Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 9th 2012, 14:22

PRÓLOGO
Nació la noche en que el Árbol de las Brujas se tronchó. Con el primer aliento, saboreó el poder que le había sido concedido. Su nacimiento fue un eslabón más de una cadena que abarcaba siglos; una cadena recubierta a menudo por el brillo del folclore y la leyenda.
Pero cuando la cadena se frotaba hasta dejarla limpia, quedaba sujeta, amarrada a la fuerza de la verdad. Había otros mundos, otros lugares, donde se celebraron aquellos primeros llantos. Más allá de las majestuosas vistas de la costa de Monterrey, donde el pontent llanto del bebé resonó por la vieja casa de piedra, la nueva vida se celebró.
En los lugares secretos en que la magia aún seguía floreciendo, en el corazón de las verdes colinas de Irlanda, en los páramos de Cornualles, se recibió con alegría aquel dulce trino de vida. Y el viejo árbol, jorobado y torcido por la edad y por su matrimonio con el viento, aceptó en silencio su sacrificio. Con su muerte, y el dolor gustoso de una madre, nació una nueva bruja.
Aunque la elección sería suya, un don, después de todo, se puede aceptar o rechazar, este seguiría formando parte del bebé y de la mujer en que se convertiría tanto como el color de sus ojos. De momento solo era una niñita, de vista turbia, con los pensamientos a medio formar, que agitaba los puños enojados en el aire incluso mientras su padre reía y le daba con fuerza un beso en la cabeza. La madre lloró cuando el bebé mamó de su pecho.
Lloró de felicidad y de pena. Sabía ya que solo tendría a esa única hija para celebrar el amor y la unión que ella y su marido compartían. Había mirado y lo había visto. Mientras mecía al bebé lactante y le cantaba una vieja canción, supo que un día, no tan lejano en el vasto panorama de la eternidad, también su hija iria en busca del amor.
Deseó que de todas las virtudes que heredaría, de todas las lecciones que le enseñaría, el bebé entendiera la más importante: que la magia más pura habita en el corazón.




Espero les guste!
comenten porfa!!!
Me llamo Camila pero me dicen Mc.


Última edición por camilitalovato el Marzo 27th 2012, 10:51, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
mariina
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 760
Edad : 20
Localización : Con Joe, abrazaditos mientras me canta I gotta find you al oido.
Fecha de inscripción : 25/09/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 9th 2012, 21:37

New Reader!!!!!!!!!!!!!!!!
Primera lectora Very Happy ,
el prologo me encanto,
es tan lindo Smile ,
ademas es la primera nove que leo que tiene magia y esas cosas,
asi que,
please siguela pronto.
Volver arriba Ir abajo
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 10th 2012, 05:14

Capitulo 1 parte 1
Había una lápida en el suelo donde se había alzado el Árbol de las Brujas. Los habitantes de Monterrey apreciaban la naturaleza. A menudo se acercaban turistas para estudiar las palabras inscritas en la lápida, o simplemente se paraban a mirar la línea rocosa de la playa, las alegres focas del puerto. Los vecinos que habían visto el árbol por sí mismos, que recordaban el día en que había caído, mencionaban a menudo el hecho de que _______ Donovan había nacido esa noche.
Algunos decían que era una señal, otros se encogían de hombros y lo llamaban coincidencia. A la mayoria, simplemente, le parecía una mera curiosidad. Nadie negaba que era un reclamo excelente tener una bruja nacida a un tiro de piedra de un árbol tan famoso. Joseph Kirkland lo consideraba un hecho gracioso y un gancho interesante. Pasaba buena parta de su tiempo estudiando lo sobrenatural. Los vampiros y los hombres lobo y las cosas que se agitaban por la noche eran una forma estupenda de ganarse la vida. No era que creyera en duendes ni en demonios… ni en brujas, puestos a ello. Los hombres no se convertían en murciélagos ni lobos al salir la luna, los muertos no andaban y las mujeres no surcaban la noche en palos de escoba. Salvo en las páginas de un libro o en una pantalla de cine. Allí sí, afirmaba con satisfacción, cualquier cosa era posible.
Él era un hombre sensato que conocía el valor de la fantasía y la importancia del ocio. Maravillaba a los fanáticos de las películas de terror desde hacía siete años, empezando por su primer y sorprendentemente exitoso largometraje, Mutante. Lo cierto era que a Joe lo encantaba ver el fruto de su imaginación animado en la pantalla. No se resistía a entrar en las salas de cine para devorar palomitas entusiasmado mientras el público contenía la respiración, ahogaba gritos o se cubría los ojos. Le gustaba saber que la gente que pagaba una entrada para ver una de sus películas salía satisfecha del cine. Y asustada. Siempre se documentaba a fondo.
Mientras escribía la horripilante y divertida Sangre de Medianoche, había pasado una semana en Rumania, entrevistando a un hombre que juraba ser descendiente directo del conde Drácula. Por desgracia, el descendiente del conde carecía de colmillos gigantes y no se había convertido en murciélago; pero sí le demostró poseer un rico caudal de leyendas y tradiciones vampirescas. Eran esos cuentos populares los que inspiraban las tramas de sus historias; en particular, si se los había narrado alguien cuya creencia en ellos les hiciera cobrar fuerza en su imaginación. ¡Y la gente lo consideraba un tipo raro!, pensó Joe, sonriéndose mientras pasaba la entrada de la avenida Seventeen Mile.
Él sabía que era un hombre corriente, con los pies en la tierra. Al menos, según los criticos de California. Solo vivía de lo fantastico, de jugar con las supersticiones y el placer que la gente encontraba en recibir sustos. Consideraba que su aporte a la sociedad residía en su capacidad para sacar al monstruo del armario y ponerlo por tecnicolor en la pantalla cinematográfica, empleando, por lo general, unas pocas pinceladas de sexo sin complejos y otras tantas de humor travieso. Joe Kirkland podía dar vida a un trasgo, transformar al amable doctor Jekyll en el diabólico mister Hyde, o invocar la maldición de la momia. Todo poniendo palabras sobre el papel. Quizá por ello era escéptico.
Por supuesto que disfrutaba con historias acerca de lo sobrenatural, pero él mejor que nadie sabía que eso era todo lo que eran. Meras historias.


Volver arriba Ir abajo
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 10th 2012, 05:22

Parte 2

Esperaba que _____ Donovan, la bruja predilecta de Monterrey, pudiera ayudarlo con el guión de su siguiente película. En las semanas anteriores, mientras deshacia las maletas y gozaba de su nueva casa, recreándose en la vista que se contemplaba desde su terraza, Joe había sentido la urgente necesidad de contar una historia sobre brujería. Si el destino existía, se dijo, le había hecho un favor arrojándolo a tan poca distancia de una experta. Silbando al compás de la radio del coche, se preguntó qué aspecto tendría: ¿llevaría un turbante o luciría un vestido de raso negro drapeado?, ¿o acaso sería una médium que se comunicaba a través de algún espíritu de la Atlántida? En cualquier caso, le daba igual.
Eran los locos los que le daban sabor a la vida. Había preferido no recoger testimonios sobre la bruja. Quería formarse su propia opinión sin que las impresiones de los demás pudieran influirlo. Lo único que sabían era que había nacido justo en Monterrey, hacía veintiocho años, y que era la dueña de una tienda para los creyentes en los milagrosos poderes curativos de las plantas. La aplaudía por haber permanecido en su lugar de origen. Después de menos de un mes como residente en Monterrey, se preguntaba cómo podía haber vivido en algún otro sitio antes. ¡Y anda que no había vivido en sitios!, pensó con una mueca de desagrado.
De nuevo, se sintió afortunado porque sus guiones gustaran a tanta gente. Su imaginación le había permitido alejarse del tráfico y el humo de Los Ángeles a esa paradisiaca ciudad al norte de California. Era marzo, no tenía puesta la capota de su Jaguar y el viento le ahuecaba su cabello rubio oscuro. Podía oler el agua, siempre cercana de aquel lugar, el césped segado, las flores que brotaban en aquel clima de suaves temperaturas. El cielo estaba despejado, azul; el motor de su coche sonaba como un enorme y ronroneante gato, acababa de poner punto final a una relación que se había ido deteriorando y estaba a punto de empezar un nuevo proyecto. ¿Qué más podía pedir?
Divisó la tienda. Tal como le habían indicado, estaba ubicada en una esquina, flanqueada por una boutique y un restaurante. Era evidente que los comercios eran muy prósperos, pues tuvo que aparcar a más de una manzana de distancia. No le importó darse el paseo. Sus largas piernas, embutidas en vaqueros ajustados, fueron devorando la acera mientras dejaba atrás a un grupo de turistas que estaban discutiendo dónde iban a comer; a una mujer tan delgada como un palillo, que paseaba dos perros afganos; y a un ejecutivo que hablaba por un teléfono móvil sin dejar de caminar. Lo encantaba California.
Se paró fuera de la tienda, donde colgaba un cartel en el que podía leerse Hechicera. Sonrió. Aquella palabra le recordó imágenes de películas con mujeres removiendo pócimas mágicas y entregando amuletos para echar y quitar el mal de ojo. “Exterior, día”, pensó. “El cielo está encapotado, el viento aúlla. En un pequeño y destartalado pueblo, con vallas y los cristales de las casas rotos, una anciana arrugada camina a todo correr con una cesta tapada entre los brazos. Un enorme cuervo negro grazna, revolotea y se posa sobra un poste oxidado. El pájaro y la mujer se miran. De fondo, un gripo desesperado irrumpe en la noche”.
-Perdón –se disculpó joe al tomar consciencia de que estaba obstruyendo el paso a un cliente. Se apoyó y miró con atención los artículos expuesto en el escaparate. Había varias estanterías, cubiertas de terciopelo azul oscuro. Encima, diversos racimos de piedras cristálicas brillaban como el rocío.
Unas eran transparentes, mientras que otras tenían opacos tonos rosas, morados o negros, todas con forma de castillos, surrealistas en miniatura. No lo extrañaba que la gente se sintiera atraída por esos colores, por las formas y los brillos. El hecho de que hubiera personas capaces de creer que un trozo de roca tuviera algún tipo de poder era un motivo más para maravillarse del cerebro humano… Quizá guardaba los calderos en la trastienda.
Echó un último vistazo al escaparate y empujó la puerta. Se sintió tentado de comprarse un captador de energía positiva o laguna piedra adelgazante… si era que no encontraba ningún diente de lobo o piel de dragón. Era sábado y la tienda estaba abarrotada. Con todo, permaneció para poder observar cómo se llevaba un negocio de brujeria en el siglo veinte, tratando de pasar inadvertido entre los numerosos clientes. La decoración interior se asemejaba a la del escaparate.
Había grandes monolitos rocosos, algunos con huevos adornados con cristales, y botellitas llenas de líquidos de colores. joe leyó la etiqueta de una de ellas y lo decepcionó saber que se trataba de un simple bálsamo para el baño, en vez de una poción amorosa. Había hierbas para infusiones y guisos, así como candelabros con todo tipo de formas y tamaños.
También vio un par de joyas, cuadros, esculturas y estatuas dispuestas con tal maestría que la tienda podía confundirse con una galería.

Volver arriba Ir abajo
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 10th 2012, 05:29

Parte 3
Joe, que siempre se interesaba por los artículos más raros, se quedó atascado ante una lámpara de peltre con forma de alas de dragón con ojos rojos encandilados. Entonces la vio. Le bastó una mirada para saber que ella era la viva imagen de la bruja moderna. Era una mujer rubia, de aspecto seductor y cuerpo lujurioso, cubierto por un vestido negro.
Dos pendientes brillantes le colgaban hasta los hombros y tenía un anillo en cada uno de los diez dedos, cuyas uñas estaban pintadas con una laca de color rojo pasión.
-Atractivo, ¿verdad?
-¿Cómo? –preguntó Joe al oír una voz ronca a su espalda. En esta ocasión, le bastó una mirada para olvidarse de la joven dependienta de antes y sentir que se ahogaba en el azul cobalto de aquel nuevo par de ojos.
-El dragón –dijo ella, sonriente-. Estaba pensando en llevárselo a casa. ¿Te gustan los dragones? –añadió sin formalismos.
-Me vuelven loco –repuso Joe sin perder detalle de aquellos labios voluptuosos, suaves, sin maquillaje-. ¿Vienes por aquí a menudo?
-Sí –la mujer se llevó una mano al pelo. Era rojo como el fuego y le caía onduladamente hasta la cintura. Su cabello contrastaba con el tono pálido, rosado de su piel. Tenía grandes ojos, de pestañas rizadas, y una nariz pequeña y afilada. Era casi tan alta como él, esbelta, y su vestido azul denotaba gusto y estilo… y marcaba sus curvas generosas. Aquella mujer tenía algo especial, aunque Ucker no acertaba a definir el qué, tan ocupado como estaba disfrutando de su belleza. -
¿Y tú?, ¿es la primera vez que vienes a Hechicera?
-Sí, es estupenda.
-¿Te interesan las piedras preciosas?
-Es posible – Joe agarró una amatista al azar-. Pero suspendí Ciencias Naturales en el instituto.
-No creo que aquí te pongan nota –repuso la mujer, mirando la piedra que Joe había escogido-. Si quieres estar en contacto con tu alma, deberías agarrarla con la mano izquierda.
-¿Ah, sí? – Joe se cambió la amatista de mano, para complacerla, al tiempo que se fijaba en el vuelo con que la falda le acariciaba las rodillas-. Si eres cliente habitual, podías presentarme a la bruja –añadió, lanzando una mirada a la rubia de la esquina.
-¿Necesitas una bruja? –inquirió la mujer, enarcando una ceja
. -Más o menos.
-No pareces el tipo de hombre que viene en busca de un hechizo de amor.
-Gracias…, supongo – Joe sonrió-. En realidad, estoy investigando un poco. Escribo guiones de cine y estaba proyectando una historia sobre brujería en los noventa. Ya sabes, misas secretas, sexo, sacrificios…
-Entiendo: vírgenes bailando en torno a una hoguera, a oscuras y desnudas –dijo la mujer-. A ser posible, mezclando pócimas a la luz de la luna para seducir a sus víctimas y organizar orgías salvajes.
-Algo así –se acercó a ella y aspiró un olor frío y oscuro, de bosque a medianoche-. ¿ _____ se cree que es una bruja de verdad?
-Sabe lo que es, señor…
-Kirkland. Joe Kirkland.
-¡Claro, Joe Kirkland! –la mujer rió con sinceridad al reconocerlo-. Me gustan tus películas. Sobre todo Sangre de medianoche. Caracterizaste a tu vampiro con inteligencia y sensualidad, sin atropellar los rasgos tradicionales del género. -Ser vampiro es algo más que dormir en un ataúd y beber sangre.
-Supongo. Y ser una bruja es algo más que dar vueltas a una olla
. -Exacto. Por eso mismo quiero entrevistarla. Supongo que tiene que ser una mujer bastante lista para soportar todo esto.
-¿Soportar? –repitió ella mientras se agachaba para recoger una gata blanca que estaba maullando a sus pies.
-La fama –explicó Joe -. Que se cuenten historias tan raras sobre ella.
-Pero tú no crees en la brujería, ¿verdad?
-Creo que me puede ayudar a hacer una película estupenda – Joe sonrió-. Bueno, ¿qué? ¿puedes presentármela? Lo miró con detenimiento. Era obvio que se trataba de un escéptico; un hombre muy seguro de sí mismo. Juraría que la vida era un camino de rosas para Joe Kirkland. Y quizá había llegado el momento de que encontrara un par de espinas.
-No creo que vaya a ser necesario –la mujer le ofreció la mano y él sintió un calambrazo al estrecharla-. Yo soy tu bruja –añadió sonriente.

Volver arriba Ir abajo
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 10th 2012, 05:37

Parte 4

“Solo ha sido electricidad estática”, se dijo Joe un segundo más tarde, después de que _____ se girara para responder una pregunta de un cliente. Había estado acariciando a la gata, frotando su piel… de ahí la descarga. Había dicho “tu bruja” y Joe no sabía si le gustaba que hubiese empleado ese tono tan personal. Hacía que las cosas fueran demasiado íntimas. No era que no fuera una mujer despampanante, pero la forma en que le había sonreído al darle la mano lo había inquietado un poco… Ya entendía por qué le había parecido una mujer especial.
Tenía poder… aunque no ese tipo de poder, se persuadió Ucker mientras la veía despachar un puñado de hierbas secas. Era el poder con el que algunas mujeres guapas parecían haber nacido: una mezcla de sensualidad y abrumadora confianza en sí mismas. No le gustaba imaginarse como la clase de hombre que se deja intimidar por una mujer con fuerza de voluntad, pero no le cabía duda de que era más fácil tratar con las que tenían un carácter débil.
En cualquier caso, su interés por ella era profesional… aunque no estrictamente. Hacía falta llevar diez años muerto para mirar a _____ Donovan y no fantasear un poco, más allá de lo profesional. Esperó hasta que ella hubo atendido al cliente y luego se acercó al mostrador.
-Me pregunto si no me habrás hechizado para meter la pata de esta manera.
-No, creo que te las arreglas muy bien tú solo para eso –replicó ella. Normalmente lo habría invitado a que abandonase la tienda, pero se había sentido impelida a acercarse a él en un primer momento… y no solo por aquel par de ojos marrones-. Me temo que no has venido en buen momento, Joe. Estamos muy ocupados esta mañana.
-Cierras a las seis. ¿Qué tal si vuelvo luego y cenamos juntos?
Su primer impulso fue rechazar la proposición. Pero antes de poder articular palabra, la gata saltó sobre el mostrador.Joe le acarició la cabeza, distraídamente, y en vez de alejarse malhumorada como solía ocurrirle con los desconocidos, la gata se arqueó complaciente.
-Parece que tienes la aprobación de Luna –murmuró ____ -. Hasta las seis, entonces. Ya veré que hago contigo
. -De acuerdo –dijo Joe, justo antes de salir de la tienda.
____ frunció el ceño y miró a su gata.
-Será mejor que sepas lo que haces –le dijo.
Luna se limitó a lamerse una pata y se la pasó por el lomo.


Volver arriba Ir abajo
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 10th 2012, 05:46

Parte 5

Ocupada con los clientes de la tienda, _____ apenas tuvo tiempo para pensar en Joe. Le habría gustado tener una hora para decidir cómo tratar a ese hombre, aunque supuso que no le resultaría complicado manejarlo.
-No teníamos tanto follón desde navidades –comentó Mindy, la rubia de uñas rojas que atendía en Hechicera.
-Creo que este mes vamos a estar muy ajetreadas.
-¿Has preparado un conjuro para ganar dinero? –preguntó Mindy, sonriente.
-Las estrellas están en una posición excelente para los negocios –explicó ____ tras denegar con la cabeza-. Aparte de que nuestro nuevo escaparate es fabuloso. Puedes irte a casa, Mindy. Yo cerraré.
-Gracias –la dependienta se levantó de la banqueta y, de pronto, elevó ambas cejas-. ¡Mira! Alto, moreno y apetecible.
____ vio a Joe a través del escaparate. Había tenido más suerte con el aparcamiento en esa ocasión y estaba saliendo de su Jaguar descapotable. -
Cuidado, chica – ____ denegó con la cabeza-. Los hombres así te rompen el corazón sin que te enteres.
-Puede, pero hace unos cuantos días que no me lo rompen –Mindy examinó a Joe con detenimiento-. Metro ochenta y cinto, setenta y cinco maravillosos kilos, aire intelectual, buen bronceado, facciones de la cara sugerentes… y una boca delicada –lo describió la dependienta.
-Menos mal que te conozco y sé que tienes mejor concepto de los hombres que de un perrillo bonito en un escaparate.
-¡Por supuesto que tengo mejor concepto de los hombres!, ¡mucho mejor! –rio Mindy-. Hola, guapo. ¿Quieres un poco de magia? –le preguntó a Joe, insinuante, cuando este hubo entrado.
-¿Qué me recomiendas? –replicó él, sonriente.
-Pues… -ronroneó la dependienta.
-Mindy, el señor Kirkland no es un cliente –terció _____ con suavidad en tono divertido. Había pocas cosas más entrenidas que el despliegue seducto de Mindy ante un hombre atractivo-. Hemos quedado.
-Quizá la próxima vez –dijo Joe.
-Quizá cuando quieras –contestó Mindy.
Luego le lanzó una última mirada devastadora y salió de la tienda
. -Seguro que esa chica dispara las ventas –comentó él.
-Por no hablar de la presión cardiaca de todos los hombres que se acercan. ¿Qué tal la tuya?
-¿Tienes un poco de oxígeno? –bromeó él.
-Me temo que se nos ha agotado… ¿Por qué no te sientas? Tengo que… ¡vaya!
-¿Qué pasa?
-No he puesto el cartelito de Cerrado a tiempo –murmuró ____ -. Hola, señora Littleton –saludó sonriente a continuación
. -Hola, ____ –contestó una mujer de sesenta y tantos años, corpulenta, de pelo rojo fogoso, ojos pincelados en un tono esmeralda y labios pintados de escarlata-. No he podido venir antes. He estado discutiendo con un polícia que me quería poner una multa. Espero que puedas atenderme.
-Por supuesto –se resignó ____.
-Eres un cielo- ¿Verdad que es un cielo? –añadió, mirando a Joe.
-Sin duda
. -Sagitario, ¿no es cierto?
-Eh… - Joe cambió la fecha de su nacimiento para complacer a la señora-. Sí, sorprendente.
-No fallo una –dijo la señora Littleton con orgullo-. No haré esperar mucho a su cita, cariño.
-No es mi cita –repuso ____ -. ¿Qué querías?
-Un favor pequeñito. Es por mi nieta. El baile de graduación está al caer y le gusta un chico…
-Ya te he explicado que yo no trabajo así –se opuso ____ con firmeza, al tiempo que la alejaba de Joe, guiandola con un brazo.
-Sé que normalmente no trabajas así, pero es por una buena causa…
-Todas lo son –dijo ____ -. Estoy segura de que tu nieta es una chica estupenda, pero arreglarle una cita para el baile sería muy frívolo… y esas cosas siempre tienen consecuencias. Lo siento. Si cambiara algo que no debo cambiar… podría afectar su vida entera.
-Solo es una noche
. -Alterar el destino una noche puede alterarlo durante siglos –se opuso ____ -. Sé que solo quieres que sea un baile especial para ella, pero no puedo jugar con el futuro.
-Es que es muy tímida –la señora Littleton miró a ____ como una mendiga solicitando un cuscurro de pan-. Y crre que no es nada guapa. Pero lo es, mira –añadió, al tiempo que le enseñaba una foto de la nieta.

Volver arriba Ir abajo
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 10th 2012, 05:52

Parte 6

No quería verla, pero fue inevitable. ¡Dragones y hogueras! Era una mujercita adorable.
-No garantizo nada… solo sugiero –cedió ____.
-Genial, genial –la señora Littleton aprovechó el momento para sacar una segunda foto-. Este es Matthew Brody y Jelly Littleton. Empezarás pronto, ¿verdad? El baile es la primera semana de mayo
. -Lo que tenga que ser será –dijo ____ mientras se guardaba las fotos en un bolsillo.
-Gracias –la señora Littleton le dio un beso en la mejilla-. No te entretengo más. El lunes vendré a comprar algo.
-Buen fin de semana –la despidió ____, enfadada consigo misma.
-¿No se supone que debía pagarte el servicio con doblones de plata? –preguntó Joe entonces.
-Yo no me aprovecho de mis poderes –espetó ____, irritada.
-Siento decirlo, pero te ha manejado como ha querido. Un suave rubor iluminó sus mejillas. Solo había una cosa que odiara más que ser débil y era demostrarlo en público.
-Lo sé.
-Pensaba que las brujas eran severas – Joe alzó una mano y le acarició la mejilla para borrar el rubor que la señora Littleton le había provocado.
-Siento debilidad por las personas buenas y excéntricas. Y tú no eres sagitario
. -¿Ah, no? – Joe se vio obligado a retirar el dedo de aquella piel suave y fresca como la leche-. Entonces, ¿qué soy?
-Géminis.
-Lo has adivinado –dijo él, extrañado.
-Yo sé, no suelo adivinar –lo informó ____ -. Pero dado que has tenido el detalle de no herir los sentimientos de esa buena mujer, no me enfadaré contigo. ¿Por qué no vienes a la trastienda y tomamos un té? ¿Vino, quizá? –añadió al ver la expresión de Joe.
. -Mucho mejor. La siguió hacia una pieza que hacía las veces de almacén, despacho y cocina. Aunque era pequeña, no parecía atestada. Había dos paredes con estanterías repletas de cajas y libros, un pupitre rojo con una lampara en forma de sirena, un aparato de teléfono de dos líneas y una pila de papeles.
Al fondo había una nevera pequeña, una cocina de dos hornillos y una mesa abatible con dos sillas.
-Sientate –le ofreció ____ -. No puedo dedicarte mucho tiempo, pero puedes ponerte comodo –dijo mientras sacaba una botella de la nevera y servía el líquido en dos copas.
-¿No tiene etiqueta?
-Es de mi propia cosecha – ____ bebió primero, sonriente-. Tranquilo, no está envenenado.
-Muy rico –alabó Joe después de aceptar el reto y animarse a probar el vino
. -Gracias – ___ se sentó junto a él-. Todavia no he decidido si te voy a ayudar o no. Pero me interesa tu mundillo; sobre todo, si estas pensando en hablar del mío. -Te gusta el cine, ¿verdad? –comentó Joe mientras acariciaba a Luna, que acababa de pegársele a una pierna.
-Entre otras cosas. Me gustan los productos de la imaginación.
-Ajá.
-Pero no estoy segura de si quiero que Hollywood conozca mi opinión sobre la brujería. -Podemos hablarlo – Joe sonrió y ____ comprendió que aquella sonrisa también tenía su poder-. En ese momento, Luna saltó sobre la mesa-. Mira, yo no quiero hablar a favor ni en contra. No estoy intentando cambiar el mundo. Solo quiero hacer una película.
-¿Y por qué ese gusto por el terror y lo esotérico?
-¿Por qué? –se encogió de hombros-. No sé. Quizá porque cuando la gente ve una película de miedo deja de pensar en el día tan aburrido que ha tenido en el trabajo después de dar el primer grito… O quizá porque la primera vez que pasé de la primera base con una chica fue cuando se echó a mis brazos durante una proyección a medianoche de Halloween.
_____ se quedó pensativa. Podría ser que, solo tal vez, debajo de esa fachada arrogante se escondiera un alma sensible. Desde luego, talento y encanto no le faltaban.
-¿Por qué no me hablas del guión? –preguntó con cautela.
-Todavía no he comenzado a escribirlo. Me gusta documentarme antes –respondió él-. Se puede obtener mucha información leyendo libros. Ya he investigado algo. Pero me interesa el punto de vista personal. ¿Qué te hizo meterte en la brujería?, ¿asistes a aquelarres? ¿qué ropa prefieres?
-Me temo que no vas por buen camino. Eso suena como si me hubiera apuntado a algún club extraño.



Volver arriba Ir abajo
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 10th 2012, 06:01

Parte 7

-Club, congregación… un grupo con los mismos intereses, en definitiva.
-Yo no pertenezco a ningún grupo. Prefiero trabajar sola.
-¿Por qué? –se interesó Joe.
-Hay grupos respetuosos y otros no. Algunos se toman a risa la brujería o se meten con cosas que es mejor no tocar.
-La magia negra.
-Llámalo como quieras.
-Y tú eres una bruja blanca.
-Estás lleno de etiquetas – ____ alzó su copa con inquietud. No le gustaba hablar de aquel tema, pero, ya que había accedido, no quería malentendidos-. Todos nacemos con ciertos poderes, Joe. Tú sabes contar historias entretenidas. Y atraer a las mujeres. Estoy segura de que tú respetas y utilizas esos poderes. Yo hago lo mismo con los mios.
-¿Cuáles son? Dejó la copa en la mesa y lo miró a los ojos. Aquella mirada lo hizo sentirse beep por haber preguntado.
-¿Qué esperas?, ¿una demostración? –replicó ____, impacientada.
-Me encantaría –dijo Joe cuando logró separar los ojos de aquella mirada que casi lo había hechizado-. ¿Qué se te ocurre?
-¿Qué tal un par de relámpagos?, ¿o prefieres que baje la luna del cielo?
-Lo dejo a tu elección –contestó Joe, con una sonrisa seductora que la inquietó. ¿Cómo podía ser tan irreverente?, pensó malhumorada mientras se ponía de pie. Se merecía que…
- ____. Esta se giró y se obligó a reprimir su ira.
-Ana. No sabía por qué, pero Joe estaba convencido de que había estado a punto de provocar un desastre. De alguna manera, se había sendio tan ensimismado con _____, que no había notado ni un terremoto. Y ahora lo había soltado de sus redes, dejándolo aturdido, para atender a la esbelta rubia que acababa de entrar.
Era preciosa y, a pesar de ser una cabeza más baja que ____, también poseía una extraña fuerza. Sus ojos eran suaves, de un gris sereno. Llevaba una caja llena de hierbas aromáticas.
-No habías puesto el cartel –dijo Anastasia-. Así que he pasado a dejarte esto.
-Dame –respondió _____. Joe intuyó que ambas mujeres estaban intercambiando mensajes silenciosos con la mirada-. Ana, te presento a Joe Kirkland. Joe ,mi prima Anastasia.
-Lamento interrumpir –se disculpó esta con una voz tan suave y cálida como su mirada.
-No interrumpes –dijo ____ mientras él se ponía de pie-. Ya habíamos terminado
. -La primera entrevista –puntualizó Joe -. Ya seguiremos en otra ocasión. Encantado de conocerte. Hasta luego –se despidió de las dos mujeres.
- Joe –lo llamó ____, al tiempo que le ofrecía unas florecillas-. Un regalo. Símbolo del adiós.
No pudo resistirse. Se acercó a ella y le rozó los labios con la boca.
-Entonces no las quiero –rechazó Joe. A pesar suyo, ____ sonrió.
-¿Me lo vas a contar? –le preguntó Anastasia, una vez que estuvo a solas con su prima.
-No hay nada que contar. Es un incordio de hombre, pero tiene encanto. Un escritor con una visión muy particular sobre las brujas.
-Ah, sí, se trata de Joe Kirkland –dijo Anastasia mientras daba un sorbo de la copa con vino mediada de _____ -. El que escribió el guión de esa película de miedo a la que Sebastian y tú me llevasteis.
-Era inteligente
. -Y muy sangrienta –Anastasia dio un nuevo sorbo-. No he podido evitar notar la tensión. Parecía que estabas a punto de convertirlo en una rana.
-Me han entrado ganas –repuso ____ con satisfacción-. Tiene algo que me desquicia.
-Te desquicias con mucha facilidad. ¿No decías que ibas a trabajar para aumentar tu dominio de ti misma, cariño?
-Se ha marchado andando, ¿no? –se defendió ____ mientras bebía del vino que le había servido a Joe. En seguida comprendió que había cometido un error. Ese hombre se había quedado impregnado en el vidrio de la copa. Era un hombre imponente, pensó _____.
A pesar de su sonrisa fácil y su aspecto relajado, era un hombre realmente imponente. Quizá aquel encuentro no había sido azaroso, sino causa del destino.
Quizá tuviera que hacer frente a Joe Kirkland… y mostrarle su magia.



Volver arriba Ir abajo
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 10th 2012, 06:03

Hay esta el primer Cap!
comenten porfa!!!
Volver arriba Ir abajo
LoveJoBros
Nuev@


Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 06/03/2012

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 11th 2012, 08:49

ME ENCANTA!!!!
Te puedo dar un concejo? no se tan solo si lo quiere tomar...
Me gustaría que le pongas nombre a la chica "___" (ya se que es "Joe y Tu" osea "yo") pero aveces no me gusta decir mi nombre ja.. Cada vez que leo una nove con "___" sale automáticamente mi nombre. Y aveces no se si dice el nombre completo o se abrevia "cariñosamente".
Pero igual me ENCANTA, es estupenda...
SÍGUELA!!!!! =)
Volver arriba Ir abajo
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 11th 2012, 13:25

Jajaja Lo tendré en cuenta,
veras estuve pensando llamarla "Demi" o no se...
como prefirais, elige un nombre, y veremos...
xD Que bueno que te guste!
Volver arriba Ir abajo
LoveJoBros
Nuev@


Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 06/03/2012

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 12th 2012, 08:47

No lo se, me gustan (para una "bruja Joven")
Scarlett
Alice
Laila
Celina
Dana
Emy
Geena
Volver arriba Ir abajo
Maaii De Lamela♥
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 472
Edad : 19
Localización : En Roma Con El Amor De Mi Vida ♥
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 12th 2012, 16:36

New Lectora!♥


OMG!.Siguelaa!..Estaa De Lo Mejoor! e.e



Saluudos! ☻
Volver arriba Ir abajo
http://www.destinyjonasdelamela.blogspot.com
Maaii De Lamela♥
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 472
Edad : 19
Localización : En Roma Con El Amor De Mi Vida ♥
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 12th 2012, 19:37

Esperoo Capii! e.e
Volver arriba Ir abajo
http://www.destinyjonasdelamela.blogspot.com
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 13th 2012, 14:45

Capitulo 2 parte 1.

Sabrina disfrutaba de la paz de las tardes de domingo. Era su día para abandonarse al ocio y, desde que había nacido, siempre había agradecido esos descansos. No era que evitara el trabajo. Había dedicado mucho tiempo y esfuerzo en asegurarse de que su tienda tuviese éxito… sin haberse allanado el camino con sus poderes mágicos. Con todo, tenía la convicción de que la recompensa ideal a todo esfuerzo era la relajación. A diferencia de otros dueños de comercios,
Sabrina no se angustiaba con los libros, el inventario y las ganancias. Se limitaba a hacer lo que creía que debía hacerse y luego, cuando salía de la tienda, se olvidaba del negocio por completo. No entendía cómo podía haber personas capaces de perderse un día tan precioso mordiendose las uñas con la contabilidad. Ella había contratado a un contable a tan efecto. Y si no había contratado a una asistenta, era porque no le gustaba la idea de que una desconocida pudiera fisgar en sus cosas personales. Ella era la única que se ocupaba del mantenimiento de su casa. Aunque tenía un jardín muy grande y hacía tiempo que había aceptado que jamás se daría la maña de su prima Anastasia, era ella quien cultivaba las flores.
Se arrodilló bajo un rayo de sol, junto a una explanada en la que florecían las fragancias de la primavera. Podía distinguirse el olor a romero, jacinto y jazmin. De fondo el arrullo del mar, a escasos cien metros de ella. Era uno de esos días preciosos y perfectos en los que el cielo brillaba azul y el viento, suave y juguetón, llevaba impregnado el aroma del agua y de las flores. Al otro lado de la valla de árboles que delimitaba su propiedad, podía oir el ruido ocasional del coche de un turista que iba a comtemplar el paisaje. Luna estaba tumbada en un círculo de sol, con los ojos casi cerrados.
De no haber estado junto a Sabrina, quizá habría intentado cazar algún pájaro; pero su ama era muy rigurosa con tales hábitos. Sabrina acarició el lomo de su perro, Pan, mientras miraba su jardincito. Se estaba quedando sin bálsamo de angélica y polvos de hisopo, de modo que penso recoger algunas ramitas. Decidió, sin embargo, dejarlo para la noche. A la luz de la luna. Esas cosas eran mejor hacerlas a la luz de la luna. Mientras tanto, disfrutaría del sol. No podía pasar por allí sin admirar ese sitio, el lugar donde había nacido. Aunque había viajado a muchos otros paises y había visto lugares de ensueño, ella pertenecía a Monterrey. Pues, según había sabido años atrás, sería alli donde encontraría el amor y tendría hijos
. Sabrina suspiró y cerró los ojos. Eso podía esperar, musitó. Por el momento, estaba satisfecha con la vida que llevaba. El perro se puso de pie y emitió un ladrido de advertencia, pero Sabrina no se molestó. No había necesitado la bola de cristal para averiguarlo, sino que, sencillamente, le habia bastado con su intuición femenina. Permaneció sentada, sonriente, mientras el perro ladraba nervioso. Sintió curiosidad por ver cómo manejaba la situación Joe Kirkland. ¿Cómo debía reaccionar un hombre que había ido a ver a una mujer protegida por…?
Joe sabía que no era un lobo, ¡pero vaya sí lo parecía! Y estaba convencido de que si la mujer lo azuzaba, el animal se le tiraría al cuello.
-Bonito perro –dijo cuando se hubo acercado a Sabrina -. Y muy grande.
-¿Has salido a dar un paseo?
-Más o menos. El perro seguía ladrando, empezó a olfatear a Ucker y este notó que una gota de sudor le bajaba por la espalda.
-Yo… -entonces, el pero lo miró y Joe se quedó asombrado por el brillo azul de sus ojos-. ¡Guau!, ¡qué bonito eres! –añadió. Extendió una mano para acariciarlo y el perro lo recompensó lamiéndosela. Sabrina lo escudriñó. Pan nunca había mordido a nadie, pero tampoco acostumbraba a hacer amigos tan rápido.
-Se te dan bien los animales –comentó ella, mientras Joe se arrodillaba para jugar con el perro. -Saben que en el fondo sigo siendo un niño –replicó él-. ¿De qué raza es?
-¿Pan? – Sabrina a esbozó una sonrisa misteriosa-. Digamos que es un Donovan. ¿Qué puedo hacer por ti, Ucker?
Este la miró: estaba iluminada por el sol y se había recogido el pelo en un moño, bajo un sombrero de paja. Llevaba unos vaqueros muy ajustados y una camiseta holgada. Estaba descalza. Nunca se le había ocurrido que unos pies descalzos pudieran ser sexys… hasta entonces.
-Aparte de eso –dijo Sabrina con un tono divertido que lo hizo sonreir. Era obvio que no la ofendía que la encontraran deseable-. ¿Por qué no empiezas diciéndome cómo me has encontrado?
-Vamos, cariño, sabes que eres famosa –Joe se sentó en el cesped, junto a ella-. Cené en el restaurante que hay al lado de tu tienda, charlé un poco con la camarera…
-¿No me digas? Joe extendió la mano para jugar con el amuleto que llevaba ella, una media luna con una inscripción… ¿en griego?
-El caso es que resultó ser una buena fuente de información. La fascinas y acobardas. ¿Suele ser esa la impresión que causas a los demás?
-A casi todos –confirmó Sabrina, divertida-. ¿No te ha contado que todas las linas llenas cruzo la bahía en mi escoba voladora?
-Casi –Joe soltó el amuleto-. Me sorprende que personas inteligentes se dejen atrapar por lo sobrenatural.
-¿No es asó como te ganas la vida?
-Exacto. Y, hablando de ganarme la vida, creo que tú y yo empezados con mal pie la otra mañana. ¿Qué tal si lo olvidamos todo?
-Ya veré… -repuso Sabrina, sonriente. Era difícil estar enfadada con un hombre atractivo en un día tan hermoso.
-¿Sabes mucho de flores? –preguntó Joe tratando de introducir el tema que el interesaba sin brusquedad.
-Algunas cosas.
-Quizá puedas decirme qué tengo en mi jardín y qué debería hacer con él. -Alquilar los servicios de un jardinero –repuso Sabrina. Luego lo miró a la cara y sonrió-. Supongo que podría encontrar un hueco para echar un vistazo.
-Te estaría muy agradecido –dijo Joe-. Y te agradecería todavia más que me ayudaras con el guión. Cualquiera puede leer unos cuantos libros, pero a mí me interesaría disponer de una perspectiva más personal. Y…
-¿Qué pasa? –preguntó ella al interrumpirse Joe.
-Tienes estrellas en los ojos –murmuró este-. Pequeñas estrellas doradas… como rayos de sol sobre un mar a medianoche. Pero no es posible que el sol brille a medianoche.
-Todo es posible si sabes cómo conseguirlo –replicó Sabrina, sin desenlazar la mirada-. ¿Qué es lo que quieres, Joe?
-Ofrecer un par de horas de entretenimiento a la gente. Saber que se olvidarán de sus problemas, de la realidad, de todo, cuando entren en mi mundo. Una buena historia es como una puerta. Y se puede atravesar cada vez que se necesita.
Después de leerla o verla o escucharla, se puede volver a pasar por ella cuantas veces se quiera. Una vez que es tuya, es tuya para siempre –Joe se detuvo, sorprendido y violento. Ese tipo de filosofada no encajaba con la imagen desenfadada que solía ofrecer. Se había sometido a entrevistas maratonianas y nunca le habían sacado una respuesta tan simple y sincera como esa. Y ella se había limitado a preguntar-. Y, por supuesto, quiero forrarme a ganar pasata –añadió, tratando de sonreir.




Volver arriba Ir abajo
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 13th 2012, 14:52

Parte 2

-No veo que lo uno vaya en contra de lo otro. En mi familia han contado historias desde las hadas a mi madre. Comprendemos el valor de una buena historia –repuso Sabrina -. Si accedo a ayudarte, debes huir de los tópicos, como el de la vieja revieja riéndose estrepitosamente mientras mezcla beleño en el caldero.
-Convenceme de que no es asi –Joe sonrió.
-Cuidado con lo que pides –le advirtió ella-. Vamos dentro, tengo sed. Como ya no tenía miedo de que el perro se lo zampara, Joe tuvo la oportunidad de admirar la casa. Ya sabía que muchas de las casas de Monterrey eran extraordinarias. Él mismo se había comprado una. Pero la de Sabrina tenía el atractivo añadido de la edad y el buen gusto.
Eran tres plantas de piedra, con torres que se elevaban sin caer en lo gótico ni en los excesos decorativos del barroco. También había esculturas de hadas y sirenas, los ventanales brillaban con el sol y las plantas trepadoras se extendían por toda la pared. “Interior, noche”, pensó Joe.
“Dentro de la torre más alta de la vieja casa de piedra, la joven y bella bruja se sienta en medio de un circulo de velas. La pieza está en penumbra y las llamas iluminan las caras de las estatuas, las copas de plata, una bola de cristal. Ella lleva una bata blanca abierta hasta la cintura. Sobre su pecho cuelga un amuleto. La bruja levanta dos fotografias en el aire. Las velas crepitan. El viento penetra la pieza, le revuelve el pelo y le abre la bata. La bruja murmura unas palabras indescifrables, coloca las fotos sobre una bandeja de plata y les prende fuego. Una sonrisa curva sus labios… Fundido en negro”
. No estaba mal, aunque seguro que podía darle más color a una escena de un conjunto amoroso. Mientras tanto, Sabrina lo guiaba por el lateral de la casa, donde un grupo de cipreses permanecían alerta. Cruzaron el patio de piedra dominado por una fuente con forma de mujer.
-¿Quién es? –preguntó él. -Tiene muchos nombres – Sabrina se acercó a la fuente, bebió un sorbo y tiró el resto del agua al suelo, para la diosa. Sin mediar palabra, salió del patio y entró en una cocina soleada-. ¿Crees que hay un Creador?
-Sí, bueno… supongo –contestó Joe, sorprendido e incómodo, mientras ella se acercaba al fregadero para limpiarse las manos-. Esto… tu brujería… ¿es una cosa religiosa? Sabrina sonrió mientras sacaba una jarra de limonada de la nevera.
-La vida es una cosa religiosa. Pero no te preocupes, Joe. No intentaré convertirte –llenó dos vasos con cubitos de hielo-. No debería incomodarte. Tus historias tratan siempre de la bondad y la maldad. La gente siempre está tomando decisiones y eso los sitúa en uno u otro extremo.
-¿Y tú?
-Digamos que me esfuerzo por controlar mis impulsos menos atractivos –dijo Sabrina mientras le daba un vaso a Joe y salía de la cocina-. Aunque no siempre lo consigo. Mientras hablaba, lo condujo por un pasillo ancho, cuyas paredes estaban decoradas con tapices mitológicos, candelabros y platos de cobre y plata.
Entró en el que siempre había sido el salón favorito de su abuela. Las paredes estaban pintadas de un rosa pálido, como rosa era asi mismo el color de la alfombra que cubría todo el suelo. La chimenea estaba abastecida de leños, preparada para arder cuando la noche enfriara el interior. Una suave brisa entraba por las ventanas, jugaba con las cortinas y llevaba el aroma del jardín.
Como en la tienda, había bolas de cristal y varitas magicas diseminadas por el salón, así como una colección de piezas de escultura: pebeteros de peltre, hadas de bronce, dragones de porcelana…
-¿Tocas? –preguntó Joe al ver un arpa dorada.
-Solo cuando me apetece –repuso ella. La divertía verlo moverse por la habitación, jugando con esto y examinando aquello. Apreciaba su curiosidad. Joe agarró una copa y la olfateó:
-Esto huele a…
-¿Llamas del infierno? –sugirió Sabrina. Joe la devolvió a su sitio y agarró una varita de amatista adornada con hilos de plata.
-¿Es una varita mágica? –preguntó él.
-Por supuesto. Cuidado con lo que deseas –respondió Sabrina, quitándole la varita con delicadeza.
-Yo también tengo una colección de estas cosas –dijoél mientras veía su reflejo en una bola de cristal-. El mes pasado conseguí la máscara de un chamán en una subasta, por ejemplo. Parece que tenemos algo en común.
-Cierto gusto artístico –concretó Sabrina mientras se sentaba en un sofá.
-Y la literatura –añadió Ucker mientras echaba un vistazo a la librería-. Lovecraft, Bradbury, Stephen King… ¡Una primera edición del Drácula de Bram Stoker! ¿Me la cambias por mi brazo derecho?
-Ya veremos…
-Siempre deseé que hubiera alabado mi Sangre de medianoche –comentó mientras leía otros títulos-. Las cuatro esferas doradas, El rey alado, Susurros al viento. Tienes la colección entera. Y en primeras ediciones.
-¿Te gusta Bryna?
-¿Bromeas? –era como encontrarse con una vieja amiga-. He leido todo lo que ha escrito una docena de veces. El que piense que es una autora solo para niños es beep. Es poesía, magia y moraleja todo junto. Y las ilustraciones son maravillosas. Mataría por un original, pero no se venden.
-¿Se lo has preguntado? –quiso saber Sabrina, interesada. -Se lo he rogado a su agente, pero no ha habido suerte. Vive en algún castillo perdido de Irlanda y supongo que empapelará las paredes con los bocetos de sus dibujos. Ojalá… Joe se giró al oír que Sabrina reía.
-En realidad los guarda en unos álbumes enormes, para enseñárselos a los nietos que algún día espera tener.
-¡Donovan!, ¿Bryna Donovan! –exclamó Joe-. ¡Es tu madre!
-Sí, y la encantará saber que te gustan sus libros –dijo Sabrina -. Mis padres vivieron aquí intermitentemente durante varios años. La primera novela que le publicaron a mi madre la escribió arriba, mientras estaba embarazada de mi. Siempre dice que fui yo quien le insistí para que escribiera esa historia.
-¿Tu madre cree que eres una bruja?
-Eso sería mejor que se lo preguntaras a ella, si tienes ocasión.
-Eso es una evasiva –Joe se sentó cómodamente en el sofá, junto a Sabrina. Era imposible no sentirse cómodo con una mujer que se rodeaba de cosas que a él mismo lo encantaban-. Digámoslo de otra manera: ¿tu familia tiene algún problema con tus intereses? Le gustó lo relajado que veía a Joe, con las piernas extendidas, como si se sintiera en casa y llevara años sentándose en ese sofá.
-Mi familia siempre ha sabido lo importante que es enfocar las energías en una dirección. ¿Tus padres tienen algún problema con tus inquietudes? –replicó Sabrina.
-Nunca los conocí.
-Lo siento –lamentó ella con sinceridad. Su familia siempre habia sido su centro. No podía imaginarse vivir sin ellos. -No importa –pero Joe se levantó, molesto por aquella muestra de compasión. Ya había dejado atrás los malos tiempos sumidos en la tristeza, ¿no?-. Lo que me interesa es saber la postura de tus padres. Quiero decir, ¿cómo reaccionan unos padres normales cuando descubren que su hija es una bruja?, ¿hiciste tus primeros pinitos de pequeña?
-¿Qué? –preguntó Sabrina, ofendida.
-Es que igual pongo un prólogo, con los primeros años de la protagonista –repuso él. Le estaba prestando menos atención a ella que al salón, al entorno. Caminaba sin parar mientras daba vueltas a sus pensamientos-. Quizá un niño la empuja y ella lo convierte en una rana. Algo así. No estoy seguro de cómo quiero enfocarlo, por eso me gustaría que empezáramos desde el principio. Cuéntame: ¿cómo empezó todo?, ¿qué libros leías?, cualquier cosa. Luego podré adornarlo para que funcione en la pantalla.





Mañana pongo mas!!
comenten porfa!
he decidido llamarla como origalmente se llama.
UNa cosita, es una saga, son 5 libros así que si os interesa leerla!
Volver arriba Ir abajo
jonatik4everrr
Novia De..


Cantidad de envíos : 658
Fecha de inscripción : 27/11/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 13th 2012, 23:18

Seguilaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
camilitalovato
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 440
Edad : 18
Localización : Viviendo una aventura con Joe Jonas ;)
Fecha de inscripción : 25/04/2011

MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Marzo 15th 2012, 14:30

Capitulo 2 parte 3

Le entraron ganas de estrangularlo. Y tendría que esforzarse mucho para no hacerlo.
-Nací con sangre de elfo –arrancó Sabrina con un tono de voz que lo dejó paralizado-. Soy bruja de nacimiento y mi herencia se remonta a los celtas. Mis poderes son un don que se transmite de generación en generación. Cuando encuentre a un hombre fuerte, tendremos hijos y ellos heredarán también.
-¡Buena idea! Eso de la sangre de elfo puede dar mucho juego –dijo Joe, convencido de que Sabrina le estaba tomando el pelo-. Bueno, ¿Cuándo te diste cuenta de que eras una bruja?
Se le estaba agotando la paciencia. El salón tembló mientras ella contenía su furia. Joe la levantó en brazos sin darle tiempo a que protestara y la llevó fuera del salón
. -No ha sido nada –comentó él cuando regresó la normalidad, sin dejar de sujetarla, sin embargo-. Yo estaba en San Francisco durante el último terremoto. Así que lo había tomado por un terremoto.
Mejor, decidió Sabrina. No tenía por qué perder la calma ni desesperarse porque él se negara a creer su historia. En cualquier caso, era bonito como habia saltado para protegerla. Joe se atrevió a deslizar los dedos por la espalda de Sabrina, la cual se dejó acariciar como su gata Luna.
Estaba claro que perdía el tiempo enfadandose cuando el corazón le había dado un vuelco tan grande. Aunque quizá no fuera sabio de su parte ponerse a prueba de ese modo.
-Podrías mudarte al Norte –propuso ella.
-Tornados –Joe denegó con la cabeza.
-Al Este entonces –dijo Sabrina mientras le rodeaba el cuello con los brazos.
-Ventiscas.
-¿Al Sur? –sugirió, poniendo las manos en el pecho de Joe.
-Huracanes –Ucker le quitó el sombrero de la cabeza y le acarició con dulzura su sedoso cabello suelto-. En todos sitios hay desastres. Mejor quedarse quieto y arreglárselas con el lugar al que perteneces.
-Tú y yo no vamos a arreglarnos – Sabrina le rozó la boca provocativamente con los labios-. Pero podemos probar. Joe tomó su boca confiado. No consideraba que las mujeres fuesen un desastre… Aunque quizá.
No sintió el suelo abrirse ni el rugido del viento, pero nada más rozar los labios de Sabrina supo que una fuerza irresistible a la que el hombre aún no le había puesto nombre lo estaba arrastrando. Estaba entre sus brazos, suave y cálida como la cera derretida. De creer en esas cosas, habría pensado que su cuerpo estaba diseñado para fundirse con el suyo. Introdujo las manos bajos la camiseta de Sabrian y le apretó la espalda para acercarla más, para asegurarse de que era de verdad, no un ensueño o una fantasia. Pudo comprobar que era real, pero sus labios tenian un sabor soñador.
Algo sonó en el aire, un murmullo que no pudo entender. Había sido un suspiro, de placer y terror. Sabrina estaba acostumbrada a disfrutar con los hombres. Nunca la habian enseñado a avergonzarse de gozar con el hombre adecuado en el momento adecuado. Ni siquiera habia aprendido a temer su propia sexualidad, sino a celebrarla, quererla y protegerla. Con todo, en ese momento, por primera vez, sintió miedo con un hombre. Un beso solo era un beso, así de sencillo.
Pero no había nada de sencillo en esos labios que estaban electrizandola. Quiso creer que el poder procedía de ella; que era ella la responsable de ese vendabal de emociones. Pero el temor seguía allí, y supo que se debía a que estaba sucediendo algo que escapaba a su dominio.
Se apartó de Joe, lentamente, adrede. Por nada del mundo quería mostrarle el poder que ejercía sobre ella. Cerró la mano, apretando su amuleto, y recobró la firmeza. Joe se sentía como el último superviviente de un accidente ferroviario. Metió las manos en los bolsillos para no volver a abrazarla. No le importaba jugar con fuego… pero sí saber quien sujetaba la cerilla… Sabía de sobra quien habia llevado las riendas de ese experimento y ese no habia sido Joseph Kirkland.
-¿Te gusta hipnotizar a la gente? –preguntó él. Sabrina volvió a sentarse en el sofá y se forzó a sonreír con naturalidad.
-¿Crees que eso es lo que ha pasado?
-Yo solo quiero estar seguro de que cuando te beso es idea mía. Sabrina alzó la barbilla con un orgullo que también corría por sus venas desde tiempo inmemorial
-¡Puedes tener las ideas que quieras, pero nunca he usado ningún truco mágico para que un hombre me desee –repuso ella-. Y si decidiera poseerte, no solo estarías dispuesto, sino agradecido –añadió sonriente. No lo dudaba, y eso le arañaba el orgullo.
-Si yo dijera algo asi, me tacharías de machista egocéntrico.
-La verdad no tiene nada que ver con el sexo ni el egocentrismo –replicó Sabrina mientras Luna saltaba para posarse sobre su regazo-. Si no estás dispuesto a correr el riesgo, podemos romper nuestra… relación de trabajo
. -¿Crees que te tengo miedo? –preguntó Joe-. Muñeca, hace mucho que no pienso con las hormonas.
-Me alegra saberlo. No me gustaría pensar en ti como en un esclavo de una mujer calculadora.
-La cuestión es –prosiguió él –que si vamos a seguir adelante con esto, deberíamos sentar ciertas normas. Tenía que estar loco, decidió Joe. Cinco minutos antes había estado abrazado a una mujer sexy e increíblemente deliciosa y ahora estaba tratando de encontrar la manera de que este no lo sedujese.
-No. Las reglas no se me dan bien. Tendrás que arriesgarte, Joe. Pero haremos un trato; intentaré no acosarte demasiado si tú dejas de hablar de brujería sin tener ni idea –propuso Sabrina, al tiempo que se echaba el pelo hacia atrás con los dedos-. Me saca de quicio. Y cuando estoy enfadada, a veces hago cosas de las que luego me arrepiento. -Pero tengo que hacerte preguntas –objetó él.





Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(    Hoy a las 19:04

Volver arriba Ir abajo
 
Embrujo (JOE Y TU) HOT AND ROMANTIC CANCELADA! :(
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Big Troubles - Romantic Comedy (2011)
» Invisible...or not (Nick&Tu) [Dramatic&Romantic]WN
» Adicta a tu cuerpo ... ( romantic , dram y muy hot )
» Una Novia Temporal [[ Joe & tu ]] [[Romantic and hot ♥]]
» PAUL JANZ - Every little tear (Renegade romantic - 1990)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: