Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Pasada Traición.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Andrea-JB-Nick Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1199
Edad : 29
Localización : Argentina, Córdoba
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Noviembre 22nd 2011, 14:32

Que alegria que volviste Martha!!!!

Gracias x subir tantos caps (es q tambien
nos los debias x no subir en bastantes dias, hahaha)

Estuvo super, me encanto, que divino, precioso
Kevin, lo amo pero no m gusta cuando se enoja xq
hace sufrir a Rayita!!!


Siguela pronto!! No tardes!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
http://andrea_m_c87@hotmail.com
llollzz
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 307
Edad : 22
Localización : santo domingo , Rep. dominicana
Fecha de inscripción : 27/12/2009

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Noviembre 24th 2011, 14:39

cap!!!
Volver arriba Ir abajo
Andrea-JB-Nick Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1199
Edad : 29
Localización : Argentina, Córdoba
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Diciembre 3rd 2011, 06:32

Sigue Martha!!! *_*
Volver arriba Ir abajo
http://andrea_m_c87@hotmail.com
Andrea-JB-Nick Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1199
Edad : 29
Localización : Argentina, Córdoba
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Diciembre 13th 2011, 16:26

Martha donde estas??? Espero q estes bien!!!

Te extraño mucho!! Porque no has seguido la nove???

Esta super genial no la dejes!!!

Siguelaaaa
Volver arriba Ir abajo
http://andrea_m_c87@hotmail.com
SweetHeart(MarthaJonas14)
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1468
Edad : 19
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Enero 4th 2012, 20:04

Ohhhhh bueno, ahora pongo anuncio... Dependiendo este fin de semana la sigo...
¿No habran pensado que la abandonare, verdad?
Volver arriba Ir abajo
Andrea-JB-Nick Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1199
Edad : 29
Localización : Argentina, Córdoba
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Enero 9th 2012, 14:12

Porfa Siguelaaaaa Marthaaaa!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
http://andrea_m_c87@hotmail.com
SweetHeart(MarthaJonas14)
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1468
Edad : 19
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Enero 13th 2012, 11:47







Capítulo 8





_________ sintió el roce de unos labios sobre sus pechos y, cuando abrió los ojos, vio la cabeza oscura de Kevin.
—Es una manera muy agradable de despertar —murmuró.
Él levantó la cabeza, mirandola con sus ojos dorados.
—¿Cómo te encuentras, pedhaki mou?
—Mucho mejor. Estoy llena y me he echado una buena siesta. ¿Qué más podría desear una mujer embarazada?
—Nuestro hijo no ha dormido mucho —dijo Kevin, pasando una mano por su abdomen.
—No, está muy activo últimamente. El ginecólogo me dijo que se movían más en el segundo trimestre.
—¿En el tercer trimestre no se mueven?
—Sí, pero no mucho porque no tienen tanto sitio.
—Entonces te será más fácil descansar.
___________ bostezó, tapándose la boca con la mano.
—Espero.
—Sigues cansada.
—Estoy embarazada, así que creo que seguiré cansada durante los próximos dieciocho años. Pero me siento mucho mejor. En serio, Kevin. Venga, vamos a levantarnos.
—¿Por qué tienes tanta prisa por levantarte? A mí me gustaría quedarme en la cama hasta mañana —sonrió él, acariciando sus pechos.
Era como masilla entre sus manos, pensó. Si Kevin respiraba cerca de ella, se derretía. De modo que, echándole los brazos al cuello, buscó sus labios ansiosamente. Podía sentir su erección rozándola y sabía que la deseaba tanto como lo deseaba ella…
Pero, de repente, Kevin saltó de la cama y __________ lo miró, desconcertada.
—Hoy lo has pasado muy mal, agape mou. No quiero cansarte más.
Parecía tan sorprendido como ella por el cariñoso término pero, sin decir nada más, entró en el vestidor.
____________ no hablaba griego, pero sabía que agape mou significaba «amor mío». La había llamado «amor mío» y, aunque le pareció enternecedor, estaba claro que había sido sin darse cuenta.
Pero lo había dicho. No saber lo que sentía por ella y por qué se mostraba tan distante la había sorprendido desde el principio. ¿Era por su problema de memoria? ¿Temía que sus sentimientos por él no fueran válidos mientras lo considerase un extraño?
__________ se había concentrado en sus problemas, pero era evidente que Kevin también estaba pasándolo mal.
Si pudiera recordar algo… si pudiera decirle que lo amaba, recordase o no haberlo amado en el pasado.
Lo único que podía hacer era demostrárselo, pensó. Y rezar para recuperar la memoria lo antes posible.


Kevin estaba en su estudio, mirando el mar desde la ventana. __________ estaba en la orilla, los pies descalzos dentro del agua. Él la vigilaba y le había pedido al servicio de seguridad que hiciera lo mismo. No quería arriesgarse después de la bajada de tensión del día anterior.
Unos minutos antes había hablado con el detective encargado de su caso, pero aún no habían detenido a nadie. Los hombres que la secuestraron seguían libres, de modo que seguía habiendo peligro para ella y para su hijo.
El detective había prometido mantenerse en contacto e informarlo en cuanto tuvieran alguna pista, pero Kevin no estaba satisfecho. Él quería resultados, quería que los hombres que le habían hecho daño a _________ pagasen por ello.
De nuevo, volvió a mirar por la ventana. __________ estaba riendo mientras apartaba el pelo de su cara y el impacto de su risa lo golpeó en el plexo solar como un puñetazo.
Recordaba otros tiempos, cuando eran felices juntos. Entonces no lo había apreciado, pero su relación… ahora admitía que tenían una relación, había sido abierta, cariñosa, nada exigente.
¿Por qué lo habría traicionado ____________? Casi hubiera preferido que lo traicionase con otro hombre. Pero no, había ido por su familia, por sus hermanos. Y eso no podía perdonarlo.
¿O sí?
Seguía furioso con ella por lo que había hecho, pero estaba dispuesto a seguir adelante, olvidar y empezar de nuevo. Tal vez __________ nunca recordaría lo que pasó y, si era sincero consigo mismo, todo sería más fácil de ser así.
Sabía que estaba siendo exageradamente protector y que eso la molestaba, pero que sus secuestradores siguieran libres… y, sobre todo, no saber por qué o para qué la habían secuestrado, significaba que el peligro seguía estando allí.
__________ era suya y él le había fallado. La había enviado a ella y a su hijo a las manos de esos secuestradores porque dejó que la emoción nublara su buen juicio.
Kevin se volvió, irritado, cuando sonó el teléfono.
—Señor Jonas —oyó la voz de Roslyn.
—Dime, Roslyn, ¿has hablado con Nick sobre el proyecto de Río de Janeiro?
—Sí, claro. Y me ha pedido que le dijese que si contestara usted al teléfono se lo diría personalmente.
_____________ soltó una carcajada.
—Sí, bueno, era de esperar.
—Quieren hablar con usted mañana a las siete, por videoconferencia. Joseph y Nicholas también estarán en línea, pero el señor Diego quiere hablar personalmente con usted.
—De acuerdo.
—¿Qué tal va todo en la isla?
—Bien —contestó Kevin, mirando a __________ de nuevo.
—¿Ha recuperado la memoria?
—No.
Al otro lado de la línea hubo un silencio.
—¿Se le ha ocurrido pensar que podría estar fingiendo?
—¿Qué?
—Piénselo, señor Jonas. ¿Qué mejor manera de volver con usted que fingiendo no recordar nada? Ni siquiera puede estar seguro de que el niño sea suyo. Estuvo secuestrada durante meses… ¿quién sabe lo que pudo pasar?
—¡Ya está bien! —exclamó Kevin.
—Pero…
—Ya has dicho más que suficiente.
—Como quiera. Lo llamaré por teléfono si hay algún cambio sobre la conferencia de mañana.
Después de colgar, Kevin miró hacia la playa pero _________ había desaparecido. ¿Podría tener Roslyn razón? La idea se le había ocurrido más de una vez, pero el instinto le decía que no. Claro que con _________ se había equivocado de medio a medio. Y sabía que era capaz de traicionarlo.
Nervioso, se pasó una mano por la cara. Daba igual lo que él pensara. Iba a tener un hijo suyo y eso era lo más importante.
Un ruido hizo que volviese la cabeza entonces. ___________ estaba en el quicio de la puerta, con una sonrisa en los labios y los ojos brillantes de felicidad.
—¿Ya te has cansado de la playa?
—Sí.
—Parece que lo has pasado bien. ¿Cómo te encuentras?
—Perfectamente —contestó ella, acercándose al escritorio.
__________ estuvo a punto de pedirle que se sentara en sus rodillas, pero no lo hizo porque necesitaba distanciarse.
—¿Seguro que estás bien?
—Te preocupas demasiado. No necesito que me cuides como si fuera una niña pequeña. Cualquiera diría que soy la primera mujer en el mundo que se queda embarazada.
—Eres la primera mujer que va a tener un hijo mío.
—También para mí es la primera vez —rió ella—. Y te permito muchas cosas porque éste es nuestro primer hijo. Pero cuando tengamos otro, espero que actúes como un hombre sensato.
Kevin apretó los labios. Otro hijo. Seguir juntos, una relación duradera…
Sí, tenía intención de pedirle que se casara con él, pero no había pensado en lo que eso significaba.
Un lugar permanente para ella en su vida. Más hijos.
¿Tendrían razón sus hermanos? ¿Debería haberla instalado en un apartamento, contratar empleados que la atendieran hasta que naciese el niño y luego apartarla de su vida?
—¿Qué pasa, Kev?
___________ lo miraba con los ojos llenos de preocupación. Una preocupación auténtica, no fingida.
—No, pedhaki mou, no me pasa nada.
—¿Es que no quieres tener más hijos?
Él inclinó a un lado la cabeza.
—La verdad es que no lo había pensado.
—¿No lo hemos hablado nunca? Yo no estoy segura del todo, pero creo que me gustaría tener más de uno.
Kevin se levantó para darle un beso en la frente.
—Es mejor que no nos preocupemos de eso ahora. Tenemos mucho tiempo. Además, primero tienes que casarte conmigo. Vamos a esperar a que nazca el niño antes de tener familia numerosa.
Una preciosa y cautivadora sonrisa iluminó el rostro de __________, dejándolo sin aliento.
—Eso suena muy bien.
—¿Qué?
—Lo de tener familia numerosa. Saber que tú y yo vamos a formar una familia significa mucho para mí. A veces me siento tan sola… como si siempre hubiera estado sola.
—No estás sola —dijo él, acariciando su pelo—. Me tienes a mí, tienes a nuestro hijo.
Era una promesa. Y una promesa que no lamentó hacer. Una parte de él se preguntaba por qué se comprometía con una mujer que le había hecho tanto daño… pero una mujer a la que no podía arrancar de sus brazos.
—Deberías descansar —suspiró, pulsando un timbre—. Voy a llamar a la señora Cahill para que te acompañe a la habitación…
—Estoy más que descansada. El paseo por la playa ha sido muy refrescante.
—Pero podrías tumbarte un rato. No sería poco razonable, ¿no te parece? Yo tengo que terminar algunas cosas aquí y luego cenaremos juntos.
________ asintió con la cabeza mientras salía del estudio. Y en el pasillo se encontró con Patrice.
—¿Quieres subir a la habitación?
—¡Si Kevin vuelve a decirme que descanse voy a asfixiarlo con una almohada!
—Te entiendo. ¿Quieres tomar una taza de té en la terraza? —rió la enfermera.
—Ah, sí, eso suena mucho mejor.
—Espero que no te importe que el doctor Karounis tome el té con nosotras —dijo Patrice entonces, poniéndose un poco colorada.
—No, claro que no —sonrió _________, dejándose caer sobre una de las sillas del jardín.
Mientras la enfermera iba a la cocina, ella se quedó pensativa. Cada vez que Kevin daba un paso adelante y se mostraba cariñoso con ella, luego daba un paso atrás. Estaba convencida de que Patrice y el doctor Karounis estaban allí más como una barrera entre los dos que para cuidar de ella.
Nada en su supuesta relación con aquel hombre tenía sentido. Si pudiera recordar… si pudiera preguntarle a alguien. ¿De verdad había estado tan encerrada en aquella relación que no tenía ni un solo amigo? Era de locos.
—Parece como si llevaras el peso del mundo sobre los hombros —oyó la voz de Patrice a su lado.
—No, no me pasa nada. Estaba pensando.
El doctor Karounis apareció un segundo después y, a pesar de sus preocupaciones, _____________ no pudo evitar una sonrisa al mirar a la pareja. Evidentemente estaban tonteando y era agradable ver a alguien tan feliz. Ella daría lo que fuera por disfrutar de un momento de paz.
Suspirando, tomó su taza y se la llevó a los labios mientras miraba el jardín. Tal vez esperaba demasiado en tan poco tiempo, se dijo. Pero tantas cosas se resolverían si recordase algo…
En cualquier caso, no iba a ocurrir un milagro de repente. Y debía haber alguna manera de romper las defensas de Kevin. Sólo tenía que encontrarla.












Me acabo de dar cuenta que tendrán mucha novela de esta por ahora...
Pensé que ya quedaban pocos caps, pero NOOOO...
Faltan un buen Wink
Cuidense y please, no me maten por la GRAN ausencia...
Mañana subo otro. I Promise










Volver arriba Ir abajo
- Galletas&Leche -
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 19
Localización : Soñando Despierta.
Fecha de inscripción : 02/02/2011

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Enero 19th 2012, 14:21

¡Oh Dios Mio!
Pensé que no habia subido de esta novela, ¡Y mira!
Waaaaa. AMO esta novela. Es realmente hermosa y muy atrapativa.
No se si la palabra existe, si no es asi, yo la inventé, eh.
Jajaja, espero que subas prontooooooooooo.
Pero ya. (:
Solo sube y siguela pronto.
Bye.
Volver arriba Ir abajo
http://amorsecreto.metroblog.com
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Enero 19th 2012, 17:49

Nueva lecto... Siguela fast me encanta la nove Smile
Volver arriba Ir abajo
carola dash
Nuev@


Cantidad de envíos : 7
Edad : 21
Localización : Rio de janeiro
Fecha de inscripción : 25/01/2012

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 1st 2012, 19:38

Sube mas porfis o tan siquiera dime donde la puedo descargar o el autor... Sube MAS!!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Lizgalletita
Nuev@


Cantidad de envíos : 5
Fecha de inscripción : 06/02/2012

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 7th 2012, 23:13

Nueva lectora!!! Siguele please Smile
Volver arriba Ir abajo
SweetHeart(MarthaJonas14)
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1468
Edad : 19
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 11th 2012, 22:05








Pido disculpas otra vez...
Prometo seguirla.

















Capítulo 9








Los días y las noches se convirtieron en una agradable rutina. Una vez seguro de que se encontraba bien, Kevin le hacía el amor todas las noches, poseyéndola con una pasión que la dejaba sin aliento. Pero, por las mañanas, siempre se había ido antes de que ella despertase.
A menudo lo encontraba en el estudio, hablando por teléfono, trabajando en el ordenador o firmando contratos que le llegaban por fax. Kevin levantaba la mirada al oírla entrar y, durante unos segundos, veía un brillo ardiente en sus ojos… pero enseguida se controlaba y, después de murmurar un amable «buenos días», volvía a trabajar.
De modo que ___________ pasaba las mañanas sola o en compañía de Patrice y el doctor Karounis. A la hora de comer, Kevin salía de su estudio por fin. Y, afortunadamente, le dedicaba las tardes a ella.
___________ solía convencerlo para que fuesen a dar un paseo por la playa y, aunque él solía protestar porque hacía fresco y porque iba a cansarse, al final aceptaba. Ella esperaba ansiosamente aquel momento del día porque, durante esas horas, Kevin parecía perder su reserva.
Fue durante uno de esos paseos cuando Kevin dijo algo que la sorprendió:
—Deberíamos casarnos lo antes posible.
____________ empezó a jugar con su anillo, preguntándose por qué no parecía en absoluto feliz.
—¿Por qué tienes tanta prisa?
—Quería que te recuperases y el médico dice que ahora estás muy bien.
—¿Y cuándo quieres que nos casemos?
—En cuanto pueda solucionarlo todo. No quiero que nuestro hijo nazca antes de la boda.
__________ lo miró, sorprendida. No era una declaración romántica precisamente. Pero tampoco ella quería que el niño naciese antes de que se hubieran casado.
—¿Quieres casarte conmigo, pedhaki mou? Yo cuidaré de ti y del niño. No os faltará de nada, te lo prometo.
Ella tuvo que hacer un esfuerzo para poner buena cara. Cuanto más hablaba, menos deseaba esa boda. Lo decía como si fuera… un contrato, un acuerdo. Y ella no quería que su matrimonio fuera eso.
Kevin levantó su barbilla con un dedo para mirarla a los ojos.
—¿En qué piensas?
—En nada —mintió ella, para no hacerle año.
—¿Eso es un sí?
—Sí —susurró _________—. Me casaré contigo en cuanto todo esté arreglado.
Satisfecho, Kevin se inclinó para besar sus labios.
—No te arrepentirás, pedhaki mou.
Qué extraña frase aquélla. ¿Por qué iba a arrepentirse de casarse con el hombre con el que estaba prometida y de quien esperaba un hijo? ____________ se preguntó entonces si siempre sería tan críptico y si ella habría aprendido a amarlo a pesar de ello. Evidentemente, así era.
Mientras volvían a la casa, _________ tomó su mano, quizá como consuelo. Y, después de una breve vacilación, Kevin enredó sus dedos con los suyos. Animada por tan pequeño gesto, ____________ decidió olvidar todas sus dudas.


Esa noche, mientras se ponía el camisón, Kevin apareció tras ella y la tomó por la cintura, apoyando las manos en su abultado vientre.
—Te prefiero desnuda, pedhaki mou —murmuró, tirando del camisón que acababa de ponerse.
Esas palabras, y ese gesto, despertaron un recuerdo distante. Por un momento, vio una imagen de Kevin delante de ella, mirándola, diciendo esas mismas palabras. Intentó recordar algo más, pero la imagen desapareció tan rápido como había aparecido.
El camisón cayó a sus pies y ___________ se quedó inmóvil, un poco insegura y tímida al estar sólo con las braguitas. Sintió un escalofrío cuando Kevin volvió a poner las manos en su abdomen, deslizándolas luego hacia arriba para acariciar sus pechos. Y tembló de forma incontrolable mientras acariciaba sus pezones con la yema del pulgar.
—Te deseo —dijo con voz ronca—. Eres tan preciosa, agape mou. Ven a la cama conmigo.
Era tan fácil olvidar sus dudas e inseguridades en el refugio de sus brazos. Cuando hacían el amor conectaban por completo. No había más barreras, ni momentos incómodos, ni frialdad alguna. Vivía para esos momentos, cuando la hacía suya, cuando le demostraba con gestos lo que no parecía capaz de demostrarle con palabras.
—Bésame —susurró.
Dejando escapar un gemido ronco, Kevin la tomó en brazos y capturó sus labios. Sus movimientos eran impacientes esa noche, como si no pudiera esperar para poseerla.
La llevó a la cama y, sin dejar de besarla, le quitó la ropa a tirones con manos trémulas.
—Hazme el amor, Kevin —musitó ella.
Los labios de Kevin fueron de su boca a su cuello y luego a sus pechos para tirar de un pezón con los labios, el roce de su lengua en la punta enviando olas de placer por todo su cuerpo.
_____________ veía su oscura cabeza moviéndose hacia abajo y entonces, de repente, tomó su monte de Venus entre las manos con una reverencia que la emocionó. Y puso la boca en su estómago, depositando en él un beso suave como el roce de una cortina de seda…
Si pudieran estar siempre así… sin palabras, sin defensas, sintiéndose amada. Sin barreras, sin secretos.
____________ dejó escapar un gemido cuando él separó sus piernas con una rodilla e inclinó la cabeza para acariciarla con la boca.
—Kevin… —murmuró, mientras él lamía el capullo escondido.
—Sabes tan dulce, agape mou.
Luego se colocó encima y, poco a poco, se deslizó dentro de ella. Cerrando los ojos, _____________ movió la mano para acariciar su espalda, tragándose un gemido cuando se enterró más profundamente que nunca.
—Dame tu placer —murmuró sobre su boca—. Sólo a mí.
Ella se arqueó, poniéndose tensa ante las primeras convulsiones del orgasmo. Cuando llegó al final, Kevin la apretó contra su pecho con fuerza, deslizando una mano por sus costados.
—No me canso de ti —admitió, con un tono que sonaba extrañamente vulnerable.
Pero la miraba con una expresión fiera, sombría. Y luego empezó a moverse más deprisa, con más urgencia, llevándola a un precipicio donde ella flotaba, feliz.
Así empezó la noche. Apenas había bajado del cielo cuando Kevin empezó a hacerle el amor de nuevo. La amaba sin descanso, de manera insaciable, como un hombre poseído hasta que, poco antes de amanecer, los dos se quedaron dormidos.
Y aunque _________ estaba eufórica después de esa noche, su sueño no era tranquilo. Había cierta familiaridad en esa manera de hacer el amor, en esa urgencia, como si por primera vez le hubiera mostrado parte de su vida pasada con él.
En sus sueños, intentaba abrir una puerta, sabiendo que al otro lado estaba su vida pasada, sus recuerdos, todo lo que le había ocurrido. Tiraba de la puerta, la empujaba, la arañaba, la golpeaba con los puños hasta que, por fin, consiguió abrirla un poco. Salía un rayo de luz por el resquicio, pero entonces, de repente, ___________ experimentaba una sensación de angustia, de miedo y desesperación.
Sabía sin la menor duda que no quería ver lo que había al otro lado.
Aturdida, soltaba la puerta, que se cerraba sola de golpe. ¡No! Tenía que saber. ¿Quién era ella y qué le había pasado?
—¡________, ________! —la voz de Kevin interrumpió su sueño—. Despierta, pedhaki mou. Es sólo una pesadilla, no pasa nada. Estás conmigo.
Ella abrió los ojos, aturdida. Kevin había encendido una de las lamparitas y la miraba con cara de preocupación. Pero se sentía terriblemente angustiada y, al notar algo húmedo rodando por su rostro, se dio cuenta de que estaba llorando. No era capaz de disipar la sensación de pánico que la embargaba…
Intentó hablar, decirle que estaba bien, pero un sollozo escapó de su garganta y Kevin la abrazó, apretándola contra su corazón.
—Vas a ponerte enferma, cariño. Deja de llorar.
___________ se agarró a él como si temiera soltarlo y, cuando por fin logró recuperar el control, Kevin se apartó un poco para mirarla a los ojos.
—¿Qué te ha dado tanto miedo, agape mou?
Las imágenes del sueño volvieron de repente, pero esta vez ___________ intentó darles sentido. Afortunadamente, el pánico empezaba a desaparecer.
—Estaba frente a una puerta y sabía que al otro lado… estaban mis recuerdos. Pero no podía abrirla por mucho que lo intentase. Por fin logré abrirla un poco, pero…
—¿Pero qué?
—Me daba miedo. Pánico —suspiró ella—. Entonces soltaba la puerta y se cerraba de golpe.
—Sólo ha sido un sueño, pedhaki mou —murmuró él, acariciando su pelo—. No pasa nada. Tenías miedo a lo desconocido, es natural.
Poco a poco, ___________ empezó a relajarse entre sus brazos.
—¿Estás bien? ¿Quieres que llame al doctor Karounis?
—No, estoy bien. Ahora me siento como una boba.
—No eres una boba. Venga, intenta dormir un poco. Ha sido culpa mía por haberte tenido despierta hasta tan tarde.
___________ apoyó la cabeza sobre su pecho y se dejó caer en lo que, esta vez, fue un sueño sin sobresaltos.


Kevin se levantó al amanecer. No había dormido nada desde que ___________ tuvo la pesadilla. Después de calmarla había estado despierto mirando al techo, pensando en la imposibilidad de su situación.
Con cuidado para no despertarla, entró en el cuarto de baño para ducharse y, después de comprobar que seguía dormida, bajó al primer piso. Pero no entró en el estudio como solía hacer cada mañana.
Algo lo empujaba hacia la playa. Hacía frío, pero no se daba cuenta mientras miraba las olas golpeando la arena.
El pasado de __________-_-, el pasado de los dos, había amenazado su sueño. ¿Qué pasaría cuando recordase todo lo que había ocurrido?
Ese terrible conflicto estaba dejándolo agotado. Pero sería tan fácil olvidar. Allí, en la isla, lejos del resto del mundo, sería fácil creer que eran sólo _________, su hijo y él. Sin pasado, sin traiciones, sin mentiras.
Metiendo las manos en los bolsillos del pantalón, Kevin inclinó la cabeza, resignado. Nunca en su vida personal o profesional se había sentido tan… desconcertado. ¿Podría perdonarla por intentar destruirlo, a él y a sus hermanos? Esa era la pregunta para la que debía encontrar respuesta. Porque si no encontraba la respuesta no habría futuro para ellos. Cuando __________ recordase, todo cambiaría de manera irrevocable. Él podría aferrarse a su amargo engaño… u ofrecerle su perdón.
Theos mou, pensó, no tenía repuestas. No sabía si podría ser tan generoso. La deseaba, desde luego, se sentía atraído por ella aun conociendo su engaño. Y estaba embarazada de su hijo. Pero ¿de verdad podía decir que si no estuviera embarazada sería capaz de apartarse de su lado?
De repente, ________ lo abrazó por detrás y, sin pensar, Kevin cubrió sus manos con las suyas. Sentía su mejilla apretada contra su espalda y la sensación era tan placentera…
Pero cuando se dio la vuelta ella lo miraba con cara de preocupación.
—He pasado por el estudio, pero no estabas y me he preocupado.
—¿Por qué?
—Porque siempre estás en tu estudio por la mañana. Y al no encontrarte en la casa pensé… que te habías ido.
—No pienso irme a ninguna parte sin decírtelo, pedhaki mou.
¿Se había mostrado tan distante, tan frío, que eso era lo que __________ pensaba de él? Aunque era lógico. Entre la señora Cahill y el doctor Karounis había levantado un verdadero arsenal de gente entre los dos.
—¿Quieres que demos un paseo? —le preguntó __________—. Me gusta pasear por las mañanas.
—¿No deberías estar descansando?
_________ dio un paso atrás.
—Si no te apetece estar conmigo sólo tienes que decirlo.
—Yo no…
—Deja de decirme que necesito descansar porque no es verdad —le espetó ella, antes de darse la vuelta.
—¡__________, espera! —Kevin la tomó del brazo.
—Vete, haz lo que tengas que hacer. Yo esperaré mi cita contigo por la tarde.
—Tú no eres un compromiso.
—¿Ah, no? He intentado ser paciente, entender… aunque soy incapaz de entender esta relación nuestra y estoy cansada de intentarlo. Estoy muerta de miedo, Kevin. No sé quién soy. Un día me despierto y estoy embarazada de un hombre al que no conozco. Mi prometido debería quererme, desear estar conmigo a todas horas, pero nada en tu comportamiento me hace pensar eso. Un momento estás alegre, al momento siguiente me apartas de tu lado… y no puedo seguir así.
Algo dentro de Kevin se encogió, apretándolo de tal modo que le impedía respirar.
—¿Qué estás diciendo?
—¿Por qué vas a casarte conmigo? ¿Es por el niño?
—Mira, vamos a dejarlo. Estás cansada…
—¡No estoy cansada! —exclamó ________—. Y quiero que dejes de portarte como si fueras mi padre porque no lo eres. Ni siquiera creo que estés tan preocupado por mí… sólo es un barrera tras la que puedes esconderte cada vez que empiezo a hacer preguntas.
Kevin abrió la boca para protestar, pero no lo hizo. No podía negar lo que era cierto. Aun así, no quería que se disgustase porque eso no podía ser bueno para el niño.
—¿Qué hay en mi pasado que me da tanto miedo? Lo de anoche me aterrorizó y he despertado esta mañana asustada otra vez. Pero no porque no recuerde nada sino porque me da miedo recordar. Dímelo, Kevin. Tengo que saberlo. ¿Qué había entre nosotros antes de que perdiese la memoria? ¿Estábamos enamorados?
Él se volvió para mirar las olas, metiendo las manos en los bolsillos del pantalón.
—Trabajabas para mí.
—¿Yo trabajaba para ti… en alguno de los hoteles?
—No, en las oficinas. Eras mi ayudante.
__________ lo miró, sorprendida.
—Pero Roslyn es tu ayudante y parece muy cómoda haciendo ese papel. Como si llevara años haciéndolo.
—No fuiste mi ayudante durante mucho tiempo —sonrió Kevin—. Yo estaba deseando tenerte en mi cama y te convencí para que dejaras tu puesto… porque me distraías.
__________ no pareció muy contenta con tal afirmación.
—De modo que tienes por costumbre ponerme en el sitio que más te conviene. ¿Y yo permití eso? ¿Yo dejé mi trabajo para acostarme contigo?
Kevin se encogió de hombros.
—Parecías tan contenta de estar conmigo como yo de estar contigo.
_________ se llevó una mano protectora al abdomen.
—¿El niño fue algo planeado?
Él respiró profundamente. No había una manera fácil de decir aquello:
—Yo no diría que fue planeado, pero desde luego sí ha sido bienvenido.
Esa respuesta hizo que pareciese aún más angustiada.
—¿Por qué estás tan triste esta mañana, pedhaki mou? ¿Qué puedo hacer para que te sientas mejor?
—Puedes dejar de usar la excusa de mi salud y la del niño para tratarme como si fuera una inválida. Y puedes dejar de tratar mi pasado como si fuera algo que no tengo derecho a conocer.
Kevin apretó los labios.
—Muy bien. Intentaré preocuparme menos por tu salud, si eso es lo que quieres.
—Eso es lo que quiero. Pero lo que de verdad deseo es que seamos felices, Kevin. Quiero estar segura de cuál es mi sitio en tu vida. Quiero recordar, pero también… quiero que me des algo más que un poquito de tu tiempo.
Él la miro, pensativo. Nunca había sido tan directa antes de perder la memoria. ¿Pero habría sentido lo mismo sin decirlo? ¿Le habrían dolido sus prolongadas ausencias?
—Yo también quiero que seamos felices. Y aunque no puedo convencerte con palabras de cuál es tu sitio en mi vida, espero lograrlo con el tiempo.
La sonrisa de _________ lo calentó de la cabeza a los pies. Era como ver salir el sol sobre el horizonte.
—Ven, vamos a dar un paseo —dijo ella entonces, tomando su mano.
Incapaz de negarle nada en ese momento, Kevin la tomó por la cintura y empezaron a pasear por la playa. (Ok. Enamorados o no, son muy bipolares)























Capítulo 10









_________ se arrodilló para arrancar las malas hierbas del jardín. Como Kevin seguía con su ritual laboral por las mañanas, ella había encontrado otras maneras de pasar el tiempo… para disgusto del jardinero, que iba a la isla dos veces por semana.
Desde su discusión en la playa, Kevin había dejado de insistir sobre que alguien la acompañase para subir las escaleras o que descansara a todas horas.
Aunque seguía trabajando todas las mañanas desayunaba con ella y luego, cuando volvía al estudio, empezaba la diversión para _________. Cada día encontraba alguna nuera manera de sacarlo de sus casillas.
Aquel día, cuando la encontró de rodillas en el jardín, la tomó en brazos y, sin decir nada, la llevó a la habitación y empezó a llenar la bañera.
________ río al verlo tan enfadado y lo escuchó con fingida solemnidad mientras le decía que no volviera a poner en peligro su salud. Y, por supuesto, decidió seguir haciendo lo que estaba haciendo en cuanto Kevin volviese a trabajar.
Así empezó un juego divertido entre los dos, aunque la única que se divertía era _________ porque él no le veía la gracia.
—Prometí no insistir en que debías descansar, pero tú harías perder la paciencia a un santo.
Como había hecho otras veces, le quitó la ropa y la metió en la bañera llena de agua jabonosa. Sabiendo que estaba pendiente de ella, __________ disfrutó haciéndolo sufrir mientras se pasaba la esponja por cada centímetro de su cuerpo. Y, cuando terminó, lo miró a los ojos, toda inocencia.
—Que seas tan deseable no te va a servir de nada, pedhaki mou.
—Bueno, por lo menos soy deseable.
—¿Por qué insistes en provocarme? Se me está poniendo el cabello gris de los sustos que me das.
_________ miró su pelo oscuro, sin una sola cana.
—Pobrecito —dijo, irónica—. ¿Eres demasiado viejo para soportar los caprichos de una mujer embarazada?
—Yo te demostraré lo viejo que soy —gruñó Kevin, sacándola de la bañera para secarla a toda prisa con una toalla.
—Evidentemente, necesito que me bañes más a menudo —río _________.
—Eres malvada —murmuró él, tumbándola en la cama y quitándose la ropa a toda velocidad.
Siempre llevaba el control cuando hacían el amor y ______________ sabía, o intuía, que siempre había sido así. Pero ahora tenía un repentino deseo de darle la vuelta a la situación.
—Quiero tocarte —susurró, poniendo las manos sobre sus poderosos muslos.
—Entonces tócame, agape mou.
Un poco nerviosa, empezó a tocarlo y notó que él se estremecía. Pero, sintiéndose más audaz, rodeó el miembro masculino con los dedos y lo acarició suavemente.
Aunque intentó disimular, un gemido ronco había escapado de la garganta de Kevin y podía ver que estaba sudando. Era magnífico, duro, masculino.
Inclinándose hacia delante, ___________ depositó un beso en su tenso estómago y luego siguió hacia arriba, hasta llegar a los diminutos y oscuros pezones, deslizando la mano por la línea de vello oscuro que se perdía entre sus piernas.
Sabía lo que quería hacer, pero no estaba segura de cómo hacerlo. Y él debió notar su incertidumbre porque la agarró por las caderas para levantarla.
—Me estás matando, pedhaki mou —susurró—. Eres tan dulce.
Animada por su aprobación, ____________ le hizo el amor, besando su torso mientras él guiaba sus caderas con las manos.
Estaba temblando y sabía que pronto iba a llegar al final, pero no iba a sucumbir si Kevin no sucumbía con ella. Pero Kevin se puso tenso de repente y apretó sus caderas con fuerza. _________ se arqueó y, dejando escapar un grito, el mundo explotó a su alrededor.
Cayó hacia delante, pero él la sujetó contra su pecho, acariciando su pelo.
—¿Te ha gustado? —le preguntó cuando pudo recuperar la voz.
—Si seguimos así, de verdad me convertirás en un viejo en poco tiempo —rió Kevin—. Me ha gustado tanto que a lo mejor te dejo jugar en el jardín mañana.
—Oh, qué bueno eres —__________ intentó disimular un bostezo.
—Duerme un rato. Te despertaré a la hora de la cena.
—No necesito dormir —protestó ella, pero ya estaba cerrando los ojos. (Aja, como yo no necesito a los Jonas)


Como no quería ser tan predecible, _____________ se olvidó del jardín al día siguiente y optó por bañarse en la piscina climatizada. Mientras se ponía el bikini que Kevin le había comprado en Nueva York, con braguita tanga, se dio cuenta de que quería seducirlo. Bueno, en realidad ya lo había seducido. Lo que quería era que se enamorase de ella.
____________ arrugó el ceño mientras se miraba al espejo. ¿No debería ser al revés? Era ella quien había perdido la memoria. ¿No debería ser Kevin quien intentase volver a enamorarla?
___________ lo amaba, pero no lo había dicho en voz alta. Algo se lo había impedido y se preguntaba qué era.
Había cierta vacilación en él, como si quisiera mantener las distancias. Además, Kevin no le había dicho que la amaba. Ni una sola vez.
__________ suspiró. Si pudiese recordar algo…
Poniéndose una bata de seda encima del bikini, bajó al primer piso sin ver a nadie y, una vez en la piscina, metió la mano para probar el agua… deliciosa, pensó, mientras bajaba por la escalerilla de metal. Sentía la tentación de bucear para llegar al otro lado, pero seguramente la brisa sería demasiado fresca.
De modo que flotó perezosamente de espaldas, dio varias vueltas de lado a lado y buceó hasta quedarse sin aire. Cuando por fin sacó la cabeza del agua, vio un par de mocasines de ante al borde de la piscina.
—¿Lo estás pasando bien, pedhaki mou?
—Muy bien, gracias.
—Y pensar que yo estaba deseando ir a buscarte al jardín…
—¿Me ayudas a salir?
El pobre inocente le ofreció su mano, a la que ________ se agarró con las dos suyas y, apoyando los pies en la pared de la piscina, tiró con todas sus fuerzas. Kevin acabó cayendo en el agua y cuando sacó la cabeza estaba riendo a carcajadas.
Pero antes de que pudiera vengarse, ___________ tomó la escalerilla para salir del agua.
—Oh, no, de eso nada, tramposa…
Ella parpadeó al ver lo rapido que había salido de la piscina.
—Pobrecito, estás mojado —rió.
—¿Ahora te das cuenta? —dijo él, tumbándola en una hamaca—. Me las vas a pagar, no creas.
—¿Ah, sí?
Kevin tomó una toalla y empezó a bajarle el bikini.
—Estás mojada, así que tengo que secarte…
El sonido de una puerta los sorprendió a los dos. Y _________ se quedó atónita al ver a Roslyn entrando en el recinto de la piscina un segundo después.
Pero la sorpresa se convirtió en enfado. La mujer había entrado en su casa sin avisar. Ni siquiera habían oído el helicóptero… claro que estaban ocupados haciendo otras cosas.
—¿Qué haces aquí? —preguntó Jonas.
—Siento interrumpir, señor Jonas —se disculpó la ayudante, aunque su expresión decía todo lo contrario—. Hay varias cosas que necesitan su atención urgente y he decidido venir en persona en lugar de comunicárselo por teléfono o por correo electrónico.
—Que yo sepa, ni el teléfono ni el correo electrónico han sido un problema hasta ahora. Si no te importa, espera en mi estudio.
—Sí, por supuesto. De nuevo, les pido disculpas por haber interrumpido.
_________ sintió un escalofrío. Desde luego, aquella mujer sabía cuándo debía aparecer para estropearlo todo.
—Lo siento —se disculpó Kevin—. Pero no te preocupes, no tardaré nada.
Ella asintió, pero el momento… aquel precioso momento de complicidad, se había ido para siempre.
Subieron juntos a la habitación para cambiarse de ropa y cuando salió de la ducha Kevin ya se había ido. Dejando escapar un suspiro, ___________ se dejó caer sobre la cama. (¿Les he dicho que ODIO a Roslyn?)


Kevin entró en su estudio y miró a Roslyn, irritado.
—No me ha gustado nada esta intrusión —le advirtió—. No ha habido llamada de teléfono ni advertencia alguna de que fueras a venir a la isla.
Roslyn se puso pálida.
—Lo siento, yo…
—Esta es mi casa y tú no puedes entrar aquí cuando quieras. ¿¡Queda claro? (¿Te quedo claro, Bich!?)
—Sí, por supuesto.
—Bueno, dime qué es eso tan importante que no podías contarme por teléfono.
—He descubierto que han desaparecido otros planos. (Shit!)
—¿Qué? —exclamó Kevin—. ¿Qué planos?
—Son unos planos antiguos, un diseño que usted había descartado para el hotel de Río de Janeiro. Pero supongo que ella se los vendió a Marcelli, junto con los otros, porque el hotel que está construyendo en Roma se parece mucho.
Kevin tuvo que hacer un esfuerzo para contenerse.
—¿Mis hermanos saben algo de esto?
Roslyn negó con la cabeza.
—Pensé que querría contárselo usted mismo. (¡Joder!)
Cada vez que pensaba que había olvidado la traición de _________, el pasado volvía para castigarlo. Por mucho que quisiera olvidar y seguir adelante, el pasado siempre volvía como un fantasma.
Aunque en la oficina era tremendamente escrupuloso, con __________ siempre se había mostrado relajado, sin pensar en proteger sus intereses.
¿Cómo iban a forjar un futuro si no podía confiar en ella? ¿Estaba siendo un ingenuo por intentar establecer una relación cuando todo podía venirse abajo en cuanto recuperase la memoria?
Sin embargo, había algo que no podía olvidar: la expresión de _________ la última noche, cuando la echó de su casa. El horror, la perplejidad en su rostro. ¿Alguien podía fingir tan bien?
—No vas a dejar que lo haga otra vez, ¿verdad, Kevin?
Le sorprendió que lo llamase por su nombre de pila, pero la voz de Roslyn parecía llegar desde muy lejos.
—No, no volverá a pasar —replicó él, pero no enfadado con ___________, sino con su ayudante, por prevenirlo contra ella.
—Sólo espero que no arruine los planes para Río de Janeiro.
—No creo que eso deba preocuparte, Roslyn.
Ella hizo una mueca.
—Esta compañía, este trabajo, son muy importantes para mí. He trabajado mucho, señor Jonas. Usted sabe que trabajé muchísimo en el proyecto de París.
Kevin dejó escapar un suspiro.
—Sí, tienes razón. Pero aun así, te ruego que no interfieras en mi vida privada. Si no tienes nada más que decirme, voy a llamar al helicóptero para que te lleve de vuelta.
Roslyn parecía a punto de protestar, pero no lo hizo.
Media hora después, Kevin la escoltaba hasta el helipuerto y, en cuanto el helicóptero despegó, volvió a la casa.
Su rabia y su incertidumbre se evaporaron cuando entró en el dormitorio y encontró a ___________ sentada en la cama, envuelta en una toalla.
—¿Aún no te has vestido?
Ella sonrió, aunque la sonrisa no iluminaba sus ojos. Sus preciosos ojos azules que habían brillado de alegría unos minutos antes, en la piscina, ahora parecían opacos.
—La mía es una situación imposible —le confesó.
—¿Qué quieres decir?
—No me gusta que esa chica entre y salga de tu casa cuando le parece. Esta es nuestra casa, deberíamos poder hacer el amor… o lo que queramos sin que Roslyn entre de repente.
—Sí, tienes razón…
—Siempre que ella aparece, tú te vuelves distante. Las últimas semanas habían sido maravillosas y ahora, de repente, aparece tu ayudante de nuevo y ya puedo notar cómo te apartas de mí. ¡Y no puedo soportarlo!
Kevin se quedó en silencio porque lo que había dicho era absolutamente cierto. La presencia de Roslyn siempre le recordaba el pasado.
—Lo siento, agape mou. Siento que su presencia te moleste y que yo no me haya dado cuenta —se disculpó—. Pero no volverá a pasar, te lo aseguro. Le he dicho que no puede entrar en mi casa sin avisar.
—Sin recuerdos a los que agarrarme, esta situación hace que me sienta… insegura. No puedo decirme a mí misma: «no pasa nada, __________, son tonterías. Claro que Kevin no tiene una aventura con su ayudante».
—¿Crees que tengo una aventura con Roslyn? —exclamó él.
—No lo sé.
Kevin la tomó entre sus brazos, pero no sabía qué decir. Asegurarle que no había nada entre Roslyn y él no iba a convencerla. Además, no debía olvidar que ____________ había robado los planos de sus hoteles para vendérselos a Marcelli.
Era una situación imposible. Pero lo que más lo sorprendía era la rabia que había provocado en él la actitud de Roslyn. Su primera reacción había sido defender a __________… ¿pero cómo iba a hacerlo si Roslyn tenía razón?
Lo único que sabía era que no quería hacerle daño a _________. Aunque sonase estúpido después de lo que ella le había hecho, quería borrar la tristeza de sus ojos. No podía borrar el pasado, pero sí podía evitar que Roslyn fuese el detonante de las peleas entre los dos, de modo que Roslyn no volvería a la isla.



















Volver arriba Ir abajo
- Galletas&Leche -
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 19
Localización : Soñando Despierta.
Fecha de inscripción : 02/02/2011

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 12th 2012, 07:46

Oh Dios Mio.
Me encantó muchisimooooooooooooo!
Estuvieron estupendos los capitulos.
Siguela re pronto mujer.
¡Sigue, sigue!
Volver arriba Ir abajo
http://amorsecreto.metroblog.com
Lizgalletita
Nuev@


Cantidad de envíos : 5
Fecha de inscripción : 06/02/2012

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 12th 2012, 23:08

Wooow!!! Esta genial es realmente buena tu nove, siguela please!!! Smile
Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 13th 2012, 17:48

Roselyn its a fucking bitch!!!!!! What the fuck its wrong w her... I hate her jum let see what kevin will think when he finds out what roselyn its doing
Volver arriba Ir abajo
SweetHeart(MarthaJonas14)
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1468
Edad : 19
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 15th 2012, 21:20

















Capítulo 11












Kevin colgó el teléfono y se apoyó en el respaldo del sillón, mirando al techo.
Tenía que volver a Nueva York. Piers había llamado para darle la noticia un minuto antes y él la recibió con un disgusto que le resultaba nuevo. Además, había tenido que contar a sus hermanos que faltaba otro plano y estaban comprensiblemente furiosos. Con _________. ¿Cómo reaccionarían al saber que iba a casarse con ella?
Kevin se debatía entre llevar a _________ con él o dejarla en la isla, lejos de la oportunidad de recordar algo. Lejos de la animosidad de sus hermanos.
Si hacía eso sería un egoísta, pero sabía que cuando recuperase la memoria, y los médicos le habían dicho que sería así tarde o temprano, todo cambiaría entre ellos de forma irrevocable.
Debería estar furioso con ella y mantener las distancias, pero ____________ había logrado romper esa distancia durante aquellos días en la isla. Aunque lo avergonzaba admitirlo, le daba igual que le hubiese mentido, que le hubiese robado. Quería que las cosas siguieran como hasta aquel momento y, si ________ recordaba, se verían obligados a enfrentarse con el pasado.
Y la perdería.
Eso lo molestaba mucho más de lo que era sensato, pensó. Pero _________ estaba embarazada de su hijo y ésa debería ser razón suficiente para no querer que las cosas se enfriasen entre ellos.
Aquellos días con _________ en la isla lo habían devuelto a un pasado agradable, antes de la noche en la que descubrió la verdad. En realidad, nunca había apreciado lo suficiente su relación con ella, pero ahora sabía cuánto le gustaba tenerla a su lado.
_________ era divertida, alegre, dulce, cariñosa. Todo lo que deseaba para la madre de su hijo.
Pero lo había traicionado. Siempre tenía que volver a eso, por mucho que intentase olvidar.
—¿Kevin?
Él levanto la cabeza al oír su voz en la puerta del estudio.
—¿Qué quieres, pedhaki mou?
—¿Te encuentras bien? —le preguntó _________, acercándose al escritorio.
—Sí, claro. Ven aquí —Kevin tomó su mano para sentarla en sus rodillas—. Tengo que volver a Nueva York.
—¿Cuándo?
—Por la mañana. Un dignatario extranjero con el que estamos negociando para un proyecto en Brasil va a acudir a una recepción en el Imperial Park. Nicholas y Joseph podrían encargarse de todo, pero el señor Diego quiere verme personalmente. Así que me temo que debo ir.
_________ parecía tan decepcionada que, incluso sin saber si debía llevarla o no, Kevin se encontró diciendo:
—Podrías venir conmigo.
—¿En serio? —los ojos azules se iluminaron.
—Claro que sí, agape mou. Así podríamos anunciar nuestros planes de boda… incluso podríamos casarnos en Nueva York.
—Eso me gustaría mucho.
—Le diré al doctor Karounis que puede volver a Atenas. Creo que ya no lo necesitamos.
—¿Y Patrice? No es que no me caiga bien, pero el doctor Karounis y ella se han llevado de maravilla… a lo mejor le gustaría conocer Atenas.
—Muy bien, extenderé la oferta.
—Entonces sí, iré contigo —_________ le echó los brazos al cuello para besarlo… pero antes de que las cosas se calentasen demasiado se levantó de un salto—. ¡Tengo que hacer la maleta!
—Espera, tienes mucho tiempo.
Aun así, _________ salió corriendo del estudio y Kevin se quedó mirando la puerta mucho después de que hubiera desaparecido. Debería sentirse aliviado porque pronto iba a casarse y _________ estaría atada a él, pero no podía librarse de aquel extraño desasosiego…


El jet aterrizó en Nueva York por la tarde y una limusina estaba esperándolos en la pista, como de costumbre. Un hombre alto y de aspecto formidable esperaba frente al coche y, cuando se acercaban, _________ vio que tenía gran parecido con Kevin.
—Joe, no esperaba verte aquí. Qué sorpresa.
—¿No puedo venir a recibir a mi hermano?
Kevin tomó a _________ por la cintura.
—Te presento a _________. _________, éste es mi hermano Joe.
—Encantada —sonrió ella.
Joseph Jonas no le devolvió la sonrisa; al contrario, la miraba con gesto adusto, casi enfadado. Y, por instinto, _________ se apoyo en Kevin.
Cuando Joe bajó la mirada y vio el anillo de compromiso en su dedo miró a su hermano como esperando una explicación.
—¿Te importaría mostrarte mínimamente civilizado? —le pidió Kevin en voz baja.
—Encantado de conocerte —dijo Joe por fin, aunque su lenguaje corporal decía todo lo contrario.
_________ miró a Kevin cuando su hermano se alejó para subir a otro coche aparcado a cierta distancia.
—¿Por qué se porta así conmigo? ¿Qué le he hecho?
—Nada, no le has hecho nada, pedhaki mou. Siento que mi hermano haya sido tan grosero, pero no volverá a pasar.
—¿Pero por qué ha sido grosero conmigo? —insistió ella—. ¿Nos hemos visto alguna vez? Bueno, supongo que nos habremos visto, ¿no? ¿He hecho algo que lo ofendiera en el pasado?
Kevin le hizo un gesto para que entrase en el coche.
—No os conocíais. Y no te preocupes, tú no has hecho nada. Es que Joe es así…
En ese momento sonó su móvil y Kevin se apresuró a contestar, como deseando terminar con aquella conversación. Pero _________ apretó los labios, molesta. Allí ocurría algo muy extraño. ¿Por qué el hermano de su prometido se mostraba tan antipático con ella? ¿Y por qué no se conocían?
No era normal que no conociese a la familia de su prometido, el padre de su hijo.
Dejándose caer sobre el asiento de la limusina, _________ suspiró, frustrada. Estaba decidida a encontrar respuestas a todas esas preguntas y, con un poco de suerte, apartar la roca que parecía clavada en su cerebro y le impedía recordar. Tenía que haber alguna manera de liberar sus recuerdos y si la había estaba dispuesta a encontrarla. Preferiblemente, antes de casarse con Kevin.
Sin embargo, había más sorpresas cuando llegaron al ático. Roslyn, naturalmente. ¿Estaría condenada a ver a esa mujer cada vez que entrase en su casa?
Roslyn sonrió, aunque a _________ no le pasó desapercibido que la sonrisa era sólo para Kevin. Pero se quedó a su lado mientras la ayudante recitaba una serie de reuniones, llamadas urgentes y contratos que requerían su atención. Esta vez no se marcharía, no le daría otra victoria.
¿Por qué le caía mal a la ayudante de su prometido?, se preguntó. ¿Por qué parecía caerle mal a todo el mundo?
Por fin, Roslyn se despidió y _________ dejó escapar un suspiro de alivio. Pero las puertas del ascensor se abrieron de nuevo y otro hombre, también de gran parecido con Kevin, entró en el ático.
_________ estuvo a punto de preguntarle a Kevin cuánta gente tenía acceso a su casa, pero se mordió la lengua.
—Esto parece un hotel —bromeó él, como si hubiera leído sus pensamientos.
Mientras la desaprobación de Joe había sido más o menos sutil, no había nada sutil en el gesto brusco del hombre al que Kevin presentó como su hermano Nick.
—¿Puedo hablar contigo un momento… a solas?
—No os preocupes por mí —dijo _________, mientras se dirigía al dormitorio—. Yo tengo cosas que hacer.
Mientras cerraba la puerta oyó la voz de Kevin, enfadado, y vaciló un momento, preguntándose si debería escuchar la conversación… pero decidió no hacerlo. Suspirando, se volvió para mirar la habitación en la que Kevin la había instalado cuando salió del hospital.
Sin saber qué hacer, se quitó los zapatos y se tumbó en la cama. El viaje no había sido agotador precisamente, pero le apetecía tumbarse un rato. Empezaba a dolerle la cabeza por la tensión y sólo quería cerrar los ojos durante unos minutos. Tal vez cuando despertase, con un poco de suerte, no habría más visitas en el apartamento.


Cuando despertó estaba en una cama diferente. _________ parpadeó al ver que estaba en el dormitorio principal, pero no sabía cómo había llegado allí.
Cuando se sentó en la cama vio a Kevin al otro lado de la habitación, mirándola fijamente y, por alguna razón, se sintió insegura.
—Debía estar más cansada de lo que creía. Ni siquiera me he despertado cuando me trajiste aquí.
—A partir de ahora dormirás en nuestra habitación, en nuestra cama.
—Sí, muy bien. Entré en la otra habitación sin darme cuenta…
—Tu sitio está aquí, conmigo.
_________ inclinó a un lado la cabeza. Tenía la impresión de que Kevin no estaba hablando sólo de que se hubiera tumbado en la otra cama. Era casi como si quisiera convencerse a sí mismo, y a otros, de que aquél era, efectivamente, su sitio.
—A tus hermanos les caigo mal, eso está claro.
—Mis hermanos no tienen nada que decir sobre nuestra relación. Además, anunciaré nuestro matrimonio en la recepción, pasado mañana, y nos casaremos dentro de una semana.
Y no había nada que decir porque era una orden, evidentemente.
—¿Por qué no te vistes? Vamos a salir a cenar.
—¿Langosta? —sonrió _________. Y entonces se dio cuenta de lo que había dicho—. ¡Me gusta la langosta!
—Sí, es verdad, pedhaki mou. Te encanta. Yo solía pedirla por teléfono y la comíamos en la cama.
_________ debía admitir que la idea era muy atractiva, pero Kevin la ayudó a levantarse para ir al cuarto de baño. Media hora después, su prometido la escoltaba hasta el vestíbulo del edificio. En la puerta, como siempre, los esperaba una limusina con chófer.
Los llevó a un restaurante precioso, donde les dieron una mesa ligeramente apartada de las demás. El local estaba iluminado casi como si fuera Navidad y _________ suspiró, pensando cuánto le gustaban las fiestas.
Otro recuerdo, se dio cuenta. Le gustaban las fiestas navideñas.
En un mes, todas las tiendas y restaurantes de Nueva York estarían iluminados y, sin saber por qué, sonrió al imaginar las navidades con Kevin.
—Estás perdida en tus pensamientos, agape mou. Y tienes una sonrisa tan dulce que espero ser yo en quien estás pensando.
—Estaba imaginando las navidades contigo. Y he recordado que me gusta mucho la Navidad.
—Parece que estás recuperando la memoria —dijo él, aunque no parecía excesivamente contento.
—Sólo algunas cosas, muy poco a poco. Y es más una sensación que un recuerdo de verdad.
—Volverá, debes ser paciente.
_________ asintió, aunque era frustrante. Pero, decidida a no estropear la noche, se dijo a sí misma que debía relajarse y disfrutar de la cena y de Kevin. Sin interrupciones, ni familiares o ayudantes groseras.
—¿Quieres que vayamos de compras mañana?
—¿Qué?
—Tengo una reunión a primera hora, pero luego podríamos comer juntos e ir a comprar un vestido para la recepción. Y también podríamos mirar vestidos de novia.
No podía imaginar a Kevin de compras con ella y estaba segura de que no era porque no lo recordase.
—¿De verdad quieres que vaya a la recepción?
—Como pienso anunciar nuestra próxima boda, sería raro que tú no estuvieras allí. A menos que no quieras ir.
—No, pero es que…
—Entonces, está decidido. Iremos de compras mañana… después de que hayas comido bien.
—Oye, que no soy un cachorro.
—No, pero tengo que cuidarte —sonrió él, apretando su mano—. Además, eres mi cachorrita… sólo mía.
—Bueno, me gusta que cuides de mí. Y no me importa ser tu cachorrita.
—Eres mía, agape mou. Eso es lo que eres.
—Entonces llévame a casa y hazme el amor —susurró _________.














Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 16th 2012, 14:50

:O siguela lo mas soooooooon y rapido q las manos escriban Smile siguela siguela siguela siguela!!!!!!!! Vamos la novela esta hermosa...
Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 16th 2012, 14:51

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 16th 2012, 14:52

Super siguela
Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 16th 2012, 14:52

Mega super siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 16th 2012, 14:53

Extra mega super siguelaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 16th 2012, 14:54

Awwwwwwww pase la nove vez me siento super hiper extra mega hermosamente importante hahahahahaha sigueeeeeeeelaaaaaaaaa Razz
Volver arriba Ir abajo
- Galletas&Leche -
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 19
Localización : Soñando Despierta.
Fecha de inscripción : 02/02/2011

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 16th 2012, 16:07

¡Oh Dios Mio!
¡Martha Siguelaaaaaa!
Siento que ______ va a recuperar la memoria demasiado pronto.
Asi lo siento yo, pero, debes seguirla cuanto antes.
Porque AMO esta novela. Sigue.
Volver arriba Ir abajo
http://amorsecreto.metroblog.com
SweetHeart(MarthaJonas14)
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1468
Edad : 19
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 16th 2012, 19:49












Hooooolaaaaaaaaaaaaaaaa xD
Bueno, vengo avisarles que mañana subo 2 caps Smile
Es que, en lo que termino de hacer mis deberes y editar....
Ahhhhh un favorsito...
¿Podrían pasar por mi nueva novela? ¿Por favor?
Se llama
Promesa Fugaz
http://jbvenezuela.activoforo.com/t10703-la-promesa-fugaz-joetu-dramatica









Volver arriba Ir abajo
Lizgalletita
Nuev@


Cantidad de envíos : 5
Fecha de inscripción : 06/02/2012

MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Febrero 17th 2012, 00:22

Siiiiiiguela please...me encanta tu nove!!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Pasada Traición.   Hoy a las 00:08

Volver arriba Ir abajo
 
Pasada Traición.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» Pasada Traición.
» Kim Jeong Hoon en la revista china I-Weekly (Revista pasada)
» Las muertes mas absurdas y extrañas de la pasada decada
» ¿cómo fueron los examnes? A los k tuvieron k acerlos...
» El Dulce Sabor A venganza (Nick y tu) [TERMINADA]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DRAMATICAS-
Cambiar a: