada.
Hacía tan sólo unos minutos, le había parecido tan despreocupada que casi había olvidado las ansias de irrumpir allí. Por una ventana abierta, había reconocido la voz de ______ cuando había dicho que iría a tomar margaritas al día siguiente.
Después había oído su nombre y el volumen de la conversación había disminuido drásticamente. La seguridad de que estaba hablando de él con la secretaria lo había vuelto a hacer sulfurar.
Pero ahora que estaba junto a ella, le resultaba muy difícil encontrar las palabras adecuadas. Debería haberlo previsto. Hablar nunca había sido su fuerte; _______, sin embargo, siempre había tenido una tremenda facilidad con las palabras... de hecho, había sido delegada de clase en el último año y capitana del equipo de debate.
Pero ahora era él el que debía hablar.
—Eh —hizo una pausa para aclararse la garganta, enfadado consigo mismo por tener que hacerlo—. Tenemos que hablar.
—Hablad tranquilos —dijo una mujer con el pelo de punta que había tras el mostrador de recepción—. Como si yo no estuviera.
Joe había olvidado por completo que había alguien más. Parecía que _______ seguía afectándolo hasta el punto de hacerle olvidar todo lo que no fuera ella. Lo cual era un desagradable descubrimiento. Quería mantenerse fuerte, pero quedarse mirándola boquiabierto no era muy aconsejable.
______ miró a la recepcionista.
—Ava, éste es Joseph Miller, un viejo amigo del instituto. Joseph, ésta es Ava Dinsmore, nuestra becaria.
—Encantado —dijo Joe.
—Lo mismo digo —respondió Ava, observándolo con interés.
—Me parece que me he dejado unos papeles en la sala de reuniones —le dijo entonces ______ a Ava—. ¿Podrías acercarte a ver si están allí?
—Lo haría encantada, pero no puedo descuidar los teléfonos. Los viernes por la noche siempre hay muchas llamadas para el programa de Jared.
—Tienes razón. Iré yo. Joe, ¿por qué no me acompañas y hablamos por el camino?
—Es sólo un momento —Joe miró a _______ a los ojos y se sintió transportado al pasado.
Ella había sido su primer amor, pero entonces no había tenido nada que ofrecerle. Él y su madre habían trasladado sus escasas pertenencias a Tucson en su último año de instituto. Entonces había sido el chico nuevo, sin dinero y con muchos sueños, un muchacho callado al que había fascinado la labia de _______... y su belleza. Siempre había envidiado lo integrada que ella se sentía con su entorno.
Y cuando había demostrado interés por él, Joe se había sentido afortunado. Habían formado una buena combinación porque ella hablaba por los dos. Para compensar sus pocas palabras, Joe le había escrito poemas. En uno de ellos, había comparado sus ojos con todas las cosas azules que se le habían ocurrido, incluyendo sus pantalones vaqueros preferidos. Dios, qué penoso y qué poeta tan terrible. Sin embargo los ojos de _______ seguían teniendo el poder de hacerle perder la concentración.
—Tengo que llevarme esos papeles a casa, así que acompáñame y hablaremos —siguió diciendo ______—. Así matamos dos pájaros de un tiro.
—No es necesario. Sólo quería...
—Yo creo que sí que lo es —insistió al tiempo que comenzaba a caminar hacia el pasillo.
Joe no iba a darle el ultimátum de ese modo, así que no le quedaba otro remedio que seguirla como un obediente perrito faldero. Las cosas no estaban saliendo como él las había ideado en su cabeza.
Al pasar a su lado, la recepcionista lo miró sin hacer el menor esfuerzo por ocultar su curiosidad.
—Creo que todavía le gustas —le dijo en voz baja.
Joe la miró sorprendido. No era posible que supiera que ______ y él... no, imposible.
Ava lo miró a los ojos y se encogió de hombros.
Aquello no quería decir nada; además, si ______ se lo hubiera contado, no se tomaría tantas molestias para que la recepcionista no escuchara la conversación. Joe estaba confundido y eso no era nada bueno para enfrentarse a la misión que lo había llevado allí.
______ se detuvo delante de una puerta abierta y le hizo un gesto para que entrara. El instinto le decía que no entrara. Su plan era muy sencillo: sólo tenía que enfrentarse a ella en el trabajo y amenazarla con interponer acciones legales si no dejaba de atacarlo a él y a su proyecto. Pero ahora que estaba allí, el plan le parecía estúpido y beligerante. Demasiado defensivo. Como si se hubiera tomado en serio la teoría de las deficiencias sexuales.
Debería haber pensado antes en la imagen que daría al presentarse allí exigiendo que lo trataran mejor. Debería haber optado por hacer caso omiso a sus ataques. Pero ahora ya no podía marcharse sin decir nada porque eso lo haría parecer aún más estúpido. Tenía que mantenerse firme.
Se acercó a la puerta que ella mantenía abierta y, como ella no se movió ni un milímetro, Joe se vio obligado a pasar a su lado. Cualquiera habría creído que había sido ella la que había convocado aquel encuentro. Tenía que hacer que cambiaran las tornas, pero con sólo notar su perfume... el mismo aroma frutal que había utilizado en el instituto, su cerebro dejó de funcionar con normalidad.
En lugar de idear una estrategia de ataque, empezó a preguntarse si estaría saliendo con alguien. No llevaba alianza, de eso se había dado cuenta inmediatamente, aunque no debería haberse fijado siquiera. Los comentarios que había hecho sobre él en su programa dejaban bien claro que lo consideraba escoria.
«Concéntrate, Miller». Eso se le daba bien. Construcciones Miller, levantada desde la nada en sólo siete años, era la evidencia de su poder de concentración y de su habilidad para hacer entender a los demás su punto de vista. A pesar de que no se le daba muy bien hablar, había conseguido convencer a un grupo de inversores de que debían confiar en él aunque no dispusiera de ninguna garantía excepto su deseo de triunfar.
Quizá fuera en eso en lo que se había equivocado. Se había presentado allí con la intención de amenazar con demandarla en lugar de poner en práctica antes sus dotes de persuasión. ______ siempre había tenido el poder de despertarle fuertes emociones: ira, alegría, pasión. Nunca les había resultado fácil hablar de manera razonable el uno con el otro.
La enorme sala de reuniones estaba presidida por una enorme mesa de roble macizo que parecía sacada de una hacienda mexicana. Joe podía imaginarse cuánto le gustaba a ______ trabajar en aquel viejo edificio de adobe.
Cuando se cerró la puerta se dio media vuelta y se encontró a solas con ella, por primera vez desde la noche del baile de graduación. Y, al igual que aquella noche, no sabía qué debía decirle.
Estaban el uno frente al otro, lo bastante cerca como para tocarse con sólo estirar el brazo, y el corazón de ______ latía tan fuerte como un conjunto de bongos. La boca de Joe siempre la había fascinado; le había encantado mordisquearle el labio inferior y, las veces que él había paseado aquella boca por sus pechos, ella había rozado el cielo.
Apartó la mirada de la tentación que suponía aquella boca. No era momento de pensar en cuánto había disfrutado con él; cada vez que acababan en el asiento trasero de un coche, ______ olvidaba dónde estaban o qué hora era. Por su culpa había llegado tarde a casa más de una vez.
Necesitaba respirar hondo, pero eso habría delatado su nerviosismo, así que tuvo que conformarse con el aire que tenía en los pulmones. Quizá por eso su voz sonó más profunda de lo normal.
—Supongo que estás molesto por los comentarios que he hecho últimamente en el programa —dijo por fin.
—Sí, especialmente con los de esta noche. Lo estás convirtiendo en un ataque personal y no me parece bien.
Estaba temblando y no quería que él lo notara, así que se apoyó en el respaldo de una silla en busca de estabilidad.
—Me temo que digo lo que pienso.
—Yo no estoy tratando de compensar nada, ______.
—Eso no es lo que dicen los expertos.
Joe respiró hondo antes de seguir hablando.
—Por favor, dime por qué estás haciendo todo esto.
Aquella manera de respirar estuvo a punto de hacerla rendirse, pues era algo que solía hacer cuando estaba preocupado y que siempre le hacía desear abrazarlo hasta convencerlo de que todo iba a salir bien. Algunas veces había tenido la sensación de que Joe llevaba el peso del mundo sobre los hombros y ella habría querido ayudarlo a deshacerse de la carga.
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 30th 2012, 06:57

siguelaaa me encantaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Julio 31st 2012, 12:16

siguela porfaaaa
me encanto!!!!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA   Hoy a las 07:49

Volver arriba Ir abajo
 
Hablemos de sexo (Joe & Tu) [Solo Mayores] TERMINADA
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 6.Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» pecados paternos nove hot solo mayores(enserio es hot)
» La pasión de dos hermanos. ( Joseph, Nicholas y Tú) [ Solo mayores]
» Pasion en Altamar...nick y tu (solo mayores)
» Novela Hot* [solo mayores] You are my hot dream.
» ONE-SHOT Jonas y tu MUY HOT, SOLO MAYORES.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: