Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Solo fue una memoria. [Joe & Tu]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4 ... 21 ... 40  Siguiente
AutorMensaje
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 4th 2012, 13:10

Pero q mierda!!!!! Siguela rapidoya ya ya ya !!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
SweetHeart(MarthaJonas14)
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1468
Edad : 19
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 4th 2012, 14:53








¡Maldición!
Tienes que seguirla... no se pero tienes que seguirla...
¿Cómo puedes dejarla así?
Seguro no nos quieres... lo más probable es que nos odies para dejarla así...
Buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Siguela prontito, ¿Sí?
¡Estoy que me desespero!












Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 4th 2012, 22:39

wtf! Me puedes explicar como puedes
ser capaz de dejarnos con tremenda intriga?!
Ahora no podre dormir en paz hasta que lea otro
capi jaja okeyno'
pero debes seguirla prontisimo please!
Volver arriba Ir abajo
It's Licsa! ♥
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2833
Edad : 19
Localización : De paseo por la sede de Intrepidez.
Fecha de inscripción : 20/08/2010

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 5th 2012, 13:53

Capitulo 6:

Me había pasado toda el día intentando no cruzarme con él. Y lo había logrado una y otra vez sin problema alguno. Y allí estaba, me encontraba frente a él en la entrada de mi casa. ¡Qué buena suerte tenia!

Arregle mi compostura y lo mire fijamente. Casi le sonreí también solo para verme amable. No me sentía cómoda con el mirándome con sus hermosos ojos castaños y mostrándome su sexy sonrisa de chico malo.

-Hola –dije. Agradecí que mi voz no temblara. Al menos no evidentemente.

-¿Puedo pasar?

Vacile. Coloque mi mano en el borde la puerta pensando en cerrársela en la cara tan pronto como sintiera el valor de hacerlo. Pero sabía que sería un esfuerzo vano, su fuerza era mayor a la mía. Por mucho. Me limite a verlo pensando en todas las posibilidades que existían para que el me hiciera llorar. Y eran muchas.

-No –dije, sonando firme.

-¿Por qué no? Solo quiero hablar contigo, ____ –me estremecí con el sonido de su voz al pronunciar mi nombre.

-Pero yo no quiero hablar contigo.

El dio un paso dentro de la casa haciéndome retroceder. Su cercanía me ponía nerviosa. Me hacía temblar de excitación. Su esencia masculina mezclada con una deliciosa colonia me lleno las fosas nasales, haciéndome delirar. Me recupere rápidamente mostrando indiferencia forzada. Sabía que no podía fingir frente a Joe. No por mucho.

-¿Qué haces? –pregunte-. No te invite a entrar.

El cerró la puerta de la entrada después de hacerme retroceder unos pasos más. Lo mire desconcertada y mi corazón se acelero. ¿Qué demonios le pasaba? ¿Creía que podría entrar en mi casa sin más? Era una estupidez de su parte pensar en que podría acercarse y hacer como si nada hubiera pasado antes. No se lo permitiría. Fruncí el ceño.

Su sonrisa seguía intacta en su rostro. Tanto que pensé que era permanente. No sabía cómo hacerlo entender que no lo quería ahí. Que lo quería lejos. Muy, muy lejos.

-Necesitamos hablar –dijo. Entonces su sonrisa se borro. Intento una vez más acercarse a mí, pero me aleje de nuevo.

-No quiero hablar contigo –repetí-. No, con un imbécil como tú.

-____... –comenzó.

-No –le corte. Mi confianza se estaba quebrando conforme pasaban los segundos-. Vete –señale la puerta detrás de él.

-No me voy a ir –su voz era fuerte, decidida-. No, hasta que hablemos.

-¡No quiero hablar contigo! –repetí, necesitando que lo entendiera ya. Las lágrimas ya picaban en mis parpados-. ¡Quiero que te vayas!

El ignoro mis palabras y camino hacia el sofá de la sala de estar. Se sentó en el con tanta confianza como si estuviera en su casa. Estiro sus largas piernas sobre la mesa de centro frente a él y entrelazo sus dedos sobre sus planos abdominales. Recostó su cabeza sobre la parte trasera del sofá y miro hacia el techo. Trague silenciosamente con la visión de su cuerpo así de estirado, pero sobre una cama, totalmente desnudo a pesar de una manta sobre su regazo.

Sacudí la cabeza apartando la imagen, y di la vuelta hasta sentarme lo bastante lejos de él en el sofá, cruzando una pierna debajo de la otra y reposando mi espalda en el reposabrazos. Mordí mi labio inferior al fijar mi mirada en el. Su glorioso cuerpo tan cerca del mío estaba llamándome a gritos para acariciarlo, para llenar mis sentidos de él. Eleve la mirada a su rostro al mismo tiempo en el que él me miro.

-¿Qué quieres hablar? Ya que te pusiste tan cómodo –hable un poco más alto de lo que se escucharía un susurro. Pero había un silencio absoluto cobijándonos, de modo que el si lo escucho.

-De nosotros. De nuestro pasado –dijo, su expresión era seria. Lo suficiente como para creer que él quería esa charla en serio.

-No hay un nosotros –no podía elevar mi tono de voz. Tenía miedo de que si lo hacía, me quebraría.

Joe se incorporo en el sofá, sentándose como debería hacerlo. Apoyo su puño sobre él y se acerco a mí de un pequeño salto. Estaba tan cerca de mí, que su olor varonil volvió a llenar mi nariz. Hice un gran esfuerzo por no cerrar los ojos y aspirar profundo ese olor. Me miro directamente a los ojos con intensidad. Su mano se poso sobre mi rodilla, extendiendo un calor por todo mi cuerpo. Sentí mis labios secarse y la piel hormiguear bajo su tacto. Moriría en cualquier momento.

-Si hay un nosotros, ____ -susurro, en su baja voz grave. Me sentí desfallecer.

Situé mi mirada en sus labios distrayéndome por un segundo. Estaban entreabiertos, rojizos y abundantes. Quería unirlos con los míos de nuevo. Volver a sentir esa electrificante sensación de sentir su suavidad. De sentir su toque, su piel, sus caricias. Estaba desesperada por volver a sentirlo completamente mío. Mi cerebro no estaba pensando racionalmente mientras el subía su mano por mi muslo y lo bajaba de vuelta a la rodilla. Estábamos demasiado cerca. Mi respiración estaba jadeante debido a su cercanía, a su caricia.

Volví a la realidad como si me hubiera caído un balde de agua fría encima. Joe me había abandonado antes, dejando mi corazón roto y mis ojos secos de tantas lagrimas derramadas. No dijo a donde iba ni que haría o con quien estaría. Solo se fue sin dar explicación alguna de su desaparición. Y yo tuve que reponerme sola. Olvidarme de todo lo que había pasado para poder sobrevivir. Y hasta aquel día había funcionado. El rompió mi barrera mental de “no Joe”.

Me levante del sofá apartándome de él, con las piernas temblorosas y un calor abrazador por todo el cuerpo.

-No –susurre-. No lo hay porque te fuiste. Me dejaste aquí; sola sin explicación –un nudo se formo en mi garganta conforme hablaba-. Rompiste mi corazón. Me dejaste sangrando internamente por la herida –trague para tratar de bajar el nudo de la garganta; cerré los ojos alejar las lagrimas. No soportaría por mucho más su presencia.

-Lo sé –agacho su mirada mirando hacia sus manos-. Lo siento. Lo siento del corazón –levanto la mirada-. No sabes lo mucho que te extrañe después de irme. ____...

-Basta –susurre abrazándome a mí misma. Cerré los ojos-. Deja esto como esta. Olvida el pasado entre nosotros. Olvídame.

-¡No puedo! –dijo, escuche el pequeño sonido que hacia el sofá cuando se levanto de él. Un segundo después, sentí su mano sobre mi mejilla. Su pulgar acaricio el área húmeda por donde había rodado la primera lágrima-. No puedo olvidarme de ti. Por más que lo intento -y si lo intento-, no lo logro. Te necesito, te necesito conmigo otra vez.

-Yo no te necesito –susurre sin abrir los ojos-. Ya no.

-No mientas –susurro él-. Me necesitas, me amas tanto como si solo hubiera pasado un día desde que nos vimos por última vez. Lo sabes, ____, lo sabes.

Este era el problema: Joe me conocía demasiado bien. Sabia como me sentía y como pensaba, porque pensábamos similar. Esa era nuestra conexión. Nos conocíamos demasiado bien el uno al otro. Suspire alejándome un paso de él abriendo los ojos otra vez.

-¿Por qué regresaste? –pregunte. Vi la sorpresa en su rostro-. ¿No podías quedarte lejos y continuar con tus… cosas? Hubiera sido lo mejor para ambos.

-Regrese por ti –susurro-. Todos estos años lejos de ti han sido una tortura. Te extrañe cada segundo, cada día. Me volvería loco si no volvía a verte… y regrese –dijo en su voz más suave y dulce.

Sus ojos volvieron a conectar con los míos a pesar de que yo quería evitarlo. El me atrapo, destrozando mi auto-control otra vez. Logro acercarse mientras yo estaba perdida en sus hermosos ojos. Mis brazos cayeron a mis costados de un momento a otro. No pude hacer nada al respecto, no tenía ese control que necesitaba para bloquear a Joe porque con él, yo no tenía control.

-Quiero volver a tenerte, ____ -susurro, muy cerca de mis labios.

Sus brazos se enrollaron en mi cintura sin problema alguno haciéndome temblar. Su mirada estaba posada sobre mis labios mientras frotaba su nariz contra la mía con ternura. Mis ojos también estaban posados sobre sus labios deseando el momento en el que me besara al fin. Necesitaba volver a sentir su suavidad sobre mis labios. Necesitaba recordar cómo era que él besaba. Necesitaba que el reanimara ese recuerdo vago que aun tenia. Solo un empujón y…

-No –me separe bruscamente de él, sacudiendo la cabeza frenéticamente.

La lógica venció. No podía lanzarme a sus brazos como una loca desesperada. No, después de todo lo que él me había hecho. No lo permitiría. No de nuevo.

Camine hacia la puerta principal con las piernas temblorosas y el cuerpo ardiéndome por la excitación. Abrí la puerta y señale hacia afuera con mi dedo índice. No mire hacia la dirección de Joe por miedo a volver a encontrar su mirada y ser persuadida a hacer algo de lo que después me arrepentiría.

-Vete. Se acabo la conversación, Joe –dije, al menos firmemente.

Note por el rabillo del ojo, que Joe se acercaba a mi dirección con una media sonrisa burlona. Respire profundo antes de mirar hacia su rostro. Mi dedo aun señalaba hacia fuera de la puerta cuando él se posiciono frente a mí.

-Lárgate –dije enfatizando mi punto.

-¿Me tienes miedo? –pregunto, haciéndome vacilar por un segundo-. ¿Tienes miedo a que te lastime?

Lo mire durante unos segundos y trague. No respondí. Mis respuestas me harían quedar o como mentirosa o como débil. Y el silencio me hizo ver como débil también, note al ver la expresión de Joe. ¡Tengo demasiada buena suerte!, pensé sarcásticamente.

-Lárgate –repetí, sintiendo el nudo en mi garganta fortalecerse. Lloraría en cualquier momento.

-¿Por qué me tienes miedo? –insistió-. No te voy a lastimar. Vine para quedarme, pase lo que pase.

Apreté los dientes al escuchar sus palabras. Se me helo la sangre de las venas cuando el eco de mi cabeza las reprodujo de nuevo. Su presencia ya era bastante mala para mí, ¿pero que se quedara? Era suficiente como para hacerme enloquecer pronto.

Suspire audiblemente bajando el brazo con el que señalaba la salida.

-No te tengo miedo –dije-. Solo quiero que te vayas ya. No soporto tu presencia cuando hay demasiado peso sobre nuestro pasado. Solo vete y déjame en paz –me quebré al final. Pero logre aguantar las lágrimas.

-¿Eso es lo que realmente quieres?

Asentí.

-No se cumplirá ese deseo porque no lo quieres, ____, y lo sabes –de nuevo sus palabras sabias acerca de mi. Rodé los ojos-. Pero por ahora cumpliré –sonrió a medias-. Nos vemos.

Por fin dio el paso fuera del umbral de la casa y marcho hacia su Lamborghini Blanco estacionado galantemente frente a mi casa. A su lado, mi Audi R8 parecía una baratija. Joe rodeo el auto sin mirarme un solo segundo y cuando llego a la puerta del piloto, cerré la puerta de entrada. Me recosté sobre ella y las lagrimas comenzaron a bajar cuando escuche el ruido del auto al encenderse y marcharse. Mi corazón yacía roto sobre mi pecho sostenido únicamente por los nervios y las arterias. Y las lágrimas parecieron dejarme deshidratada. Llore toda la noche sintiéndome una idiota.

Y todo era culpa de Joe.

De nuevo.
Volver arriba Ir abajo
- Galletas&Leche -
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 19
Localización : Soñando Despierta.
Fecha de inscripción : 02/02/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 5th 2012, 14:04

Eh. ¡Yo tambien voy a llorar!
Me da cosita que ______ lloré. Pobrecita, sufrió muchisimo por lo que se ve.
Tienes que seguirla re pronto mujer. O quedaré deshidratada yo tambien por llorar.
Enseiro, ¡Lloré!
Aw, es que... Y ese Joe ¬¬
Me causa, no sé, COSA también.
Jajaja, solo sigue y sube re pronto.
Bye.
Volver arriba Ir abajo
http://amorsecreto.metroblog.com
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 5th 2012, 16:43

OMJ!!! no puedo creer q me perdi unos capis GENIALES!!!!
ashhh malditas notificaciones!! ODIO cuando no llegan
bueno no reniego mas xD

ehmm q puedo decir?...ya se....WOW! en serio me he kedado SIN PALABRAS noc q decir esq escribes GENIAL
AMO TUS NOVELAS!!!! todas todas sin falta Wink

y prometo NO VOLVER A DESAPARECER Smile

perooo SIGUELA lo mas pornto q puedas si??? un abrazo Very Happy
Volver arriba Ir abajo
SweetHeart(MarthaJonas14)
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1468
Edad : 19
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 5th 2012, 19:41













Here We Go Again...
Ese Joe... le hubieras hecho caso a Adam...
¡Seguro ese niño sabe mas que tu!
¡Joseph, Joseph, Joseph, Joseph!
Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh
Subí pronto. ¿Sí?



Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 5th 2012, 22:59

ayyyyy no! Cada vez que leo
un cap de esta nove me quedo sin
palabras nose que decir!
Solo que me encanto y que tienes que seguirla YA!
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 6th 2012, 17:51

siguuela :]
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 6th 2012, 23:40

siguela prontooo
Volver arriba Ir abajo
catchingjonas
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 918
Edad : 19
Localización : On the finish line
Fecha de inscripción : 07/02/2012

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 7th 2012, 11:23

Buenasaaaass!!!
Holaaa Soy una nueva lectoraa cheers
Me EnCanta tu Noveeee
Siguelaaa plisss
A por ciertoo , me llamo Demi

Ps: No puedoo esperarr aa ver que pasa Shocked
pobree ____ y Joeee Evil or Very Mad Porqué la abandonastese eee.ee
Siguelaa Besoss
Volver arriba Ir abajo
http://neverlandjonas.tumblr.com
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 7th 2012, 20:23

siguuelaa! ♥
Volver arriba Ir abajo
It's Licsa! ♥
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2833
Edad : 19
Localización : De paseo por la sede de Intrepidez.
Fecha de inscripción : 20/08/2010

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 7th 2012, 20:52

Awiiiiii, HOLA CHICAS! Que tal están? Todo bien? Genial : )
Comentarios... gracias por comentar. Las amo a todas. Son tan... kajsdbanrk (indescriptibles) xD
Vi una nueva lectora BIENVENIDA! Es un gusto tenerte aquí, eh.
También me di cuenta de que Martha esta aquí. aah! Holaaaa!
Eras nueva no? No te había visto antes o si? Mi memoria falla, eso pasa xD
Si eres nueva. Ahhhh! Es grandiosisimo tenerte aquí. Eres una super lectora, ultra buena y es un placer tenerte : )
Oh, no estoy diciendo que mis otras lectoras sean malas o normales.
No, pero a mi siempre me hubiera gustado que te hubieras pasado por alguna de mis novelas.
jaksjaks mis deseos son algo raros a veces ^^

A la nove.... pues. Voy a subir cap, así que preparadas en 3...2... 1

LAS AMO! ♥
Volver arriba Ir abajo
It's Licsa! ♥
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2833
Edad : 19
Localización : De paseo por la sede de Intrepidez.
Fecha de inscripción : 20/08/2010

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 7th 2012, 20:54

Capitulo 7:
Cuando me levante de la cama el próximo día, me sentía estúpidamente cansada. Sentía los ojos picosos y los labios resecos. Y cuando me mire en el espejo del baño note que me veía horrible para ir a trabajar. No le tome mucha importancia a mi apariencia ya que realmente no me importaba. Mi prioridad era cerrar las heridas reabiertas del corazón. Cuales, pensaba, jamás cerraría otra vez.

Hice café y me tome dos tazas de él mientras miraba a la nada y pensaba en Joe. Ese maldito bastardo que había vuelto a aparecer en mi vida para hacerme más daño. Quería ahorcarlo o mandarlo lejos de mi vida para siempre y que jamás volviera a aparecerse, pero no podía hacer eso. No, sin consecuencias. Estoy aquí para quedarme, había dicho el. Frase que no me había gustado. También había dicho que estaba de vuelta en Coldwater por mí. Cosa que me gusto mucho menos. Por alguna extraña razón, pensaba que Joe estaba siendo demasiado dramático. El jamás había dicho algo tan directo -y romántico- hacia mi persona, además del te amo que había susurrado nuestra primera noche juntos.

Suspire apartando las imágenes que se congregaron en mi cabeza. No quería recordar.

Cuando termine con el café, lave la taza y la deje junto a la cafetera por si acaso necesitaba otra dosis de cafeína. Me encamine hacia el baño para darme una refrescante ducha y aliviar un poco la presión en mi cuerpo. La ducha duró más de lo que tenía previsto ya que me tomaba las cosas muy pasivamente. No estaba de ánimos para nada.

Cuando termine con mi aseo y me vestí y arregle, salí de la casa con muy poquitas ganas de enfrentarme a un grupo y darles clase. ¡Ni siquiera tenía ganas de ir! Subí al auto de malagana y conduje hacia la preparatoria para un día desastroso.

Sonreí forzadamente a los estudiantes que me sonreían mientras caminaba hacia el salón de clases. Adam no se había aparecido por ningún lado por lo que sospeche que no me había visualizado. Eso fue un alivio. No tenía manera de hablar con Adam sin quebrarme al menos un poco. Ese chico se parecía excesivamente a Joe, y eso era demasiado para mí. No quería a otro Joe cerca de mí.

Mi salón de clases estaba vacío, gracias a Dios. Deje mi bolso sobre el escritorio y me senté en mi respectivo asiento. Fije mi mirada en algún punto fijo del salón y eleve mis piernas sobre la esquina del escritorio. Los tacones rojos resaltaban contra la caoba. Suspire colocando mis antebrazos sobre el reposabrazos y junte las manos. ¿Joe había estado hablando en serio cuando dijo que se quedaría? ¿Cuándo dijo que había vuelto por mí? Era estúpido. Después de ocho años de miseria amorosa, él regresa para querer reconquistarme y hacer como si nada hubiera pasado.

¡Eso era mie*da!

Escuche el timbre que daba inicio a clases sonar. Refunfuñe algo inentendible. Poco a poco los estudiantes comenzaron a llenar el salón. Yo no acomode mi postura y tampoco los mire, pero ellos se mantuvieron en silencio como si los estuviera mirando con cara de asesino. Jugué con mis dedos hasta que el último estudiante entro en el salón cerrando la puerta detrás de él. Ni sombra de Adam. Fruncí el ceño girando la mirada hacia los estudiantes.

-Buenos días clase –dije. Mi voz sonó malhumorada-. Hoy, hagan lo que se les pegue la gana –ellos comenzaron a murmurar entre sí, algo que detuve con un golpe sobre mi escritorio-. Pero, si me molestan con esos murmullos o algún ruido, irán a detención, todos. ¿Trato hecho?

Escuche un coro de sí. Asentí con la cabeza antes de girar mi atención hacia mis manos. Este sería un día muy, muy largo. Después de todo, no estaba Adam para sacarme una sonrisa, y tampoco habría consuelo en dar clases cuando no tenía ganas de hacerlo. Terminaría discutiendo con algún estudiante o gritándole a la clase. No me desquitaría con los estudiantes porque un imbécil volvió a romper mi corazón. Debía desquitarme con el imbécil, ¿no?

La puerta del salón se abrió. Gire mi mirada hacia allá sin preocuparme de la visión que tendría el que entrara. Mi postura no era adecuada para una profesora y lo sabía. Pero no me importaba ni un poquito. Hasta que vi a Joe. Susurre un juramento antes de ver su sonrisa picara y su mirada sobre mis piernas. Las baje de inmediato del escritorio y me puse de pie.

-Llegas tarde, Adam –dije, girando mi atención hacia el chico que estaba a su lado.

-Lo siento, profe. Joe me atraso –golpeo sus nudillos sobre el brazo de Joe. Este rió e hizo lo mismo con Adam.

-Siéntate –ordene. Adam me miro confuso y obedeció sin más.

-Se puede ir, señor Jonas –le dije a Joe, señalando la puerta con mi dedo índice.

-De acuerdo –dio una cabeceada sin que su sonrisa se desvaneciera. Eso me enfureció aun más-. Adiós, chicos.

Después de sacudir su mano hacia ellos, salió del salón dándonos la espalda. A mí no me miro ni un segundo, cosa que agradecí completamente. Volví a mi escritorio sintiéndome terrible. Volver a ver a Joe después de la discusión de la tarde del día anterior me destrozaba. Me incline sobre el escritorio, reposando mis antebrazos sobre él y uniendo mis dedos. Fije mi mirada sobre mis manos unidas y suspire. ¿Por qué insistía en hacerme daño cada vez que aparecía? Ya había superado su abandono, su inmadurez. ¿Por qué regresaba a hacerme daño?

O tal vez era mi corazón roto el que no quería avanzar. Se debatía entre estar con Joe o superarlo. Era una decisión difícil dado que él solo quería a Joe, que yo volviera junto a Joe y llenar ese vacío. También estaba la lógica que me decía que no debía hacerlo, porque las segundas oportunidades no importaban, las personas jamás cambiaban. Pero, realmente no pensaba así. Más bien, pensaba que Joe había cambiado. Se veía diferente, física y sicológicamente. Aquel día que les había hablado a los chicos, se había expresado con sinceridad. Y era sinceridad pura. No había engaños a su alrededor. Lo sabía.

-¿Miss Hill? –llamo una chica, desviando mis pensamientos y mi mirada hacia ella.

-¿Si? –dije, reclinándome sobre el asiento.

-¿Se siente bien? Se ve pálida –dijo ella.

-Y a punto de echarse a llorar –escuche la voz de Adam-. ¿Segura de que no quiere irse a casa y comerse un envase de Nutella? Sería una buena opción para un corazón roto.

-No sabes de lo que hablas Adam –dije con amargura. Las lágrimas comenzaron a picar en mis ojos-. Un corazón roto no se cura con chocolate. Se necesita más que azúcar o alguna droga para superarlo. Ustedes piensan que el chocolate servirá porque son adolescentes y no saben sobre esto. Pero cuando tengan un verdadero corazón roto, notaran la diferencia. Realmente lo harán.

Volví a recostarme sobre el escritorio y desvié la mirada hacia los demás estudiantes. Todos ellos estaban mirándome fijamente.

-No es fácil de superar y duele –dije. La voz se me estaba quebrando-. Duele muchísimo. Casi sientes como si el corazón se hubiera muerto o estuviera atravesado por una daga y luego dejado sangrando en tu pecho –una lágrima se resbalo por mi mejilla-. Es horrible -choque mi puno sobre mi pecho y mire directamente al frente.

El timbre de salida sonó. Ni siquiera me había dado cuenta de que ya era hora de salir. Pero ninguno de los estudiantes se movió del asiento. Todos tenían su mirada sobre mí.

-Lo siento –escuche la leve disculpa de Adam-. No sabía.

-No importa –desvié mi mirada hacia él y limpie la lágrima que había resbalado por mi mejilla-. Salgan de aquí antes de que lleguen tarde a su próxima clase.

-Quien quiera que sea ese idiota, se perdió de una linda chica, Miss Hill –dijo Ángela.

Asentí, esbozando una pequeñísima sonrisa.

La próxima clase paso igual, excepto por el pequeño desliz de mi pequeño discurso sobre corazones rotos. Todos los demás grupos supieron que no me sentía de ánimos para que me molestaran demasiado y si lo hacían, me enojaría. Parecía como si tuviera unas letras grandísimas en neón sobre la cabeza que decían NO MOLESTAR. Al menos, los estudiantes sabían eso.

Cuando llego la hora del almuerzo, deje mi bolso bajo llave en una gaveta del escritorio pensando salir del salón hacia el comedor con Alice. Los estudiantes se veían cruzando por el pasillo desde la puerta abierta mientras mi último grupo de la mañana salía por ella. Espere pacientemente a que cada uno de ellos saliera del salón antes de siquiera atreverme a meterme en su grupo de adolescentes violentos. Suspire cuando el último estudiante salió. Desvié la vista hacia los pupitres vacios y dos segundos después, escuche la puerta cerrarse y el clic cuando es cerrada con seguro. Gire mi mirada hacia allá.

-¿Qué demonios haces? –le pregunte a Joe-. No voy a hablar contigo.

-Escuche tu… discurso de la mañana cuando Adam te hablo –dijo caminando hacia mí. Su expresión estaba seria-. Lo siento. Lamento que te sientas así por mi culpa. Me siento fatal por dañarte otra vez. No es mi intención, en serio. Quiero…

Eleve mi mano mostrándole la palma para que se callara. El obedeció.

-No quiero escucharlo –dije-. Quiero que te vayas.

Me puse en pie y hale mi falda estilo lápiz negra. Tenía muchas de ese estilo para ir al trabajo. Acomode mi camisa de seda roja y camine hacia la puerta. No iba a soportar su presencia y mucho menos su discurso sobre lo mucho que le dolía lo que me hacía y lo que me había hecho. Cuando pase a su lado, paso un brazo por mi estomago, pegándome a él lo suficiente como para sentir sus músculos tensarse sobre mi espalda, por encima de mi camisa y la suya. El aparto el cabello que caía sobre mi cuello e inclino sus labios hacia el área expuesta. Deposito un beso allí haciéndome estremecer. Cerré los ojos y suprimí un gemido.

-Te ves hermosa –susurro-. No te enojes. No me temas. No te hare nada.

-No te temo, temo a que me rompas de nuevo –dije, sin pensar. Me lamentaría de esas palabras más tarde.

-No lo hare –dijo. Deposito otro beso sobre mi cuello-. Lo prometo.

-No prometas cosas que no cumplirás, Joe –pase mi mano sobre la de él que se posaba sobre mi costado, manteniéndome firme a él-. Ya lo hiciste una vez. No lo hagas otra vez.

-Esta vez, es en serio –elevo sus labios hacia mi mejilla-. Completamente en serio, mi amor. Estoy aquí por ti, y me quedare por ti.

-No te creo –dije, soltando a mi vez su mano de mi costado. Me aleje lo más posible de su cuerpo.

Vi la perplejidad en su rostro que rápidamente se transformo en una expresión de dolor. Agacho su mirada y suspiro. Se paso las manos por su cabello, alborotándolo. Volvió a suspirar levantando la mirada hacia mí.

-¿Qué debo hacer entonces? –pregunto, susurrante. Su voz estaba quebrada. Las barreras de confianza cayeron a sus pies, note-. No vivo sin ti, ____, te necesito. Me siento un zombi vagando por el mundo sin rumbo. Y todo porque no te tengo.

Mordí mi labio inferior reteniendo las lágrimas que se acumulaban peligrosamente en mis ojos. Lo mire fijamente con mi corazón latiendo fuertemente en mi pecho. Parpadee dos veces procesando aun sus palabras. ¿Qué debía hacer? ¡Qué sabia yo! Ya estaba demasiado conflictiva con todo lo demás. No necesitaba más.

-Tú me perdiste, Joe. Igual que yo te perdí el día que te marchaste –agarre una bocanada de aire cuando dos lágrimas se escaparon de mis ojos, seguidas de más-. No quiero volver a estar tan lastimada como aquella vez. No, si vuelves a irte sin avisar. No, si vuelves a ser tan patán de decirme te amo y al otro día desaparecer.

El hizo una mueca con el recuerdo. Cruce mis brazos sobre mi misma mientras lo miraba.

-Eso fue muy estúpido de mi parte, lo admito –dio un lento paso hacia mi-. No debí de hacerlo.

-¿Cuál de las dos? –Mi corazón se quebró aun más-. ¿Decirme te amo o marcharte?
Volver arriba Ir abajo
- Galletas&Leche -
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 19
Localización : Soñando Despierta.
Fecha de inscripción : 02/02/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 7th 2012, 21:08

'El hizo una mueca con el recuerdo. Cruce mis brazos sobre mi misma mientras lo miraba.
-Eso fue muy estúpido de mi parte, lo admito –dio un lento paso hacia mi-. No debí de hacerlo.
-¿Cuál de las dos? –Mi corazón se quebró aun más-. ¿Decirme te amo o marcharte?'


Oh Dios Mio.
Esa parte me hizo llorar. No sé, me da cierta pena ______.
Y Joe, también comienza a darme pena, es que, Aw.
Me parece tan tierno pero a la vez me enfado con el por lo que le hizo a la Rayis.
Y la explicación de ______ a los alumnos. ¡Wowowo!
Me sorprendió muchisimo.
No me lo esperaba. Vaya. Waaaaaaaaaaaa!
Mujer debes seguirla, ¡Hasta el Infinito!
Es que, AMO esta novela, me he quedado despierta solo para leer el capitulo. Mi teclado hace más ruido que asaber que a esta hora. Ya que.
Espero que puedas seguirla re pronto. ¿Si?
¡PRONTO!
Cuidate, Bye.
Volver arriba Ir abajo
http://amorsecreto.metroblog.com
ro$$ 100% fan$ griton@
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1282
Edad : 21
Localización : Venezuela Wants Jonas Brothers
Fecha de inscripción : 21/01/2010

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 7th 2012, 22:21

Oh por Dios licsa! Casi lloro con ese ultimo capitulo siento
Dolor en mi corazon siento como si fuese yo!
Me quede hasta sin saliva, este capitulo fue "desgarrador"
Nc rompio mi corazon!
Sube pronto por favor!
Bueno me voy! Besos!
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 8th 2012, 06:59

OMJ! este cap me hizo llorar u.u
me da mucha pena lo q le pasa a rayita Sad
y Joe ahww es tan confuso Sad
tienes q segurla porfa PRONTO PRONTO!!!
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 8th 2012, 21:43

omj! No hay un cap en el que no me dejes muda
tus noves me atrapan! casi puedo sentir lo que sienten
los personajes ......
Me encanta! Siguela!
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 9th 2012, 10:57

siguela please!!
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 9th 2012, 20:04

siguuela!
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 10th 2012, 22:15

siguela porfaaa!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 11th 2012, 07:08

siguuelaaaa pleeaseQ!
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 11th 2012, 09:11

siguela porfaaa no nos abanddones T____T
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 11th 2012, 16:21

siguuelaa pleease!
Volver arriba Ir abajo
It's Licsa! ♥
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2833
Edad : 19
Localización : De paseo por la sede de Intrepidez.
Fecha de inscripción : 20/08/2010

MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Febrero 12th 2012, 09:36

Capitulo 8:
-No me arrepiento de haberte dicho te amo, ____ porque lo sentía… porque lo siento –él se acerco lo suficiente a mí como para tomar mi mano entre la suya y llevarla hacia el lado izquierdo de su pecho-. El late por ti desde el primer día. Te necesita otra vez. Necesita amor, tu amor.

Todas mis barreras cayeron. Todo lo que sostenía el que no debía creerle, se desvaneció al ver su expresión de dolor, al ver sus ojos vidriosos a punto de soltar las lagrimas. Joe decía la verdad, el no me mentía acerca de nada. Sentí la sacudida en mi corazón con tanta fuerza que sonreí. Por primera vez, en todo el día había sonreído sin forzarla. Había sonreído del corazón.

Eleve mi otra mano hacia su mejilla y limpie una lágrima prófuga. La mano que sostenía la mía sobre su pecho se apretó un poco. Me incline un poco hacia arriba. A pesar de mis tacones, Joe seguía rebasándome en estatura. Pase, por su nuca, la mano que tenía en su mejilla e hice que su cabeza se agachara un poco hacia la mía. Apoyo sus labios sobre los míos y con eso, la pared de hielo que nos mantenía alejados, desapareció. El soltó la mano que mantenía atrapada mi mano derecha, y pasó su largo y fuerte brazo por mi espalda baja pegándome a su cuerpo. El profundizo el beso, introduciendo su lengua dentro de mi boca, haciéndome desear más del beso. Acaricio cada espacio de mi boca con hambre, como si hubiera sido la primera vez. Yo sentí lo mismo. Nos besamos con fiereza, buscando más y más uno del otro.

El dio un paso hacia delante, y otro, y otro, hasta que mi trasero choco con un costado del escritorio. Joe levanto mi pierna haciendo que la falda se subiera. La apoyo contra su cadera, subiéndome al escritorio también. Ya sentía la fría superficie de la madera en mis muslos y trasero. Joe se posiciono entre mis piernas haciendo aun mas intima la conexión. Bajo sus manos hasta ponerlas a cada lado mi cadera y rompió el beso.

Jadeantes, nos miramos a los ojos del otro. Mi corazón salto al ver en sus ojos ese brillo que se encendía cuando estaba junto a mí. Sonreí, apoyando mis manos sobre sus hombros. El acaricio mis muslos con sus callosas manos, que se sentían como rasposa tentación sobre mi piel.

-¿Y ahora qué? –susurro él-. ¿Me quieres otra vez?

Me reí.

-No estoy segura de esto, Joe. No estoy segura de nada –suspire-. Hablemos de esto en otro momento, y lugar –añadí echándole un vistazo a nuestro alrededor.

El sonrió con su sexy sonrisa. Reprimí un suspiro.

-Seguro –dijo, aun acariciando mis muslos. Agacho la mirada hacia allá y sonrió-. Me gusta tu braga.

Abrí los ojos como platos y mire hacia allá. Mi falda prácticamente estaba sobre mi cadera, dejando expuesta mi ropa interior de encaje roja. Me sonroje sin saber realmente porque. No era la primera vez que Joe me había visto así; pero hacía mucho tiempo ya.

-Debo salir, Joe –le dije-. Alice me espera en el comedor.

-Oh, sí –dio un paso atrás después de darme un beso rápido en los labios.

Baje del escritorio acomodando mi arrugada falda. Me asegure de que no tambalearía camino a la puerta, y me encamine a ella. Joe se mantuvo detrás de mí, con las manos dentro de los bolsillos de su pantalón. No había dicho nada más sobre el asunto que lo había traído hasta mí, pero yo tampoco se lo recordé. Quería pensar tranquila, no más presión.

Mi mano giro el seguro de la puerta, destrabándola. Puse mi mano sobre el pomo dispuesta a abrir la puerta, pero Joe me detuvo.

-¿Cuándo hablaremos? –pregunto-. Necesito saber si esto va en serio.

-No lo sé, Joe –dije, con la mirada posada sobre la mano que él tenía sobre la mía-. Debo pensarlo.

-Puedo ir esta tarde a tu casa. Tengo el tiempo libre.

-¿Qué, si digo que no te quiero en mi casa de nuevo hasta que piense lo que quiero que pase entre nosotros? –Gire la cabeza y mi mejilla choco con sus labios-. Necesito tiempo.

-¿Quieres que vuelva contigo? ¿O quieres que me vaya para siempre? ¿Me amas tanto como yo a ti, que hasta duele? Solo piensa en las preguntas importantes. Olvida el pasado –dijo, rozando sus labios lentamente por mi mejilla. Su mano libre se posiciono a un lado de mi cadera.

-Eso es lo que no me deja perdonarte –susurre.

-El adolescente maduro. Ya sabe lo que quiere, y como. Y se asegurara de que las heridas de tu corazón sanen con amor –beso mi mejilla-. No te abandonare, ____. No de nuevo.

_*_

-¿Por qué esa cara? –pregunto Alice, mirándome expectante mientras caminábamos hacia el estacionamiento escolar.

Suspire. El estacionamiento estaba prácticamente vacío. Hacia una hora que se suponía que saldríamos de nuestro día laboral, pero el director nos había llamado para una reunión. Todos los profesores se unieron en la biblioteca a discutir él porque estábamos perdiendo los primeros días de que clase, y a exigir el porqué no habían comenzado las clases correctamente. Solo escuche hasta ahí; después, mi mente viajo hasta el encuentro con Joe en el salón. Aun no estaba segura de que si lo quería de vuelta en mi vida, o si solo quería que se fuera y superarlo al fin. Las preguntas que él me había hecho seguían dando vueltas en mi cabeza. Sí sabía lo que sentía por él, pero aun las heridas no cicatrizaban. Joe también había dicho que las curaría, pero aun estaba un poquito recelosa en ese aspecto. No quería entregarle mi corazón para que otra vez lo destrozara a su antojo. Aunque sus palabras fueran honestas, no creía del todo en ellas.

-Porque no puedo cambiarla, Alice –dije, contestando su pregunta suspendida en el aire.

Ella me dio una mirada interrogante y escéptica. Sonreí. Le dio la vuelta a su llavero entre sus dedos y sacudió la cabeza, negando.

-Sabes a lo que me refiero, ____. Hay algo que no me has contado.

Ella se posiciono frente a mí caminando de espaldas, mirándome a mí. Tenía una gran sonrisa sobre su rostro mientras hacía rodar el llavero en su dedo.

-¿Quién es? ¿Lo conozco? ¿Cómo se llama? –pregunto, llena de intriga. No sé como lo hace, pero siempre lograba leer mis pensamientos.

Sonreí, pero negué.

-Vas a caer si sigues caminando de espaldas con esos tacones –le advertí.

Ella se encogió de hombros, pero se acomodo a mi lado.

-Vamos, dime. Yo sé que hay alguien por ahí –canturreo, molestándome-. Dime, dime, dime.

-Estas peor que una niña pequeña, Alice –me queje, riendo.

-Mi amiga está saliendo con un hombre al fin. Tenemos que celebrarlo, ____ -dijo, como argumento.

Me reí.

-No salgo con nadie –puse los ojos en blanco.

-Pero al menos intentas comenzar una relación con alguien, lo sé –soltó un chillido excitado-. Quiero verlo tan pronto como se hagan novios. Necesito saber quién es. Me pone los pelos de punta saber que sales con alguien, y yo sin saber quién es. ¿Qué tal si es un narco? ¿O un jefe de ganga? ¿Qué, si es un bandolero?

Me reí enérgicamente con sus posibilidades. Me imagine a Joe así, y no pude parar de reír.

-¿Qué? ¿Es alguno de ellos? –pregunto, alarmada.

-No, pero es un rebelde –dije.

-¡Niña, sales con un rebelde! Eso no es bueno –hizo una pausa mirando hacia los autos de los que estábamos cada vez más cerca-. ¿Es sexy? Si es sexy, todo lo demás queda perdonado.

Sonreí.

-Es mucho más que sexy. Es ardiente, mucho más ardiente que el sol –dije. Lleve mi dedo hacia mi boca y toque mi lengua con él, y cerrando la mandíbula hice una mueca haciendo énfasis en lo que había dicho. Alice se rió.

-De acuerdo, ya tengo envidia –dijo entre risas-. Espero verlo, eh.

-Pronto, espero –suspire.


Llegue a casa poco después. Baje mis cosas y entre en la casa vacía con la misma rutina que los días anteriores. Con la diferencia de que esta vez me despoje de toda mi ropa en la habitación y no en la sala de estar. Joe había insistido en volver a hablar conmigo esa misma noche de modo que vendría a mi casa lo quisiese o no. Me cambie a uno shorts y una camiseta holgada. Recogí mi cabello en una coleta y me puse unas lindas sandalias. Después, salí y acomode bien todo lo que pudiese acomodar. No sé porque me sentía nerviosa, pero no podía evitarlo. Joe me ponía así.

Justo una media hora después, el timbre sonó. Di una vuelta sobre mi propio eje, de lo nerviosa que estaba, y me dirigí a abrir la puerta. Joe me sonrió desde el otro lado y elevo dos bolsas marrones.

-Traje comida china –dijo-. ¿Aun te gusta no?

-Me encanta –sonreí-. Gracias.

-Nada que agradecer, linda.

Me hice a un lado y deje que el pasara. Cerré la puerta después de ver como él le echaba un vistazo al lugar. Encontró la mesa del comedor sin que le diera instrucciones y dejo las dos bolsas marrones sobre esta. Camine hasta su lado y me incline sobre las bolsas.

-¿Sopa? –Arrugue la nariz-. ¿Qué hay del arroz y la deliciosa carne roja?

Joe se rió.

-Son fideos, ____ -me corrigió-. Y si, ordene una orden especial para ti. Sabía que no te conformarías con los fideos.

Sonreí mirándolo.

-Aun recuerdas los pequeños detalles –dije, enternecida por su gesto.

Él se encogió de hombros, restándole importancia. Me sonrió.

-No se borran si están adheridos a tu nombre, linda –dijo.

Agache la mirada mordiéndome el interior de mis mejillas para no pronunciar el “Aw”. Sentí las mejillas arder por el sonrojo que él había provocado. Era estúpido sonrojarme como quinceañera a mis veintiséis años, pero con Joe junto a mí, parecía quinceañera.

-Te ves hermosa sonrojada, ____ -desvió la mirada hacia las bolsas. Adivine que estaba sonriendo-. Debería intentar sonrojarte más a menudo.

Me reí.

Después de servirnos la comida, y comer, no nos dijimos nada al respecto de nuestra situación. Ni siquiera parecía como si no hubiera pasado nada entre nosotros antes de ayer. Todo era simplemente hermoso. Joe me hacia reír, y yo lo hacia sonreír, sacándole a su vez un comentario ingenioso. Hablamos de detalles en nuestras vidas, cosas sin relatividad, pero Joe parecía disfrutar de cada una de ellas.

Más tarde nos sentamos a ver la tele un rato. No sabía qué horas eran, pero tampoco importaba. Para mí, el tiempo estaba detenido; Joe y yo teníamos diecisiete otra vez, y la historia se repetía. Solo que esta vez, no había nada para detenernos. Ni padres, ni reglas, ni miedo a ser pillados por ellos.

Ya tenía miedo a lo que pasaría.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Solo fue una memoria. [Joe & Tu]   Hoy a las 19:01

Volver arriba Ir abajo
 
Solo fue una memoria. [Joe & Tu]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 40.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4 ... 21 ... 40  Siguiente
 Temas similares
-
» Solo fue una memoria. [Joe & Tu]
» Solo yo puedo ser tan gilipollas...
» Jackyl - The Lumberjack - SOLO CON MOTOSIERRA
» Sobre el nuevo de Blut Aus Nord:Memoria Vetusta II: Dialogue With The Stars
» when i look at you¡¡¡ i feel...love? i think yes,because i love you... TU Y NICK (romantica-con solo algo de drama)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: