Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente
AutorMensaje
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 4th 2011, 19:21

chicas votemos por nuestros jonas tenemos que ganar! http://www.mtvla.com/alalucha
Volver arriba Ir abajo
liz_anasstazia
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1055
Edad : 22
Localización : Chile // en sueños vivo en LA xD
Fecha de inscripción : 11/09/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 5th 2011, 20:00

Vanesa sube capitulos pliiiis
me dejas intrigada u.u
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 5th 2011, 20:00

sisisi siguuela pleease
Volver arriba Ir abajo
vanesa
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 225
Edad : 21
Localización : middle of nowere
Fecha de inscripción : 26/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 6th 2011, 12:06

chicassssssss holaa aca les dejo capii

Capítulo 17.Hubo una fría lluvia todo el sábado y yo me senté cerca a la ventana viéndola caer sobre los crecientes charcos de lodo en el suelo. Yo tenía una vieja copia de Hamlet en mi regazo, un lapicero detrás de mi oreja y una taza de chocolate caliente vacía a mis pies. El documento con las preguntas de comprensión de lectura sobre la mesa, estaba tan vacio ahora como cuando la señora Lemon lo entregó en clase hace dos días. Eso era algo malo. Mi mamá se había ido a su clase de yoga hace casi treinta minutos y aunque yo practicaba unas cuantas formas diferentes de darle la noticia de mi cita con joe, al final la deje dirigirse hacia la puerta sin vocalizar una sola de ellas. Me dije a mi misma que no era algo importante. Yo ya tengo dieciséis y puedo decidir cuándo y por que salgo de la casa. Perfecto. Ahora iba a tener que cargar con mi culpa toda la noche. Cuando el reloj del abuelo en el hall sonó anunciando las 4:30, dejé felizmente el libro a un lado y subí corriendo a mi habitación. Había gastado casi todo mi día haciendo tareas y labores de la casa y eso había mantenido mis pensamientos alejados de la cita de esta noche. Pero ahora que estaba en los minutos finales, los nervios y la anticipación lo sobrepasaron todo. Quisiera o no pensar en ello, joe y yo teníamos asuntos pendientes. Nuestro último beso fue cortado de repente. Tarde o temprano nuestro beso tendría que resolverse. Yo no tenía ninguna duda de lo mucho que quería que se resolviera, tan sólo no estaba segura de estar lista para que ocurriera esta noche. Además de todo esto, no ayudaba que la advertencia de Vee siguiera apareciendo como una bandera roja en mi mente: Mantente alejada de joe. Me paré frente al espejo y tomé inventario. El maquillaje era mínimo, reducido a una
pasada de pestañina. Cabello enmarañado, pero que tenía eso de raro? Mis labios podían necesitar un poco de brillo. Lamí el inferior dejándolo con una apariencia húmeda. Eso me puso a pensar más en mi casi-beso con joe, lo que me produjo un ataque involuntario de calor. Si un casi-beso podía hacerme eso, me preguntaba qué podía hacerme un beso completo. Mi reflejo sonrió.
- “No es gran cosa”- me dije a mi misma mientras me probaba pendientes. El primer par era grande, largo y turquesa… y me hacían ver como si me estuviera esforzando demasiado. Los puse a un lado y traté de nuevo con unas pequeñas perlas de ópalo. Mejor. Me preguntaba que tenía joe en mente. Cena? Una película?
- “Es como una clase de biología”- Le dije indiferentemente a mi reflejo.
- “Sólo que… sin la parte de biología, y la clase” Me puse mis jeans entubados y zapatos de bailarina. Envolví una bufanda azul cielo de seda alrededor de mi cintura, arriba de mi torso. Entonces até las esquinas detrás de mi cuello, formando una blusa estilo halter**. Sacudí mi cabello y entonces tocaron la puerta.
- “Ya voy” me apresuré hacia la escalera. Me chequeé una última vez en el espejo del hall, entonces abrí la puerta y me encontré con dos hombres con abrigos negros parados en el porche.
- “____ Grey” dijo el detective Basso, sosteniendo en alto su placa de policía. - “Nos encontramos de nuevo” Me tomó un momento encontrar mi voz.
- “Qué está haciendo aquí?” El señaló hacia un lado con su cabeza.
- “Usted recuerda a mi compañero el Detective Hostigue, le importa si pasamos y le hacemos algunas preguntas?” No sonaba como si estuviera pidiendo permiso. De hecho, sonó casi como una
amenaza.
- “Qué ocurre?” - pregunté, dividiendo mi mirada entre los dos.
- “Está tu mamá en casa?” - Preguntó el detective Basso.
- “Ella está en yoga. Por qué? Qué está pasando?” Ellos arrastraron sus pies y entraron a la casa.
- “Puede decirnos que pasó entre usted y Miley Millar en la biblioteca en la tarde del miércoles?” - Preguntó el detective Hostigue poniéndose cómodo en el sofá. El detective Basso se mantuvo de pie, examinando con cuidado las fotos familiares sobre la mesa. Sus palabras tardaron un momento en ser registradas por mi cerebro. La biblioteca. El miércoles en la tarde. Miley Millar.
- “Marcie se encuentra bien?” Pregunté. No era ningún secreto que Marcie no ocupaba un lugar cálido y afectuoso en mi corazón. Pero eso no significaba que deseara verla en problemas o peor, en peligro. Y especialmente no la quería metida en ningún problema que pudiera involucrarme. El detective Basso puso sus manos sobre sus caderas.
- “Qué te hace pensar que ella no se encuentra bien?”
- “Yo no le hice nada a Marcie”
- “Por qué estaban discutiendo ustedes dos?”- Preguntó el Detective Hostigue, -“Los vigilantes de la biblioteca me dijeron que las cosas estaban acalorándose entre ustedes”
- “No fue así”
- “Como fue?”
- “Nos dijimos unas cuantas cosas la una a la otra” - dije, esperando que lo dejaran así.
- “Que cosas?”
-“Cosas estúpidas” - dije en retrospectiva.
- “Voy a necesitar escuchar esas cosas, ____”
- “La llamé cerdo anoréxico” - Mis mejillas ardían y mi voz sonaba humillada. Si la situación no hubiera sido tan seria, podría haber deseado inventar algo más cruel y denigrante. Eso sin mencionar algo que tuviera más sentido. Los detectives intercambiaron una mirada.
- “La amenazaste?” preguntó el Detective Hostigue
- “No”
- “A donde fuiste después de la biblioteca?”
- “A casa”
- “Seguiste a Miley?”
- “No. Como dije. Volví a casa. Van a decirme que fue lo que le pasó a Miley?”
- “Hay alguien que pueda comprobar eso?” Preguntó el detective Basso.
- “Mi compañero de biología. El me vio en la biblioteca y se ofreció a traerme a casa” Yo tenía un hombro apoyado sobre las puertas francesas que daban al salón, y el Detective Basso caminó y se situó contra un poste del lado opuesto, al frente mío.
- “Escuchemos lo que dices sobre ese compañero de Biología”
- “Qué clase de pregunta es esa?” El extendió sus manos.
- “Es una pregunta bastante básica. Pero si quiere que me ponga más específico puedo hacerlo. Cuando yo estaba en la escuela, usualmente les ofrecía a las chicas en las que estaba interesado llevarlas a sus casa. Llevemos eso un paso más adelante. Cuál es su relación con su compañero de biología… afuera del salón de clase?”
- “Usted está bromeando, verdad?” Un lado de la boca del Detective Blasso se levantó.
- “Eso es lo que pensé. Golpearon a Miley Millar usted y su novio?”
- “Miley fue golpeada?”
El se alejó de la puerta y se posicionó directamente en frente mío.
- “Quería mostrarle lo que le pasa a las chicas como ella cuando no mantienen sus bocas cerradas? Cree usted que ella se merecía unos cuantos moretones? Yo conocía chicas como Miley cuando estaba en la escuela. Ellas se lo merecen, no es así?. Que se merecía Miley, nora ? Alguien la golpeó bastante fuerte el miércoles en la noche y yo pienso que usted sabe más de lo que admite”
Yo estaba esforzándome bastante por suprimir mis pensamientos. Asustada de que de alguna forma estos se reflejaran en mi cara. Tal vez era una coincidencia que en la misma noche en la que me quejé con joe a cerca de Miley, ella resultara golpeada. Pero de la misma forma, tal vez no era así.
- “Vamos a tener que hablar con su novio” dijo el Detective Hostigue.
- “El no es mi novio. Es mi compañero de Biología”
-“Está viniendo hacia aquí ahora?” Yo sabía que debía ser directa. Pero pensándolo mejor, no podía aceptar que joe pudiera herir a Miley. Miley no era el mejor tipo de persona y se había ganado una buena cantidad de enemigos. Algunos de esos enemigos eran capaces de ese tipo de brutalidad. Pero joe no era uno de ellos. La brutalidad sin sentido no era su estilo.
- “No” dije yo. El detective Basso me dirigió una sonrisa forzada.
- “Vestida y arreglada para una noche en casa?”
- “Algo así” - dije, con el tono más frio con el que me atreví a responder. El detective Hostigue sacó una pequeña libreta de uno de los bolsillos de su abrigo. Lo abrió y tomó su lapicero.
- “Vamos a necesitar su nombre y su número” Diez minutos después de que salieron los detectives, un Jeep Comando negro llegó a mi casa. joe corrió en medio de la lluvia hasta el porche, usando jeans oscuros botas y una camisa térmica gris.
- “Auto nuevo?” - Pregunté después de que abrí la puerta. El me sonrió misteriosamente.
- “Lo gané hace un par de noches en un juego de billar”
- “Alguien apostó su auto?”
- “El no estaba muy feliz al respecto. Estoy tratando de mantenerme alejado de los callejones oscuros por los próximos días”
- “Escuchaste lo de Miley Millar?” - Lo solté ahí mismo, esperando que la pregunta lo tomara por sorpresa.
- “No. Qué pasó?”- Su respuesta salió fácilmente y yo decidí que eso, probablemente significaba que él estaba diciendo la verdad. Desafortunadamente, cuando de decir mentiras se trataba, joe no parecía ningún aficionado.
- “Alguien la golpeó”
- “Una pena”
- “Alguna idea de quién pudo haberlo hecho?” Si joe escuchó la preocupación en mi voz, no lo demostró. El se recostó contra su asiento y se pasó una mano por su mandíbula pensativamente.
- “Nop” Me pregunté a mi misma si pensaba que él estaba escondiéndome algo. Pero descubrir mentiras nunca fue mi fuerte. Yo nunca tuve mucha experiencia haciéndolo. Normalmente me rodeaba de personas en las que confiaba… normalmente. Joe parqueó el Jeep detrás del Arcade de Bo. Cuando llegamos al frente de la fila, el cajero puso sus ojos primero sobre Joe y después sobre mí, una y otra vez, como tratando de encontrar la conexión.
- “Que pasa?” dijo joe, y puso tres billetes sobre la mesa.
El portero puso sobre mí su mirada penetrante. El se dio cuenta que yo no podía dejar de mirar los tatuajes verde moho que cubrían cada pulgada de sus brazos. Entonces movió una bolita de chicle? Tabaco? de un lado al otro de su labio inferior y dijo
- “Se te perdió algo?”
- “Me gusta tu tatu-“comencé a decir. El me mostró unos dientes afilados como de perro.
- “Creo que no le gusté mucho” Le susurré a joe cuando estábamos a una distancia prudente.
- “A Bo no le gusta nadie”
- “Ese es Bo? El del Arcade de Bo?”
- “Ese, es Bo Junior del Arcade de Bo. Bo padre murió hace unos años”
- “Como?” Pregunté.
- “Pelea de bar. Abajo” Sentí un desconcertante deseo de correr hacia el Jeep y salir rápidamente del parqueadero.
- “Esto es seguro?” Le pregunté. Joe miró de medio lado
- “Ángel”
- “Sólo preguntaba” Abajo, el salón de billar se veía exactamente como la primera noche que vine. Paredes negro-ceniza pintadas de negro. Mesas de fieltro rojo en medio del salón. Mesas de póker regadas alrededor del borde. Lámparas de baja iluminación curvándose a través del techo. El olor congestionado de cigarrillos obstruyendo el aire. Patch escogió la mesa más alejada de las escaleras. Pidió dos 7up del bar y las destapó con el borde de la mesa.
- “Nunca he jugado billar” confesé.
- “Escoge un taco” El señaló hacia el aparador de palos empotrado a la pared. Levanté uno y lo llevé hasta nuestra mesa. joe pasó una mano sobre su boca para borrarse una sonrisa.
- “Qué?” dije yo.
- “No puedes marcar un Home Run en el billar”
- “Sin Home Runes. Entendido” Su sonrisa se agrandó. - “Estás sosteniendo tu taco como un bate” Miré mis manos. El tenía razón. Estaba sosteniéndolo como un bate.
- “Así se siente más cómodo”
El se movió detrás de mí, puso sus manos sobre mi cadera y me posicionó en frente de la mesa. Deslizo sus manos a mí alrededor y tomó el palo de billar.
- “Así” dijo él, reacomodando mi mano derecha hacia arriba unos cuantos centímetros.
- “Y… así” continuó el, tomando mi mano izquierda y formando un círculo con mi pulgar y mi dedo índice. Entonces puso mi mano izquierda en la mesa. Como un trípode. Él empujó la punta del palo de billar a través del círculo y sobre el nudillo de mi dedo del medio.
- “Dobla tu cintura” Yo me incliné hacia la mesa de billar,con
el aliento de Patch calentando mi cuello.El haló hacia atrás el palo de billar y lo guío a través del círculo.
- “Qué bola quieres golpear?” preguntó el, refiriéndose al triangulo de bolas acomodado al final de la mesa.
- “La amarilla del frente parece una buena elección”
- “El rojo es mi color favorito”
- “Entonces la roja será” jerigió el palo hacia atrás y hacia delante a través del círculo, apuntando a la bola, practicando su golpe. Yo bizqueé mirando la bola blanca, después hacia el triangulo de bolas más allá de la mesa. - “Estás un poquito desviado” le dije. Lo sentí sonreír.
- “Cuanto quieres apostar?”
- “Cinco dólares” Lo sentí sacudir su cabeza suavemente.
- “Tu chaqueta”
- “Tu quieres mi chaqueta?”
-“Quiero que te la quites” Mi brazo se desplazo hacia atrás y el palo de billar se disparó entre mis dedos, golpeando la bola blanca. Entonces, la bola blanca se disparó hacia delante, impactando la bola roja, destruyendo el triangulo, dejando las bolas desordenadas en todas las direcciones.
- “Está bien” dije, quitándome mi chaqueta de Jean.
- “Tal vez esté un poco impresionada.” joeaminó mi bufanda de seda/camisa Halter. Sus ojos estaban tan negros como el mar a media noche, su expresión contemplativa.
- “Muy bonito” dijo. Entonces se movió alrededor de la mesa, observando la posición en la que quedaron las bolas.
- “Cinco dólares a que no puedes meter la azul” dije, seleccionándola a propósito, estaba separada de la bola blanca por un montón de bolas de otros colores. - “No quiero tu dinero” dijo Patch. Nuestros ojos se encontraron y el más pequeño de los hoyuelos apareció en su cara. Mi temperatura interna subió otro grado.
- “Entonces que quieres?” Pregunté. joe bajó su palo de billar hacia la mesa. Tomó impulso y golpeó fuertemente la bola blanca. En el instante en que la bola blanca golpeó la verde, esta golpeó a su vez la bola ocho y con el impulso metió la azul limpiamente. Dejé escapar una risita nerviosa y traté de cubrirla sonando mis nudillos. Un mal hábito del que no me puedo deshacer.
- “Está bien, tal vez estoy más que un poco impresionada” joe aún estaba inclinado sobre la mesa y entonces me miró. Su mirada calentó mi piel.
- “Nunca llegamos a apostar nada” dije yo. Resistiéndome a la urgencia de cambiar de posición. Sentía el palo de billar deslizarse entre mis manos y discretamente me limpié mi mano en mis piernas. Como si no estuviera sudando lo suficiente, joe dijo
-“Me lo debes. Algún día te lo voy a cobrar.” Me reí, pero salió un sonido fuera de tono. -“Eso quisieras” Fuertes pisadas retumbaron en el suelo de las escaleras. Un alto y fibroso chico, con nariz aguileña y desordenado pelo negro-azulado apareció al fondo. Miró primero a Joe, entonces fijó sus ojos sobre mí.
Una pequeña mueca apareció en su cara mientras se estiraba y agarraba mi 7Up. La cual yo había dejado sobre el borde de la mesa de billar. - “Discúlpeme, pero creo que eso es-“Comencé a decir.
- “Tu no mencionaste que ella se viera tan bien”- le dijo él a joe, limpiando su boca con el reverso de su mano. El habló con un fuerte acento irlandés.
- “Tampoco le conté a ella lo mal que te ves tú”- le respondió joe, que tenía su boca en el estado relajado que precede a una sonrisa. El chico se apoyó en la mesa de billar a mi lado y me ofreció su mano.
- “Mi nombre es Rixon, amor” Le ofrecí mi mano de mala gana.
- “____”
- “Estoy interrumpiendo algo aquí?” dijo Rixon, mirándonos inquisidoramente a Joe y a mí.
- “No” - dije al mismo tiempo que JOe decía
- “Si”- . De repente, Rixon empujó juguetonamente a Joe, y los dos cayeron al suelo, rodando y dándose golpes. Se escuchaba el sonido de risas roncas, puños conectando con piel y tela rompiéndose. Entonces la espalda desnuda de Joe salió a la vista. Dos cicatrices la recorrían de largo. Comenzaban cerca a sus riñones y terminaban al borde de sus hombros, ampliándose, hasta formar un V al revés. Los bordes eran tan grotescos que yo casi jadeé horrorizada. “Oye, Quítate de encima” Grito Rixon. Joe se balanceó y se puso de pie, su camisa rota se abrió totalmente. El la arrancó del todo y la tiro a un bote de basura del mostrador.
- “Dame tu camisa” le dijo a Rixon. Rixon me dirigió un guió malvado.
- “Qué crees, ____? Deberíamos devolverle su
camisa?” Joe amagó juguetonamente hacia él, y las manos de Rixon volaron hacia sus hombros.
- “Tranquilízate” dijo el retrocediendo. El se quito su camisa y se la pasó a Patch, revelando una ceñida camisilla blanca que tenía debajo. Mientras joe deslizaba su camisa sobre unos abdominales lo suficientemente duros para causar un aleteo en mi estomago, Rixon se dirigió hacia mí. - “Te contó el cómo obtuvo su sobrenombre?”
- “Perdón?”
- “Antes de que nuestro amigo Joe quedara enviciado con el billar, le gustaba el boxeo irlandés a puño limpio. Y no era muy bueno en ello.” Rixon movió su cabeza.
- “La verdad sea dicha, el era realmente patético. Yo pasé la mayoría de las noches remendándolo, y poco después todos comenzaron a llamarlo Joe. Le dije que dejara de boxear pero nunca me escuchó” Joe me miró y me dio su mejor mirada de soy el ganador de medalla de oro en pelea de bares. Su cara por si sola era suficiente para asustarme, pero debajo de su exterior rudo, contenía una nota de deseo. De hecho era más que una nota. Era toda una sinfonía de deseo. Joe señaló la escalera con su cabeza y me ofreció su mano.
- “Salgamos de aquí” - dijo él.
- “A donde vamos?” - pregunté, sintiendo mi estomago caer hasta mis rodillas.
- “Ya verás” Mientras subíamos la escalera, Rixon me gritaba - “Buena suerte con él, amor”
---------------------
chicas comentenn Very Happy
a donde te llevara joe??
que son esas marcas en la espalda de el ??
quien es rixon??
joe siente algo por vos??
joe golpeo a Miley???
jajjaa comentenn
Volver arriba Ir abajo
liz_anasstazia
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1055
Edad : 22
Localización : Chile // en sueños vivo en LA xD
Fecha de inscripción : 11/09/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 6th 2011, 15:36


excelente capi
pucha me quede con las ganas denuevo del beso
io creo que la cicatriz la hizo peliando
q no golpio a la tipa, q fue una persona q le tenia bronca
creo q el otro tipo es el mejor amigo de joe
y que sera un lugar romantico, falta el romance (L)
sube mas capis plis
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 6th 2011, 17:55

qe le paso a miley?! porqe piensan qe rayita lo hizo porfavor...para mi qe fue elliot! arrg me encaanto el cap! qe planea Joe aa urge qe la sigas :Wink
Volver arriba Ir abajo
vanesa
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 225
Edad : 21
Localización : middle of nowere
Fecha de inscripción : 26/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 7th 2011, 11:36

chicasss holaa aca les dejo capiii

Capítulo 18.

En el camino de regreso, joe tomo la salida Topsham, y aparco junto a la histórica fábrica de papel Topsham, asentada a la orilla del rio Androscogging. En un momento, la fábrica había sido utilizada para convertir la pulpa del árbol en papel. Ahora un gran letrero se leía al lado del edificio
COMPAÑÍA DE ELABORACION DE CERVEZA PERRO DE MAR CO. El río era amplio y entrecortado, con árboles maduros se alzaban a ambos lados. Todavía estaba lloviendo fuerte, y la noche caía alrededor nuestro. Tuve que confundir a mamá en casa, pues yo no le había dicho que iba a salir... Y bien para ser honesta Joe no era el tipo de chico por el que las madres sonreirían, El era la clase de chico que las haría cambiar de casa.
-" podemos salir? “pregunté. Joe abrió la puerta del conductor
-"alguna solicitud?”
- “Un sándwich de pavo. Pero no pepinillos, y no mayonesa''. No sabía que había ganado una de sus sonrisas superficiales de las que nunca te dejan tranquila. Me pareció ganarme un montón de ellas... Esta vez, no podía entender lo que yo había dicho.
-“Veré qué puedo hacer''-, dijo, deslizándose hacia afuera, dejando las llaves en el encendido y el bombeo calentando por un par de minutos, Me repetí la noche en mi mente. Y en esto amaneció enterándome que estaba sola en el jeep de Joe. Su espacio privado. Si yo fuera Joe, y quisiera esconder algo, como un gran secreto, yo no lo dejaría en mi habitación, no en mi armario de la escuela, o incluso en mi mochila, todas las brujas podrían confiscarlo o registrarlo sin previo aviso. Lo escondería en mi brillante jeep negro con un sofisticado sistema de alarma. Abrí mi cinturón de seguridad y revolví el montón de libros cerca de mis pies, sintiendo una fluencia de sonrisa misteriosa a mi boca en la idea de descubrir uno de los secretos de Joe.. Yo no esperaba encontrar algo en particular, yo me habría conformado con la combinación de su armario o su número de celular, tantee con el pie alrededor de las asignaciones de la escuela, desordenadas en la alfombra del piso, encontré un pino ambientador, una autopista de AC/DC (banda de rock)en el infierno CD. Trozos de lápiz, un comprobante de pago de los 7-Eleven fechado el miércoles a las 10:38pm nada especialmente sorprendente o revelador. Abrí la guantera de un estallido y en el compartimiento tamizado otro documento oficial de servicio y un manual de instrucciones.
Hubo un destello de cromo, y había metal pulido en las yemas de mis dedos. Saqué una linterna de acero y la encendí pero no pasó nada. Quite el fondo, pensando que habría un poco de luz y, por supuesto, no había batería. Me preguntaba por qué Joe mantenía una linterna sin batería almacenada en la guantera. El último pensamiento que tuve ante mis ojos se centró en el oxidado líquido que interno en un extremo de la linterna sangre. Con mucho cuidado devolví la linterna al compartimiento de la guantera y la cerré, fuera de mi vista, dije que había muchas cosas que dejarían sangre en una linterna, tal vez Joe la había sostenido con una mano lesionada, al recoger un animal muerto al lado de la carretera...nadando al rozar con fuerza se había roto su piel. Mi corazón latía fuerte, y dije la primera conclusión que vino a mí. Joe me había mentido. El había atacado a Miley, el me había dejado caer la tarde del miércoles, había negociado su motocicleta por el jeep y salió a buscarla. O tal vez sus caminos se habrían cruzado por casualidad o por algún impulso, de cualquier manera, resulto herida Miley, la policía estaba involucrada y Joe era culpable. Racionalmente, sabía que era un empate rápido y un salto, pero, pero emocionalmente la apuesta era demasiado alta para dar un paso atrás y pensar en ello JOE tenía un terrible pasado y muchos, muchos secretos. Si la violencia brutal y sin sentido era uno de ellos, yo no estaba segura alrededor de él. Un destello a la distancia aligeró el horizonte .Joe salió del restaurante y se fue corriendo a través del estacionamiento con una bolsa marrón en una mano y dos refrescos en la otra. Dio la vuelta para ser estar de lado del conductor y se escondió en el interior del jeep, que arrojó su gorra de béisbol y la lluvia había borrado parte de su cabello. Las oscuras olas lo volcaron por todas partes. Me dio la bolsa marrón
- ''un sándwich de pavo, mantén la mayonesa y pepinillos y algo para bajar la comida”.
- ‘‘¿Atacaste a Miley Miller?”- pregunte en voz baja.-“Quiero la verdad ahora'' Joe bajo la 7UP de su boca. Sus ojos ampliados en los míos
–“¿Qué?”
- ''La linterna en tu guantera, explícalo''
- '' esculcaste mi guantera?'' - no sonó molesto, pero no pareció complacido, tampoco.
- ‘‘La linterna tiene sangre seca en ella. La policía vino a mi casa, ya sea, pensando que estoy involucrada, Miley fue atacada la noche del miércoles, después de haberte dicho que no la soporto''- Joe rió seco, menos de humor.
- ‘‘Crees que use la linterna para golpear a Miley?'' -, puso la mano detrás de su asiento haciendo un gancho saco una
pistola de gran tamaño.
Yo grité. Se inclinó y sellado mi boca con las manos
–“pistolas de bolas de pintura”-, dijo, en tono frío. Me pareció dividirme entre Joe y la pistola de pintura, sintiendo una gran cantidad de blanco alrededor de los ojos
- ''Yo jugaba a la pelota de pintura a principios de esta semana”-él dijo –“Yo pensé que podríamos ir''
-“Es...Eso no explica la sangre en la linterna''
-“ no es sangre”- dijo el –“es pintura, Estuvimos jugando a capturar la bandera" Mis ojos se dieron vuelta a la guantera, el almacenamiento de la linterna... era la bandera. De una mezcla de alivio, idiotez y culpa en acusar a joe que nadó a través de mí,
-“oh”-, dije sin convicción
-“lo ---------siento”-, pero me pareció demasiado tarde para decir lo siento Joe miro hacia delante en el parabrisas con su respiración profunda, usando el silencio, como yéndose por un arroyo. Yo acababa de lo acusarlo de asalto, después de todo, me sentía muy mal, pero mi mente estaba demasiado nerviosa para llegar a la disculpa correcta.
-''De tu descripción de Miley, suena como si ella, probablemente acumulara algunos enemigos''-, dijo,
-“Vee y yo Estoy bastante segura que encabezamos la lista”-dije tratando de aligerar el ambiente, pero no bromeando del todo. Joe levantó la casa y apagó el motor. De su gorra de béisbol como sobre los ojos, pero ahora su desembocadura celebró la sugerencia de una sonrisa. Sus labios se veían suaves y lisos, y estaba teniendo dificultades para evitar los ojos. Sobre todo, me sentí agradecido parecía haber perdón.
- "Vamos a tener que trabajar en el juego de billar, ángel' - dijo joe
- "hablar del juego"
- Yo no declare mi pensamiento
- "Me gustaría saber cómo me lo vas a cobrar o... Que te debo”
-“No esta noche " - sus ojos, estaban encima mío, a juzgar por mi respuesta. Estaba atrapada entre una relajación de mi mente y la decepción. Pero sobre todo decepción.
- "Tengo algo para ti”-joe dijo. Tomo debajo de su asiento y sacó una bolsa de papel blanco con los Red Hot Chili Peppers (banda de rock) impreso a en ella. La bolsa provenía del Bordeline.Poniéndola entre nosotros.
-“¿Qué es eso? "-, le pregunté, animándole me dijese que había dentro de la bolsa, pues no tenia absolutamente ninguna idea de lo que tal vez hubiese dentro.
-“Ábrela” Saqué un cartón marrón fuera de ella, la bolsa levantó polvo. Dentro había un guante de nieve con un barco en miniatura en el puerto del parque de diversiones, los cables estaban doblados aproximadamente en un círculo en la rueda de transporte y lazos se torcían como una montaña rusa; los pantalones cortos planos de metal tamizado formaban una alfombra mágica
-"Es hermoso”-le dije, un poco sorprendida de que joe hubiera pensado en mí, y mucho menos tomado la molestia de comprarme un regalo.
-"Gracias, en serio significa mucho, me encanta" El tocó el vidrio curvo
–“este es el arcángel, antes de de su remodelación” Detrás de la rueda de la fortuna un alambre delgado con cintas formaba las colinas y los valles del arcángel. Un ángel con alas rotas se situó en el punto más alto, inclinando la cabeza, mirando sin ojos.
-“Que fue lo que realmente pasó?" - abajo sin ojos - "lo que realmente sucedió la noche nos fuimos juntos?"- , le pregunté.
-"tu no quiere saber"
-"Si me dices tendrás que matarme?" dije medio bromeando
-"no estamos solos" joe respondió, mirando al llevar su pensamiento hacia el parabrisas Me miró y me llamó mi madre de pie en la intemperie con las puertas abiertas. Para mi horror salió y se dirigió hacia el jeep.
-“déjame hacerlo todo a mí, yo hablare”-le dije, metiendo el guante de nieve en la caja,
-“no digas una palabra -
ni una sola palabra”-joe giro a cabo y dio la vuelta de mi puerta. Nos encontramos con mi mamá en la mitad del camino más seco
-"Yo no sabía que iban a salir “-, me dijo, sonriendo, pero no de una forma relajada sino una sonrisa que decía, vamos a hablar más tarde
-"Era una especie de última hora"-, le expliqué
-"Llegué a casa después del yoga"-, dijo. El resto estaba implícito por suerte para mí, no tiene tanta suerte para ti, me había contado entre sus amigos después de clase.
-“Nueve de cada diez”-, dijo. Se volvió su atención a joe
-"Es bueno conocerte por fin, al parecer, finalmente mi hija es un gran fan” Abrí la boca por la introducción tan extremadamente concisa y trate de sacar a joe de su camino. Pero mamá me pegaba a él.
–“Soy la Mamá de ____ Blyte Grey”
-“El es Joe” -dije devanándome los sesos tratando de no decir algo que traería bromas abruptas al final. Pero yo sólo podía pensar en cosas que estaban gritando el fuego o la caída de una convulsión. De alguna manera parecía más humillante soportar una conversación entre joe y mi mamá.
- "____ me dijo que tú eras nadador" - dijo mamá Sentí a joe destornillarse de risa a mi lado.
–“un nadador?”
-“¿Está usted en la escuela del equipo de natación, o es de una liga de la ciudad?”
-“más de ocio "-, dijo joe, mirándome en son de cuestionamiento.
-“Es así de recreo demasiado bueno",- dijo mamá
-¿Dónde nadas?, en el centro de recreación?
-"Yo soy más de un tipo al aire libre. Hay muchos lagos por aquí”
-"No te hace frio?", preguntó la mamá a mi lado, joe bruscamente Me preguntaba lo que había de ordinaria, y yo tenía al lado a mi mama en este caso. Maine no era un lugar cálido y tropical, cualquier piscina al exterior era fría, incluso en el verano, si realmente era joe nadador al aire libre estaba loco o soportaba un increíble umbral de dolor.
-"Muy bien"-, dije aprovechando la calma. –“joe debe ponerse en marcha vamos, yo lo acompañare.
-“tienes un jeep muy bonito "-, dijo mama -"¿Tus padres lo compraron para ti?"
-“Me Tengo a mí mismo"
-“debes tener un buen trabajo”
-“yo, limpio las tablas del Borderline” joe decía lo menos posible manteniendo el mismo cuidado bajo la sombra de misterio. Me preguntaba si así era mintiendo cuando no estaba a mi alrededor. En el camino de regreso a mi mente. No podía dejar de pensar en con discreción su profundidad, sus secretos oscuros, porque quería conocer sus secretos, ya que formaban parte de él.
Y A PESAR DEL HECHO DE QUE HABITUALMENTE INTENTABA NEGARLO, SENTÍA ALGO POR EL, AL MAYOR TIEMPO QUE PASABA CON EL, MAS SABIA QUE LOS SENTIMIENTOS NO ESTABAN MARCHANDOSE.
Mi madre frunció el ceño. –“Espero que el trabajo no se interponga en el camino del estudio, personalmente, Yo no creo en la escuela secundaria y sus correrías”. Joe sonrió
–“No ha sido un problema"
-“importa si le pregunto por su PDN ( promedio de notas)"-,dijo mama
-"Eso fue demasiado grosero"
-“Vaya que es tarde-, "empecé en voz alta, consultando a su vez mi desgaste, no podía
creer que mi mamá estaba tan fuera de moda para salir con esto. Que era una mala señal. Yo sólo podía entenderlo como su primera imperfección joe era peor de lo que me temía.
-“Y esto fue una entrevista. Dos puntos “-. joe dijo. Mi mama empezó con él.
-“Está bromeando “-le dije rápidamente. Le di un empujón discreto a joe en dirección al jeep.
-“joe tiene cosas que hacer y lugares para ir, piscina para jugar”-, me puso la mano a la boca
-“jugar? “-Mi madre me dijo sonando confusa
-"____ se refiere al Arcade de Bo”-. Explicó joe, -“pero no es ahí donde me dirijo. Tengo unas cuantas diligencias por hacer “-
-"Nunca he estado en Bo."-, dijo.
-"no es tan excitante”-, dije -“no se te ha perdido nada. "
-“espera”-, dijo mamá, sonando mucho a una bandera roja que acababa de surgir en su memoria,
-“¿Es a la costa? cerca del puerto Delfic? “
-“No hubo un corte de nota en Bo. Hace varios años? “
-"Es domador de ellos lo que solía ser"- joe dijo, reduciendo sus ojos de él. Que había golpeado a mi JOE... yo ya tenía ordenada todos los antecedentes violentos de Bo.
-"¿Te gustaría venir por un helado?"- mamá le dijo sonando nerviosa, atrapada entre ser cortés o cortar el impulso de meterme dentro y cerrar la puerta
-“solo tenemos de vainilla”- añadiendo el acido de la ventaja
-"Es de hace unas pocas semanas” -joe sacudió la cabeza.
- "me tengo que ir tal vez la próxima vez, fue agradable conocerla, Blythe” Me tomé la ruptura en la conversación como una indirecta y tire de mi mamá hacia la puerta aliviada de que no haya sido peor de los pensé. De repente mamá se volvió
-"¿Qué llevaste a hacer a ____ esta noche?" -le preguntó a Joe. Joe me miró y levantó sus ojos marrones muy ligeramente
- "Tomamos la cena en Topsham “- Le respondí rápidamente –“sándwiches y refrescos puramente inofensivos a las ocho” El problema era que mis sentimientos por JOE no eran inofensivos .
--------------------
jajaja comentenn mañana subo maratonn si comentann!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
karla anchondo
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 176
Edad : 22
Localización : felizmente casada con joseph!! :)
Fecha de inscripción : 13/08/2010

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 9th 2011, 00:42

ppfff encerio tieeness qee seguirlaa estaa geniall


awww joee:D
Volver arriba Ir abajo
liz_anasstazia
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1055
Edad : 22
Localización : Chile // en sueños vivo en LA xD
Fecha de inscripción : 11/09/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 9th 2011, 06:09

si muchos comentarios
solo sube capiii Smile
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 9th 2011, 18:57

siguela Wink
Volver arriba Ir abajo
liz_anasstazia
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1055
Edad : 22
Localización : Chile // en sueños vivo en LA xD
Fecha de inscripción : 11/09/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 9th 2011, 20:02

pliiiiiiiiiiis *.............................*
prometiste maraton :O
oie porque ya no respondes nuestras preguntas?
Volver arriba Ir abajo
liz_anasstazia
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1055
Edad : 22
Localización : Chile // en sueños vivo en LA xD
Fecha de inscripción : 11/09/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 9th 2011, 21:17

oooooooooh pase de pag Smile
Volver arriba Ir abajo
vanesa
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 225
Edad : 21
Localización : middle of nowere
Fecha de inscripción : 26/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 11th 2011, 10:04

holaaaaaa chicas aca les dejo maratonn largooo liz aceme las preguntas qe quieras Very Happy
-----------
Capítulo 19 maraton 1/5

Deje la bola de nieve en su caja y lo metí dentro de mi armario detrás de una pila de suéteres de rombos que había cazado furtivamente de mi papá. Cuando abrí el regalo delante de joe, Delphic se había visto brillante y hermoso, la luz arco iris removiendo los cables. Pero sola en mi habitación, el parque de atracciones parecía encantado. Un campo ideal para espíritus incorpóreos. Y no estaba del todo segura de que no tuviera una cámara oculta en su interior. Después de cambiarme a una pijama de camisola elástica y pantalones florales, llamé a Vee.
-"¿Y bien?"-, Dijo. -"¿Cómo fue? Obviamente, no te mato, así quees un buen comienzo ".
-"Hemos jugado al pool".
-"Odias el pool".
-"Me dio algunas indicaciones. Ahora que sé lo que estoy haciendo, no es tan malo ".
-"Apuesto a que podría darte indicaciones en algunas otras áreas de tu vida".
-"Hmmm" - Normalmente, su comentario podría haberme incitado al menos a un rubor de mi parte, apuesto a que mi estado de ánimo era demasiado grave. Yo estaba trabajando duro, pensando.
-"Sé que he dicho esto antes, pero joe no me inspira un profundo sentido de la comodidad en mí"-, Vee dijo- "Todavía tengo pesadillas, el se arranca su máscara, y adivina quien estaba escondido debajo de ella? joe, personalmente, yo pienso que deberías tratarlo como a un arma cargada. Algo en él no es normal".
Esto era exactamente de lo que yo quería hablar.
-"¿Qué podría causarle a alguien tener una cicatriz en forma de V en su espalda?"-, Le pregunté. Hubo un momento de silencio.
-"Freak*(loco o raro XD)"-, Vee se atragantó. -"Tu lo viste desnudo? ¿Dónde sucedió? Su jeep? Su casa? Tu dormitorio?"
-"Yo no lo vi desnudo! Fue una especie de accidente".
-“Sí, he oído antes esa excusa "-, dijo Vee. -"El tiene una mala cicatriz enorme en forma de V al revés sobre su espalda. ¿No es un poco extraño?"
-"Por supuesto que es raro. Pero es joe de quien estamos hablando. Él tiene unos tornillos sueltos. Voy a tomar una conjetura salvaje y adivinar...pelea de pandillas? Cicatrices de la prisión? Marcas de patinar de pega-y-corre? "
La mitad de mi cerebro mantenía un registro de mi conversación con Vee, pero el otro, la mitad más subconsciente se había extraviado. Mi memoria volvió a la noche que joe me reto a montar en el Arcángel. Yo recapture las pinturas espeluznantes y extrañas al
lado de los coches. Recordé a las bestias con cuernos que rasgaban las alas. Me acordé de la negra V inversa donde las alas del ángel solían estar. Casi se me cae el teléfono.
- "L-lo siento, ¿qué?" - Le pregunté Vee cuando me di cuenta que había llevado lejos la conversación y estaba esperando mi respuesta.
- "¿Qué- Ocurrió- Después?", Repitió, enunciando cada palabra. - "Tierra a Nora. Necesito más detalles. Me estoy muriendo aquí".
-"Se puso en una pelea y su camisa se desgarro. Fin de la historia. No hay un que-sucedió-después". Vee contuvo el aliento.
-"Esto es de lo que estoy hablando. Los dos salen juntos... y se mete en una pelea? ¿Cuál es su problema? Es como que es más animal que humano".
En mi mente me cambiaba de ida y vuelta entre la pintura de las cicatrices del ángel y las cicatrices de joe. Tanto las cicatrices habían sanado al color del regaliz negro, corrían desde los hombros hasta los riñones, y las dos curvadas hacia fuera como si viajaran a lo largo de la espalda. Me decía a mi misma que un montón de cosas pueden causar cicatrices como las de joe. Pandillas, la lucha, las cicatrices de prisión, marcas de arrastre – justo como Vee dijo. Lamentablemente, todas las excusas se sentían como mentiras. Al igual que la verdad me estaba mirando a la cara, pero no estaba lo suficientemente valiente para mirar hacia atrás.
- "¿Era él un ángel?"- Vee preguntó.
Me rompí a mí misma.
- "¿Qué?"
-"¿Era un ángel, o estuvo a la altura de su imagen de chico malo? Porque, honestamente. No voy a comprarme todo esta versión de la historia de que-no-trato-cualquier-cosa".
- "Vee? Me tengo que ir".. Mi voz estaba llena de telarañas.
-"Veo cómo es. Vas a colgar antes de que consiga los grandes detalles del asunto".
-"No pasó nada en la cita, y no pasó nada después. Mi mamá nos encontró en el estacionamiento ".
-"Cállate"
-"No creo que a ella le guste joe"
-"¡No me digas" -Vee dijo.- "¿Quién lo habría adivinado?"
-"Te llamo mañana, ¿de acuerdo?"
-"Dulces sueños, nena".
Gran posibilidad, pensé. Después de colgar el teléfono con Vee, caminé por el pasillo a la oficina improvisada de mi mamá en casa y encendí nuestra antigua IBM. La habitación era pequeña, con techo a dos aguas, más un galerón que una habitación. Una ventana mugrienta con cortinas de color naranja descoloridas de la década de 1970 miraba hacia el patio lateral. Yo podía estar parada en toda mi altura en alrededor de 30 por ciento de la habitación. En el otro 70 por ciento, la parte superior de mi cabello cepillaba las vigas expuestas del techo. Una
sola bombilla colgaba allí. Diez minutos más tarde, el equipo consiguió una conexión de acceso telefónico a Internet, y yo escribí
"cicatrices de ala de ángel" en la barra de búsqueda de Google. Yo rondaba con el dedo por encima de la tecla enter, con miedo de que si llegara a hacerlo, tendría que admitir que actualmente estaba considerando la posibilidad de que joe era en realidad-bueno, no.... Humano. Yo presione enter e hice click con el mouse en el primer enlace antes de poder decirme a mi misma alejarme de él. FALLEN ANGELS: LA TERRIBLE VERDAD
“En la creación del Jardín del Edén, ángeles celestiales fueron enviados a la Tierra para vigilar a Adán y Eva. Pronto, sin embargo, algunos ángeles pusieron sus ojos en el mundo más allá de los muros del jardín. Se veían a sí mismos como futuros gobernantes sobre la población de la Tierra, locos de amor por el poder, el dinero, e incluso las mujeres humanas. Juntos tentaron y convencieron a Eva de comer el fruto prohibido, abriendo las puertas protegidas del Edén. Como castigo por este grave pecado y por desertar de sus funciones, Dios despojo de sus alas a los ángeles y los desterró a la tierra para siempre. Yo ojeaba por unos pocos párrafos, mi corazón latía de forma errática. Los ángeles caídos son los mismos espíritus del mal (o demonios) descritos en la Biblia que toman posesión de los cuerpos humanos. Los ángeles caídos recorren la Tierra en busca de cuerpos humanos para hostigar y controlar. Ellos tientan a los seres humanos para hacer el mal por la comunicación de pensamientos e imágenes directamente en sus mentes. Si un ángel caído tiene éxito en la transformación de un ser humano hacia el mal, puede entrar en el cuerpo del ser humano e influenciar en su personalidad y acciones. Sin embargo, la posesión de un cuerpo humano por un ángel caído sólo puede tener lugar durante el mes hebreo de Jeshvan, Jeshvan se conoce como el "mes amargo", es el único mes sin ningún tipo de fiesta judía o ayuno, haciéndolo el mes no-santo. Entre la luna nueva y llena durante Jeshvan, ángeles caídos invaden los cuerpos humanos en masa.

Mi mirada se quedó en el monitor del ordenador unos minutos después de terminar de leer. Yo no tenía pensamientos. Ninguno. Sólo una complejidad de emociones enredadas dentro de mí. Frío, pánico, estupor y aprensión entre ellos. Un estremecimiento involuntario me despertó a mis sentidos. Me acordé de las pocas veces que joe había violado ciertos métodos normales de comunicación y susurro directamente a mi mente, al igual que como el artículo afirmaba los ángeles caídos
podían. Al comparar esta información con las cicatrices joe, era posible.... joe
podría ser un ángel caído? ¿Quería poseer mi cuerpo?.Hojeé rápidamente por el resto del artículo, desacelerando cuando leí algo aún más extraño.
Los ángeles caídos que tienen una relación sexual con un ser humano producen descendencia sobrehumana llamados Nephillim. La raza Nephillim es una raza mal y poco natural y significa que nunca debieron de habitar la Tierra. Aunque muchos creen que la Gran Inundación en el momento de Noch estaba destinada a limpiar la tierra de los Nephillim, no tenemos manera de saber si esta raza híbrida se extinguió y si o no los ángeles desde entonces. Parece lógico que ellos lo sigan haciendo, lo que significa que la raza Nephillim este probablemente en la Tierra hoy en día”. Me aparte de la mesa. Yo acumule todo lo que había leído en una carpeta mental y la archive lejos. Y estampe ESPANTOSO en el exterior de la carpeta. No quería pensar en ello ahora. Pensé que más tarde. Quizás. Mi teléfono celular sonó en mi bolsillo y salte.
-"Hemos decidido que los aguacates son de color verde o amarillo?"- Vee preguntó."
-Ya he llenado todos mis espacios de fruta verde de hoy, pero si me dices que los aguacates son de color amarillo, estoy en el negocio"-.
-"¿Tu crees en superhéroes?"
-"Después de ver a Tobey Maguire en Spider-Man, sí. Y luego está Christian Bale. Mayor, pero un mozo caliente. Yo le dejaría me salvara de espadas de ninjas ".
-"Lo digo en serio"
-"Yo también lo digo" -"¿Cuándo fue la última vez que fuiste a la iglesia?", Le pregunté. Escuche reventar una burbuja de goma de mascar.
- "Domingo".
-"¿Crees tu que la Biblia es correcta? Quiero decir, ¿crees que es real?"
-"Creo que el pastor Calvin está caliente. En cierto modo a sus cuarenta. Que resume muy bien mis convicciones religiosas "
Después de colgar, me fui a mi habitación y bajo las sábanas. Me puse una manta adicional para protegerme del frío de repente. Si la habitación estaba fría, o la sensación de hielo se originó dentro de mí, yo no estaba segura. Palabras embrujadas como "ángel caído", "posesión humana" y "Nephillim" danzaron fuera de mis sueños.
---------
emmm
Volver arriba Ir abajo
vanesa
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 225
Edad : 21
Localización : middle of nowere
Fecha de inscripción : 26/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 11th 2011, 10:27

Capítulo 20

Me pasé toda la noche dando vueltas en la cama. El viento venía a ráfagas desde el campo abierto y circulaba por la granja, rociando escombros contra las ventanas. Me desperté varias veces, escuchando como las tejas eran arracadas del techo y caían por el borde. Cada pequeño ruido que hacían las vidrieras de las ventanas junto con el ruido que yo hacía al moverme en la cama, me hacían despertar de un salto. Me rendí como a las seis y me arrastré fuera de la cama, forzándome a caminar por el pasillo para tomar una ducha caliente. Luego limpié mi cuarto y mi closet se veía vacío luego de llenar un cesto de ropa sucia para lavarla. Estaba subiendo las escaleras con una tanda de ropa limpia cuando alguien tocó a la puerta, la abrí y me encontré con Elliot parado en el umbral. Llevaba puesto unos jeans, una camisa de cuadros con las mangas enrolladas hasta los codos y una gorra de los Red Sox. Así de primeras se veía como un americano normal, pero yo sabía más que eso y una sacudida de adrenalina nerviosa lo confirmó.
-“____ Grey”- Dijo Elliot con una voz condescendiente. Él se inclinó sonriendo y logré captar el agrio olor del alcohol en su aliento.
-“Últimamente me has estado causando demasiados problemas.”-
-“¿Qué estas haciendo aquí?”- Él observó al interior de la casa tras de mi. -
“¿Qué parece que estoy haciendo? Quiero hablar. ¿Puedo entrar?”-
-“Mi mamá está durmiendo. No quiero despertarla.”-
-“Nunca he conocido a tu mamá.”- Algo en la manera en que lo dijo, hizo que se erizaran los bellos de mi nuca.
-“Lo siento, ¿Necesitas algo?”- Su sonrisa era mitad descuidada y mitad desdeñosa.
-“No te agrado ¿Verdad, ____ Grey?”- Me crucé de brazos a manera de respuesta.
Él se echó para atrás con una mano presionada sobre su corazón.
-“Auch. Estoy aquí, ____nque me desprecies. Es mi último esfuerzo para convencerte de que soy un chico normal y que puedes confiar en mi. No me dejes.”-
-“Escucha, Elliot, hay par de cosas que necesito hacer…”- Él metió su puño en la casa y con sus nudillos golpeó la pared lo suficientemente fuerte como para descascarar la pintura.
-“¡No he terminado!”- Él arrastraba las palabras con su voz acalorada y de repente inclinó la cabeza hacia atrás y rió calladamente. Él se puso en cuclillas, puso su mano sangrante entre sus rodillas y gruñó.
-“Apuesto diez dólares a que después me voy a arrepentir de esto.”- La presencia de Elliot hacía que mi piel se arrastrara. Recordé varios días atrás, cuando de verdad pensaba que él era guapo y encantador. Me pregunto como pude ser tan idiota. Estaba pensando en cerrar la puerta y asegurarla, cuando Elliot se quitó sus gafas y reveló sus ojos inyectados en sangre. Él aclaró su garganta y su voz salió clara.
-“Vine para decirte que Jules está bajo mucho estrés en la escuela. Exámenes, gobierno estudiantil, aplicaciones para becas académicas, bla, bla, bla. Él no está actuando como él es. Tiene que apartarse de todo eso por un par de días. Nosotros cuatro, Jules, yo, tú, Vee, deberíamos irnos a acampar durante las vacaciones de primavera. Irnos mañana a Powder Horn y regresar el martes en la tarde. Eso le dará a Jules tiempo para relajarse.”
- Cada palabra que salió de su boca sonó inquietante y cuidadosamente practicada.
-“Lo siento, pero ya tengo planes.”-
-“Déjame hacerte cambiar de opinión. Planearé todo el viaje. Yo pondré las tiendas y la comida. Te mostraré el gran chico que soy. La pasarás muy bien conmigo.”-
-“Creo que deberías irte.”- Elliot apoyó su mano contra el marco de la puerta y se inclinó hacia mí.
-“Contestación incorrecta”- Por un breve instante, el vidrioso estupor en sus ojos desapareció y algo retorcido y siniestro lo eclipsó. Involuntariamente me moví para atrás. Estaba casi segura de que Elliot tenía planes asesinos. Estaba casi segura de que la muerte de Kjirsten fue obra de él.
-“Vete o voy a llamar a un taxi”- Dije. Elliot abrió la puerta mosquitera con tanta fuerza que rebotó contra la casa. Él agarró el
frente de mi bata de baño y me jaló hacia afuera. Luego me empujó hacia atrás contra la pared del exterior y me inmovilizó allí con su cuerpo.
-“Vas a ir a acampar quieras o no.”-
-“¡Apártate de mi!”- Dije mientras me retorcía, intentándome apartar.
-“¿O qué? ¿Qué vas a hacer?”- Él ahora me tenía atrapada por los hombros y otra vez me golpeó contra la pared, haciendo que mis dientes rechinaran.
-“Llamaré a la policía.”- No tenía idea de cómo lo había dicho tan valientemente. Mi respiración era rápida y leve, mis manos sudaban.
-“¿Vas a llamarles a gritos? Ellos no pueden escucharte. De la única manera que te voy a soltar es si me juras que irás a acampar.”-
-“¿____Elliot y yo miramos hacia la puerta, de dónde venía la voz de mi mamá. Elliot mantuvo sus manos sobre mí por un momento más, y luego hizo un ruido de disgusto y me apartó de un empujón. Cuando ya iba por la mitad de las escaleras del balcón, él miró sobre su hombro.
-“Esto no se ha terminado.”- Me apresuré a entrar y cerré la puerta con llave. Mis ojos comenzaron a arder. Me recosté contra la puerta y lentamente fui bajando hasta sentarme en la alfombra de la entrada, mientras luchaba para no llorar. Mi mamá apareció en el tope de las escaleras, amarrando el cinturón su bata.
-“ ¿Qué pasa? ¿Quién estaba en la puerta?”- Rápidamente pestañeé para secar mis ojos. -“Un chico de la escuela.”- No pude ocultar el temblor en mi voz.
-“Él… Él…”- Ya tenía suficientes problemas por causa de la cita con joe sabía que esta noche mi mamá estaba planeando ir a una boda y recepción de la hija de un amigo del trabajo, pero de ninguna manera iba a ir si le decía que Elliot me había tratado rudamente y eso era lo menos que quería porque necesitaba conducir hasta Portland e investigar a Elliot. Incluso una pequeña evidencia incriminatoria contra Elliot sería suficiente para atraparlo tras las barras y no me sentiría segura hasta que eso pasara. Sentía cierta violencia creciendo dentro de él y no quería ver que pasaría si salía fuera de control.
-“Él quería mis apuntes sobre Hamlet”- Dije de plano. -“La semana pasada él copió mi examen y aparentemente está intentado hacer de eso un hábito.”-
-“Ay, cariño.”- Ella bajó hasta ponerse a mi lado y acarició mi cabello mojado, el cuál se había puesto helado desde que me duché.
-“Puedo entender por qué estas molesta. Puedo llamar a
sus padres, si eso quieres.”- Dije que no con la cabeza.
-“Entonces voy a preparar el desayuno”- Dijo mamá. -“Ve y termina de vestirte. Tendré todo listo cuando bajes.”- Estaba parada frente a mi closet cuando mi teléfono celular sonó.
-“¿Te enteraste? ¡Los cuatro nos iremos de cam-pa-men-to durante las vacaciones de primavera!”- Dijo Vee, sonando extrañamente alegre. -“Vee”- Dije con voz temblorosa
-“Elliot está planeando algo. Algo aterrador. La única razón por la cuál quiere ir de campamento es para tenernos a solas. No vamos a ir.”-
-“¿Qué quieres decir con que no vamos a ir? Estas bromeando ¿verdad? O sea, finalmente podemos hacer algo divertido en las vacaciones ¿y estas diciendo que no? Sabes que mi mamá jamás me dejará ir sola. Haré cualquier cosa. En serio. Haré tu tarea por una semana. Vamos, ___. Una simple palabra. Dila. Comienza con la letra S…”- La mano que sostenía mi celular tembló y la sostuve con mi otra mano para tranquilizarla.
-“Elliot se apareció borracho en casa hace quince minutos. Él… él me amenazó físicamente.”- Ella se mantuvo callada por un momento.
-“¿A qué te refieres con ‘amenazar físicamente’?”-
-“Me jaló hasta afuera y me empujó contra la casa.”-
-“Pero él estaba borracho ¿verdad?”-
-“¿Eso importa?” -
-“Bueno él ha tenido muchos problemas. O sea, fue erróneamente acusado de haber estado involucrado en el suicidio de una chica y fue forzado a cambiar de escuela. Si él te lastima, y dicho sea de paso, no estoy justificando lo que hizo, tal ves él necesite… consejo ¿sabes?”-
-“¿Si me lastima?”-
-“Él estaba borracho. Quizá… quizá ni sabía lo que estaba haciendo. Mañana se sentirá horrible.”- Abrí la boca y la cerré. No podía creer que Vee estaba de lado de Elliot.
-“Me tengo que ir”-
Dije cortante.
-“Te hablo más tarde.”-
-“¿Puedo ser completamente honesta contigo, nena? Sé que estas preocupada por este chico de la máscara. No me odies, pero creo que la única razón por la cual te estas esforzando para culpar a Elliot es porque no quieres que sea joe. Estás racionalizando todo y me estas preocupando.”- Me había quedado sin palabras.
-“¿Racionalizando? joe no fue el que vino a mi casa esta mañana y me arrojó contra mi casa.”-
-“¿Sabes qué? No debí haber traído el tema. Nada más dejémoslo así. ¿Esta bien?”-
-“Sí”- Dije con frialdad.
-“Y… ¿Qué vas a hacer hoy?”- Yo asomé la cabeza por la puerta para escuchar a mi mamá. Desde la cocina llegó el sonido de un batidor rasgando contra los bordes de un envase. Parte de mi no le veía sentido en compartir algo más con Vee, pero otra parte de mi se sentía resentida y confrontacional. ¿Ella quería saber mis planes? Bien por mí. No era mi problema si a ella no le gustaban.
-“Voy a conducir hasta Portland tan pronto mi mamá se vaya a la boda en Old Orchand Beach.”- La boda comenzaba a las 4 p.m. y con la recepción que le seguía, lo más temprano que mi mamá llegaría sería como a las 9 p.m. Lo cual me daba tiempo suficiente para pasar la tarde en Portland y llegar a casa antes que ella. -“En realidad, estaba pensando si quizá me pudieras prestar el Neon. No quiero que mamá vea las millas que le pongo a mi carro.”-
-“Ay hombre. Vas a ir a espiar a Elliot ¿verdad? Vas a husmear en Kinghorn.”-
-“Voy a hacer unas compras y cenar”- Dije, moviendo los ganchos en el tubo del closet. Saqué una camiseta tejida y de mangas largas, unos jeans y un gorro con líneas rosas y blancas que guardaba para los fines de semana y los días en que mi pelo no tenía remedio.
-“¿Y el cenar incluye parar en cierto restaurante localizado a unas cuantas calles de Kinghorn Prep? ¿Una cena en dónde Kjirsten, cuál es su apellido, solía trabajar?”-
-“Eso no sería una mala idea”- Dije. -“Tal ves lo haga.”-
-“¿Y vas a comer de verdad, o solo vas a interrogar a los empleados?”-
-“Quizá haga algunas preguntas. ¿Me vas a prestar el Neon o no?”-
-“Claro que sí”- Dijo ella.
-“¿Para qué son las mejores amigas? Incluso iré contigo a esta pequeña hazaña de la perdición. Pero primero tienes que prometerme que irás a acampar.”- -“Olvídalo. Tomaré el autobús.”- -“¡Más tarde hablaremos sobre las vacaciones de primavera!”- Gritó Vee por el teléfono antes de que yo pudiera desconectar. He ido a Portland en varias ocasiones, pero no conocía muy bien la ciudad. Me bajé del autobús armada con mi celular, un mapa y mi compás interno. Los edificios estaban hechos de ladrillos rojos y eran altos y delgados, bloqueando el sol de la tarde, el cual brillaba tras una gruesa capa de nubes de tormenta y ponía las calles bajo un dosel de sombra. Todas las fachadas de las tiendas tenían galerías y pintorescos letreros extendidos sobre las puertas. Las calles estaban alumbradas por lámparas negras y triangulares que recordaban a los sombreros de las brujas. Después de pasar varias manzanas, las calles congestionadas se abrieron a un área boscosa y vi el letrero de Kinghorn Prep. Una catedral, un campanario y la torre de un reloj se asomaban sobre el tope de los árboles. Yo me quedé en la acera y rodeé la esquina de la Calle 23. El puerto estaba a unas cuantas manzanas y levemente lograba escuchar a los botes pasar detrás de las tiendas mientras atracaban. A mitad de camino en la Calle 23, vi el letrero del restaurante Blind Joe's. Saqué las preguntas para el interrogatorio y las leí por última vez. El plan era no lucir como si estuviera llevando a cabo un interrogatorio oficial. Esperaba que si traía a los empleados casualmente el tema de Kjirsten, podría sacarles algo que de alguna manera se le hubiera escapado a los reporteros que estuvieron antes que yo. Esperando que las preguntas estuvieran bien guardadas en mi memoria, tiré la lista en el bote de basura más cercano. La campana de la puerta sonó cuando entré. Las baldosas del suelo eran blancas y amarillas y las mesas estaban forradas de azul marino. De las paredes colgaban fotos del puerto. Me senté en una mesa cerda de la puerta y me quité mi abrigo. Una mesera con un manchado delantal blanco apareció a mi lado.
-“Mi nombre es Whitney”- Me dijo con una agria voz.
-“Bienvenida a Blind Joe’s. El especial de hoy es sándwich de tuna. La sopa del día es de langosta.”- Su bolígrafo estaba posicionado para tomar mi orden.
-“¿Blind bob’s?”- Fruncí el ceño y puse un dedo en mi mentón.
-“¿Por qué ese nombre me suena tan familiar?”-
-“¿No lees el periódico? El mes pasado estuvimos en las noticias por una semana. Quince minutos y todo eso.”-
-“¡Ah!”- Dije con súbita claridad.
-“Ahora recuerdo. Hubo un asesinato ¿verdad? ¿No trabajaba aquí la chica?”-
-“Esa debe ser Kjirsten Halverson.”- Ella chasqueó su bolígrafo con impaciencia. -“¿Quieres que te traiga la sopa para empezar?”
- Yo no quería sopa de langosta. En realidad, ni siquiera tenía hambre.
-“Eso debió haber sido difícil. ¿Ustedes eran amigas?”-
-“Claro que no. ¿Vas a ordenar o qué? Te diré un secreto. Si no trabajo, no me pagan. Si no me pagan, no pago la renta.”- De repente deseé que el mesero que estaba al otro lado hubiese sido el que tomara mi orden. Él era bajo, calvo hasta las orejas y su cuerpo se parecía a los palillos de dientes que estaban en la caja al final de la mesa. Sus ojos nunca miraban más arriba de tres pies sobre el suelo. Por más patética que me hubiese sentido, una sola sonrisa amigable de mi parte probablemente hubiera sido suficiente para tenerlo escupiendo toda la historia de la vida de Kjirsten.
-“Lo siento”- Le dije a Whitney. -“Es que no puedo dejar de pensar sobre el asesinato. Por supuesto, probablemente sea noticia ya vieja para ti. Probablemente ya habrás tenido reporteros aquí haciéndote preguntas.”- Ella me dio una mirada significativa.
-“¿Necesitas más tiempo para mirar el menú?”-
-“Personalmente, encuentro irritantes a los reporteros.”- Ella se inclinó, poniendo una mano sobre la mesa.
-“Yo encuentro irritantes a los clientes que se toman demasiado tiempo.”- Dejé escapar un silencioso suspiro y abrí el menú.
-“¿Qué me recomiendas?”- -“Todo es bueno. Pregúntale a mi novio.”- Ella dio una tensa sonrisa.
-“Él es el cocinero.”-
-“Hablando de novios… ¿Kjirsten tenía uno?”- Buen cambio de tema, me dije. -“Dilo”- Demandó Whitney.
-“¿Eres policía? ¿Abogada? ¿Reportera?”-
-“Solo una ciudadana preocupada”- Sonó más como una pregunta.
---------------

maraton 3/5

-“Si claro. Te diré algo. Ordena una batida, papas fritas, una hamburguesa Angus, un plato de sopa; dame veinticinco porciento de propina y te diré lo que le he dicho a todos los demás.”- Medí mis opciones: mi mesada o contestaciones.
-“Trato hecho.”-
-“Kjirsten se juntó con ese chico, Elliot Saunders. El que sale en los periódicos. Él estaba aquí todo el tiempo y la acompañaba hasta su apartamento al finalizar su turno.”-
-“¿Alguna vez hablaste con Elliot?”-
-“Yo no.”-
-“¿Crees que Kjirsten se suicidó?”-
-“¿Cómo podría saber eso?”-
-“Leí en el periódico que encontraron una nota suicida en el apartamento de Kjirsten, pero también hubo evidencia de que alguien entró.”-
-“¿Y?”-
-“¿No encuentras eso un poco… extraño?”-
-“Si me estas preguntando si creo que Elliot pudo haber puesto la nota en el apartamento de ella, pues claro que lo creo. Los chicos ricos como ese pueden hacer lo que sea. Probablemente contrató a alguien para que pusiera la nota. Así es como funciona cuando tienes dinero.”-
-“Yo no creo que Elliot tenga mucho dinero.”- Siempre he tenido la impresión de que Jules es el rico. Vee nunca ha dejado de babear por la casa de él.
-“Creo que él iba a Kinghorn Prep por una beca estudiantil.”-
-“¿Beca estudiantil?”- Ella repitió con un resoplido. -“¿Qué le has estado echando a tu agua? Si Elliot no tenía dinero, ¿Cómo fue que le compró el apartamento a Kjirsten? Dime.”- Me esforcé por mantener oculta mi sorpresa.
-“¿Él le compró a ella un apartamento?” -
-“Kjirsten nunca dejaba de repetirlo. Casi me vuelve loca.”-
-“¿Por qué le compraría un apartamento?”-
Whitney me miró con sus manos apoyadas en sus caderas.
-“Dime que de verdad no eres tan tonta.”
- Ah. Privacidad. Intimidad. Entendido.
-“¿Sabes por qué fue que Elliot se transfirió fuera de Kinghorn?”- Dije -“No sabía que lo hizo.”- Hice malabarismos con sus respuestas y las preguntas que todavía quería hacer e intentaba recordar.
-“¿Alguna vez se encontró aquí con amigos? ¿Alguien más además de Kjirsten?”- -“¿Cómo se supone que recuerde eso?”- Ella entornó sus ojos con pesadez. -“¿Parezco que tengo memoria fotográfica?”
- “¿Qué tal un chico alto? Bien alto. Pelo largo y rubio, bien parecido, ropa a la medida.” Con sus dientes frontales, ella se arrancó una uña y la tiró dentro del bolsillo de su delantal.
-“Sí, recuerdo a ese chico. Difícil no hacerlo. Todo malhumorado y callado. Él vino aquí una o dos veces. No hace mucho de eso. Quizá para el tiempo en que Kjirsten murió. Lo recuerdo porque estábamos sirviendo hamburguesas de marmota por el día de la marmota y no pude hacer que él ordenara una. Solo me miró como si fuera a atravesar la mesa y degollar mi garganta si yo seguía leyendo el especial del día. Pero creo que recuerdo algo. No es que sea metiche, pero sí tengo oídos. A veces no puedo evitar escuchar cosas. La última vez que el chico alto y Elliot vinieron, ellos estaban encorvados sobre la mesa hablando sobre un examen.”-
-“¿Un examen de la escuela?”-
-“¿Cómo podría saber? Como sonaban, al parecer el chico alto no pasó un examen y Elliot no estaba muy feliz por eso. Él arrastró su silla hacia atrás y salió a toda prisa. Ni siquiera se comió su hamburguesa.”-
-“¿Mencionaron a Kjirsten?”-
-“El chico alto llegó primero y preguntó si Kjirsten estaba trabajando. Le dije que no, que ella no estaba y el llamó por su celular. Diez minutos después, Elliot entró. Kjirsten siempre se ocupaba de la mesa de Elliot, pero como dije, ella no estaba trabajando, así que lo hice yo. Si hablaron sobre Kjirsten, no lo escuché. Pero me pareció como si el chico alto no quisiera a Kjirsten alrededor.”-
-“¿Recuerdas algo más?”-
-“Depende. ¿Vas a ordenar postre?”-
-“Supongo que un pedazo de tarta.”-
-“¿Tarta? ¿Te doy cinco minutos de mi valioso tiempo y todo lo que ordenas es una tarta? ¿Parezco que no tengo otra cosa mejor que hacer que no sea charlar contigo?”- Yo observé al restaurante. Estaba muerto. Además del hombre que estaba reclinado sobre un periódico, yo era el único cliente.
-“Esta bien…”- Revisé el menú.
-“Vas a querer una limonada de frambuesa para bajar esa tarta.”- Ella lo escribió en su bloc.
-“Y café después de cenar.”
- Más escritura.
-“Espero que me des un veinticinco por ciento adicional con eso.”- Ella me lanzó una petulante sonrisa, luego guardo su bloc en el delantal y regresó a la cocina.
Volver arriba Ir abajo
vanesa
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 225
Edad : 21
Localización : middle of nowere
Fecha de inscripción : 26/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 11th 2011, 10:41

Capítulo 21

Afuera el tiempo había cambiado a frío y lluvioso. Las farolas ardían en un extraño color amarillento que hacía poco contra la niebla espesa que se apoderaba de las calles... Me apresuré a salir de Blind , agradecida por haber mirado el pronóstico del tiempo antes y haber traído mi paraguas. Mientras pasaba por las ventanas, veía grupos de personas reuniéndose en los bares.
Estaba a pocas cuadras de la parada de autobús cuando esa sensación helada ahora tan familiar besó la parte de atrás de mi cuello. La había sentido la noche que estaba segura de que alguien espiaba en la ventana de mi dormitorio, en Dephic, y de nuevo justo antes de Vee saliera de Victoria Secret llevando mi chaqueta. Me agaché, fingiendo atarme los cordones, y lancé una mirada furtiva alrededor, las aceras de ambos lados de la calle estaban vacías. La luz del cruce de peatones había cambiado, y me bajó de la acera. Moviéndome más rápido, metí mi bolso bajo el brazo y esperé que el autobús llegase a tiempo. Me abrí paso por un callejón detrás de un bar, deslizándome a través de un corrillo de fumadores, y salí a la calle de al lado, corriendo unos metros, me metí por otro callejón y rodeé la cuadra. Cada pocos segundos miraba detrás de mí. Escuche el estruendo del autobús, y un momento después, volteo en la esquina, materializándose entre la niebla. Redujo la velocidad contra la acera y me subí a bordo, rumbo a casa. Yo era la única pasajera. Tome asiento varias filas detrás del conductor, bajando la cabeza para mantenerme fuera de su vista. Tiró de la palanca para cerrar las puertas, y el bus rugió por la calle. Yo estaba a punto de ofrecer un suspiro de alivio cuando recibí un mensaje de texto de Vee.
DÓNDE ESTAS
PORTLAND, respondí su mensaje Y ¿TU?
YO TAMBIÉN, EN UNA FIESTA CON JULES Y ELLIOT, ENCONTREMONOS
¿POR QUÉ ESTAS EN PORTLAND?
No esperé su respuesta, tenia que ser directa, hablar más rápido. Y esto era urgente.
-“¿Bien? ¿Qué dices?”- preguntó Vee. -“¿estás de ánimo para una fiesta?”-
-“¿tu mamá sabe que estás en una fiesta en Portland con dos chicos?”-
-“'Estás empezando a sonar neurótica. Bebe”-
-''no puedo creer que llegaste a Portland con Elliott”- tuve un pensamiento desanimado. -“¿sabe el que estas al teléfono conmigo?”-
-“¿Para que el pueda venir a matarte? No. Lo siento, él y Jules fueron a Kinghorn para recoger algo, y estoy pasando el rato sola. Me vendría bien un poco de compañía.”-
-“hey”- gritó Vee en el fondo.
-“para ¡de acuerdo! P-a-r-a, No estoy exactamente en el mejor sector, el tiempo es esencial”-
-¿Dónde estás?“-
-“'Un momento, está bien. El edificio de enfrente, dice uno-siete-dos-siete. La calle es Highsmith. Estoy bastante segura”-
-“Estaré allí tan pronto como pueda, pero yo no me quedo, me voy a casa, y te vienes conmigo. ¡Pare el autobús!”- Le pedí al conductor, el aplico los frenos, y fui lanzada contra el asiento delantero.
-“¿Puede usted decirme qué camino me lleva a Highsmith?”- Le pregunte una vez mas estando en la parte delantera. Señaló el revestimiento de las ventanas del lado derecho del autobús Oeste de aquí.
–“¿Piensas ir a pie?”- Él me examinó de arriba abajo. – “Porque debería advertirte. Es un barrio peligroso”-
Genial.
Tuve que caminar sólo a unas pocas cuadras antes de saber el conductor del autobús había tenido razón al advertirme. El paisaje cambió drásticamente. Los almacenes fueron reemplazados por edificios pintados con grafitis de pandillas. Las ventanas eran oscuras, con barrotes de hierro. Las aceras eran desolados caminos que se extendían entre la niebla.
Un lento sonido arrastrado se dispersó entre la niebla, y una mujer empujando un carrito de bolsas de basura salió a la vista. Sus ojos eran como pasas de uva, pequeñas, brillantes y oscuras y estos hicieron todo un recorrido sobre mí, observándome de una forma casi predadora.
-“¿Qué tenemos aquí?”- Dijo a través de la abertura de los dientes que le faltaban. Di un paso atrás discretamente y apreté mi bolso en mi contra.
-“Parece un abrigo, guantes y un gorro de lana bastante bonito”- Dijo -“Siempre he querido un lindo sombrero de lana”- Pronunció la palabra linnn- do.
-“Hola”- Le dije, aclarando mi garganta y tratando de parecer amigable.
-“¿Puedes por favor decirme cuánto falta para la calle Highsmith?”
Se rió cacareando.
-“El conductor de autobús señaló en esta dirección”- Le dije con menos confianza
-“¿Le dijo que Highsmith, quedaba por este camino?”- Dijo en tono irritado. -
“Conozco el camino a Highsmith, y no es este”- Esperé, pero no dio más detalles. -“¿Crees que podrías darme la dirección?”- Pregunté.
-“Tengo la dirección”- Dijo golpeando su cabeza con un dedo que se parecía mucho a una retorcida rama de nudos
-“Mantén todo aquí, yo lo hago”-
-“¿Hacia donde está Highsmith?”- La alenté.
-“Pero no puedo decírtela gratis”- Dijo en un tono de reprimenda.
-“Te va a costar. Una niña tiene que ganarse la vida. ¿Nadie te ha dicho que en la vida nada es gratis?”-
-“Yo no tengo dinero, no mucho de todos modos. Sólo para un viaje en autobús.”-
-“Tienes un abrigo bonito y cálido”- Miré mi abrigo acolchado. Un viento frío me agitaba el pelo, y la idea de entregar mi abrigo hizo que se me pusiera la piel de gallina
-“Me lo regalaron en Navidad”-
-“Me estoy congelando el trasero aquí afuera”- Espetó ella. –“¿Quieres las direcciones o
no?”- No podía creer que yo aquí. No podía creer que estuviera dándole mi abrigo a una mujer sin hogar. Vee iba a quedar en deuda conmigo después de esto, tanto que a lo mejor nunca terminaría de pagarme.
Me quite mi abrigo y vi como ella se apresuraba a ponérselo.
Mi aliento salió como humo. Me abracé a mí misma y moví mis pies, conservando un poco de calor.
-“¿Puedes decirme la manera de llegar a Higsmith ahora?”-
-“¿Camino largo o el camino más corto?”-
-“Co-corto”- Que pregunta
-“Eso también va a costarte el camino corto tiene un precio adicional. Como dije, siempre he querido una bonita gorra de lana”- Tiré el gorro de punto de color rosa y blanco de mi cabeza
-“¿Highsmith?”- Le pregunté, tratando de mantener el tono amistoso a pesar de lo sucedido.
-“¿Ves ese callejón?” dijo ella, señalando tras de mi. Yo me giré. El callejón estaba a media cuadra. “Ve por ahí y Highsmith está al otro lado”
“¿Eso es todo? Dije incrédula “¿Tan sólo una cuadra?”
-“La buena noticia es que tienes que caminar poco. La mala noticia, no hay caminatas cortas en este clima. Claro que yo estoy cómoda y cálida ahora que tengo una chaqueta y un sombrero bonito. Dame los guantes, y te acompaño”-
Miré los guantes. Al menos mis manos estaban calientes.
-“Me las arreglaré”-
Se encogió de hombros arrastrando su carro a la esquina siguiente, donde comenzó a cargarlo con ladrillos.
El callejón estaba oscuro y lleno de cubos de basura, agua, cajas de cartón de colores, y una joroba irreconocible que pudo haber sido un calentador de agua desechado. Pero también podía tratarse de una alfombra enrollada alrededor de un cadáver. Una alta cerca de cadenas de hierro rodeaba el callejón hasta abajo. Yo difícilmente podía escalar
una cerca de dos metros en el mejor de los días, olvídate de una de cinco. Edificios de ladrillo me rodeaban desde ambos lados. Todas las ventanas estaban engrasadas y tenían barrotes. Busque en mi bolsillo para textear a Vee, con la intención de decirle que yo estaba cerca y que me esperara, cuando recordé que había dejado mi teléfono celular en el bolsillo de mi chaqueta. Muy bien, pensé.
¿Cuáles son las posibilidades de que la señora de la basura te devuelva el teléfono? Precisamente-pocas o ninguna.
Decidí que valía la pena intentarlo, y mientras me daba la vuelta, un elegante sedán negro se abrió paso rápidamente a través del callejón, con un repentino brillo rojo, las luces de los frenos se encendieron.
Por razones que no podría explicar más allá de la intuición, me escondí entre las sombras. Una puerta del coche se abrió y el se escuchó el sonido de un arma de fuego disparando. Dos disparos. La puerta del auto se cerró y el sedán negro se alejó apresuradamente. Oía mi corazón martillando en mi pecho, mezclado con el sonido de pies corriendo. Me di cuenta de un momento después de que eran mis pies, y yo estaba corriendo a la salida del callejón.
------------------------
maraton 5/5
´
El cuerpo de la dama de las bolsas estaba tirado en la acera.
Corrí y asenté mis rodillas a su lado.
-“¿Estás bien?”- Le dije frenéticamente, derribándome junto a ella. Su boca entreabierta, con los ojos de pasas huecos. Líquido oscuro fluía a través del abrigo que yo había estado usando hasta hace tres minutos.
Sentí el impulso de saltar para obligarme a alcanzar en el interior del bolsillo del abrigo. Tenia que llamar para pedir ayuda. Pero mi teléfono no estaba allí.
Había una cabina de teléfono en la esquina de la calle de al frente, corrí y marque al 911, mientras esperaba que el operador me contestara, mire hacia atrás el cuerpo de la dama de la bolsa, y fue entonces cuando sentí mi adrenalina disparándose. El cuerpo había desaparecido. Con una mano temblorosa, colgué, el sonido de pisadas acercándose, resonaba en mis
oídos, pero si estaban cerca o lejos, yo no lo sabía. Clip, clip, clip Él está aquí, pensé. El hombre de la máscara de esquí. Metí unas monedas en el teléfono y agarré el receptor con las dos manos. Traté de recordar el número de teléfono celular de joe. Apretando los ojos cerrados, visualice los siete números que había escrito en tinta roja en mi mano el primer día que nos conocimos. Antes de que pudiera dudar de mi memoria, marqué el número
“¿Que sucede?”- Dijo joe. Casi llore al sonido de su voz. Podría escuchar el crujir de las bolas de billar chocando en el fondo, y supe que él estaba en el Arcade de Bo. Podría estar aquí en quince, tal vez veinte minutos.
-“Soy yo”- No me atreví a dejar salir mi voz en un susurro.
-“¿____?”-
-“Estoy en P-Portland. En la esquina de Hempshire y Nantucket. ¿Puedes recogerme? Es urgente.”- Estaba acurrucada en el fondo de la cabina telefónica, contando silenciosamente de uno hasta cien, intentando permanecer calmada, cuando un Jeep negro estilo militar se detuvo en la acera. joe empujo la puerta de la cabina telefónica abriéndola y se agacho en la entrada. Se quito la gran capa de su camiseta negra de manga larga, dejándolo solo en una camisa negra. El ajustó la capucha de la camiseta sobre mi cabeza y un momento después tenía mis brazos pasando a través de las mangas. La camisa me empequeñeció, las mangas colgando bien abajo de las yemas de mis dedos. Mezclándose los olores de humo, agua salada, y jabón de menta. Algo sobre ello lleno los lugares vacíos dentro de mí con tranquilidad.
-“Vamos a llevarte al auto”- Dijo joe. Me levantó, y yo puse mis brazos alrededor de su cuello y enterré mi cara en el.
-“Creo que me voy a enfermar”- Dije. El mundo se balanceo, incluyendo joe.
-“Necesito
mis píldoras de hierro”-
-“Shh”- Dijo. Sosteniéndome contra él.
-“Vas a estar bien. Estoy aquí ahora.”- Gesticulé una pequeña inclinación de cabeza. -“Salgamos de aquí”- Otro gesto de asentimiento.
-“Tenemos que llegar a Vee.”- Dije. -“Ella está en una fiesta callejera.”- Mientras joe conducía el Jeep por la esquina, escuche a mis dientes titiritar haciendo eco dentro de mi cabeza. Nunca había estado tan asustada en mi vida. Ver la mujer sin hogar muerta evoco pensamientos de mi papá. Mi visión se tiño de rojo, y por más fuerte que lo intentara, no podía alejar la imagen sangrienta.
-“¿Estabas en medio de un juego de billar?”- Pregunté, recordando el sonido de las bolas de billar chocando en el fondo durante nuestra breve conversación telefónica. -“Estaba ganando un apartamento.”-
-“¿Un apartamento?”- -“Uno de esos elegantes en el lago. Hubiera odiado el lugar. Esto es Highsmith. ¿Tienes una dirección?”-
-“No puedo recordarlo”- Dije, sentándome más alto para tener una mejor visión por las ventanas. Todos los edificios parecían abandonados. No había ningún rastro de una fiesta. No había rastro de vida. Y Punto.
-“¿Tienes tu celular?”- Pregunte a Patch. El sacó un Blackberry de su bolsillo. -“La batería está baja. No sé si hará una llamada.”- Le envíe un mensaje de texto a Vee.
-¿DÓNDE ESTAS?- -CAMBIO DE PLANES.- Escribió ella. -SUPONGO QUE J Y E NO PUDIERON ENCONTRAR LO QUE ESTABAN BUSCANDO. NOS VAMOS A CASA.-
La pantalla se puso negra.
-“Muerto”- Le dije a Patch.
-“¿Tienes el cargador?”-
-“No conmigo.”- -“Vee está regresando a Coldwater. ¿Crees que podrías dejarme en su casa?”- Minutos después estábamos en la carretera costera, conduciendo directamente a lo largo de un precipicio sobre el océano. Había estado en este camino antes, y cuando el sol salía, el agua era azulada grisácea con machas oscuras de verde donde el agua reflejaba las hojas de cedro. Era de noche, y el océano estaba tranquilo, como suave veneno negro.
-“¿Vas a decirme lo que paso?”- Preguntó joe. El jurado todavía se debatía entre sí debía o no decirle a Patch algo. Podría decirle como después de que la indigente me engañó para robarse mi chaqueta, ella recibió un disparo. Podría decirle que pensaba que la bala estaba predestinada para mí. Luego podría intentar explicar como el cuerpo de la indigente había desaparecido por arte de magia en pleno aire. Recordé la mirada irracional que el Detective Basso había dirigido hacia a mi cuando le dije que alguien había irrumpido en mi dormitorio. No estaba de humor para tener un ojo encima y risotadas de nuevo. No por joe. No en este momento.
-“Me perdí, y una indigente me acorraló”- Dije. -“Ella me dijo quítate mi abrigo…”-Limpie mi nariz con la parte de atrás de mi mano y sollocé.
-“Se llevo mi gorrita, también.”-
-“¿Que estabas haciendo por aquí afuera?”- Pregunto joe.
-“Encontrarme con Vee en una fiesta.”
- Estábamos a medio camino entre Portland y Coldwater, en un tramo de la carretera exuberante y despoblada, cuando el vapor salió de repente desde el capote del Jeep. joe frenó, fácilmente dirigiendo el Jeep a la orilla de la carretera.
-“Espera”- Dijo él, girando hacia afuera. Levantando la capota del Jeep, el desapareció de la vista. Un minuto después dejo caer la capota en su lugar. Sacudió sus manos en sus
pantalones, y vino alrededor de mi ventana, gesticulando para que me bajara.
-“Malas noticias”- Dijo él. -“Es el motor.”- Trate de parecer informada e inteligente, pero tenía la sensación de que mi expresión parecía en blanco. joe arqueo una ceja y dijo.
-“Que descanse en paz.”-
-“¿No se moverá?”-
-“No a menos que lo empujemos.”- De todos los autos, él tenía que ganar el cacharro.
-“¿Donde está tu celular?”- Pregunto Patch.
-“Lo perdí.”- El sonrió abiertamente. -“Déjame adivinar. En el bolsillo de tu chaqueta. La indigente realmente sacó provecho ¿No?”- El exploró el horizonte.
-“Dos opciones. Podemos terminar el paseo, o podemos caminar a la siguiente salida y encontrar un teléfono.”- Salí, cerrando la puerta con fuerza detrás de mí. Patee el neumático delantero del Jeep. Sabía que estaba usando el enojo para enmascarar el miedo por el que había estado pasando hoy. Tan pronto como estuviera completamente sola, estallaría a llorar.
-“Creo que hay un motel en la próxima salida. Iré a lla-lla-llamar un taxi.”- Dije, mis dientes titiritando fuertemente. -“T- t- tu espera aquí con el Jeep.”- El esbozo una ligera sonrisa, pero no parecía divertido.
-“No voy a dejarte fuera de mi vista. Te ves un poco trastornada, Ángel. Iremos juntos.”- Cruzando mis brazos, me puse de frente de él. En zapatos de tenis, mis ojos llegaron al nivel de sus hombros. Me vi obligada a inclinar mi cuello hacia atrás para encontrar sus ojos.
-“No voy a ir a ninguna parte cerca de un motel contigo.”- Mejor sonar firme, así era menos probable que cambiara de opinión.
-“¿Crees que nosotros dos y un motel apartado hacen una combinación peligrosa?”-
Si, en realidad. joe se recostó contra el jeep.
-“Podemos sentarnos aquí y debatir esto.”- Miro hacia el eminente cielo.
-“Pero esta tormenta está a punto de comenzar su segunda ventisca.”- Como si la Madre Naturaleza quisiera cerrar el veredicto, el cielo se abrió y una invención espesa de lluvia y granizo cayó. Le envíe a joe mi mirada más fría, luego solté un suspiro de enfado. Como de costumbre, él tenía un punto.
--------------pss hagan las preguntass mañana subo un capii re importante comentenn Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 11th 2011, 18:30

quuede tootalmeente picadisima con los caps! LOS AME ♥ ! enseerio muuero por sabeer quue pasa!


aaarg! me fruustra quue Vee no le cree a ________ ! muuero porquue salga la veerdad a la luuz aunquue yoo no teengo mucha ideea de quue va a pasaar!

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhh SSIGUUEELAA!
Volver arriba Ir abajo
liz_anasstazia
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1055
Edad : 22
Localización : Chile // en sueños vivo en LA xD
Fecha de inscripción : 11/09/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 11th 2011, 20:04

Me imahiino
espero un beso beso de ellos dos hace mucho >_<
oie si mi pregunta era del primer capi que nunca lo eh entendido,
si con tus palabras lo podrias explicar
AME EL MARATON
quiero q pase algo entre ellos po, un besito que sea Sad si igual se gustan.
que joe muestre sus sentimientos alguna vez en su vida Smile

CAPIS MAÑANA PLISSSS Very Happy
Volver arriba Ir abajo
vanesa
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 225
Edad : 21
Localización : middle of nowere
Fecha de inscripción : 26/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 12th 2011, 10:56

  • Capítulo 22

    Veinte minutos después joe y yo terminamos en la entrada de un motel barato. No había hablado con él una sola palabra mientras trotábamos a través de la fría lluvia y ahora yo no sólo estaba empapada, sino también completamente… nerviosa. La lluvia caía en cascadas, y no nos imaginé volviendo al Jeep demasiado pronto. Lo que me dejaba a joe y a un motel en la misma ecuación por un indeterminado período de tiempo. La puerta sonó mientras entrábamos, y el recepcionista se levantó abruptamente, sacudiendo las migas de Cheetos de su regazo.
    -“¿Qué va a ser?”- Dijo, chupando sus dedos para limpiar el rastro naranja.
    -“¿Sólo ustedes dos esta noche?”-
    -“N-n-ecesitamos que nos prestes tu teléfono”- Hablé, esperando que mi solicitud le hiciese algún sentido.
    -“No podrá ser. Las líneas están muertas. Culpa a la tormenta.”-
    -“¿Qué quieres d-decir con que las l-líneas están m-muertas? ¿Tienes un celular?”- El recepcionista miró a joe.
    -“Ella quiere una habitación para no fumadores”- Dijo joe. Giré para encararlo. ¿Estás demente? Gesticulé. El recepcionista digitó unas cuantas teclas en su computador.
    -“Parece que tenemos… esperen… ¡Bingo! Una habitación con cama doble para no fumadores.”-
    -“La tomamos”- Dijo Patch. Me miró de reojo, y las comisuras de su boca se elevaron. Yo entrecerré mis ojos. Justo entonces las luces sobre nosotros parpadearon hasta apagarse, dejando el vestíbulo en la oscuridad. Nos quedamos en silencio por un momento antes de que el recepcionista buscara a tientas hasta accionar el interruptor de una linterna tamaño industrial.
    -“Solía ser un Boy Scout”- Dijo. -“De vuelta a aquellos días. Estar preparado.”-
    -“¿Entonces deberías t-t-tener un celular?”- Dije.
    -“Lo tenía. Hasta que ya no pude pagar la cuenta.”- Se encogió de hombros. -“Qué puedo decir, mi madre es una tacaña.”
    - ¿Su madre? Él debía de tener cuarenta. No es que fuera de mi incumbencia. Estaba mucho más preocupada de lo que mi madre haría cuando llegara a casa luego de la recepción y se encontrase con que me había ido.
    -“¿Cómo van a pagar?”- Preguntó el recepcionista.
    -“En efectivo”- Dijo joe. El recepcionista rió, asintiendo con su cabeza.
    -“Aquí es una forma de pago popular.”- Se acercó y habló en un tono confidencial.
    -“Tenemos a mucha gente que no desea que sus actividades extracurriculares sean rastreadas, si entienden lo que quiero decir.”- La mitad racional de mi cerebro me decía que realmente no podía estar considerando pasar la noche en un motel con joe.
    -“Esto es una locura.”- Le dije a joe en un tono bajo.
    -“Estoy loco.”- De nuevo estaba al borde de una sonrisa.
    -“Tú. ¿Cuánto por la linterna?”- Le preguntó al recepcionista. Éste manoteó bajo el escritorio.
    -“Tengo inclusive algo mejor: velas de larga duración”- Dijo, dejando dos frente a nosotros. Encendiendo un fósforo, prendió una de ellas.
    -“Van por la casa, sin cargo extra. Pongan una en el baño y la otra en el dormitorio y nunca notarán la diferencia. También les dejaré la caja de cerillas. Si no necesitan nada más, que tengan una estadía memorable.”-
    -“Gracias”- Dijo joe, tomándome del codo y encaminándome hacia el hall. En la habitación 106, joe cerró la puerta detrás de nosotros. Colocó la vela en la mesita de noche y la usó para encender la de repuesto. Levantando su gorra de béisbol, sacudió su cabello como un perro mojado.
    -“Necesitas una ducha caliente”- Dijo. Retrocediendo unos pasos asomó su cabeza en el baño.
    -“Parecen ser una barra de jabón y dos toallas.”-
    Alcé mi barbilla un poco.
    -“No me puedes f-forzar a quedarme aquí.”- Sólo había accedido a llegar tan lejos porque, una, no quería quedarme afuera en el aguacero, y dos, tenía grandes esperanzas de encontrar un teléfono.
    -“Eso sonó más como una pregunta que una afirmación”- Dijo joe.
    -“Entonces contés-s-tala.”- Dejó ver su pícara sonrisa.
    -“Es difícil concentrarse en respuestas cuando tú luces así.”- Miré hacia abajo, a la camiseta negra de joe, mojada y pegada a mi cuerpo. Me sonrojé mientras pasaba a su lado y cerraba la puerta del baño entre nosotros. Dejando que el agua corriese bien caliente, me deshice de la camiseta de joe y de mis ropas. Un cabello negro y largo estaba pegado en la pared de la ducha, y lo tomé en un cuadradito de papel higiénico antes de desecharlo. Luego me metí detrás de la cortina de la ducha, mirando mi piel brillar con el calor. Masajeando el jabón por los músculos a lo largo de mi cuello y más abajo hacia mis hombros, me dije que podía manejar el tener que dormir en la misma habitación que joe. No era el arreglo más inteligente o seguro, pero personalmente veía que nada iba a pasar. Además, qué otra opción tenía… ¿cierto? La parte espontánea e imprudente de mi cerebro se rió de mí. Sabía lo que estaba pensando. Antes me había sentido atraída hacia joe por un misterioso campo de fuerza. Ahora me sentía atraída hacia él por algo enteramente diferente. Algo que involucraba mucha pasión. La conexión esta noche era inevitable. En una escala del uno al diez, aquello me aterrorizaba como en un ocho. Y me excitaba en un nueve. Cerré el agua, salí y comencé a secar mi piel. Un vistazo a mis ropas empapadas fue todo lo que necesité para saber que no tenía deseos de volver a ponérmelas. Tal vez había cerca una de esas secadoras que funcionan con monedas… una que no necesitara electricidad. Suspiré y me puse mi camiseta y mi ropa interior, que habían sobrevivido lo peor de la lluvia.
    -“¿joe?”- Susurré a través de la puerta.
    -“¿Terminaste?”-
    -“Apaga la vela.”-
    -“Listo”- Susurró en respuesta a través de la puerta. Su risa, también, sonó tan suave que pudo haber sido un murmullo. Soplando la vela del baño, salí, encontrándome con una completa oscuridad. Podía escuchar a joe respirando justo frente a mí. No quería pensar sobre qué estaba, o no estaba, usando, y sacudí mi cabeza disolviendo la imagen que se formaba en mi mente.
    -“Mis ropas están empapadas. No tengo nada que ponerme.”- Escuché el sonido de la tela húmeda deslizándose como una goma sobre su piel.
    -“Estoy de suerte.”- Su camiseta cayó en una pila húmeda a nuestros pies.
    -“Esto es realmente incómodo”- Le dije. Podía sentirlo sonreír. Estaba muy, muy cerca.
    -“Deberías ducharte”- Dije. -“Ahora.”-
    -“¿Huelo así de mal?”- La verdad, olía así de bien. El humo se había ido, la menta se sentía más fuerte. joe desapareció dentro del baño. Volvió a encender la vela y dejó la puerta entreabierta, una rendija de luz se extendía por el suelo y la muralla. Deslicé mi espalda hacia abajo por la pared hasta que estuve sentada en el suelo, luego apoyé mi cabeza en la pared. Sinceramente, no podía quedarme aquí esta noche. Tenía que ir a casa. Estaba mal quedarme aquí a solas con joe, con voto de prudencia o sin él. Tenía que reportar el cuerpo de la indigente. ¿O no? ¿Cómo se suponía que iba a reportar un cuerpo desaparecido? Sonaba de locos, era la terrorífica dirección que empezaban a seguir mis pensamientos, de todas formas. No queriendo fijarme en esa idea descabellada, me concentré en mi argumento original. No podía quedarme aquí sabiendo que Vee estaba con Elliot, en peligro, cuando yo estaba a salvo. Después de considerarlo por un momento, decidí que necesitaba reformular esa idea. A salvo era un término relativo. Mientras joe estuviera cerca, yo no me encontraba en peligro, pero eso tampoco significaba que yo pensara que él iba a actuar como mi ángel guardián. De inmediato, deseé poder retirar el pensamiento sobre el ángel guardián. Convocando
    mis poderes de persuasión, borré todo pensamiento sobre ángeles, guardianes, caídos, o lo que fuese de mi cabeza. Me dije que probablemente estaba volviéndome loca. Por lo que sabía, había alucinado con ver el cuerpo de la indigente. Y había alucinado con ver las cicatrices de Patch. El agua se detuvo, y un momento después joe salió usando sólo sus jeans húmedos que comenzaban en la parte baja de su cintura. Dejó la vela del baño encendida y la puerta abierta. Colores suaves brillaban a través de la habitación. Una rápida mirada y podía decir que joe había pasado muchas horas a la semana corriendo y levantando pesas. Un cuerpo tan definido no venía sin sudor y trabajo. Repentinamente me sentí conciente de mí misma. Sin mencionar embobada.
    -“¿Qué lado de la cama quieres?”- Preguntó.
    -“Eh…”- Una sonrisa pícara.
    -“¿Nerviosa?”-
    -“No”- Dije tan confiada como podía bajo aquellas circunstancias. Y las circunstancias eran que estaba mintiendo a través de mis dientes.
    -“Eres una pésima mentirosa”- Dijo, aún sonriendo. -“La peor que he visto.”- Puse mis manos en mis caderas y di a entender un silencioso ¿Disculpa?
    -“Ven aquí”- Dijo, poniéndome de pie. Sentí que se derretía mi anterior promesa de resistencia. Otros diez segundos de estar así de cerca de joe y mi defensa se haría añicos. Un espejo colgaba en la pared detrás de él, y sobre sus hombros pude ver las cicatrices en forma de V invertida de un negro brillante en su piel. Todo mi cuerpo se puso rígido. Intenté pestañear y hacer que las cicatrices se desvanecieran, pero ellas continuaban allí. Sin pensar, deslicé mis manos por su pecho hacia arriba y aproximándome a su espalda. La punta de uno de mis dedos rozó su cicatriz derecha. joe se tensó ante mi toque. Me congelé. La punta de mi dedo tembló sobre su cicatriz. Me tomó un segundo darme cuenta que no era mi dedo el que se movía, si no que era
    yo. Completamente. Fui tragada por un suave y oscuro túnel y todo se volvió negro.
    --------------

mmmm aca se pone interesante
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 12th 2011, 14:46

omg! Coomo quue se poone inteeresante? MAS?! No lo creeo!

Jajaja siguueela! Wink
Volver arriba Ir abajo
liz_anasstazia
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1055
Edad : 22
Localización : Chile // en sueños vivo en LA xD
Fecha de inscripción : 11/09/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 12th 2011, 16:54

Como que interesante¡¡??
interesantisimo :O
SSUUBE CAPIS PLIS AHORA YAAAA!!!!
quiero saber que pasa.
plis no la puedes dejar asi
minimo quiero leer
SUBE CAPI CAPIS CAPIS Very Happy
no puedo quedar asi de intrigada >_<
Volver arriba Ir abajo
liz_anasstazia
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1055
Edad : 22
Localización : Chile // en sueños vivo en LA xD
Fecha de inscripción : 11/09/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 12th 2011, 16:55

SUBE CAPIS
sube capis
SUBE CAPIS
sube capis
PERO LUEGO PORFISS Very Happy
Volver arriba Ir abajo
liz_anasstazia
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1055
Edad : 22
Localización : Chile // en sueños vivo en LA xD
Fecha de inscripción : 11/09/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 12th 2011, 16:56

EXIJO MARATON!!!!!
para poder leer esta madrugada Very Happy
pliiis *.......................................*


(YA ME ENVICIE X.X)
Volver arriba Ir abajo
liz_anasstazia
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1055
Edad : 22
Localización : Chile // en sueños vivo en LA xD
Fecha de inscripción : 11/09/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 12th 2011, 18:26

ya po vane sube capis plissssssssssssssss *....................*
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 12th 2011, 18:30

siguuueeelaaa! me tieeenes tooda trauumadaa con tuu nove! noo la suuupero!
Volver arriba Ir abajo
liz_anasstazia
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1055
Edad : 22
Localización : Chile // en sueños vivo en LA xD
Fecha de inscripción : 11/09/2011

MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Octubre 12th 2011, 18:34

sierto rebeca???
me stresa no saber que pasa
hace tiempo espero un misero beso >_<
y ahora estan sin mas ni mas en un motel??
no esq tiene q seguirla >_<
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA   Hoy a las 22:53

Volver arriba Ir abajo
 
HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 6 de 9.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente
 Temas similares
-
» HUSH HUSH (joe y tu) TERMINADA
» CRESCENDO (JOE Y TU) segunda parte de hush hush
» Hush hush.. Joe y tu
» apasionante [nick y tu] Hot..hot ..hot¡¡
» Cosecha de patatas terminada

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DRAMATICAS-
Cambiar a: