Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 In Another Life -TERMINADA-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
I'mFearless♥
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1324
Edad : 20
Localización : Durmiendo en las nebulosas- Falcon, Venezuela.
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 16th 2012, 15:00

¡CSM! Jess dice que ama mas a Nick que lo que amo a Joe... ¡OH MY JESUS!
OMG OMG OMG OMG OMG OMG ¡OMJ!
TIENES que SEGUIRLA
SIGUELAAAAAAAAAA
Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 16th 2012, 16:04

:O
Diablos tengo mis ojitos aguados xD
Siguela pronto!!!!!!!!!
Hermoso Smile :') :3
Ahhhhhhh siguela rapido plissss t lo pido Smile
Volver arriba Ir abajo
evelyn alejandra
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 977
Edad : 26
Localización : comiendo las galletitas azules de nick con joe y kevin
Fecha de inscripción : 01/12/2010

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 17th 2012, 15:37

que pasa por que no sigues
Volver arriba Ir abajo
evelyn alejandra
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 977
Edad : 26
Localización : comiendo las galletitas azules de nick con joe y kevin
Fecha de inscripción : 01/12/2010

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 17th 2012, 18:40

quiero capitulo quiero capiitulo quiero capitulo quiero capitulo quiero capitulo quiero capiitulo quiero capitulo quiero capitulo quiero capitulo quiero capiitulo quiero capitulo quiero capitulo quiero capitulo quiero capiitulo quiero capitulo quiero capitulo
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 17th 2012, 21:50

ahwww no sabes como amo esta novela!!!
y lo del florero me causo intriga...u.u
ahwww
siguela pronto please!!
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 18th 2012, 13:30

chicas siento no haberles subido ayer, pero es que no me dejaba poner el capi, no se que le paso...bueno aqui se los dejo


Capítulo XIII

Nicholas acompañó mi desolado silencio y se dedicó a brindar leves caricias en mi espalda mientras yo procuraba cesar el llanto.
Luego de unos minutos, mi respiración ahoga, producto al lloriqueo, fue recuperando su ritmo normal y aunque estaba preparada para ponerme en marcha a casa, preferí quedarme unos segundos más acomodada en su cálido pecho. Los latidos de su corazón formaban una serena melodía, que de alguna extraña manera, me irradiaba alegría.
—Te quiero— Susurré con la voz en un hilo, para luego dejar escapar un suspiro enamorado.
Deslicé mis manos desde su cuello, por sus hombros hasta su pecho, así pude alejarlo suavemente de mí y mirarlo a los ojos. Quería que notara lo sincera que estaba siendo.
—Y tu sabes que yo a ti— Sonrió recorriendo todo mi rostro con sus profundos y misteriosos ojos marrones.
Sonreí y cerré los ojos, como si supiera cual sería el próximo movimiento de Nicholas. Sentí su mano en mi mentón y lo inclinó cuidadosamente hacia arriba.
Me daba cuenta de que no había valido la pena haber regulado mi respiración cuando sentí su aliento dulzón chocar con armonía sobre mi rostro y en un fugaz instante, sus labios rozaron afectuosamente los míos.
Luego de casi provocarme un paro cardiaco con sus tortuosos roces, sentí como finalmente me besaba con sumo afecto. Tan delicado y dulce como solo él sabía hacerlo. Con tanto ardor y pasión, y sin perder la ternura, pues no era un beso eufórico. Para nada. Todo esto me era excesivamente fascinante. Nunca imaginé que un beso tan simple, pudiese ser tan poderoso.
Con sencillez, Nicholas lograba levantar mis pies del cielo y hacerme girar, envuelta en ese sentimiento increíble y tan difícil de alcanzar, llamado “Amor”.
Estaba ensimismada en dar lo mejor de mí, en cada movimiento, en cada inocente caricia y por muy ingenuo que fuera el beso, el calor se apoderaba rápidamente de mis mejillas. Por la misma razón, un espasmo fuerte y brusco se apoderó de mi cuerpo al sentir una corriente fría de aire rozar levemente con la piel de mi rostro. Causándome instantáneamente escalofríos.
Me alejé de Nicholas con rapidez y a la vez, intentando no cometer algún movimiento brusco.
— ¿Sentiste eso? — Dije en un susurro casi inaudible y con la vista desviada a un punto inexistente.
— ¿Qué cosa? — Preguntó confuso, mientras sus dedos seguían acariciando dulcemente mi rostro.
Me quedé en silencio y traté de hallar miles de explicaciones, más las puertas estaban cerradas, al igual que las ventanas y ni una pizca de aire rondaba por la sala, menos una tan fría como la que había rozado mi rostro. No quería aparentar ser una esquizofrénica, pero podía jurar que todo esto se trataba de Joseph.
— ¿Podemos irnos? — Murmuré con serios escalofríos recorriendo todo mi cuerpo y antes de que Nicholas cuestionara mi extraño comportamiento, caminé hasta la puerta para evacuar la casa.

Me extrañó el hecho de que Nicholas no pronunciara ni una sola palabra durante un largo recorrido de vuelta a casa, más debía saber que Nicholas no era la clase de persona que se entrometía en la vida de otros y creo que luego de un buen rato, el silencio comenzaba a molestarme.
—Estás muy callado ¿Sucede algo? — En este caso era yo quien husmeaba en la vida de otros.
—Para nada— Sonrió y noté que estaba siendo sincero. —Estoy admirando tu perfil, es todo— Se encogió de hombros, sin abandonar la amistosa sonrisa que llevaba pegada en los labios y escondió, con naturalidad, sus manos en los bolsillos.
A pesar de que tenía un elevado grado de confianza con Nicholas, sentí como la sangre se acumulaba en mis mejillas y no pude evitar sonreír cabizbaja, sabiendo que comentarios así de simples, no daban el mismo resultado con otros chicos.
Una vez más, sentí como su mano buscaba disimuladamente la mía y no protesté cuando sus dedos se entrelazaron con los míos.
No nos dimos cuenta cuando ya nos encontrábamos ingresando al elevador que nos dejaría en nuestro piso y yo no me di cuenta cuando sus manos se habían apropiado de mi cintura y me empujaban notoriamente contra una pared.
—Nicholas… ¿Qué haces? — Carcajeé enredando mis dedos en su corta cabellera en el instante en que sus esponjosos labios iban dando mullidos besos sobre la piel de mi cuello.
—Disfrutando el último momento a solas— Pude percibir como curvaba una sonrisa mortífera sobre la zona y luego volvía a capturarla para hacerme estremecer.
Quedaban unos cuantos pisos para que la suave melodía del timbre avisara nuestra llegada, por lo que acaté a los que Nick había dicho “Disfrutar del último momento del día a solas”.
Podía darme cuenta de que Nicholas tenía bien guardado su lado salvaje y lograba que me sintiera importante cada vez que emergía de él.
Mientras más ansiaba que los labios de Nicholas apresaran los míos, más larga era la espera, y cuando estaba a pocos segundos de enloquecer, capturó los míos haciéndome sentir en la gloria, lugar del cual no bajaría jamás.
Mi respiración se agitaba con facilidad, aún más cuando percibí que sus manos iban en camino a escabullirse bajo mi remera. Sentí la yema de sus dedos acariciar mi piel y sonreí por el sinfín de sensaciones que transitaron por todo mi cuerpo.
Sabía que Nicholas iba a ir por más y yo no me quejaba en lo absoluto, más el suave pitido del timbre anunció que las puertas se abrirían y que nuestro placentero momento debía terminar.
—Nicholas— Susurré con los ojos aún cerrados, tratando de reponer mi respiración.
Al ver que no reaccionaba, me quedé disfrutando de su estado.
Sus manos seguían sujetas a mi cintura, su frente unida a la mía, sus ojos cerrados y sus labios, rojos e hinchados, entreabiertos expulsando su fresco aliento sobre mis labios.
—Nick— Volví a llamarlo y esta vez abrió los ojos, más no se alejó. —Las puertas ya están abiertas— Sonreí, acaricié su mejilla y me acerqué hasta su frente para depositar un delicado beso.
Carcajeó irradiando ternura y tiré de su mano para salir del pequeño cubículo.
—Mi madre quiere tenerme toda la tarde viendo películas caseras— Informé meciendo nuestras manos entrelazadas. — ¿Quieres acompañarnos? — Levanté las cejas.
—Me encantaría— Sonrió, más luego sus expresiones animadas desvanecieron. —Pero tengo que salir con… todos— Agachó el rostro y supe enseguida que algo me ocultaba.
—Irán a ver a Joseph ¿Verdad? — El solo nombrarlo producía un nudo en mi garganta y una molestia en mi estómago.
—Así es… No te dije nada porque…— Guardó silencio y su mano libre acarició mi brazo desnudo.
—No te preocupes— Interrumpí dejando que un suspiro se escapara de mis labios. —Está bien. Aún no es tiempo…— Cerré los ojos y agité levemente la cabeza para volver a reaccionar. —Entonces… ¿Nos vemos mañana? — Traté de sonreír como pude y lo miré a los ojos. Pésima idea. Sonrió apenado.
Era obvio que no estaba convencido de mi sínica sonrisa. Elevó el dorso de su mano y acarició con dulzura mi rostro.
—Te quiero— Dijo sin abandonar su sonrisa y se acercó hasta besar mi mejilla.
—Igual yo— No pude evitar carcajear ante su ternura y antes de que se alejara, tomé de su rostro para brindarle un fugaz beso. Carcajeó y abrí la puerta de mi departamento.

Durante toda la tarde mi madre lloriqueó a mi lado observando cuando mi hermana y yo éramos apenas unos bebés, mientras que yo, solo suspiraba rogando a dios que en ni un video apareciera Joseph.
Para mi sorpresa, fue tal como quería y en ni un momento apareció la imagen de mi mejor amigo en la pantalla. Cosa que sin dudas, me extraño.
—Mamá— Llamé su atención cuando sonreía conmocionada al verme compartir un juego de mesa con mi hermana, cosa que no se contemplaba hace muchos años. — ¿Dónde están las cintas de mis cumpleaños y juntas… las de Joe? — Musité con la vista perdida en el suelo.
Giró su rostro y acarició maternalmente mi pierna.
—Denise las quería. No me molesté en preguntarte porque creí que no querrías verlas, además… tampoco quiero que lo hagas, no por un tiempo— Fue sincera.
—No te preocupes, estás en lo cierto… tampoco quiero mirarlas, por ahora— Juro que quise sonreírle, pero no se podía. — ¿Puedo irme a acostar? — Pregunté al notar lo oscuro que se había hecho.
Asintió y se acercó para besar mi frente. Antes de que dijera algo más, me puse de pie y me encaminé hacia mi habitación.
—Jessica— Me llamó exaltada y me giré sin ánimos.
— ¿Si? — Levanté las cejas, cansada. Lo único que quería en este momento era irme a dormir.
— ¿Es idea mía o…? — Achicó los ojos y sonrió con picardía. — ¿Estabas tomada de la mano con Nicholas? Pude verlos por el ventanal—
—Es cosa de amigos— Dije sin temor, si me mostraba insegura iba a sospechar de inmediato.
— ¿Cosa de amigos? — Carcajeó incrédula. —No tenía idea que los amigos se tomaban de la mano— Puso en pausa la cinta que emitía un molesto chillido.
—Sí, ya sabes, tiempos modernos— Rodé los ojos y suspiré. —Bueno, yo me voy a dormir. Que tengas buenas noches. Saluda a papá cuando llegue— Sonreí con inocencia y me escapé a mi cuarto.
Sin poder esperarlo más, me despojé de todas mis prendas y me calcé la pijama. Sentí un gran alivio al estar acomodada bajo las suaves sábanas de mi cama y como si algo fuese más confortable sentía que la almohada estuviese diseñada para mi cráneo.

Me encontraba en un profundo sueño, donde mi mente creaba imágenes llenas de colores y totalmente incoherentes, pero extrañamente me hacían sentir felicidad en el pecho.
El sueño perfecto no duró mucho, un ajeno e incesante sonido molestaba mi dormir y al momento en que no lo pude soportar más abrí mis ojos.
Dejé de respirar cuando vi a Joseph parado a los pies de la cama, con la mirada penetrante sobre mí y mis ojos se cubrieron de lágrimas al experimentar el miedo. Apreté los ojos, queriendo borrar su imagen, más al volver abrirlos él seguía ahí, con sus expresiones serias y relajadas… no como anteriormente le había visto.
Comencé a lloriquear y sin poder quitar mis ojos de los suyos.
—Jessica— Sentí su voz y me creí demente.
¡Estas cosas no ocurrían! ¡Esto no podía ser verdad!
—Jessica— Volvió a llamarme en este aterrador susurro.
Mi llanto crecía cada vez más y me senté en la cama para enfrentarlo, con el miedo cosquilleando por mi piel.

Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 18th 2012, 14:12

:O siguela rapido :O
Omg!!!!!!!I
Volver arriba Ir abajo
evelyn alejandra
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 977
Edad : 26
Localización : comiendo las galletitas azules de nick con joe y kevin
Fecha de inscripción : 01/12/2010

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 18th 2012, 15:12

OMJ joe no la deja tranquila que le pasa ehhhh???
Volver arriba Ir abajo
I'mFearless♥
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1324
Edad : 20
Localización : Durmiendo en las nebulosas- Falcon, Venezuela.
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 18th 2012, 16:07

OK OOMMGGGG
TIENES que seguirla ¿sabes cunto desee que Joe hablara con Jessica? ¿¡AH!?
SIGUELA
Mirao asi, este captulo es el que el foro no te dejo subir ayer y ahora tienes que poner el de hoy Smile
¿SI? ANDA
SIGUELA
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 18th 2012, 20:35

aaaaa!!!!!!!!!!!!!
como q Joe ahi???
ahhh q nervios u.u
SIGUELAAAA POR FAVOOOR!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
evelyn alejandra
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 977
Edad : 26
Localización : comiendo las galletitas azules de nick con joe y kevin
Fecha de inscripción : 01/12/2010

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 19th 2012, 10:51

SIGUELAAAAAAA
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 19th 2012, 10:58

sigueee
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 19th 2012, 12:42

bueno chicas he de informaros que la nove esta llegando a su final ):
pero no se preocupen que les subire una nove esta vez HOT la lei hace tiempo y se que les gustara. disfruten del capi (:



Capítulo XIV

El aire se escapaba con facilidad de mis pulmones y comenzaba a imaginar que moriría de un paro cardiaco. Sentía como un extraño dolor se apoderaba de mis extremidades y enseguida noté que formaban un puño, arrugando las sábanas debajo de mí.
Comencé a llorar desconsoladamente… Y no sabía si era porque creía que estaba enfermándome, quizás porque ver su imagen me atemorizada o por el simple hecho de que la frustración de verlo y no poder tenerlo de nuevo, me llenaba por dentro, dejándome el mismo hueco vacío que sentí cuando me dijo que me amaba y el pitido de la marcapasos se escuchó por toda la habitación.
—Jessica— Volvió a susurrar y observé cómo sus expresiones serias, endurecidas, se iban transformando en una sumamente triste y desconsolada.
Mi llanto no cesaba y me sentía acorralada ante su presencia. Podía percibir como todos mis sentidos se encontraban petrificados y como las lágrimas rodaban sin control en mis mejillas.
Un grito ahogado se escapó de mi pecho cuando la imagen de Joseph se esfumó en un abrir y cerrar de ojos. Mi cuerpo, cual se encontraba contraído, cayó pesadamente en un lado del colchón. Lugar donde me aferré de las frazadas y me comencé a llorar sin remedio.
Sentí como mi oscura habitación era invadida por la luz del proveniente de afuera y a los pasos preocupados de alguien.
—Jessica, querida ¿Qué sucede? — Preguntó mi madre con inquietud mientras, como pudo, me levantaba para acomodarme sobre sus brazos.
No me encontraba en las condiciones adecuadas para hablar. Ni por más que lo intentara, las palabras no lograban salir de mis labios.
Al rato escuché como llegaba mi padre y mi hermana a la habitación, y para ser sincera, no quería a nadie a dentro, no más que a mi madre.
Los demás podrían llamarme demente.
— ¿Qué le sucede ahora? — Preguntó con su tono desinteresado. Mi hermana.
—Jessi ¿Estás bien? — Sentí como mi padre se acomodaba a mi lado y como mi hermano pequeño, el cual se encontraba en sus brazos, trataba de consolarme con sus suaves manitas.
—Quiero… quiero a Nicholas— Sollocé arrugando, como un bebé, la camisola de dormir de mi madre.
—Hija, son las 6:24 de la madrugada. Mañana por la mañana le llamo— Suspiró mi madre acariciando mi cabello con dulzura. Quizás podía tener la intuición de lo que sucedía.
—Por favor— Me quejé con dolor impregnado en la voz y volví a arrugar su prenda de dormir.
—Yo iré por él— Suspiró mi hermana y sentí como salía de la habitación. Después de todo, se preocupaba en el fondo por mí.
A los pocos minutos, sentí la voz de Nicholas provenir desde la sala y me alejé de mi madre para esperar que apareciera por la puerta. Apenas lo hizo, me puse de pie en un salto y corrí hacia él para abrazarlo con firmeza. Sin poder detenerme en algún instante, seguí derramando lágrimas sobre su hombro.

— ¿Qué es lo que sucedió? — Cuestionó preocupado mientras me extendía la taza con chocolate caliente.
Me quedé en silencio, sin saber que responderle. Si le llegaba a mencionar lo que realmente había pasado… posiblemente creería que sufría de esquizofrenia.
Me acomodé bajo las sábanas, con la espalda reposando sobre el respaldo y con la mirada perdida en la taza.
—Vamos, linda— Sonrió dándome ánimos mientras acariciaba, sobre todo el montón de frazadas, mis piernas. —Ya todos deben estar durmiendo de nuevo—
—Lo vi— Hablé por primera vez desde el incidente y en un casi inaudible susurro.
— ¿Estás segura? Quizás solo fue… un sueño— Me miraba con comprensibilidad y pude ver que podía confiar en él. No me trataría como una loca.
—Estoy segura, Nicholas— Iba a llorar nuevamente. Ni mi tazón en mis manos podía ver producto a las lágrimas que inundaban mis ojos.
— ¿Estás… asustada? — Preguntó y levantó mi mentón con su extremidad zurda para poder mirarme a los ojos.
Asentí con un nudo amenazando en mi garganta y con las lágrimas corriendo, una vez más, por mis mejillas.
—Lamento haberte molestado— Musité entre sollozos. —Pero eres la única persona que me hace sentir segura— Confesé mientras mantenía un fuerte contacto visual.
—No te disculpes, está bien— Sonrió levemente y llevó ambas manos a mi rostro para barrer las lágrimas con sus pulgares. —Sabes que en cualquier momento puedes contar conmigo, estés donde estés… iría hasta la luna si me lo pidieses— Carcajeó y no pude evitar sonreír ante su tierno comentario.
—Gracias— Susurré y volví a sonreír.
—No hay de que— Sonrió y se acercó para besar mi frente. —Ahora… no creo que me dejes ir ¿O sí? — Meditó con obviedad. Él sabía muy bien que lo tendría amarrado a mí.
—Por supuesto que no— Carcajeé y me acerqué para abrazarlo.
—Entonces… En vista de que no regresaré a mi casa, tendré que seguir durmiendo aquí— Alzó las cejas cuando volvió a mirarme a los ojos.
Solo carcajeé y me acomodé, como corresponde, en el acolchado, dándole un espacio suficiente para que se recostara a mi lado.
—Buenas noches, Jessi— Su susurro sobre mi oído derecho me estremeció por completo.
—Buenas noches, Nicholas— Sonreí y cerré los ojos con confianza, sabiendo que él se quedaría.


Un mes había transcurrido y al mirarme en el espejo del baño, noté como un pequeño bulto comenzaba a crecer en mi vientre, más aún pasaba por desapercibido, y creo que me venía excelente por este mes.
Debía usar, obligadamente, un traje de gala. Mi graduación se aproximaba y aunque no quise participar de la fiesta de la preparatoria, mis padres me llevarían a cenar, junto a la familia Jonas, a un sofisticado restaurante, en el cual todos deberían usar traje de etiqueta.
— ¿Estás nerviosa? — Averiguó Nicholas, mientras rodeaba mi cintura con uno de sus brazos.
—Para nada— Rodé los ojos. —Es más, ni siquiera estoy interesada en tener una cena de graduación. No me anima salir de casa— Fui sincera y entrelacé mis dedos en su nuca.
—Veamos— Sonrió mirándome a los ojos. —Hiciste que toda tu familia, más la mía, se vistieran de traje y tus padres gastarán en uno de los más lujosos restaurantes, solo para que te sientas una reina— Levantó las cejas. Era muy posible que quisiera hacerme sentir culpable por despreciar la cena de mis padres.
—Primero que nada, yo no hice que tu familia, o la mía, se vistieran tan elegantes, fueron mis padres ¿Recuerdas que yo no planeé nada? — Dije con aire vencedor. En todo caso, era yo quien estaba en la razón. —Y segundo, no tenían por qué gastar tanto dinero, no veo la diferencia de una cena normal en casa, a ir a un restaurant con gente que se cree la dueña del mundo— Finalicé con una gran sonrisa en el rostro.
—Entonces— Musitó con la contagiosa carcajada aún en la voz. —Me han hecho un gran favor a mí ¿Sabes? — Levanté las cejas al notar como sus expresiones mostraban picardía. —Resulta que luces hermosa con ese vestido rojo— Se acercó cruelmente hasta mis labios y mordió con sensualidad mi inferior, con lo cual inició una corriente eléctrica por mi piel.
Carcajeé y cerré mis ojos para luego sentir como devoraba mis labios con delicadeza y dulzura.

La cena transcurrió con normalidad y parecía que todo fuese como antes, excepto por… él.
De no haber sido por aquel maldito accidente, Joseph estaría vestido de traje sentado con nosotros, seguramente haciéndome incomodar o lanzando bromas de mal gusto.
Casi todo el transcurso de la cena, mis labios permanecieron cerrados, moviéndose de vez en cuando para sonreír hipócritamente a los demás y fingiendo que estaba disfrutando del momento, cuando era lo contrario. Es más, lo encontraba una falta de respeto hacia su persona…
¡Por favor! ¿Cuál respeto? ¿Acaso yo lo he respetado? ¡No lo creo! Estaba enamorándome de su hermano y en ese preciso momento, mis ojos se desviaron al angelical rostro de Nicholas, cual reía sobre lo que mi padre comentaba. Debió de haberse dado cuenta de mi persistente mirada sobre él y me dedicó una dulce sonrisa, para luego volver a la conversación. Suspiré confundida ¿A quién amaba realmente?

La cena finalmente finalizó y ambas familias caminaron juntas hasta el estacionamiento, seguramente comentando la gran cena que habían tenido, puesto que escuché a Kevin mencionar que el platillo de camarones había estado exquisito.
—Bueno, fue una excelente cena— Suspiró mi padre, haciéndome sentir vergüenza ajena cuando golpeó satisfecho su estómago. — ¿No es así, Jessica? — Al llamar por mi nombre, me distrajo de mis incoherentes pensamientos y sin ánimos, lo miré desinteresada.
—Sí, excelente— Comenté queriendo escabullirme pronto al vehículo y volver a casa para deshacerme del incómodo vestido y hundirme bajo las cálidas frazadas de mi acolchado.
—Señor Parker— Dijo Nicholas y no solo llamando la atención de mi padre, sino la de todos.
—Nicholas— Respondió mi padre sin deshacer la enorme sonrisa que le había dejado todos los platos que había probado en la noche.
—Quisiera saber si… Me permitiría sacar a dar una vuelta a Jessica— Sonrió de costado, sin dejar de mirar a mi padre, mientras yo sonreí por primera vez en toda la noche.
—Por supuesto— Contestó sin queja alguna y rodeó mi espalda con su gran brazo. —Más necesito que me prometas algo— Nicholas asintió. —Quiero devuelta a mi hija a más tardar a las 12 de la noche— Carcajeé, me sentía como toda una cenicienta.
—A las 11:59 estará en casa— Sonrió estirándole la mano a mi padre y la cual aceptó gustoso.
¿Había mencionado que mi padre adoraba a los muchachos?
Sin más tardar, mi padre me dejó libre y caminé junto a Nicholas hacia el auto de Kevin. Por esta noche sería nuestro medio de transporte.
Nicholas corrió hacia una de las puertas traseras del auto y la abrió con sofisticación, complementando su cuerpo en ademán para dejarme entrar. Sonrió y tomó de mi mano para ayudarme a subir a la enorme camioneta.
Solo iba a seguir su elegante juego, por lo que asentí con elegancia e ingresé al interior del automóvil.
Lo vi correr por la parte delantera del auto y en unos cuatro segundos estuvo en el interior.
¿Para qué tanta elegancia? Incluso para poner su cinturón de seguridad producía gestos finos y no podía evitar sonreírle por el espejo retrovisor.
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 19th 2012, 13:06

ahiii pobre rayita q nervio vio a Joe u.u
ahhh amo a Nick es taan dulce Very Happy
SIGUELA!!!
Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 19th 2012, 13:16

Siguela plis plis plis Razz
Esta super Smile
Volver arriba Ir abajo
I'mFearless♥
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1324
Edad : 20
Localización : Durmiendo en las nebulosas- Falcon, Venezuela.
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 19th 2012, 20:22

¿Como que ya va aterminar? ¿¡Tan rapido!? ¡No! ¡No es ósible! Sad
Ahhhh, tan shdsdga que es Neutral ¡No púede terminar! esta semana han terminado todas las noves que me gustan .-.
Bueno, solo una...
¡Ahh! me encanta que Nick sea tan asi, no se como(?
SIGUELA
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 19th 2012, 21:22

siguelaaa!!!
Volver arriba Ir abajo
DuByNat
Forista!


Cantidad de envíos : 69
Edad : 19
Fecha de inscripción : 12/01/2012

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 19th 2012, 23:57

new lectoraaaaaaaa!!!! plis siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa quiero saber que pasaaaaaaa tu novela me encantaaaaaaaaaaaa plis siguel siiiiii Sad
Volver arriba Ir abajo
evelyn alejandra
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 977
Edad : 26
Localización : comiendo las galletitas azules de nick con joe y kevin
Fecha de inscripción : 01/12/2010

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 21st 2012, 10:46

vamos debes seguirla mujer por dios ojala que la otra novela sea tan buena como esta nos vemos
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 21st 2012, 10:51

siguela pleasee!!!
Volver arriba Ir abajo
IrennIsDreaMy
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1250
Edad : 22
Localización : On the Other Side of the Door with Taylor Swift and Joe Jonas <3
Fecha de inscripción : 21/01/2012

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 21st 2012, 13:09

chicas siento no haberles subido capi ayer, se me paso Razz tonta de mi lo se , por eso aqui les dejo 2 (:



Capítulo XV


—Es sorpresa… y— Sentí como su respiración comenzaba a agitarse. —No vale si haces eso— Carcajeó y apretó los ojos al frenar el auto en luz roja.
Solo carcajeé y volví a recostar mi espalda en el respaldo. Mordiendo mi labio inferior, cada vez que me miraba por el pequeño espejo.
Durante todo el recorrido, me fui con una contagiosa sonrisa pegada en el rostro, la cual, después de pocos minutos, comenzaba a incomodar en mis mejillas.
Me había planteado los diferentes lugares a los cuales Nicholas podría llevarme. Como opción estaba la playa, el mirador de la ciudad, el cine, los bolos… otro restaurante, aunque la última alternativa era muy poco probable, acabábamos de salir de uno y yo no resistiría la visita a otro.
—Llegamos— Anunció estacionando el vehículo en el garaje de una desconocida casa… o quizás, no tanto.
En silencio observé nuestro alrededor y me encontré localizada en el garaje de la casa de los Moore ¿Qué se suponía que hacíamos aquí? Además, se podía ver a través de las costosas cortinas, las luces encendidas.
— ¿Venimos a saludar a Tim? — Articulé incrédula, rogándole al cielo que no fuese como yo pensaba.
— ¡Por supuesto que sí! — Exclamó risueño y evacuó el vehículo antes de que pudiera decir algo más.
¿Había dicho que si? ¡Esto debía de ser una broma!
Nicholas, con gran velocidad, se encontró abriendo la puerta y ofreciéndome ayuda para pisar el frio cemento que perfectamente se complementaba con la húmeda y baja temperatura de la noche.
—Nicholas— Musité apacible, mientras tomaba de su mano. —Esto es una broma ¿Verdad? — Le sonreí, confiando plenamente que era yo quien tenía la razón.
Negó con la cabeza y me devolvió un gesto sincero y armonioso.
Si estaba hablando enserio.
Cerré mis ojos y suspiré, tratando de calmar la frustración que nacía en la boca de mi estómago. Todo lo que había planeado se trataba de un romántico paseo, nunca cruzó por mi mente que Tim estaría en el programa.
Entrelazó nuestros dedos y tironeó de mí, ya que ni caminar quería. Quizás debería pedirle que me fuese a dejar a casa, más tampoco podía ser tan desubicada.
Nick giró la manilla y nos encontramos con la puerta abierta, lo que aumentó las posibilidades de que la familia Moore se encontrara descansando, luego de unas placenteras vacaciones, en su hogar.
Me dio paso a la entrada y antes de que pudiera protestar por su incoherente “Sorpresa” mis labios quedaron sellados, provocando que me tragara todas las palabras que habían estado a punto de salir hace pocos segundos. Mis ojos solo se encontraban abiertos como platos admirando lo hermoso que se encontraba el lugar, digo… El living.
—Sorpresa— Susurró sobre mi oído, mientras se acomodaba detrás de mí, entrelazando sus dedos sobre mi vientre y lo cual produjo un inmenso cosquilleo por todo mi cuerpo.
Situó su mentón sobre mi hombro y sonreí, después de haber despertado de mí transe, al sentir como depositaba un afectuoso beso en mi mejilla.
—Nick— Suspiré sin poder quitar la vista de la maravillosa ambientación que se presentaba frente a mis ojos. —Esto es asombroso— Sin hacerlo esperar más, me volteé y tomé su rostro para besarlo dulcemente en sus acolchonados labios.
—Habías dicho que querías una cena normal y… deseo cumplido— Carcajeó abrazándome por la cintura y chocando nuestras narices. Era increíble la ternura que me transmitía.
No tenía idea como había logrado todo esto. El lugar parecía haber sido adornado por profesionales. En la blanca alfombra, la cual aparentaba ser de un gran oso polar, posaba un rojo y fino mantel. En este, se podía apreciar todo tipo de frutas exóticas, copas con burbujeante champaña y las botellas reposaban sobre una elegante fuente repleta de hielo.
Todo nuestro alrededor, se encontraba decorado con velas rojas y pétalos de rosa, del mismo color. ¿Acaso podía ser más romántico? Sin mencionar que la chimenea, se encontraba encendida, en medio de la sala, le daba al ambiente el toque perfecto y especial.
Nos sentamos, uno frente al otro, en los cojines del sillón y comenzamos a devorar los trocitos cuadrados de sandía y melón.
— ¿Hiciste todo esto tu solo? — Interrogué mientras atrapaba, con mis labios, un jugoso trozo de sandía.
—No, en realidad Naomi me ayudó con las frutas— Me sonrió, la que pronto dejó de lado para enseñarme la punta de su lengua, cuando relamía su labio superior. Una máscara de oxígeno, por favor.
— ¿Naomi? — Enarqué una ceja, mientras le clavaba una mirada acusadora.
—Solo me ayudó a picar la fruta— Carcajeó al notar que mis expresiones no eran nada amistosas. — ¿Por qué? ¿Estás celosa? — Alzó una ceja y sonrió de costado, haciéndome desfallecer al mismo tiempo.
—No— Dije seca y esta vez robé la frutilla más grande que posaba en medio de un tuti-fruti.
Lo escuché carcajear y al poco rato lo tuve a mi lado, levantando mi rostro con su zurda apoyada en mi mentón.
—Sabes que eres a quien más quiero ¿Verdad? — Clavó sus ojos brillantes, más que nunca, en los míos. —Estoy profundamente enamorado de ti, Jessica— Susurró dejando su sonrisa de lado, para mirarme con intensidad y haciéndome sentir en las nubes.
Sentí la falta de oxígeno en mis pulmones y mis ojos se inundaron en lágrimas al instante. Lo extraño fue… que esta vez no me invadió la culpa, sino… eso tan difícil de encontrar, llamado amor y por ende… iba a ser sincera con él.
—Y yo de ti, Nicholas… Estoy enamorada de ti —Sonreí sintiendo como una lágrima corría por mi mejilla derecha al sentirme tan bien, tan libre al expresarle lo que sentía.
Me miraba como si le fuese intrincado comprender lo que le decía, pero en el fondo, sabía que lo entendía a la perfección y que solo no podía creer que lo que estaba confesándole.
Sin perder el contacto visual, con su mano, aún en mi mentón, me acercó suavemente hacia él, sintiendo como de a poco, su aliento fresco y dulzón se apoderaba de mis fosas nasales y como sus besos se materializaban en mi boca. ¿Cómo podía ser tan fuerte esto que sentía? Lo quería, lo adoraba, lo amaba.
Simplemente… lo amaba.
Sus labios chocaron sutilmente con los míos y con todas las anisas floreciendo de mi cuerpo, me acerqué todo lo que pude, sentándome en su regazo, para poder aprisionar sus labios todo lo que me fuese posible. Mi respiración se agitaba con facilidad y era aún peor cuando sus manos iban arrastrando mi vestido hacia mi cintura para poder acariciar mis piernas desnudas con lujuria.
De un fugaz salto me alejé de él, a lo que reaccionó aturdido y solo pude sonreír al ver que lucía atractivamente sensual en aquel desastroso estado.
Su camisa ya se encontraba sumamente arrugada y el nudo de la fina corbata estaba punto de desaparecer, más el detalle final eran sus bucles totalmente desordenados, los que me hacían, verdaderamente, enloquecer.
Noté que se iba a levantar para acomodarse en el sillón y antes de que cometiera algún movimiento más, levanté seductoramente mi pierna y apoyé la suela de mi zapato de tacón sobre su hombro, impidiendo que se levantara.
Su mirada sería se acoplaba a la mía con facilidad y me transmitía todo lo que sentía en ese preciso momento: deseo, lujuria, amor. No podía creerlo, el solo verle me hacía perder la respiración y aún más, cuando descubrí que yo estaba transfiriéndole lo mismo.
—Quédate quieto— Musité relejada y volví a sonreírle con crueldad.
Se quedó en silencio, clavándome esos oscuros y hermosos ojos sobre mí, los cuales me miraban confundidos, tratando de averiguar mis siguientes movimientos.
Traté de establecer todos mis sentidos y localizar un punto de mi mente en donde encontrara la calma. No tenía por qué estar nerviosa. Sin perder el contacto visual, que Nicholas establecía con tanta intensidad, conduje mis manos hasta mi espalda, lugar donde se encontraron con el cierre de mi ajustado vestido rojo.
Pude percatarme de cómo su respiración iba acelerando cada vez más y yo, tratando de controlar mis hormonas, sonreí con dificultad. Pronto iba a desencadenar la locura que sentía dentro.
Mi vestido cayó pesadamente sobre mis pies y mi cuerpo, casi desnudo, sintió enseguida el cambio de temperatura. Logrando que mi piel pareciera la de una gallina.
Carcajeé suavemente, sin que él lo notara, cuando lo vi agitar su cabeza con los ojos cerrados, más pronto volvió a reaccionar y desde su puesto, clavó una seductora mirada en mí. Sus manos se elevaron hasta alcanzar el nudo de su corbata, para así retirarlo de inmediato y enseguida, prosiguió con los botones.
Estaba derritiéndome ahí mismo. Cada diminuto movimiento que ejercía, cada gesto, cada mirada, me estaban haciendo desfallecer. Como si disfrutara de mi notable agitado estado, sus manos iban desabotonando la camisa lentamente, botón por botón, y al momento en que su tersa y blanca piel, comenzaba a asomarse… mi mente, junto a mi cuerpo completo, trataban de mantenerse en calma, sintiéndose débil cuando percibían que el deseo y la lujuria estaban a punto de vencer.
Retiró cuidadosa mente la prenda y cargó todo el peso de su cuerpo sobre sus manos en la alfombra.
Seguro que de esa manera tenía una mejor perspectiva de mí.
Esta vez, iba a ir por más, quería observar como el placer quemaba su piel de a poco, más no sabía si sería lo suficientemente fuerte como para resistir mi extasiada condición.
Sus ojos se abrieron como platos cuando notó como el broche de mi brasier dejaba de hacer presión en mi espalda y antes de que pudiera retirarlo, las ganas de comerle la boca, fueron aún más grandes.
Caminé hacia él y me senté sobre sus piernas, rodeando su cintura con las mías y como si mi vida dependiera de ello, tomé su rostro entre mis manos para devorar esos acaramelados labios rojos.
Sus grandes manos acariciaban con entusiasmo mi espalda desnuda, separando sus dedos todo lo que le fuese posible para abarcar más contacto, mientras yo trataba de no perder el control. Objetivo que se estaba haciendo muy dificultoso.



Capítulo XVI

Mi cuerpo completo tembló al sentir como los dedos de Nicholas tiraban con suavidad los breteles de mi brasier, haciendo que este fuese cayendo por mis brazos.
Incrementé la velocidad en el eufórico beso y tironeé de los escasos bucles que comenzaban a crecer una vez más en su nuca. Los labios de Nicholas, moviéndose con inquietud sobre los míos y su miembro bucal recorriendo toda mi boca, me demostraban el éxtasis en el que Nicholas comenzaba a entrar, mientras que yo presentía que pronto una arritmia interminable atacaría mi corazón.
La blanca y tersa piel de su pecho, chocaba con el mío desnudo, haciéndome sentir la mujer más suertuda del planeta.
Supe que se alejaría cuando comenzó a distribuir fugases besos sobre mis labios y fue obvio cuando sus manos se posaron sobre mis brazos.
Abrí los ojos y me encontré con los suyos más brillantes que nunca.
Sonrió y alejó mi torso de él con un solo objetivo: Besar mi pecho.
Inició un recorrido desde mi cuello, pasando por mi clavícula y rozando su lengua en cada contacto que sus labios hacían con mi piel. Finalmente, llegó a la loma de mis pechos, zona donde sus besos se intensificaron, al igual que mi respiración. Con ambas manos en mi espalda, sujetaba mi cuerpo inclinado hacia atrás. De esa manera obtenía todo el espacio que le fuese posible.
Fue inútil retener un gemido cuando sus labios se hincaron sobre mi piel sin piedad y mis uñas se clavaron en sus omóplatos.
El sonido de los latidos de mi corazón, parecieron haberse escuchado por toda la sala en el momento en que sus labios habían capturado la parte más sensible de aquella zona y sus manos complementaban los besos con caricias sobre mis muslos y glúteos.
El placer me estaba consumiendo y todo mi cuerpo parecía estar adormecido y rendido antes los mimos que me brindaba con tanta pasión.
Con lo poco que mis manos podían reaccionar, temblando, llegaron hasta el cinturón de Nick y producto a la desesperación, actuaron con torpeza.
Los besos de Nicholas no cesaban, ni disminuían la velocidad, por lo que me fue una ardua labor retirar el cinturón y a la vez desabrochar el pantalón. Razón la cual me estaba haciendo sentir lenta y frustrada de por medio.
Como pude, me separé de él y me senté en la suave alfombra. El hecho de sentir su constante mirada sobre mi cuerpo semidesnudo, comenzaba a incomodarme, más no me impidió concretar mi meta.
Con ambas manos tomé el inicio de su pantalón de tela gris y con fuerza tiré de él, dejando su cuerpo en las mismas circunstancias en las que el mío se encontraba. Él mismo terminó por quitarlo y antes de que él me acomodara una vez más sobre su falda, me recosté sobre la suave alfombra blanca. Con una sonrisa traviesa, tiré de su brazo para así poder tenerlo sobre mí y volver a la locura una vez más.
Separó mis piernas con cuidado para acomodarse entre ellas y hacer que estas rodearan su cintura, formando una firme llave… de la cual, no estaría libre por un buen tiempo.
Me sentía mimada, protegida… amada. No había nada más hermoso y perfecto que entregarle todo lo que sentía, aceptando cada sentimiento que florecía en mi pecho.
Esto era… lo que toda chica deseaba en la vida. Poder estar segura de sus actos, poder estar segura de que la otra persona te amaba tanto, como para nunca dejarte ir.
Sabía que el aire estaba cálido por la chimenea encendida, pero cierto porcentaje era producto al calor que nuestros cuerpos emanaban y todo esto… solo elaboraba una fina capa de sudor sobre nuestra piel.
Sus labios volvían a capturar los míos, tirando de mi inferior con sensualidad y lujuria, haciéndome perder la cordura en cada momento y a la vez, rogando por más.
Nuestras respiraciones podían ser escuchadas por toda la casa y fue aún peor cuando comenzó a ejercer delicados movimientos sobre mí.
Me aferré a su espalda y me separé de sus labios para abrir mis ojos y admirar su rostro. Sus labios rojos, hinchados y brillantes se encontraban entreabiertos, de los cuales se escapaban sutiles gemidos y sus facciones demostraban inocencia, las cuales me colmaban de ternura a la vez. Sonreí y acaricié su suave mejilla, a lo que enseguida reaccionó y clavó sus ojos marrones en los míos. Sonrió de costado y suspiró para luego comenzar a repartir besos por todo mi rostro con un implacable cariño.
—Qué lindo eres— Pensé en voz alta, mientras disfrutaba de sus mimos.
—Y tú qué preciosa eres— Carcajeó, más pronto calló al volver a besarme con la misma intensidad que antes lo hacía.
Sus manos se deslizaron desde mi cintura hasta mis caderas y con un solo objetivo.
Sus dedos jugaron con el inicio de mi prenda interior y antes de que la retirara, yo fui por la suya. Sonreí traviesa sobre sus labios y comencé a deslizar la prenda por sus piernas.
Finalmente, nuestros cuerpos se encontraban desnudos, extasiados de tantas caricias y besos, más aún así pedían más.
Nicholas no se quedaría atrás, por lo que no me sorprendió cuando sus grandes manos abarcaron mis pechos, haciéndome morir de placer y gemir sobre su oído izquierdo sin disimulo.
Sus movimientos se intensificaban con velocidad y mis ojos con suerte podían observar el elegante candelabro que colgaba en el techo. Traté de desviarlos hacia otro lugar y cuando me fue posible, se empañaron rápidamente, logrando que mi cuerpo temblara por completo al notar nuevamente la presencia de… él.
¿Qué era lo que me estaba ocurriendo? ¿Acaso estaba enloqueciendo? ¿Sufría de esquizofrenia? ¡No! Esto era real y comenzaba a destrozar mi corazón con crueldad.
Mis ojos se clavaron en los fríos de él y me aferré al cuerpo de Nicholas.
Algo me estaba sucediendo… Estaba rechazando algo que antes había rogado por obtener. Su aparición. ¡No lo quería ver! ¡Este momento era complemente mío! No podía arruinarlo como la primera vez… ¡Quería que se fuera!
—Vete— Mascullé entre dientes, con rabia. —Vete de aquí— Repetí en el mismo tono, mientras mi mandíbula se contraía y lo enfrentaba con la mirada.
— ¿Qué… dices? — Preguntó con dificultad. Nick.
—Nada… nada…— Musité acariciando su espalda y tratando de ahogar los gritos.
Sus facciones, las cuales creí notar frías y furiosas, desvanecieron y sus ojos se clavaron en los míos con tristeza.
Creí que iba a llorar y apreté mis ojos, tratando de que Nicholas no notara el hueco que había crecido en mi pecho, sin embargo, al abrir los ojos nuevamente, él había desaparecido.
No podía creer que lo había enfrentado de tal manera. No podía creer que lo había echado. De alguna forma, me sentía mal, pero ¡No podía seguir de esa manera! Yo… ya no… ya no lo amaba de la misma manera que antes lo hice.
Decidí entregarme por completo. Quería sentirme de él y sonreí sobre sus labios, mientras trataba de moverme junto a él, aunque no fuese necesario… Nicholas tenía todo bajo control… Si es que así se le podía llamar.
Escucharlo gimotear sobre mis labios, solo lograba avivar el fuego que nacía en mi cuerpo y aunque sintiese que las fuerzas me abandonaban… Quería más.
Llegó dentro de mí y ambos gemimos al unísono, descargando todo lo que teníamos oculto dentro de cada uno.
No sentía mis piernas y mi pecho subía y bajaba en busca de oxígeno, con desesperación, mientras que Nicholas cayó a mi lado, para abrazarme por la cintura y acercarme a su cuerpo.
Ni uno de los dos podía emitir alguna palabra y sonreímos al mirarnos a los ojos y notar el deplorable estado en el cual habíamos quedado.
—Nicholas— Susurré, levantando mi brazo con debilidad, para así acercar mi mano a su mejilla.
—Dime— Jadeó, tratando de establecer su respiración.
Tragué saliva y mis ojos se cristalizaron al saber que estaba lista para decir lo siguiente.
—Linda ¿Qué pasa? — Me miró preocupado y acarició mi brazo en señal de apoyo.
—Nicholas… yo te amo— Dije sin miedo. Era lo que sentía y no podía seguir ocultándolo, no algo tan grande como eso.
Se quedó en silencio y con los ojos fijos en los míos. Seguramente tratando de asimilar lo que le acababa de decir.
—Te amo Nick…— Suspiré y sonreí conmocionada cuando una lágrima corrió por mi mejilla.
Me sentía libre de poder admitirlo. Ya no existía esa presión ejerciendo en mi pecho cada vez que pensaba en aceptarlo.
—Yo… linda… Jessica… no tienes que decirme esto porque te sientes obligada— Figuró una extraña expresión y sonrió triste.
—Por favor— Dije sin despegar la sonrisa de mi rostro. —Te digo esto porque de verdad lo siento y ya no tengo miedo en decírtelo, Nick— Las palabras salían solas de mi boca y carcajeé levemente al notar lo sorprendido que estaba.
Sin decir nada, tomó mi rostro entre sus manos y me besó con pasión en los labios, entregándome todo lo que sentía. Amor.
Las lágrimas no se detenían y con dificultad traté de responderle. No obstante, lo notó y se alejó de mí para mirarme con sus ojos también empañados.
— ¿Por qué lloras? — Sonrió con la voz temblorosa y barrió las lágrimas con sus pulgares.
—Porque no puedo creer que haya tenido esto retenido aquí— Dije presionando mi pecho con una mano. —Durante tanto tiempo. Te amo, lo podría jurar por todo lo que tengo y si…— Sonreí sin poder creer todo esto. Ya no me sentía presa… ni tampoco culpable.
— ¿Si…? ¿Si, qué? — Carcajeó sin poder mirar a otro lado que no fuesen mis ojos.
—Quiero ser tu novia— Musité y mordí mi labio inferior.
Nuevamente, se quedó en silencio y me encogí de hombros sin abandonar conmocionada sonrisa.
— ¿Quieres ser mi novia? — Susurró tembloroso con los ojos brillantes y la lágrima que se deslizó por su mejilla, solo logró hacer que otras cayeran de mis ojos.
—Así es— Asentí entre sollozos y lo besé con ardor y pasión en los labios. Nada podía ser más perfecto de lo que sentía en estos momentos.
—Te amo— Susurró sobre mis labios, mientras yo admiraba su figura a la luz del fuego.
—Y yo a ti— Sonreí secando sus lágrimas. —Y yo a ti, Nicholas— Suspiré y volví a besar sus labios una vez más.
Él mundo conspiraba a nuestro favor, irradiándonos de plena felicidad y amor. Un sentimiento como el que yo sentía por él, era tan difícil de encontrar, más no imposible… y la magia de todo, es que cuando uno no está mirando, te encontraba, sorprendiéndote con lo fuerte y poderoso que podía llegar a ser.

Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 21st 2012, 13:49

aaahwwwwww fueron dos capis maravillosos
wooow lo ama q lindooo
y Nick es tan tinerno, romantico, simplemente perfecto ahwww
ahhh amo esta nove siguela!!!!
Volver arriba Ir abajo
evelyn alejandra
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 977
Edad : 26
Localización : comiendo las galletitas azules de nick con joe y kevin
Fecha de inscripción : 01/12/2010

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 21st 2012, 16:41

awwww que lindo
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 21st 2012, 17:00

siguelaaa
Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Marzo 21st 2012, 18:47

Awwwww q bello!!!!!
Siguela soon
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: In Another Life -TERMINADA-   Hoy a las 10:50

Volver arriba Ir abajo
 
In Another Life -TERMINADA-
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 5 de 6.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» In Another Life -TERMINADA-
» [KyuMin] My life sucks without you
» Cosecha de patatas terminada
» Lo último de Sirenia "The Enigma Of Life"
» HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DRAMATICAS-
Cambiar a: