Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 La Medium de Nick (Nick y tu)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
Eu Shuker
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 23
Localización : California Nueva York
Fecha de inscripción : 18/07/2011

MensajeTema: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 25th 2012, 13:09

El detective de homicidios Nick Jonas siempre se ha considerado a sí mismo como el típico hombre de carne y puré de patatas: un hombre enérgico al que le gustan las mujeres de tetas grandes, buen culo y piernas interminables. _______ Windbourne no tiene nada que ver con el tipo de mujeres a las que normalmente persigue. Y, pese a que odia a las psicólogas, y en especial a las que se ven envueltas en asuntos policiales, Nick parece incapaz de luchar contra su obsesión por la delicada belleza que le hace sentirse primitivo y protector a un tiempo.
Volver arriba Ir abajo
http://ellen_shuker.metroblog.com
evelyn alejandra
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 977
Edad : 26
Localización : comiendo las galletitas azules de nick con joe y kevin
Fecha de inscripción : 01/12/2010

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 25th 2012, 14:01

primera lectora - baile de 5 segundos -
no sabescomo me gustan este tipo de novelas de detectives jajajajjaj
Volver arriba Ir abajo
Eu Shuker
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 23
Localización : California Nueva York
Fecha de inscripción : 18/07/2011

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 25th 2012, 14:08

La niña estaba sorprendentemente quieta. Ella, que normalmente era un torbellino de risas que no paraba de moverse, hoy permanecía de pie al lado de su madre silenciosa como un duendecillo retenido por espíritus atormentados.
Su madre le había advertido que no hablara a menos que le hablaran primero, que no intentara tocar ninguno de los hermosos animales que pudiera ver, ni las brillantes estatuillas de oro, ni las relucientes piedras preciosas.
Todas esas cosas pertenecían al hombre al que iban a visitar: su abuelo, aunque ella no podía llamarle así a menos que él le diera permiso, y tampoco albergaba esperanzas de que le fuera concedido tal permiso.
¿Por qué esto era así?, la niña no lo entendía. Lo único que sabía era que desde que llegaron a este lugar su madre había cambiado.
O quizá su madre siempre había sido así, pero como rara vez la veía, no se había percatado antes.
Le temblaron los labios. Echaba de menos a Moki.
Para ella, Moki era como un abrazo cálido con grandes bolsillos siempre llenos de cosas mágicas. Moki era música y cantos, historias de lugares misteriosos y de gitanos que viajaban por todo el país viviendo grandes aventuras. Moki era su madre de corazón, la mujer que había cuidado de ella cada día de su vida desde su nacimiento.
Echaba de menos a Moki. Quería dejar ese lugar y volver a casa. Pero su verdadera madre dijo que tenía que olvidar a Moki y concentrarse en adaptarse a este lugar.
—Acércame a la niña —dijo el hombre sentado en la brillante silla cubierta de piedras preciosas. No sonreía y su voz tampoco sonaba amable.
La niña intentó ser valiente, aunque le resultaba difícil. Su madre le apretaba la mano y, según se acercaban al lugar donde estaba sentado, pensó que quizá también tenía miedo de aquel hombre.
—¿Cómo se llama? —preguntó el hombre.
—_____.
—¿Y su padre —el hombre apretó los labios haciendo una mueca de asco—, el humano?
—Está muerto. Junto con el resto de los miembros de su banda. —Emitió un corto y mudo sollozo antes de que la madre de _____ añadiera—: Su autobús se salió de la carretera durante una tormenta.
El hombre miró entonces a la niña.
—Parece de los nuestros. Déjame ver sus orejas. —Retiraron sus dorados tirabuzones para mostrar las delicadas orejas puntiagudas. Ella se revolvió intentando esconderlas. Aún le resultaba incómodo ir sin los pendientes de mariposa que Moki siempre insistía que llevara para evitar que se rieran de sus orejas. El hombre no dijo nada durante varios minutos. Luego dijo—: Medio elfa, medio humana. Puede permanecer aquí hasta que tenga la edad suficiente para pasar la prueba. Si demuestra tener nuestros poderes, entonces podrá vivir con nosotros. En caso contrario, deberá regresar al mundo de los humanos.
Volver arriba Ir abajo
http://ellen_shuker.metroblog.com
evelyn alejandra
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 977
Edad : 26
Localización : comiendo las galletitas azules de nick con joe y kevin
Fecha de inscripción : 01/12/2010

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 25th 2012, 14:15

al mundo de los humanos? no entiendo mucho pero ya lo are a medida que avanze la historia
Volver arriba Ir abajo
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 25th 2012, 20:03

New Reader Over Here!!!
Me ha gustado el comienzo de la nove!!!
me parece que es interesante...
Medio elfa y medio humana??
Esto promete...
Espero la sigas prontisimo!!!
Ya quiero leer mas...
Peace & Love!!!*
Volver arriba Ir abajo
Eu Shuker
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 23
Localización : California Nueva York
Fecha de inscripción : 18/07/2011

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 26th 2012, 15:48

—Hijo de puta, Nick, ¡odio esta mierda! —dijo el detective Joe Miller cuando entró en la escena del crimen.
Nick Jonas hizo una mueca al ver el periódico en las manos de su compañero. Él mismo lo había leído cuando fue a desayunar esa mañana. Mierda, si hubiera pedido cartón habría disfrutado igual del desayuno.
Se había pasado despierto la mitad de la noche haciendo lo posible por ayudar a localizar a Morrison, el niño desaparecido, aunque ni siquiera le pertenecía el caso. Gracias a Dios.
Lo suyo eran los homicidios, no ir en busca de desaparecidos. Pero se puso a trabajar en el caso porque todo el mundo en el cuerpo sabía que cuanto más tiempo pasara más probable sería que las cosas no acabaran bien.
Entonces, los padres del niño acudieron a un médium y de repente el niño apareció.
Apestaba a montaje publicitario.
Y para echar más sal en la herida, el artículo de esta mañana sugería que la policía debería estar más abierta a consultar a médiums en caso de desapariciones. El circo que se estaba montando en televisión estaba siendo incluso peor.
Nick apretaba los dientes sólo con pensarlo. Esta mierda de los médiums siempre le sacaba de quicio.
—Propongo que antivicios —dijo su compañero— meta las narices en este asunto de los médiums y seguro que podemos cogerles.
Nick negó con la cabeza.
—Sí, y los periódicos harían su agosto con ello, Joe. Da gracias a que no es nuestro caso. Quien la hace, la paga. Al final, el médium involucrado en este montaje tendrá lo que se merece. Ahora empecemos. Tenemos todo un día por delante.
Joe dejó el periódico en la mesa.
—Oye, estás aún libre después del trabajo, ¿verdad?
Nick se encogió de hombros.
—Claro que sí.


La campanilla sonó al abrirse la puerta y _____ levantó la vista desde donde estaba limpiando las vitrinas de cristal y reorganizando una muestra de cristales. Aún le ponía nerviosa que Moki la dejara a cargo de Inner Magick, pero al ver quien entraba, _____ se relajó. Sophie era una de sus mejores amigas.
—No aceptaré un no por respuesta —dijo Sophie poniendo las manos sobre las caderas y frunciendo el ceño para dar efecto. Los pendientes de cristal hacían juego con sus intensos ojos verdes.
_____ rio en voz baja y alzó las manos en señal de derrota.
—Iré, pero sólo un rato. He prometido estar en un sitio esta noche.
Sophie frunció el ceño.
—Dime que no vas a ir a casa de… esa persona esta noche.
—Tiene algo de talento y está siendo amable conmigo.
Sophie resopló.
—Claro que está siendo amable contigo. Quiere joderte, literalmente y en sentido figurado.
—No se trata de eso. Kevin es mi amigo. No está interesado en mí sexualmente. —_____ agachó la cabeza para disimular su sonrisa. Sabía cuáles iban a ser las siguientes palabras de Sophie.
—De acuerdo. Saltará sobre ti en medio segundo, como haría la mayoría de los tíos que te conocen. Quiero decir, que te miran. Pareces salida de un cuento de hadas, pequeñita y bonita. —Sophie hizo una pausa y miró su propia silueta alta y esbelta antes de añadir—: Al lado tuyo, parezco una amazona. Te odio.
_____ rio.
—Siempre dices lo mismo, pero a cualquier lugar al que vayamos juntas, al final de la noche tienes a los hombres suplicando que les des tu número de teléfono.
Sophie resopló de nuevo.
—Sólo porque no llegarían a ninguna parte contigo. Ya sabes, que el noventa y nueve coma nueve por ciento de los hombres no piensen en otra cosa que no sea cerveza o fútbol no significa que no puedas divertirte teniendo a uno de ellos en tu vida. En el peor de los casos, no dirán nada sobre todo esto —dijo Sophie señalando las vitrinas de cristal, cartas del tarot y runas—. Y, en el mejor de los casos, una vez vean que tienes talento y no eres una adivina farsante, de hecho se interesarán por lo que haces. Pero, y aquí viene la parte más fea del asunto, realmente ¡tienes que salir con alguno de ellos! Y para tener una cita, primero tienes que conocer a alguien. Y aquí es donde, afortunadamente para ti, entro yo.
_____ no podía parar de sonreír.
—¿Vamos a quedar con alguna de tus amigas esta noche?
—Tiffani y mi prima Storm, la policía. La has visto un par de veces. Es a la que Moki le leyó las cartas hace un tiempo. Hablando de Moki, parece que se hubiera ido para siempre. ¿Cuándo vuelve?
—No lo sé. Me dijo que viajar de nuevo con su familia de nuevo le daba nostalgia. Cuando hablé con ella, la otra noche, acababan de llegar a Italia.
_____ movió un último cristal para hacer una nueva composición y se puso en pie.
—Podemos irnos ya si quieres.
Sophie dijo con ironía:
—Dime que no vas a ir así vestida.
Mirando sus vaqueros y su camiseta de trabajo dos tallas más grandes, _____ dijo:
—¿Qué tiene de malo esta ropa?
—Nada, si lo que quieres es que tengan que preguntarse si tienes tetas o no.
Sophie señaló la parte trasera de la tienda y la escalera que subía hacia la planta de arriba del apartamento.
—Vamos, ¡yo cierro la tienda por ti!
_____ rio, cedió y se dirigió a su apartamento. Cuando Sophie se ponía terca, sabía que no había nada que hacer. Y, de hecho, no le molestaba tener que ponerse elegante o que no tuviera pechos, sí que tenía, lo único es que estaban proporcionados con el resto de su cuerpo, lo que significaba que eran pequeños comparados con los de una mujer no elfa.
La embargó el desconsuelo. No era elfa, sino medio elfa. Una diferencia que lo era todo para las personas que rodeaban a su madre y para su propia madre, especialmente tras su relación con un Señor Elfo de casta superior.
_____ acarició los pendientes de mariposa de plata y cristal que llevaba en la parte superior de las orejas y que ocultaban astutamente lo que ningún humano debía ver. La cirugía plástica no era una opción. Aunque fuera capaz de deshacerse de esa parte de su herencia, descubriría que la medicina humana era impredecible si se aplicaba en su cuerpo.
Con un suspiro retiró la mano de la oreja y abrió la puerta del armario. Como hecho a propósito, Sophie gritó desde las escaleras:
—Ponte el vestido azul pálido que dice "fóllame".
_____ rio, pero de todos modos buscó el vestido. No se podía imaginar qué diría Sophie si supiera lo verdaderamente inexperta que era con los hombres.



Cuando Nick entró en Lily's Place, un lugar que no solían frecuentar los policías, y vio a Miguel y Conner con sonrisas expectantes en sus rostros, sabía que estaba en problemas.
—Mierda, Joe, ¡me has tendido una trampa!
Joe rio.
—Eres detective, ¿de acuerdo?, es imposible tomarte el pelo —Movió las cejas hacia arriba y hacia abajo—. Odio tener que decirte esto, Nick, pero desde que mandaste a paseo a tu última novia, has estado insoportable. Que yo sepa, no se trata de falta de oportunidades, pensé que lo que necesitabas era ver caras nuevas. Así que, cuando menos te lo esperas, va y se te presenta esta oportunidad de conocer algunas mujeres. Hice lo que sólo un amigo haría, me encargué de hacer el último sacrificio y aceptar en tu nombre.
Nick rio y, junto a Joe, se unió al resto de detectives.
—Aún no han llegado —dijo Miguel Torres, el nuevo miembro del departamento.
Joe sonrió.
—Vendrán. Intenta no asustarlas mostrándote como un cachorro desesperado cuando veas a la tentadora oficial Storm O'Malley.
Conner intervino.
—Venga hombre, no intentará ponerle la mano en la pierna, ¿verdad? Odio ver a un poli haciendo eso. No es bueno para el resto.
Miguel levantó su botella de Dos Equis.
—Recorrería cada palmo de su cuerpo. Sólo para recordarle que es mía.
Joe puso los ojos en blanco.
—A lo mejor en tus sueños. Por lo que tengo entendido, la última vez la oficial O'Malley te dio con la puerta en las narices. —Se giró hacia Nick—. Pero esta noche estás de suerte. De hecho, todos estamos de suerte. Caballeros, esta noche vamos a poder observar a un profesional en el trabajo. Vamos a aprender cómo se lo monta el tío que tiene que tener apuntados los nombres de las tías al lado de la caja de condones para así saber a quién se está follando.
Nick movió la cabeza. Mierda. ¿Qué dirían estos tíos si supieran la verdad? Que la razón por la que se tiraba a tantas tías era porque su polla nunca quedaba satisfecha. Sí, siempre se corría, y las tías también. De eso estaba seguro. Pero es como cuando te rascas y nunca se te va el picor. De hecho, había incluso intentado vivir con una chica pensando que así se tranquilizaría. Error.
Se removió en la silla, sintiendo cómo la necesidad reprimida empezaba a aumentar. El tiempo que pasó con aquella chica, intentaba no coincidir con ella en casa, y además le había dedicado al trabajo mucho tiempo extra para así darle un motivo para que le dejara. Había pasado ya algún tiempo desde la última vez que estuvo con una mujer.
¡Maldita sea! A lo mejor Joe no estaba equivocado. A lo mejor se había vuelto insoportable sin haberse dado cuenta. Quizá esto era justo lo que necesitaba. Un polvo intenso y rápido. Sin compromisos. Sin ataduras. Sin recriminaciones.
El pene de Nick se puso en guardia cuando, unos minutos más tarde, vio entrar a una rubia pequeñita junto con otras tres mujeres.
—Mirad eso —murmuró Conner—, premio gordo. Me llevaré a cualquiera de esas tres y dejaré a la pechugona de Storm O'Malley para Miguel.
La policía en cuestión miró a los hombres y dijo algo a las otras chicas. Las tres se giraron para mirar, y Nick sintió como si un lazo ardiente fuera de la rubia directo a su polla. ¿Quién era ella?
Joe rio.
—Vamos chicos, ¡el Profesional tiene el blanco en el punto de mira! ¿Cuál queréis?
Nick se movió intranquilo en la silla e ignoró la pregunta. Lo último que necesitaba era que los chicos le oyeran jadear. No lo olvidarían nunca. Dios, no recordaba ningún otro momento desde que era adolescente en el que su polla hubiera reaccionado así, era como si fuera a explotar con sólo mirar y fantasear. Y justo ahora sus fantasías le estaban poniendo a cien y en todas éstas aparecía haciéndoselo a la rubia en cualquier parte que le apeteciera.
Casi se le escapa un gemido cuando las chicas les dieron la espalda. Genial. Ellas iban a hacer el típico: "Vamos a hacer como que no hemos venido aquí a pillar cacho", gilipolleces que se hacen antes de ponerse a follar.
—Caramba —dijo Miguel—. Esta tía no es fácil.
Joe rio y le dio una palmada en el hombro.
—Sí, puedo ver como la pones cachonda. —Se puso de pie—. Iré y les pediré que se sienten con nosotros.
Conner rio para sus adentros.
—Diez dólares a que no consigues traértelas.
—Acepto la apuesta. ¿Alguien da más?
Miguel sonrió de oreja a oreja.
—Mi dinero con Conner.
Joe se levantó y caminó con aire arrogante hacia la mesa. Nick no apartaba la vista de la rubia. Se le revolvieron las tripas cuando vio que la chica sonrió a su amigo extendiendo su mano pequeña y grácil. No pudo evitar emitir un gruñido en voz baja. La rubia estaba muy equivocada si pensaba que esa noche iba a irse con otro que no fuera él.
Entonces su compañero se dirigió a la pelirroja y Nick se sintió aliviado. La rubia hablaba con otra de las chicas, sin prestar atención a Joe.
—Que me lleve el diablo —murmuró Conner cogiendo la cartera y sacando un billete de diez dólares.
Nick vio como las chicas dejaban su mesa. La expectación le agitó y volvió a empalmarse. Jesús, no recordaba haberse puesto nunca tan cachondo tan rápido.
Hasta ahora, se había considerado a sí mismo el típico tío normal, un chico fogoso al que le gustaba que las chicas tuvieran grandes pechos, un buen culo y largas piernas. Era flexible en cuanto al color de pelo o la capacidad de mantener una conversación inteligente. Y como era un tipo grande, en todos los sentidos, las chicas con las que iba solían ser altas, como la pelirroja a la que Joe parecía que le estaba dando juego.
Nick hizo una mueca. La rubia que hacía que le doliera la polla era totalmente diferente a las mujeres con las que normalmente se iba, y no estaba muy convencido de que pudiera darle todo lo que él necesitaba, mucho menos de lo que a él le gustaría darle en todos los sentidos.
Pero, bueno, sería divertido intentarlo.
Miguel salió prácticamente despedido de la silla cuando las mujeres llegaron a la mesa. Sonreía como un idiota. Conner rio por lo bajo y volvió los ojos hacia Nick. Nick rio silenciosamente y se pusieron en pie, cada uno cogiendo una silla de la mesa de al lado y haciéndoles un hueco en la mesa.
Joe dijo:
—Señoritas, por orden de importancia, mi compañero, Nick Jonas, el Detective Conner Stern y el benjamín del departamento, el compañero de Conner, Miguel Torres.
Las mujeres tomaron asiento y Nick se preguntó que había hecho él para merecer esa tortura que estaba sintiendo en todo el cuerpo. La rubia estaba sentada al otro lado de la mesa, demasiado lejos para rozarle accidentalmente, pero sí lo suficientemente cerca para sentir como su aroma le inundaba los pulmones.
Joe señaló a la pelirroja y la presentó como Sophie. La morena se llamaba Tiffany.
Fue el único momento en el que Nick apartó la vista de la rubia para fijarse en las otras mujeres. El pecho se le estaba poniendo tan duro como las pelotas y, por la cara de su compañero, Joe se estaba percatando y alargó las presentaciones para que se tranquilizara.
—Todos conocéis a la Oficial Storm O'Malley —dijo Joe, esperando a que el resto de detectives la saludaran mientras le lanzaba una sonrisa a Nick.
Nick apretó los dientes. Sí, compañero, la venganza iba a ser terrible.
Joe acentuó la sonrisa al añadir:
—Y por último, ella es _____ Windbourne.
Nick usó la presentación como excusa para mirarla más fijamente. Dios, era exquisita. Parecía como si un escultor hubiera elaborado cada rasgo de manera que encajaba todo perfectamente en su totalidad.
Su "hola" ligeramente ronco sonó como una suave brisa, su voz parecía acariciarle la piel. En todo lo que podía pensar Nick era en cubrirle los labios con los suyos y saborear las palabras cuando salían de su boca.
Maldición, lo estaba llevando mal. Si no tenía cuidado, cada poli en la mesa se iba a dar cuenta. Éste era el mayor inconveniente de salir con otros detectives, todos ellos eran observadores por naturaleza.
Joe dijo:
—Señores, les prometí a estas señoritas que les invitaríamos a una copa si se sentaban con nosotros.
Ninguno de ellos se opuso.
—Ningún problema —dijo Miguel y avisó al camarero. Pasados unos minutos, las cuatro mujeres tenían sus bebidas en la mesa.
Nick se había imaginado a _____ pidiendo una copa de vino. En lugar de eso, ella pidió un café mezclado con Bailey's, Kahlua, una pizca de otra cosa y coronado con nata montada y una cereza. Por el rabillo del ojo vio como Conner centraba su atención en Tiffany, la morena, mientras Miguel parecía un cachorrillo hambriento con ganas de comerse a Storm. Joe se había fijado en la pelirroja, ninguna sorpresa hasta ahora. Nick miró el reloj que había en el bar y se preguntó cuánto tiempo debía esperar hasta que la rubia le lanzara la sonrisa de bienvenida.
Este tipo de juegos normalmente sucedían dentro de unos patrones predecibles ya que las mujeres que iban a conocer a policías, ya estaban a medio camino de entregarse. Había algo irresistible en la placa, en la pistola y en el uniforme, no importaba cómo fuera el hombre que las llevara, o cómo actuara. Cuando Nick salió de la academia, era un cadete escuálido y sin personalidad, pero en cuanto se puso el uniforme ya se había enrollado con una nena. De hecho, había visto pasar esto muchas veces. Por supuesto, ser detective, especialmente de homicidios, era una ventaja extra. No necesitaba llevar el uniforme para ligarse a una mujer.
_____ dio un sorbo al café y luego pasó su pequeña lengua rosada por el labio superior para quitarse los restos de nata montada. Nick casi se dobla en la silla cuando una oleada de deseo le atravesó la polla. Su mano hizo un movimiento involuntario en dirección a la rodilla. Empezó a fantasear imaginando que le envolvía con sus labios y le chupaba.
Al otro lado de la mesa, _____ se quedó quieta y bajó la mirada. Se sonrojó ligeramente, como si hubiera podido leerle la mente.
No hacía falta tener las habilidades de un detective para ver que ella necesitaba que la trataran con suavidad. Nick hizo una mueca de dolor cuando nuevas fantasías pasaron por su mente. Dios, si no se la llevaba de allí pronto, iba a acabar poniéndose en evidencia.
Nick estaba acostumbrado a mujeres que empezaban la conversación, preguntando acerca de los casos, y que se acercaban para dejarle claro que estaban disponibles para él. No recordaba la última vez que tuvo que ser él el que empezara la conversación. Si no pasaba nada, normalmente tenía el problema opuesto, hacerlas callar.
Se aclaró la garganta, mientras se estrujaba las neuronas pensando en algo que decir, que no sonara como un interrogatorio ni la asustara. Pero antes de que pudiera pensar en algo cortés, algo que no les diera pistas a los demás chicos de lo hambriento que estaba por ella, una canción lenta empezó a sonar y la gente se dirigió a la pista. _____ les siguió con la mirada. La tristeza se vislumbró en su rostro por un momento, y el corazón de Nick se ahogó al pensar que quizá acababa de salir de una relación.
Joder. ¿Qué le pasaba esa noche? Ella estaba ahí, lo que significaba que estaba disponible. Y si ella estaba intentando recuperarse de una ruptura sentimental, entonces él era su hombre. Un polvo rápido, salvaje y sin compromiso le haría sentirse mejor.
Storm dijo:
—¿No es ésta una de las canciones de tu padre?
_____ dijo medio sonriendo:
—Sí. Una de las últimas.
Conner dejó de prestar atención por un momento a la encantadora Tiffany.
—¿Jessie Wolfe era tu padre?
El nombre le resultaba familiar, pero Nick no podía situarlo. Le gustaba más la música country. La balada que sonaba le recordaba más a Jethro Tull .
_____ se giró para mirar a Conner, y a Nick se le revolvieron las tripas al ver cómo ella centraba su atención en otro tío.
—No mucha gente lo recuerda —dijo ella.
Conner sonrió.
—Él era increíble. Tengo sus cinco discos. Los pongo al menos una vez al mes cuando necesito inspiración.
Miguel refunfuñó.
—No creo que sea bueno para ti. El talento musical es algo genético y tú naciste sin él.
La ligera sonrisa que _____ dedicó a Conner fue para Nick como una patada en el estómago.
—¿Qué instrumento tocas? —preguntó ella.
El gran policía de hecho se sonrojó, pero dejó boquiabierto a Nick al darle una respuesta convincente.
—Toco un poco la guitarra eléctrica, pero sobre todo la flauta, como tu padre.
—Había un sexto disco, pero nunca se publicó —dijo _____.
—¿Me podrías conseguir una copia? —preguntó Conner, acercándose tanto a ella que Nick hizo todo lo que pudo para no saltar y apartarlos bruscamente.
—Sí.
—Genial. Me pasaré a buscarlo.
_____ dudó por un momento, pero finalmente asintió y Nick sintió como si algo se le resquebrajara por dentro con sólo pensar en que Conner iba a ir a casa de ella. Entonces se levantó bruscamente y le agarró del brazo, haciendo que se levantara de la silla.
—Vamos a bailar.
Joe se rio hacia sus adentros y Miguel tuvo el valor de reír en alto. Las dos reacciones intimidaron a Nick pero apenas se notó. Ahora que estaba tocando a _____ le costaba pensar. El invisible lazo ardiente que iba desde su polla hasta ella, había aumentado otros cientos de grados más. Tenía los huevos realmente duros y de la polla se le habían escapado algunas gotas. No estaba seguro de lo que iba a hacer durante el baile, teniendo su cuerpo contra el suyo, pero por supuesto iba a usarlo como excusa para frotarse con ella.
Mierda.
Sí. Esto era lo que necesitaba. Quizá un baile era suficiente como primera toma de contacto y después podría arrastrarla hasta el coche y hacérselo allí mismo, o mejor, en la playa. No era su estilo, pero momentos desesperados requieren medios desesperados. Su casa estaba a media hora de camino y le jodería mucho tener que ir en busca de una habitación de hotel. Ella se mostraría recelosa si hacía eso.
La llevó hacia la pista de baile y la cogió entre sus brazos, asegurándose de que cada palmo de sus cuerpos se tocara. Ambos se pusieron tensos cuando la erección presionó el suave abdomen de ella. Nick apretó su erección contra ella e intentó no gemir ante esta sensación tan exquisita. Dios, era increíble. Tenía que irse cuanto antes. Nunca había experimentado esta sensación tan intensa antes.
Nick cerró los ojos y hundió la cara en su pelo. Su olor era tan embriagador como la sensación de tenerla cerca. Cuando le acarició la espalda, ella se relajó y se apretó contra el miembro duro como una piedra.
—Mira cómo me pones —le susurró él al oído.
Ella levantó la vista y él no pudo evitar sentir el orgullo masculino al ver la expresión apasionada en su rostro. Estaba seguro de que acabaría yéndose con él y que le correspondería cuando cabalgara encima de ella. La apretó con más fuerza y descendió los labios dejándolos a escasos milímetros de los suyos.
El corazón de _____ latía con fuerza bajo su pecho. Sentía como si el cuerpo le perteneciera a otra persona esa noche, a él. Le pertenecía desde el momento en el que sintió su mirada.
Él era humano y aún así la sedujo. Para las personas relacionadas con su madre, una reacción así significaba que una pareja estaba destinada a unirse. Su corazón se abrió dejando paso a la ilusión, como si fuera a perder la cabeza con cada caricia.
Sabía que para las personas relacionadas con su padre, las cosas eran de forma diferente y a veces no podía entenderlas. Pero incluso sabiendo esto, _____ supo que no podía negarse a él. Él la había atraído de tal forma que no podía resistirse.
Un gran suspiro salió de la garganta de Nick antes de que acortara la distancia y la rozase con sus labios. Ella gimoteó contra su boca y le apretó con más fuerza. Cuando la lengua de Nick se introdujo en su boca y se enredó con la suya, quería llorar ante la intimidad de aquel beso.
Mientras había vivido con su madre, nadie antes la había abrazado, ni siquiera un amigo. Había permanecido apartada durante muchos años, separada por su sangre impura. Le había hecho volverse vulnerable y precavida. La cautela la había perseguido cuando se fue del universo de los Elfos.
Hasta ahora, no había querido arriesgarse con ninguno de los hombres a los que había conocido. La proximidad de Nick, su cálido abrazo, era como un ariete contra sus frágiles defensas. _____ movió la lengua contra la de él, dejando que éste la guiara mientras su cuerpo se preparaba para él.
La música pasó a ser rápida. Nick la siguió besando durante varios segundos antes de sacarla de la pista de baile y llevarla fuera del edificio.
Ella tiritó a pesar del aire caluroso de la noche. Le retumbaba el corazón en los oídos y sus pasos se hicieron más lentos. Él se giró y cogió su cara entre las manos, luego cubrió sus labios de nuevo con los suyos.
El beso fue más intenso que el anterior. La lengua entraba y salía de la boca en una promesa húmeda de lo que su polla le iba a hacer. _____ gimoteó, Nick bajó las manos hacia sus caderas y la apretó contra su erección. Ella palpitaba, mojada, necesitada, quedando aturdida ante el deseo que fluía por todo su cuerpo.
Se apartó de ella y la cogió del brazo, guiándola hacia el coche, sólo para sacar una manta del maletero antes de bajar las escaleras y llevarla a la playa iluminada por la luz de la luna.
Pasaron por delante de varias parejas, todas tumbadas sobre mantas, con la piel desnuda visible. _____ empezó a ponerse nerviosa. Nick notó su cambio y paró. Mierda, se mostraba temerosa. Su polla iba a explotar. Ya no podía llevarla de nuevo al bar sin antes aliviarse.
—Todo esta bien, cielo —le susurró en los labios antes de sumergir la lengua en su boca. Inmediatamente ella gimió y se rindió ante él. Dios, era muy receptiva, muy sumisa. Le estaba volviendo loco. Hasta ahora, pensaba que le gustaba el sexo salvaje y brusco, con un toque de esclavitud algunas veces, pero esto… esto era como un todo, algo que no había pensado hasta ahora. Si su polla y huevos se ponían más duros, iba a acabar de rodillas suplicando.

Volver arriba Ir abajo
http://ellen_shuker.metroblog.com
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 27th 2012, 07:18

Woooo que intenso...
La rayis y Nick se encontraron...
Y ella definitvamente lo enlazo!!!
Hey, el papá de la rayis era musico??
Que bien...
Esa es mi mas grande pasion... La musica!!!
Bueno tienes que seguirla prontisimo...
Me dejaste intrigada!!!
Peace & Love!!!*
Volver arriba Ir abajo
Eu Shuker
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 23
Localización : California Nueva York
Fecha de inscripción : 18/07/2011

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 27th 2012, 07:41

Brigitte! escribió:
Woooo que intenso...
La rayis y Nick se encontraron...
Y ella definitvamente lo enlazo!!!
Hey, el papá de la rayis era musico??
Que bien...
Esa es mi mas grande pasion... La musica!!!
Bueno tienes que seguirla prontisimo...
Me dejaste intrigada!!!
Peace & Love!!!*

TENEMOS LA MISMA PASIONN
Volver arriba Ir abajo
http://ellen_shuker.metroblog.com
Eu Shuker
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 23
Localización : California Nueva York
Fecha de inscripción : 18/07/2011

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 27th 2012, 07:43

Dejó caer la manta y acarició su pierna. Ella temblaba, pero no protestó cuando él deslizó la mano por debajo del vestido y alrededor del pliegue húmedo de las bragas. Fue ya el colmo. Si no la penetraba ya iba a acabar corriéndose encima de sus bragas.
—Nena, no puedo esperar mucho más tiempo —le susurró y movió con cuidado las manos por su espalda, subiéndole el vestido. Lanzó el vestido sobre la arena, casi jadeando al verla allí con las braguitas azul pálido y el sujetador transparente.
Los ojos de _____ ardían en oscuro deseo con un ápice de nerviosismo. Nick pensó que se le iba a salir la polla de los pantalones. Desabrochó los vaqueros y se tocó.
—Quítate el sujetador —le pidió. La pequeña lengua rosada de _____ revoloteó por su labio y él se tuvo que contener para no follársela ahí, en ese momento.
Ella deslizó los dedos temblorosos y se desabrochó el sujetador. Nick gimió al ver los pezones rosados coronando perfectamente los pechos.
—Ahora quítate el resto —le pidió, su voz era casi irreconocible.
Volvió a lamerse el labio nerviosamente. Al obedecer, más líquido le salía de la punta del capullo. Éxtasis. Tortura. Quería lamer, besar y morder cada palmo de su cuerpo, ocultar la cabeza en su coño y chuparle el clítoris hasta que ella gritara. Pero su polla estaba haciendo sus propias peticiones y Nick supo que tenía que dejar explorar su cuerpo para más adelante. Ya había perdido demasiado tiempo en colocar la manta y quitarse la ropa, ahora estaba sobre ella, colocándola sobre la manta y cubriendo el cuerpo con el suyo.
Instintivamente, _____ rodeó a Nick con los brazos y piernas. Él gimió y se movió hacia ella, frotando su tiesa polla contra su raja mojada. Ella tembló, necesitándole, y aún un poco asustada. Él era mucho más grande que ella, mucho más fuerte.
Le agarró por el pelo para que pudiera encontrarse con su mirada. Su rostro estaba sonrojado, sus ojos eran negros, y la boca tensa, como si tuviera dolor. Un estremecimiento extraño, primitivo, atravesó a _____ al verle, al ver todo lo que él la necesitaba.
—Guíame dentro de ti —le pidió, y ella deslizó la mano hacia la enorme erección que se frotaba contra sus labios hinchados y húmedos.
La respiración de Nick se le ahogaba en la garganta. Sentir su mano suave casi acaba con él.
—Ahora —le pidió. Si ella continuaba moviendo los dedos arriba y abajo de su polla, se iba a correr encima de ella.
No es que no le hubiera pasado alguna vez, pero no debía ser esa noche, no ahora. Ella gimoteó de nuevo cuando colocó la punta en su entrada. La sensación de tocar sus labios mojados con la cabeza del pene le devolvió la cordura.
—Mierda, necesito un condón.
—Es seguro —susurró ella, apretando las piernas contra su cintura.
Apretó las caderas contra su cuerpo y su miembro se deslizó dentro de ella, incluso hubiera suplicado para que le mataran. Ella estaba tan tensa que sintió un exquisito dolor en su verga.
—Nena, me estás matando —jadeó él, cuando alargó sus manos para coger las suyas.
Él empezó a metérsela y sacársela una y otra vez. Los gemidos de ella alimentaban su hambre hasta tal punto que ya no podía controlarse. El impulso de reventarla, dominarla con su cuerpo le provocó una necesidad imparable.
Nick le apartó la mano de su polla y la puso sobre su cabeza, entonces le agarró la otra y la puso allí también. Los ojos de ella estaban enfebrecidos, salvajes, acercando la cabeza hacia la de él, buscando sus labios. Él cubrió su boca y trajo sus lamentos hacia dentro, cuando la penetró fuerte y profundamente, golpeando el cuello del útero con cada empujón. Ella gritó dentro de su boca y se retorció. Su espalda se curvó ante el orgasmo y la vagina apretó la polla tan ferozmente que Nick gritó hacia sus adentros. Le subía un fuego enfebrecido a través la espina dorsal y a través de las nalgas, en el momento en el que apretó los huevos y disparó con la polla, corriéndose en un riachuelo interminable de placer tan extremo, que sabía que haría lo que fuera para volverlo a experimentar.
No tuvo fuerzas para salir del cuerpo de ella cuando acabó. Nick deslizó la mano por su espalda y sus nalgas hasta que el temblor cesó.
—¿Estás bien, nena? —susurró contra su cabello. Cuando ella asintió con la cabeza, la apretó con fuerza y recostó la cabeza en su cuello. Dios, debía preguntarse si estaba bien. El sexo nunca había sido así antes. Y aún permanecía dentro de ella, sin condón.
Mierda. Él nunca se follaba a una tía sin condón. Nunca. Incluso si ellas le juraban que tomaban la píldora. Su confianza no iba tan lejos, ni tampoco un matrimonio, porque un hijo no deseado no entraba dentro de sus planes.
Más debilitado de lo que le hubiera gustado admitir, Nick salió con cuidado de _____, y tensó cada músculo de su cuerpo al ver los pequeños rastros de sangre entre sus muslos. Recordó el placer exquisito que se mezclaba con el dolor desgarrador en su polla y subía por su espina dorsal al darse cuenta de lo estrecha que era su vagina. Tuvo que cerrar los ojos para no ponerla de rodillas y montarla de nuevo. Dios, ¿qué coño le estaba pasando?
—Dime que no eras virgen —dijo él, estremeciéndose por dentro por lo violentas que sonaban las palabras en su propia voz.
El corazón de _____ latía aceleradamente. Se apartó de él y fue a por su ropa. Él le agarró el brazo y la trajo hacia él, forzándola a que le mirara.
—Dime —le preguntó de nuevo.
—Todo está bien —susurró ella—. Yo he querido.
—Mierda. ¿Al menos te estás tomando la píldora?
_____ le miró con recelo al ver la ira en su rostro. Una de las pocas cosas para las que su madre le había preparado, era precisamente para esto. No podía quedarse embarazada hasta que no hubiera un vínculo afectivo.
—Estoy protegida —le dijo, no queriendo mentirle hasta que no pudiera decirle toda la verdad.
Nick la miró fijamente y ella se puso tensa de nuevo, él actuaba como un poli dispuesto a que el sospechoso confesase y no como un amante. Algunos de los muros que _____ se había construido para protegerse se derrumbaron, aunque la esperanza permaneció dentro de su corazón. Él la dejó ir a por su ropa. _____ se vistió rápidamente, ruborizándose ya que tuvo que utilizar la manta para limpiarse antes de ponerse las bragas.
Cuando regresaron al bar, Nick le exigió a su compañero que se cambiara de asiento para que _____ se pusiera cerca de él. Joe sonrió y se apartó.
Sophie le envió una mirada de preocupación y se inclinó hacia de ella para susurrarle:
—Vamos al aseo de señoras, ¿de acuerdo?
_____ asintió con la cabeza y la siguió.
Antes de que se cerrara la puerta del baño, Sophie agarró a _____.
—¡Dime que no has hecho lo que me estoy imaginando!
El buen humor de _____ volvió en presencia de Sophie.
—Me dijiste que llevara el vestido azul pálido que dice "fóllame" —dijo con ironía, entonces se rio en voz alta ante la atónita expresión en el rostro de Sophie. Durante los últimos meses _____ había aprendido que no era fácil sorprender a Sophie.
Sophie cerró los ojos y suspiró. Cuando los abrió había aún señales de preocupación en su expresión, pero al menos también dejaba ver un ápice de humor.
—¿Estás bien?, quiero decir, él no es precisamente el tipo que me imaginaba para ti. Pensé que Storm nos iba a presentar a chicos normales, no estos polis machos asesinos.
—Estoy bien.
Sophie frunció el ceño observando a _____.
—Pareces bien por fuera. —Se mordió el labio—. Mira, me sentiría fatal si te hacen daño. No te lo tomes en serio, ¿de acuerdo? Cuando salisteis los dos, Storm me contó que pensaba que ibas a conectar con Joe o con Conner. Nick es un jugador. Tiene una puerta giratoria en su habitación, ya me entiendes.
_____ le dio a Sophie un abrazo de modo que los muros que rodeaban su corazón volvieron a su sitio, y la esperanza se apagó. Quizá el mundo de su padre era tan doloroso como el de su madre.
—Estoy bien —repitió.
Sophie le acarició la espalda.
—¿Eso significa que no irás a casa de Kevin esta noche?
_____ negó con la cabeza.
—Le prometí que le ayudaría.
Sophie hizo una mueca pero se contuvo de hacer su usual diatriba acerca de Kevin Dean.
Cuando regresaron a la mesa, _____ miró de soslayo a Nick. Sintió un golpe doloroso cuando comprobó que no había rasgos de calidez ni de dulzura en su rostro. Únicamente la ternura que había dejado entre sus muslos y el ligero aroma de él en su piel, eran la única prueba de que habían intimando hacía tan sólo unos momentos.
La advertencia de Sophie le recorrió las orejas y se armó de valor para convencerse a sí misma que pasara lo que pasara después, estaba feliz de haber experimentado por fin lo que la mayoría daban por hecho.
Tiffany y Conner volvieron de la pista de baile y tomaron asiento.
—Chicos estoy realmente impresionada de que todos vosotros hayáis arrimado el hombro en el caso del chico desaparecido —dijo Tiffany intentando coger una cerveza.
Conner sonrió y dijo:
—Yo no lo mencionaría en estos momentos, es un tema aún delicado para Joe y para Nick. Ellos apenas han podido dormir, además de trabajar durante todos sus turnos.
Sophie continuó la conversación.
—¿Por qué es un tema delicado? El niño fue encontrado, ¿no es así? No me digáis chicos que sois tan territoriales que os importa qué departamento lo encontró.
Miguel puso los ojos en blanco y señaló con el cuello de su botella a los demás detectives.
—Los veteranos pueden ser un poco territoriales, pero lo que les trae de cabeza es el tema parapsicológico y el hecho de que fue probablemente un engaño.
Tiffany frunció el ceño.
—¿Qué tema parapsicológico?
Miguel sonrió con ironía.
—Te traería una copia del periódico de esta mañana, pero a lo mejor acabo con una bala en la espalda. Te resumiré, brevemente. Mientras nosotros estábamos rompiéndonos los cuernos intentando encontrar al niño, los padres supuestamente fueron a ver a un médium que masculló algo sobre una bola de cristal y les dijo dónde estaba el chico, y justo por eso, el niño fue encontrado, y el departamento de policía ha salido mal parado. Ahora los periódicos y los canales de televisión están de enhorabuena, intentado que consultemos a médiums chiflados cada vez que alguien desaparece. Y esto es sólo el principio.
—Oh —dijo Tiffany en voz baja mientras miraba a Sophie y _____.
—Dios, odio toda esta mierda de los médiums —dijo Nick—. Me gustaría encerrarlos. Ya sean estafadores o chiflados.
Joe golpeó con su botella la de Nick.
—Estoy contigo, compañero.
Por un segundo, _____ no podía pensar. La sangre rugía en sus oídos como si se le saliera del corazón dejando detrás un enorme agujero. La mano de Sophie en su brazo la calmó un poco, y con ello, pensó que necesitaba salir de allí. Ella apreciaba los dones que había heredado con su sangre de elfa. Sin ellos, no tenía nada que ofrecer, no tenía forma de encajar en el mundo humano.
_____ se puso en pie sobre sus piernas ligeramente temblorosas.
—Ha sido un placer conoceros, gracias por la copa.
Nick empezó a incorporarse de su silla diciendo:
—Te acompañaré hasta el coche.
Pero antes de que pudiera acabar la frase _____ estaba negando con la cabeza y con la mano en alto en señal de rechazo.
—Está bien así. Tengo que irme corriendo.
Y así lo hizo, dándose la vuelta rápidamente y escapando del bar antes de que él pudiera levantarse de la silla.

Volver arriba Ir abajo
http://ellen_shuker.metroblog.com
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 27th 2012, 20:52

Crap!!!! Sigue siendo muy intenso...
Nick es un Asshole!!!!
Un completo Idiota...
Que poco sensible!!!
Y con lo de que odia a los mediums, no sabe en lo que se esta metiendo!!!
Ahhh me encanta la nove...
Siguela prontisimo!!!
Que bien mis pasiones mas grandes son la musica y la medicina!!!
Peace & Love!!!*
Volver arriba Ir abajo
SweetHeart(MarthaJonas14)
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1468
Edad : 19
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 27th 2012, 22:51








OMJ Esta buenisima...
Nueva Lectora!!







Volver arriba Ir abajo
Eu Shuker
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 23
Localización : California Nueva York
Fecha de inscripción : 18/07/2011

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 29th 2012, 04:54

Nick se quedó allí, mirando hacia donde ella había estado sentada. Sentía como si le hubieran disparado en la cabeza. ¿Qué había pasado?
Sí, aún se estaba recuperando del hecho de que ella fuera virgen. Sí, aún se sentía nervioso por haberlo hecho sin protección, incluso aunque ella dijera que no iba a quedarse embarazada. No era normal en él confiar. Y desde luego, él no solía perder el control de esa manera, sin protegerse.
Pero, por Dios, eso no significaba que quisiera abandonar después de un solo polvo. Por Dios que no. No había forma de que su polla lo pudiera soportar. Él sólo había vuelto al bar para poder controlarse… y para darle a su pequeña vagina un descanso antes de llevársela a su casa y asaltarla de nuevo hasta que ninguno de los dos pudiera moverse.
¿Pero que coño había pasado?, y ¿por qué quería berrear como un niño cuando le quitan su juguete favorito?


_____ se avergonzaba de las lágrimas que le corrían por el rostro mientras conducía. Se las limpió con la mano y respiró temblorosamente. Era más fuerte que esto, tuvo que serlo para sobrevivir en el mundo del los elfos.
Necesitaba parar de llorar, ahora, antes de llegar a casa de Kevin. Si él la veía así, lo utilizaría como excusa para animarla. A pesar de lo que le había dicho a Sophie, _____ sabía que Kevin estaba interesado en ella, también sexualmente.
Pero además, sabía que lo que más le interesaba era su habilidad para hacer magia a través de cristales y para encontrar gente desaparecida, humanos, aunque él no sabía que había una distinción en este punto. Ambos eran talentos escasos comparados con lo que un auténtico elfo es capaz de hacer, pero entre la gente de su padre, permitieron a _____ contribuir de alguna forma, ser parte de un todo.
Volvió a respirar profundamente, esta vez de manera menos temblorosa que la anterior. Todo iba a estar bien. Tenía que poner en perspectiva lo que había sucedido con Nick, verlo de la misma manera que lo haría Sophie.
¿Acaso no había confundido Sophie amor con deseo alguna vez y llorado en el hombro de _____ después? Pensar en esos momentos calmó el terrible nudo que tenía en el pecho.
Incluso entre los elfos, no era inusual para hombres y mujeres tener distintas parejas antes de llegar a comprometerse. Seguramente a veces se confunden los sentimientos que salen del alma con los que salen del cuerpo. Quizá era el lado humano el que había confundido el deseo con el encantamiento que tiene lugar entre aquéllos que están destinados a unirse.
_____ puso la mano en el corazón y deseó que las pocas esperanzas que le quedaban aliviaran su dolor. Sería más cuidadosa la próxima vez, más cautelosa. Y si en algún momento decidiese volver a compartir algo con alguien, estaría mejor preparada para que la historia no acabara con preguntas tensas y un silencio frío.
Sintiéndose más ella misma, llegó al camino de entrada de la casa de Kevin y frunció el ceño al ver que no había luz en la casa. Sintió un hormigueo en las puntas de sus orejas, los cristales de sus pendientes de mariposa le transmitían una advertencia muda. No ayudaba en absoluto que el camino de entrada estuviera lleno de maleza y arbustos que incluso a la luz de la luna le costaba colarse entre el espeso follaje.
Pasó un dedo por las alas de uno de los pendientes de mariposa y se mordió el labio inferior preguntándose si el malestar que le recorría la columna vertebral significaba que Kevin estaba dentro preparándose para llevar a cabo una sesión de espiritismo para la persona misteriosa que iba a ver esa noche. Ella ya le había dicho que no participaría en atraer a los espíritus desde el mundo de los muertos.
_____ tembló, tentada con huir de allí. Pero Kevin se lo había suplicado, diciéndole que la persona a la que iba a ver esa noche, era la persona más importante a la que había visto jamás y ella le había prometido estar ahí, para darle apoyo moral. _____ tembló de nuevo, pero finalmente abrió la puerta y salió del coche. El honor era todo para los elfos, y aunque su sangre no era pura, no mancharía su honor por no mantener su palabra.
Con cada paso que daba por el oscuro camino de entrada, la sensación de aprensión creció en su pecho. Dos veces abrió la boca para llamarle, pero cada una de las veces su instinto hizo que no lo hiciera.
La puerta principal de la casa de Kevin estaba entreabierta. _____ la empujó. El olor a incienso era muy fuerte y dulce. Levantó el interruptor de la luz y a duras penas pudo contener un grito ante la escena de sangre que tenía frente a sus ojos.


Una por una, las mujeres se excusaron y salieron del bar.
—Bien, esto ha sido un desastre total —dijo Conner cuando vio desaparecer el trasero de Tiffany por la puerta.
Miguel miró atentamente su botella de cerveza y cantó en voz baja y desafinada:
—Tan cerca y todavía tan lejos.
Lo que le llevó a que se ganara un tortazo de Conner en la cabeza.
Joe rio.
—Eh, chicos, no ha sido un desastre total. El Profesional hizo su trabajo y consiguió algo que afortunadamente le hará ser un compañero menos gruñón, aunque lo admito, no fue el estilo usual del Profesional y no parece que vaya a darle muchas vueltas, pero…
Un par de buscas sonaron simultáneamente en la mesa.
Nick fue el primero en sacar el móvil. Tan pronto como escucharon que llamaba a la operadora, se quedaron en silencio, esperando comprobar si también llamaban al resto.
—Mierda —dijo Nick al teléfono—. Esto es lo que le faltaba al departamento. Dime que los periodistas no lo tienen ya… ¡maldita sea!… sí, está aquí sentado. Torres y Stern están, también… Mierda. Sí, vamos para allá. —Colgó el teléfono móvil y apuntó una dirección en una servilleta antes de decir—: Un médium de mierda ha sido golpeado. Los periodistas están ya en el lugar de los hechos.
—¿Para quién es el caso? —preguntó Conner, poniéndose de pie.
—Todavía no lo han determinado. El despacho me contactó a través del Capitán. Dice que como estamos todos juntos, quizá también podemos pasarnos y hacer el paripé para la prensa. Dice qué tiene un mal presentimiento con este asunto.
—¿Ha fallado alguna vez su intuición? —preguntó Miguel.
Joe negó con la cabeza.
—Con la prensa, el Capitán tiene un olfato que puede oler el escándalo antes de que nadie pueda ver una nube en el horizonte.
—Mierda —dijo Miguel entre dientes.
—Sí, mierda —confirmó Conner.
La escena parecía un circo. Reporteros y miembros de la televisión estaban acampados cerca de cada unidad. Se oyó un murmullo en cuanto aparecieron los detectives y en unos segundos la multitud se abalanzó sobre sus coches.
—Hemos oído que había una testigo —gritó un chico que parecía recién salido de la facultad—. ¿Ha podido ella identificar al asesino?
Otro reportero, éste falto de desodorante, metió el micro en la cara de Nick.
—Hemos oído que el departamento tiene a un médium en escena. ¿Esto es en respuesta al caso del secuestro? ¿Ha decidido el departamento utilizar médiums en los casos de asesinato también?
Nick apretó los dientes y empujó el micro, casi dándole con éste en las narices. Una mujer se acercó, pero antes de que pudiera formular la pregunta, varios policías uniformados se lo impidieron, ordenando a los reporteros que se retiraran y abriendo paso a los detectives de homicidios.
Una policía levantó la cinta de la escena y pasaron por debajo. Uno de los policías les siguió. Cuando al fin estaban fuera de la vista de los periodistas, el policía uniformado dijo:
—El Capitán nos dijo que tuviéramos cuidado de no dar ningún dato a los periodistas. El juez de instrucción ni siquiera ha ordenado levantar el cuerpo y de hecho se ha filtrado la información por algún sitio. Al Capitán parecía que le iba a reventar una vena.
—¿Qué más? ¿Hay algún testigo? —preguntó Miguel.
—Una amiga de la víctima. Probablemente llegó cuando el asesino ya había acabado. Está muy consternada. Dijo que no vio nada, pero cree que oyó cerrarse la puerta de atrás. El perro del vecino empezó a ladrar al mismo tiempo, por eso seguramente el autor del crimen salió por atrás.
—¿Quién es la víctima? —preguntó Nick con un gruñido cuando llegaron al porche de la casa.
—Un tipo llamado Kevin Dean. Supuestamente participaba en sesiones de espiritismo, entre otras cosas. La puerta de atrás no estaba cerrada con llave, probablemente por allí salió el asesino. No hay señales de que se haya forzado la entrada. La amiga dijo que supuestamente iba a encontrarse con una persona muy importante esta noche y le había pedido que estuviera allí, pero no tiene idea de quién era la persona con la que se iba a reunir o el motivo. Está escondida en la cocina. El Capitán quiere que encontremos una manera de protegerla. Cruiser fue a su casa. Los medios de comunicación la tienen ya vigilada. Por eso al Capitán le preocupa que se filtre la información.
Llegaron al final del pasillo y se detuvieron frente a la puerta cubierta de sangre.
—Sangre arterial —dijo Nick—. No hay signos de estrangulamiento. El autor debe ser alguien fuerte. Seguramente un hombre. No parece un crimen hecho por una mujer. La víctima probablemente deja entrar al asesino, le acompaña por el pasillo, pero cuando llegan a este punto, el asesino coge a la víctima y le raja el cuello.
Conner gruñó como respuesta. Joe y Miguel permanecieron en silencio. El policía uniformado asintió con la cabeza.
—Sí, chicos, la escena del crimen está ahí dentro. Esa ha sido la lectura de los hechos. La amiga dijo que la puerta del despacho de Dean estaba parcialmente abierta. Ella vio la sangre y entró, pero la víctima ya estaba muerta.
Joe frunció el ceño.
—Me pregunto si el autor del crimen dejó la puerta abierta para así saber si alguien entraba, o si lo que pasó fue que la chica tuvo suerte y el asesino tuvo tiempo de escapar sin tener que matarla.
El policía se encogió de hombros.
—¿Necesitáis guantes de látex?
—Sí —respondió Joe. El policía uniformado sacó una bolsa con guantes de su bolsillo y los repartió.
En cuanto los detectives se los pusieron, el policía abrió la puerta.
—Así es como lo encontramos.
—Jesús —murmuró Nick.
La víctima estaba encima de una mesa cubierta por una tela, tenía la garganta abierta de un sólo corte, y debajo de él, un charco de sangre se coagulaba sobre la tela. Estaba rodeado de velas blancas, y colocado con los brazos en cruz encima del pecho. En el hueco que dejaba entre las manos, había un orbe de cristal brillante.
—Mierda —dijo Conner—. Tengo un mal presentimiento.
Revisaron la escena del crimen, luego todas las demás habitaciones excepto la cocina, pero no encontraron nada.
—¡Maldita sea! —dijo Miguel—. Hubiera estado bien poder cerrar el caso encontrando una agenda que nos dijese con quién se iba a reunir.
Conner gruñó:
—A lo mejor podemos sacar más información a la amiga.
Se dirigieron hacia la cocina y entraron. Al ver Nick a _____, sintió como si alguien le hubiera dado una patada en el estómago con botas de punta de acero.
—Mierda —murmuró Miguel en cuanto se detuvieron delante de la puerta.
Los grandes ojos de _____ miraban con la misma cara de desconcierto al verlos. Joe dijo:
—Nick, déjanos mejor a nosotros manejar este asunto.
Una vez se repuso del sobresalto, a Nick le embargó la ira. ¿Acaso ella le había dejado para encontrarse con otro hombre?
—Joder, no —gruñó avanzando, sintiendo una satisfacción primitiva cuando ella se echó hacia atrás en la silla al acercarse él. Sí, mejor que estuviera preocupada, ella le pertenecía.
El pensamiento le cayó como un chorro de agua fría. ¿Qué coño le pasaba?
—¿Qué estás haciendo aquí? —preguntó Nick con enfado.
Los labios de _____ temblaron. Su mirada se desvió hacia los demás detectives y Nick deseaba agarrarla y hacer que le mirara a la cara.
Conner puso una mano en el brazo de Nick y dijo:
—Para —intentando hacer todo lo posible para no tener que enfrentarse a su amigo. Dios, parecía un perro con la rabia.
A través del rabillo del ojo, Nick vio al policía uniformado que había estado cuidando de _____, alejarse de la encimera y acercarse a la mesa donde ella estaba.
Mierda, tenía que controlarse. Nick cogió una silla y se sentó, acercándose tanto a ella que sus rodillas casi se rozaban. Ella se apartó ligeramente, y Nick tuvo que mantener las manos en los bolsillos para no agarrarla y atraerla hacia él.
Los otros tres detectives cogieron otras sillas pero dejaron a _____ algo más de espacio. Ella tembló y dijo:
—Ya le he dicho al resto de policías todo lo que sé.
Miguel se inclinó hacia delante, mirándole con ojos comprensivos, y Nick apretó los dientes para no darle golpe.
—Intentaremos que sea rápido para poder sacarte de aquí —dijo Miguel sacando un pequeño bloc de notas del bolsillo y poniéndolo sobre la mesa.
_____ miró el bloc de notas y se relajó.
—¿Cuánto tiempo hace que conoces a la víctima? —preguntó Miguel.
—Kevin —susurró ella—. Su nombre es Kevin. Lo conozco desde hace 7 meses.
—¿Era tu novio? —preguntó Miguel.
_____ miró a Miguel, luego a Nick para volver a mirar a Miguel.
—No. Sólo un amigo.
—¿Él se anunciaba como médium? —preguntó Conner.
_____ asintió sutilmente con la cabeza.
Nick dijo con enfado:
—¿Dónde le conociste?
—Vino un día a la tienda, en busca de cristales.
Nick se inclinó hacia delante, invadiendo aún más el espacio de _____. Oler en su cuerpo el perfume de otro hombre, verla con la chaqueta de otro hombre, aunque perteneciese a un policía, no le ayudaba a calmar la furia que le había provocado encontrarla allí.
—¿Y salíais juntos?
—No. Éramos sólo amigos.
Nick se quitó su chaqueta y sin mencionar palabra la cogió del brazo y le quitó la chaqueta que llevaba para ponerle la suya. Joe carraspeó. Conner dijo en voz baja:
—Mierda.
Miguel movió la cabeza y volvió al asunto.
—¿Sabes con quién se iba a reunir esta noche?
—No. Me dijo que esta reunión le podía abrir puertas y me pidió que estuviera aquí, para darle apoyo moral.
—¿Qué significa "que le podía abrir puertas"? —preguntó Joe.
—No lo sé —dijo _____.
Joe persistió.
—Si tuvieras que ponerte en su lugar, ¿qué crees que quería decir Dean?
_____ frunció el ceño.
—Quizá quería decir que se iba a reunir con un cliente importante. O quizá, simplemente quería decir que un profesor cualificado iba a cogerle como aprendiz.
Nick resopló pero mantuvo la boca cerrada. Conner le miró y preguntó:
—¿Qué hacía normalmente Kevin por un cliente?
_____ miró con recelo a Nick y luego a Joe antes de responder.
—A veces les ayudaba a encontrar objetos perdidos. O a gente. A veces los restos si la persona estaba muerta.
Conner se inclinó hacia delante.
—¿Eso era todo lo que hacía?
Nick empezó a maldecir en voz baja. _____ se abrazó a la chaqueta, intentando dejar de temblar. Necesitaba salir, escapar del horror de haber encontrado a Kevin asesinado, escapar de Nick y del dolor que parecía astillarle el corazón con su presencia.
—Me gustaría irme a casa, ahora —dijo ella.
Miguel cerró su bloc de notas y la miró con compasión.
—Los periodistas están ya en tu casa. ¿Qué tal si te vas a casa de algún amigo?
—Puedo ir a casa de Sophie.
—Mandaremos a un escolta —dijo Conner cuando los hombres se levantaron.
Antes de que _____ pudiera decir nada, Nick le agarró del brazo, llevándola a su lado.
—Yo cuidaré de ella.
Volver arriba Ir abajo
http://ellen_shuker.metroblog.com
jonaticaa15
Forista!


Cantidad de envíos : 120
Edad : 20
Fecha de inscripción : 22/01/2012

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 29th 2012, 15:11

nueva lectora!!!
me encanta tienes que seguirla por favor
Smile
Volver arriba Ir abajo
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 29th 2012, 22:25

Wooow!!!
Mataron a Kevin... Too bad!!!
Y Nick esta celoso me parece????
Que bien...
Que sufra por ser tan idiota...
Vamos me dejaste muy intrigada!!!
Tienes que seguirla prontisimo!!!
Peace & Love!!!*
Volver arriba Ir abajo
Eu Shuker
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 23
Localización : California Nueva York
Fecha de inscripción : 18/07/2011

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 30th 2012, 10:44

Conner iba a decir algo, pero la expresión en la cara de Nick hizo que se reprimiera. Sin embargo, Joe no tuvo reparos.
—Mierda, Nick, el Capitán está bastante quisquilloso con este caso. Me aseguraré de que ella llegue a casa de Sophie.
Nick no se molestó en contestar excepto para decir mientras guiaba a _____ hacia la puerta de la cocina:
—Hablaré con vosotros por la mañana.
—Mierda —murmuró Joe dirigiéndose hacia delante—. Te cubriremos.
Se dirigieron rápidamente por el pasillo deteniéndose ante la puerta de entrada para rodear entre los cuatro a _____.
—Mantén la cabeza agachada —dijo Nick, y puso su chaqueta encima de la cabeza cubriéndole los cabellos y protegiéndole el rostro.
El trayecto por el camino de entrada fue rápido. Cuando _____ intentó parar delante de su coche, Joe dijo:
—Tendrá que quedarse aquí por ahora. Lo llevaremos a la comisaría.
Despejaron la maleza del camino de entrada y apareció una oleada de periodistas y flashes resplandeciendo a un ritmo descontrolado. Los policías fueron apartándoles hasta que los detectives consiguieron meter a _____ en el coche de Nick.
—Agáchate —le ordenó Nick levantando el pie del freno y dejando el lugar tan rápido como pudo. Ella se quedó agachada durante varias manzanas hasta que Nick se relajó un poco y dijo:
—Ya puedes incorporarte.
_____ se incorporó y le lanzó una mirada rápida.
—Si tienes un teléfono móvil, llamaré a Sophie.
Nick apretó los dientes e intentó calmarse para sus adentros. Dios, ¿cómo conseguía hacerle perder el control de esa manera? Tenía la polla dura como una piedra y su mente sólo quería que se parara el tiempo, en lugar de intentar ordenar un puñado de ideas contradictorias. No debería haberla llevado de nuevo al bar. Tendría que haberla subido al coche después de habérsela follado en la playa, y llevarla a casa en ese momento, para seguir follándosela.
Pero ahora ella estaba metida en este lío del médium, recelosa de nuevo y no quería discutir con ella. Lo único que quería era llevarla a algún lugar seguro y… Tomó aliento e intentó parar las fantasías que empezaban a aparecer en su mente. Mierda, le estaba volviendo loco.
Nick aflojó la marcha y apagó el motor. _____ se puso en tensión pero no intentó escapar del coche. Él pensó que era buena señal.
Se deslizó desde detrás del volante intentando alcanzarla, intentando ser gentil, delicado y tranquilizador. Cuando sus manos se posaron sobre los brazos de ella y la atrajo hacia él, le susurró:
—Te necesito, nena. —Y se sorprendió al darse cuenta de que las palabras que salían de su boca eran de verdad.
_____ sintió el mismo deseo que experimentó en el bar, recorriendo su cuerpo. Quería resistir el roce, pero no pudo. El calor de su cuerpo la rodeó, ahuyentando el frío que se había instalado en el corazón. Le dejó que la rodeara con sus brazos, abrazándola fuerte mientras deslizaba la mano por debajo de la chaqueta, acariciándole la espalda.
Nick gimió en su cabello cuando una multitud de sensaciones desconocidas bombardearon su cuerpo. La tenía dura como una piedra, pero por una vez en su vida estaba satisfecho sólo con tener a una mujer entre sus brazos, en lugar de ir directamente al grano.
Se movió para besar la piel suave del cuello de _____. Ella tembló y lo apretó contra su cuerpo.
—Siento que hayas tenido que encontrar así a tu amigo —le susurró Nick.
—¿Crees que encontrarás al asesino de Kevin?
—No lo sé. Haremos todo lo posible.
—¿Aunque fuera médium?
Nick acarició con su barbilla el pelo suave de _____ y sus brazos se tensaron en respuesta.
—No vayas por ahí, nena.
El calor que _____ había sentido desapareció. Dios, él no quería discutir sobre esto con ella. Quería llevarla a casa, tumbarla en la cama y follársela hasta quedar dormido.
Si el mal presentimiento del Capitán sobre este caso era cierto, entonces le iba a salpicar la mierda mañana. Nick pensó que había tenido suerte de tener algo de tiempo de todos modos, para dormir o follar.
—No importa que tu amigo fuera un sinvergüenza, aún así, buscaríamos al asesino —Nick se apartó de ella pero dejó un brazo sobre sus hombros, manteniéndola cerca de él mientras volvía a poner el coche en marcha.
El corazón de _____ retumbaba en su pecho, en una guerra interna. Sería más inteligente ir al apartamento de Sophie. Pero cada vez que pensaba en apartarse de la pena, abrir la boca y pedirle a Nick que se la llevara de allí, un solitario dolor le rasgaba, dejándola sin fuerzas, porque lo que quería realmente era pasar la noche acurrucada bajo los brazos de Nick.
Nick no miró al cuentakilómetros, pero tuvo la sensación de que había rebasado el límite de velocidad. En lo único que podía pensar era en llevar a _____ a su casa antes de que se pusiera a la defensiva otra vez y le pidiera que la llevara a casa de Sophie.
Había pasado demasiado tiempo sin ella y el sexo en la playa había sido increíble. Esta era la única razón que podía dar sentido a su comportamiento, a su obsesión por _____. Dios, estaba metido en esto. Incluso si el Capitán no llegaba a enterarse de esto, Joe y los chicos del departamento iban a cargarle un montón de mierda.
Nick pulsó el mando y miró con satisfacción cómo se abría la puerta del garaje. Otro segundo más y tendría a _____ donde la necesitaba.
_____ se puso tensa cuando Nick metió el coche en el garaje y paró el motor. La duda la invadió, amenazando con abrumarla. Pero Nick no le dejó escapatoria. Simplemente la besó cuando salieron del coche y entraron a la casa.
Sólo pudo darse cuenta brevemente de las paredes azul pálido y las flores de madera antes de que la empujara contra el suave estuco y se inclinara sobre ella, mordiendo y lamiendo su boca para que la abriera para él.
Su mano ardía bajo su vestido cuando acarició un pezón que se había puesto duro. Ella gimoteó y se acercó a Nick, incapaz de controlarse o negarse a la necesidad que le hacía abrirse a él. Él le introdujo la lengua en su boca, rozándola y saboreándola hasta que quedaron sin aliento.
—Nunca tengo suficiente contigo —le susurró él—. Es todo lo que puedo hacer para no acabar follándote aquí, contra la pared.
El coño de _____ vibró al calor de sus palabras, al deseo feroz que pudo ver en su rostro.
—Fóllame aquí mismo —susurró ella, y un cosquilleo le recorrió toda la columna vertebral al ver como la cara de él se tensaba y cerraba los ojos.
Nick se estremeció. Se sentía como un adicto con el mono. No había planeado arrastrarla hasta su casa y montarla enseguida. Pero ahora… ahora en lo único en lo que podía pensar, era en entrar en su vagina húmeda y hacerla gritar de placer.
Cada sonido que salía del corazón de _____ le hinchaba la polla y le ponía duras las pelotas en una mezcla de placer y dolor como nunca antes había experimentado.
—Quítame la cremallera —le susurró él, tenía el cuerpo rígido por una tensión insoportable.
La petición de Nick fue directa al corazón de _____. Sus latidos palpitaban de forma irregular. Le desconcertaba lo mucho que le gustaba que la dominara. Y el gran deseo que él sentía por ella le hacía sentirse segura.
—Bájame la cremallera —le pidió de nuevo, esta vez acompañando la petición con un pequeño mordisco en el cuello mientras le quitaba las bragas.
Volver arriba Ir abajo
http://ellen_shuker.metroblog.com
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Abril 30th 2012, 21:17

Oh God!!!
Uffff que buen capi...
Tienes que seguirla prontisimo...
Ya quiero saber como reaccionara Nick cuando la rayis le cuente que es mitad elfa!!!!
Creo que me estoy precipitando...
Pero es que ya quiero saber muchas cosas...
Siguela!!!
Peace & Love!!!*
Volver arriba Ir abajo
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Mayo 1st 2012, 08:46

Ay Dios habia pasado de pagina
y no me di cuenta...
Puedes hacer un maraton...
No sé, quizas de 3 capis??????
siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii...
Espero puedas
Sigue la nove pronto!!!
Peace & Love!!!*
Volver arriba Ir abajo
Eu Shuker
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 23
Localización : California Nueva York
Fecha de inscripción : 18/07/2011

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Mayo 3rd 2012, 08:03

Chicaaas no podre escriibir en un tiempo,mi ordenador esta MUERTOOO
Volver arriba Ir abajo
http://ellen_shuker.metroblog.com
Eu Shuker
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 23
Localización : California Nueva York
Fecha de inscripción : 18/07/2011

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Mayo 3rd 2012, 13:53

_____ deslizó las manos por su cintura, sintiendo su dureza, mientras él esperaba impaciente a que le desabrochara los pantalones y le tocara. Los dedos de _____ temblaron cuando acarició su vientre plano y llegó a los pantalones. Nick se estremeció y presionó su dura erección cubierta aún por ropa contra la palma su mano. Ella le miró y sintió como el corazón se volvía abrir para él. Estaba húmeda e hinchada, tan necesitada que quería abrirse de piernas y sentirle dentro.
—No me hagas pedírtelo otra vez —dijo él y ella obedeció, bajando la cremallera y sus calzoncillos para coger con una mano el pene erecto y poner la otra debajo de los testículos.
Nick gimió y se curvó en respuesta de placer, _____ sintió su poder femenino.
—Guíame hacia dentro —dijo él con voz agitada mientras la levantaba para que la vagina quedara alineada con su polla.
_____ gimió y miró el rostro tenso de Nick.
—Ahora —dijo él, y ella puso sus piernas alrededor de su cintura, metiendo con cuidado la punta en su vagina húmeda e hinchada.
Nick deslizó uno de los brazos para sujetarla fuerte contra él mientras se sumergía dentro de ella.
—Dios, eres tan pequeña, tan estrecha.
Sacó el miembro sólo para presionar hacia delante y hacia atrás una y otra vez.
_____ se arqueaba contra él cada vez que él la sacaba, sujetándolo con fuerza involuntariamente, como si su cuerpo no pudiera soportar no tenerlo dentro. Su respiración era cada vez más fuerte, más violenta.
—Me estás matando —dijo Nick y ella tembló en respuesta.
Ella lo necesitaba. Necesitaba todo de él. Su boca buscó la de él y él respondió a sus necesidades presionando los labios húmedos, introduciendo su lengua, dominándola y ofreciéndole un lugar seguro. _____ respondió presionándole más fuertemente y sintiendo con cada empujón un placer inmenso.
Los movimientos se hicieron más intensos, más posesivos, como si él no aceptara otra cosa que no fuera su rendición. _____ no se podía resistir, no quería. Con un sollozo se entregó a él, acogiendo su semilla en un orgasmo tan intenso como una estrella al estallar.
Ella se había quedado tan débil que no sabía si iba a poder levantarse. El corazón de Nick latía a un ritmo estable contra el cuerpo de _____ mientras la llevaba a la habitación y delicadamente la tumbaba en la cama antes de desnudarla. Ella abrió los ojos y al ver la ternura en la cara de Nick, le recorrió un calor por todo cuerpo. La esperanza volvió, dejando entrar de nuevo en su corazón los sueños imposibles.
La expresión en el rostro de _____ debería haber aterrorizado a Nick. En lugar de eso, Nick quería mantenerla entre sus brazos y a la vez quería comérsela, besando cada palmo de su cuerpo hasta que ella se retorciera por debajo de él rogándole que la follara de nuevo. Dios. Le estaba volviendo loco.
Quería encerrarla en su casa y no dejarla marchar jamás, este pensamiento le dio mucho miedo.
—¿Estás bien? —preguntó él. En su voz, no podía disimular la satisfacción masculina.
El rostro de _____ estaba sonrojado, orgulloso. Le había dado placer y eso le daba placer a ella.
—Estoy bien.
Se quitó el resto de la ropa y se metió con ella en la cama, abrazándola con fuerza y cubriéndose con las sábanas. Después apagó la luz. _____ se acurrucó contra él, empapándose de su calor. Él le acarició la espalda, dándole confort, persuadiendo su corazón para que dejara atrás todos esos años de soledad y lo abriera para él. Desde que su padre había muerto y la habían arrancado de su mundo, _____ sintió por primera vez que pertenecía a un lugar.
Pero entonces, su pensamiento volvió a los sucesos de aquella noche, al bar, a la playa, a la reacción de Nick de después… a Kevin. De nuevo se formaron las lágrimas y le recorrieron las mejillas. Ella centraba su dolor en Kevin. Él no se merecía morir así. Quizá si hubiera llegado antes a su casa… su cuerpo se estremeció.
Nick la abrazó más fuerte. Dios, ella le estaba destrozando con sus lágrimas. Nick sintió como si alguien le estuviera arrancando el corazón. Parecía tan frágil, tan delicada.
—Nena, por favor, deja de llorar —le susurró al oído—. Vas a enfermar si no duermes un poco. Déjalo ir, _____. Intentaremos encontrar al asesino de tu amigo.
Las lágrimas no cesaron inmediatamente. Una vez dejó de llorar y su cuerpo se relajó y se durmió, Nick continuó acariciándole el pelo y la espalda suavemente.
Mierda. Ahora él tenía un gran problema.


Nick esperaba que los chicos le echaran la bronca cuando entrase en el departamento de homicidios. En lugar de eso, el silencio con el que le recibieron fue aún más hiriente.
Joe fue el primero en mirarle. Movió la cabeza y dijo:
—El Capitán quiere que estemos en su despacho en 10 minutos. La prensa le ha estado jodiendo toda la mañana. Tienen un chivatazo anónimo de que Kevin Dean era el médium involucrado en el caso del niño desaparecido.
—Mierda —dijo Nick—. ¿Pueden ponerse las cosas aún peor?
Una policía uniformada entró.
—¿Dónde está _____? —preguntó, prácticamente taladrándole con la mirada.
Tardó un minuto en reconocer a Storm.
—La dejé en mi casa. Durmiendo.
—Tendrías que haberla llevado a casa de Sophie. Lo último que necesita ahora _____ es que la jodan aún más.
—Esto es entre _____ y yo.
—Sí, bien, no me imaginaba que acabaría liándose contigo. La veía más con Conner.
—Difícil.
A Nick se le revolvieron las tripas con sólo pensar en _____ estando en otro lugar, con cualquier otro. Apretó los dientes. La otra noche no se había fijado demasiado en Storm, y antes de eso, la había visto por allí, lo suficiente para saber que Miguel estaba pendiente de ella, pero no la conocía mucho. Y ahora mismo, no le apetecía demasiado discutir con ella.
—¿No tienes que ir para patrullar? —dijo él.
Conner casi se atraganta con el café que estaba tomando.
—Eh, vamos a poner las cosas fáciles. Ya hay demasiada gente que nos quiere joder.
Storm parecía que iba a decir algo mordaz. En lugar de eso, dijo:
—¿Ella está bien?
Nick se movió incómodo, mientras recordaba a _____ llorando.
—Estaba durmiendo. No quise despertarla —dijo mientras lanzaba una mirada a Joe.
Joe se puso en pie y dijo:
—Ahora mismo tenemos problemas más gordos. La prensa está aún pululando por Inner Magick. La mitad de ellos creen que _____ es testigo. La otra mitad piensa que es una médium que nos está ayudando. Ahora recemos para que nadie venga con una foto suya. El Capitán nos patearía el culo si la prensa descubre que estaba con nosotros en el bar la otra noche.
Miguel entró y sonrió al ver a Storm.
—¿No podrías mantenerte lejos, eh?
Ella arrugó la nariz.
—De acuerdo.
—Es momento de irnos. Tú también, Miguel, te contaré de camino al despacho del Capitán —dijo Conner.
Miguel echó un vistazo rápido a Nick, antes de mirar de nuevo a su compañero.
—Mierda. ¿Es sobre ayer?
—Es acerca del caso Dean, sí —dijo Conner—. El Capitán no lo sabe todo. Aún. Mejor pensamos en qué decirle de camino a su despacho.
Volver arriba Ir abajo
http://ellen_shuker.metroblog.com
JustKeepDreaming~
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 261
Edad : 20
Fecha de inscripción : 29/09/2011

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Mayo 3rd 2012, 18:01

Nueva lectora....
Tienes que seguirla
esta buenisima C:
Volver arriba Ir abajo
irlanda
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 506
Edad : 19
Fecha de inscripción : 14/01/2012

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Mayo 3rd 2012, 20:06

nueva lectora.. eh!! me encanto síguela si?..lo que mas me dolió fue lo de kevo pero de resto esta muy buena.. síguela?

PD: me llamo irlanda un gusto
Volver arriba Ir abajo
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Mayo 4th 2012, 08:41

Hey!!!!!
Que gran capi...
Pobre rayis todavia le duele la muerte de Kevin!!!
Me encantó cuando Nick le dijo:
Nena, por favor, deja de llorar!!!!
Aaaaahhh me lo como a besos...
Bueno, bueno...
Espero puedas arreglar tu compu pronto!!!
Siguela prontisimo...
Peace & Love!!!*

Volver arriba Ir abajo
Eu Shuker
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 23
Localización : California Nueva York
Fecha de inscripción : 18/07/2011

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Mayo 4th 2012, 13:51

BIENVENIDA A LA NUEVA LECTOORAA BIENVENIDA JustKeepDreaming~
Volver arriba Ir abajo
http://ellen_shuker.metroblog.com
Eu Shuker
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 23
Localización : California Nueva York
Fecha de inscripción : 18/07/2011

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Mayo 4th 2012, 13:52

_____ tembló al despertar, deseando que los sucesos de la noche anterior fueran un sueño maravilloso seguido de una terrible pesadilla. Pero la realidad era que ella estaba ahí, en casa de Nick, en su cama, rodeada de ecos de su presencia, que le decían lo que había pasado. Todo lo que había pasado.
El silencio y la calma le dijeron que Nick no estaba. Aunque sabía que él pretendía que ella se quedara, no podía. Necesitaba pensar, distanciarse de sí misma para ayudar al espíritu de Kevin.
El teléfono sobre la mesita de noche le ofreció el modo de escapar. Lo cogió y llamó a Sophie.
—¡Dime donde estás e iré a por ti! —dijo Sophie al escuchar la voz de _____.
—Estoy en casa de Nick.
—Ya lo sé, ¡pero nadie me ha dicho exactamente dónde está la casa! He llamado a Storm tres veces para que me dé la dirección. La última vez que hablé con ella me dijo que estaba dirigiéndose a una reunión con el Capitán junto con el resto de los machos Rambos.
_____ rio en voz baja.
—No estoy segura en qué parte de la ciudad me encuentro. Buscaré la dirección y te llamo.
—¡No cuelgues! ¡He pasado toda la noche despierta preocupada por ti! Se sabe por todas partes lo que ha pasado con Kevin. —Sophie respiró profundamente—. Lo siento _____. Sé que era tu amigo. ¿Fue muy… horrible?
_____ cerró por un momento los ojos. La imagen de cómo el asesino había dejado a Kevin vino a su memoria.
—Sí —susurró.
—De acuerdo, ya lo sabía. Consigue la dirección de Nick y estaré allí enseguida.
El corazón de _____ se tranquilizó al escuchar la voz de su amiga. Desde que Sophie había ido a la tienda de Moki a mirar cristales, _____ nunca había tenido una amiga de su misma edad, no desde que era niña, no desde que su madre se la había llevado al mundo de los Elfos.
—De acuerdo, a lo mejor tardo unos minutos. Estoy aún en la habitación.
Sophie soltó una pequeña carcajada.
—Un momento. No te muevas. Quiero escuchar todos los detalles en persona.
_____ sonrió y colgó el teléfono. No había ninguna carta en la habitación, así que se dirigió al pasillo. El parqué entarimado y las alfombrillas le daban calor en los pies desnudos, las paredes azul pálido con dibujos abstractos pastel le dieron tranquilidad. Incluso en su ausencia, la casa de Nick era confortable, acogedora.
La casa de su abuelo y la del compañero de su madre, el señor Elfo, eran casas de la realeza. Muchas de las habitaciones estaban prohibidas para una niña de sangre impura y sin magia. "¿Qué pasa si rompes algo? ¿Puedes repararlo? ¿Puedes reemplazarlo por otro objeto de más valor? Es mejor que no prestes atención a la magia que no tienes. Vete ahora, no dejes que te encuentren aquí. Si no, serás castigada", le decían los elfos de casta inferior, ahuyentándola.
La magia elfa era la magia de la belleza. Algunos podían encontrar piedras preciosas y metales. Algunos podían convertir esas piedras y metales en joyería y objetos de gran valor. Algunos podían crear tapices o arte que brillaba más que el sol. Algunos podían coger las palabras o las notas musicales y combinarlas de manera que el corazón cantara de alegría.
Ella había rezado por tener magia, deseando que le llegara cuando se hiciera mayor, y lo consiguió. Pero su magia no tenía valor en el universo de los elfos.
_____ pasó un dedo por el sofá blando antes de sentarse para coger un montón de revistas en la mesa del café. Al final de la pila de revistas, encontró la dirección pegada a una portada y volvió a la habitación para leérsela a Sophie.
—Estoy de camino —dijo Sophie.
_____ se duchó y se vistió, haciendo una mueca al ver que había dormido con el mismo vestido que llevaba el día anterior. Menos mal que en casa de Sophie tenía algo de ropa.
Su corazón dio un vuelco cuando escuchó el timbre de la puerta. Por un momento se arrepintió de llamar a Sophie, se arrepintió de perder la oportunidad de quedarse en casa de Nick, esperando a que llegara. Pero era mejor así, más seguro para su corazón, irse ahora, con el recuerdo de su calor en lugar del momento anterior de ira y rechazo que había tenido en el bar.
Ahora que ya se le había pasado parte del horror de haber descubierto a Kevin asesinado, ahora que la impresión por haber dejado entrar a Nick en su vida había disminuido, sabía que no podía darle la espalda a su amigo asesinado. Ella tenía habilidades, que no eran valiosas ni útiles a ojos de la gente de su madre, pero habilidades que al mismo tiempo podían ayudar a que se hiciese justicia.
Se dirigió hacia la puerta y encontró una nota de Nick: "Quédate dentro. La alarma de seguridad está activada y se disparará si se abre alguna puerta o ventana. Coge lo que quieras de la nevera. Nick."
El timbre sonó de nuevo, seguido de un golpe en la puerta y un grito de Sophie. _____ sonrió antes de gritarle:
—Sophie, estoy aquí. Ha puesto la alarma. Tardaré un minuto en desactivarla.
Desde el otro lado de la puerta Sophie rio.
—Esto le va a hacer mucha gracia.
_____ pasó suavemente los dedos sobre el teclado de la alarma. Le resultaba fácil saber que teclas eran presionadas normalmente. Gracias a las partículas que quedaban después de marcar los números, y con un poco de concentración, era capaz de diferenciar el primer y último número de la secuencia. Tuvo que intentarlo varias veces hasta conseguir el código y desactivar la alarma.
En cuanto se abrió la puerta, Sophie entró en la casa y envolvió a _____ en un abrazo fuerte.
—¡Me has tenido muy preocupada!
_____ le devolvió el abrazo con fuerza.
—Me alegro de que estés aquí.
Sophie volvió a abrazar a _____ una vez más.
—Anoche Storm llamó en cuanto se enteró de todo. Incluso fue a casa de Miguel para intentar conseguir la dirección de Nick. No hubo manera, y ya sabes lo persuasiva que puede ser. ¡Parece que estos tíos hayan hecho un pacto de silencio y fraternidad o algo así! Vayámonos de aquí antes de que alguno venga a asegurarse de que sigues en la casa.
_____ sintió cómo se le encogía el pecho cuando Sophie la sacó de allí. Había estado en casa de Nick por muy poco tiempo y se había sentido bien, segura por la forma en la que la había acogido.
Sophie se dio cuenta de lo que estaba pensando _____ y dijo:
—No me digas que estás pensando en quedarte aquí. Confía en mí, tómate un respiro antes de quitártelo de la cabeza.
_____ pensó que quizá era demasiado tarde ya, pero esa parte de ella que había intentado salvaguardar su corazón del dolor y del rechazo durante tanto tiempo, repetía las palabras de Sophie en silencio. Asintió con la cabeza.
—Tengo que resetear la alarma.


—Ya sé por la expresión de vuestras caras que no me va a gustar nada lo que voy a escuchar —dijo el capitán Ellis en cuanto los hombres y Storm entraron en el despacho y tomaron asiento—. Adelante, desembuchad.
Conner y Miguel se movieron intranquilos en sus sillas. Joe miró a Nick y contestó al Capitán.
—Nosotros cinco fuimos a tomarnos una copa a un lugar llamado Lilly's anoche. La mujer que descubrió el cuerpo de Dean estaba con nosotros.
El Capitán apretó los labios.
—Cuéntame el resto.
Como ninguno de los hombres se atrevía, Storm dijo:
—Mi prima quería que saliéramos anoche con dos de sus amigas. Yo pensé en salir con unos amigos del gimnasio, pero entonces Joe dijo que Nick necesitaba salir de la rutina y pensé, ¿por qué no? Nick probablemente congeniaría con la amiga de Sophie, Tiffany. —Ella miró a Nick con el ceño fruncido y continuó—. Pero en su lugar, congenió con _____. Bailaron. Se fueron un rato a la playa. Y luego volvieron al bar.
El Capitán cerró los ojos con fuerza, y empezó a decirle a Nick:
—Dime que te la dejaste dentro de los pantalones. Dime que se me están revolviendo las tripas por culpa de la comida de mi mujer y no por lo que voy a leer en los periódicos. Ya lo estoy viendo: "Conspiración encubierta. Los policías asesinan al médium que había puesto en evidencia al departamento".
Nick apretó los dientes.
—_____ estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado. La tengo en un lugar seguro. Los periodistas no la van a descubrir. No hay nada por lo que preocuparse, Capitán.
—¿La tienes en un lugar seguro? —dijo el Capitán entre dientes—. ¿Dónde?
—En mi casa. —Nick intentó que su voz sonara natural, a pesar de la sensación de posesión que le recorría todo el cuerpo hasta la polla, al imaginarse encontrarla en casa, esperándole cuando él llegara, preferiblemente en su cama.
—¿Y no ves ningún problema en esto? —le gritó el Capitán.
Joe habló:
—Capitán, si tenemos un chivato en la comisaría, tenerla en casa de Nick no creo que sea mala idea. Ahora mismo las únicas personas que saben donde está, están en esta habitación.
—Y mi prima, pero ella no dirá nada —dijo Storm.
Conner añadió:
—Igual nos beneficia que _____ trabaje en Inner Magick. Podemos jugar a dos bandas, ella es una médium que nos está ayudando o bien una médium en peligro. De todas maneras, tenemos que resolver el asesinato de Dean y mantener la ciudad segura.
El Capitán miró a los hombres y a la mujer que tenía enfrente. Estaba orgulloso de que estuvieran unidos, había pasado por situaciones similares antes, y había tenido a miembros del equipo fastidiándose los unos a los otros, pero el mal presentimiento de la noche pasada volvió con fuerza.
—Me imagino que ya habréis oído que Kevin Dean era el médium que supuestamente ayudó a encontrar a Morrison, el niño desaparecido. Bien, lo habéis oído. Hablé con Bruner del Departamento de Desaparecidos. Los Morrison le llamaron en cuanto escucharon que Dean había sido asesinado.
Storm frunció el ceño y levantó la mano. El capitán Ellis asintió con la cabeza, dejándola que formulara la pregunta obvia:
—¿Cómo se ha enterado de esto la prensa? ¿Sabía Bruner el nombre del médium que supuestamente había ayudado a encontrar al niño?
El capitán Ellis sonrió con gesto sombrío.
—Buena pregunta. Bruner dice que no sabía nada. Los padres no le hubieran dicho el nombre por miedo a posibles represalias contra el médium. Y la prensa, la misma mierda de siempre. Que si protegen a sus fuentes, bla bla bla. ¿Sabes dónde va a acabar esta pesadilla? Ya puedo leer los titulares: "Los padres del niño raptado temían la venganza de la policía por haber sido un médium quien encontrara a su hijo". Ahora mismo, este es el caso número uno y todos estáis en él. A la oficial O'Malley la tomamos de prestado. Contad con ella para los preparativos. Ella tiene relación con este mundillo de los médiums. Aprovechaos de eso. Contad con ella para sacarles alguna información. Tengo la sensación de que el resto de vosotros vais a encontraros con un muro de silencio. —Su atención se centró ahora en Nick y dijo—: Nick tiene posibilidades de ayudarnos. Quizá pueda utilizar su persuasiva… herramienta para un buen uso. Creo que _____ Windbourne sabe más de lo que dice. Mira lo que puedes sacarle. De acuerdo con el informe del lugar de los hechos del primer policía, se hace de todo en el lugar donde ella trabaja. Cartas del Tarot, cristales, lectura de manos. Los llamados "trabajos".
Nick había intentado convencerse a sí mismo de que el hecho de que ella conociera a Dean a través de los cristales, era el motivo por el que _____ había intentado sólo ser una buena amiga para Dean y apoyarle moralmente, tal y como ella le dijo. La idea de ver a _____ involucrada en esta mierda de los médiums, de que de hecho creyera en todo esto y se dedicara a ello, era suficiente para marchitar la polla de Nick y acabar con una buena corrida. Me cago en la puta, la curaría de todo esto aunque tuviera que atarla a la cama y retenerla allí.
Volver arriba Ir abajo
http://ellen_shuker.metroblog.com
Eu Shuker
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 23
Localización : California Nueva York
Fecha de inscripción : 18/07/2011

MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Mayo 4th 2012, 13:56

CHICAS ESTE CAP IBA DEDICADO A
Brigitte!
Volver arriba Ir abajo
http://ellen_shuker.metroblog.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Medium de Nick (Nick y tu)   Hoy a las 18:05

Volver arriba Ir abajo
 
La Medium de Nick (Nick y tu)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 6.Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» La Medium de Nick (Nick y tu)
» un dia mas contigo nick (nick&tu)(de todo un poco)
» 50 Sombras de Jonas [Adaptación] [Joe&Tú]
» Setup The Strokes: Nick Valensi y Albert Hammond Jr.
» HA MUERTO NICK CURRAN

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: