Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Una Oportunidad para Amar.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Una Oportunidad para Amar.    Febrero 26th 2012, 13:41

Sinopsis


Despues de una maravillosa Noche de pasión el millonario Joseph Jonas despidió a su Secretaria Susan Jacobs después de 3 años trabajando para el. De pronto se encontró sin trabajo, y embarazada...



5 meses después de una estúpida manera el Empresario Jonas se entero que su antigua secretaria estaba embarazada de su hijo. La busco por doquier, hasta encontrarla con el fin de casarse con ella.



Susan resignada sin dinero, y muy delicada por el embarazo acepto la propuesta todo por el bienestar de su hijo.



Durante muchos años el había pasado de matrimonios a matrimonios, y no tenia pensado enamorarse de nuevo... Susan le ofrecia además de un hijo todo el amor que un hombre desearía tener, pero; seria capaz El millonario hombre de dejar que otra mujer mas entrara en su vida y en su corazón para siempre?
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Febrero 26th 2012, 13:44

Prologo

5 Meses Antes...



Susan trato de estirar sus brazos agarrotados pero no pudo. Unos fuertes brazos la rodeaban a ella, apretándola a un fuerte y velludo pecho.



Abrió los ojos despacio, y observo al delicado y masculino rostro frente a ella. El cabello era negro y abundante. Sus ojos cerrados los conocía a la perfección; eran de un suave color caramelo. Sus labios eran rosados y gruesos, y aun más suaves de lo que se observaba a simple vista. Una corta barba de dos días cubría toda su mandíbula cuadrada y perfecta.



Esos eran todos los rasgos de habían llamados su atención por primera vez al conocer a su Jefe.



Se veía mas relajado y hermoso cuando estaba tranquilo y sereno, pero eso ocurria muy pocas veces y este era uno de esos momentos.

Ella era la secretaria personal de el desde hacia tres años pero en ese momento era su amante.



Desde que había entrado a Jonas Corporation, se había quedado encantada con todas las palabras que decían las mujeres sobre lo guapo y varonil que seria su jefe, pero mas asombrada se había quedado al verlo en persona.

Durante esos maravillosos años sintió mas que una simple relación de jefe y empleada. Siempre que se miraban sentía que una corriente eléctrica pasaba a traves de ellos. Lo había observado mas de una vez mirando su cuerpo cubierto por el fino traje de falda y camisa que ahora descansaba en el piso de aquella habitación de hotel.



Definitivamente entre ellos siempre hubo una atracción que ningúno había comentado hasta aquella noche.

Una importante reunión del trabajo con varios socios. Tragos de mas y cuando el la había acompañado hasta su habitación no aguanto mas y la beso con euforia hasta introducirla al cuarto y quedar reducido a una maravillosa noche de pasión juntos.

Sintió la respiración acompasada de el en sus labios. Recordo como esos labios habían recorrido hasta el ultimo centímetro de su cuerpo volviéndola loca.

Su mano se levanto para acariciar esos labios carnosos que tanto la llamaban.



-Que haces?



La voz profunda y ronca hizo que ella parara su camino hasta sus labios y dejara caer la mano de nuevo sobre su pecho.



Levanto la vista y observo sus ojos entre abiertos que la miraban fijamente. Parecían mas oscuros que la noche pasada cuando el deseo que había en sus ojos no los había podido ocultar.



Asustada tapo como pudo su cuerpo desnudo de el.



-No hay nada que no haya visto antes.



Susan sintió como las mejillas se le calentaban hasta sonrojarse.

De pronto desenrosco los brazos sobre la cintura de ella, y se levanto rápidamente de la cama sin siquiera taparse para dirigirse al baño.

Con el corazón en la garganta susan se sento, y enrosco la sabana alrededor de su cuerpo.



La puerta del baño se abrió y salió Joseph caminando rápidamente sin siquiera mirarla. Esta vez llevaba puestos el pantalón de vestir color plomo abrochado a la altura de sus caderas.

Susan se sonrojo de nuevo al recordar su cuerpo desnudo junto al de ella. Era mas maravilloso de lo que pensaba cuando lo vio con ese traje negro Gucci amoldado perfectamente a su cuerpo la primera vez.

Tomo la camisa blanca del piso para colocarla sobre su perfecto torso al igual que la espalda marcada por las horas que pasaba en el gimnasio. A pesar de tan solo tener 30 años para él era importante estar en forma aunque no lo necesitase.



-A donde vas?



El se paro en seco para voltear a verla.



- A donde mas crees? A mi habitación.

- Y lo que paso anoche?- Pregunto Susan con el corazón echo pedazo.

- Creias que iba a ver algo mas que una noche?- Rio irónicamente- Estas equivocada... Te dije desde el principio que no seria mas que una noche. No quiero otra esposa en mi vida Susan.

- Pero...



El se acerco hasta ella y se sento a su lado para acariciar su mejilla.



-Te enamoraste de mi pequeña?



Era 3 años menor que el y por cariño le llamaba pequeña.



- Joseph...

- Te dije que no lo hicieras.

- Pero no es amor, es...

- Deseo. Yo también lo siento.

- Y que haremos?

- De que?

- No podre estar en la misma oficina y estar como si no pasara nada- Replico



Susan tapándose mejor al ver como observaba su busto.



- Y que quieres que haga?! Que ponga una pared?- Gruño levantándose de su lado.

- No se!

- Bueno, estas despedida.

- Que?!

- No te quiero en mi empresa ya, ok?

Estaba furioso. Sus labios formaban una fina línea.

- Pero por que?!

- No tengo la costumbre de relacionarme con mis empleados. Hasta nunca- Musito secamente, para luego salir de la habitación y tirar la puerta a sus espaldas.



Susan sentía como el corazón se le iba rompiendo pedazo a pedazo. Para ella era el hombre perfecto, y después de una noche de pasión se había quedado sin posibilidades de llegar a encontrar alguna vez otro asi.

Estaba sin trabajo, y sin corazón; que mas le podía pasar?



Capitulo 1

5 Meses Despues...



- Tome señorita.

- Gracias.

Inquieta y desesperada Susan tomo en sus manos la taza de café que había ordenado hace un rato a la joven de la cafetería.

Su mejor amiga la había citado al mismo lugar de siempre a beber una taza de café juntas y charlar un rato.

Su reloj de muñeca indicaba que eran las 5 de la tarde. Era la hora exacta de salida de su amiga de Jonas Corporation. Linda había sido quien le había pedido a Joseph una entrevista para su mejor amiga como su nueva secretaria.

No pudo evitar recordar sus días junto aquella oficina donde se encontraba su jefe dándole ordenes a todo el que pasaba por ahí, incluyéndola a ella.

-Susan?!

La voz de su amiga hizo que volteara a mirar hacia la puerta. Sus ojos estaban abiertos como platos, y la alegría que mostraba su rostro hizo que ella tambien se alegrara. Extrañaba sus días comíendo en la cafetería de la empresa, mientras charlaban un rato.

Se levanto de la silla, y camino hasta encontrarse con los brazos de su mejor amiga que se extendían hacia ella para recibirla con un fuerte abrazo.

- Te he extrañado Linda!

- Y yo a ti tonta!- Su amiga dio un respingón al abrazarla- Que tienes...?

La separo de su cuerpo, y su mirada se poso sobre la chaqueta gris que tapaba casi todo el cuerpo de Susan.

Linda confundida y hasta un poco asustada, dirigió sus manos y deslizo el cierre por la toda la cremallera hasta llegar a su final. Su boca formo una grande O, para luego ponerse tan blanca como la nieve que caía en las calles de Colorado en invierno.

- Estas...?

- Que crees tu?

Susan coloco sus pequeñas y delicadas manos sobre su abultado vientre tapado por un enorme suéter de lana blanco.

- Oh Dios mio! Quien es el padre?!

- Linda no he estado con mas nadie desde...

- Joseph...- Susurro su amiga aun mas perpleja

Ella solo asintió y volvió a acariciar su vientre al sentir unas suaves pataditas. 5 meses habían transcurrido desde que había estado con Joseph. Desde hace 5 meses se había enterado que llevaba a un pequeño bebe de ellos dos en su vientre.

Casi muere del susto cuando se entero que esperaba un bebe. Estaba sin trabajo, y sin nadie que la apoyara además de su prima que vivía con ella. Había estado a punto de llamarlo y contarle la noticia, pero en vez de eso se resigno a llorar por horas muchos días. Lo único que le había quedado de aquella maravillosa noche era esa pequeña criaturita que crecia dentro de ella.

- Pero... Como...? No se...

- Esa noche todo paso muy rápido, y no hubo momento de pensar Linda.

- Oh dios mio!- Musito Linda de nuevo asombrada- Pero siéntate! Cuentame como te ha ido todo!

- No muy bien la verdad- Confeso Susan mientras tomaba un sorbo de su café casi frio, y acariciaba su vientre tapado por el sueter blanco que su mama le había regalado para la navidad anterior. Cuando su padres se enteraran...

- Pero como has hecho para llevar todo esto? Y por que nunca me llamaste?

- Estuve trabajando para William's Corporation pero ahora no podre hacerlo mas.

William's Corporation era una de las cadenas de hoteles mas famosas al igual que la de la Familia Jonas. Era el clan enemigo. Había recurrido al señor Tyler William cuando mas nadie la había podido aceptar. Pero ahora todo había cambiado.

- Por que?!

- Ayer fui a consulta con el ginecólogo, y me ha recomendado reposo. Estos días no me he sentido nada bien, asi que ha pedido que pase en cama el mayor tiempo del dia, y que me cuide mi esposo. Pero el detalle es que no tengo esposo...

- Y por que no le has dicho a Joseph?

Se le encogió el corazón al recordar la ultima vez que lo había visto. Ella recordaba como el la había despedido pidiéndole que no volviera a su vida, ni a su trabajo. A la mañana siguiente cuando regreso a su casa, encontró todas sus pertenencias a las afueras de esta. Ni siquiera le había dado oportunidad de despedirse correctamente de el y de todos.

- Las cosas no terminaron bien la ultima vez que nos vimos.

- Pero eso ocurrió hace 5 meses! Y hace 5 meses no estabas embarazada de su hijo!

- No se si es niño- Reconocio Susan inocentemente.

- Ese no es el punto aquí Susan- Linda tomo sus manos entre las de ellas- Que vas a hacer ahora que no puedes trabajar?

- Tendre que ir con mis padres a florida.

Susan había visto como ultima opción irse a casa de sus padres, pero no le quedaba mas opcion. Era hija única, y quizás el mas grande orgullo de sus padres. Habia seguido los pasos de su padre estudiando como el, Informatica. Tenia miedo como fueran a tomar la decisión sus padres de que estaba embarazada y sin marido.

- Y como crees que lo tomen tus padres?

- ¡No lo se Linda! Tengo miedo... ¡Mucho miedo!

A Linda se le rompió el corazón y el alma al ver a su amiga indefensa y tan expuesta al mundo. Se acerco a ella y la abrazo fuertemente meciéndola como una pequeña que necesitaba refugio.

-Tienes que decirle.

- ¡No Linda! Y si trata de quitármelo? No podría aguantar una humillación mas de parte de el! Quizas ni crea que es su hijo...

- Pero intentalo Susan. Es por el bien de tu bebe- Le suplico Linda a su amiga con una esperanza en sus ojos.

- No creo que eso sea posible- Susan se paro rápidamente, colocándose de nuevo la chaqueta- Mejor me voy.

- ¡Oh no! ¡No hemos estado ni 20 minutos juntas! He pasado 5 meses sin verte y crees que no necesito hablar contigo?

Susan suspiro fuertemente. Volteo de nuevo a donde se encontraba su amiga con una mirada tierna y un puchero a los que no se podía negar.

Rio suavemente y se volvió a sentar junto linda.

- Que tienes que contarme.

- ¡Oh muchas cosas!- Exclamo linda emocionada- Primero comenzaremos con Peter.

- ¿Peter? ¿Quien es Peter?- Pregunto ella confundida.

El bebe no paraba de moverse en su barriga y algunas veces le producía cosquillas.

- ¿Que pasa? ¿Se Mueve?

Susan asintió sonriendo ampliamente. Sus días tenian sentidos gracias al pequeño bebe. Cada vez que le hablaba, el bebe daba un patada como si le escuchara. Cada vez que no comia el se movia inquieto y ella le hablaba tiernamente para calmarlo. Hasta en algunos casos le cantaba canciones y contaba cuentos como si ya lo tuviera entre sus brazos. No podía esperar a saber si era una niña o un varoncito, pero no lo sabria hasta la próxima consulta.

- Que inquieto es ella.

- O el- Insistio Susan sonriendo- Pero dime! Quien es Peter?

- Peter William, mi novio.

- El hermano de Tyler William?!- Pregunto incrédula.

- Si! Llevábamos saliendo un poco antes de que te despidieran.

- Y que tal es el chico?

- Un sueño- Aseguro Linda soltando un gran suspiro.

- El se ve mas amable que su hermano.

- Oh si que lo es!

- Por algo lo diras, no?

Su amiga se sonrojo hasta la coronilla y volvió a colocar sus manos sobre su vientre.

-En algunos casos lo he visto entrar a la oficina de Joseph y hablar con tranquilidad.

Su corazón se oprimió al escuchar aquel nombre. Llevaba 5 meses tratando de olvidarlo, pero había sido siempre en vano. Cuando siempre trataba de apartarlo de su mente, lo pasaban por televisión dando un discurso sobre un nuevo hotel que acabara de abrir. Cuando intentaba de nuevo despejarse la mente y comprar unos dulces en una tienda, lo había visto en la portada de una revista con un titular como: " El Soltero mas rico, y guapo del mundo. Todas las chicas caen rendida a sus pies" incluyendo ella pensó en ese momento antes de irse de la tienda sin dulces y con el estomago revuelto.

Para el su vida seguía siendo la misma, pero para ella su vida había dado un giro de 180 grados de un momento a otro.

- Y que pasa con el señor Tyler y el señor Joseph?- El ultimo nombre se le atraganto en la garganta hasta que porfin salió.

- Parecen que nunca se han llevado de lo mejor. Siempre que tratan de aliarse, solo se escuchan gritos y quejas salir de la oficina del señor Joseph, y luego sale el señor William furioso echando humo hasta abandonar el lugar.

- ¡Oh! Es triste que dos cadenas de hoteles tan buenas como esas no puedan fusionarse por una vez en la vida.

- No hay nada que se pueda hacer- Linda tomo un sorbo de su moca, para luego sonreir ampliamente- ¡Me encanta como te vez! ¡Te luce el embarazo!

- Tu crees?- susan se sonrojo levemente.

- Si Su! Es mas levantante que quiero una foto de ti.

- No... ¡Nunca me han gustado las fotos!

- ¡Pero si soy yo tonta! Y estare yo contigo en la foto... Señorita podría tomarnos una foto?

La joven rubia que atendía el local asintió, y tomo el celular de Linda.

-Sonrie!

- Listo, y ahora?

- ¡No se! Que mas tienes que contarme?

- ¡Que tengo un antojo que me esta matando!

Linda rio a carcajada suelta, mientras depositaba el dinero sobre la mesa, y agarraba a su amiga del brazo.

-¡Vamos en busca de esos dulces entonces!

Por un momento después de esos 5 meses Susan se sintió Feliz, aunque no durara para toda la vida disfrutaría del momento.
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Febrero 26th 2012, 13:45

Aqui nueva novela Chcias!
ME dicen si les gusta y la sigo, si? Very Happy
Besos!!
Volver arriba Ir abajo
aBii
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2856
Edad : 26
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 01/06/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Febrero 27th 2012, 12:09

I LIKE!!!!!
susaaaaaaan pobresitaaaaa

me encanto la tienes que seguir
siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Febrero 27th 2012, 15:01

Capitulo 2


Joseph estaba furioso. Había perdido la mayor de las inversiones en estos 3 años por culpa de su nueva e inepta secretaria. Esta había tomado la dirección incorrecta, llevando a Joseph hasta un terreno vacio y espantoso. No era lo que tenia en mente. Después de una hora de esperar bajo el fuerte sol, con ese traje azul marino de 2.000 dolares, estaba acalorado e irritante.
En ese momento de frustacion, ante de meterse a su audi negro descapotable recibió una llamada. Era del dueño de aquellos terrenos solos, que en ese momento no dejaba de gritarle desde el otro lado del teléfono por haberlo dejado plantado. Antes de que tuviera la oportunidad de explicarle la situación el señor le había colgado el teléfono sin querer escuchar alguna palabra de parte de el.
Echo una furia recordó de nuevo el mas grande incidente que había cometido su secretaria, mientras se abrían las puertas del ascensor. Todos voltearon al escuchar las fuertes pisadas sobre el fino piso de madera que crujía cada vez que se acercaba mas. El saco lo llevaba en su mano, junto a su corbata dejando espacio libre a que entrara viento por la abertura que dejaba sus dos botones abiertos.
No dirigió ni una sola mirada a todos los empleados que lo miraban fijamente. Paro en seco al llegar a el escritorio de su secretaria que hablaba comodamente por teléfono sin percatarse de su presencia.
Sin siquiera darle tiempo a reaccionar quito el teléfono de su oído, y lo lanzo furioso contra al suelo hasta quedar reducido a puros trozos de material plateado.
Esta abrió la boca asombrada, pero cuando fue a decir una palabra con la cara como un tomate su jefe le dijo:
- ¡¡ESTA DESPEDIDA!!
- Pero…
- Desocupe la mesa rápidamente sino llamare a seguridad.
Escuchando las quejas de su ahora ex secretaria, camino hasta llegar a su oficina y tirar la puerta fuertemente.
Estaba cansado. Quería tomarse un buen trago de whisky, dormir y no despertar por un buen rato. La ineficiencia de su actual secretaria le recordó a su antigua secretaria Susan…
Solto un suspiro al recordar lo delicada y cariñosa que era al dirigirse a el. Hacia todo como era debido, y siempre le recordaba de sus reuniones tanto profesionales como familiares. Necesitaba una persona asi, pero como ella después de 5 meses haciendo entrevistas no había conseguido una idéntica.
Extrañaba como ella se preocupaba por su salud cuando nadie mas lo hacia. Extrañaba los días en que le dio apoyo por la ruptura de su ultimo y tercer matrimonio. Extrañaba sobre todo aquella noche de pasión juntos, en la que ella se había entregado a el sin miedo y sin pena. Aquella noche había sido delicada, y sexy a la vez. Queria tenerla de nuevo en su cama, pero aquello seria imposible. Tenia 5 meses sin saber de ella y para completarlo no quería volver a enamorarse. No quería que rompieran su corazón de nuevo.
Para olvidarse del calorón que tenia y no exactamente por el sol que había recibido por una hora, se levanto a servirse una copa de whisky.
La puerta a sus espaldas se abrió y se cerro de nuevo. Su hermano Nate esperaba una buena explicación a todo el alboroto que había ocurrido hace un rato afuera.
- Que?!
- Solo quiero saber que le ha pasado a mi hermano para destrozar un teléfono, y botar a la secretaria que por fin había aceptado.
Nate Jonas era el penultimo de los hermanos Jonas. Había seguido al igual que su hermano Joseph, con la herencia familiar. Con tan solo 27 años era dueño de una parte de la empresa, al igual que el corazón de su esposa. El era autoritario y serio, en cambio su esposa era delicada y tierna. La medicina perfecta para calmar su amargura y para completarlo estaban esperando su primera hija. En algunos casos a Joseph le había tocado pasar mas horas de trabajo para cubrir a su hermano, mientras este iba a cuidar de su esposa por sus últimos meses.
- Como esta Allie?
- No me cambies la conversación.
Joseph tomo un sorbo de su vaso, y lo miro fijamente de nuevo.
- Esta bien. A la pequeña Abby le falta muy poco para nacer.
- Es bueno saberlo. Quieres un trago?
- Sabes que no bebo pero gracias. Ahora dime, que acaba de pasar?
- Por culpa de mi secretaria fui al lugar equivocado y perdi el negocio con el señor O’connor.
- ¡No!
- Si, pero no ha querido contestar mis llamadas el señor.
- Tratare de contactarlo yo.
- Suerte. Por cierto, y Jackie?
- Quedo de ayudar a mama a decorar el árbol de navidad.
- Asi que esa es la razón por la que no ha venido hoy.
Jackie Jonas era la menor de la familia Jonas, quien también está encargada del negocio familiar. Con tan solo 25 era la mas protegida y mimada, por sus 3 hermanos mayores.
- Bueno vuelvo al trabajo.
- Ve tranquilo.
- Espero que no lances nada mas hoy.
- Tratare de hacerlo.


Joseph estaba aun mas agotado haciendo el trabajo difícil de su hermana. Al menos tenia la certeza de que se tardaban siempre un solo dia en arreglar el árbol de navidad.
Apurado salió de la oficina en busca de Linda, la secretaria de Nate su hermano para que le entregara una información faltante en los documentos de los hoteles en Detroit.
En el escritorio donde se debía encontrar esta no estaba. Escucho la voz de su hermano junto con la de Linda en su oficina. Impaciente espero al regreso de Linda sentadose sobre el escritorio de color caoba.
Todo tipo de objetos femeninos adornaban el lugar, desde flores recién cortadas, hasta maquillaje y fotos familiares.
La pantalla del escritorio estaba en negro, pero solo duro unos segundos hasta aparecer una foto en ella. El corazón de Joseph se detuvo por unos minutos, o quizás varios. Era Linda en una cafetería levemente alumbrada, con una sonrisa en su rostro. Pero lo que le sorprendió fue la persona a su lado, era Susan…
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Febrero 27th 2012, 15:02

Hola! yo aca de nuevo! Nuevo cap! disfrutenlo ;D
Volver arriba Ir abajo
aBii
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2856
Edad : 26
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 01/06/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Febrero 27th 2012, 22:07

Wuuuuuu yo saldré en la nove seré hija de
Nate XD jajajajaja
Ok que incompetente era la secretaria
como puede haber gente así no no no
y no puedo creer que Joe vio la foto obviamente
no fues solo eso vera tmb el vulto en la pansita
de Susan

Tienes que seguirá por favooooooooooooooooor
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Febrero 28th 2012, 19:06

Capitulo 3

Aun sin entender por que estaba tan embobado mirando a aquel par de mujeres, solto un suspiro ahogado. Susan parecía palida y delgada pero lo que aun mas le sorprendió fue ver el vientre abultado de Susan, tapado con un sueter blanco y sus manos como si tratara de protegerlo. Estaba embarazada, o a decir verdad, realmente embarazada...



-Señor Jonas, que neces...



Linda quedo pasmada, tan blanca como la pared al ver al hermano de su jefe viendo hacia su computadora donde estaba la foto con Susan. En un rápido movimiento apago la computadora y la foto desapareció.

-Susan esta embarazada?

Linda tenia miedo de decirle la verdad. Miedo de decirle que el era el padre. Pero era la hora de que su amiga fuera atendida como era.

- Asi parece, no?- Musito sarcásticamente.

- Desde hace cuanto?

- 5 meses.

Los recuerdos de Joseph volvieron a la maravillosa noche que estuvieron juntos. Hace 5 meses que no había estado con nadie. 5 meses...

Sintio como le latia el corazón fuertemente, para después parar en seco.

- Quien es el padre?- Ordeno secamente. El corazón volvia a latir furioso en su pecho.

- Señor Jonas necesito trabajar- Musito nerviosa tomando algunos papeles en sus manos.

Furioso se levanto de donde estaba sentado, y tomo a Linda por los brazos antes de que esta pudiera salir corriendo de allí.

-Quien es el padre?- Insistio en un gruñido.

La expresión de Linda fue de total nerviosismo. Ocultaba algo de lo que no quería que el se enterara.

-Linda te repito de nuevo. Quien es el padre?

Su rostro se pudo mas palido aun, mordiéndose el labio inferior desvio la mirada de Joseph. No podría decirle que el era el padre del hijo de su mejor amiga.

Pero ya era tarde. Joseph la miro tan palido como una pared. Ya lo sabia pensó Linda con los ojos cerrados.

Sintio como aquellas fuertes manos la soltaron de golpe y cuando abrió sus ojos de nuevo ya no estaba ahí. Ya se había ido y no sabia exactamente a donde.







Susan deslizo las tostadas listas con Queso, Jamon y una rodaje de tomate, sobre el plato Rojo que descansaba en la pequeña mesa para dos puestos. El apartamento parecía mas pequeño desde que su prima se había ido por 1 mes a Irak por su trabajo. Siempre había vivido con ella desde que se había independizado.

Despues de 2 semanas completamente sola, decidió ir al refugio de animales sin hogar y encontró un hermoso golden de tan solo 3 Meses que la cautivo por completo. Lo trajo a casa, le dio comida, lo baño y en este momento se encontraba plácidamente dormido sobre la alfombra que cubria una pequeña porción de la sala junto al comodo sofá color beige. Aquel mueble la ayudaba a dormir en algunos de sus malos días.

Tomo asiento comodamente para degustar sus tostadas preparadas no con mucho entusiasmo. Cuando sus dientes se posaron sobre el crujiente pan, un sonido la sobresalto soltando la comida sobre el plato.

Era la puerta y la persona que tocaba parecía impaciente.

-SUSANN!!

Su cuerpo se detuvo a centímetros de la puerta. Su corazón se paro y volvió a latir furiosamente. Era la voz de su Jefe. Su ex Jefe. Era la voz del Magnate Joseph Jonas.

Corrió a abrir la puerta y cuando lo hizo pensó que moriría. Ahí estaba el tan elegante como siempre con uno de sus trajes color carbón tan oscuro como su cabello. Su corbata estaba un poco suelta y tenia las mangas del saco arremangado, de resto todo parecía en su lugar. Pero lo que mas le impacto fue su mirada.

¿Rencor? ¿Odio? ¿O Asombro?

Luego se acordó que no estaba sola. Una pequeña patadita en su vientre le demostró que su bebe estaba ahí, frente a su padre.

- Que ocurre Señor Joseph?- Le pregunto con la voz entrecortada. Sentia que no podía respirar. Queria que se fuera para meterse bajo las sabanas y llorar hasta el otro dia.

- Ya no soy tu Jefe, asi que puedes dejar de llamarme señor- Su voz sonaba ronca y furiosa.

Algo no iba bien, pensó Susan arrugando la tela de su blusa premamá color turquesa entre sus manos.

- Y que querías Se... Joseph- Enfatizo su nombre al recordar con la informalidad que tenia que tratarlo ahora que no era su Jefe.

- Tenemos que hablar- Su mirada se dirigió a su vientre- Ahora.

- Estaba apunto de comer, y ya es tarde. ¿Que tal mañana?- Le Sugirio Susan nerviosa. Estaba intentando hacerle cambiar de opinión.

- No, necesitamos a hablar en este momento.

- Sobre...?

- Tu bebe, o querras decir, mi bebe...

Sintio que todo le daba vuelta. Habia ocurrido, lo que no quería que pasara. El sabia que esperaba un hijo suyo. De pronto para Susan todo se volvió negro.





-¡¡Maldicion!!

Joseph rápidamente tomo a Susan en sus brazos antes que su cabeza se golpeara contra el mármol del suelo. La noticia de que el se enterara que era su bebe no lo había tomado de lo mejor. La cargo en brazos hasta depositarla sobre el sofá Beige, sin despertar al pequeño cachorro que descansaba justo al lado.

No sabia que tenia un canino. O quizas no lo tuviera cuando el la había ido a ver por asuntos de trabajo infinidades de veces a su apartamento.

Preocupado paso la mano por su mejilla mojada levemente por una capa de sudor. Estaba nerviosa cuando lo había visto parado en la puerta de su casa. El sin embargo hay quedado impresionado con lo hermoso que podía ser una mujer embarazada en especial, Susan. Estaba realmente fascinante gracias al embarazo, pero en este momento estaba palida y desmayada sobre el sofá.

Gimio suavemente, al instante que abria sus delicados ojos grises que combinaban a la perfeccion con el cabello castaño claro derramado sobre sus hombros.

- Que paso?- Susurro con voz espantosamente ronca.

- Te desmayaste- Le respondió Joseph preocupado por su palidez.

- ¡Oh dios!

Susan se levanto de golpe del suave sofá, para ser empujada de nuevo por Joseph para que descanzara.

- Estas aun débil.

- Ya me siento bien- Murmuro entre dientes sujetando su cabeza.

- No lo estas. Estas mareada asi que quedate aquí y te buscare un vaso con agua.

- Joseph...

Para cuando había susurrado su nombre ya este había desaparecido por la puerta de la cocina. Minutos despues volvio con un vaso de agua.

-Toma- Musito entregándole el vaso

- Gracias- Susurro observándolo fijamente mientras bebía el frio liquido.

- Ya te sientes mejor?

Susan asintió levemente dejando caer su cabeza sobre el suave cojin, mientras respiraba como le habían enseñado a hacerlo en el curso de Pre- mama en el que su prima la había inscrito hace una semana. Si iba a ser madre soltera tenia que saber todo lo necesario para hacerlo correcto.

-Tenemos que hablar.

Joseph se arrodillo a la altura de la cabeza de Susan para mirarla fijamente, aunque ella no lo hiciera. El necesitaba tenerla cerca para hacer lo que estaba apunto de hacer.

Susan sintió su aroma masculino que le llego de golpee a sus fosas nasales, impregnándose en ellas. Le encanta su olor. Siempre le había encantado. Pensaba que era el hombre mas masculino que había conocido en toda su vida, o en lo que llevaba de ella.

Tenia que concentrarse en no abrir sus ojos y quedarse embobada mirando su perfecto rostro tan cerca de ella. Necesitaba pensar y normalmente no lo podía hacer con el tan cerca de ella.

Siempre se había preguntado las razones de por que sus 3 matrimonios pasados habían llegado al fracaso para un hombre tan poderoso y Hermoso, pero parecía que en la vida de el nada era perfecto.

- Necesitamos hablar- Insistio Joseph entre dientes. No parecía realmente contento.

- Te escucho- Susurro Susan con los ojos aun cerrados.

- Tenemos que casarnos
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Febrero 28th 2012, 19:08

Nuevo cap!!
Gracias Abii por tus hermosas palabras *-*
Adorarte!
Disfrutenlo!
Volver arriba Ir abajo
aBii
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2856
Edad : 26
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 01/06/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Febrero 28th 2012, 21:32

Un saludo especial para mi wiiii XD jajajaja

Ósea tu que te crees que puedes dejarme así como
así con toda la intriga en mi mente no no no jajajjjajaaj

Bueno ps Joe si que intenso ósea como agua va se fue
contra la Susan ni respirar la dejo jajajajajaj

Me encanto el capítulo estuvo buenísimo
Y estoy ansiosa por el siguen te CAP Very Happy

Siguelaaaaaa

Y por lo que puedes de yo SOY LA MAS FIEL DE TODAS jajajajaaj
Volver arriba Ir abajo
Karen11
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 331
Fecha de inscripción : 03/03/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Febrero 29th 2012, 05:15

Ey!!! Aquí nueva lectora Smile me a encantado los caps que has subido siguela pronto
Volver arriba Ir abajo
Karen11
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 331
Fecha de inscripción : 03/03/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Febrero 29th 2012, 05:17

S. I. G. U. E. L. A
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 1st 2012, 14:01

Capitulo 4

Las paredes color hueso que los encerraban de pronto tuvieron mas color que el rostro de susan. Sentía el estomago revuelto, y la cabeza latia como si hubiera pasado toda la noche junto a dos grandes bocinas sonando a su lado. No quería abrir los ojos y encontrarse con la verdad. No quería ver a Joseph, quien estaba a su lado esperando que alguna palabra saliera de sus labios.
-Susan?
Su mano grande y cuadrada se poso sobre su cabello. Al sentir el leve contacto abrió los ojos de golpe y lo miro con los ojos en blanco.
-No- Susurro susan tan bajo para que no fuera capaz de oir el hombre a su lado. El miedo se hizo evidente en sus ojos grisáceos.
- Como dijiste?
- ¡No!- Exclamo con horror. Se paro rápidamente, tumbando a Joseph sobre la alfombra para correr al baño.
Todo le daba vuelta. Llego al baño para apoyarse sobre el wáter. No tenia nada en el estomago y las nauseas no pasaban.
Una suave mano se poso sobre cuello limpiando el sudor con delicadeza y recogerle el cabello suelto sobre su cabeza.
Ella sabia muy bien que era Joseph que de un momento a otro parecía ser tierno y delicado con ella cuando nunca lo fue. Lo haría por el bebe. Solo por el bebe.
- Te sientes mejor?
- No- Susurro respirando fuertemente.
- Ven, vamos a la cama.
Sin previo aviso, la tomo entre brazos. Susan recostó su cabeza sobre el suave hombro de aquel maravilloso hombre, esperando que sus nauseas pasaran pero fue en vano.
De pronto fue depositada sobre una suave superficie. Cuando abrió sus ojos se encontró acostada en su habitación. Imagino que supo cual era su habitación por que además de que era la primera puerta a la derecha, estaba decorada a su estilo.
Un pequeño tocador color caoba adornaba la esquina de aquella angosta habitación. Poseía una mediana e incluso comoda cama que había comprado en una venta de garaje. Además, tenia un pequeño closet donde guardaba sus antiguos trajes de trabajo, dejando las demás piezas guardadas en los cajones del mismo. Era muy poco acogedor, pero delicado para parecerse a ella.
Volvio a cerrar sus ojos, apoyando sus manos sobre su abultado vientre que se notaba a simple vista. Los pantalones que llevaba era uno de los dos pantalones pre-mama que había logrado comprar con su recortado sueldo.
Una aspera mano se poso sobre las de ellas. No quería mirarlo a los ojos después de todo lo que le había pasado desde su llegada.
- No me voy a casar contigo Joseph- Murmuro entre dientes antes que este fuera capaz de decir algo al respecto.
- Si que lo vas a hacer.
- Por el niño?- Pregunto furiosa quitando su mano de las de ellas y observándolo fijamente.
- Pues…
- Ya lo sabia yo. Después de 3 matrimonios no creía que quisieras otro.
La furia se apodero de Joseph.
- A ti no te importa lo que haya pasado con mis matrimonios anterior, solo tienes que preocuparte de este nuevo.
- Que no pienso aceptarlo- Continuo furiosa al ver como quería hacer lo que quisiera con su vida.
- Sabes que siempre consigo lo que quiero, no?- Amenazo fulminándola con la mirada.
- Pues esta vez se trata de mi y de mi hijo.
- Que es mio también- La miro fijamente de nuevo- Cuando pensabas decírmelo?
- Creo que nunca.
- Por que?!
- Despues de la manera que me botaste de la oficina… ¡Pensé que no querías nada que ver conmigo, y esto definitivamente tiene que ver conmigo!
- Lo siento, ok? Siento haber sido tan estúpido haberte dejado embarazada esa noche.
- Ya es tarde para arrepentirse- Aseguro ella levantándose de la cama. Ya las nauseas habían sesado un poco, pero no del todo.
Antes de que Joseph pudiera pensar con claridad ya se había retirado de la habitación. Corrio por el pasillo pintado del mismo color que las paredes de la sala. No tiene mucha creatividad que digamos, pensó Joseph para sus adentros. Las superficies estaban sin fotos, cuadros o algún objeto que adornara el lugar. En una ocasión, en una de sus tantas visitas había visto a una mujer menuda de cabellos oscuros, e incluso mas morena que la misma Susan, con ella en aquel apartamento.
Escucho el sonido de una puerta abrirse y luego cerrarse. Provenía de la cocina.
Cuando entro a la cocina se encontró con Susan observando fijamente como el plato con unas tostadas, rodaba en el microondas.
-Por que no hay fotos aquí?
La delicada mujer dio un suave brinco al escuchar aquella fuerte y masculina voz tan cerca de su espalda.
- No he tenido tiempo de mudarme por completo- Respondio rápidamente.
- Hace cuanto te mudaste para aca?
Susan apretó los dientes. Le ponía furiosa como podía cambiar de conversación y hacer como si nada estuviera pasando. Estaba en riesgo su vida privada y la de su niño también.
- Por que tan interesado?- Pregunto volteándose por primera vez a el.
- Solo es una pregunta.
- Me mude hace 3 años aquí con mi prima, contento?
- Y no has tenido tiempo de mudarte por completo?
- Eso no es tu problema.
- Tu prima es aquella morena que estaba aquí contigo?

Mas pregunta salian de su sensual boca- Penso frustrada Susan.

- Si, mi prima Ashley.
- No se parecen en nada.
Era mas una afirmación que una pregunta.
- Es prima lejana, pero prima al fin.
- Y donde esta ahora?
- Trabaja para la cruz roja y ahorita esta ayudando en Irak con los soldados. Se terminaron las preguntas.
Furiosa tomo el plato y lo deposito sobre la mesa. Tomo asiento en una de las amuebladas sillas, invitándolo con la mirada a que se sentara con ella.
El tomo asiento justo en la silla del frente, para mirarla fijamente de nuevo.
- Quieres algo?
- Ya comi.
De nuevo le dio otro mordisco a la tostada. Susan estaba nerviosa por la mirada fija de Joseph sobre ella.
- Puedes dejar de mirarme?- Replico entre dientes.
- Lo siento señorita perfecta, pero es que no puedo creer que esto este pasando.
- Yo tampoco lo creía hace 5 meses, pero ahora no me queda la menor duda que algo pasa- Aseguro Sarcasticamente.
- Vas a casarte conmigo- Afirmo Joseph de nuevo.
- No lo hare.
- Si lo haras- Joseph miro su reloj de muñeca para mirarla de nuevo a ella- Tengo una reunión dentro de 20 minutos, asi que vuelvo luego.
Se levanto Susan de su asiento, para depositar el plato en el lavaplatos y voltear de nuevo hacia Joseph quien ya estaba junto al marco de la puerta de la cocina.
- No tienes necesidad de volver.
- Volvere, cualquier cosa llamame.
Antes de que susan pudiera pensar con claridad, ya la puerta principal se había cerrado y las llantas sonaron contra el pavimento al alejarse con velocidad.
Estaba acabada…
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 1st 2012, 14:02

Difrutenla!! Pronto les bajo otro ;D Bienvenida Karen11 Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Carpe Diem
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4765
Edad : 21
Fecha de inscripción : 03/02/2011

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 1st 2012, 14:32

Nueva lectora!1
me encanto
siguela pronto
porfaa
quiero saber que pasara
cuando vuelva Joe Smile
Volver arriba Ir abajo
Karen11
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 331
Fecha de inscripción : 03/03/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 4th 2012, 20:17

me encanta la novela
Volver arriba Ir abajo
Karen11
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 331
Fecha de inscripción : 03/03/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 4th 2012, 20:26

S. I. G. U. E. L. A
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 5th 2012, 16:21

Capitulo 5


-Que hare ahora?!

- Susan es por el bien de los dos- Musito Linda del otro lado de la línea.

Hace solo una hora Joseph había estado en su casa para pedirle que se casara con ella. Media hora después había llamado a Linda, para pedirle consejos que al parecer no eran de su agrado.

-Como crees que voy a casarme con el?!

- ¡Casandote! Lo necesitas Susan.

- No lo necesito- Replico al instante que su amiga soltaba un suspiro.

- Se que no quieres hacerlo Su, pero no podrás trabajar con el Señor William ahora.

- Lo se, Lo se.

Linda solto un suspiro del otro lado del teléfono.

- Que vas a hacer?

- Tengo que pensarlo bien Linda... Tengo miedo.

- De que tienes miedo, cariño?



Siempre que se sentía mal, Linda buscaba la manera de hacerla sentir bien.



-De enamorarme de Joseph...





Joseph no se había podido concentrar en toda la tarde. La mayor parte de la reunión le había parecido tan insignificante que ni siquiera había prestado atención.

Un dia había amanecido todo bien y al otro ya se iba a convertir en papa.

Tenia que pensar un poco mas sobre lo que estaba pasando antes de volver a casa de Susan.

Se sentía furioso y sobre todo asombrado. Furioso por que Susan no había tenido el valor de decirle que estaba embarazada de su hijo y asombrado por que nunca en la vida pensó que podía ser padre.

-Tierra llamando a Joseph!

Su hermano estaba parado de pronto frente a el. No lo había escuchado ni siquiera entrar.

-Aun furioso por lo del señor O'connor? No te preocupes ya hable con el y quede en reunirme mañana con el para hablar un rato.



Joseph no respondió sino que siguió mirando la nada.

- ¡Eh Joe! Ahora si que me estas preocupando... Cuentame que pasa?

- No es nada...

- Nunca tienes esa cara por nada.

- Tengo que irme- Se levanto de golpe y se dirigió a la puerta para volver a mirar a su hermano- Puedes cubrirme por un rato?

- Ve a donde tengas que ir.





Susan miraba una película romantica en la televisión. Las lagrimas no dejaban de salir de sus ojos. Lloraba porque al final de la historia el hombre se enamoraba de su mejor amiga y vivian felices por siempre.

Las hormonas últimamente no la ayudan en nada y cada vez estaba mas sensible y lloraba con demasiada facilidad.

Un fuerte golpe hizo que brincara sobre el sofá. Era la puerta.



¿Quien podría llamar a las 8 de la noche con tanta impaciencia?



Acaricio la cabeza del perro que descansaba a su lado, calmándolo un poco antes de que se dirigiera a la puerta.

Cuando abrió la puerta quedo petrificada. Joseph entro a la casa sin siquiera ser invitado.

Caminaba de lado a lado como fiera encerrado en una jaula. Cada vez el pequeño perro dorado estaba mas nervioso. Se acerco al sofá para acariciar de nuevo al perrito a su lado, que no dejaba de mirar a Joseph ni un momento.



-Por que lloras?



La voz masculina le hizo recordar con quien estaba y lo cerca que se encontraba. Saco un pañuelo de su bolsillo, limpiando las mejillas humedas.



- La película- Contesto señalando la pantalla donde se reproducían los créditos.

- Lloras por una película?- Se sento a su lado cuidadosamente, dejándole espacio al cachorro para que estuviera comodo.

- Lo siento Señor corazón de piedra, pero yo lloro y las hormonas con el bebe no ayudan en nada- Musito sarcásticamente fulminándolo con la mirada.

- Ya comiste?- Pregunto cambiando de tema radicalmente.

- No tengo hambre.

- Tienes que comer algo.

- Tu que sabes de bebes?

- No mucho, pero soy uno de los hermanos mayor asi que he visto muchos embarazos en mi familia y mi hermano va a hacer papa pronto, asi que conozco todo.

- Pero no tengo hambre.

- Es por el bien de bebe- Murmuro delicadamente.



Nunca era delicado. Nunca era amable, asi que probablemente lo estuviera haciendo por el bebe.



- ¡Auch!- Dio un respingon acariciando su vientre por encima de la tela.

- Que ocurre?- Pregunto asustado.

- Solo que el bebe dio un patadita- Acaricio su vientre, sonriendo ampliamente- Creo que tendre un futbolista.

- Tendremos- Le corrigio Joseph mirándola fijamente.

- Que pretendes?- Quiso saber de una vez por todas.

- Que te cases conmigo.

- ¿Porque? Puedes ser papa sin estar casado.

- Pero yo quiero que mi hijo tenga a sus padres juntos.

- Y sin quererse? Es como estar separados- Aseguro sarcásticamente.



Una de las manos de Joseph se poso sobre su vientre abultado. A pesar de solo tener 5 meses, tenia un vientre no tan grande, pero si bastante notorio.

Acaricio sobre la tela de su blusa a su bebe. El pequeño dio otra patadita. Sus parecieron iluminarse durante unos segundos, pero luego volvieron a oscurecerse retirando bruscamente la mano de su vientre.



- Desde cuando patea tanto?

- Desde un poco antes de los tres meses, pero lo hace mas cuando no he comido.

- Como en este momento- Comento mirándola a los ojos.



Susan desvio la mirada de el.



- Dentro de un rato comeré algo y listo.

- Por favor Susan, acepta casarte conmigo.

- No lo se- Murmuro con la cabeza gacha.

- Podre cuidar de ti y del bebe.



Quizas linda tuviera razón. Su salud estaba un poco delicada y necesitaba que alguien la cuidara. Que mejor que el padre del bebe. No tenia dinero, pero aun asi el orgullo parecía importarle mas.

El tomo una de sus manos entre las suyas. Aquello bastaba para derretirla por completo.



- Di que si Susan.

- Esta bien, lo pensare- Respondio resignada.



Joseph se paro de golpe y le sonrio forzadamente. Aquello le hacia mal, pero no podía hacer mas que aceptarlo.



-Mañana va haber una cena en casa. Quiero que vengas conmigo. Te vengo a buscar a las 6.



Antes de que pudiera decirle que no se sentía con ganas de salir, ya el se había ido; dejándola con la palabra en la boca como siempre.
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 5th 2012, 16:22

Bienvenidas a las nuevas lectoras!
Espero que les guste ;D
Volver arriba Ir abajo
Karen11
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 331
Fecha de inscripción : 03/03/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 9th 2012, 08:00

que sí me gusta?? No, no me gusta... ... Me ENCANTA!!!
Volver arriba Ir abajo
Karen11
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 331
Fecha de inscripción : 03/03/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 9th 2012, 08:01

Siguela! Quiero MARATON
Volver arriba Ir abajo
Karen11
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 331
Fecha de inscripción : 03/03/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 9th 2012, 08:02

M. A. R. A. T. O. N. Smile
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 23rd 2012, 10:17

Capitulo 6



El timbre sono exactamente a las 5 de la tarde. Con solo una bata cubriendo su cuerpo, fue hasta la puerta. Era Linda con bolsas de ropa en sus manos y una enorme sonrisa en su rostro.



-Alguien me dijo que podrías necesitar ayuda...



Joseph pensó al instante Susan.

La acompaño hasta su habitación donde desempaco todo lo que había en las bolsas. Con la boca abierta Susan observo todas las prendas maravillosas y por supuesto caras que Joseph había pedido para ella.

- ¿Porque tres vestidos?

- El dijo que asi escogerías el que mas te guste- Linda le sonrio ampliamente, antes de tomar uno en sus manos- Este es perfecto para ti.



Susan también pensó lo mismo. El vestido era blanco a la altura de las rodillas, de tirantes dejando toda la espalda al descubierto con algunos toques en dorado. Era hermoso.

Decidida tomo el vestido para ponérselo. Al salir del baño Linda la esperaba sentada en la cama hablando por teléfono muy bajo.

Al parecer hablaba con Peter William.



-¡Si cariño! Que te parece mañana a las 5? ¡Perfecto!- Solto un suspiro- Tambien te amo... Nos vemos.



Susan hizo un sonido para que su amiga se diera cuenta de que esta allí.

Linda sonrojada se levanto y le guiño el ojo al observarla bien.



- Te queda esplendido!

- Te parece esplendido una mujer que parece una ballena?

- No seas exagerada Susan... El embarazo te sienta de maravilla.

- Te creeré- La tomo por los hombros para mirarla tiernamente- Lo amas, no?

- Con toda mi alma- Susurro Linda en un suspiro. Sus ojos brillaban como dos luceros.

- Es bueno saber que todavía hay amor por ahí para otras personas...

- ¡No digas eso Susan!

- Es imposible que para mi llegue ese amor Linda... Me tendre que casar de un momento a otro con un hombre que me odia por haberme quedado embarazada...

- ¡No te odia!- La interrumpió su mejor Amiga.

- No lo expresa, pero se que por dentro lo siente asi- Se limpio algunas lagrimas que acababan de derramar sus ojos, para volver a mirar a Linda- Ahora maquilla este rostro demacrado antes de que la familia de Joseph salga corriendo al verme.





Una hora después Joseph toco el timbre. Espero impaciente 5 minutos en la puerta. A punto de tocar otra vez, la puerta fue abierta.

Aparecio frente a el Susan tan hermosa que casi hace que se le detenga el corazón. Tenia un hermoso vestido blanco, el cabello levemente recogido y un maquillaje tan natural que la hacia ver fresca y relajada.



- Te vez muy bien- Susurro casi para si mismo.

- Gracias- Sus mejillas se sonrojaron- Nos vamos?

- Si, claro.





Susan entro al carro en el que tantas veces había estado.

Unos 20 largos minutos después, llegaron a una enorme casa Blanca al estilo victoriano. Era la casa de los padres de Joseph.

Estacionaron detrás de un lindo Lincoln Azul. La ayudo a salir del auto como todo un caballero.



La casa era aun mas hermosa por dentro. Estaba adornada de fotos familiares, objetos hechos a mano; de todo haciendo del lugar un hogar.

Al entrar al enorme salón acompañada de Joseph quedo con la boca abierta. Era enorme. Era muy acogedora y tranquila. Y de alguna extraña manera sus padres estaban allí.



-¡Mama!

- Cariño...



Su pequeña madre estaba tan hermosa como siempre. Con sus cabellos oscuros callendo como cascada por su espalda. Con sus ojos tan grisáceos y llenos de ternura como siempre.



-¡Pense que estaban de viaje!

- Lo estábamos hace unos días, pero Joseph nos llamo...



Fue la voz de su padre quien sono a su espalda. La recibió con los brazos abiertos para ella, y sin dejarla de abrazar beso sus cabellos tan parecidos a los de el.

- Te vez tan hermosa tesoro- Murmuro emocionada su madre acariciando su vientre.

- Pero...

- La señora Denise es todo un sol, cariño...

- Gracias por ese cumplido...



Volteo al escuchar la voz de una delicada mujer a sus espalda. Joseph era la viva imagen de su madre. Esta se veía tan tierna y delicada como todos comentaban en el trabajo que era.

El padre de Joseph no tardo en aparecer y rodear a su esposa por la cintura. El señor Paul Jonas era el mas divertido de la familia. Lo había visto con frecuencia en la empresa los primeros años de trabajo, pero ya que se había retirado dejándole el imperio a sus hijos pasaba muy pocas veces.



-Un gusto señores Jonas.

- Solo Denise, cariño- Le apretó la mano suavemente entre la de ella.

- ¿Por que no vienes a conocer a los demás integrantes de la familia?

- Claro Señor Paul.



Acompañada del padre de Joseph, fue trasladada a una area justo al lado del gran salón. Sentados en un mueble a simple vista estaba el Mayor de los Jonas, Kevin. Era medico y estaba casado desde hace 5 años con su amada esposa Danielle.

Unos instantes después apareció una niña corriendo frente a ella, hasta llegar a los brazos de su padre Kevin.



- ¿Quien eres?- Pregunto la pequeña en brazos de su padre.

- Ella es La novia de tu tio Joe, Annie- Respondio por ella Paul acariciando los bucles que caian de su cabellera.

- Hola soy Annie.

- Hola Annie, yo soy Susan.

- Eres muy linda- La niña sonrio ampliamente, antes de posar su manita en su vientre- ¿Es un bebe lo que hay alla adentro?

Kevin solto una risita al oir la curiosa pregunta de su hija de 4 años.



-Si, un pequeño bebe de tu Tio esta aquí adentro...

- Tendre otro primo?!- Le pregunto con los ojos iluminados.

- O prima... Quieres otro primo?

- ¡Genial! Le dire al tio Joe que quiero una prima para jugar a las muñecas.



La pequeña Annie bajo de los brazos de su padre, para correr hacia la esquina del salón donde estaba Joseph de espalda a ellos hablando con su hermano Nate.



- Es todo un amor...

- Asi que mi hermano será papa...- Murmuro Kevin divertido sin dejar de mirarla.

- Algo asi.

- Eso si que es una sorpresa. Pense que nunca seria padre.

- No le hagas caso Susan- Danielle golpeo el hombro de su marido- Nunca digas nunca. Si va a ser papa es por que lo anhela mucho.



Susan pensó que gracias al cielo no sabían que el bebe había sido un error. Una noche de pasión había desencadenado este nuevo ser que crecia dentro de ella.



-Ahora vamos para que conoscas a los demás de la familia.



Paul la llevo consigo hasta donde se encontraba Allie la esposa de Nate, con Annie en sus piernas.



- Allie te presento a Susan.

- Asi que tu eres la famosa Susan...

Sus mejillas se tiñeron de rojo al escuchar lo que decía la esposa de Nate. Habian hablado entonces mas de una vez de ella.

-Y tu eres Allie, la esposa de Nate.

- La misma- Le dedico una amplia sonrisa- Pero ven siéntate conmigo.

- Puedo tocar al bebe?- Pregunto Annie justo al lado de ella.

- Claro que si cariño... En este momento se esta moviendo.

- Tienes 5 meses, no?

- Cinco meses y medio...

- Yo siento que voy a explotar- Dejo caer su espalda en el cojin, sin dejar de acariciar su vientre- El mes que viene cumplo los 9.

- Que será?

- Abby. Una niña-Miro con amor de reojo a su esposo que hablaba aun con su hermano- El escogió el nombre. Esta muy emocionado.



Se le hizo un nudo en la garganta a susan. Eso nunca pasaría con Joseph. Nunca la miraría con Amor. Nunca le diría que estaba emocionado por el bebe que esperaban.

Las ganas de llorar la invadieron. Queria huir de la vida de el. Estar solo con su pequeño. Era todo lo que necesitaba en su vida.



-Es hora de cenar- Anuncio Denise apareciendo en la sala con su esposo tomados de mano.

- Donde esta Jackie?- Pregunto la voz profunda y sensual de Joseph.



Hacia que el corazón le saltara dentro del pecho. Todo en el la cautivaba.



-¡Llegue Familia!



La hermosa mujer de un metro setenta apareció en la sala. Con su cabello castaño oscuro cayendo con suaves ondas hasta la cintura, su maquillaje perfecto, su manicure recién hecha; era la viva imagen de una diosa, y por supuesto era la menor de los hermanos.

Era la mismísima Jackie Jonas.

A su lado se encontraba un chico joven y guapo. No dejaba de pasarle el brazo por los hombros.



- Hola Josh...

- ¡Hola Denise! Sentimos llegar tarde. Las calles están repletas de gente.

- No te disculpe cariño. Si hubiera sabido que mi pequeña estaba con otra persona, tendría mas de veinte llamadas perdida en su teléfono pero estaba contigo.



Todos se saludaron afectivamente mientras caminaban al comedor.

Los tres hermanos mayores parados frente a la mesa, le hizo ver lo guapos y tan parecidos que eran. Pero tan diferentes por dentro.

Un rato antes de sentarse se entero por lo que hablaban los hermanos mayores, que Josh era el Mejor Amigo de Jackie.



Sentada junto a Joseph no podía estar mas incomoda. El hablaba con todo el mundo excepto con ella, por lo que le toco comer en silencio sin dejar de ver el plato.



-Familia necesito hablar con ustedes.

Al escuchar su voz no pudo evitar levantar la mirada. Todos los observaban a ambos.

-Quiero aprovechar esta ocasión tan especial para la familia- Esta vez su mirada fue hacia ella- Susan se que esto es inesperado...



Que no lo haga, pensó Susan suplicante al tiempo que sentía que una corriente le recorría el cuerpo al entrar en contacto sus manos con las de el.



-Pero necesito hacerlo cuanto antes... Tantos años conociéndonos... Un pequeño tesoro crece dentro de ti. Parte de nosotros dos... Quiero compartir mi vida contigo... Mi corazón ya no lo aguanta mas, y necesito pedirte que seas mia para siempre. Asi que... ¿Te casarias conmigo?



Los suspiros de las mujeres en la mesa indicaban que eran las palabras perfectas. Las palabras perfectas que le diría un hombre a una mujer si estuviera enamorado de esta. Pero no eran perfectas para ella. Eran parte de la mentira por la que se iban a casar. Solo importaba el bebe.



Con la familia esperando impaciente. Con Katie, la mama de Susan esperando con lagrimas en los ojos esperando una respuesta de su hija.

Resignada y con los ojos llenos de lagrimas dijo . Lagrimas soltaba por que todo fuera real, y no solo una falsa mentira.



Joseph le coloco el anillo de diamantes en el dedo anular izquierda, para luego besar su frente con total delicadeza.

Asi cerraron el trato de la noche. Solo un trato.









Capitulo 7



Una hora después todo iba en silencio dentro del auto. Habían salido de Casa de los padres de Joseph riendo, Pero ahora que estaban solos la incomodidad volvia.

La familia de Joseph no podían tratarla de la mejor manera. El cariño que les tenia ya era inmenso.

El problema seguía siendo el. Sentia que el dedo anular izquierdo le pesaba.

Ahora todo iba a hacer diferente.

Su madre y su padre se quedarían una semana en colorado. Una semana en la que prepararían la boda que se celebraría el próximo sábado.

Una semana en concreto para estar unida en definitivo con el Magnate y Soltero codiciado de la ciudad.



Al llegar a casa como todo un caballero la ayudo a bajar del auto. Nerviosa e indecisisa lo invito a pasar a tomar una taza de café. Solo una.

Decidida camino hasta la cocina dejándolo solo en la sala. Prendio la cafetera. Se despojo de los tortuosos zapatos que la estaban matando.

Solto su cabello dejando que cayera en unas suaves ondas atravez de su espalda. Se sentía mas comoda estando en casa.

La cafetera indico que el café estaba listo. Tomo dos tazas, el azúcar y un pequeño recipiente de leche en una bandeja para dirirgirse de nuevo a la sala.

Joseph se veía relejado sobre el sofá. La corbata descansaba en el brazo del sofá. La camisa estaba arremangada hasta los hombros, dejando dos botones abiertos al inicio de su pecho. Un dios en carne y hueso.

Volteo de inmediato al escuchar sus pasos. Se levanto rápidamente para ayudarla con la bandeja, dejándola esta vez en la pequeña mesa de enfrente.



- Tiene el sueño profundo, eh?

- ¿Qué?

- El cachorro. No se ha movido desde que llegamos.



El pequeño cachorro llamado Cokkie, descansaba sobre el pie de la mesa durmiendo plácidamente.



-Su vida no es tan complicada como la mia.

Este le dirigió una mirada fulminante al sentarse junto a ella en el sofá.

- Lo dices por mi?

- Lo digo por todo lo que ha pasado, de acuerdo?



Sin decir nada mas, volvió a descansar su espalda sobre los cojines sin dejar de observar cada movimiento de Susan.

1 Cucharada de azúcar para su café. Parecia no olvidar la costumbre.



- Gracias- Susurro al tomar el café de manos de esta.

- Siento como si me hubiera pasado una aplanadora por encima- Se quejo Susan moviendo su cuello de un lado a otro.

- Dejame ayudarte con eso.



Sus manos se posaron sin previo aviso sobre sus hombros. Eran unas manos fuertes y grandes. La hacian delirar.

Delicadamente fue masajeando el area de su cuello, que estaba realmente tensa.

Como si no pudiera evitarlo solto un suave gemido al sentir de nuevo las manos de el masajear sus hombros.



Se acerco a ella poco a poco. Cuando no pudo evitarlo sentía el aliento masculino en su oreja que la acariciaba volviéndola loca.

La volvia loca. Moria por lanzarse sobre el y besarlo. Quería con ansias volver a probar esos labios carnosos.



Joseph pareció leerle los pensamientos. De un momento a otro delicadamente la volteo hasta quedar frente a frente a el.

Los ojos Caramelos brillaban de deseo. Deseo anhelado que sentía por ella.

Sus labios estaban a tan solo pocos centímetros de ser tocados.

No aguantaba mas, asi que por primera vez en la vida ella dio el primer paso.

Sus labios eran tan suaves y dulces como ella siempre recordaba. Las manos de el apretaban su cuerpo al de ella para que le fuera imposible salir.

Su primera regla era no volver a dejar que el la tomara en sus brazos, pero hay estaba tan desesperada y con el corazón latiendo a mil por hora en su pecho.

-Esto no debería estar pasando...-Susurro Joseph volviendo a tomar sus labios entre los de el.



Aquellas palabras la hicieron devolver a la tierra. Aquello no debería pasar. Su futuro matrimonio no seria mas que para el bien del bebe que no paraba de morverse dentro de ella. Su nuevo juguete eran las mariposas que revoloteaban en su interior.

Con la mayor de las fuerzas se separo de el. Ambos respiraban agitados por el apasionad beso que acaban de compartir.

Y de pronto los ojos acaramelados de Joseph pasaron estar llenos de deseos a llenos de resentimiento y odio.

- Eres asi con todos los hombres? Tratas de hacer lo posible para tenerlos a tus pies, no?

- Como?- Pregunto Perpleja.



Irritado se levanto de un solo golpe del sofá. Recogio su chaqueta para colocársela de nuevo. Se digirió a la puerta. Antes de irse, parado junto al marco volteo a verla.

-Mañana te quiero lista a las 8 de la mañana para ir a ver los anillos. Aprovechamos para pedir el certificado y las pruebas de sangre. Adios.



Y sin mas salió por la puerta, entrando a su auto y desaparecerse en menos de un minuto.







-Los Declaro Marido y Mujer. Puede besar a la novia.

Los aplausos estallaron a su alrededor. Joseph la agarro delicadamente por la cintura para unir sus labios en un frio y seco beso. Esa no era la boda que imaginaba desde que tenia 8 años.

Queria un beso tan apasionado como el que se había realizado hace una semana en la comodidad de su casa pero desde entonces el trataba de ignorarla lo mas que podía.

Una mano se poso sobre su hombro y se encontró con su la mirada melancolica de su madre que estaba llorando desde que había salido al pasillo hacia al altar.

Su padre la abrazo fuertemente como cuando era pequeña, y susurrando en su oído la misma frase de siempre . Aquellas no eran las palabras que quería escuchar el dia de su boda falsa. Pero eso solo lo sabían ellos dos.



Miles de personas mas la felicitaron. Entre ellas Linda que estaba mas radiante que siempre con el Guapo chico de cabellos castaños y ojos celestes. Peter William. Lloro de felicidad junto a su amiga, por supuesto sin dejarle de desear las mas grande de las felicidades.

Su prima estaba allí, por supuesto. Con un vestido color crema ajustado a su cuerpo, se acerco hacia ella apartándola del grupo.



-Eres Feliz Su?

Los ojos volvieron a llenársele de lagrimas.

-Sabes por que lo hago Ash...

- Es tu felicidad susan. ¿Qué haras con un hombre que no lo amas?

- Puedo llegar a quererlo mucho Ash...



Esta vez su mirada se dirigió a su esposo que no paraba de reir a carcajadas con sus amigos.



-Pero y el Susan? ¿Te podrá llegar a querer después de 3 matrimonios?

- Lo hago por el bebe Ashley.



Su prima quien tantas veces la había tratado de convencer para que le dijera a Joseph todo sobre el embarazo. Parecia que de un momento a otro cambio de opinión.



- Con el tiempo veremos que pasara Ashley. Todo lo dira el tiempo- Le mostro una tierna sonrisa- Pero cuéntame como te va por alla?

- Me regreso mañana, pero eso ya lo sabes.

- Algun militar que haya conquistado el corazón de mi prima?



Ashley se sonrojo hasta la coronilla.



-¡Asi que hay Alguien!

- El Sargento Miller. Es guapo, pero todos aseguran que tiene novia en Washington.

- Averigua si es verdad!

- ¡No! ME muero de pena

- Quien era la chica fiestera de nosotras?- Le pregunto Susan sonriendo ampliamente.

- Yo...

- Y quien quedo embarazada?

- Tu...

- Exacto! Disfruta la vida por mi Ash! Conoce a Sargento, conquistalo y traelo a colorado.

- Eres la peor- La reprendió Ashley abrazandola fuertemente.

- Pero asi me quieres.

- Me prestas un rato a la novia?



Esta vez fue la voz masculina y aspera de Joseph quien sonaba a su espalda. El la esperaba con la mano estirada esperando que ella la tomara. Ashley en un momento de desesperación la empujo hacia a el y desapareció al instante.

Los grandes dedos se entrelazaron con los de ellas. Le presento desde primos y tios, hasta mejores amigos.

Por ultimo se encontraron con los paparazzis haciendo cualquier tipo de pregunta.

Susan solo sonrio mientras se pegaba cada vez mas a Joseph.

En ese momento ella solo pensaba una cosa. El titular del dia de mañana que podría decir " El Soltero mas Codiciado se caso por obligación" "¿Se caso por el bebe?" "¿Sera de el, o solo es una artimaña de otra chica para sacarle dinero?"

Se le había acabado la vida de Soltero Codiciado y quizás todo se debía a ella.



-Buenas amigos. Ya el Salón está listo para la fiesta, pueden pasar.



Denise Jonas esperaba a todos los invitados en la entrada de su casa. La ceremonia se había celebrado en su magnifico jardín y la recepción se celebraría en el gran Salon dentro de la casa.



Susan miro horrorizada a su amiga Linda. Queria huir y no celebrar esta ocasión. Para ella no era una celebración. Solo era una autentica pesadilla.





Capitulo 8



La recepción termino muy tarde. Luego de despedir a todos los invitados, incluyendo a sus padres que fueron los últimos en irse se despidieron de toda la familia Jonas para irse a su nuevo hogar. El apartamento de Joseph.

En estos momentos llevaba una pequeña maleta para el apartamento. Estaba nerviosa. Primera vez que iba a casa de el.

Ansiaba tener una noche de boda en todo el sentido de la palabra, porque Joseph no podía viajar para una luna de miel normal. Estos días no eran fáciles para la empresa. A pesar de insistencias de sus hermanos asegurándole que no necesitaban su ayuda, el decidió quedarse.

Pero todo no iba a hacer como pensaba. Al llegar la ayudo a bajar del carro, y la guio por el vestíbulo hasta al ascensor. Introdujo la llave y presiono el ultimo botón. El pent-house.

Se encontró con un apartamento moderno, sofisticado y por supuesto muy varonil. Casi todo eran colores marrones, negros y grises. Era un lugar muy lindo, pero no tenia ese calor familiar que tenia la casa de sus padres a simple vista.

-Bueno este es mi apartamento. Alla esta la cocina, la lavandería, un pequeño despacho, un cuarto de juegos, y mi habitación- iba señalando cada espacio hasta llegar a las dos puertas caobas enormes.

- Lindo- Susurro observando la cama.



Era una cama enorme. Al igual que los objetos de la sala era muy moderna y estaba cubierta por un acolchado marron. El closet en una esquina estaba abierto dejando ver su ropa a simple vista. El aire todavía olia a su perfume. Todo olia a el.



-Pero hay una mala noticia. Solo hay una habitación con una cama, y un sofá en la sala y otro en el cuarto de juegos. No creo que quieras dormir en un sofá, y yo tampoco quiero renunciar a mi cama por ello. Asi, creo que tendremos que compartir la cama.

El alma se le cayo a los pies. Esperaba tener un matrimonio normal. Con algo de intimidad. Pero al parecer para el ya suponía un problema tener que dormir en la misma cama.

Era definitivo el matrimonio era solo por el bebe. Solo de conveniencia. No sabia por cuanto podría soportar esto, pero estaba segura que poco a poco lo podría sobrellevar. No siempre tendría el corazón de hierro.

Observando el lugar, se acerco lentamente hasta sentarse en el borde de la cama. Joseph lo vio como un ‘Si' rotundo a la idea de compartir la cama solo para dormir.

Mordiendose el labio inferior y jugando con las piedritas de su hermoso vestido de novia color marfil, volvió la vista a el.

- Donde esta el baño?

- Aquella puerta- Señalo a su derecho otra puerta caoba doble.

- Eh... Podria... Necesito...- Tartamudeo acariciando su abultado vientre.

- Claro, te dejare a solas para que te cambies.



Frustrado cerro las puertas a su espalda.

¿Cómo iba a soportar tanto tiempo con una mujer tan hermosa en su habitación y en su cama y sin hacer nada mas que dormir?

Seria la peor pesadilla que podría vivir, pero no podría arriesgarse a nada.

No quería hacerla sufrir y tampoco quería sufrir de nuevo el.



Desato su corbata. Arremango su camisa y con decisión se dirigió hacia al bar. Necesitaba un trago fuerte para poder pensar otra cosa que no fuera su actual y hermosa esposa desnuda dentro de su habitación.



Quince largos minutos después toco la puerta. Susan respondió un ligero "Pase". Entro de nuevo en su habitación. Esta vez en la mesa de la esquina donde siempre trabajaba hasta tarde, estaba la maleta de Susan abierta dejando ver todos los colores que habían en ella. El vestido de novia que le había regalado su Madre y su Suegra descansaba sobre el espaldar de la silla.

Su mirada la busco impaciente y la encontró. Con el cabello cayéndole por los hombros sentada en el lado derecho de la cama, con tan solo un camisón rosa que llegaba un poco mas debajo de la rodilla.

Parecía nerviosa y no dejaba de acariciar su vientre.

-Que ocurre?

- Esta bastante despierto- Susurro acariciando de nuevo el vientre.

- Siempre esta asi a estas horas?

- Aveces si, aveces no.



Con decisión se acerco hasta ella. Tuvo que agachar el rostro para poderla observar a los ojos. Su mano derecha se poso sobre el vientre de Susan, y al instante sintió una patada del bebe.

Se arrodillo hasta quedar su rostro a la altura del bebe. Acaricio suavemente con las dos manos el vientre.

-Cariño, se que eres bastante inquieto, pero debes recordar que tu mami quiere descansar.

Otra padatita al instante. El bebe parecía escuchar la voz de su padre.

Levanto la mirada hacia Susan, y encontró sus ojos brillantes de emoción. Le parecía perfecto que Joseph hubiera tenido un detalle cariñoso con ella o por lo menos con el bebe que descansaba en su vientre.

Inquieto por su mirada se levanto de nuevo. Camino hacia al baño no sin antes despojarse de su camisa.

Minutos después salió con tan solo unos bóxers negros cubriendo su atractivo cuerpo. Susan se quedo sin aliento bajo las sabanas al verlo. Era tan perfecto como lo recordaba.

Apago las luces y camino hacia el otro lado de la cama. No hacia falta tocarse, ya que la cama era lo suficientemente grande para dormir cuatro personas.

- Descansa Susan...

- Tu también Joseph.



Esas fueron sus ultimas palabras antes de caer en un profundo y largo sueño.





Era de dia cuando Susan abrió los ojos de nuevo. Las cortinas estaban ligeramente abiertas dejando entrar la luz por las ventanas. Los números color rojo del reloj marcaba que eran las 8:20 apenas.

El bebe estaba inquieto de nuevo por la mañana. Se estiro fuertemente, levantándose de la cama. El lugar pareció bastante callado. Era de esperarse si solo se encontraba ella sola.

Joseph había ido a trabajar tan temprano como de costumbre.

Fue al baño, tomo una ducha para luego ponerse algo comodo con unos pantalones pre-mama y su franela favorita manga larga color gris con un enorme Mickey al frente.

Al salir de la habitación, pudo apreciar con mas claridad el espacio. Era tan hermoso como se veía de noche. Con la brisa entrando por el enorme balcón donde se observaba la ciudad de colorado llena de nieve. Era el lugar perfecto para pasar Noche Buena que se celebraría en tan solo una semana.

Un ruido en la cocina la hizo volver al presente. Asustada tomo un palo de Golf tirado en el piso, que debía pertenecer a Joseph.

Atraveso el marco de la puerta con un nudo en la garganta. Profirio un grito al ver una menuda mujer blanca, de cabellos castaños frente a la cocina. La mujer levanto las manos pidiendo que no le hiciera nada.

- Quien eres?

- Tranquila Susan. Soy Marie, la ama de llaves de Joseph, ok? Llevo trabajando para el mas de 8 años. Vengo todos los días desde la 7 de la mañana hasta la 6 de la tarde luego de preparar la cena.

Susan pareció calmarse. Solto el palo de Golf en el piso y se sento sobre la banqueta de madera.

-Lo siento. No sabia nada de ti...

- Supongo que se le olvido decirte. Eso no es normal en Joseph. Siempre olvida las cosas. Ahora- Volteo a verla sonriéndole ampliamente- Que quieres para desayunar? Tu solo di lo quieras.

- No se...

- Cereales, huevos...

- Todo eso producen nauseas en mi.

- Que tal Waffles? Prepare esta mañana para Joe. Casi todos los días come lo mismo. Son sus favoritos.

- Los Waffles estarían perfectos.

- Entonces que no se diga mas, Waffles a la orden.

- ¿Joe?

- Asi le dicen todos los miembros de su familia. Lo llaman asi desde que esta pequeño. Trabaje para la familia Jonas hace años. Tuve dos hijos, y luego empece a trabajar para Joe cuando tan solo tenia 21 años y se mudo a este apartamento.

- A traido a muchas mujeres para aca?

La duda la comia por dentro. Nadie mejor que ella podría saber de el.

-Solo a sus esposas. Asi que no hay de que preocuparse.

- Solo...

- Se porque lo preguntas cariño, pero las ultimas mujeres que han entrado aquí en los últimos años son su madre y su hermana.

- Siempre a sido asi?- Pregunto mordiéndose el labio inferior. Apenas había probado la comida.

- ¿Asi de Frio, amargado, serio, cabezota, y todo lo demás?

- Si- Respondio soltando una carcajada por todo lo que había dicho sobre el.

- No, no siempre fue asi. De pequeño fue el niño mas animado y sonriente de la familia. Cometia travesuras y abrazaba a todo el mundo para demostrar su amor. Todo cambio después de su primer matrimonio.

- Y que le paso?- Le pregunto mas interesada en saber de el.

- Con el tiempo lo sabras cariño. El te lo dira con el tiempo.

- Y si nunca lo hace?

Sentia un nudo en la garganta.

-Lo hara. Solo espera que el tiempo lo diga todo. Ahora Susan, a cambiarse.

- Porque?- Refunfuño mientras era empujada por Marie de nuevo a la habitación- Asi estoy realmente comoda...

- Comoda para estar en casa, pero no para salir.

- Pero no voy a ir a ninguna parte- Replico sentadose sobre la cama. Marie iba mostrándole algunas de sus ropas para que escogiera la ideal.

- Eso no fue lo que dijo Jackie. Me pidió que te dijera que estuvieras lista a las 12:30 para ir a comer.

- Esta bien, tardare solo unos minutos.





Horas después Joseph pulso el botón del pent-house. Estaba cansado. Solo quería llegar a la comodida de su hogar y descansar muchas horas. Las puertas se abrieron y todo estaba en silencio.

Camino de largo hasta llegar a su habitación. Las ropas color rosa depositada encima de su cama le hizo recordar de nuevo que estaba casado. Tan solo un dia de casado y ya le parecía una pesadilla. No hablaba con ella desde la noche anterior. No había tenido suficiente tiempo para realizar una llamada y preguntar que tal estaba.

Aun asi le extraño tanto silencio. Salio de la habitación y recorrió todo el apartamento en búsqueda de Susan. Pero no estaba.

Irritado se quito la corbata del cuello de un solo estiron.

¿Dónde podría estar una mujer embarazada a las 7:30 de la noche?



Diez minutos después se encontraba estacionando el auto frente la casa de sus padres. Los padres de Susan habían partido esa misma mañana hacia New York, asi que con ellos no se encontraba. Habia tratado de contactar a Linda en el camino, pero no había tenido éxito.

Bajo rápidamente del auto para correr a la entrada. Necesitaba la ayuda de sus padres para encontrar a su esposa e hijo.

Al entrar al hogar, recorrió cada habitación hasta entrar a la cocina y encontrar a su madre preparando una suculenta cena.

-Joe cariño...

Se sorprendió al verlo allí. Lo recibió con un enorme abrazo y un beso en la mejilla.

- Mama se que me apareci aquí sin avisar pero...

- Buscas a Susan? Esta en el Jardin con Jackie. Nos acompaño a visitar a los niños del hospital- Una enorme sonrisa cubrió su rostro- Es un amor. Fue la mujer mas delicada y sentimental que he visto.

Joseph observo fijamente a su madre todo el tiempo en silencio. Estaba en la casa de sus padres con su hermana y el no estaba enterado.

Al menos esta bien.

- Voy a verlas, si?

- Te quedas a cenar cariño?

- No quiero...

- No molestas- Interrumpio lo que estaba apunto de decir Joseph. Beso su mejilla de nuevo y lo empujo a la puerta que daba al jardín- Ahora ve hacia alla con tu esposa.



Las risas llenaron de calor su corazón. Era Susan quien reia con Jackie su hermana.

Se acerco lentamente a ella sin que Susan lo viera. Beso y abrazo a su hermana para luego pararse frente a ella.

Susan respiraba nerviosamente. Su esposo se arrodillo a la altura de su vientre. Su fuerte mano se poso sobre el, moviéndose impacientemente el bebe dentro de ella.

-Como estas?- Pregunto mirándola a los ojos.

- bien...- Susurro hipnotizada por su mirada.

- Como estuvo tu dia?

- Bien...- Murmuro de nuevo sin dejarlo de mirar.

Jackie intervino antes de que la conversación se volviera en una monotoma pregunta y respuesta.

-Salimos hoy en la tarde. Susan no dejo que le regalara un lindo vestido azul eléctrico que le encantaba.

Susan fulmino con la mirada a su cuñada.

-Y se puede saber porque no dejaste que Jackie te comprara ese vestido?

Su tono fue suave y lento, haciendo que el corazón de Susan se acelerara.

-No quiero que tu hermana gaste su dinero en mi. Para nada.

- Y si te lo compro yo? Recuerda, lo que es mio es tuyo.

- Si, pero...

- Luego quiero ir a ver ese vestido, si?

Susan asintió sin pensarlo dos veces a su voz sensual y delicada.

No podía hacer nada contra el. Era una tentación que la tenia con los pies de cabeza.

Jackie sonrio complacida. Susan le había confesado todo sobre porque se había casado. Ella aseguraba que el nunca podría sentir algo por ella, pero por el camino que iban todo iba a cambiar. Conocia muy bien a su hermano.

Solo había que dejarle todo al tiempo.





------------- COmentario--------------

HOLAA!! Siento tanto estar tan perdida, pero he estado realmente ocupada y como recompensa tienen 3 caps! Esta semana les bajo otro ;D

BESOS CHCIAS!
LAS QUIERO!
AQUI TIENE MARATON Very Happy
Volver arriba Ir abajo
aBii
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2856
Edad : 26
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 01/06/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 25th 2012, 20:24

mujeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer!!!
DIOS MIOOO!!! esto esta muuuuy bueno
me encanto

Joe se hace loco pero esta que se muere por
Susan y hasta la hermana lo sabe
wuuuuuuuuuuu me encanta como va

tienes que seguirla pronto no tardes tanto Very Happy
Volver arriba Ir abajo
aBii
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2856
Edad : 26
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 01/06/2010

MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Marzo 30th 2012, 21:50

SIGUELAAAAAAAAAAAA!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Una Oportunidad para Amar.    Hoy a las 19:24

Volver arriba Ir abajo
 
Una Oportunidad para Amar.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Una nueva oportunidad para el amor! (Nick y Tu) TERMINADA!
» Kerrang!: Gerard en 101 razones para amar Nevermind de Nirvana
» PARA AMAR NO HAY LIMITES POSIBLES (Nick y Tu)
» No hay tiempo para amar (No Time for Love) (1943)
» Saludos de actores y actrices para Amar en Antenas Revueltas

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts-
Cambiar a: