Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
AutorMensaje
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Marzo 15th 2012, 18:45

S~I~G~U~E~L~A
S~I~G~U~E~L~A
Volver arriba Ir abajo
I'mFearless♥
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1324
Edad : 20
Localización : Durmiendo en las nebulosas- Falcon, Venezuela.
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Marzo 15th 2012, 19:05

FANTASMAS(...)


Abrió el armario, buscó un vestido y optó por uno amarillo largo, ligeramente escotado, acorde con la moda del sur. Se lo puso y dio un par de vueltas frente al espejo. La favorecía, le daba un aspecto muy femenino, pero a último momento cambió de idea y volvió a colgarlo en la percha.
Se decidió por un modelo menos elegante y provocativo. El vestido, de color azul cielo, abotonado en la delantera y con puntillas, no era tan bonito como el primero, pero le confería un aire que le pareció más apropiado.
Apenas se maquilló; sólo un toque de sombra y rímel para destacar los ojos. Luego un poco de perfume, no demasiado. Se puso un par de aros de argolla y se calzó las mismas sandalias sin tacón que llevaba antes. Se cepilló el cabello rubio, lo recogió y se miró al espejo. No, pensó, era demasiado; y volvió a soltárselo. Mejor así.
Cuando hubo terminado, retrocedió unos pasos y se examinó. Estaba bien, ni demasiado arreglada ni demasiado informal. No quería excederse. Al fin y al cabo, no sabía con qué se iba a encontrar. Había pasado mucho tiempo —quizá demasiado— y podían haber ocurrido muchas cosas, incluso algunas en las que prefería no pensar.
Bajó la vista, comprobó que le temblaban las manos y se rió de sí misma. Era curioso; nunca se ponía tan nerviosa. Al igual que Nick, siempre se mostraba como una persona segura, incluso de pequeña. Recordaba que ocasionalmente esa actitud le había causado pro-blemas, sobre todo cuando salía con chicos, porque intimidaba a la mayoría de los jóvenes de su edad.

Tomó el bolso, las llaves del coche y finalmente la de la habitación. La giró en la mano un par de veces, pensando. Si has sido capaz de llegar hasta aquí, no te rindas ahora. Se dirigió a la puerta, pero antes de llegar retrocedió y volvió a sentarse en la cama. Miró el reloj. Sabía que debía marcharse pronto —quería llegar antes que oscureciera—, pero necesitaba un poco más de tiempo.
—¡Maldita sea! —murmuró—, ¿qué hago aquí? No debería haber venido. No hay ninguna razón. —Pero una vez que lo dijo, supo que no era así. Tenía sus motivos. Al menos encontraría la respuesta que buscaba.
Revolvió en el bolso hasta que encontró un recorte de diario doblado. Lo sacó despacio, casi con reverencia, con cuidado de no rasgar el papel. Lo desplegó y lo miró fijamente unos instantes.
—Es por esto —dijo por fin—, esta es la razón.
Joe se levantó a las cinco y, fiel a su costumbre, dio un paseo en canoa por el río. Cuando volvió, se puso la ropa de trabajo, calentó unas galletas del día anterior, agregó un par de manzanas y acompañó el desayuno con dos tazas de café.
Trabajó otra vez en la valla, reparando la mayoría de las estacas que lo necesitaban. La temperatura —más de veintiséis grados— era insólita para la época, y a medio-día estaba tan acalorado y cansado, que se alegró de poder tomarse un descanso.
Decidió comer a orillas del río porque los salmone-tes estaban saltando. Le gustaba verlos saltar tres o cuatro veces y flotar en el aire antes de desaparecer en el agua salobre. Por alguna razón, siempre se alegraba de que el instinto de los peces hubiera permanecido inmutable durante miles, quizá cientos de miles, de años.

A veces se preguntaba si los instintos del ser huma-no habían cambiado en ese tiempo, y siempre llegaba a la conclusión de que no. Por lo menos en los aspectos más básicos y primitivos. Le constaba que el hombre siempre había sido agresivo, ansioso por dominar, por controlar el mundo y todo lo que se encontraba en él. Las guerras en Europa y en Japón daban fe de ello.
Dio por concluida la jornada de trabajo poco después de las tres y caminó hasta un pequeño cobertizo situado cerca del desembarcadero. Entró, sacó la caña de pescar, un par de cebos y unos cuantos grillos vivos que siempre tenía a mano, luego salió al desembarcadero, enganchó el cebo al anzuelo y lanzó el sedal.
Siempre que salía a pescar, acababa reflexionando sobre su vida, y esa vez no fue una excepción. Recordó que tras la muerte de su madre había vivido en una docena de casas diferentes. En ese entonces tartamudeaba ostensiblemente y los demás niños se burlaban de él. En consecuencia, comenzó a hablar cada vez menos hasta que, a la edad de cinco años, se negó rotundamente a hacerlo. Cuando empezó a ir a la escuela, los maestros lo tomaron por retrasado y recomendaron a su padre que lo retirara de allí.
Sin embargo, su padre decidió tomar cartas en el asunto. Se ocupó de que siguiera yendo a clase, y todas las tardes, al terminar la jornada escolar, lo llevaba al aserradero para que lo ayudara a levantar y apilar la madera.
—Es bueno que pasemos tiempo juntos —decía mientras trabajaban codo con codo—, como hacíamos mi padre y yo.
Durante esas horas, su padre le hablaba de pájaros y animales, o le contaba leyendas típicas de Carolina del Norte. Unos meses después, Joe comenzó a hablar otra vez, aunque no muy bien, y su padre decidió enseñarle a leer con libros de poesía.
—Aprende a leer esto en voz alta y serás capaz de decir todo lo que se te ocurra.
Una vez más, su padre tenía razón, y al cabo de un año, Joe había dejado de tartamudear. Pero continuó yendo al aserradero todos los días, sencillamente por-que su padre estaba allí, y por las noches leía la obra de Whitman y Tennyson en voz alta mientras su padre se hamacaba en la mecedora. Desde entonces, nunca dejaba de leer poesía.

Cuando fue algo mayor, pasaba la mayoría de los fines de semana y las vacaciones a solas. Exploró Croatan Forest en su primera canoa, remontando el río Brices, y treinta kilómetros más arriba, cuando le fue imposible seguir, recorrió andando los kilómetros que quedaban hasta la costa. Acampar y explorar se convirtieron en su pasión, y pasaba horas en el bosque, sentado a la sombra de un roble, silbando quedamente y tocando la guitarra para un público de castores, gansos y garzas salvajes. Los poetas sabían que la soledad en la naturaleza, lejos de la gente y los objetos creados por el hombre, era buena para el alma, y Joe siempre se había identificado con los poetas.

Aunque era de temperamento tranquilo, su larga experiencia cargando pesos en el aserradero le ayudó a destacarse en los deportes, y sus logros deportivos le dieron popularidad. Disfrutaba con los partidos de fútbol y las competiciones de atletismo, pero aunque la mayoría de sus compañeros de equipo pasaban juntos también el tiempo libre, Joe rara vez se reunía con ellos. Algunos de sus amigos lo consideraban arrogante, pero la mayoría simplemente pensaba que era más maduro que sus contemporáneos. Tuvo algunos escarceos amorosos en el instituto, pero ninguna chica dejó huellas en él. Salvo una. Y esa llegó después de la graduación.
_________. Su __________.
Recordó que después del festival había hablado de ________ con Kevin, y que su amigo se había reído de él. Luego le hizo dos predicciones: la primera, que se enamorarían; la segunda, que la relación no prosperaría.
Percibió un ligero tirón en el sedal y deseó que se tratara de un salmonete, pero el movimiento cesó, y tras enrollar el sedal y comprobar que el cebo seguía allí, volvió a lanzar...
Las dos predicciones de Kevin resultaron acertadas. La mayoría de las veces, __________ tenía que mentir a sus padres para verlo. No porque Joe no les cayera bien, sino porque procedía de otra clase social, era demasiado pobre, y no querían que su hija se tomara en serio a un chico como él.
—Me da igual lo que piensen mis padres, te quiero y siempre te querré —aseguraba _________—. Encontraremos la forma de estar juntos.
Pero al final no pudieron. A principios de septiembre, acabada la cosecha de tabaco, ella no tuvo más remedio que volver a Winston-Salem con su familia.


Volver arriba Ir abajo
I'mFearless♥
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1324
Edad : 20
Localización : Durmiendo en las nebulosas- Falcon, Venezuela.
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Marzo 15th 2012, 19:09

Hmm creo, creo creo que calcule mal, es que cuando uno lo lee lo ve cerca, pero al momento de
pasarlo me di cuenta que si ponia de una vez cuando ________ llegara a silent
se encontrara con Joe quedaria extrmadamente largo, asi que lo dividi de esta manera Smile
Espero que les guste
Hagan a Nicholas (el escritor) feliz y COMENTEN MUCHO (?)
Bye
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Marzo 15th 2012, 20:48

ahh q linda historia me conmovio mucho lo q hizo el padre de Joe para q vuelva a hablar Very Happy
ahh ya quiero q se vean!!!

S~I~G~U~E~L~A
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Marzo 18th 2012, 17:29

aww esta muy buena esta historia aunque todavia no le agarro la onda completamente
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Marzo 18th 2012, 19:44

siguela!!!
Volver arriba Ir abajo
I'mFearless♥
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1324
Edad : 20
Localización : Durmiendo en las nebulosas- Falcon, Venezuela.
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Marzo 19th 2012, 20:04

¿Como aasi que no le agarras la onda completamente? en especifico(?)
No se estan ganando el capitulo .-.
Pero igual mañana les subo
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Marzo 19th 2012, 20:21

ahhh no digas esoo Sad
espero mañana Very Happy
Volver arriba Ir abajo
I'mFearless♥
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1324
Edad : 20
Localización : Durmiendo en las nebulosas- Falcon, Venezuela.
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Marzo 22nd 2012, 14:44

FANTASMAS(...)


—Sólo ha terminado el verano, ________, nuestra relación no —había dicho Joe la mañana en que ella se marchó—. Nunca terminará.
Pero lo hizo. Por razones que Noah nunca comprendería, ________ no respondió a ninguna de las cartas que le envió.
Poco después decidió marcharse de New Bern para quitársela de la cabeza, pero también porque corrían los tiempos de la Depresión, y resultaba casi imposible ganarse la vida allí. Primero fue a Norfolk y trabajó seis meses en un astillero, hasta que lo despidieron; luego se trasladó a Nueva Jersey, donde, según decían, la situación económica era mejor.
Finalmente comenzó a trabajar en una chatarrería, separando el metal del resto de los desperdicios. El propietario, un judío llamado Morris Goldman, estaba empeñado en reunir la mayor cantidad posible de metal, convencido de que la guerra en Europa era inminente y que los Estados Unidos se verían obligados a intervenir. A Joe, sin embargo, sus motivos lo tenían sin cuidado. Simplemente se alegraba de tener un empleo.
Su larga experiencia en el aserradero lo había preparado para esa clase de tareas, y trabajaba duro. No sólo porque así conseguía olvidar a _________ durante el día, sino también porque estaba convencido de que era su deber. Su padre siempre le había dicho: "Entrega un día de trabajo por un día de paga. De lo contrario, estarás robando". Esa actitud complacía a su jefe.
—Lástima que no seas judío —decía Goldman—, en todo lo demás eres un muchacho excelente. —Era el mejor cumplido que podía hacer Goldman.
Seguía pensando en ________, sobre todo por las noches. Le escribía una vez al mes, pero nunca recibió respuesta. Por fin envió la última carta y se obligó a aceptar el hecho de que jamás compartirían nada más que aquel verano juntos.
No obstante, ella seguía presente. Tres años después de la última carta, viajó a Winston-Salem con la esperanza de encontrarla. Fue a su casa, descubrió que se había mudado, y después de consultar a los vecinos, telefoneó a JRJ. La empleada que atendió el teléfono era nueva y no reconoció el apellido, pero echó un vistazo a los ficheros de personal. Averiguó que el padre de _______ había abandonado la empresa y que en su ficha no figuraba ninguna dirección. Aquella fue la primera y única vez que Joe la buscó.

Continuó trabajando para Goldman durante los ocho años siguientes. Al principio, era uno más de los doce empleados, pero con el tiempo la empresa prosperó y consiguió un ascenso. En 1940 dominaba el negocio y estaba al mando de todas las operaciones, desde el control de las transacciones a la supervisión de un equipo de treinta personas. La chatarrería se había convertido en el mayor negocio de compra y venta de metales de la Costa Este.
En aquellos tiempos salió con varias mujeres. Tuvo una relación seria con una de ellas, una camarera del restaurante local de intensos ojos azules y sedoso cabello negro. Aunque el noviazgo duró dos años, nunca llegó a sentir por ella lo mismo que por _______.
Pero tampoco la olvidó. La chica era unos años mayor que él, y le había enseñado las maneras de complacer a una mujer, los sitios donde tocar y besar, los puntos donde demorarse, las palabras que debía susurrar. A veces se pasaban el día entero en la cama, abrazados, haciendo el amor de la forma más satisfactoria para ambos.
Ella sabía que no estarían juntos para siempre. Hacia el final de la relación, se lo había dicho:
—Ojalá pudiera darte lo que buscas, pero no sé qué es. Ocultas una parte de ti a todo el mundo, incluso a mí. Es como si no estuvieras conmigo. Tu mente está con otra. —Joe quiso negarlo, pero ella no le creyó. —Soy una mujer, sé mucho de estas cosas. A veces, cuando me miras, sé que ves a otra persona. Es como si esperaras que ella apareciera por arte de magia y te llevara lejos de todo esto...
Un mes después, la chica fue a verlo al trabajo y le dijo que había conocido a otro. Noah lo entendió. Se separaron como amigos, y al año siguiente ella le envió una postal diciéndole que se había casado. No volvió a saber de ella desde entonces.
Mientras estuvo en Nueva Jersey, visitaba a su padre una vez al año, para Navidad. Pescaban, charlaban y de vez en cuando hacían una escapada a la costa y acampaban en las Outer Banks, cerca de Ocracoke.
En diciembre de 1941, cuando tenía veintiséis años, estalló la guerra, tal como había predicho Goldman. Un mes después, Joe entró en su despacho e informó a Goldman de sus intenciones de alistarse, y luego volvió a New Bern a despedirse de su padre. Cinco semanas más tarde estaba en el campo de entrenamiento de reclutas. Allí recibió una carta de Goldman dándole las gracias por su trabajo, y adjuntando un documento que le daba derecho a un pequeño porcentaje de la chatarrería en caso de que ésta se vendiera alguna vez.
"No podría haberlo conseguido sin ti", decía la carta. "A pesar de no ser judío, eres el mejor empleado que he tenido."
Pasó los tres años siguientes en el tercer regimiento de Patton, recorriendo los desiertos del norte de África y los bosques europeos con quince kilos a la espalda; su unidad de infantería siempre estaba cerca de la acción. Vio morir a sus amigos y asistió al entierro de varios de ellos a miles de kilómetros de la patria. En una ocasión, cuando estaba oculto en una trinchera en las cercanías del Rin, le pareció ver a ________ velando por él.
Recordó el final de la guerra en Europa y, unos meses más tarde, en Japón. Poco antes de que lo licenciaran, recibió una carta de un abogado de Nueva Jersey que representaba a Morris Goldman. Cuando se reunió con el abogado, descubrió que Goldman había muerto un año antes y que sus bienes habían sido liquidados. El negocio se había vendido, y Noah recibió un cheque por casi setenta mil dólares. Inexplicablemente, el hecho no lo conmovió.
Una semana después regresó a New Bern y compró la casa. Recordaba que más tarde había llevado a su padre a verla contándole sus planes y señalando las reformas que se proponía hacer. Su padre estaba débil, tosía y respiraba agitadamente. Joe se inquietó, pero el anciano le aseguró que no debía preocuparse, que sólo tenía gripe.
Antes que transcurriera un mes, murió de neumonía y fue enterrado junto a su esposa en el cementerio local. Joe le llevaba flores con regularidad y de vez en cuando le dejaba una nota. Todas las noches dedicaba un momento a recordarlo y luego rezaba una oración por el hombre que le había enseñado todo lo importante de la vida.

Después de enrollar el sedal, guardó los aparejos de pesca y volvió a la casa. Su vecina, Martha Shaw, estaba allí para darle las gracias. Le llevaba unas galletas y tres hogazas de pan casero en reconocimiento por su ayuda. Su marido había muerto en la guerra, dejándola con tres hijos y una ruinosa casa donde criarlos. Se acercaba el invierno, y la semana anterior Joe había pasado varios días en casa de Martha, reparando el techo, cambiando los vidrios rotos de las ventanas, sellando los demás y arreglando la cocina de leña. Con suerte, sería suficiente para que salieran adelante.
Cuando Martha se marchó, Joe subió a su desvencijada camioneta Dodge y fue a ver a Gus. Siempre pasaba por allí cuando iba al negocio, porque la familia de Gus no tenía coche. Una de las hijas subió a la camioneta e hicieron compras en el almacén de comestibles Capers. Cuando llegó a casa, no guardó la compra de inmediato. Se duchó, tomó una cerveza y un libro y fue a sentarse en el porche.

_______ aún no lo podía creer, aunque tenía la prueba en las manos.
La había encontrado en el diario tres domingos antes, en casa de sus padres. Había ido a la cocina a buscar una taza de café, y al regresar a la mesa, su padre le sonreía, enseñándole una pequeña fotografía.
—¿Te acuerdas de esto?
Le pasó el diario y, después de una primera mirada indiferente, algo en la fotografía captó su atención y la hizo fijarse mejor.
—No puede ser —murmuró. Su padre la miró con curiosidad, pero ella no le hizo caso. Se sentó y leyó el artículo en voz baja.
Recordaba vagamente que su madre se había sentado frente a ella, y que, cuando por fin dejó el diario, la miraba con la misma expresión de su padre unos minutos antes.
—¿Te sientes bien? —preguntó su madre por encima de la taza de café—. Estás pálida.
No pudo responder de inmediato, y se percató de que le temblaban las manos. Entonces había empezado todo.
—Y aquí terminará, de una forma u otra —murmuró otra vez. Volvió a doblar el recorte y lo puso en su sitio, recordando que aquel día se había llevado el diario de casa de sus padres para recortar el artículo. Había vuelto a leerlo por la noche, antes de acostarse, buscando un sentido a la coincidencia, y también a la mañana siguiente, para convencerse de que no se trataba de un sueño. Ahora, después de tres semanas de largas caminatas a solas, después de tres semanas de confusión, ese artículo la había empujado allí.
Cuando la interrogaban, atribuía su extraña conducta al estrés. Era la excusa perfecta; todo el mundo lo entendía, incluido Nick, que por eso no había puesto ninguna objeción cuando ella dijo que necesitaba marcharse un par de días. La organización de la boda era causa de estrés para todos los interesados. Habían invitado a quinientas personas, entre ellas al gobernador, a un senador y al embajador del Perú. En su opinión, era demasiado, pero su compromiso acaparaba las páginas de sociedad de todas las publicaciones desde el día en que anunciaron la boda, seis meses antes. A veces tenía la tentación de huir con Nick y casarse en secreto, sin tanto alboroto. Pero sabía que él no lo aceptaría; como buen aspirante a político, le encantaba ser el centro de atención.
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Marzo 22nd 2012, 15:51

ahwww amooo esta novela, en serio quiero leer
mas mas y MAAS
SIGUELA PLEASEE!!
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Marzo 22nd 2012, 19:12

awwww como me encanta tu nove
lastima que por la escuela no pueda comentar
tan segido, pero ya sabes que aqui voy a estar leyendo
jaja siguela!
Volver arriba Ir abajo
.::::brisli::::.
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 192
Edad : 20
Fecha de inscripción : 28/02/2010

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Abril 20th 2012, 09:22

New lectora!!
Me encanta esta nove
de verdad es hermosa
me encanta la peli pero nunca habia leido el libro...
Siguela!!!!
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Abril 20th 2012, 11:53

en donde estas???
SIGUELA PORFA!!!
Volver arriba Ir abajo
jonatik4everrr
Novia De..


Cantidad de envíos : 658
Fecha de inscripción : 27/11/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Abril 22nd 2012, 03:34

nueva lectora
Seguilaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Abril 24th 2012, 19:53

Angee! Siguela!
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Abril 24th 2012, 21:54

vamosss SIGUELA!!!
Volver arriba Ir abajo
mariina
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 760
Edad : 20
Localización : Con Joe, abrazaditos mientras me canta I gotta find you al oido.
Fecha de inscripción : 25/09/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Mayo 20th 2012, 19:51

Ya volvi!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Very Happy
Me he pasado un tiempo alejada de Internet y esas cosas,
aunque no por voluntad propia Evil or Very Mad ,
y despues me he estado organizando y eso,
pero ya volvi cheers .
Ahora te toca volver a ti,
que llevas mucho sin subir cap Sad ,
y yo quiero saber como sigue la historia,
porque me encanta Very Happy ,
asi que siguela pronto please tiste .
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Mayo 21st 2012, 20:30

siguelaaaaa
Volver arriba Ir abajo
jonatik4everrr
Novia De..


Cantidad de envíos : 658
Fecha de inscripción : 27/11/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Junio 15th 2012, 02:13

SEGUILAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Junio 17th 2012, 21:08

siiiigueee
Volver arriba Ir abajo
.::::brisli::::.
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 192
Edad : 20
Fecha de inscripción : 28/02/2010

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Julio 29th 2012, 09:29

La seguiras?? :'(
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Julio 31st 2012, 11:43

siguela porfa!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-   Hoy a las 07:18

Volver arriba Ir abajo
 
El Cuaderno de Joe -Joe&Tu-
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
 Temas similares
-
» Cuadernos JONAS!
» INFO DE LOS CUADERNOS JONAS! 9 MODELOS DIFERENTES!!
» Cuaderno de explotación
» Guerra de Amor! // Joe & _______ (tu)
» CUADERNO DE COPLAS CON CARLOS CANO

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DE TODO UN POCO-
Cambiar a: