Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Octubre 31st 2011, 10:12

.Capitulo r #1


____(tn) oyó el ruido de la puerta y levantó las manos del teclado. No debería haber nadie allí a las diez y media de la noche. Y aquel día menos que nunca. Nerviosa, se levantó de la silla. Estaba en el único despacho iluminado de toda la planta y cualquiera podría verla desde el pasillo, mientras ella no podía ver nada.
Aunque el despacho de Nick Jonas era enorme, no había ningún sitio para esconderse, ni siquiera unas gruesas cortinas de terciopelo. Y aunque ella era delgada, intentar esconderse tras las persianas de madera sería ridículo.
De hecho, su miedo era ridículo. Ella era una persona demasiado sensata como para imaginar que había entrado un ladrón.
____(tn) se acercó a la puerta que conectaba el despacho de Nick Jonas con el suyo. No oía nada, excepto el viento golpeando las ventanas... entonces vio una figura oscura en el pasillo.
—¿Oiga? ¿Oiga?
Estaba llamando a alguien a las diez y media de la noche, en una oficina que ella misma había cerrado con llave después de entrar.
—¿Quién es?
Se preguntó entonces si le responderían las piernas en caso de que tuviera que salir corriendo. Medía un metro sesenta y la figura que se dirigía hacia ella parecía medir treinta centímetros más.
—¿Quién crees que soy? —contestó el hombre. En ese momento se encendió la luz y _____(tn) dejó escapar un suspiro de alivio—. ¿Un ladrón que viene a robar las lujosas oficinas de Nick Jonas?
La retórica pregunta pareció divertirle mucho porque soltó una estruendosa carcajada.
—¿Qué haces aquí, Nick? ¿No deberías estar...?
—¿Dónde? —la interrumpió él. La risa había desaparecido abruptamente y _____(tn) observó que parecía borracho.
Eso la dejó perpleja. Nick Jonas no bebía. 0, al menos, no era su costumbre. Lo sabía porque había acudido a varias recepciones en los diez meses que llevaba trabajando para él como secretaria.
—No has contestado a mi pregunta.
—¿Qué pregunta?
—¿Dónde crees que debería estar?
Aun borracho, Nick Jonas emanaba un increíble atractivo masculino. Su ropa oscura, la corbata torcida, el abrigo negro que parecía la capa de un mago, el cabello dorado alborotado... todo ello le daba un aspecto peligroso.
—Pensé que estarías en casa... con tus parientes.
Después de todo, el funeral de su esposa había tenido lugar aquel mismo día.
—Tengo que sentarme.
Nick entró en su despacho y ______(tn) se preguntó si debía seguirlo o marcharse discretamente. La situación era bastante extraña.
Pero no tuvo elección.
—Tráeme agua, por favor. 0 mejor, una taza de café bien cargado.
—Agua sería mejor. Si has bebido mucho alcohol, estarás deshidratado. Tienes que beber todo lo que puedas.
—Siempre tan sensata, ¿eh? —exclamó Nick, dejándose caer en el sofá—. Siempre dispuesta a dar un buen consejo.
Ella hizo una mueca. Sí, la sensata _____(tn), que había conseguido llegar a secretaria del director por su eficiencia, su capacidad de trabajo y su habilidad para no perder la cabeza.
La buena de ______(tn), que no podía estar en la misma habitación con su jefe sin sentir mariposas en el estómago, la que solía mirarlo cuando él no se daba cuenta, como si fuera una fruta prohibida, no solo porque estaba casado sino porque jamás se fijaría en alguien como ella.
—¿Crees que debería estar en mi casa? —preguntó Nick, tumbado en el sofá, con un brazo sobre la cara.
Sí, pensó, debería estar en casa, llorando la pérdida de su esposa y soportando el pésame de sus parientes, a algunos de los cuales ni siquiera conocía.
La idea hizo que sintiera náuseas.
—¿Alguien sabe que estás aquí? Quizá deberíamos llamar...
—¡No! No necesito que me rescaten como si fuera un inválido.
—Puede que estén preocupados —insistió ¬____(tn).
—Siéntate. Me duele el cuello de mirar para arriba.
—Pero...
—Siéntate en el brazo del sofá. No voy a hacerte nada, no te preocupes.
—Si quieres estar solo, lo mejor es que me vaya...
—¿Qué hacías aquí a estas horas? —la interrumpió Nick—. Son las once de la noche, ¿no
tienes nada mejor que hacer?
—¡Claro que sí! Es que me sentía un poco... inquieta. Los funerales... —___(tn) no terminó
la frase, incómoda—. Sé que parece un poco raro, pero...
—Son deprimentes —dijo Nick.
—Sé que ya te lo he dicho esta mañana, pero lo siento mucho. Quizá te ayudaría hablar de lo
que ha pasado.
—Lo que ha pasado es un accidente de tráfico. Sencillamente.
Nick se tapó los ojos con la mano, sintiendo de nuevo una punzada de culpabilidad por no
experimentar dolor alguno.
Nicole Anderson era, en apariencia, todo lo que un hombre podría desear: preciosa, sensual,
exótica, con la costumbre de mover su larga melena oscura y sonreír de una forma que volvería
loco a cualquier hombre.
Y durante un tiempo estuvo enamorado de ella. Tanto como para casarse, confiando en que fuera para
toda la vida.
Pero no duró. Podía decir sin equivocarse que en los dos años de matrimonio solo hubo cuatro
meses de felicidad y después... el largo proceso de enfrentarse con lo inevitable.
—Has bebido mucho, ¿verdad?
—Lo suficiente como para olvidar.
—Era muy guapa —dijo ___(tn)—. Imagino que estas dos semanas han debido ser una pesadilla para
ti.
—No imagines —replicó Nick, abruptamente. Su voz lo relajaba, era como una cascada de agua. Y,
por un momento, estuvo a punto de confesarle que aquello no era una pesadilla para él.
La pesadilla era recordar los meses de peleas con su esposa, sus acusaciones de no ser
suficientemente hombre como para satisfacerla porque su única amante era el trabajo. Cada
acusación los alejaba más y más y cuando empezó a salir por las noches, a dormir fuera de casa,
Nick solo sintió indiferencia.
Pero aguantó la situación, incapaz de pedir el divorcio. Cuando su padre lo llamó desde New
Jersey para decirle que su mujer había tenido un accidente de tráfico en la estrecha carretera que
iba de Texas a la finca familiar, Nick pensó que debería sentirse culpable por no haberle prestado
más atención a Nicole, por haber dejado que se fuera de L.A para divertirse en otro país.
Pero no sentía remordimiento alguno. Además, el accidente había destapado una sórdida historia
de adulterio que él sospechaba desde hacía tiempo. Nicole y su amante murieron juntos.
Se preguntó entonces qué pensaría su seria y eficiente secretaria si le contara todo eso. Pero
____(tn) no era una mujer de mundo, todo lo contrario.
Nick abrió los ojos y se quedó mirándola fijamente hasta que ella se puso colorada como una
fresa.

Volver arriba Ir abajo
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Octubre 31st 2011, 10:24

Capitulo #2


Nick abrió los ojos y se quedó mirándola fijamente hasta que ella se puso colorada como una Fresa.
—Supongo que te has llevado un susto de muerte al verme en el pasillo —dijo, suspirando—. Me sorprende que no hayas llamado a la policía.
—Estaba a punto de hacerlo, la verdad. No esperaba verte aquí esta noche.
—El ambiente de mi casa empezaba a ahogarme. El funeral ya fue suficientemente... agotador, pero verme rodeado de dos familias preguntándose por qué se la va a enterrar aquí en lugar de en su país, todos llorando, todos hablando de ella... tenía que marcharme.
Si estuviera sobrio ni siquiera le habría contado eso. De hecho, no se lo había contado a nadie. Pero ____(tn) estaba allí, mirándolo con tal compasión que no tuvo más remedio que decir lo que le pasaba por la cabeza.
Absurdo.
—¿Por qué decidiste enterrarla aquí?
—Porque es aquí donde vivió siempre. Me pareció lo más apropiado. Después de todo, ¿no debería tener cerca de mí el recuerdo de mi querida esposa? —replicó Nick, si poder disimular la ironía.
Un recordatorio constante de la vacuidad del sacramento del matrimonio y de la traición de su mujer.
____(tn) se aclaró la garganta.
—Creo que es hora de que me marche. ¿Te importa quedarte solo o quieres que llame a alguien? En momentos como este... quizá necesites compañía.
—Ya tengo compañía.
Lo había dicho mirándola a los ojos y ____(tn) sintió un escalofrío.
Era la primera vez que la miraba como si no estuviera viendo a la eficiente y seria secretaria sino... pero era mejor no pensarlo.
Su jefe había bebido mucho, estaba sufriendo lo indecible por la muerte de su esposa y, seguramente, no sabía lo que hacía. Pero no entendía por qué la miraba así.
Quizá veía el rostro de su mujer, aunque físicamente no se parecían nada. Nicole era alta, voluptuosa, una morena de cabello largo y ojos color miel. Ella, en cambio, era bajita, rubia, con el pelo no tan largo y la tez pálida.
Pero había soñado con Nick tantas veces... había imaginado que la acariciaba, que la besaba. Y era patéticamente emocionante sentir que la miraba como un hombre mira a una mujer por primera vez.
—Es muy tarde, Nick. Tengo que irme.
—¿Para qué?
—¿Cómo?
—¿Hay alguien esperándote en casa?
—Pues...
—¿Tus padres?
—No vivo con mis padres. Mi familia vive en California. ¿Cuántos años crees que tengo, doce?
—Ah, perdón —sonrió él—. No quería insultarte.
Aquella sonrisa la derretía por dentro; era una sonrisa nueva, diferente.
—No pasa nada.
—Sigues con el vestido negro. ¿Desde cuándo estás aquí?
—No fui a tu casa después del funeral. Lo siento, no podía soportar...
—¿A las hordas de simpatizantes? Parece casi una obscenidad que tanta gente se reúna en un momento así, ¿verdad? Charlando, contándose sus cosas, hablando con parientes a los que hace siglos que no ven, poniendo cara de pena...
El cinismo que había en aquel comentario la sorprendió. Pero ___(tn) se recordó a sí misma que cada persona lidiaba con el dolor de distinta manera. No todo el mundo mostraba sus sentimientos y Nick Jonas no era hombre que llorase delante de nadie. Pero eso no significaba que su dolor fuera menos profundo.
—Es un momento difícil para ti. Mira...
—No te vayas —la interrumpió él, tomándola de la mano—. Aún no.
—¿Quieres otro vaso de agua? —preguntó ____(tn), intentando disimular el nerviosismo—. Deberías beber todo lo posible.
—Quédate. Cuéntame cosas. Dime qué hiciste al salir de la iglesia.
—Fui al supermercado. Estaba lleno de gente, así que tardé una hora y media... pero esto es muy aburrido.
—Tu voz me tranquiliza.
Nick estaba acariciando distraídamente su mano, haciéndola sentir escalofríos. Pero no se daba cuenta de todo lo que en ese momento ____(tn) le atravesaba por su mente.
—Bueno, el caso es que dejé la compra en mi apartamento y después fui a cenar algo a un restaurante.
—¿Sola?
—Sola.
—Pensé que las mujeres nunca iban solas a un restaurante. Nicole no lo habría hecho jamás.
Oh, no, Nicole no habría hecho eso. No le gustaba estar sola. Necesitaba público a su alrededor,
sobre todo público masculino, alguien para quien mover la melena, alguien para quien inclinarse
mostrando el escote.
—A mí no me molesta —dijo _____(tn), un poco a la defensiva—. Pensarás que es muy triste que
una mujer de veintitrés años tenga que cenar sola un viernes por la noche, pero yo no soy de las
que necesitan compañía todo el tiempo.
Se le ocurrió entonces que haber sentido la necesidad de defenderse la hacía parecer un poco
patética. No parecía la mujer liberada que pretendía ser.
—A mí no me parece triste.
—Debería haberme ido a casa después, pero me apetecía dar una vuelta en el coche. Y cuando
pasé por delante de la oficina, se me ocurrió que podría terminar unas cosas. No sé, no estaba
cansada y no me apetecía ir a casa.
—Me alegro mucho —dijo Nick, acariciando su brazo.
¿Qué estaba pasando? No lo sabía. Miraba a ____(tn) y su cuerpo empezaba a reaccionar. Era como
si estuviesen en otro mundo, en otra realidad donde solo existían sus confusos pensamientos y
aquella mujer. Y la quería allí, quería una persona cálida a su lado.
Llevaba una falda negra y un jersey de color Corinto. Se había fijado en ella durante el funeral,
con un enorme abrigo negro que la hacía parecer más pequeña todavía.
No era una belleza, pero tenía una boca perfecta; una boca que Nick estaba rozando con la punta del
dedo en aquel momento.
____(tn) lo apartó con manos temblorosas. Tenía que salir de allí como fuera.
—Mira, sé que acabas de pasar por una experiencia muy traumática, pero necesitas dormir.
—No, no es eso lo que necesito —murmuró él, mirándola de arriba abajo.
_____(tn) siempre vestía discretamente, con chaquetas anchas y faldas poco provocativas. Nunca
antes había sentido el deseo de tocarla. Pero, claro, antes estaba casado.
Estaba casado con una idea de fidelidad, demasiado orgulloso como para admitir el fracaso aun cuando
supo que el barco se hundía.
Pero en aquel momento, Nick no podía dejar de observar cómo el jersey de color Corinto se pegaba a
sus pechos. Y tampoco le pasó desapercibido que su mirada le estaba excitando.
Cuando ____(tn) cruzó los brazos sobre el pecho, estuvo seguro del todo. ¿No se daba cuenta de que
así lo excitaba más, que lo hacía querer tocar lo que ella estaba protegiendo?
¡Debía estar volviéndose loco!
—¿Has pensado alguna vez en casarte?
_____(tn) lo miró en silencio durante unos segundos
Volver arriba Ir abajo
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Octubre 31st 2011, 15:41

Capitulo #3

_____(tn) lo miró en silencio durante unos segundos.
—Claro que sí. Como casi todas las mujeres, supongo. He soñado con encontrar el príncipe azul y con el final feliz.
«Cállate, cállate, márchate de aquí cuanto antes», se dijo a sí misma. Pero sus pies no la obedecían.
—¿El final feliz? —rio Nick, irónico—. Si lo consigues, cuéntamelo.
Desde luego, él no había encontrado la felicidad. Ni siquiera durante el primer año.
_____(tn) lo observó, compasiva. El hombre seguro de sí mismo para el que llevaba meses trabajando, el millonario que podía silenciar una habitación con su mera presencia, aquel hombre tumbado en el sofá, parecía desprotegido, sin defensas.
Su cinismo era comprensible. Para él no habría final feliz.
Impulsivamente, ____(tn) tomó su mano.
Nick se incorporó, cansado, apoyando la cabeza en el respaldo del sofá.
—Parece como si hubiera corrido un maratón.
—Debes estar agotado —murmuró ella.
Y entonces hizo lo impensable. Alargó una mano y pasó los dedos por su cara.
A Nick nada le había parecido más dulce en toda su vida. Entonces, cerrando los ojos, empezó a besar sus dedos uno por uno. El dolor de cabeza que había empezado con el primer whisky desapareció, reemplazado por una abrumadora sensación de deseo.
La atrajo hacia él, buscando su boca ciegamente, tomando su cara entre las manos.
—Nick... esto no es lo que necesitas.
_____(tn) intentó apartarse o, más bien, supo que debía apartarse, pero lo que llevaba meses sintiendo por él era más fuerte que el sentido común.
¿Por qué estaba haciendo eso?, se preguntó Nick. ¿Qué necesitaba? ¿Solaz, diversión, olvidar? ¿Una oportunidad para volver a vivir aquellos dos años sin cometer los errores que habían endurecido su corazón?
—Necesito consuelo —dijo por fin, buscando de nuevo sus labios, el interior de su boca que sabía a miel.
Aquello era una locura, pensaba ______(tn). Nick Jonas no estaba en sus cabales. Parecía necesitar consuelo, pero aquello era imposible.
—Tienes que dormir. ¿Por qué no dejas que... te lleve a tu casa?
Nick no contestó. Tiró de ella hasta dejarla casi tumbada en el sofá y acarició su pelo.
—¿Has tenido alguna vez el pelo largo? —murmuró, con los ojos entrecerrados—. No te puedo imaginar con el pelo largo.
—Tengo que irme.
—El pelo corto te queda bien —insistió él, metiendo la mano por debajo del jersey.
______(tn) intentó levantarse, pero había soñado con aquellas caricias prohibidas tantas veces...
—Como una gacela —murmuró Nick, acariciando sus bien formados pechos.
Ella emitió un gemido de sorpresa cuando metió la mano por debajo del sujetador.
—No podemos hacer esto...
—Te necesito, _____(tn).
—No es verdad.
—Deja que te vea.
—Nick...
—Quítate el jersey. Deja que te vea.
Estaba confusa, pero no podía dejar de mirarlo a los ojos. Sin pensar, sin darse apenas cuenta, se quitó el jersey y quedó solo con el sujetador.
Los dos respiraban con dificultad mientras Nick bajaba las dos tiras de encaje. Dos pequeños senos lo apuntaban con los pezones endurecidos. ______(tn) estaba evidentemente excitada y él solo deseaba tomar en su boca aquellos rosados pezones...
Entonces, ávido, inclinó la cabeza y se metió uno de ellos en la boca, chupando con ansiedad. ______(tn) tomó su cabeza entre las manos sin decir nada, aceptando la caricia, pidiéndole más.
La erección de Nick era casi dolorosa y mientras seguía chupando los delicados pezones guió su mano hacia abajo, manteniéndola allí mientras intentaba bajarse la cremallera del pantalón.
Aquello no podía estar pasando. Nick Jonas besándola, acariciando sus pezones... era asombroso, irreal. Pero cuando su mano rodeó la erección masculina,
_____(tn) sintió una ola de deseo indescriptible.
Se levantó entonces, pero solo para quitarse la falda y las braguitas con manos impacientes.
Necesitaba sentir el cuerpo de Nick sobre el suyo, pero él apretó sus nalgas soplando suavemente sobre el triángulo de vello entre sus muslos.
____(tn) echó la cabeza hacia atrás, abriendo las piernas mientras él exploraba sus regiones más íntimas, mientras acariciaba los pliegues de su feminidad, haciéndola temblar.
Ardiendo de deseo, sujetó su cabeza con manos temblorosas y movió las caderas para acercarse más. Cuando estaba a punto de explotar, Nick la colocó sobre él. ____(tn) sintió la dura erección y la tela de los pantalones rozando sus muslos.
Había algo muy sensual en estar completamente desnuda mientras él llevaba todavía la camisa y los pantalones. Sintió entonces una increíble sensación de poder, algo desconocido que la obligó a desabrochar los botones de su camisa para disfrutar de aquel torso de pectorales y abdominales marcados.

El la miraba con un deseo abrasador, sujetando sus caderas para controlar el ritmo mientras clavaba
la mirada en el bamboleo de sus pechos.
Si pudiera alargar aquel momento hasta la eternidad... pero no podía. Una pasión animal lo
recorría como una potente droga y cuando _____(tn) empezó a moverse más rápido empezó a sentir
que llegaba el orgasmo. No pudo controlarse más y se dejó ir, al mismo tiempo que ella, jadeando
los dos, buscando aire.
Nick la tumbó sobre él, disfrutando de su calor, de la suavidad de su cuerpo.
Debía de estar mucho más frustrado de lo que creía, porque hacer el amor nunca le había parecido
tan hermoso. Incluso entonces, exhausto, la sensación de los pechos aplastados contra su torso lo
excitaba de nuevo.
Nick cerró los ojos. Tenía que dormir. Y podía hacerlo porque ya no sentía aquella rabia en su
interior.
—No puedo creerlo... ¿cómo puede haber pasado esto?
El horror de la situación devolvió a _____(tn) a la realidad como un jarro de agua fría. No
podía mirarlo a la cara. Mejor, pensó, al ver que tenía los ojos cerrados. Seguramente estaba
buscando una forma de despedirla sin saltarse ninguna norma de la empresa.
____(tn) se volvió para vestirse, intentando encontrar una justificación para su comportamiento.
—Me doy cuenta de que esta es una situación difícil para ti
—murmuró, volviéndose cuando ya se había puesto la falda y el jersey. Pero al verlo en el
sofá, medio desnudo, la realidad de la situación la golpeó de nuevo—. Siento mucho lo que ha
pasado... Por favor, no pienses que te culpo en absoluto. Me culpo a mí misma y lo entenderé
perfectamente si quieres que deje mi puesto el lunes.
El no dijo nada y _____(tn) se acercó al sofá.
—¿Nick?
Estaba dormido, profundamente dormido.
Se quedó parada un momento, atónita. Unos segundos después, suspirando, se puso el abrigo y
salió del despacho.
Los dos habían actuado por impulso, sin pensar en las consecuencias. Aunque normalmente solía ser
al revés. ¿No era el hombre quien solía aprovecharse de una mujer borracha?
Cuando despertara, ¿la vería como alguien que se había aprovechado de la situación?
Era un pensamiento horrible, insoportable.
Si seguía trabajando para él, le probaría que aquello solo fue un rapto de locura, que no
volvería a pasar. En un momento de dolor, de furia, la había usado como terapia y ella se había
dejado usar.
Solo podría recuperar el respeto por sí misma asegurándose de que aquello no volvía a pasar.
Nunca.

to be continued
Volver arriba Ir abajo
Gore
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 17/01/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Octubre 31st 2011, 16:08

PRIMERA LECTORA!!! jajaja me encatna la novela...siguela ehh!! estas obligada..ajajaj Smile
Volver arriba Ir abajo
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Octubre 31st 2011, 16:55

this is for you gore
capitulo 4
Nick, que paseaba por el despacho con las manos metidas en los bolsillos del pantalón, se paró delante de las ventanas para mirar el cielo de L.A
Había pasado todo el fin de semana asegurando a sus parientes que estaba bien y que solo necesitaba volver al trabajo. Pero tenía que lidiar con lo que ocurrió allí el viernes por la noche.
Por supuesto, tendría que enfrentarse con ____(tn). Apenas podía creer que hubiera pasado. Lo recordaba como un sueño, como algo irreal. Pero no estaba tan borracho como para no darse cuenta de que, simplemente, había perdido el control. Con su secretaria.
Y temía haberla forzado a hacer algo que, en otras circunstancias, ella habría encontrado repulsivo.
Nick miró, distraído, la pantalla del ordenador.
¿Qué le había contado?, se preguntó. ¿Se habría tirado encima, sin mediar palabra?
Pensó entonces que quizá ____(tn) no iría a trabajar aquel día. Y si era así, no podría culparla.

Pero apareció.
Aunque la idea de enfrentarse con él después de lo que había pasado era aterradora, ____(tn) fue a trabajar el lunes por la mañana.
Solo dudó un momento al verse frente al imponente edificio. Pero, respirando profundamente, empujó las puertas giratorias.
Varios compañeros la saludaron y ella les devolvió el saludo, preguntándose si verían algo diferente, si verían en su cara el estigma de lo que había pasado.
Subió a la quinta planta, la planta ejecutiva, y antes de entrar en su despacho miró hacia el ascensor. ¿Y si salía corriendo?
Quizá Nick no estaría en el despacho, se dijo. Quizá no recordaría lo que ocurrió el viernes por la noche. Amnesia temporal debida a la ingesta de alcohol. Solía ocurrir.
Pero cuando entró en el despacho lo vio tras su escritorio, tan serio, tan seguro de sí mismo como siempre.
Nick levantó la cabeza y ella sonrió, sin saber qué hacer.
—¿Quieres un café? —preguntó, quitándose el abrigo.
—Creo que tenemos que hablar, ¿no te parece?
De modo que se acordaba. ¿De verdad había esperado que no fuera así?
—Hay tantas cosas que hacer los lunes por la mañana... ¿no sería mejor ponerse a trabajar?
—Entra y cierra la puerta, por favor. Le he dicho a Christina que no me pase llamadas.
Podía ver el miedo en su cara, el deseo de no hablar de ello. Y Nick se sintió, de nuevo, disgustado consigo mismo.
Tenía que emborracharse y caer encima de la persona más desvalida. ____(tn) nunca había mostrado sentirse atraída por él. Era la mujer más discreta que había conocido nunca. Aun estando casado, Nick era un imán para las mujeres, incluyendo las mujeres casadas. Aunque el pensamiento era desagradable, habría preferido entrar en un bar y marcharse a casa con una profesional.
Cualquiera excepto aquella chica de ojos enormes que lo miraba, angustiada, desde la puerta.
—Siéntate. Tenemos que hablar sobre lo que pasó el viernes por la noche.
—¿No sería mejor olvidarlo, Nick? Los dos somos adultos y esas cosas pasan...
—¿Prefieres que lo hablemos fuera de la oficina? Hay una cafetería aquí al lado...
—No, podemos hablar aquí —lo interrumpió ____(tn).
—Muy bien. Para empezar, quiero disculparme por lo que pasó. Mi comportamiento fue imperdonable.
Entonces una imagen apareció en su mente: la imagen de dos pechos pequeños, perfectos, con unos pezones rosados en contraste con la piel pálida... y tuvo que sacudir la cabeza.
—Mi única excusa es que la situación era... fuera de lo normal.
—Sí, por supuesto —murmuró ella.
Había visto su expresión de disgusto y tuvo que hacer un esfuerzo para no salir corriendo de la oficina. Nick estaba disculpándose, pero intuía que encontraba su comportamiento tan repelente como el suyo propio. Su comportamiento y probablemente, su cuerpo.
—Acababa de pasar por una experiencia traumática...
¿Qué le había dicho?, se preguntó entonces. ¿Le habría contado los detalles de su matrimonio? ¿Se habría puesto a llorar?
No, pensó. Él no haría eso.
—Quizá te hablé de mi vida...
—No, en absoluto. Yo... mira, entiendo que estabas muy disgustado, muy triste, y que bebiste demasiado.

to be continued
Volver arriba Ir abajo
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 1st 2011, 12:10

De modo que no le había contado nada. Nick dejó escapar un suspiro de alivio.
Pero aquello solo era la punta del iceberg. Tenía que saber cómo habían terminado haciendo el
amor.
—Un comportamiento poco apropiado —murmuró, tomando distraídamente la pluma.
Mejor eso que mirar a _____(tn). La pobre se ponía colorada cada vez que lo hacía. Pero claro,
seguramente nunca hasta entonces lo había encontrado repulsivo.
—Mira, yo creo que es mejor dejarlo estar...
—¿Alguna vez has ahogado tus penas en alcohol? ¿Te has comportado como una idiota, sin pensar en
las consecuencias?
Por supuesto, él se veía como un idiota por haber hecho el amor con ella, pensó _____(tn). Y eso
le dolía. Aquella conversación habría sido completamente diferente si ella fuera una belleza, una
mujer sofisticada, de su mundo.
—Solo me emborraché una vez, cuando tenía dieciocho años, y tuve una resaca tan horrible que no
volví a hacerlo. Pero como te decía...
—Supongo que tú nunca has tenido esa necesidad —murmuró Nick.
—No, creo que no.
Por supuesto, la inocencia estaba escrita en su cara. Una inocencia que él había manchado como un
maníaco, como un pervertido.
Por primera vez, se preguntó cómo sería la vida de su secretaria. Nunca lo había pensado antes,
pero claro, antes estaba tan involucrado en su propia pesadilla doméstica que no tenía tiempo para
pensar en los demás.
—¿Qué haces cuando no estás trabajando?
_____(tn) lo miró, sorprendida.
—¿A qué te refieres?
—¿Sales mucho? ¿Vives con más gente? ¿Por eso viniste a trabajar el viernes a última hora,
porque no soportabas a tus compañeros de piso?
Entonces pensó que no era virgen. Y recordó sus pechos, moviéndose delante de su cara, aquel
cuerpo frágil aplastándose contra su rígida erección...
—No, no vivo con nadie. De hecho, tengo mi propio piso. Está en una antigua casa victoriana
convertida en apartamentos. No está en la mejor zona de L.A, pero a mí me gusta.
—¿Y sales mucho?
—Llevo una vida social normal y corriente, supongo.
Sería mucho más normal si no se pasara el tiempo soñando con su jefe, pensó. Pero él nunca lo
sabría.
—¿Qué sueles hacer?
—Voy al cine, salgo a cenar con mis amigos...
—¿Con hombres?
—A veces.
—¿Y no tienes novio?
Era una pregunta demasiado personal, pero Nick pensó que las circunstancias lo permitían. Hacer el
amor con ella había sido... muy excitante. 0 eso le parecía al recordarlo. Pero su apariencia, tan
dulce, tan inocente, era un extraño contraste.
—No creo que eso sea asunto tuyo —contestó __(tn).

Volver arriba Ir abajo
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 1st 2011, 12:15

—No creo que eso sea asunto tuyo —contestó __(tn).
—Tienes razón. Y estoy seguro de que si lo tuvieras, nunca habrías...
No terminó la frase, pero no hacía falta.
—No, claro.
—Lo cual me lleva a algo que lleva dando vueltas en mi cabeza todo el fin de semana.
____(tn) sabía lo que iba a preguntarle. Quería saber por qué se había acostado con él. Y tenía que contestar algo que no fuera la humillante verdad: que había sido incapaz de resistir, que el amor que sentía por él era demasiado fuerte como para decirle que no. La tocó y, sencillamente, perdió la cabeza.
—¿Qué?
—¿Por qué?
Ella aparentó pensarse la respuesta durante unos segundos. Pero necesitaba más tiempo.
—¿Por qué... qué?
—Estabas trabajando aquí tranquilamente... y entonces llegué yo. Confieso que me sorprende que no salieras corriendo.
—Yo no soy de las que salen corriendo. Además, me di cuenta enseguida de que habías bebido y solo me quedé para comprobar que estabas bien.
—¿Y?
Nick quería saber si la había forzado. No se creía capaz de tal cosa, pero el alcohol puede cambiar a un hombre. Y él no estaba acostumbrado a beber tanto.
—No te entiendo.
—Tengo que saber si me aproveché de ti, ____(tn).
—¿Aprovecharte?
—Deja de repetir todo lo que digo, por favor. Sabes muy bien a qué me refiero. ¿Te forcé contra tu voluntad?
—No —contestó ella.
—¿Usé mi posición para obligarte? ¿Te dije que podrías perder tu trabajo o algo así?
—No. ¿Crees que no tengo voluntad, me crees una niña? —replicó ella, sintiéndose insultada.
—No, claro que no. Solo quiero saber lo que pasó.
—¿Para qué? —preguntó ____(tn), poniéndose colorada—. ¿Para qué sirve hacer un post mortem de lo que pasó? Yo pensaba hacer como si...
—¿No hubiera pasado nada? ¿Esconder la cabeza en la arena, como un avestruz? Necesito hablar contigo de esto porque eres mi secretaria y porque si alguno de los dos no se siente capaz de mantener esta relación laboral, tendré que enviarte a otro departamento.
Si descubría que había hecho algo poco honorable, se vería obligado a librarse de ella. Haber hecho el amor con su secretaria no significaba nada más para Nick Jonas.
—Puedo dimitir si crees que ya no puedes trabajar conmigo.
—No estoy diciendo eso...
—¿Ah, no? Pues a mí me lo parece.
—¿Puedes decirme, con la mano en el corazón, que podrás seguir trabajando para mí como si nada hubiera pasado?
—Sí —contestó _____(tn)—. Ocurrió, pero nunca debió haber ocurrido.
—¿Quizá porque tú también lo deseabas?
La pregunta estaba tan cerca de la verdad que a ____(tn) se le aceleró el corazón. Pero tenía que encontrar una excusa, tenía que encontrar una explicación...
—Si quieres saberlo, lo hice... porque me diste pena.
Nick la miró, atónito. La idea de que hubiese querido hacer el amor con él tenía el increíble efecto de excitarlo. Pero su contestación lo dejó helado.
Sintió pena por él. Por supuesto. Era lo más lógico. Había aparecido de repente, borracho tras el funeral de su esposa... Pero aquella respuesta hirió su orgullo.
—Me comporté como una idiota. Te vi tan destrozado que... sentí compasión por ti.
—Nadie ha sentido nunca compasión por mí —replicó él, apretando los dientes.
Compasión. Esa palabra conjuraba imágenes de vulnerabilidad, de debilidad, que le parecían repugnantes. Al menos, aplicadas a él.
—Quizá porque nunca antes te había pasado algo así. Estabas en un agujero negro y...
—Y lo hiciste por bondad.
—No, simplemente me pareció lo más natural en ese momento. Pero ahora veo que fue un error y quiero disculparme.
Nick se preguntó si habría disfrutado tanto como él. Si, aparte de la compasión, también ella habría sentido el ciego deseo que lo volvió loco.
—Sí, fue un error por parte de los dos. Y quiero que sepas que, en otras circunstancias, no habría ocurrido jamás.
Sabía que era un golpe bajo, pero se sentía dolido. Había querido asegurarse de que no se aprovechó de ella para cerrar aquel capítulo, pero las cosas no eran como esperaba.
Y la verdad no le gustaba en absoluto.
Nick se levantó y empezó a pasear por el despacho, incómodo.
—Por supuesto —murmuró ella, sin mirarlo.
—Espero que no me malinterpretes. Solo quiero decir que lo que ocurrió el viernes no volverá a pasar.
___(tn) se preguntó de cuántas maneras iba a decirle que no la encontraba atractiva. Había sido solo lo más cercano en un momento de debilidad y ella, como una tonta, sucumbió ante la tentación.
—Muy bien y….
Nick volvió a sentarse frente al escritorio y, al mirarla, le sorprendió ver lo expresivos que
eran sus ojos. Unos ojos castaños de larguísimas pestañas. Sorprendentemente expresivos en
comparación con su pálida piel y el cabello tan rubio.
—No eres mi tipo —dijo entonces.
Pensaba que diciéndole eso los dos se sentirían más cómodos viéndose a diario en la oficina,
pero se equivocaba. Cada palabra era como una puñalada en el corazón de _____(tn).
Ella lo miró. Miró aquel rostro que ya se sabía de memoria.
No, no era su tipo. Ella era una chica normal y corriente y él, un hombre impresionante.
Nick Jonas siempre se sentiría atraído hacia mujeres como su difunta esposa. Mujeres guapísimas,
sofisticadas, altas y elegantes.
—Y debo dejarlo claro para que podamos seguir trabajando juntos como hasta ahora.
—Me parece muy bien. Si tienes algo más que decir, hazlo —replicó ella, intentando aparentar
una tranquilidad que no sentía.
Amaba a aquel hombre, aunque fuera su jefe. Pero le gustaba su trabajo y sabía que no encontraría
en L.A otro puesto con un sueldo tan bueno.
—Si insistes...
—Insisto.
—Eres muy joven y no quiero que creas que... lo que pasó el viernes es solo el principio de algo
—dijo Nick entonces—. Y tampoco quiero que pienses que eso te otorga algún privilegio. Eres una
secretaria excelente y creo que lo mejor será establecer los límites.
—En otras palabras, estás diciendo que no me desnude delante de ti a la primera de cambio
—replicó ______(tn), atónita.
Sin poder evitarlo, Nick la imaginó quitándose la ropa, salvaje, abandonada, ofreciéndole su
cuerpo para que lo inspeccionase, para que lo acariciase.
La imagen despertó un calor inusitado en su entrepierna, que tuvo que compensar con un cambio de
postura.
—No he dicho eso...
—Como si lo hubieras dicho. Pero le aseguro que eso no va a pasar, «señor Jonas».
—No hace falta que te pongas así.
—Y tampoco me consideraré con derecho a privilegio alguno solo porque hayamos cometido un error
—siguió _____(tn), imparable. Nunca había traspasado la línea. Ella era una eficiente
secretaria, dispuesta a trabajar las horas que fueran necesarias, pero estaba furiosa. Si tenía que
buscar otro trabajo, lo haría—, Y para que lo sepas, tampoco tú eres mi tipo.
—¿Siempre te acuestas con hombres que no te gustan?
Debería haber cortado aquella conversación, pensó Nick, pero, en lugar de hacerlo, parecía
querer prolongarla. Y no sabía por qué.
—No —suspiró _____(tn)—. No he dicho eso. Las circunstancias, como tú mismo has dicho, eran
extraordinarias. Me caes bien, te respeto, pero no eres el tipo de hombre por el que yo
normalmente...
—¿Te sientes atraída?
—Si quieres decirlo así.
Afortunadamente no era Pinocho, o su nariz estaría al otro lado de la habitación.
—¿Y qué clase de hombre te atrae?
—Mira... —empezó a decir ella, horrorizada por el cariz que estaba tomando la conversación—.
no creo que debamos seguir hablando de ese asunto. Supongo que habrás tenido un fin de semana
horribles no hay razón para que empieces el lunes de la misma forma.
—No has contestado a mi pregunta.
—No, es cierto. Pero si de verdad quieres saberlo, me gustan los hombres cariñosos y
considerados.
—Ya.
—No es que tú no lo seas, claro.
—Pero no apostarías por ello —sonrió Nick.
—Es posible —sonrió ella también.
Aquello empezaba a parecer una tregua. Habían aclarado las cosas y podían dedicarse a trabajar.
Nick había dicho lo que pensaba, ella también, y estaba segura de que todo quedaría entre
aquellas cuatro paredes.
—Muy bien. Tenemos que escribir varias cartas —suspiró Nick, tomando unos papeles—. Ya he
dictado tres y en esta solo tienes que cuestionar las facturas que nos han cargado. A mí me parecen
excesivas...
Todo había vuelto a la normalidad. Sin embargo, no podía dejar de mirar el escote de su blusa.
Todo en _____(tn) era muy tranquilo, muy apacible, pero había un fuego escondido. El lo sabía
bien.
Nick sacudió la cabeza.
No era su tipo. Eso era cierto. Su tipo eran, desde la adolescencia, las mujeres como Nicole
Anderson. Mujeres voluptuosas de pelo largo y cuerpos descaradamente sensuales.
Y ____(tn)... sí, podía imaginar que se sintiera atraída por un tipo normal, serio, agradable.
Aburrido, en otras palabras.
—¿Qué te parecía Nicole? —preguntó entonces, sin pensar—. La viste varias veces. ¿qué te
parecía?
La pregunta dejó a ____(tn) atónita. Nunca le había, gustado Nicole, pero pensó que era,
sencillamente, por ser la mujer de Nick.
—Era muy guapa.
—Olvídate de su físico.
—Pues... la verdad es que nunca mantuve una conversación larga con ella.
—No te gustaba, ¿verdad?
—¿Por qué dices eso? —exclamó ____(tn), colorada.
Claro que no le gustaba, pensó Nick. Nicole no era el tipo de mujer que solía cultivar la amistad
de otras mujeres porque ellas no habrían podido prestarle la atención que requería. Nicole no
tenía amigas, solo amistades entre esposas de hombres ricos porque las necesitaba para su vida
social.
—A mi madre nunca le gustó —dijo Nick entonces, como hablando consigo mismo—. Pensaba que
Nicole y yo no estábamos hechos el uno para el otro. Para ella, mi mujer era demasiado...
llamativa.
—Y eso demuestra que el amor está por encima de la opinión de los demás —dijo _____(tn)—,
Los padres pueden ser muy críticos cuando se refiere a las parejas de sus hijos.
—Estoy seguro de que tú nunca les has dado argumentos para ser críticos.
____(tn) apretó los labios. No quería ni pensar qué dirían sus padres si supieran lo que había
pasado entre su respetable hija y su carismático jefe.
—Bueno, tengo que ponerme a trabajar.
—Sí. Creo que ya hemos dicho todo lo que teníamos que decir.
—Eso creo yo también. Y te agradecería que... no volviéramos a hablar de ello.
—Fue un error, estoy de acuerdo.
Nick pulsó una tecla de su ordenador para encender la pantalla. Apenas levantó la mirada cuando
____(tn) salió del despacho y cerró la puerta.

.
you know what la voy a cancelar





Volver arriba Ir abajo
JustKeepDreaming~
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 261
Edad : 20
Fecha de inscripción : 29/09/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 1st 2011, 14:51

ME ENCANTO LA NOVE
SIGUELA Y NO LA VAYAS A CANCELAR..!!!
ESTA GENIAL C:
Volver arriba Ir abajo
I'mFearless♥
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1324
Edad : 20
Localización : Durmiendo en las nebulosas- Falcon, Venezuela.
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 1st 2011, 14:54

New Reader ¡no la canceles!
yo tambien tengo una nove que practicamente nadie la lee Sad
SIGUELA!
Y no la canceles porfavor!
Volver arriba Ir abajo
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 1st 2011, 16:24

gracias a mis dos nuevas lectoras me dieron fuerzas para subir

5 meses despues:

EL dia había empezado peor de lo normal. _____(tn) perdió el tren de las siete y media y tuvo que esperar casi media hora para tomar el siguiente, que iba abarrotado de pasajeros.
Para rematar el desastre, le dolía un poco la garganta. Debía haber pillado un resfriado.
Así que no estaba de buen humor cuando por fin llegó a la oficina.
—Llegas tarde.
Nick había echado el sillón hacia atrás para poder estirar las piernas. Debía llevar horas en el despacho porque se había soltado la corbata y tenía la mesa llena de papeles.
—Lo siento. Perdí el tren de las siete y media y tuve que esperar el siguiente. ¿Quieres que te traiga el correo?
—No, por favor. Ven con el cuaderno.
A veces, el movimiento de su pelo corto, algún gesto, le hacían recordar lo que ocurrió 5 meses antes, cuando hicieron el amor allí, en el sofá de su despacho. Cada vez que eso ocurría se sentía desorientado, como si le faltara algo, pero no sabía qué.
—¿Vienes o no? —la llamó, irritado.
—Ya estoy aquí —contestó ___(tn), sorprendida por el tono.
—Si hoy no estás en condiciones de trabajar, será mejor que te tomes el día libre y llames a Terry.
—Estoy bien.
Volver arriba Ir abajo
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 1st 2011, 16:27

—¿Hay algo nuevo sobre el asunto Rawlings?
A pesar de que las cosas habían vuelto a la normalidad, _____(tn) no podía mirarlo sin sentir emoción, anhelo... y muchos otros sentimientos prohibidos.
—Recibimos un fax ayer por la tarde. Lo dejé sobre tu escritorio.
—¿Qué decía?
—Otro descenso de beneficios. No explica por qué. La previsión optimista de siempre sobre los próximos 2 meses, pero ninguna explicación sobre las pérdidas.
—¿Has hablado con Rawlings personalmente?
—Lo llamé, pero no estaba en la oficina.
—¿Dónde estaba, de fiesta?
—No lo sé —contestó _______(tn), enfadada. ¿Por qué le hablaba con aquel tono autoritario?, se preguntó—. Quizá podríamos contratar un detective para que siguiera sus pasos día y noche.
Nick apartó la mirada. Sabía que estaba siendo innecesariamente agresivo, pero no podía evitarlo. La situación era tensa entre los dos desde aquella noche, 5 meses atrás.
____(tn) había visto un lado de é1 escondido para los demás, lo había visto vulnerable, vencido. Y no podía soportarlo.
Debería haberla trasladado a otro departamento. Podría haberle dado un aumento de sueldo para que el traslado fuera irresistible, pero cada vez que se imaginaba entrando en el despacho sin _____(tn) se decía a sí mismo que no podía pasar sin ella, que era la mejor secretaria de la empresa y por eso la mantenía allí.
—No te pago para que seas sarcástica —replicó, tomando el fax de Rawlings—. Esto no tiene sentido. El hotel Tradewinds debería nadar en dinero. Está en una isla soleada, en medio del Caribe, con una situación política estable, con vuelos diarios... ¿qué demonios está pasando?
—Yo creo que Rawlings no juega limpio —dijo ____(tn).
—Debería haber solucionado esto yo mismo en lugar de enviar a Big Rob. Voy a llamarlo por teléfono...
—Muy bien —murmuró ella, dirigiéndose a la puerta.
—Quédate, quiero dictarte una carta cuando termine.
____(tn) se quedó con el cuaderno en la mano mientras Nick hablaba can el director financiero. Su inquietud se manifestaba en los golpecitos que daba sobre la mesa mientras hablaba. Por fin, colgó el teléfono y se echó hacia atrás en el sillón para dictarle la carta.
Componía el texto con precisión, sin necesidad de hacer revisiones. Era una de las pocas personas con suficiente claridad de pensamiento como para poder dictar sin errores.
____(tn) se levantó cuando terminaron y, sin querer, Nick miró sus pechos, escondidos bajo el cárdigan abrochado hasta el cuello. Irritado consigo mismo, apartó la mirada.
Desde que ocurrió aquello no podía quitarse de la cabeza el recuerdo de sus pechos y el deseo de arrancarle el jersey y acariciarlos, tocarlos de nuevo, era insoportable. Tenía que probarse a sí mismo de una vez por todas que hacer el amor con ella no había sido tan extraordinario como pensaba. Tenía que saber que había sido una ilusión:
—Quiero que encargues un ramo de flores.
—¿Flores? —repitió ella.

—Ya me has oído. Flores.
—¿Qué tipo de flores?
Nick se encogió de hombros.
—No sé... ¿qué clase de flores le gustan a una mujer? ¿Rosas, violetas, orquídeas? Lo que quieras, pero que sea un ramo caro.
—¿Las flores llevarán una nota?
____(tn) sabía que hubo mujeres en la vida de Nick durante aquellos meses. Nick no había hecho
ningún esfuerzo para esconder su vida amorosa, pero nunca hasta entonces la había involucrado a
ella. Y eso la ponía enferma.
—Si, pon algo así como «gracias por los buenos ratos».
—«Gracias por los buenos ratos» —repitió ella—. ¿Algo más?
—¿Qué más se puede decir cuando termina una relación?
—Nada, supongo. ¿Eso es todo?
—¿Tienes prisa por marcharte? ¿Alguna reunión?
—No, solo mucho trabajo.
—Ah, por cierto, tengo una reunión con Big Rob esta tarde a las seis para ver qué demonios pasa
en el hotel Tradewinds. Quiero que te quedes para tomar notas.
—Lo siento. No puedo
Nick levantó la cabeza, perplejo.
—¿Qué?
—Tengo planes para esta tarde.
—Pues tendrás que cancelarlos. Big se marcha mañana y quiero solucionar el asunto de Rawlings lo
antes posible.
—Puedo pedirle a Terri que venga. Ella me pasará las notas mañana.
—¿Qué es eso tan importante que tienes que hacer? —preguntó Nick, levantándose. Con el
rabillo del ojo la vio intentando buscar una respuesta, nerviosa—. Parte del acuerdo entre mi
secretaria personal y yo es que tiene que trabajar fuera de las horas normales. Por eso ganas un
sueldo tan exorbitante.
—Yo nunca te he defraudado, que yo sepa —replicó ___(tn)—. Pero he quedado con una persona.
Ha conseguido entradas para un musical y no quiero dejarle colgado.
—Ah, o sea que vas al teatro con un hombre.
Lo decía como si hubiera quedado para robar un banco. ¿Pensaba que él podía acostarse con todas
las mujeres que quisiera, pero ella era, demasiado aburrida como para encontrar novio?




Lo decía como si hubiera quedado para robar un banco. ¿Pensaba que él podía acostarse con todas
las mujeres que quisiera, pero ella era, demasiado aburrida como para encontrar novio?
Joe podría no ser un compañero muy emocionante, pero se reían juntos y su relación era muy
agradable.
—Pues sí, tengo una cita.
—¿Y desde cuándo sales con él? ¿0 sales con varios a la vez?
Nick sabía que estaba comportándose como un patán arrogante, que aquello no era asunto suyo y que
no tenía ningún derecho a hacer esas preguntas, pero no podía evitarlo.
De hecho, debería alegrarse de que ______(tn) saliera con otro hombre. Si tenía novio, podía
dejar de pensar en ella.
Desgraciadamente, ese pensamiento no lo aliviaba en absoluto.
—Yo no suelo salir con varios hombres a la vez.
—¿Me estás censurando?
_____(tn) miró su cuaderno. ¿Cómo podía Joe competir con aquel hombre formidable? Sin embargo,
su amabilidad, su dulzura, eran lo que le gustaba de él.
—No te estoy censurando. Ya eres mayorcito para hacer lo que te dé la gana.
Pero no quería seguir hablando del tema.. Suficientemente doloroso era saber que Nick salía con
mujeres, tener que pasarle llamadas...
... Estaba intentando olvidar a su difunta esposa en los brazos de una sucesión de mujeres, modelos
en su mayoría.
—¿Y cómo se llama el afortunado?
—Joseph.
—¿Cómo lo conociste? Y no me sorprendas diciendo que fue en una discoteca.
—¡Las discotecas no son para mí! —replicó ella, indignada.
—No, solo quería decir.., bueno, da igual.
—Nos conocimos en una cena. Nos presenta remos unos amigos comunes.
—¿Y qué hace ese tal Joseph?
—¿Qué hace?
—¿Cómo se gana la vida? Supongo que tendrá un trabajo, ¿no?
—Es director administrativo en una gran empresa.
—Ah, contable.
_____(tn) apretó los dientes. Pero no pensaba morder el anzuelo.
—Bueno, el caso es que esa es la razón por la que no puedo quedarme esta tarde. Llamaré a Terri.
¿A qué hora quieres que venga?
—A las seis menos cuarto —contestó Nick—. ¿Qué obra iran a ver?
—Un musical, en el Apolo —dijo ella, levantándose—. Joe tiene un amigo en el teatro, por eso
ha conseguido entradas.
—Ah, qué bien. ¿Y después irán a cenar?
____(tn) no daba crédito. ¿Por qué tanto interés? Nunca le había preguntado por su vida.
—Pues sí. Iremos a un restaurante francés de Covent Garlen, el Café Benedict —contestó,
antes de entrar en su despacho.
Nick seguía ensimismado en el trabajo cuando _____(tn) se despidió, a las cinco. Lo hizo a toda
prisa, esperando que no insistiera en que debía quedarse a la reunión.
Aunque ella sabía mucho más de la empresa que Terri y tenía relaciones con los clientes, estaba
segura de que su compañera podría tomar notas sin ningún problema.
Aquella noche, quizá como reacción tras su charla con Nick, se arregló especialmente para salir
con Joe. Como no hacía frío, eligió un vestido de punto de color café que le llegaba por encima
de la rodilla y sandalias de tacón alto.
A Joe pareció gustarle mucho el atuendo. Apareció en su casa con un ramo de claveles blancos y
lanzó un silbido de admiración que hizo reír a _____(tn).
—¿Te ríes? Deberías haberte desmayado —bromeó Joe.
—Lo haré dentro de un momento, en cuanto ponga las flores en agua.
Era un chico muy agradable, con el que podía hablar de todo. Llevaba 2 meses saliendo con él y,
aunque no habían pasado de los besos en el coche, estaba segura de que en la cama sería dulce y
generoso.
No sería como la montaña rusa que había experimentado con Nick Jonas
El simple recuerdo la hacía temblar.


—Deberíamos hacer esto más a menudo —dijo Joe, cuando salían del teatro—. Una obra en vivo
es más emocionante que en la pantalla.
_____(tn) sonrió. Joe era un chico encantador. Y un buen partido. A sus padres les gustaría con
toda seguridad. Pero si conocieran a Nick Jonas sacarían los ajos, se santiguarían y llamarían a
un sacerdote.
—Cuando uno sale del teatro, ve la vida de una forma más alegre, ¿,verdad?
—Desde luego que sí. Es tan difícil olvidarse del trabajo —suspiró Joe, abriendo la puerta
del carro.
—Dímelo a mí. He tenido una bronca con mi jefe porque no podía quedarme a trabajar esta tarde.
—Si quiere que hagas horas extra, debería avisarte con tiempo.
—Nick Jonas solo vive para el trabajo y cree que los demás también tienen que hacerlo.
Muchas veces lo encontraba por la mañana despeinado y sin afeitar porque había dormido en el
despacho. Y lo asombroso era que, al día siguiente, podía seguir funcionando como si tal cosa.
—Un adicto al trabajo —asintió Joe—. Es lo único que les interesa. Se les olvida pasarlo
bien,
_____(tn) disimuló una sonrisa. Si había un hombre en el mundo que lo pasara:—bien, ese era
Nick. Después de un cortísimo período de luto, se había lanza—ido a las fiestas con absoluta
determinación.
—Yo prefiero trabajar lo necesario, sin poner en peligro las oportunidades de ascenso, y pasar el
resto del tiempo disfrutando de la vida —siguió Joe—. Cauro esta noche, por ejemplo.
—Me parece muy buena idea.
—Ir al teatro, cenar con una chica preciosa... ¿Dónde podría encontrar algo mejor?
— preciosa?, gracias —sonrió _____(tn).
Joe le dio un beso en los labios.
—Eres preciosa. Eso es lo que le he dicho a mi madre, que está deseando conocerte. Creo que ya
oye campanas de boda.
Ella lo miró, sorprendida.
—¿Campanas de boda? ¡Pero si solo llevamos unos meses saliendo!
—Se lo he dicho, pero ya sabes cómo son las madres. Tengo 29 años y empieza a pensar que nunca
será abuela.
—Pensé que solo las mujeres se preocupaban por su reloj biológico —sonrió ____(tn)
—Sí, claro, pero la verdad es que también yo prefiero ser padre a los 29 que a los 60. ¿Para
qué vas a tener un hijo si eres demasiado viejo como para cuidar de él?
—En eso tienes razón. Bueno, háblame del famoso Café Benedict. ¿Has estado antes? Espero que
no sea un pretencioso restaurante francés donde uno se pasa horas intentando descifrar la carta. No
hablo francés.
—No te preocupes, yo sí. Admítelo, soy un buen partido.
—Lo admito —rio _____(tn).
Poco después llegaban al restaurante, que tenía una pista de baile con una orquesta de jazz.
—¡Es un club nocturno! Si me lo hubieras dicho, me habría puesto algo más adecuado.
—¿Más adecuado? No sabes lo sexy que estás con ese vestido —sonrió Joe—. Además, no es
exactamente un club nocturno. Es un restaurante con música.
—Ah, estupendo, así podremos reducir calorías después de cenar.
—Si yo supiera bailar...
Mientras el camarero los llevaba hacia la mesa, _____(tn) se sentía contenta, relajada. Y más
después de una copa de vino y el delicioso filete de lenguado con crema de champaña. Joe hablaba
de teatro, le decía cosas bonitas...
—No has contestado a mi pregunta.
—¿Qué pregunta?
—Sobre lo de que esta relación sea algo permanente.
—¿Permanente? —repitió _____(tn)—. ¡Joe, si prácticamente acabamos de conocernos!
—Pero yo sé que he encontrado a la mujer de mi vida. Además, tú misma has reconocido que soy un
buen partido.
—Y lo eres.
—¿Eso es un sí?
—Es un...
_____(tn) lo miró entonces intentando ser objetiva: cuerpo atlético gracias a las horas que pasaba
en el gimnasio, sonrisa amable. Sería un marido ideal. Siempre podría contar con él, la ayudaría
con los niños, cocinarían juntos...
—¿Es un qué?
—Es un «tengo que pensarlo». Ya me conoces, Joe. Sabes que soy una chica muy sensata. No puedo
darte una respuesta así, de repente.
—¿Qué respuesta?
La profunda voz masculina era tan familiar que, por un momento, ____(tn) pensó que la había
imaginado.
—¡Nick! ¿Qué haces aquí?



Se había quitado el traje de chaqueta y llevaba pantalones de color crema y una camisa clara.
Y el corazón de ___(tn) dio varios saltos mortales.
Esa era, precisamente, la razón por la que estaba decidida a seguir saliendo con Joe. No necesitaba aquella atracción irracional, salvaje y absurda por su jefe. No le servía de nada.
—He venido a cenar.
—Ya, claro —murmuró ____(tn), sorprendida—. Joe, te presento a Nick Jonas, mi jefe.
Joe sonrió, tan amable como siempre.
—Así que tú eres el lobo feroz que tiene a mi chica trabajando todo el día.
Debían tener la misma edad, pero Nick parecía un crío al lado de Joe.
—¿Eso es lo que te ha contado?
—¿Has venido con alguien? —preguntó _____(tn).
Nick señaló hacia el otro lado del restaurante, pero había tanta gente que no pudo ver nada.
—No estabas bailando.
—Es culpa mía —sonrió Joe—. ______(tn) quería bailar, pero yo soy un negado. Si se me ocurriera pisar la pista de baile, el dueño del restaurante me echaría a patadas.
Ella sonrió, nerviosa. Primero, la sorprendente proposición de Joe y después Nick Jonas apareciendo allí, con la evidente intención de conocer al hombre con el que había quedado aquella noche.
¿Por qué si no habría ido precisamente a aquel restaurante? Quizá pensaba que le había mentido y quería pillarla, como un profesor llamando a casa del alumna díscolo para comprobar si, estaba haciendo novillos.
O quizá solo sentía curiosidad por saber con qué clase de hombre salía.
—Pues es una pena, porque la música es estupenda —sonrió Nick, tomando su mano——. ¿Quieres bailar?
—Prefiero que no. Acabamos de cenar y me apetece... descansar un rato. Además, ¿no te echarán de menos en tu mesa?
—Seguro que pueden prescindir de mí durante unos minutos —contestó él—. Joe, ¿te importaría prescindir de tu... novia cinco minutos? Prometo cuidar de ella y devolvértela de una pieza.
—Supongo que puedo prescindir de ella durante un ratito.
—¡Por favor! ¿Quieres dejar de decir bobadas? Soy yo quien decide si quiere bailar o no —exclamó _____(tn).
—Venga, cariño. Quieres bailar y yo soy un desastre. Podemos seguir hablando después —dijo Joe.
Aquello era increíble. Estaba entre su jefe, que esperaba una respuesta, y Joe que esperaba otra... que ella no estaba dispuesta a darle.
Al final aceptó la mano de Nick. ¿Qué otra cosa podía hacer?
Al menos, la orquesta estaba tocando una pieza no demasiado lenta. Bailaría una canción y después volvería a la mesa. Y esperaba que para entonces a Joe se le hubiera olvidado el asunto.
Con eso en mente, _____(tn) dejó que Nick la llevase a la pista de baile
El roce de su mano mientras se dirigían a la pista de baile la hizo sentir un escalofrío. ______(tn) miró a Joe por encima del hombro, para recordarse a sí misma que él era su cita y el tipo de hombre con el que debía salir.
—No pasa nada, _____(tn).
La promesa de un baile rápido se evaporó cuando llegaron a la pista. y la orquesta empezó a tocar una canción lenta. Mientras la tomaba por la cintura, _____(tn) respiró el aroma de su colonia masculina.
—¿Has venido a espiarme?
—Sí —contestó él tranquilamente.
No pensaba esconderlo. Durante la reunión sobre las cuentas del hotel Tradewinds no había podido dejar de pensar en su secretaria y en lo que haría con su misteriosa cita.
—¿Ah, sí? ¿Y por qué?
—Por curiosidad —contestó Nick—. Quería conocerlo y sabía que si te hubiera pedido que fueras con él a alguno de los eventos sociales de la empresa te habrías negado.
—Esto es increíble.
—Sí, es cierto. Pero la curiosidad ha podido conmigo.
—¿Y por qué sentías curiosidad? ¿Creías que me había inventado la cita?
—No. ¿Por qué iba a pensar eso?
—Porque yo no voy por ahí hablando de mi vida privada —replicó ____(tn).
En lugar de contestar, Nick la apretó con más fuerza. Aquello era indecente, pensó ______(tn). Y, a pesar de ello, sentirse apretada contra su torso la excitaba sin que pudiera evitarlo.
—No, es verdad. Tú nunca hablas de tu vida privada.
Nick había tenido que soportar un matrimonio sin amor, en el que— se daba por satisfecho cuando hacía el amor. Nicole y él siguieron manteniendo relaciones sexuales esporádicas, pero sin afecto, sin emoción. Durante los últimos seis meses, no lo hicieron en absoluto. Él había enterrado su deseo en el trabajo, siempre pensando que debía divorciarse... y no esperaba que el destino hiciera el trabajo por él.
Desde entonces se lanzó a una vorágine de mujeres sofisticadas que le daban satisfacción física, pero nada más.
Aunque, la mayoría de las veces el sexo ni siquiera era satisfactorio.
Lo saciaba temporalmente, pero lo dejaba con la amarga sensación de que le faltaba algo, de que
siempre le había faltado algo.
Solo una vez hacer el amor lo había saciado por completo. Con la mujer que tenía en los brazos. ¿
era solo una ilusión?
No lo sabía. Solo sabía que cuando _____(tn) le dijo que tenía una cita se vio obligado a
seguirla.
—¿Y tu curiosidad ha sido satisfecha?
—Mi curiosidad, solo será satisfecha cuando descubra qué es lo que ves en él.
—Con todo respeto, eso no es asunto tuyo.
—Me preocupo por ti, ______(tn).
—No es cierto. Y no pienses que vas a engañarme. Te he visto demasiadas veces en la oficina como
para no conocer tus trucos. Conozco tu modus operandi.
—¿A qué te refieres?
Nick estaba disfrutando de la conversación. La pieza terminó y empezó otra, pero ella no pidió
que la soltase.
Estaban muy juntos, apretados el uno contra el otro. ____(tn) podía sentir a través del fino
vestido de punto los músculos del cuerpo masculino como si no llevase nada.
—Tu vida es el trabajo, Nick. Te conozco bastante bien.
—¿Alguna cosa más? —preguntó él en voz baja.
Estaba coqueteando descaradamente. Habría deseado besarla en el cuello, pero con Joe delante no le
pareció adecuado.
.
Volver arriba Ir abajo
- Galletas&Leche -
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 19
Localización : Soñando Despierta.
Fecha de inscripción : 02/02/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 1st 2011, 17:08

¡Oh Dios!
NUEVA LECTORA.
¡Holaaaaaaa!Hahaha,espero que la sigas prontoooo.
Me a encantado,eh.
Siguela,Bye.
Volver arriba Ir abajo
http://amorsecreto.metroblog.com
JustKeepDreaming~
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 261
Edad : 20
Fecha de inscripción : 29/09/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 1st 2011, 21:44

SIGUELA ....!!!!!
C:
Volver arriba Ir abajo
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 2nd 2011, 08:38

ok antes de irme al cole voy a subir las quiero Smile
—Eres ambicioso y despiadado cuando te parece necesario.
—¿Despiadado?
—Eso es.
—¿No dices nada bueno?
—¿Por ejemplo? —preguntó _____(tn) inocentemente.
Sentía su aliento en el cuello y tenía que hacer un esfuerzo para no cerrar los ojos y dejarse
llevar.
—También soy trabajador, ambicioso e inteligente.
—Eso es cierto.
—Ah, pero no has dicho «buena persona».
—Porque no lo eres.
______(tn) miró a Joe, al otro lado del restaurante. Joe era buena persona.
—¿Y sexy?
—¿Qué?
—¿Te parezco sexy?
Quería averiguar si lo que pasó aquella noche era producto de su imaginación. Tenía que
averiguarlo. Además, _____(tn) lo conocía bien. Ella sabía que no quería compromisos de ninguna
clase. Al contrario que las mujeres con las que solía salir, que parecían aceptar eso para
después intentar convencerlo.
—Tengo que volver con Joe —dijo _____(tn) entonces.
—¿Por qué? Joe sabe cuidarse solito. No creo que vaya a sufrir un ataque de nervios.
—Tengo que volver con él. Ah, por cierto, ¿qué tal la reunión? ¿Has conseguido hablar con
Rativliñgs?
—¿Qué le has dicho a Joe de mí? —insistió Nick, que se negaba a cambiar de conversación.
—No le he dicho nada.
—¿No? Entonces, ¿por qué me ha llamado «el lobo feroz»?
—Le dije que querías que trabajase esta noche. Eso es todo.
—¿A qué dijiste que se dedicaba?
—Es contador —contestó ___(tn).
Sabía perfectamente que no lo había olvidado. Nick Jonas nunca olvidaba nada.
—Ah, es verdad —murmuró él, apretando su cintura.
Quería estar con ____(tn), pero antes tenía que encargarse de algunos «detalles». Y uno de esos
detalles estaba esperándolo en la mesa. Se le ocurrió entonces que podría presentarle a Joe. La
idea lo hizo sonreír. No, Miley se lo comería con patatas.
La había conocido en una fiesta y era la primera vez que salían juntos. Pero como no estaban
solos, Miley no esperaría nada más que una cena. Y si la dejaba en la puerta de su casa no podría
quejarse.
No se le ocurrió ni por un momento que _____(tn) lo rechazase.
—Supongo que Joe entenderá que a veces trabajes hasta muy tarde.
—Joe intenta que el trabajo no interfiera en su vida. Le va muy bien en la empresa, pero no está
obsesionado.
—Admirable —dijo Nick.
—Sí, yo también lo creo. Y ahora tengo que volver con él, lo siento. ¿Con quién has venido?
—Con un par de amigos. Por cierto, sé qué interrumpí una conversación interesante cuando me
acerqué a la mesa. ¿De qué hablaban?


—Con un par de amigos. Por cierto, sé qué interrumpí una conversación interesante cuando me acerqué a la mesa. ¿De qué hablaban?
—De nada.
—Estabas diciéndole a Joe que tú eras demasiado sensata para algo.
___(tn) se soltó entonces y Nick le puso una mano en la espalda para conducirla a la mesa. Intentaba recordarla desnuda, pero no podía. Solo podía recordar que después de hacer el amor se sintió... completo. Los detalles habían sido olvidados y el reto de descubrir si la memoria no lo engañaba hacía que le hirviera la sangre.
—Bueno, nos veremos mañana. Gracias por el baile —se despidió ____(tn).
Pero él no tenía prisa por marcharse. Miley estaría charlando con su primo Kevin, pensó. Llevaba dos horas bebiendo y seguramente ni siquiera habría notado su ausencia.
—Me has hecho un favor —dijo Joe, levantándose—. La pobre ____(tn) habría tenido que sufrir mis pisotones. ¿Quieres tomar una copa con nosotros?
Nick miró por encima del hombro, preguntándose si era sensato quedarse. Pero quería saber algo más sobre aquel hombre, descubrir qué veía ___(tn)en él. Y, sobre todo, quería comprobar si había competencia.
Después de haber tomado una decisión, nada lo apartaría de su objetivo. Además, en el amor y en la guerra todo estaba permitido, se dijo.
____(tn) siguió la dirección de su mirada e inmediatamente vio a una guapísima chica con una copa en la mano. De modo que esa era su amiga...
No pudo evitar una punzada de celos, pero no permitió que eso le amargase la noche.
—Me temo que «el señor Jonas» no puede quedarse, _____(tn). Sus amigos están esperándolo.
—Una pena. Encantado de conocerte. Y espero que la próxima vez que nos veamos sea en una celebración...
¿Una celebración? ¿Para celebrar qué?, se preguntó Nick.
—Cuida de____(tn) y asegúrate de que mañana esté en forma para trabajar. No quiero resacas.
—No suelo tenerlas —replicó ella.
No, eso era cierto. ____(tn) nunca bebía demasiado, así que las resacas no eran un problema para ella.
Pero cuando Nick miró el reloj a la mañana siguiente pensó que quizá había subestimado a su secretaria. Eran casi las nueve y no había aparecido. Y cuando se fue del restaurante estaba perfectamente bien. Lo sabía porque la había observado desde su mesa.
Christina le dijo que estaba al otro lado del hilo cuando estaba a punto de llamarla al móvil.
—Lo siento, Hoy no puedo ir a la oficina.
—Por qué?
Era la primera vez que ocurría, pero Nick tuvo que hacer un esfuerzo para parecer amable.
—Me siento fatal. Creo que tengo gripe.
—Pues anoche estabas bien.
—Y me sentía bien. Ha sido esta mañana...
—No puedes levantarte de la cama, ¿no?
—Eso es.
—Pues hay un par de cosas importantes en el despacho...
—Lo siento. Mañana iré a trabajar, hoy es imposible.
¿Cómo podía enterarse de lo que quería saber?, se preguntó Nick. ¿Estaba enferma de verdad o una loca noche de pasión con el tal Joe la había dejado demasiado exhausta como para ir a trabajar? Solo había una forma de saberlo.
Seguramente seguía en la cama con Joe, compartiendo sonrisitas de complicidad porque iban a pasarse todo el día haciendo el amor. Nick tuvo que apretar los dientes.
—Descansa. Y llámame si mañana tampoco puedes venir a la oficina.
En lugar de llamar a una de las secretarias, Nick se levantó y fue al departamento de personal para pedir la información que necesitaba: la dirección de _____(tn).
Le resultó fácil encontrar el apartamento, aunque estaba a las afueras de L.A y a esas horas el tráfico era horrible.
Si ____(tn) se había tomado un día libre para estar con su amante, quería pillarla in fragante. Sin darle oportunidad a Joe de escapar por la puerta trasera.
Pero tuvo que anunciar su llegada, porque el apartamento de ___(tn) estaba en el tercer piso de una antigua casa victoriana..
—Soy Nick.
—¿Nick? ¿Qué haces aquí?
—Abre la puerta, ____(tn). Solo te molestaré un momento.
El portal se abrió y Nick subió los escalones de dos en dos. Ella lo esperaba en la puerta de su apartamento, envuelta en un albornoz de color azul claro.
¿Por qué no estaba vestida? Eran casi las once de la mañana.
—¿Qué estás haciendo aquí? —repitió. _____(tn), perpleja.
Archivos —dijo él, mostrándole unas carpetas que llevaba en la mano.
—¿Y no podían esperar hasta mañana?
—Puede que mañana sigas enferma. ¿No me invitas a entrar?
—Lo siento, pero no me encuentro bien.
—Y quizá mañana te encuentres peor. Necesito que revises estos archivos para ver si falta algo.
Solo puedes hacerlo tú, no puedo pedírselo a otra secretaria porque no sabrían de qué se trata.
Además, si estás enferma, te iría bien tener a alguien cerca... para que te atienda.
—¿Atenderme?
—Para hacerte un té y esas cosas —contestó Nick.
____(tn) vaciló. Lo último que necesitaba era a Nick Jonas en su casa. Pero no estaba de humor
para seguir discutiendo en el rellano.
—Me quedo con los archivos.
—Es que tengo que explicarte un par de cosas...
—De acuerdo, entra —suspiró ella.
Nick miró alrededor. El cuarto de baño estaba a la izquierda, la cocina a la derecha y el salón
al fondo. La puertecita que había en el salón debía dar al dormitorio.
—Es muy pequeño, ¿no?
___(tn) levantó los ojos hasta encontrarse con su rostro.
—Voy a hacer café.
Él la siguió sin decir nada. La puerta del dormitorio estaba cerrada. ¿A propósito?
—No, deja, lo haré yo. Tú estás enferma y debes descansar.
—Pero no sabes dónde están las cosas.
—No creo que necesite un mapa para encontrarlas —sonrió Nick—. El que diseñó este
apartamento no podría haberlo hecho más diminuto.
—Pues a mí me encanta.
—¿No puedes pagar algo más grande con el dinero que ganas?
_____(tn) lo miró, atónita.
—Estoy ahorrando para comprar una casa.
Por supuesto, no habría necesidad de comprar una casa si aceptaba la proposición de Joe...
—Siéntate. No te encuentras bien —dijo Nick.
Se sentía culpable porque sus actos contradecían sus palabras, pero aquel era un acto desesperado.
—Voy a vestirme —dijo ___(tn)—. La leche está en la nevera, el café en el armario.
Era la primera vez que Nick Jonas entraba en su apartamento y no le gustaba nada. Era tan
desconcertante como estar entre sus brazos en la pista de baile.
Tendría que librarse de él lo antes posible, pensó, mientras sacaba del armario unos vaqueros y
una camiseta. Echaría un vistazo a los archivos, tomaría un par de notas y lo echaría de allí
con toda la discreción posible. Estaba en su casa y no tenía ningún derecho a invadir su
intimidad de esa forma.
Cuando salió del dormitorio se alarmó al verlo al otro lado de la puerta.
—¿Qué haces aquí?
Nick entró en el dormitorio y miró alrededor, como buscando algo. Pero allí no había nadie.
Apenas había sitio para la cama, una mesilla y un armario de dos cuerpos.
—Si no te importa...
—No, claro. ¿Estás buscando algo?
—Nada, nada. Solo quería ver tu cuarto.
Tendría que ir despacio para no asustarla. La deseaba más de lo que había deseado a nadie en toda
su vida y estaba decidido a conseguirla.
—Bueno, ¿empezamos a trabajar? —preguntó ____(tn).
¿Qué estaba haciendo? ¿Por qué husmeaba en su cuarto?
—El archivo de Rawlings es el más urgente.
—¿Están las notas sobre tu reunión de ayer?
____(tn) intentaba concentrarse, aunque no le resultaba fácil en absoluto. Tenerlo allí, en su
casa, sin previo aviso, la había puesto de los nervios.
Afortunadamente, no parecía estar coqueteando como en el restaurante.
Nerviosa, abrió uno de los archivos para echarle un vistazo, intentando no mirar al hombre que
estaba sentado a su lado.
Volver arriba Ir abajo
- Galletas&Leche -
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 19
Localización : Soñando Despierta.
Fecha de inscripción : 02/02/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 2nd 2011, 11:51

Oh Dios.
¡SOLO SIGUELA PRONTICOOOO!
Bye.
Volver arriba Ir abajo
http://amorsecreto.metroblog.com
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 2nd 2011, 17:35

Nerviosa, abrió uno de los archivos para echarle un vistazo, intentando no mirar al hombre que estaba sentado a su lado.
—Intentamos hablar con Rawlings pero, como siempre, estaba fuera. Hablé con su ayudante y hay ciertas discrepancias. Por lo que sabemos, el negocio va sobre ruedas, así que, ¿dónde demonios está el dinero?
—¿Crees que ha habido desfalco?
—Me temo que sí.
—¿Y qué piensas hacer?
—Conseguir pruebas y despedirlo si es así.
—¿Y qué quieres que haga yo?
—Tenemos que escribir una carta. Algo que le dé a entender que me he dado cuenta de lo que pasa y no voy a parar hasta conseguir respuestas.
Nick estaba mirando su cuello. Con un mínimo esfuerzo podría inclinarse y besarlo. La camiseta ocultaba la curva de sus pechos, pero su imaginación podía aportar los detalles. Al recordar los pezones rosados se excitó. Tendría que pasar por su casa para darse una ducha fría antes de volver a la oficina.
—Si está robando dinero no quiero que se asuste y salga corriendo —siguió Nick, sin mirarla, para no complicar más las cosas—. Quiero pillarlo con las manos en la masa. Dime qué sugieres.
___(tn) tenía una cara preciosa, una cara que no necesitaba maquillaje. Era transparente, muy expresiva y la comparó con las caras de otras mujeres con las que había salido durante aquellos meses. Ninguna de ellas saldría de casa sin ponerse las pinturas de guerra.
—¿Y bien?
—¿Y bien qué? —repitió Nick, al darse cuenta de que ___(tn) le había preguntado algo mientras él estaba especulando.
—¿No has oído nada de lo que he dicho? Entras aquí con un montón de archivos, a pesar de que estoy enferma... lo mínima que podrías hacer es escucharme, ¿no te parece?
Sabía en qué estaba pensando: en la rubia con la que estaba en el restaurante el día anterior. Y eso la irritaba.
—Claro que estaba escuchándote —replicó él, impaciente consigo mismo. Tenía que concentrarse.
Trabajaron en la carta y se quedó admirado al comprobar su habilidad para decirle a Rawlings con tacto, pero con seriedad, que necesitaban respuestas urgentes.
—Los otros dos archivos son asuntos normales. Y, de hecho, no corren tanta prisa —dijo Nick, levantándose—. Bueno, me marcho. Pero si quieres puedo hacerte algo de comer.
—No hace falta, gracias. Joe vendrá dentro de una hora.
—¿Deja el trabajo para venir a verte? Entonces esto es serio.
—Pues sí —. Me ha pedido que me case con él.
Nick estaba esperándola a la mañana siguiente. De hecho, llevaba trabajando desde las seis y media de la mañana. Pero no podía dejar de pensar en ___(tn).
No podía entender por qué, pero suponía que era porque ella estuvo en el momento que más necesitaba a alguien. La noche del funeral estaba hundido, furioso consigo mismo y con la vida y ahogado en alcohol. Y fue ____(tn) quien lo consoló, quien lo hizo olvidar.
Las mujeres que la siguieron solo habían servido para recordarle el vacío de esas relaciones.
¿Era eso lo que buscaba? ¿Recordar el solaz que había encontrado en ella? ¿0 simplemente se había convertido en un reto?
Daba igual.
Cuando ____(tn) le dijo que Joe le había pedido que se casara con él fue como si lo golpearan en el estómago.
Y Nick Jonas no aceptaba la derrota tan fácilmente. ¿Qué hombre de sangre caliente la aceptaría?
Cuando estaba mirando el reloj por enésima vez oyó la puerta del despacho de ___(tn).
—¿Cómo te encuentras?
—Mejor, gracias —sonrió ella—. Pensé que tenía la gripe, pero quizá solo había bebido demasiado. De ahí el dolor de cabeza. No estoy acostumbrada a beber.
—Ya, claro.
—Por cierto, ya he comprobado todos los archivos. ¿Quieres que le mande la carta a Rawlings por fax o prefieres que la envíe por correo electrónico?
—Tráeme una taza de café. Hablaremos de Rawlings cuando vuelvas.
Mientras esperaba, Nick se preguntó cuál sería su reacción a lo que iba a decirle. Sin embargo, a pesar de la proposición del tal Joe, _____(tn) no llevaba anillo de compromiso.
De modo que la situación debía ser la siguiente, según sus cálculos: Joe le había propuesto matrimonio y _____(tn) le había contestado que tenía que pensárselo, que necesitaba tiempo. Porque no estaba convencida.
Había imaginado todo aquello el día anterior, en su casa, dándole vueltas al asunto.
—Cierra la puerta, por favor —dijo cuando ella volvió al despacho.
—Había pensado empezar a trabajar en los resúmenes de final de mes, como siempre. Aunque las
chicas de administración me han dicho que tienen dos secretarias de baja y, si te parece, podría
echarles una mano.
—No.
—¿Perdona?
—Que no me parece.
—Ah. ¿Por qué?
—Porque a partir de mañana no estarás aquí para echarle una mano a nadie.
_____(tn) lo miró, sin entender. ¿La estaba despidiendo? ¿Qué había hecho para que la
despidiese? ¿Era porque el día anterior no fue a trabajar?
Entonces se dio cuenta de cuánto significaba aquel trabajo para ella. Necesitaba estabilidad,
necesitaba el dinero, pero no era solo eso. Era estar con Nick, verlo todos los días.
—¿Puedo preguntar por qué me despides?
—¿Despedirte? ¿Quién ha dicho nada de despedirte?
—Yo pensé que...
—No tengo intención de despedirte, todo lo contrario. Vendrás conmigo al hotel Tradewinds. Si
Rawlings quiere evitarme le será imposible conmigo en el hotel. Y nos iremos mañana.
Ese era el plan. Tenía que salir de L.A, tenía que aclarar las cosas con Rawlings... y tenía que
hacer que ____(tn) se alejara de Joe..
—¿Mañana? Pero...
—Lo sé, lo sé. Apenas te he dado tiempo. Iremos a California y, desde allí, tomaremos una
avioneta. Será una jornada larga, pero espero que merezca la pena.
—Pero yo no puedo marcharme así como así, con apenas veinticuatro horas...
—Tienes el pasaporte en regia, ¿no?
—Sí, claro, pero...
—Solo será una semana. Y puedes marcharte a casa ahora mismo para hacer la maleta.
—Pero no puedo irme así como así...
—¿Por qué no? Joe lo entenderá, seguro. Tú me has dicho que es un hombre comprensivo.
—¿Y la ropa? ¿Qué tiempo hace en la isla, qué debo llevarme?
—Allí hace mucho calor, así que llévate ropa ligera. Tómate un par de horas para ir de
compras... y es una orden. Ya sabes: faldas, pantalones cortos, camisetas... y biquinis, claro.
Además de las tres piscinas del hotel, la playa está a veinte metros.
—Pero, ¿no estaremos trabajando todo el día'?
—Trabajaremos, naturalmente, pero no todo el día. Y no habrá reuniones formales, de modo que no
tienes que llevarte ningún traje de chaqueta.
Nick le dijo a qué hora se encontrarían en el aeropuerto y _____(tn) se fue de compras, tan
sorprendida como encantada por aquella pequeña aventura. Aunque sabía que era trabajo... y le daba
cierto miedo estar a solas con su jefe durante una semana sin ordenadores ni teléfonos.
Cuando llegó a su apartamento iba cargada de bolsas. Había comprado pantalones cortos, camisetas,
sandalias y un par de vestidos ligeros que podría llevar a cualquier reunión.
A la mañana siguiente, Nick se quedó impresionado al ver la pequeña maleta.
—Muy sensata, desde luego. La mayoría de las mujeres usarían esa maleta solo para llevar los
cosméticos.
Incluso con los pantalones de color caqui y una camiseta de manga corta, Nick Jonas estaba
impresionante. Daba una sensación de poder, de vigorosa masculinidad que casi la asustaba.
____(tn) se sentía como una niña con la faldita gris y la camiseta azul. Cualquiera de sus
«amiguitas» habría ido vestida de sport, pero llamando la atención, pensó. Lamentablemente,
ella no podía competir.
Una azafata los acompañó a la sala VIP, donde Nick parecía estar como en su casa mientras ella
intentaba no parecer exageradamente fuera de lugar.
—Este sitio es más silencioso que una biblioteca.
—Podemos hablar en voz baja. No querrás despertar a los muertos, ¿no? —sonrió Nick,
señalando a un ejecutivo que dormía apoyado en su maletín.
La miraba como si la viese por primera vez. Le gustaba cómo levantaba la barbilla para hablar con
él, le gustaban las pecas que tenía en la nariz...
—¿qué ha dicho Joe del viaje, por cierto?
—Le ha parecido muy bien.
—Ah, claro. Solo lo preguntaba porque algunos hombres piensan que un anillo de pedida les da
derecho a todo. Ah, pero al no llevas anillo de compromiso.
—Pues no.
—¿Aún no te lo ha comprado?
—No. La verdad es que aún no le he dado una respuesta.
—Muy sensata, una decisión muy sensata —murmuró Nick—. No me gustaría que mi eficiente
secretaria se casara y empezase a tener hijos.
—Oh, no. Joe... bueno, aún no hemos hablado del asunto.
—¿Y tú le has contado...?
—¿Si le he contado qué?
Nick levantó una ceja. ¿No sabía de qué estaba hablando?
—¿No le has hablado sobre nosotros?
—No hay un «nosotros».
—Quería decir... ¿le has dicho que nos acostamos juntos?
—¡Nos acostamos juntos una vez! Y no hay razón para...
—¿Joe es celoso?
—No.
—No, claro, si fuera celoso se habría puesto como una fiera al saber que ibas a pasar una semana
en una isla tropical con tu jefe.


to be continued
Volver arriba Ir abajo
- Galletas&Leche -
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 19
Localización : Soñando Despierta.
Fecha de inscripción : 02/02/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 2nd 2011, 17:50

¡Solo siguelaaaaaa1
¿Si?Me encantaaaa.
Sigue.
Volver arriba Ir abajo
http://amorsecreto.metroblog.com
JustKeepDreaming~
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 261
Edad : 20
Fecha de inscripción : 29/09/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 2nd 2011, 21:48

POR DIOS SIGUELE...!!!!
Volver arriba Ir abajo
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 2nd 2011, 22:08

-¡No voy a pasar una semana en una isla tropical con mi jefe! Lo dices como si fuera...
-¿Como si fuera qué?
-Esto no son unas vacaciones, ¿no? Vamos a trabajar, a solucionar el asunto de Rawlings.
-Claro que sí. Solo lo he preguntado para saber si joe tenía confianza en ti.
Pero seguramente estaba pensando en su mujer, pensó_____. Debía estar pensando en la confianza y el amor que había perdido en aquel terrible accidente.
Una vez en el avión, nick le habló de los países que había visitado, de sus costumbres... Parecía haber visto mucho más de lo que _____creía.
Y ella sabía escuchar. Normalmente, nick dormía en los aviones, pero su interés por lo que le estaba contando lo mantuvo despierto. Por eso recibió con sorpresa el anuncio de que podían abrocharse los cinturones de seguridad.
-El viaje se ha hecho muy corto, ¿no?
______sonrió.
-No lo sé. Yo solo he ido a Italia. A mi padre no le gustaba gastar mucho dinero en viajes.
-Ah, una buena educación. Por eso eres una chica tan sensata.
-No soy sensata todo el tiempo. ¿Por qué siempre quieres provocarme"?
-Porque me gusta ver cómo te pones colorada. -admitió nick -. Hasta las pecas de la nariz se te ponen coloradas.
-Qué malo eres.
-No te lo puedes ni imaginar -dijo él en voz baja.
Dulce apartó la mirada, nerviosa.
-En ese caso, no sé por qué no te has traído alguna chica para que te hiciera compañía.
-¿Una chica?
-A la morena del otro día, por ejemplo.
-Ah, esa chica. Marcia tiene alergia al trabajo. Además, mi primo y yo salimos con ella a cenar, eso es todo. No creo que vuelva a verla.
-¿No me digas que tuvo la audacia de ponerse pesada?
Así era mejor, se dijo. Nick jonas salía con modelos y ella se limitaba a comentar la jugada desde fuera.
-En realidad, Marcia no es mi tipo.
-Me sorprendes -dijo _____.
-Eso espero. Me gusta ser impredecible.
Y por eso era el hombre menos adecuado. Porque ser predecible era una cualidad esencial para vivir una vida tranquila. Algo inmensamente importante para ella.
Pero las vidas tranquilas son para la gente poco aventurera, le dijo una vocecita.
Una vocecita que ella intentó ignorar.
La primera parte del viaje había sido fácil, pero la segunda fue todo lo contrario. Aunque a _____ le encantaba estar rodeada de gente que hablaba diferentes idiomas porque eso la hacía sentirse sofisticada, cuando llegó la avioneta que los llevaría a la isla se asustó al ver lo pequeña que era.
-No te preocupes -la animó nick -. No acabaremos en medio del océano, rodeados de un montón de tiburones.
-¿Cómo lo sabes? Esa avioneta no parece capaz de levantar el vuelo.
-Ya veras cómo no pasa nada -sonrió él.
A su lado _____ se sentía más tranquila y, afortunadamente, el viaje no fue tan malo como había temido.
Estaba anocheciendo cuando llegaron al hotel y no podía apreciar el paisaje, pero hasta los sonidos eran diferentes: el ruido de los grillos, el croar de las ranas, el canto de algún exótico pájaro nocturno... todo era completamente diferente de Londres.
-La arena es tan fina como el polvo, ya lo verás. La playa está rodeada por un banco de coral, así que el agua es tan azul como la de una piscina.
-¿Y prefieres vivir en Londres? -preguntó _____, incrédula.
-A veces hasta el paraíso cansa. Al menos a mi.
El hotel no era lo que ____ había esperado. Pensaba que sería un edificio enorme, de varias plantas.
Lo que vio fue un edificio bajo, estilo colonial, rodeado de palmeras y flores,, cuyos colores prometían ser más extravagantes a la luz del sol.
-Tiene forma de «ese» -estaba explicando nick- y tiene tres piscinas. El restaurante está en un edificio aparte, rodeado de jardines. La intención era crear una sensación de hogar fuera del hogar.
-Menudo hogar -comentó ella-. Si mi casa fuera como esta no tendría que irme de vacaciones a ninguna parte.
nick sonrió.
-Me alegro de que te guste.
-¿Nos esperan? -preguntó ________.
-No. He pensado darle una sorpresa a Rawlings. Así no habrá posibilidad de que, accidentalmente, desaparezca algún, papel.
-Entonces...
-Entonces tú y yo estamos registrados con el nombre de señor y señora Lewis y compartiremos una suite.
-¿Qué?
-Solo era una broma -sonrió nick.
Pero lo había irritado su aparente alarma ante la idea de compartir habitación.
No solo quería acostarse con ella por razones egoístas, también quería que ______ lo desease. No solo que se sintiera atraída por él, sino que lo deseara con la misma fuerza, con la misma obsesión con que la deseaba él.
-Muy gracioso.
-He reservado dos habitaciones a tu nombre. Por supuesto, mañana podremos dejar de fingir.
-¿No te reconocerán? -preguntó _____ en voz baja cuando el portero del hotel salió para tomar sus maletas.
-Lo dudo. Solo he estado aquí un par de veces en dos años, las dos veces con Gina. A este hotel viene mucha gente famosa y los empleados están entrenados para no prestar atención a las caras.
Era cierto. Cuando llegaron a recepción, nadie pareció sentir curiosidad.
nick se portaba como si todo aquello fuera de lo más normal, pero el lujo del hotel era tan exagerado que ______ tenía que hacer un esfuerzo para no quedarse boquiabierta.
Los suelos eran de madera pulida, muy brillante, y los sofás todos de un blanco inmaculado. Había figuras de madera, enormes cuadros abstractos y plantas por todas partes.
-Subiremos solos a la habitación, gracias.
-¿Quieren que Rudolf les indique dónde está el restaurante? -preguntó el recepcionista. nick negó con la cabeza-. Bueno, en realidad no hace falta. Solo tienen que seguir su olfato. Mabel es la mejor cocinera de la isla.
-Esto es muy tranquilo -sonrió _____.
-No hay demasiadas habitaciones y todas están diseñadas para garantizar la intimidad de los clientes.
Iban caminando por un corredor exterior, con tumbonas y macetas por todas partes.
-Aquí es. Tu habitación es esa.
-¿Y la tuya?
-La de al lado -contestó nick, abriendo la puerta.
Era una habitación enorme, con una terraza privada. Los suelos de madera estaban cubiertos por alfombras de alegres colores. A un lado de la habitación, un enorme sofá blanco y, al otro lado, una cama con dosel sobre la que había una mosquitera de lino. A la derecha estaban el cuarto de baño y el vestidor.
Todo aquello era como un sueño. _____ jamás podría permitirse el lujo de pasar allí unas vacaciones y se prometió a sí misma aprovechar la oportunidad. Y, si era posible, pasaría las noches tumbada en la hamaca de la terraza.
-Es preciosa, me encanta. ¿Qué se siente al ser el dueño de todo esto?
Ese comentario claramente admirativo pedía a gritos una broma, pero nick se quedó pensativo.
-No esperarás que te conteste en serio, ¿no? -dijo, apoyándose en la pared.
Tan alto, tan dominante, tan atractivo. Incluso más allí, en el trópico, donde el tono aceitunado de su piel parecía darle una agresividad sexual que resultaba imposible ignorar.
-Claro que sí.
-En ese caso, te diré la verdad. Ser el dueño de este hotel es como ser el dueño de cualquier otro. Son todos de lujo, todos preciosos, y a mí solo me interesan porque dan beneficios. Me permiten invertir en Bolsa sabiendo que nunca me quedaré en la ruina -contestó nick, abriendo la puerta de la terraza.
-Eso suena muy cínico.
El se volvió para mirarla. Recortado contra la oscuridad del exterior no podía ver bien sus facciones, pero sabía que la estaba mirando a los ojos.
-¿Tú crees?
-Deberías disfrutar siendo el dueño de un sitio como este. Cuando Gina vivía supongo que lo pasaríais muy bien...
nick soltó una carcajada.
-No te pongas colorada, ______..
-Solo era un comentario. Perdona.
-¿Quieres comer algo?
-Prefiero darme una ducha e irme a dormir. Creo que mañana me levantaré muy temprano e iré a dar un paseo para explorar un poco. No sé a qué hora quieres empezar a trabajar, pero...
-Explora todo lo que quieras. Vendré a buscarte alrededor de las diez.
nick no tenía ningún deseo de marcharse. En absoluto. Se preguntó entonces qué llevarla bajo la falda. ¿Tendría tanto calor como él? ¿Le gustarla darse un baño en la playa, desnudos los dos?
Pero sabía que eso era imposible. Así que, conteniendo un suspiro de frustración, se despidlo.
Por el momento.
Porque la tendría, la haría suya de nuevo. Y hacer el amor con él la libraría del engaño. No podía casarse con joe, sencillamente. Era risible.
Iba a hacerle un favor.
nick salió de la habitación, anticipando lo que aquella semana en la isla iba a depararle.


_______ se despertó al oír unos golpes en la puerta de su habitación. Unos golpes insistentes. Estaba completamente a oscuras porque había cerrado las puertas de la terraza, incluso echó las cortinas de color terracota para que no entrase ni un resquicio de luz.
Suspirando, se levantó de su capullo de lino blanco y fue a abrir la puerta.
-¿Qué ha sido de tus ambiciosos planes de explorar la isla?
Era Nick, completamente vestido, peinado y aparentemente bien despierto. Llevaba una camisa blanca con los dos primeros botones desabrochados y un bañador de color verde. Bajo el brazo, una toalla de playa.
______ intentó esconderse para que no viera sus pantalones cortos con estampado de dinosaurios, pero nick empujó la puerta y entró en la habitación.
Últimamente aquello de entrar en su territorio sin ser invitado parecía una costumbre.
-¿Qué hora es?
-Pensé que ibas a levantarte al amanecer.
-No creo que haya amanecido aún. Y te agradecería que dejases de invadir mi espacio cuando te da la gana.
-Pensé que ya estarías levantada. De hecho, me sorprende que sigas en tu habitación.
________se cruzó de brazos, irritada.
Nick , por el contrario, parecía absolutamente en su casa mientras abría las cortinas y las puertas de la terraza, anunciando que eran las siete menos cuarto.
-Ha amanecido hace horas -dijo, volviéndose con una sonrisa-. Y ahora es el mejor momento para darse un baño. ¿Quieres bajar conmigo?
Volver arriba Ir abajo
- Galletas&Leche -
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 19
Localización : Soñando Despierta.
Fecha de inscripción : 02/02/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 3rd 2011, 13:00

¡Siguelaaaa!
Me encanta.
Volver arriba Ir abajo
http://amorsecreto.metroblog.com
JustKeepDreaming~
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 261
Edad : 20
Fecha de inscripción : 29/09/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 4th 2011, 16:59

SIGUELA.....
LA AMO....!!!!
Volver arriba Ir abajo
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 6th 2011, 16:39

sorry mi compu a cada rato se apaga


-¿Qué?
Supuestamente, había ido allí a trabajar, no a darse baños. Y menos con el hombre con el que no podía dejar de soñar, por muy estúpidos que fueran esos sueños.
-La playa estará desierta a esta hora.
-No puedo -contestó ______, deseando tener ocho manos en lugar de dos para esconder su cuerpo.
-¿Por qué no? ¿Tienes alguna otra cosa que hacer?
¿Qué otros planes podría tener? ¿Llamar a alguien por teléfono? Ni siquiera podía inventar la excusa de que tenía que ir al dentista.
-Es que... acabo de despertarme. Y tardo horas en arreglarme por las mañanas.
-¿En serio? Pues debes levantarte a las cinco para llegar a las ocho a trabajar. Pero no me importa esperar. Fuera, por supuesto.
-Podríamos encontrarnos en el vestíbulo.
-Tonterías. Esperaré aquí mientras te duchas.
El sueño desapareció mientras buscaba el biquini negro y un pareo en la maleta. Había imaginado que irían a nadar por la tarde, después de trabajar durante horas en la sala de juntas del hotel.
Pero no había sala de juntas en aquel hotel y el trabajo no iba a ser tan extenuarte como había creído.
Y tampoco estarían rodeados de gente, nada de carabinas.
nick parecía haber decidido hacer de guía turístico y quería enseñarle el hotel. Quizá había reflexionado sobre el cínico comentario del día anterior.
Cuando se miró al espejo, ______ se dio cuenta de que el biquini era demasiado pequeño. La parte de abajo iba atada con dos cordoncitos que más que tapar nada eran una tentación.
Le había parecido adecuado cuando lo metió en la maleta, pero en aquel momento le parecía un escándalo.
-¿Nos vamos?
_____ se puso una camisa que cubría solo la mitad de sus muslos y tomó una toalla del cuarto de baño.
-¿Has traído alguna crema para el sol? -preguntó nick, cuando se dirigían a la playa.
-¿A esta hora?
-El sol aquí es muy fuerte a cualquier hora.
-La verdad es que me gustaría ponerme morena.
-¿Sueles quemarte? -preguntó nick, intentando no mirarla.
No quería ponerse «nervioso» porque sería imposible esconderlo con aquel bañador.
-No, en realidad suelo ponerme morena. Me quemo un poco al principio, claro.
-Ya, pues por eso necesitas crema.
______ empezaba a relajarse. Aquel sitio era precioso y tenían una semana para hacer lo que habían ido a hacer. No tenían prisa.
nick le habló del hotel, de las reformas que fueron necesarias cuando su empresa se lo compró a una pareja que lo había mantenido durante años como propiedad privada.
-¿Cómo pudieron marcharse de aquí? -preguntó _______.
-La señora Cooper-James murió y su marido no podía soportar vivir aquí sin ella. Le pagué un buen precio, así que ahora vive en Londres con suficiente dinero en el banco como para no tener que preocuparse de nada en lo que le queda de vida.
-Huele de maravilla. Nada que ver con lo que huelo todos los días para ir a trabajar.
-Admito que Londres tiene un olor muy particular.
-Olor a polución -dijo ella.
-Bueno, ¿qué te parece? -preguntó nick cuando llegaron a la playa.
-¡Es el agua más azul que he visto en toda mi vida! ¡Es como una piscina!
-La playa más tranquila del Caribe. Y nuestra, en este momento -sonrió Nick, extendiendo la toalla sobre la arena.
-¿A qué hora...?
-¿Empieza a levantarse la gente? Tarde -contestó él, mientras se quitaba la camisa-. A veces algún cliente se levanta temprano, pero en general la gente viene aquí a descansar y olvidarse de las prisas. Además, no hay hora límite para el desayuno. Y pueden desayunar donde quieran, incluso en la playa.
No la miraba, pero notó de reojo que _____ estaba extendiendo la toalla lo más lejos posible de la suya.
-Qué lujo. Y, por cierto, tenías razón con lo del sol. Empieza a calentar muy pronto.
-Afortunadamente, he traído crema protectora.
nick sacó un tubo del bolsillo de la camisa. No para él, porque él nunca se quemaba; la había tomado del cuarto de baño porque intuyó que a ______ se le olvidaría.
-¿A qué hora empezaremos a trabajar? -preguntó ella, poniéndose crema en los brazos.
¿Cómo podía pensar en el trabajo cuando estaban bajo el sol, en aquella preciosa playa de color azul turquesa?
¿Estaría también pensando en joe? ¿El trabajo, su novio y su aburrida vida en Londres? ¿Podría joe llevarla a un sitio como aquel? Nunca.
-En cuanto hayamos desayunado -contestó nick, intentando disimular su irritación-. ¿Piensas dejarte la camisa puesta? No puedes ponerte crema si no te la quitas.
____ se preguntó si la creía una tonta. Quizá como nunca había estado en un sitio tan lujoso como aquel, pensaba que tenía que señalar lo que era obvio.
Irritada, se quitó la camisa y empezó a ponerse crema en el estómago.
nick la observó con los ojos semicerrados. No podía tumbarse en la toalla porque ver cómo se movían sus pechoss mientras se ponía la crema lo estaba excitando más de lo aconsejable.
Nunca había sentido nada así por una mujer. ¿Era porque el recuerdo de aquella única noche juntos lo tenía hechizado? ¿Aquella sola noche lo había atado a ella de por vida? ¿U quizá sería porque era inalcanzable, porque estaba casi prometida con otro hombre?
-Túmbate, voy a darte crema en la espalda.
-No hace falta.
-¿Por qué? ¿Crees que el sol no te dará en la espalda?
-No...
-Túmbate, anda. 0 te pones crema en la espalda o te pasarás toda la semana en la cama con quemaduras de tercer grado. Una experiencia muy dolorosa, por lo que dicen. Además, las quemaduras solares pueden provocar cáncer.
-Todo el mundo lo sabe. Pero no voy a tumbarme aquí durante horas.
-Por si acaso. Es por eso por lo que en todas las habitaciones hay crema protectora. Los clientes anglosajones suelen ser olvidadizos.
_____ se tumbó sobre la toalla, haciendo un gesto de desesperación.
-Relájate -dijo nick-. Estás como una tabla.
Con el soll en la cabeza y el roce de las manos del hombre en su espalda, ____ empezó a relajarse.
-Y ahora, las piernas.
-Eso puedo hacerlo yo.
-Ya que lo estoy haciendo...
______ sintió la presión de sus manos en las pantorrillas, moviéndose hacia arriba lentamente. Pero cuando empezó a ponerle crema en las nalgas, se sentó de golpe.
En aquella postura, el biquini apenas podía tapar nada. Y nick necesitaba darse un baño inmediatamente.
-Voy a meterme en el agua. ¿Vienes?
-Dentro de un momento -contestó ella, sin mirarlo.
Debería avergonzarse de sí misma, pensó. Excitarse solo porque le pusiera crema en las piernas... pero al verlo de espaldas, tan alto, tan fuerte, tuvo que contener el aliento.
Solo cuando lo vio meterse en el agua se levantó de la toalla. No se tiró de cabeza, como él. Fue mojándose poco a poco y después se tumbó de espaldas, flotando en el agua.
No lo oyó acercarse y lanzó un grito cuando le hizo una ahogadilla. ____ sacó la cabeza del agua y lo vio sonriente, con el pelo echado hacia atrás.
-¿No te dije que tuvieras cuidado con el sol? -la regañó-. Lo peor es tomarlo directamente desde el agua. Podrías quedarte dormida flotando así.
-¡No iba a quedarme dormida!
-Tenías los ojos cerrados.
-¿Y qué?
______ nadó hacia la orilla y él lo hizo a su lado. El agua era tan transparente que podía ver aquellos bíceps, los musculosos antebrazos...
-¿Por qué no nadamos hacia el banco de coral? Se pueden ver los peces sin gafas de bucear.
-No, gracias. Tengo que volver a la habitación para lavarme el pelo. Además, tenemos que trabajar.
_____ sentía los ojos oscuros del hombre clavados en los suyos y le resultaba difícil respirar.
-Sería muy fácil quedarse aquí en la playa y olvidar a qué hemos venido.
-No lo creo -murmuró ella, nadando hacia la orilla.
-¿No te imaginas lo suficientemente relajada como para olvidarte del trabajo?
-¿Cómo voy a relajarme si...?
Había estado a punto de decir: «si estoy contigo».
.
Volver arriba Ir abajo
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 6th 2011, 16:40

-¿Si qué?
-Si estoy aquí para trabajar.
Cuando salieron del agua notó que nick miraba descaradamente sus pechos y, al bajar la mirada, entendió por qué. El biquini, que era mucho más pequeño de lo que le había parecido en la tienda, se pegaba a sus pechos como una segunda piel.
El minúsculo biquini negro revelaba claramente sus pezones, marcando incluso la aureola.
-No tienes por qué sentir vergüenza. He visto pezones antes.
______ deseó que se la tragara la tierra. Pero se puso la camisa, intentando disimular.
nick tuvo que hacer un esfuerzo para no alargar la mano y acariciar sus pechos, tocar aquellos pezones... excitado como un adolescente y enfadado consigo mismo, tuvo que taparse con la toalla.
-Muchas gracias por la información. Pero si fueras un caballero no habrías... no habrías...
-¿No me habría quedado mirando?
No pensaba cambiar de conversación. Quería hacerle saber que, aunque estaban allí para trabajar, había una química sexual innegable entre los dos. La haría verlo hasta que olvidase Londres y, sobre todo, a joe
-Eso es.
-Te pido disculpas -murmuró nick-. Tienes razón. Perdóname. A veces olvido que a los ingleses no les gusta la gente que dice lo que piensa.
_____ no contestó. Sencillamente se dio la vuelta hacia el hotel, sintiendo los ojos del hombre clavados en su espalda
¿Por qué había dicho eso? No creía la excusa sobre las diferencias culturales. Nick jonas era un hombre sofisticado y no lo habría dicho sin intención.
El recuerdo de aquellos ojos brillantes clavados en sus pechos la quemó durante las dos horas que tardó en ducharse, lavarse el pelo y tomar el delicioso desayuno que pidió al servicio de habitaciones.
Eran casi las diez cuando bajó al vestíbulo y lo hizo decidida a cortar esos comentarios y esa incipiente familiaridad de raíz. Estaban allí para trabajar. Él era el jefe y ella, su secretaria. Nada más.
Afortunadamente, nick la estaba esperando abajo con dos empleados y la misma expresión que solía tener en la oficina, de modo que no iba a ponérselo difícil.
-Nos traerán todos los informes económicos del hotel, para que podamos inspeccionarlos. Y quiero que el contable esté disponible en cualquier momento. Y, sobre todo, necesito ver a Rawlings.
Cuando llegaron al despacho, nick le pidió que cerrase la puerta.
El hombre atractivo y alegre de unas horas andes, el que hacía que le hirviera la sangre en las venas, había vuelto a ser el hombre de negocios de siempre.
A la una, después de haber revisado docenas de informes, nick pidió una bandeja de sándwiches y unos refrescos.
Después, quitó el aire acondicionado para abrir la terraza, aunque le informó que tendrían que volver a cerrar después de comer o el calor haría imposible el trabajo.
_______ asintió. La brisa del mar era demasiado atractiva como para concentrarse en papeles y números. De hecho, cuando salieron, a la terraza para comer, bajo aquellas enormes palmeras, se le empezaron a cerrar los ojos.
-¿Qué te parece? -preguntó nick, estirando las piernas.
-¿A qué te refieres?
-A las discrepancias en las cuentas.
-Facturas aparentemente pagadas, pero sin hojas de pedido.
Los sándwiches, de ensalada tropical y pollo frío, estaban riquísimos, casi se derretían en la boca. _______ escuchaba a nick haciendo un esfuerzo para no dormirse mientras hablaba de un posible fraude.
-Espero que te hayas puesto crema en la cara.
-Y yo espero que dejes de portarte como si fueras mi padre. Ya soy suficientemente mayorcita como para cuidar de mí misma.
nick apretó los dientes. Por alguna extraña razón, quería protegerlá. Pero era absurdo.
-No me haría ninguna gracia que tuvieras que permanecer en cama con el trabajo que tenemos -dijo bruscamente.
-No tengo intención de quedarme en la cama. Y no tengo intención de quemarme como si fuera una cría.
-No te enfades...
-No estoy enfadada. Solo te estoy dejando las cosas claras -lo interrumpió ella, pasando la mano por la falda de algodón.
Le había parecido más apropiada para trabajar que unos pantalones cortos y, con aquel calor, mucho más cómoda que unos pantalones largos.
-Creo que sería mejor poner el aire acondicionado -dijo entonces, apartándose la blusa.
-Sin él nos habríamos derretido hace horas -sonrió nick, como pidiendo una tregua-. Y yo diría que hace más calor que antes.
______ observó el cielo azul, sin una sola nube.
-¿Y ahora qué hacemos?
-Llamar al contable.
Las bandejas fueron retiradas en silencio, con la rapidez de un equipo bien entrenado, y cuando nick empezó a hacerle preguntas al contable, el hombre prácticamente se puso a temblar.
-El señor Rawlings lleva gran parte de la contabilidad. Dice que, como director del hotel, es cosa suya.
nick siguió interrogándolo hasta que el hombre empezó a sudar visiblemente.
Por fin, dos horas más tarde, durante las que _____ había estado tomando notas y apuntando nombres de proveedores que sonaban muy poco reales, nick se quedó mirando al contable.
-¿Y no te parecía sospechoso no poder responder a las preguntas que se te hacían desde Londres?
-El señor Rawlings siempre dice que todo está bien, que está en contacto permanente con usted.
nick dejó escapar un suspiro.
-¿Cuántos años tienes, Peter?
-Veintidós, señor jonas.
-¿Y vives con tu familia?
-Estoy casado. Tengo un hijo de un año.
-¿Dónde vives?
-Al otro lado de la isla. Tenemos una casita... de hecho, estamos pagando una hipoteca. Necesito este trabajo, señor jonas
-¿Cuándo vuelve Rawlings, Peter?
-No lo sé, señor. Su familia vive en una de las otras islas, cerca de Bahamas. Por lo visto, se acerca un huracán y quería comprobar que todo estaba bien. Si hay un huracán, podría tardar uno o dos días en volver... quizá una semana.
-¿Un huracán? No he oído nada de eso.
-Lo han dicho en la radio.
-Muy bien, Peter. Eso es todo por ahora.
-Señor jonas... -empezó a decir el joven. Si tuviera un sombrero, _____ estaba convencida de que lo habría convertido en una pelota-. Mi trabajo...
-Por el momento, sigues teniendo trabajo.
______ esperó unos segundos hasta que Peter salió del despacho.
-Eso ha sido un detalle, nick. Muy compasivo.
-¿Qué podía hacer? Es un crío y, además, tiene que mantener un hijo -suspiró él, pasándose una mano por el pelo-. ¿Te importa decirme...?
Pero no estaba mirándola, estaba mirando hacia la playa, como perdido en sus pensamientos.
-¿Sí?
-¿Te importa decirme por qué la gente tiene hijos cuando apenas son unos críos?
-Supongo que...
-¡Una hipoteca, un hijo! ¡Por Dios bendito! -la interrumpió él.
-No todo el mundo tiene su vida planeada hasta el último detalle.
-¿Como yo quieres decir? ¿Y si te dijera que mi mayor deseo es tener un hijo?
Lo había dicho sin pensar, como tantas veces le ocurría estando con _________. Y no quería hacerlo, no quería contarle su vida, no quería hablarle de sí mismo.
-No me refería a ti.
nick hizo un gesto con la mano, como pidiéndole que olvidase el comentario.
-Está clero que se ha dejado manipular, pero el culpable de todo esto es Rawlings y estoy deseando que aparezca por aquí.
-Si aparece por aquí -murmuró Dulce, mirando los papeles. Allí había trabajo para una semana, desde luego-. ¿Quieres que me ponga con esto?
-Sí, por favor. Yo voy a ver si es verdad eso del huracán. Si no es así, puede que dentro de poco estemos a bordo de una avioneta buscando al desaparecido Rasvlings por todas las islas.


QUÉ HACEMOS ahora? -preguntó ________, nerviosa.
Se había confirmado la llegada del huracán. Mucho antes de lo previsto.
nick, en ausencia del director del hotel, había reunido a todos los clientes en el vestíbulo para decirles quién era e informarles de que el huracán no azotaría la isla directamente, pero sí recibirían el impacto de una forma u otra.
-No podemos hacer nada más que esperar -murmuró él, pasándose una mano por el pelo-. Lo has hecho muy bien, por cierto.
Mejor que bien, en realidad. Había hablado con los clientes aparentando tranquilidad, como si se enfrentase con un huracán todos los días.
-Gracias.
-Al menos hemos podido dormir esta noche -suspiró nick, mirando su reloj-. ¿Tienes miedo? ¿0 es una pregunta tonta?
-Es una pregunta tonta.
-Si los meteorólogos no se equivocan, solo tendremos fuertes vientos y mucha lluvia.
-Solo unas «ligeras inundaciones» -intentó bromear ella.
nick sintió el deseo de estrecharla en sus brazos. Las mujeres que se hunden durante una crisis son un fastidio, pero no las que intentan mantener la apariencia de normalidad en una situación extraordinaria.
Y _________ intentaba aparentar normalidad. Con aquel pantalón corto y la camiseta ancha, parecía más un chico que una chica.... y lo volvía loco.
-¿Tú tienes miedo? -preguntó ella entonces.
-¿Parezco el tipo de hombre que tiene miedo de algo? -intentó bromear nick.
-Todo el mundo tiene miedo de algo.
-Batallar contra los elementos no me asusta. Lo que sería aterrador es que alguno de los clientes sufriera un ataque de pánico. Nunca había visto una gente más asustadiza.
-Sí, es verdad.
_______ se sintió agradecida por estar con nivk en aquella situación. Sin él habría sido mucho más difícil.,.
Entonces se dio cuenta de que no había pensado en joe ni una sola vez desde que llegó a la isla.
Y también se dio cuenta de que, por muy agradable que fuera, por muy cómoda y pacífica que su vida pudiera ser con joe, tenía que dar por terminada la relación en cuanto llegase a Londres.
-Tres hombres han protestado porque iban a perderse unas reuniones de trabajo si el huracán duraba más de tres días. Como si nosotros pudiéramos controlar los fenómenos meteorológicos.
-La gente rica suele ser así de caprichosa -sonrió _____.
-¿Has llamado a tu novio para decirle lo que está pasando?
Ella se puso colorada.
-No... la verdad es que todo ha sido muy rápido.
La prueba concluyente de que su relación con joe no iba a ninguna parte y que no era el hombre de su vida.
-Pues quizá deberías hacerlo. Puede que nos quedemos sin teléfono, A menos, claro, que no te importe demasiado.
______ se levantó de un salto para dirigirse al teléfono. joe no estaba en casa, de modo que dejó un mensaje en el contestador explicándole lo que pasaba y diciendo que no debía preocuparse.
-¿No está en casa? -preguntó nick.
to be continued
Volver arriba Ir abajo
mar29
Forista!


Cantidad de envíos : 129
Edad : 20
Localización : venezuela
Fecha de inscripción : 20/11/2010

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 7th 2011, 10:59

holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

nueva lectoraaaaa

sigueeelaaaaa esta muy buenaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
blindsoul♥
Forista!


Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Noviembre 7th 2011, 19:23

gracias por comentar mar 29

-No.
-¿A estas horas? Ah, claro, en Londres son las tres de la mañana. No estará de juerga, ¿verdad?
-A veces duerme en casa de su madre. Por lo visto, es un poco paranoica con la seguridad y joe duerme con ella de vez en cuando para que se quede tranquila.
-Ah, ya veo. Qué raro.
A ella no le había parecido raro cuando joe se lo contó. De hecho, le pareció un detalle por su parte.
-Es un buen hijo.
-Sí, ya -murmuró nick, preguntándose si debía presionarla un poco más. La sombra de joe se había convertido en un estorbo para él-. ¿Y qué haría si os casarais? ¿Seguiría durmiendo con su madre?
Estaba desesperado por oír que no estaban hechos el uno para el otro, que había cometido un error saliendo con él.
-No lo sé -contestó _______-. ¿No deberías salir para ver cómo está nuestro rebaño?
-Seguramente haría lo más sensato -siguió él, sin dejar que cambiase de tema.
-¿Y qué es lo más sensato?
-Seguramente vender su apartamento y pedirte que te vayas a vivir con él a casa de su madre. Y te aconsejo que no aceptes ese arreglo. Las suegras pueden ser muy difíciles, especialmente con un hijo único...
-Gracias por el consejo.
-De nada. De hecho, deberías preguntarte si casarte con un hombre tan apegado a su madre es buena idea.
______ podría decirle que ya había tomado una decisión sobre joe, pero se negaba a darle esa satisfacción. Además, la ponía nerviosa su actitud condescendiente.
-Yo creo que hay una diferencia entre un hombre demasiado apegado a su madre y un hombre que sabe comportarse como un buen hijo -replicó, dirigiéndose hacia la puerta para dar por terminada la conversación.
Pero apenas había tocado el picaporte cuando sintió la mano de mick en el brazo.
-No estoy intentando meterme en tu vida privada. Es que me siento en cierto modo responsable por ti.
-¿Por qué?
Cuando estaba tan cerca le resultaba difícil respirar. Había pensado que saliendo con otro hombre olvidaría la estúpida atracción que sentía por su jefe, pero... el sueño había durado poco.
-Supongo que porque no eres el tipo de mujer dura y sofisticada que puede controlar...
-¿Sus emociones, su vida amorosa?
-No he querido decir eso -suspiró nick
_________ oía el viento golpeando las ventanas del hotel, cada vez con más fuerza.
-Puedo cuidar de mí misma, muchas gracias. ¿Vamos fuera para ver qué está pasando?
Tenía que alejarse de él. Estaba demasiado cerca. Y cuando estaba demasiado cerca podía recordar cada línea de su cuerpo desnudo como lo vio aquella noche, tantos meses atrás.
Podría empujarlo, pero tenía la sospecha de que si lo tocaba no sería capaz de apartarse y su secreto quedaría al descubierto. Si lo tocaba, acabaría desabrochando los botones de su camisa para acariciar la piell dura y caliente...
-Tienes razón -dijo nick, abriendo la puerta-. Si nos quedamos aquí mucho tiempo, seguramente mandarán alguien a buscarnos.
_______ entendió entonces aquella extraña invasión en su vida privada.
Aquella noche, cuando llegó borracho a la oficina, se había forjado un lazo entre los das. Ella lo ayudó entonces y quizá él intentaba ayudarla para devolverle el favor. Solo era eso, solo por eso mostraba interés en su vida.
Cuando volvieron al vestíbulo, todos los clientes estaban esperando, angustiados.
Enseguida se vieron rodeados de gente que hacía preguntas y _____ se dejó llevar a una esquina por dos señoras mayores.
-El huracán se aleja, ¿verdad? -preguntó una de ellas.
_____ miró por encima del hombro y decidió que prefería a las hermanas Norton antes que a las señoras enjoyadas que no dejaban de quejarse porque el huracán, sin ninguna consideración, les había arruinado las vacaciones.
nick estaba diciéndole a todo el mundo que podían ocuparse en cerrar las contraventanas de todas las habitaciones para evitar que el viento rompiera los cristales.
-¿Oyes eso, Mattie? ¡Se ha declarado la guerra! -exclamó un anciano, con aspecto de militar.
-Es un huracán. No es lo mismo, querido.
Entonces todos se lanzaron a una discusión sobre las privaciones durante la guerra y _______ sonrió. Mejor, al menos así estarían ocupados en algo.
nick se acercó para decirle que iba a salir con algunos empleados porque tenían que clavar las contraventanas de fuera.
-Con _____ están en buenas manos -le dijo a las hermanas Norton, que no eran tan mayores como para que no les brillasen los ojitos al mirarlo.
-Claro que sí -sonrió Gracie-. Hemos tenido suerte de que su mujer y usted estuvieran de vacaciones aquí. Menos mal que tiene tiempo para venir a comprobar el funcionamiento de sus hoteles personalmente, ¿verdad, Edie?
-Desde luego -asintió su hermana-. Además, son una pareja muy atractiva.
Ella abrió la boca para protestar, pero vio el brillo de advertencia en los ojos de nick..
-Te dejo un momento, cariño, pero no te preocupes. Volveré enseguida.
______ se disculpó con las dos ancianas y lo siguió hasta la puerta.
-¿A qué juegas?
-No me parece diplomático contarle a mis clientes la razón por la que estoy aquí. Un escándalo no le haría ningún bien al hotel.
-Pero podrías haber dicho que soy tu secretaria, que has venido para...
-¿Para qué? Si no es un viaje de negocios, ¿qué es? ¿Quieres que piensen que estamos teniendo una aventura?
-¿Piensas que esta gente creería que...?
-Probablemente -asintió él-. Si no nos creen marido y mujer, pensarán que estamos aquí para pasar un buen rato
-Pero los empleados saben quién somos.
-Y están entrenados para no hablar de la vida privada de nadie. ______, las hermanas Norton están mirando hacia aquí, ve a hablar con ellas. Pertenecen a una generación que cree en el romance. ¿No es maravilloso en una época de sexo sin ataduras y relaciones sin compromiso?
-Tiene gracia que digas eso precisamente tú --replicó ella.
Pero no pudo seguir hablando porque nick inclinó la cabeza para buscar sus labios.
Y los labios de nick jonas sabían a gloria. La apretaba con tanta fuerza que sus pechos se aplastaban contra el torso masculino.
-¡nick!
-Nos veremos más tarde, cariño.
-Pero...
-¿Me esperarás? -sonrió él antes de alejarse, dejándola temblando como una. hoja.
_______ tuvo que sonreír cuando las hermanas Norton la felicitaron por tener un marido tan guapo y tan cariñoso. ¡Si supieran la verdad!
Casi se sintió aliviada cuando un golpe de viento arrancó unos arbustos y los envió rodando hacía la playa, con la consiguiente alarma de los clientes.


nick llevaba cuarenta y cinco minutos fuera. ¿Y si le había ocurrido algo? La verdad era que el cielo empezaba a tener un aspecto muy amenazador.
_________ se acercó a una de las ventanas y miró el cielo, tan negro como si fuera medianoche aunque apenas eran las siete.
-Espero que tu marido esté bien, querida -le dijo Edie-. No va a pasar nada, ¿verdad?
-Claro que no.
Pero las palmeras se doblaban sobre sí mismas como si una mano gigante las empujase y los arbustos eran arrancados por la fuerza del viento.
En ese momento, un relámpago iluminó el cielo y un trueno colosal hizo retumbar el hotel.
-¡Qué emocionante! -exclamo Edie-. Nosotras somos viejas y necesitamos algo como esto de vez en cuando para poner emoción en nuestras vidas.
Empezó a lloverr poco a poco, primero unas cuantas gotas que golpeaban rítmicamente los cristales y después un chaparrón que hacía imposible ver lo que ocurría fuera.
Cuando ______ estaba a punto de salir para buscar a nick, la puerta se abrió y apareció él, empapado.
-Pobrecilla, su mujer estaba preocupada por usted -le dijo Gracie.
-¿De verdad, cariño?
-Es que no sabía dónde estabas.
-No podemos hacer nada más. Tendremos que sentarnos a esperar que pase la tormenta. Voy a cambiarme de ropa, ¿vienes?
-Claro que sí -exclamó Edie-. Mire cómo está la pobre, pálida como una muerta.
-Creo que debería quedarme aquí -dijo _________.
-De acuerdo -sonrió nick, alargando la mano para acariciar su pelo-. ¿Segura?
-Segura.
-Dime, cariño, ¿dónde has puesto mis calzoncillos favoritos? Los negros con corazoncitos rojos.
-Ah, cielo, me temo que esos calzoncillos se los comió el perro antes de que saliéramos de Londres -replicó ella.
-Pues entonces tendrás que comprarme otro par -dijo nick, volviéndose hacia las ancianas-. Es una romántica. Le encanta sorprenderme con regalos.
Aquello estaba yendo demasiado lejos. Entendía sus razones para que los clientes no supieran qué estaba haciendo allí, pero esas payasadas eran demasiado.
Aunque quizá estaba exagerando. En realidad, no era más que una broma. Una broma que la ponía de los nervios, desde luego. Y que le hacía desear... cosas que no debía desear.
En la distancia, el mar era una masa negra y amenazadora que parecía acercarse cada vez más al hotel. El panorama daba miedo, desde luego.
Y ______ se sintió reconfortada cuando nick volvió y le pasó un brazo por los hembras. Eran la viva imagen de la pareja feliz mientras miraban por la ventana, hipnotizados por el poder del viento y la lluvia.
En situaciones extremas, le contó él, el viento podía mover coches y levantar tejados, aunque esperaba que no llegase a tanto.
Comieron todos juntos en el vestíbulo porque los clientes se sentían más seguros allí que en sus habitaciones. Pero el almuerzo se hizo casi en completo silencio. Nadie tenía ganas de hablar.
Intentando animar el ambiente, ____ sacó juegos de mesa para todo el mundo.
-Yo voy a trabajar un rato -dijo nick.
-De eso nada, cielo. Tenemos que hacer grupos para jugar -sonrió _____, distribuyendo barajas y otros juegos-. Y tú tienes que formar grupo con Edie, con Gracie y conmigo para jugar al Monopoly.
-¡No me gustan los juegos de mesa!
-No seas aguafiestas.
Por supuesto, nick tuvo que rendirse. La situación no estaba como para ponerse a discutir. Sobre todo, después de haberle hecho creer a todo el mundo que eran una pareja feliz.
-¡Estos dados están contra mí! -se quejó, cuando acabó en la cárcel por enésima vez.
-Espero que seas un buen perdedor.
Aunque el viento seguía golpeando con enorme fuerza las ventanas y las puertas del hotel, ________había conseguido animar un poco a los clientes y hacer que olvidasen por un momento el huracán que se acercaba de forma inexorable.
Debería haber ganado el juego. Tenía los mejores hoteles, los mejores barcias... pero no pudo ser porque se fue la luz.
En medio de la confusión, nick tomó su mano y anunció que todo el mundo debía retirarse a su habitación, que no debían temer nada y que los empleados los atenderían en todo lo necesario.
En realidad, era reconfortante estar con él. A su lado, parecía como si nada malo pudiera ocurrirle.
-_______ y yo estaremos en la suite Tucán...
¿Juntos en la suite? ¿De qué estaba hablando?
-Espera un momento...
nick le hizo un gesto con la mano.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot    Hoy a las 07:33

Volver arriba Ir abajo
 
una vez no es suficiente ♥♥♥ nick y tu hot
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 3.Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» los jonas vuelven a venezuela en el 2011 con ♥demii♥!!!
» everything discovered by your side .... joe y tu ♥☻♥ ♥☻♥ ♥☻♥
» ♥♥♥Nick y ___♥♥♥
» ~♥ Stay ♥~ (Novela Nick & tú)
» .:¨·¨:.♥*.Me obsesione con mi profesor..*♥.:¨·¨:.(nick y tu)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: