Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
nathylove
Nuev@


Cantidad de envíos : 21
Edad : 22
Fecha de inscripción : 29/05/2012

MensajeTema: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 6th 2012, 11:03

Chicas de nuevo yo con una Novela Adaptada (:
Para las que no me Conocen me llamo Natalia
Acabo de Terminar una Novela Adaptada & me Decidi por Subir otra
Porque no ?
Esta novela Es Hot & romantica & un poco Comica
Aqui les dejo la Sinopsis


ARGUMENTO:

¿Qué pasaría si C3PO y Drácula se conocieran? ¿Y si se sintieran atraídos sexualmente? ¿Sería
sexo intergaláctico, robótico o vampírico?
________ lleva un día de perros, se ha quedado sin gasolina y ha tenido que dar un largo y
“agradable” paseo (con tacones, sobre la carretera desconchada, malhumorada) hasta la
gasolinera, para colmo de males allí se encuentra con un tipo graciosillo que presencia divertido
como ella acaba tirada en el suelo lleno de “fluidos insanos” del aseo. ¡Qué tipo más majo!

Más tarde, _______ ya recuperada se presenta en la fiesta de Halloween de su barrio disfrazada de
C3PO dispuesta a pasárselo bien. Todo va sobre la seda, hasta que se presenta un tal “Drácula”
que no es otro que el tipejo graciosillo del aseo… ________ se propone odiarlo, pero el tipejo despliega
todo su encanto, y resulta que ya no es ni tipejo ni graciosillo, sino una persona encantadora y
estupenda… y además, es que está más bueno que un queso.
¡Y qué narices! Bajo las placas de metal de su disfraz hay carne, y la carne es débil ¿no?


¿La sigo? rabbit
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 6th 2012, 11:40

se ve bastante buena
ya quiero empezar a leerla
Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 6th 2012, 13:18

Like it a lot Smile
Espero q la sigas soon
Volver arriba Ir abajo
Dayana de jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1306
Edad : 22
Localización : en las soliadas cotas de nicholandia (chile)
Fecha de inscripción : 12/06/2010

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 6th 2012, 18:03

U.u si e stan buena como la otra y se enota
resiguelaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
http://www.facebook.com/profile.php?id=100000269066901
darley
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 352
Fecha de inscripción : 09/01/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 6th 2012, 18:16

ohhhhhhhhhhhh siiiiiiiiiiiiiiiiii yo quero leer mas
Volver arriba Ir abajo
nathylove
Nuev@


Cantidad de envíos : 21
Edad : 22
Fecha de inscripción : 29/05/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 7th 2012, 09:31

Hola chicaas !
Welcome
Les dejo el Primer capitulo
Espero les guste
Besos
__________________________________________________________________


CAPÍTULO 01

Viernes 31 de octubre 2010, 17.30h
De: CSPO
Para: R2D2; Pasodestarwars
Asunto: No os lo vais a creer
¿Te acuerdas esta tarde cuando me llamaste al móvil? Pues estaba en el baño de una gasolinera y un idiota empezó a responderme como si hablara con él en vez de contigo...


No se lo podía creer, era el día Hallowen, supuestamente tendría que estar de camino a la fiesta, vestida con un estupendo traje de metal dorado perfecta imitación al de C3PO de la película Star Wars Episodio IV, pero no. Estaba metida en una gasolinera de mala muerte en las afueras del polígono Ventorro del Cano. Su estúpido Clío había vuelto a jugársela. Bueno a lo mejor no era tanta culpa del coche como de ella misma. Hacía tiempo que sabía que la aguja de la gasolina se
quedaba pegada, solo que normalmente calculaba bien. Pero justo hoy se había olvidado, entre el curro, el disfraz y los nervios, se le había ido por completo de la cabeza, y no había echado ni una gota de gasolina...
Resultado: el puñetero coche se había quedado tirado justo entre Montepríncipe y el polígono.
Consecuencias: había tenido que andar durante media hora desde donde estaba el coche hasta el polígono a por una botella de dos litros de Coca-Cola llena de gasolina, caminata de otra media hora de la gasolinera hasta el coche cargada con la puñetera botella, y luego echar la gasolina en el depósito, y como nada podía salir bien, la gasolina no había entrado limpiamente en el depósito y se había puesto perdida del apestoso líquido.
Así que allí estaba ahora, en el servicio de hombres de la gasolinera (el de mujeres estaba averiado, cómo no), el perfecto colofón final al grandioso día que llevaba. Y no es que estuviera muy limpio, qué va... estaba como cualquier aseo de hombres. Olía mal, el suelo estaba mojado de dios sabe qué (bueno, ella sabía de "qué" estaba mojado, pero se negaba a pensarlo) y, por supuesto, no tenía un maldito enganche para colgar el bolso ni la ropa. No pasa nada, pensó, soy una mujer de recursos. Colgó el bolso del picaporte, bajó la taza del inodoro, se subió a ella, se quitó las medias llenas de gasolina y las colgó de la puerta. Se negaba
rotundamente a pisar ese suelo mojado descalza, de hecho también se negaba a pisarlo calzada, pero no le quedaba otro remedio. Y justo en ese momento, con la falda levantada, las medias
colgadas de la puerta, mitad por fuera mitad por dentro, haciendo equilibrio subida sobre la taza del inodoro, justo en ese segundo, sonó el móvil.
—¿Sí? —contestó la llamada.
— ………
—¿Hola, preciosa, qué tal vas?
— ………
—Sí, me he enterado, qué putada.
— ………

En ese momento se oyó abrir y cerrar la puerta de los baños.

—¿Vas a ir a la fiesta de Hallowen?
—Ya que me invitas, estaré encantado de ir —comentó una voz masculina detrás de la puerta.
— ………
—Sí, cerca de mi casa.
—Me haría falta una dirección más completa —siguió diciendo esa misma voz, que ahora sonaba divertida.
— …….
—Joder, de qué vas... No, no es a ti... sí. En el centro cívico Los Pinos. Donde el Víctor Ullate.
—¿El que está en Alcorcón? —comentó claramente divertido el hombre sin rostro del otro ladode la puerta.
— …….
—Joder, serás idiota... —dijo _______, que entre hacer equilibrios sobre la taza del retrete, asir los zapatos en la mano, sujetar el móvil con el hombro, atender a Ruth que estaba al teléfono y hacer oídos sordos al loco del otro lado, estaba al borde de un ataque de nervios
—. No, no es a ti...Perdona. Sí, en Alcorcón, sí. Yo iré de C3PO.
—¿En serio? Eso suena divertido. Por cierto, ¿qué hacen aquí estas medias? —De repente las
medias desaparecieron de su mitad de la puerta.
—Joder, ¡¡devuélveme las medias!! ¡¡YA!! No, no es a ti. Oye, luego te llamo, sí... no... Es un idiota, yo qué sé... ¡Dame las medias! Joder...
Y en ese mismo momento, para dejar sentado que ese no era su día, el inodoro se tambaleó hacia un lado, ella resbaló hacia el otro, el teléfono móvil salió volando y ______se estampó todo lo larga que era sobre la puerta del aseo, la cual por supuesto no aguantó el golpe, se salieron lasbisagras y cayó al suelo. _______ se desplomó sobre la puerta, sin medias, con la falda levantada por encima de las bragas, la camisa descolocada por la caída y el pelo totalmente extendido sobre el suelo mojado de... bueno, de lo que estuviera mojado el suelo. Uno de los zapatos que antaño sujetaba en la mano, hizo un arco perfecto en el aire y acabó cayendo sobre su cabeza, el otro
golpeó el suelo con un “chof” un poco más allá. Mejor no pensarlo.
Unas Nike se acercaron a ella acompañadas de unos pantalones vaqueros bastante gastados que enfundaban unas piernas musculosas y un paquete impresionante. Un poco más arriba una camisa blanca con varios botones desabrochados a la altura del cuello dejaba ver una clavícula marcada y bronceada, sobre la clavícula un cuello grueso acababa en una cara de rasgos afilados, gruesos labios, ojos marrones y nariz importante, enmarcando el rostro del pecado. Los labios estaban abiertos en una gran sonrisa.
Una mano apareció en el campo de visión de _______. Alguien, posiblemente el bromista que contestaba cuando estaba con el móvil, le estaba ofreciendo ayuda. Y seguramente también se estaba divirtiendo bastante.
—¿Te encuentras bien? —dijo la misma voz de antes.
Solo que ahora tenía cara...y cuerpo... Un cuerpo divino.
_______ miró agresivamente al hombre. Le dio un golpetazo en la mano y se levantó por sí misma.
—Me encuentro perfectamente, gracias.
Cogió sus zapatos y el bolso del suelo, se ajustó más lo menos la falda y salió cojeando del servicio. El tacón de uno de sus zapatos se había roto, más concretamente, del zapato que cayó al suelo haciendo "chof'; por lo que se veía su cabeza era más blanda que el suelo. Llegó hasta el pasillo, se detuvo y se dio la vuelta. Volvió a entrar en los aseos. El hombre esperaba sonriente con una mano alzada de la que colgaban sus medias. _______ se las arrancó indignada a la vez que se
giraba rápidamente. La puerta traidora se había cerrado a sus espaldas y ______ se golpeó contra ella. Joder. Abrió, salió y llegó cojeando al coche. Quería matar a alguien, más concretamente al hombre que se reía a carcajadas en el servicio. Pero no era cuestión de cargarse a un tipo tan guapo... sería un desperdicio.

De: R2D2
Para: C3PO
CC: pasodestarwars
Asunto: Re: No te lo vas a creer.
Té pasa cada cosa... yo lo hubiera matado. Menudo idiota. Eso sí, daría lo que fuerapor una foto tuya de esa guisa tirada en el suelo...
¿Sales ya para el Víctor Ullate? Nos vemos allí.

De: Pasodestarwars
Para: C3PO
CC: R2D2
Asunto: Re: re: No te lo vas a creer
Eso es porque "la fuerza no te acompaña". Quizá deberías pasarte al "lado oscuro" y dejarte de chorradas. O mejor aún, usar tu "sable láser" para batirte en duelo con el tipo del servicio. Nos vemos en el Víctor Ullate.

De: C3PO
Para: R2D2
CC: Pasodestarwars
Asunto: Ja ja ja
Llevaré mi sable láser al Víctor Ullate y te haré picadillo por lo que has dicho.

Viernes 31 octubre 2010, 21.30h

Tras salir de la gasolinera, humillada, con el pelo mojado de no quería saber qué, sin medias, con un zapato sin tacón y el depósito de gasolina lleno, enfiló directa a casa, se duchó durante más de media hora con el agua más caliente que pudo soportar, se lavó el pelo una docena de veces y tiró los zapatos y las medias a la basura. Ahora caminaba hacia el Víctor Ullate, vestida con su traje de C3PO brillante bajo la luz de las farolas. Estaba helada. Debajo del disfraz sólo llevaba las bragas, el sujetador y las medias. El traje constaba de unos leggins dorados, un body de licra dorada y muchas cartulinas también doradas
imitando el aspecto robótico del androide. Y eso no frenaba para nada el frío invernal que se cernía sobre ella. Para colmo, la maldita máscara de C3PO le aplastaba el pelo y hacía que le picara
la nuca. Joder. Llegaba tarde. La fiesta ya había empezado. Vampiresas, brujas, vampiros, frankenstein de pacotilla y demás seres raros inundaban la entrada al centro cívico. Tenía que buscar a sus amigas... aunque no sería difícil. Una iría de R2D2 y la otra de bruja. Las vio apoyadas cerca del mostrador de información, se reían a carcajadas, imaginó que de ella. Se acercó y dejó que se rieran un rato más. Qué remedio. Charlaron con Nosferatu, rieron con Obi Wan Kenobi y bailaron con un aquelarre de brujos. Estaban a punto de irse para seguir la fiesta en casa de Pili, cuando El Conde Drácula tocó el hombro de _______.
—No te ha salido muy bien el disfraz, la verdad. No te favorece —dijo un tipo guapísimo con unos ojos marones sorprendentes.
—¿Qué? —¿Y este tío de qué iba?
—Casi te prefiero sin medias y con la falda levantada.—Le guiñó un ojo.
—¿Qué? Joder. ¡TÚ! Vete a la mierda y déjame en paz —bufó irritada. ¿Qué narices hacía élaquí?
—Vaya modales. ¿Me invitas a venir y ahora me mandas a la mierda? Estoy desolado. Comomínimo creo que merezco un baile. Al fin y al cabo recuperé tus medias.
—¿Qué? No las recuperaste, me las robaste.
—¿Yo? En absoluto. Estaban colgadas sobre la puerta. Cualquiera podía habértelas robado.
—¡Cualquiera no! Tú me las robaste.
—¿Yo? No, sólo las rescaté del olvido.
—¿Pero de qué vas?
—De Conde Drácula. ¿No lo has notado por los colmillos y la capa?
—¿Eres idiota?
—No, soy Conde Drácula —dijo inclinándose en una reverencia tan exagerada que la capa
barrió el suelo. _______ no pudo evitar echarse a reír.
—En fin, ya nos íbamos. Hasta luego —dijo mirándole a la vez que giraba hacia sus amigas, que
estaban francamente asombradas.
—Qué va, no hay prisa —dijo R2D2 a la vez que le susurraba a _______ al oído
— ¿Este es el tipodel servicio? ¡Está para hacerle un favor! Me alegro de que no lo matases.
—Yo también me alegro. Aunque los vampiros sean inmortales, yo no lo soy —dijo sonriendo.
_______ miró fijamente a Pili alias R2D2; le había dicho mil veces que no susurrara, más que nada porque sus susurros solían ser solo un poco más bajos que un grito.
—Está bien, “que la fuerza nos acompañe”. Nos quedamos —se rindió.
—Entonces este baile me pertenece —dijo él agarrándola por la cintura, sus fuertes manos casi rozándole el inicio de las nalgas.
—Draculín, solo por si no lo has notado: este no es un baile agarrado —comentó ______ dándole golpecitos con el índice en su fantástico brazo recubierto de poderosísimos bíceps. ¡Guau!
—No pretenderás que el Conde Drácula baile hip hop, ¿verdad? —repuso él tan estirado como un aristócrata de la regencia.
—No, por supuesto —dijo ______ riendo y dejándose llevar.
La verdad es que Drácula estaba como un tren, ya se había dado cuenta en la gasolinera, pero con el enfado no se había fijado en detalle. Ahora, apretada contra él, podía ver esos maravillosos ojos marrones —seré cursi, pensó—. El pelo, negro medio despeinado cayéndole en ondas hasta los hombros. Los labios carnosos listos para ser besados...
¡mmh!
Charlaron, bromearon, rieron y, cuando la fiesta terminó en el Centro cívico, continuaron charlando, riendo y bromeando en el bar de la esquina. En un momento de la noche, Pili, alias R2D2, y Ruth, la bruja Piruja, desaparecieron. En realidad desapareció todo lo que los rodeaba. Solo había sitio para ellos dos. Las risas y las bromas dieron paso a las miradas y los roces y antes de que se dieran cuenta era tan tarde que el bar estaba cerrando y ellos salían a la calle abrazados.
Una vez en la acera Drácula agarró al robot por la cintura en un apretado abrazo, le arrancó la
máscara y bajando la cabeza comenzó a lamer sus labios.
—Drácula, debes estar más borracho de lo que pensaba si a estas alturas de la noche no eres capaz de encontrar el camino hasta mi yugular —dijo _______ riendo y exponiendo su cuello.
Él contestó, bajó dejando una estela de besos desde sus labios a su cuello y una vez allí se entretuvo mordisqueando y lamiendo hasta encontrar ese punto que la hizo estremecer. _______ se apretó más a él y notó contra su vientre un sable láser hecho de carne que no estaba, nada, pero que nada mal. ¡Caramba! Prometía. Mucho.
Dieron bandazos abrazados estrechamente, muy estrechamente, a lo largo de la calle hasta que de repente Drácula la levantó y la apoyó en el capó de un coche; las cartulinas doradas de su disfraz cayeron al suelo desparramadas y se quedó solamente con los leggins y el body. No sentía ni gota de frío, de hecho tenía bastante calor… en ciertas partes. Notó las manos de Drácula deslizándose bajo la cinturilla de los leggins, acariciándola sobre la tela del body, buscando desesperadamente el final de éste y el inicio de la piel. _______ abrió las
piernas a la vez que con las manos recorría los duros contornos del abdomen siguiendo la flecha de vello que señalaba el tesoro oculto; encontró el cinturón, lo desabrochó, bajó la cremallera de los pantalones, introdujo la mano bajo el bóxer y tanteó (no tuvo que tantear mucho) hasta encontrar lo que buscaba. Lo rodeó con los dedos y apretó ligeramente, ¡vaya! A _______ siempre le habían dicho que tenía dedos de pianista, largos y finos, por lo tanto él no
tenía que estar mal dotado porque apenas sí podía abarcarlo. Dispuesta a investigar, deslizó los dedos por todo el tallo, solazándose con su suavidad y tersura.Drácula jadeó excitado y satisfecho, sus dedos por fin habían encontrado el elástico del body y en esos momentos recorrían perezosamente su piel resbaladiza. El anular se deslizó lentamente por la vulva, extendiendo su humedad hasta acabar trazando círculos sobre el clítoris, mientras con la mano libre acariciaba sus pechos sobre la tela dorada.
______ sentía el calor expandirse por todo su cuerpo. Oprimía y recorría sin cesar el pene con manos ansiosas, disfrutando de su tersura y suavidad. Entonces él liberó su clítoris dejándolo insoportablemente abandonado y comenzó a bajarle los leggins. _______ se aparró al momento.
—No aquí. Estamos en plena calle —jadeó entre asustada y excitada.
—Vamos a otro sitio. ¿Vives cerca? —contestó él sin dejar de besarla y acariciarla.
________ vivía justo cruzando la calle, pero ni loca, ni drogada por el sexo como estaba, iba a invitar a su casa a un desconocido al que llamaba Drácula porque no sabía siquiera su nombre.
—No, vivo lejos —contestó apoyando las manos en el pecho del hombre intentando poner un poco de distancia, la necesitaba para poder pensar.
—Vamos al hotel que hay en Parque Oeste, tengo aquí el coche —dijo mientras intentaba meterse de nuevo bajo sus leggins.
______ lo intentó pensar durante unos segundos. Irse en coche con un desconocido a un hotel no era el sumum de la inteligencia, pero por otro lado, joder Drácula sabía perfectamente lo que hacía —que en esos momentos era colarse en sus bragas y atacó su clítoris— y el hotel del que
hablaba estaba a menos de diez minutos en coche. Demasiado lejos.
—Sé un sitio perfecto. ¿Dónde tienes el coche? —El Clío estaba aparcado en el garaje de su casa.
—Estás sentada sobre él.
—Dame las llaves —él enarcó una ceja, pero al cabo de un segundo quitó la mano de los pechos de _______ y la metió en su bolsillo, cuando la sacó las llaves colgaban de sus dedos.
—Adelante —dijo _______ cogiéndolas.
En ese momento se dio cuenta de qué coche era. Un Kia Carnival, grande y sobre todo muy cómodo, ¡perfecto! Se montó sin perder un segundo y, al tiempo que Drácula cerraba la puerta, arrancó y enfiló hacia la calle Las Hayas...
En menos de dos minutos estaban en un descampado lleno de edificios en construcción. Vacío, oscuro y muy, pero que muy solitario. En esos dos minutos las manos de Drácula habían continuado masajeando su entrepierna, ______ apenas había sido capaz de cambiar de marchas, dehecho habían hecho el corto trayecto en primera. Le mordisqueaba la clavícula, le besaba el lóbulo de la oreja y le acariciaba los pechos con la mano que no estaba ocupada más abajo. ______ no tenía ni idea de cómo había sido capaz de llegar hasta las obras. En cuanto paró el coche —no se molestó en estacionarlo, solo lo dejó parar en mitad de un parking sin luces a medio construir— Drácula pasó a los asientos traseros llevándola con él, enganchándola sin querer los pies en la palanca de cambios y dejando sus zapatos enredados en el volante. Una vez atrás le quitó los leggins dorados de un tirón mientras mordisqueaba sus pechos por encima del body. Ella por su parte tampoco estaba ociosa, dando tirones consiguió bajarle los pantalones y el bóxer hasta las rodillas, mientras con su boca intentaba erradicar los botones de la antaño impoluta camisa de hombre. Él no tuvo remilgos (al fin y al cabo era su camisa) y, agarrándola, se la arrancó haciendo que los botones volaran por todo el coche. _______ aprovechó para acoger entre sus manos su pene endurecido, acariciar con el pulgar el capullo terso y húmedo, seguir con los dedos las gruesas venas sumamente apetecibles que bajaban por todo su tallo, en definitiva, disfrutar de lo que tenía al alcance.
Impaciente, Drácula rompió el body a la altura de la ingle a la vez que devoraba la boca de la mujer. Ella empezó a masturbarle, al principio despacio, casi reverenciándole, luego más fuerte, rítmicamente. Él por su parte rasgó el cuello del body —dios, le había costado una pasta— y comenzó a morder el sujetador, bajándolo para dejar al descubierto sus pezones enhiestos, haciendo que diera un respingo cuando sintió la húmeda lengua recorriéndolos. Era una sensación
divina. Los dedos masculinos encontraron de nuevo sus pliegues y los abrieron introduciéndose en la vagina empapada, curvó un dedo y comenzó a entrar y salir de ella mientras con el pulgar presionaba sobre el clítoris.
En la quietud de la noche solo se oían sus gemidos desacompasados, su respiración agitada, solo se distinguían sombras en movimiento a través de los cristales veladas por el vaho y el calor que emanaban los cuerpos. _______ estaba a punto de correrse gracias a esos dedos que hacían maravillas en sus entrañas, los dientes trazaban caminos ardientes en sus pechos que, al segundo
después, su lengua se ocupaba de refrescar. Ya ni siquiera era capaz de masturbar a Drácula, tanto placer le estaba robando las fuerzas. Él paró súbitamente y se alejó de ella dejándola helada, un gruñido afloró de su femenina y enrojecida garganta, estaba a punto. Drácula buscaba algo en el suelo. Se incorporó bruscamente y se oyó algo rasgarse, el envoltorio de un condón. Joder, maldijo _______ , ni siquiera se había acordado de la protección. Él se lo puso rápidamente, la cogió de los tobillos y se los colocó apoyados sobre sus poderosos hombros, acto seguido la penetró. Estaba totalmente abierta en esa postura y, al sentir su embestida, casi se vuelve loca. Drácula se apoyó en un brazo mientras bajaba el otro hasta su entrepierna, y comenzaba a acariciarla de nuevo a la vez que la penetraba lentamente.
________ sintió el calor recorrer todo su cuerpo hasta que estalló en su cabeza. Su vagina se contraía contra la verga invasora a la vez que todo su cuerpo temblaba. JODER. Cuando se desvanecieron las sacudidas sobrecogedoras de su orgasmo notó que él seguía duro en su interior. Le miró, él sonreía, solo le faltaban los colmillos para ser Drácula de verdad, parecía un depredador orgulloso de haberla llevado al límite y seguir aguantando. Cuándo los ojos de _______ volvieron a centrarse, él comenzó un ritmo lento a la vez que le acariciaba el clítoris de nuevo.
¡Dios!
Iba a volver a hacerlo. Bombeaba con fuerza, ella comenzó a mover las caderas contra él, sus dedos y su polla la estaban volviendo a calentar a pasos agigantados. Llevó las manos hasta el pecho descubierto del vampiro y le pellizcó los pezones, haciéndolo gemir le pasó los brazos por el cuello y se abrazó a él, mordiendo y lamiéndole los labios. Drácula respondió al ataque
bombeando más fuerte, más profundo. Su pulgar se deslizó más rápido sobre el clítoris.
_______ sintió que los espasmos de placer volvían, comprimiendo su vagina, haciendo que temblara cada uno de sus músculos. Él lo percibió y embistió ferozmente, ella jadeó, él rugió, ella comprimió su polla con los músculos vaginales a la vez que el orgasmo la hacía gritar. Él aulló.

Se quedaron relajados, casi dormidos, en la parte trasera del Kia Carnival, los corazones recobrando poco a poco su ritmo. Él pesaba bastante así que ella le empujó, él sonrió y se levantó sobre sus codos. Luego se inclinó hacia el suelo del coche y rescató de sus pantalones un paquete de tabaco. Sacó un cigarrillo y se lo ofreció. Ella aceptó y, como en las películas, los dos amantes fumaron un cigarro relajados.
—Es tarde —dijo _______ una vez terminado el ritual.
—¿Tienes prisa?
—Sí—mintió ella—, mañana tengo que levantarme temprano.
—Bien. Te acerco —dijo él comenzando a vestirse.
—¿Me acercas? ¿Adónde? —preguntó _______ entre las brumas del sueño.
—A tu casa... a no ser que prefieras venir a la mía
—Eh, no, no hace falta que me acerques a casa, vivo... —se paró de golpe. A él le importaba un pimiento dónde vivía, de hecho es que no selo pensaba decir.
Bastante peligroso era follar con un desconocido en mitad de un descampado en un coche como para encima decirle dónde vivía. Debía de haberse vuelto loca... sí, de pasión.
—Vives... —dijo el instándola a acabar la frase. Si no recordaba mal la conversación del aseo de caballeros de la gasolinera, ella supuestamente vivía al lado del centro Cívico.
—Vivo lejos, y no tienes por qué perder el tiempo llevándome.
—¿Qué más da? No pierdo el tiempo, te lo aseguro, estoy encantado con tu compañía —dijo
guiñándole un ojo, dándose perfecta cuenta de la mentira, pero sin demostrarlo.
—Esto... pero es que vivo súper lejos, buff, ni te lo imaginas... Lejísimos... —contestó ________ dramatizando ligeramente, apenas...
—¿Sí? ¿Cómo de lejos? —dijo enarcando divertido una ceja.
—¿Cómo de lejos? Eh, mmh. Hasta el infinito y más allá.
—Entendido —dijo él soltando una carcajada—, no quieres que te lleve.
—Acertaste. Además, ya sabes la leyenda, el Conde Drácula no puede entrar en tu casa si no le invitas... y, compréndelo... no invitaría a Drácula a mi casa, me puede dejar sin sangre... - comentó divertida, pero diciendo sinceramente lo que pensaba.
—Muy inteligente. Yo tampoco dejaría entrar a un Drácula desconocido en casa... aunque no se puede decir que seamos desconocidos.
—Mmh, llévame a la parada de taxis, a partir de ahí me ocupo yo —dijo cambiado de tema con rapidez.
Ahora que el calentón había desaparecido, la razón estaba instalándose en su cerebro gritándola, “_______la loca, sal de ahí pitando”— suspiró y pensó a toda velocidad, la parada de taxisestaba muy cerca de su casa, cogería uno para despistar y listo.
—Perfecto, dime cómo llego.
—Sal del parking y toma la carretera, luego la primera a la derecha.
—Perfecto. ¿Cómo te llamas?
—_______. Ahora, toma esa calle, a la derecha.
—¿_______? ¿Por _______ Skywalker? —intuyó él claramente divertido.
—¡No! _______ de Pilar. ¿Ves la RENFE?, pues ahí mismo está la parada de taxis.
—¿______ de Pilar? —Aparcó en doble fila al lado de un taxi.
—Sí, Pilar, Pili, Piluca, _______.
—Joder, qué rebuscado. ¿Por qué no lo dejaste en Pili?
—¿Te acuerdas de R2D2?
—Sí —respondió extrañado. ¿Adónde quería llegar?
—Pues R2D2 es Pili. Mi mejor amiga. Yo soy _______.
—Entiendo —dijo riendo.
—Bueno, aquí nos despedimos. Ha sido un placer. —Y eso sí que no era un eufemismo.
—El placer ha sido mío —sonrió pensativo— Dame tu móvil. Te llamaré.
—No.
—¿Por qué no?
—Si te doy mi móvil estaré esperando una llamada y si no llamas me sentiré fatal.
—¿Así que no me das tu número, por si no llamo? Eso es una incongruencia.
—Ya lo sé. Pero prefiero saber de antemano que no me puedes llamar porque no tienes mi móvil, a que no me llames aunque lo tengas —dijo ella. Lo cierto es que aborrecía los teléfonos, los odiaba con todas sus fuerzas, cuando un teléfono sonaba sólo significaba broncas y excusas, enfados y gritos.
—Perfecto. Pues entonces dame tu e-mail. Así no esperarás una llamada.
—Es lo mismo.
—No, no lo es. Esperar una llamada telefónica lleva asociada una rutina, una leyenda negra de las citas. Pero los correos no los esperas, los miras a menudo, para mirar mensajes chorras, para hablar con tus amigas y para trabajar con ellos. Si te llega un e-mail mío, será una sorpresa y si no te llega, entonces habremos inaugurado una nueva leyenda negra en la historia de las citas
fallidas. En vez de teléfonos que no suenan, correos que no llegan.
—Eso es una tontería.
—Puede ser pero no te cuesta nada. Dame tu dirección de correo —dijo él acercándose a ella y comenzando a besarla—, vamos. No te cuesta nada —le lamió lentamente los labios, se los separó
con la lengua y comenzó a mordisqueárselos— venga.
—Bien, vale —dijo ella separándose, porque tal cual iban, se veía otra vez en las obras—:C3PO@gmail.com —dijo al salir del coche y acercándose a un taxi. Él la siguió.
—¿Cómo lo escribo? ¿Todo letras o con el número?
—Búscate la vida —contestó riendo a la vez que se montaba en el taxi. Drácula sujetó la puerta antes de que se cerrara.
—Lleve a la señorita donde le diga —dijo dándole al taxista un billete de cincuenta euros— y quédese con la propina—. Drácula casi estaba seguro de que ella vivía cerca, muy cerca, si el taxista se llevaba una buena propina quizá hiciera caso omiso del coche que pensaba seguirle...
—¡Eh! No hace falta que me pagues la carrera —dijo ella desde su asiento.
—Permítemelo, por favor. Es lo mínimo que puedo hacer ya que no me dejas llevarte a casa —dijo lanzándola un beso.
El taxista puso en marcha el taxi y se fue. Drácula se montó en el Kia, arrancó y esperó a ver qué dirección llevaba el taxista, luego le siguió a distancia. Como suponía, ella vivía cerca, tan cerca que el taxista solo tuvo que pasar la RENFE, cruzar la calle y parar de nuevo. Desde el coche Drácula la vio meterse en el portal. Sonrió para sí mismo. Mañana le mandaría un mensaje por mail. No pensaba dejar que una chica divertida y apasionada se le escapara de las manos si podía evitarlo. Quién le iba a decir que aquella equilibrista de la gasolinera iba a ser una mujer hermosa,sensual y muy, muy divertida. El mundo estaba lleno de sorpresas
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 7th 2012, 11:10

siguelaaa me encanta

nueva lectora..
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 8th 2012, 07:40

Siguelaa pleasee me encantooo
Volver arriba Ir abajo
Beautiful-NO-Tamed.
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 515
Edad : 21
Localización : Tomando leche de la granja de Joe ;)
Fecha de inscripción : 02/08/2010

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 8th 2012, 18:49

Me encanto!nueva lectora,siguela porfavor:)
Volver arriba Ir abajo
darley
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 352
Fecha de inscripción : 09/01/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 9th 2012, 09:07

SIii que llama la atención está novela. Siguela pronto
Volver arriba Ir abajo
nathylove
Nuev@


Cantidad de envíos : 21
Edad : 22
Fecha de inscripción : 29/05/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 9th 2012, 13:25

Beautiful-NO-Tamed. escribió:
Me encanto!nueva lectora,siguela porfavor:)

Welcome
Volver arriba Ir abajo
nathylove
Nuev@


Cantidad de envíos : 21
Edad : 22
Fecha de inscripción : 29/05/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 9th 2012, 13:42

Chicaaaas siento la Demora
Pero aqui esta su Cap LARGO!
Espero les guste
Besos

__________________________________________________________________

CAPÍTULO 02 - Primera parte

Sábado 1 de noviembre de 2010, 12.30h

De: R2D2
Para C3PO
CC: Pasodestarwars
Asunto: ¿Cómo acabó la noche?
¿Merecía tanto la pena como parecía? No te guardes nada.
CUÉNTALO TODO.

De: C3PO
Para: R2D2
CC: Pasodestatwars
Asunto: Acabó en mitad del parking de las Hayas
Joder, tías, ni que tuviera 18 años. Acabamos follando como locos en su coche, en el parking a medio hacer. Está claro que bebí demasiado.
PD: Sí, merecía la pena tanto como parecía, y más.

De: Pasodestarwars
Para: R2D2
CC: C3PO
Asunto: Estás loca
¿¿Cómo se te ocurre hacer “eso” en mitad de la calle?? Estás peor de lo que
pensaba. Propongo reunión en el Lancelot para verificar que sigas en tus cabales. Hoy a las 15.00.
PD: De paso nos evitamos cocinar; allí dan buenas tapas.

De: R2D2
Para: C3PO
CC: Pasodestarwars
Asunto: Lancelot
Perfecto. Nos vemos allí, para INDAGAR los prolegómenos del acto “cocheril”.
Quiero pelos y señales.
PD: No hace falta verificar nada, _______ jamás ha estado en sus cabales.

De: C3PO
Para: R2D2
CC: Pasodestarwars
Asunto: Re: Lancelot
Prometo contar con pelos y señales. A las 15.00 en Lancelot.
PD: SI QUE ESTOY EN MIS CABALES, al menos eso creo…

Se había despertado con resaca, pero nada que no pudiera solucionarse con un par de cafés bien cargados y una buena ducha. Por cierto, Drácula necesitaba un afeitado. Le había dejado zonas enrojecidas alrededor de los pezones con su incipiente barba, pensó sonriendo mientras se miraba en el espejo.
Se conectó a Internet por enésima vez a las 14.45, nada, ningún mensaje. No debería haberle dado su correo, ahora estaría pendiente del ordenador durante una semana. Mierda. Apagó el PC y se marchó, el Lancelot esteba a escasos cinco minutos andando. Vio el coche de Ruth, un AX con más años que la Cibeles, aparcado correctamente; las chicas ya estarían dentro. Se preparó mentalmente para lo que le esperaba. El Lancelot estaba ambientado como si fuera una taberna medieval, paredes imitando piedra, techo con vigas de madera, taburetes de roble de tres patas y mesas bajas y alargadas formadas por tablas. La barra ocupaba la pared entera de un lateral y las mesas el resto del local. Los
camareros vestidos con vaqueros y camisas rojas, se movían acelerados entre las mesas, sirviendo tanques de cerveza y platos con choricitos al vino, butifarra asada, patatas bravas, calamares a la romana, huevos rotos; y los domingos —lástima que fuese sábado— la paella más rica que se pudiera comer en Alcorcón.
Sus amigas estaban sentadas en la mesa del fondo, en la zona de fumadores. Bien. Dos cocas light y una fuente de huevos rotos adornaban la mesa. _______ se sentó y pidió la tercera coca. Ellas la miraron calladas durante un segundo y luego comenzaron a hablar a la vez.

—¡Cómo se te ocurre! Estás loca. —Esta era Ruth alias bruja piruja, alias pasodestarwars.
—Qué morbo hacerlo en el coche, ¿no? Como cuando éramos chinorris. —Esta, por supuesto, era Pili, alias R2D2.
—Podía haber pasado alguien, haberos pillado, imagina que un loco os hubiera atacado...Jopelines, imagina que Drácula fuera un loco. —Ruth, la lógica.
—¿Cómo sorteasteis la palanca de cambios? Recuerdo que siempre se me clavaba en el culo, y el volante en la espalda, aunque hay momentos en que un poco de incomodidad no se nota... ¡oh! Dios mío, no lo haríais en tu Clío, ¿verdad? Pobre Drácula. No me lo imagino metiendo sus casi dos metros en tu mini coche, acabaría agarrotado... —Pili, la práctica.
—¿Casi dos metros? Exageras, no llegaba al metro noventa. Aun así, ¡no tienes cabeza! ¡Ay señor! Dime que usasteis condón, en los tiempos que corren el sida está a la orden del día. —Ruth, la alarmista.
—Sí. Usé condón. No, no me fijé en cuánto medía. No, gracias a Dios no fue en mi Clío, fue en su coche, un Kia Carnival, no, no estuvimos incómodos, no, no era un loco, sí, da mucho morbo hacerlo en un coche. No, no estoy loca. Creo que he contestado todas vuestras preguntas —dijo _________ , que se sentía como en un partido de tenis mirando a un lado y a otro según fuera su
interlocutora. Se hizo el silencio. Las tres amigas se quedaron mirando y luego...
—Bueno, pues cuéntanos con pelos y señales.
Y ________ se dispuso a contar casi todo con pocos pelos y ninguna señal, no era cuestión de contar hasta lo más íntimo... Mientas hablaba, Pili y Ruth escuchaban y de vez en cuando hacían preguntas más concisas que, por supuesto, _______ ignoraba. Cuando les contó que se había negado a darle su número de móvil, ambas suspiraron... Era una lástima, pero conociendo a ________ y su historia no les extrañó en absoluto. No obstante, se animaron al saber que le había dado su e-mail. Volvieron a suspirar al saber que no había noticias todavía. Y, por supuesto, despotricaron de los hombres a la vez que le daban esperanzas sobre cuándo escribiría. De ahí pasaron al trabajo, la familia y los amigos.
Pili trabajaba, al igual que ________ , de secretaria en una empresa de venta al por mayor de cristal. Se llevaba bastante bien con su jefe y éste se aprovechaba de ellos haciéndoles quedarse hasta las tantas sin cobrar las horas extra. Por si fuera poco se estaba empezando a notar un bajón, la crisis comenzaba a ser un hecho. Ruth era secretaria de la directora de recursos humanos de una ONG dedicada al cuidado de
ancianos con problemas de alzheimer, demencia senil y cualquier cosa que se le pareciera. Untrabajo muy duro que a ella la llenaba completamente. Lástima que el gobierno no se lo tomara muy en serio, porque desde septiembre habían suspendido los pagos a la ONG, un breve aplazamiento de un par de meses, decían. La crisis, culpaban. ________ por su parte, trabajaba en una pequeña empresa familiar que se dedicaba a vender cristal para cuadros y tiendas. Estaba hasta las narices de uno de sus jefes, y adoraba al resto del personal. La crisis también les estaba afectando. Las tres se conocían desde hacía casi un cuarto de siglo. De hecho, desde que ________ tenía cuatro años y ella y su amiga Enar entraron en preescolar en el colegio San José de Valderas. Pili y Ruth estaban en primero. En cuarto ya eran amigas, vivían en el mismo barrio y jugaban juntas al rescate. Para cuando Pili y Ruth acabaron octavo, _________ y Enar estaban en sexto. Durante dos años, se separaron, el colegio une y desune, pero en el verano en que ________ terminó octavo volvieron a juntarse y desde entonces eran inseparables. Habían pasado 24 años _________ y Enar tenían 26 y Pili y Ruth dos más.
Pili y ________ se veían todos los viernes sin falta al terminar el trabajo, iban a la cafetería y hablaban de todos los temas habidos y por haber. Con Ruth era más complicado, sus horarios eran más flexibles y solía salir los viernes demasiado tarde y agotada para quedar con nadie, los sábados, si no quedaba con ellas, se iba a la sierra para recorrer kilómetros de montañas heladas en soledad, olvidarse de todo y acabar molida —esto último solo lo pensaba ________ , cuyo deporte favorito era el levantamiento de libros en el sofá—, pero lo cierto es que Ruth era una persona muy sana, muy deportista y muy centrada. Todo lo contrario a _________ . Pili por su parte era el término medio. Vivía en pareja con su chico de toda la vida, y era todo lo feliz que podía ser. De hecho estaban pensando en casarse. ¡Ufff!
Pasaron la tarde del sábado hablando sin cesar de mil y una cosas, hasta que el reloj marcó las ocho. Entonces se separaron, quedaban cosas por hacer. _________ regresó a casa caminando tranquilamente mientras observaba los escaparates de las tiendas. Se paró en el de la peluquería,habían rebajado sus precios. Genial. Tenía que darse mechas con urgencia. El sábado siguiente se
las daría. Lo malo era que aunque hubieran rebajado los precios, seguían siendo prohibitivos,cincuenta euros, madre mía. Solo por dar cuatro mechas... se le ocurrió una idea... había visto en el polígono donde trabajaba una tienda de venta al por mayor de artículos para peluquería... iría, se presentaría como compañera de polígono y compraría lo que hiciera falta. Se las daría en casa ella misma. Seguro que se ahorraba una pasta, entre la hipoteca del piso —sí, era de protección oficial, pero aun así había que pagarlo—, comida, luz, agua y gas, apenas sí tenía para ir al cine una vez cada tres meses, y si se hacía mechas, entonces pasaban tres meses más antes de ir al cine... sí. Se las haría ella misma.Cuando llegó a casa conectó el ordenador, y esperó la media hora de rigor hasta que la cascarria se quiso poner en marcha. Algunas personas disfrutaban de portátiles, otras más afortunadas se recreaban con ordenadores último modelo, unas pocas con otros algo antiguos que funcionaban a la perfección, ella tenía una cascarria de mil años con una banda de músicos callejeros desafinados viviendo en su interior. Si algún día se decidía a grabar los sonidos que hacía
su PC al arrancar lo mismo se hacía millonaria... música New-Age mezclada con Heavy metal rotundo y un constante de ruido de cacharros... impresionante, pensó frunciendo el ceño. Se sentó frente a él en la antigua silla de la cocina de su madre, esa que sus padres habían pensado tirar en el "punto limpio" y que ella recicló para SU PROPIA CASA, Dios, qué bien sonaba eso, repitió para sí misma otra vez "mi propia casa", llena de muebles que los demás habían tirado
a la calle. Su casa —a medias con el banco—, pensó satisfecha.
Tamborileó con sus uñas cortas sobre la mesa —la que antes era de su abuela— y esperó, por fin el PC hizo un horrible pitido y en el monitor apareció su página web favorita. Una página de novela romántica, con todas las novedades —que no podía comprar— y con un foro lleno de gente alucinante con los que pasaba horas hablando. Clickeó en el Motzilla Thunderbird y esperó a que actualizara el correo.
—Semana fantástica en El Corte Inglés. —Genial, a ver si es tan fantástica que me regala las cosas... Pues va a ser que no, solo venden.
—EBay ofrece grandes ventajas si quieres vender lo que no te sirve en casa. —Cojonudo, cuando tenga algo que no me sirva lo venderé...
—Xtendedor, el mejor aparato para hacer de su pene el objeto de deseo de las mujeres. —Bien, cuando tenga pene lo usaré... Por favor, para qué quiere C3PO extender un pene que no tiene...Joder con los Spam.
—Tropecientos mensajes avisando de un nuevo virus... —Más mensajes en cadena, si no los reenvías se te acabara la suerte. —Perfecto, no tengo suerte, así que no puede terminarse. Eliminado. Mi madre. Veamos éste.

De: mpgr
Para: C3PO
Asunto: Estamos en la playa
Hola cariño, tu padre y yo hemos pensado que como os habéis emancipado, aquí no hacemos nada y nos hemos ido a pasar unos días a la playa. Hace un tiempo
estupendo, estoy en bañador en la playa y tu padre da largos paseos. Por cierto,
¿cuándo te vas a cambiar de correo? Odio pensar que mi hija se hace llamar como un robot listillo de hace treinta años.
Te quiere: mamá.
PD: Le he dado tus llaves a Feli.

Perfecto, sus padres en la playa disfrutando y ella aquí, en fin... siguió mirando mensajes.
—No quiero un Chef de cocina.
—Supuestamente me ha tocado un premio de Ibercaja, ja, si ni siquiera soy cliente.
—Un tal Drácula quiere chuparme la sangre, sí claro.
Un momento... ¡Drácula! —dijo casi gritando. Abrió el mensaje.

De: Drácula6969
Para:C3PO
Asunto: quiero chupar todo tu cuerpo y beber tu sangre
Hola. No pienso ser parte de la leyenda negra de las citas. Aquí estoy. He escrito.
¿Tienes planes para esta noche?
PD: La sed de sangre me mata pienso comerte entera cuando te vea.

De: C3PO
Para: Drácula6969
Asunto: Llevo puesto un collar de ajo
Siento decepcionarte, pero el collar de ajo impedirá que puedas acceder a mi
sangre. Esta noche estoy libre. Había quedado con Bruce Willis para ver la jungla de cristal II (pero he decidido dejarle en la estacada por ti. No me decepciones.
PD: Drácula... ¿6969? ¿Eres tan presuntuoso que lo pones por partida doble?

De: Drácala6969
Para:C3PO
Asunto: Ven a mí vestida solo con el collar y tu piel, yo me ocupo del resto.
Drácula estaba cogido, Drácula 69 también, así que Drácula6969. Si dudas te lo
puedo demostrar cuando quieras, al principio, al final y en el medio. A todas horas.
¿Té parece bien que nos vemos donde ayer, en el Víctor Ullate? Sobre las 21.00, y de allí ya vemos dónde paramos.
PD: Bruce Willis no es nada comparado conmigo, ¿o no recuerdas sus fotos desnudo que circulan por Internet? Has hecho la mejor elección.

De: C3PO
Para: Drácula6969
Asunto: ¿Con el frío que hace? Tú estás loco. Me vestiré con bufanda., de ajo.
Perfecto, allí estaré.
PD: Palabras, palabras, tendrás que demostrarme con hechos que he acertado en mi elección.

De: C3PO
Para: R2D2
CC: pasodestarwars
Asunto : ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ DRACULA HA ESCRITO ! ! ! ! ! ! !
¡Síííííííííííí, Drácula ha escrito! Ha escrito, ha escrito. Hemos quedado para esta
noche. Mañana os cuento.
PD: No me lo puedo creer y se me ha olvidado preguntarle cómo se llama…

Sábado 1 de noviembre de 2010, 20.50h

_______ llegó diez minutos antes de la hora, acostumbraba a ser puntual. Cuando estaba nerviosa más que puntual era impaciente. Paseaba frente al Centro Cívico Los Pinos deteniéndose de vez en cuando ante los cristales que hacían de puertas para observar distraída alguna de las estatuas que
adornaban el vestíbulo. Le llamaba especialmente la atención una escultura hecha de madera, o al menos ese material le parecía a su ojo inexperto, que tenía más o menos, más menos que más, la forma de una persona, pero como si fuera chicle, estirada hasta donde el cuerpo no podía, con lo que supuestamente eran las piernas y los brazos en contacto con el suelo y dejando el torso y las
piernas al aire, como retorcidos, tenía forma de silla para dos, de estas en las que uno se sienta al lado y de espaldas al otro... impresionante. Si ella tuviera que ponerse en esa postura acabaría descoyuntada. Se preguntaba de dónde demonios había sacado el artista la inspiración y el modelo para hacer esta obra. Pegó más la cara al cristal mirando detalladamente la escultura. Su nariz chocó contra el frío vidrio. Laminar 6+6+6 antibalas, pensó la parte de su cabeza que se
ocupaba del trabajo. Unas manos se posaron sobre el cristal justo al lado de su cabeza mientras una voz susurraba en su nuca mandando exquisitas punzadas de placer a través de su piel.
—Interesante "asiento" —comentó la voz de su Drácula particular poco antes de besarle el lóbulo de la oreja.
—Sí. —_______ se quedó quieta esperando más caricias. Drácula había vuelto.
—Llegas pronto.
—No tenía nada que hacer y me aburría en casa, estuve tentada de poner a Bruce Willis en la tele, pero me resistí con uñas y dientes, ya había quedado con el conde Drácula y no era cuestión de serle infiel...
—Sí, me han contado que el conde Drácula tiene un genio temible, no creo que le hubiera gustado recibir plantón por culpa de un poli borracho —le siguió el juego divertido. ________ se volvió y le miró. Su magnífico conde Drácula había cambiado la capa y la camisa de chorreras por unos vaqueros y una cazadora de cuero. Estaba todavía más impresionante. Y sí, definitivamente medía algo más de metro noventa, tenía que acordarse de decírselo a las chicas
—¿Y bien, qué has pensado? —preguntó ________; al fin y al cabo ahí parados no hacían nada.
—¿Te apetece ir al Wok? Hay uno en Parque del Oeste.
—Mmh, comida asiática. Perfecto. —Y el hotel pilla justo enfrente. Este hombre sabe montárselo, pensó ________ alerta y excitada a la vez.
—¿Vamos en tu coche o en el mío?
—Yo tengo un Clío, tú veras...
—Ufff. Sin dudarlo, el mío. En los Clío me siento como en una lata de sardinas.
Era una mujer preciosa, pensó Drácula mientras conducía. No podía evitar mirarla de reojo cada vez que había un tramo recto de carretera. Joven, rondaría la treintena, alta, no tanto como él, pero sí que rondaba el metro setenta y cinco. Con curvas en las que agarrarse, así a ojo de buen cubero le echaba más o menos una talla 90/42, con buenas caderas y un culo importante. También tenía un poco de barriguita, no demasiada, pero sí la justa para que fuera una delicia recorrer su ombligo con la lengua, cosa que pensaba hacer esta noche sin falta; muslos mulliditos, perfectos para reposar la cabeza en ellos y además tenía, para qué negarlo, un buen par de aldabas. Sí, señor, talla 95/100. Labios gruesos y maquillados, ¡maldita sea!, odiaba los labios pintados (sabían a rayos), ojos grandes y un poco achinados, de color marrón miel, preciosos, nariz pequeña y respingona y el pelo de un espléndido color castaño que le caía en ondas hasta casi la mitad de la espalda. Exquisito, ojala nunca se lo pusiera de otro color. Le encantaba ese tono. Sus amigos lo mirarían raro si le vieran con ________, pensó Drácula, lo cierto es que eran unos snobs salidos que tenían la absurda creencia de que él tenía que salir con anoréxicas rubias de bote y tetas de silicona. Y no es que tuviera nada contra ellas, ojo, es solo que a él le gustaban las chicas blanditas, cómodas y mullidas. Y _______ era, físicamente hablando, para qué negarlo, su mujer ideal. Pero es que ahí no acababa la cosa, además tenía una inteligencia ágil, rápida, no era fácil pillarla desprevenida, soltaba verdaderas perlas por su boquita y discutía por casi cualquier cosa. Imposible aburrirse con ella. Y como colofón, era una bomba sexual. Sabía lo que quería y lo tomaba, y su polla era testigo excepcional de ese punto. Joder, ¡cómo la agarraba! Se ponía duro solo de recordar la noche pasada. Intentó concentrarse en la carretera, pero imágenes de ella desnuda, tumbada en los asientos del coche le pasaban una y otra vez por la cabeza... Cada vez estaba más duro. _______ miraba la carretera consciente en todo momento de lo que la rodeaba, no conducía mal el pavo. Aunque a veces le daba la impresión de que la miraba demasiado, como si fuera un poco distraído, y bueno, eso era halagador, pero joder, hacerlo justo cuando se va conduciendo es suicida. Así que ________ iba totalmente pendiente del tráfico, de repente Drácula le cogió la mano y la llevó hasta su regazo. Vaya, estaba duro, bien duro. Tan duro como probablemente estaría el camión que iba delante de ellos si él se despistaba y chocaban. Así que ________ hizo lo único que podía hacer. Bajó la mano a lo largo de todo su miembro y le cogió los testículos, los fue
apretando poco a poco, al principio él sonrió, pero luego una mueca de terror le pasó por la cara. ¿Quizá estaba apretando demasiado? Pobrecito.
Volver arriba Ir abajo
darley
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 352
Fecha de inscripción : 09/01/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 9th 2012, 18:45

Hahahahahahahah. Pobrersito . Hahahahahahaha. Quisiera ver la cara de terror. :s
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 10th 2012, 09:18

jajajaaja me encantoo
siguelaa
Volver arriba Ir abajo
nathylove
Nuev@


Cantidad de envíos : 21
Edad : 22
Fecha de inscripción : 29/05/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 11th 2012, 12:39

Chicas les dejo el Capitulo 2 Parte 2 LARGUISIMO! jajaja
Bueno
Besos , se cuidan

__________________________________________________________________
Capitulo 2 Parte 2


—¿Sabes?, me pasa una cosa muy rara cuando voy en coche, la tensión se apodera de mí, me da pánico tener un accidente y a veces no puedo evitar agarrarme a lo que sea, me aferro tan fuerte que hasta clavo las uñas, pero es que me horroriza ver que el conductor se despista, pueden suceder accidentes, sabes... y eso... me aterra y hace que quiera sujetar algo con mucha, muchísima fuerza, y retorcerlo, retorcerlo hasta que se rompa... espero que no te importe. Son los nervios; ¿sabes? —dijo _________ como quien no quiere la cosa.
—No pasa nada, entiendo —dijo Drácula tragando sonoramente mientras intentaba con mucho cuidado separar la mano crispada de sus testículos.
—Ops...Vaya, no me había dado cuenta —dijo ella con ojos demasiado inocentes.
—He cogido la idea —dijo él sonriendo, sí, señor, esa mujer tenía genio y figura. No cabía duda.
Cuando aparcaron frente al Woh a Drácula no le quedaba ya nada de su erección, no hay nada como un buen apretón para bajar los humos. El parking estaba medio vacío, se encaminaron a las cochambrosas escaleras de metal para
llegar a la segunda planta y entraron tranquilamente en el restaurante. Cogieron mesa, pidieron sendas Coca-Colas —ni loca me vuelvo a emborrachar, pensó _________ , con la resaca mañanera aún muy presente en su cabeza— y atacaron el buffet asiático. Un poco de sushi por aquí, algo de arroz por allá, una mezcla estrambótica de verduras y algas para hacer en la cocina en vivo y unos
pocos langostinos a la plancha. Perfecto. El cogió el triple que ella y ella se asombró de que un tipotan bien formado, con nada de barriguita y esos increíbles abdominales pudiera comer tanto sin preocupación, claro que ella tampoco es que se preocupara mucho, pensó comiendo su tercer rollito de primavera.
—¿A qué te dedicas? —preguntó Drácula engullendo su segundo plato de tallarines fritos.
—Soy cristalera. Sobre todo para cuadros.
—¿Haces cuadros?
—Ya no, antes me dedicaba a montar exposiciones para galerías, pero dependía demasiado de que hubiera exposiciones. Ahora soy secretaria, chica de la limpieza, descargadora de camiones y chivo expiatorio en una cristalería.
—¿Chivo expiatorio?
—Sí, ya sabes, que alguien se equivoca, pues lo pagamos con ________, que un cliente no paga, pues gritamos a ________ , que el hijo del jefe lleva una semana sin follar, pues aullamos a ________ , ese tipo de cosas.
—Dios, qué gráfica —dijo Drácula atragantándose por la risa—. Quizá fuera más fácil si siguieras dedicándote a las exposiciones.
—Mmh, más fácil no sé, pero más divertido seguro.
—¿Sí?
—Sí, recuerdo una vez que tuvimos que montar una exposición fotográfica... Sobre penes. Penes de todo tipo, grandes, pequeños, empalmados, flácidos, negros, amarillos, azules, rojos...
—¿Azules, rojos?
—Sí, hombre, tipo Andy Warholl.
—Joder
—No lo sabes tú bien, tras enmarcar más de 100 penes teníamos unas ganas locas de eso mismo, de joder —dijo sonriendo pícara.
Y así, entre pitos y flautas, y también penes, ________ fue contándole los pormenores de su trabajo. Parecía mentira, jamás había hablado tanto de sí misma, si no contamos a Pili y Ruth, claro. Drácula preguntaba y ella respondía, y poco a poco el tiempo se fue pasando sin darse cuenta, hasta que una mujer asiática se acercó a su mesa con la cuenta en una bandejita de plata, y muy amablemente les comentó, como quien no quiere la cosa, que estaban a punto de cerrar. Miraron el reloj de la entrada, eran casi las dos de la madrugada. Drácula se apresuró a pagar como buen caballero mientras _________ preguntaba tímidamente si ponía la mitad. No, gracias, contestó él. _________ respiró... aún no había cobrado el sueldo de noviembre y el de octubre estaba desaparecido en combate...Una vez en el exterior, fueron conscientes de que la noche había caído y con ella el frío de invierno. Corrieron hasta el coche y una vez allí se miraron. Tenían tres opciones claramente definidas:
Opción A: cada uno a su casa y Dios en la de todos.
Opción B: buscar un garito abierto y tomarse la penúltima
Opción C: cruzar la carretera y pasar la noche en el hotel de enfrente.
Se miraron sopesando las opciones mentalmente. Drácula dirigió su mirada al hotel y enarcó un par de veces las cejas, _________ por su parte posó su mirada en el Kia Carnival y arqueó otro par de veces las cejas... se miraron fijamente uno al otro. Aquello prometía ser una lucha de voluntades.
—¿Y bien? —preguntó Drácula—. ¿Dónde vamos ahora?
—Qué te parece si nos acercamos al Polígono, seguro que encontramos algo abierto contestó ella tirando directamente por la Opción B.
—¿Al polígono? —preguntó Drácula acercándose a ella como si fuera un vampiro.
—Sí, seguro que hay algún sitio abierto donde tomar la penúltima. —Eso es, ________, pensó ella, mantente fuerte, no puedes irte a la cama dos veces seguidas con un tío al que apenas conoces, ¿no?
—¿La penúltima? —susurró Drácula apretándose contra ella a la vez que la abrazaba deslizando sus manos hacia sus nalgas.
—Sí, la penúltima. ¿Me estás repitiendo? —preguntó ________ sintiendo cómo el calor comenzaba a recorrer su cuerpo. Ese hombre tenía unas manos diabólicamente deliciosas.
—¿Te repito? —coreó él un segundo antes de lamerle los labios para luego mordisqueárselos lentamente hasta que ella, rendida, los abrió. Y él, que no era tonto, aprovechó ese momento para introducirse en su boca y jugar con su paladar, recorrer sus dientes, succionar su lengua cálida y picante por las especias de la cena.
—Sí, repítelo —pidió ella.
Y él lo repitió. Le acarició la espalda lentamente logrando que el calor de sus manos traspasara el vestido y alcanzara cada una de sus terminaciones nerviosas, haciendo del beso una tortura interminable. La decisión de ________ de ir a tomar la penúltima se fue a dar una vuelta para dar paso a la locura y la pasión. Las opciones A y B quedaron descartadas en bien de la opción C, que en esos momentos parecía de lo más interesante. Cruzaron sin saber cómo y entraron en el hotel íntimamente abrazados. El conserje los miró
arqueando una ceja, pero cuando Drácula pidió una habitación para esa noche y entregó su DNI junto con 200 euros y el aviso de que lo que sobrara lo tomara como propina, al conserje se le bajaron las cejas y les dio la llave de una habitación. Una en la planta baja, por supuesto. Esta pareja era "del tipo" que no espera a llegar a la habitación y hace uso del botón "stop" del ascensor sin pensar en lo sucio que quedaba todo con el semen, pensó el conserje con las cejas
fruncidas, se las sabía todas, llevaba años trabajando en hoteles. Recorrieron los pasillos del hotel besándose y abrazándose como dos adolescentes ante su
primer polvo. Cuando llegaron a la habitación les costó tres intentos introducir la llave en la cerradura. Lo mismo era porque estaban pensando en introducir otras cosas en otros sitios, y claro, eso desconcentra. Entraron, cerraron la puerta y empezaron a desvestirse sin ni siquiera encender las luces, las manos de ambos se movían con tal rapidez que no hacían más que chocar entre sí, dificultando el trabajo, el tanga por supuesto acabo roto. Joder, tanto tiempo para elegir la ropa interior perfecta y todo para acabar desgarrada sin ser siquiera valorada, la próxima me pongo bragas de cuello alto, son más baratas, pensó ________ sabiendo de sobra que jamás se las pondría para una cita con Drácula, y este fue el último pensamiento que logró articular en un rato; un rato bastante corto, porque, todo hay que decirlo, cuando por fin se pusieron de acuerdo para usar las manos en los lugares adecuados, es decir, los botones y cremalleras, todo fue como la seda. Los pantalones y el bóxer cayeron al suelo, el vestido pasó la frontera de la cintura, y el tanga... bueno, ya se sabe lo que pasó con el tanga.
La apoyó contra la pared, _________ le envolvió la cintura con las piernas y él la penetró sin más preámbulos, cuando se tiene prisa no hay nada que hacer. _______ se derritió y Drácula se detuvo en seco.
—Joder. ¡El condón!
Hubo un momento de pánico y luego el inevitable roce de algo largo y duro saliendo de ella, un sonido rasgado, algo que se enfunda, de nuevo penetración y vuelta a empezar... al fin y al cabo todo tiene arreglo en esta vida... La lástima es que el momento erótico, casi sicalíptico se perdió...
y ________ se encontró apoyada contra la pared, con Drácula penetrándola apasionadamente y pensando en el presupuesto que tenía que hacer el lunes sin falta para el cliente pesado que no paraba de cambiar de medidas... Un rollo, porque el cliente llevaba ya más de cinco presupuestos distintos en lo que iba de semana y no parecía que tuviera las cosas muy claras. Uf, qué postura más incómoda, pensó sujetándose a los hombros de Draculín. Cuando una está a lo que está, es decir a follar salvajemente contra la pared, no se notan las incomodidades, pero cuando se está a un presupuesto mientras te follan, pues se nota el cansancio en las piernas, se nota que la pared está más dura que... una pared y que el tío que te folla no hace más que resoplar 'en tu oído... un verdadero fastidio, porque además con el pelo revuelto, tanto resoplido acaba mandándote el
flequillo a los ojos y la verdad es que es muy molesto. Así que a ________ no le quedaba otro remedio que fingir como buenamente podía —era muy mala actriz— y esperar a que el vampirito acabase de una buena vez. En fin, quizá si cambiase una de las medidas de los cristales, podría abaratar un poco el coste, y si no...
—________...
—¿Eh?
—¿¿¿Dónde estás???
—Ah... ¿¿¿Apoyada en una pared??? ( XD )
Colmillitos enarcó una ceja, la miró detenidamente y salió de ella. _______ aliviada soltó las piernas de su cintura y las apoyó en el suelo. ¡Qué descanso!
—En fin... —dijo esperando que él se hubiera corrido... entre cristales y medidas ni se había fijado... ¿Había terminado o no?
Draculín no dijo nada, la cogió en brazos, atravesó la habitación y la tumbó en la cama. Se apresuró a desnudarla, mientras ella buscaba a toda prisa una excusa para irse de allí, estaba claro que se había equivocado de cabo a rabo... sobre todo en el rabo.
—Estoy pensando que...
—Sí, estoy seguro de que ese es el problema. No deberías pensar.
—¡Oye! Yo pienso lo que quiero, cuando quiero y como quiero.
—Perfecto. Pues si tuvieras la amabilidad de pensar en voz alta me harías un favor, así sabría por dónde me ando...
—Por supuesto —dijo _______ enfurruñada, aunque sabía perfectamente que si alguien tenía el derecho a estar enfadado era Draculín—. Estaba pensando que ya es bastante tarde y es hora de
regresar a casa, tengo tareas pendientes.
—A las... —miró el reloj— ¿tres menos cuarto de la mañana tienes tareas pendientes? ¿Acaso un negocio que no puede esperar? ¡Buff! —dijo dando un manotazo al aire, como espantado una mosca.
—Pues mira, sí. Justo eso.
—¿Me estás diciendo que mientras estabas apoyada en la pared has recordado que tenías trabajo pendiente?
—Pues, sinceramente, sí.
—Y... ¿a cuento de qué te ha venido eso a la mente?
—Eh... —a ver ahora cómo explicaba que por culpa del parón se le había ido la cabeza a otro lugar—, pues, mira, yo... esto, verás, mientras te "acoplabas" de nuevo se me ha venido a la mente, eso mismo, ¿cómo "acoplar" las medidas de unos cristales para cuadrar un presupuesto?
—Ah, tienes razón, tiene mucho que ver —dijo Drácula cociéndose en la humillación. O sea, que mientras él se esforzaba por "acoplarse" a ella y darle placer, ella se esforzaba por "acoplar" cristales. Su orgullo maltrecho pedía compensación.
—Es algo muy importante —explicó ella sin saber qué decir.
—Sí, claro. ¿Y cómo va el tema?
—¿Eh?
—¿Cómo va el... presupuesto?
—Bueno... pues, la cuestión es que tengo que cortar una serie de cristales —le fue contando, no porque tuviera el más mínimo interés en que él lo supiera, sino porque realmente no sabía qué decir, y esa era una manera igual de buena que cualquier otra para llenar el incómodo silencio. Drácula se tumbó de costado mientras ella hablaba, lo cierto es que no estaba prestando ninguna atención.
Estaba tumbado al lado de una mujer hermosa que le atraía poderosamente y no pensaba quedarse de brazos cruzados. Fue girándose hasta quedar echado a lo ancho del colchón con la cabeza apoyada en el estómago de ________. Sí, definitivamente estaba tan blandita como había pensado, mullidita, suave y además olía estupendamente. Su cabeza reposaba justo a la altura del ombligo y no pudo evitar lamerlo. En ese momento _______ paró su monólogo.
—Eh...
—¿Cómo consigues "acoplar los cristales"? —distrajo él.
—Pues, verás, tenemos planchas de1.000x1.200mm y planchas de 2.010 x 1.070mm, todo es cuestión de... —________ siguió explicando apesar de notar que la cabeza de él estaba tibia sobre su tripa y que su lengua le lamía de vez en cuando el ombligo. ¡Hombres! Se creen que con unas cuantas caricias nos encendemos, pues Colmillitos va listo. Y se concentró más todavía en cuadrar cristales, que aunque no lo parezca puede resultar algo verdaderamente adictivo...
Ni de coña.
Drácula dejó la lengua quieta y aprovechó para observar las piernas de ________ desde la increíble perspectiva que terna apoyado en su vientre. Tenía unas piernas larguísimas, con buenos muslos, redonditos y bien formados, se veía algo de pelusa en ellos, sonrió para sí mismo. ________ se depilaba de rodilla para abajo, pero la pelusilla de los muslos estaba intacta. Deliciosa. Era de un color mucho más claro que el castaño de su cabeza, casi transparente y muy fino, tanto que si no hubiera estado tumbado como estaba no lo hubiera visto. No lo pudo resistir, pasó las yemas de sus dedos por esa pelusilla encantadora y casi inexistente. Apenas se notaba. Fascinante. Le recorrió los muslos una y otra vez, le excitaba mucho acariciarla y sentir ese suave vello bajo sus dedos. Ella enmudeció de nuevo, inhaló, y comenzó a hablar con un tono de voz más enérgico.
—Por tanto, si la medida de serie es de 400x300mm, lógicamente nos viene mejor las planchas de... —¿Pero qué le había dado a este vampiro en sus muslos? Vale que tenían algunos pelillos, pero llevaban con ella desde que nació, no pensaba depilárselos por mucho que le molestaran, apenas se notaban. Además la cera dolía horrores.
—¿Y si la serie fuera de 425x365mm? —Drácula se lo estaba pasando de maravilla acariciándola, así que mejor entretenerla con más medidas de esas.
—Pues entonces lo que interesaría, espera que calculo...
—Ajá...
Draculín oía su voz pero no escuchaba sus palabras. Estaba totalmente inmerso en misterio oculto entre la unión de sus muslos. Una nube de rizos castaños cubría su sexo impidiéndole ver la forma de su clítoris y realmente se moría por verlo. Sí, la había acariciado ahí la noche pasada pero con la oscuridad reinante en el coche no había podido ver cómo era. No es que le hubiera importado nunca ver el clítoris de sus amantes, pero con ________la curiosidad y el deseo le estaban matando. De hecho, aún tenía el pene durísimo y enfundado en el condón, no se había corrido, le había cortado todo el rollo verla pensando en sus cosas cuando estaba dentro de ella. Así que ahora tenía un dolor en los testículos atroz y una curiosidad indecente por ver sus secretos. Los rizos se veían húmedos, sopló sobre ellos. Ella se calló de nuevo, inspiró, y volvió a la carga con las medidas de los cristales. Desde luego esta mujer era tozuda.
—Además en nuestra empresa no tenemos máquinas de corte, lo hacemos todo de forma artesanal... —decía aferrándose a los prolegómenos de su trabajo.
—¿De forma artesanal?
—Sí, ya sabes, artesanal, con las manos. De forma manual.
—Ah.
—Sí, tiene más calidad, no se ensucia con el aceite de coco porque...
Manual... interesante. Dejó que sus dedos subieran por los muslos hasta llegar al origen de su curiosidad. Lo manual estaba bien. Comenzó a peinar los rizos suavemente, estaban muy mojados, lentamente los fue separando hasta que descubrió el clítoris, se veía rosado, medio oculto entre los pliegues. ________ se movió inquieta.
—¿Qué haces?
—Trabajo manual —contestó él muy serio.
—Ah... pues como decía, si se usan máquinas —dijo empuñando férreamente su explicación; que el vampiro lo intentara, ya vería lo que era bueno.
El apoyó una mano en el muslo, haciendo presión hasta conseguir abrirle un poco las piernas, el movimiento anterior había ocultado lo que estaba tan encaprichado en ver... ¡Sí! Ahí estaba de nuevo, tan pequeño y radiante, aun seguía oculto pero se veía algo más hinchado, deslizó un dedo a lo largo de la abertura separando un poco los pliegues; sí, definitivamente se estaba tensando por momentos. Sopló sobre él otra vez, ella se movió de nuevo, esta vez separando un poco más
las piernas, él acarició el botón lentamente con su índice, era muy suave, estaba muy terso, continúo acariciando, trazando círculos con el dedo cada vez más húmedo, la abertura de su vagina resplandecía, le llegó un delicioso aroma. La esencia especial de _________. ¿Qué sabor tendría? Sin poder resistirse bajó la cabeza hasta reposarla entre los muslos de la mujer que, por cierto, eran tan mullidos como pensaba, y comenzó a lamer su clítoris. Dulce. Salado. Embriagador. Ella no hablaba. Drácula sonrió.
—¿Y qué pasa si se usa aceite de coco?
—¿Eh?
—En las máquinas... ¿Qué pasa si se usa ese aceite?
—Ah, se mancha el cristal... nada importante.
—Aps, creía que sí era importante...
—Ah. Sí, bueno. —¡Demonios! ¿Qué narices le importaba a ese maldito hombre el puñetero aceite de coco?—. Importa, pero da igual.
—No, claro que no da igual, estoy seguro de que has dicho que era importante —dijo él sonriente y vengativo. Si quería pensar, él se ocuparía de que lo hiciera.
—Bueno, sí, verás... —estaba claro que no iba a hacer nada hasta que no le contara el tema del aceite de coco de los cojones. Mierda.— El aceite de coco...
Bien. ¿Por dónde íbamos? Repasó Drácula... Embriagador... exactamente. Volvió a recorrer con sus dedos la vulva hasta que los labios vaginales estuvieron henchidos y el clítoris apareció en toda su majestuosidad. Estaba hinchado, terso, dispuesto. Le propinó lánguidos azotes con la punta de la lengua y cuando ella comenzó a gemir, apoyó los labios y succionó, despacio al principio y más
fuerte según aumentaban los gemidos femeninos. ¡Dios! Sabía delicioso, los dedos recorrieron la vulva arriba y abajo, una y otra vez, hasta que un dedo juguetón se coló en su vagina totalmente empapada, empujó y lo hizo girar a la vez que la lengua. Ella gimió más alto. Un momento... ¿y qué pasaba con el aceite de coco? Pensó burlón. ________ estaba a punto, la lengua de Draculín hacía maravillas, su dedo trabajaba magistralmente el punto "G", que por cierto acababa de descubrir que SÍ existía, y en ese momento, en el momento exacto en que NO tenía que parar, paró.
—Joder —gruñó sin pensarlo.
—¿Y no se puede limpiar el aceite de coco? —preguntó él a la vez que se chupaba el dedo que había estado dentro de ella.
—¿Qué? —¿De qué coño está hablando este gilipollas?
—El aceite de coco, ese que ensucia, ¿no se puede limpiar? —Dios, se la veía muy enfadada... y eso le encantaba.
—¿Eh? Sí, claro... —¿Pero qué mosca le ha picado?
—Y entonces, ¿cuál es el problema? —fastidió un poquito más.
—¿Cuál es el problema?
—Sí. Si se puede limpiar no veo ningún problema.
—El puto problema es que es una mierda limpiarlo. ¿Vale? ¿Alguna cuestión más? ¿Algún puto asunto de vida o muerte? ¿Alguna duda?
—No —dijo él enarcando las cejas travieso—, sólo pensaba...
—Pues no pienses —dijo ella agarrándole del pelo para acercarle y besarle salvajemente. Drácula sonrió, se incorporó, se colocó entre sus piernas, hundió la cabeza en su ingle y se dio un festín. Lamió, mordisqueó, succionó, metió un dedo, metió dos, y cuando ella empezó a temblar la penetró. Como aún tenía el condón puesto no hubo ningún parón. Ella notó el primer envite y se estremeció, le ciñó la cintura con sus piernas pero él se las agarró y las colocó sobre sus hombros, luego mordisqueó sus pechos a la vez que una mano complaciente
se deslizó entre los dos y comenzó a enredar con su clítoris. ________ arqueó la espalda, clavó los dedos en sus bíceps —muy bien formados, por cierto— y se corrió. Al sentir el primer apretón de la vagina, Drácula se dejó ir. La respiración jadeante de ambos se mezcló. El la agarró y se tumbó de lado, aún dentro de ella. Se miraron extasiados.
—Y si el aceite de coco se puede limpiar... ¿Qué problema hay? —señaló él muy serio. ________ soltó una carcajada y le estampó la almohada en la cara... Drácula no se quedó atrás.
Y así fue como un conserje avispado que no quería encontrar semen en su ascensor, se encontraría al día siguiente con una habitación llena de relleno de almohada desparramado.
Volver arriba Ir abajo
darley
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 352
Fecha de inscripción : 09/01/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 11th 2012, 21:12

hahahahahaahah ooowwwwwww si que me encanto el capitulo haahahahahaha son muy chistosos los dos :p
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 12th 2012, 08:57

me encantooo siguelaaa
Volver arriba Ir abajo
darley
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 352
Fecha de inscripción : 09/01/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 15th 2012, 19:20

heyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy xfa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
nathylove
Nuev@


Cantidad de envíos : 21
Edad : 22
Fecha de inscripción : 29/05/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 16th 2012, 18:25

ahh Lo siento chicas Abucheenme !
No he tenido tiempo de Subir Cap pero aqui les dejo la primera parte

__________________________________________________________________

CAPÍTULO 03 Parte 1

Domingo 2 de noviembre de 2010, 7.30h

Era de madrugada y el sol debía estar todavía durmiendo porque no se veía ni un solo rayo de luz. _________ estaba en la cama con los ojos abiertos, pensando. De nuevo tenía tres opciones:
Opción A: quedarse en la cama con Draculín hasta que saliera el sol, y luego ya se vería... y de paso le preguntaría su nombre.
Opción B: levantarse sigilosamente y salir de la habitación sin decir esta boca es mía. Pero entonces seguiría sin saber su nombre. Y lo mismo Mr. Colmillos se enfadaba.
Opción C: Realmente no se le ocurría una opción C.
Recapitulemos:
Si elijo la opción A me despertaré a su lado, él tendrá un aspecto impresionante y yo disfrutaré de un estupendo mal aliento, un pelo asqueroso y como el maquillaje ya ni siquiera existe, unas ojera impresionantes y el rímel corrido. Además me despertaré muerta de hambre y mi estómago rugirá dejándome en vergüenza. Por si fuera poco, tengo un despertar bastante malo, pésimo. Así que el pobre Drácula se despertará al lado del Yeti y toda la magia que hay entre ambos
desaparecerá... Por otro lado, si elijo la opción B seguro que le sienta mal despertarse y ver que me he ido sin decir ni pío. Se enfadará. Pero no me verá las ojeras, ni olerá mi aliento apestoso, ni oirá mi estómago impaciente. No se llevará una mala impresión de mí y no huirá asustado ante mi mal humor mañanero...
Y si elijo la opción C: ... pero es que no se me ocurre opción C.
Entonces el asunto estaba entre quedarse y horrorizarle o largarse y enfadarle... difícil elección... aunque...
Opción C: me largo sin que se dé cuenta, pero le dejo una nota diciéndole que tengo asuntos urgentes que solucionar. ¿Cuáles? Ni idea, ya me los inventaré.
Así que ________ se levantósigilosamente, se vistió más o menos, porque parte de su ropa o estaba rota o había desaparecido y con el lápiz de labios dejó un mensaje en el espejo del cuarto baño, esto lo había visto hacer en una película y resultaba impactante.

Domingo 2 de noviembre de 2010, 9.30h

Drácula se despertó, la cama estaba vacía, no solo la cama, la habitación estaba vacía. Tenía un aspecto horroroso, mal aliento matutino, pelo enredado, le rugía el estómago por el hambre y gozaba de una imponente erección matinal. Bueno, eso exactamente no era horroroso, era más bien interesante. Se levantó extrañado buscando a ________, pero su vejiga reclamó atención, atención urgente, se metió en el baño distraído y pegó un salto de medio metro hacia atrás, tropezó con sus propios pies y cayó todo lo largo que era en el suelo dándose un buen golpe en la cabeza. Se incorporó lentamente apretándose la testa con las manos, se acercó despacito a la puerta del baño, se asomó muy lentamente por un lateral y miró... los ojos se le salieron de las orbitas y la boca se le abrió completamente. Allí, en el espejo del cuarto de baño en letras enormes y deformadas que recordaban poderosamente a las usadas en la película "El Resplandor", de color rojo sangre, torcidas y absolutamente aterradoras habían dejado un mensaje que a simple vista parecía de ultratumba.
''HA SURGIDO UNA COSA URGENTE, TENGO QUE IRME''
Con el corazón latiéndole acelerado en el pecho entró en el baño receloso, la adrenalina corría por sus venas. Endemoniada mujer y nunca mejor dicho, le había pegado un susto de muerte. Se sentó en la taza del retrete y suspiró desconcertado; no hay quien entienda a las mujeres. Primero piensa en presupuestos, luego me deja un mensaje que más que avisar aterroriza...
demonios. Cuando vuelva de Barcelona tendremos unas cuantas palabras. Sonrió.

Domingo 2 de noviembre de 2010, 19.30h

De: C3PO
Para: R2D2
Asunto: Ay ay ay
Ay, Pili, me parece que he metido la pata. Pasé la noche con Drácula y me fui de
madrugada sin decir nada. Bueno, dejé un mensaje... ¿crees que se habrá enfadado?

De: R2D2
Para: C3PO
Asunto: Re: Ay ay ay
Uffff... muy educada no has sido... la lógico es esperar a desayunar para
desaparecer... ¿Por qué te fuiste? ¿Dónde dejaste el mensaje?

De: C3PO
Para: R2D2
Asunto: Re: re: Ay ay ay
Me fui por el mal aliento. El mensaje lo deje en el espejo del baño.

De: R2D2
Para: C3PO
Asunto: Re: re: re: Ay ay ay
Joder, ¿¿¿tan mal le olía el aliento??? Mira, esto hay que hablarlo detenidamente,
pásate a tomar un café, y hablamos. Estoy sola en casa hoy hay futbol.

Así que _________ cogió su coche y partió en busca de amistad y consejo. La casa de Pili alias R2D2 estaba a escasos 10 minutos en coche, encendió la radio, sonaba It´s raining men... la mejor canción para escuchar... llueven hombres... pues a ella le había llovido uno y no lo había sabido manejar muy bien que se diga. En fin, más se perdió en Cuba... o eso decía su abuela.
Aparcó el coche en el único hueco que quedaba vacío en toda barriada, tendría que andar como cinco minutos hasta la casa de su amiga. Las deportivas sin marca que llevaba pisaban en la cera sin hacer el menor ruido, de hecho ningún sonido perturbaba el silencio esa tarde. Era un silencio denso, inquietante, no había nadie en la calle, vale, hacía frío, pero por helador que fuera el invierno siempre había algún loco haciendo footing...__________ aceleró un poco el paso, el portal de Pili estaba justo al lado de bar, en menos de tres minutos habría llegado. No es que fuera una persona miedosa, más bien se consideraba cautelosa, pero es que este era un barrio familiar, siempre había niños por la calle a estas horas... y no ver a nadie le estaba poniendo de los nervios. De repente oyó un susurro contenido que venía de todas partes y de ninguna. Ya estoy cerca,
pensó acelerando, en dos pasos me planto delante del bar. Seguro que dentro hay gente. —Porque además, es de noche, y por la noche suceden cosas, gente mala, asesinos, ladrones, violadores, hombres lobo... Bueno, estos últimos no, quizá me esté dejando llevar por mi imaginación —ahora hablaba con ella misma, así por lo menos no oía el silencio—. Los hombres lobo no existen, así que esos no me pueden atacar. Y si viene un ladrón, seguro que le doy tanta pena, que hasta me hace un donativo... lo peor sería un violador o un asesino. A un violador
podría hacerle frente, tengo buenos pulmones para gritar y según el Vinagres doy buenas hostias, pero un asesino... ufff... a ver cómo escapo de eso... y además, ¿por qué narices no hay nadie en la calle? Dejó de hablar consigo misma porque ahora estaba metida dentro de sus pensamientos, pensamientos repletos de hombres lobo asesinos que habían matado a todo el barrio y que la seguían sigilosamente... Estaban a punto de lanzarse sobre ella y no podría hacer nada, jamás ganaría a esos seres en una carrera. Jadeó. Dios, esto es increíble, recapacitó en un momento de madurez, que la mente humana pueda pensar semejantes chorradas... y peor aún, que YO sea capaz de asustarme por ellas... joder. Y aunque sabía que estaba haciendo el idiota más
espantoso, empezó a correr... sólo pretendía llegar hasta el bar y mirar a través de las ventanas. Asegurarse de que la raza humana seguía existiendo, y además es que tenía prisa... Bueno, no tenía mucha prisa, pero nadie lo sabía, ¿no? Si la veían correr pensarían que llegaría tarde a algún lado, no que estaba asustada por los hombres lobo... joder. —Prometo solemnemente que jamás volveré a ver películas de miedo... —afirmó en voz alta.
Y en el preciso momento en que se plantaba de un salto frente al bar, un rugido atronador rompía el silencio. Un alarido que salió de miles de gargantas a la vez. Tan coordinado, tan enérgico, que a __________ le dio un vuelco el corazón. Fue tal el susto que tropezó perdiendo momentáneamente el equilibrio y se estampó contra la puerta cerrada del bar, para a continuación rebotar y acabar tumbada sobre la acera mientras el aullido seguía sonando sin parar desde todos los puntos del barrio, un rugido atronador, repitiendo una y otra vez la misma palabra…
—¡Goooooooooooooooool, gooooooooooooooooool!
—Jooooooooooder, joooooooooder —repetía en perfecta sincronía _________ tirada en la acera. En ese mismo instante un hombre salió del bar y se agachó a su lado.
—_________, ¿estás bien? Vaya golpe que te has dado, ha retumbado todo el bar. ¿Qué mosca te ha picado?
—Hola Javi, encantada de verte —dijo ________ cogiendo la mano que le ofrecía para levantarse. De entre todas las personas desconocidas que podían haber visto su ridícula caída, tenía que ser Javi, el novio de Pili, el que la observara...Joder, se iba a reír a su costa una semana.
—¿Estás bien?
—Sí. Gracias. Mira, resulta que...
—Ya, ya, Pili está en casa. Oye, te dejo, el Madrid acaba de marcar gol, nos ponemos en cabeza. Eh... ¡eso es falta! —dijo mirando la pantalla del televisor a través de los cristales—. Te veo luego.
—ciao—se despidió ________, aunque Javi ya había entrado otra vez en el bar totalmente pendiente del partido—. Joder con el puto futbol, qué susto me ha dado. Llegó al portal con un ligero dolor de cabeza mañana tendría un buen chichón en la frente en el lugar exacto en que se había encontrado con la puerta del bar. Llamó al telefonillo y subió. Pili había dejado la puerta de casa abierta, así que ________ entró sin llamar. Su amiga estaba acabando de hacer una labor en punto de cruz. Se le daba de maravilla. Sentada en el sillón, sus manos de dedos largos y finos daban con facilidad diminutas puntadas en la tela. Levantó la mirada para sonreírle mostrando sus hermosos labios gruesos, su nariz delgada, el pelo rubio y liso cayendo en cascada por su espalda y resbalando por sus hombros, tan delgada que apenas sí ocupaba la mitad del asiento del sillón.
_________ se quitó el abrigo, lo dejó sobre la mesa del salón y entró a la cocina a servirse un café. Cuando conoces a alguien desde hace un cuarto de siglo, no esperas a que te pregunte qué quieres tomar, lo coges directamente. Se lo puso bastante cargado y regresó al salón; Pili esperó justo hasta que su amiga se sentó. Luego disparó.
—¿Tan mal le huele el aliento? ¿Qué te ha pasado en la frente?
—No, es que me he explicado mal. Me refería a que si me despertaba junto a él se daría cuenta de las ojeras, el aliento mañanero y todo eso... un horror. Y en la frente, naaaaaa, un golpe sin importancia...
—¡Ahhhh!
Y _________ procedió a contarle a Pili lo que había pensado, el aliento, las ojeras y todo lo demás... Pili escuchó atentamente, preguntando cuando algo no le quedaba lo suficientemente claro. Cuando acabó la narración se quedaron calladas un instante mientras Pili recapacitaba... Luego emitió su sentencia.
—¿Sabes lo que te pasa? Que llevas tanto tiempo sin salir con un hombre "normal" que no sabes cómo actuar.
—¿Un hombre "normal"? Perdona, bonita, pero siempre he salido con hombres normales.
—No. Has salido con dos hombres, tres si contamos a Drácula; por cierto, a ver si averiguas su nombre... Y esos dos hombres eran raros hasta decir basta.
—Qué va, eran de lo más normales, solo tenían sus cosas.
—A ver, el primero de los dos, Emilio el Zombi. Incapaz de pronunciar dos palabras seguidas.
—Eso es mentira. Pronunciaba muchas palabras seguidas.
—Sí, pero de diez palabras seguidas que pronunciaba solo tenían sentido dos. Por tanto las demás no cuentan. Además no tenía cerebro.
—Sí tenía cerebro.
—Vale, pues tenía cerebro. Lleno de tanta mierda que los pensamientos se quedaban pegados con la cola o se destruían con la coca...
_________ torció los labios recordando... Lo cierto es que el Zombi había sido uno de los grandes errores de su vida. Empezó a salir con él a los 17 años y lo dejó tres meses después, pero la experiencia fue tan aterradora que los tres años siguientes se había visto incapaz de salir con ningún hombre, y como las mujeres no le gustaban para eso, pues su vida sentimental se había vuelto inexistente.
El Zombi no era un mal tipo, lo que pasaba es que no era nada. Al principio había resultado divertido, un tipo sin cabeza que hacía tonterías, y a _________ le gustaba reírse, así que cuando aquel día en la discoteca él la había besado —su primer beso—, ella le había correspondido, lo malo fueron los noventa días siguientes. Al tercer día descubrió que la mitad de las tonterías que decía provenían de su adicción a la coca y que la otra mitad venían de su apego por esnifar pegamento cuando no tenía coca a mano. Era incapaz de decir una frase coherente y por supuesto no recordaba jamás que había prometido no volver a meterse mierda. A los diez días le mandó a la mierda por primera vez, él lloró un poco, prometió un mucho y volvieron a empezar. Al mes le dejó por segunda vez, él volvió a llorar otro poco y a prometer otro mucho, _________ ya no esperaba nada, pero se lo seguía pasando bien con el grupo así que siguió adelante, además normalmente estaba tan ido que no había ningún problema con el sexo, directamente no se le levantaba. Aguantó dos meses más, aunque no se puede decir que salieran como pareja exactamente, ella iba con el grupo y de vez en cuando el Zombi se acordaba que tenía novia. A los tres meses él recordó de golpe que tenía novia, también recordó que tenía un apéndice de su cuerpo al que si se le prestaba atención incluso podía llegar a levantarse y usarse y se puso pesado para conseguir esa atención. Ese día __________ lo dejó por tercera vez. De su relación obtuvo un odio tremendo hacia cualquier droga, un recelo descomunal hacia los hombres, su virginidad intacta y los nudillos desollados. El Zombi por su parte ganó un ojo morado que jamás recordó cómo se golpeó y si consiguió algo más, pues lo olvidó a los cinco minutos, al fin y al cabo no tenía muy buena memoria.
—Sí, la verdad es que no fue una buena elección —dijo _________ volviendo al presente.
—Y luego, tras unos cuantos años de secano, vas y te lías con el Vinagres. Joder... salir de la sartén para caer a las brasas.
—Buenooooo, tampoco fue tan malo...
—No. Fue peor.
Vicente, alias el Vinagres. Ufff. Lo conoció en una discoteca cuando tenía veinte añitos, era un tío serio, sereno, inteligente y más aburrido que una ostra. _________ empezaba a sentir de nuevo la revolución de las hormonas y ya era hora... así que cuando decidió que necesitaba sexo —joder, veinte y virgen, parecía el título de una canción—, se dedicó a buscar su hombre ideal y eso incluía un tío limpio, sin drogas. Inteligente, que pudiera articular más de mil frases coherentes. Con memoria, que se acordara que ella existía. Serio y trabajador, no era pedir mucho, ¿verdad?. ________ llevaba un par de años trabajando con galerías de arte montando exposiciones, y no es que allí tuviera muchas oportunidades de conocer hombres de ese tipo, sus jefes y compañeros eran más bien del tipo soñador, más inmersos en sus creaciones que en lo que pasaba por el mundo. Gente muy agradable y divertida, pero con ataques de creatividad que les hacían olvidar el resto de la creación... y ________ estaba incluida en ese resto. Así que, cuando conoció al Vinagres en la discoteca y se cercioró de que cumplía sus normas, se tiró de cabeza al río. Lástima que antes no hubiera probado cuan profundo era. El Vinagres resultó ser un tipo soso los días normales y un tipo obsesivo los días anormales. Y la cuestión es que al principio todo había sido miel sobre hojuelas. Quedaban cuando ella acababa
de trabajar, que nunca solía ser a la misma hora porque dependía de cómo se desarrollara el montaje, salían a tomar unas Coca-Colas y luego cada uno a su casita. Todos los sábados, sin faltar ni uno, iban al cine y luego a cenar al burguer, y los domingos paseaban por el parque hasta las diez de la noche, que al día siguiente el Vinagres madrugaba (ella no, qué va). A los tres meses exactos de comenzar a salir cambió la rutina de los sábados. Hicieron el amor por primera vez. Un beso, cinco minutos de sobeteo, penetración, cinco minutos de embestidas, orgasmo (masculino), esperar media hora, sobeteo cinco minutos y otra vez penetración, bombeo durante quince minutos (la segunda vez era más lento), orgasmo (masculino) y a vestirse que había que llegar a casa a una hora prudencial. La primera vez le dolió un poco, pero entre bostezo y bostezo
tampoco se enteró demasiado. No es que fuera el polvo de su vida, ni, de la de nadie, pero bueno, tampoco era tan malo. Estaba a gusto con él, no se pasaba de listo y en el cine echaban buenas películas. A los seis meses de relación, la rutina de los sábados volvió a cambiar, __________ decidió que mientras él bombeaba ella podía perfectamente acariciarse a sí misma y así fue como, tres meses después de empezar a hacer el amor llegó al orgasmo por primera vez; nada del otro mundo, pero bueno, quince minutos de “comba” daban para bastante en la imaginación y además estaba de moda la película de Brad Pitt, Troya, y ella la había visto un par de veces en el cine, así que tenía el cuerpo de Brad muy presente, siempre y cuando tuviera los ojos cerrados. Al cabo de año y medio y después de innumerables sábados de sobeteos, penetraciones y bombeos perfectamente cronometrados, y por qué no decirlo, después de muchos Brads Pitts, Erics Banas, Hughs Jackmans, Heaths Ledgers, Orlandos Blooms, Vigos Morttesens, un par de Batman y joder hasta un Harry Potter —¡Dios!, lo que hace el aburrimiento, hasta con yogurines se lo montaba, tan desesperada estaba, el Vinagres decidió que había llegado el momento idóneo de irse a vivir en pareja, alquiló un estudio y _________ , sin saber bien cómo —probablemente estaba tan aburrida que cualquier cosa distinta le pareció en ese momento una aventura—, se encontró viviendo en pareja. Tenía veintidós años y el aburrimiento de una ameba. El primer año de convivencia no fue malo, solo aburrido. En el segundo año el Vinagres empezó a estar todavía más avinagrado. Ya solo cronometraba los polvos, sino que cronometraba cada segundo del día. A las dos comida, a las cinco merienda, a las diez cena, a las once en la cama. Si era viernes película en la tele hasta las doce y luego cama y si era sábado, pues un polvo de doce a doce y cuarto y luego a dormir. Ya ni siquiera echaban el segundo. _________ dejó sus montajes de exposiciones porque el Vinagres se enfurecía cuando ella no era puntual y en montajes jamás se puede ser puntual. Estuvo un tiempo en paro y fue a peor, porque ahora debía tener la casa perfectamente simétrica. Los paños de cocina tenían que ser del mismo color que la encimera, las toallas del baño del mismo color que los toalleros, las sabanas solo blancas, la ropa de diario solo vaqueros y camisa, si era algo más elaborado levantaba sospechas en el Vinagres y tenía que someterse a interrogatorio. Los fines de semana únicamente eran admitidos camisones y estaba prohibido salir a la calle a no ser que fuera primero de mes y tocara cine. Por supuesto la casa debía estar impoluta a cualquier hora del día, si no trabajaba fuera entonces debía trabajar dentro.
Los lunes filetes de pollo, los martes lentejas, los miércoles filetes de ternera, los jueves puré de verdura, los viernes garbanzos. Los sábados y domingos el Vinagres traía comida de fuera, el sábado del chino, el domingo del turco. Y jamás había variación. A no ser que ________ quisiera bronca. Lo único en lo que _________ jamás cedió fue en su tarde de los viernes con Pili. A los veinticuatro años __________estaba hasta las narices, encontró trabajo en una cristalería y
esperó que con ello el Vinagres se diera cuenta de que volvía a ser productiva —según los cánones de él, porque sinceramente curra más una mujer en casa que fuera—. Pero el Vinagres se había acostumbrado a la buena vida y exigía que todo siguiera como hasta entonces, eso sí, _________ debía trabajar también fuera de casa, no iba a ser él solo el que se matara a currar. Currar fuera, porque en casa no hacía nada de nada... Los gritos, las broncas, el tirar las sillas al suelo, golpear muebles y empujones varios empezaron a estar a la orden de día. ________ chillaba como la que más y si había que empujar empujaba. Podía aburrirse, podía pasar sin orgasmos, pero en una discusión desde luego jamás se dejaba pisar. Estaba harta. Una soleada tarde de viernes, de estas tardes veraniegas en las que parece que el tiempo no corre, a ________ se le pasó la hora de volver a casa. Estaba sentada en una cafetería charlando con Pili cuando sonó el móvil, al ir a cogerlo vio la hora: las diez de la noche. Debería haber estado en casa a las nueve. Miró a Pili asustada sin atreverse a coger el teléfono, era el número del Vinagres. Si contestaba empezarían los gritos y los insultos, y por una vez no tenía ganas de responder con más violencia. Por una vez tenía miedo de esa violencia. Dejó sonar el teléfono hasta que este se calló. Luego miró a su amiga.
—Me he asustado al ver quién llamaba.
—El Vinagres es un mierda, no te conviene para nada.
El teléfono volvió a sonar, era él de nuevo, _________ miró fijamente el odiado aparato y tomó una decisión, jamás le había puesto una mano encima, aparte de empujones que ella devolvía religiosamente, pero hasta ahí había llegado. No estaba dispuesta a asustarse cada vez que sonara el móvil, temiendo llegar tarde y provocar una bronca. Así que dejó sonar el teléfono durante toda la noche y no regresó a casa hasta la mañana siguiente, él estaba hecho una verdadera furia, pero a ________ le dio lo mismo, sacó su maleta, recogió su ropa y se marchó, puede que el Vinagres hubiera intentando convencerla por las buenas o por las malas, pero no era tonto y _________ era muy lista. Esa mañana, cuando fue a su casa a por las cosas, no fue sola. Javi, el novio de Pili, y Pepe, su hermano "pequeño" ,la acompañaban para ayudarla a cargar con todo, nada más... pero el Vinagres medía un metro setenta, estaba flaco como un palillo y el trabajo más pesado que hacía se limitaba a abrir ordenadores. Javi era un tiarrón enorme de casi dos metros de altura, con los hombros tan anchos como largo era, trabajaba de albañil y estaba dotado con bastantes músculos.Pepe, por su parte, se quedaba en el uno noventa y entrenaba para jugar al futbol tres veces a la semana; los músculos se le marcaban en la camisa al moverse. El Vinagres sería aburrido, malicioso y violento pero no era idiota y sabía cuándo tenía las de perder en una pelea. De hecho tenía las de perder en cualquier pelea en que se mezclaran hombres... Y así fue como terminó su última historia de... ¿amor?
Y ahí estaba ahora, después de cuatro años de sequía amatoria, sentada en casa de su mejor amiga y hablando de un tipo al que había conocido dos días antes y con el que ya se habíaacostado dos veces. ¡Qué cambio!
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 17th 2012, 10:41

Siguelaaaa
Volver arriba Ir abajo
jonatik4everrr
Novia De..


Cantidad de envíos : 658
Fecha de inscripción : 27/11/2011

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 19th 2012, 00:02

omjjjj seguilaaa seguilaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Other.Jonas.Lover
Novia De..


Cantidad de envíos : 611
Edad : 22
Localización : En los brazos de KevinGalletitaJonas, en el cuarto de Danger & en el sofa con Mr. President «»
Fecha de inscripción : 07/12/2011

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 19th 2012, 00:46

Me gusto mucho el argumento, la comenzare a leer tienes aqui a una nueva lectora! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
darley
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 352
Fecha de inscripción : 09/01/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 19th 2012, 08:43

Siguela. Xfa
Volver arriba Ir abajo
nathylove
Nuev@


Cantidad de envíos : 21
Edad : 22
Fecha de inscripción : 29/05/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 19th 2012, 13:29

CoralitoJonatikaLove escribió:
Me gusto mucho el argumento, la comenzare a leer tienes aqui a una nueva lectora! Very Happy

Welcome
Volver arriba Ir abajo
nathylove
Nuev@


Cantidad de envíos : 21
Edad : 22
Fecha de inscripción : 29/05/2012

MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Junio 19th 2012, 13:42

Lo siento Chicaaas iba a Subir el Cap pero se Borro de la nada :C
Les subiria de nuevo Pero ando de Salida
Prometo Subirselos Manana !
Besitos
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu   Hoy a las 19:03

Volver arriba Ir abajo
 
Falsas Apariencias -HOT- Joe & Tu
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Como detectar una Gibson falsa
» Simplemente Vida (Nick y tu) de todo tipo
» ~Falsas Ilusiones(Nick y Tu)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: